Enlaces de accesibilidad

José Daniel Ferrer

Amnistía Internacional pide a Díaz-Canel acceso a juicio de José Daniel Ferrer

José Daniel Ferrer. (Archivo)

Amnistía Internacional (AI) publicó este viernes una carta abierta al gobernante cubano Miguel Díaz-Canel solicitando formalmente acceso al país para observar el próximo juicio de José Daniel Ferrer, líder de la opositora Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

La organización indicó en un boletín difundido en Ciudad de México que Ferrer fue detenido el 1 de octubre de 2019 y, hasta la fecha, ha permanecido incomunicado durante una parte significativa de su detención, de acuerdo con los reportes de su familia.

Señaló que el Comité contra la Desaparición Forzada de Naciones Unidas expresó recientemente su preocupación respecto a la situación de Ferrer y solicitó al Estado cubano información precisa del caso.

Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de AI, refirió que "Cuba ha dicho a la ONU que las denuncias de violaciones de derechos humanos en contra de José Daniel Ferrer García son 'falsas'".

"Si es así, Cuba no debería tener inconveniente en permitir que Amnistía Internacional visite el país, como organización independiente de derechos humanos, para observar el próximo juicio de José Daniel", añadió.

AI indicó que recientemente recibió información que sugería que Ferrer pudo haber sido torturado o sufrido malos tratos durante su detención. Asimismo, expuso, su familia informó de que no contó con una constancia oficial de los cargos en contra de José Daniel hasta pasados más de 30 días de su detención.

"Amnistía Internacional ha observado juicios en múltiples países desde hace décadas como una herramienta que permite monitorear la situación de derechos humanos en un caso específico y de manera objetiva e imparcial. En consonancia con esta práctica, solicitamos al presidente Díaz-Canel que permita nuestro acceso a Cuba", dijo Guevara-Rosas.

El 20 de noviembre el Gobierno cubano justificó el encarcelamiento de Ferrer desde hace casi dos meses por un supuesto acto violento y negó que haya sido torturado o privado de alimentos.

Un inusual artículo publicado ese día en el diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista, es la primera reacción pública al caso de las autoridades cubanas, que califican a Ferrer de "agente asalariado al servicio de Estados Unidos, con una larga trayectoria de acciones de provocación".

Ferrer, un disidente de 49 años que ya pasó casi ocho años en prisión la pasada década, fue detenido el 1 de octubre junto a otros activistas opositores y desde entonces permanece encarcelado en la provincia de Santiago de Cuba.

La familia y compañeros del opositor han denunciado falta de información y acceso a Ferrer, así como supuestas torturas físicas durante su aislamiento.

El artículo de Granma asegura que el opositor está pendiente de juicio, ha recibido la visita de su familia y ha contado con atención médica y asistencia religiosa.

"Todas las referencias a su desaparición física, al supuesto maltrato físico, a la tortura o a que recibe insuficientes alimentos son puras mentiras deliberadamente concebidas y orientadas por el Gobierno de Estados Unidos y su Embajada en La Habana", refiere el escrito.

Según el artículo, el disidente fue detenido "en respuesta a la denuncia presentada por un ciudadano cubano, quien acusa a Ferrer y a otros tres individuos de haberlo secuestrado durante toda una noche y propinado una severa golpiza que lo dejó en condiciones de ingreso hospitalario".

Carlos Amel Oliva, portavoz de UNPACU, consideró en declaraciones a EFE que el artículo de Granma es "una gran manipulación y una evidencia de que estamos en medio de un proceso judicial motivado por razones netamente políticas".

Sobre las acusaciones contra la embajada de EEUU, dijo que la misión diplomática "se ha comportado de manera solidaria con las
víctimas de la represión del régimen cubano, que somos no sólo opositores, sino periodistas independientes y artistas".

Vea todas las noticias de hoy

Ferrer sigue en celda de castigo pero "firme en sus ideas", aseguran familiares

José Daniel Ferrer. (Archivo)

El líder opositor José Daniel Ferrer tuvo el viernes, 14 de febrero, su visita reglamentaria en la prisión de Aguadores, en Santiago de Cuba, informó en Facebook su hermana, Ana Belkis Ferrer, quien precisó que pudieron verlo sus hijos y su esposa, Nelva Ismarays Ortega.

Según lo publicado, Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba, está muy delgado y deteriorado físicamente. El opositor permanece semidesnudo en una celda de castigo pequeña, llena de mosquitos, sucia, fría y sin colchón, pero sigue "muy firme en sus principios e ideas".

Los alimentos que le llevan los familiares están en manos de los carceleros, y solo toma un vaso de leche en las mañanas, un vaso de agua con azúcar al mediodía, y en las tardes un puñado de galletas.

A partir de este miércoles, Ferrer “disminuirá aún más su alimentación”. Durante cuarenta días solo ingerirá un vaso de leche y dos bizcochos al día, en un ayuno que ha nombrado la "dieta de la dignidad".

Ferrer agradeció “a todas las personas, instituciones y gobiernos solidarios con él, los demás presos políticos y la causa de la libertad de todos los cubanos”.

Ana Belkis Ferrer asegura que su hermano dijo a la esposa e hijos que no importa que el régimen trate de calumniarlo, o allane las sedes de la organización. "Sabemos que son mentirosos y ladrones, lo más importante es continuar la lucha y lograr el objetivo final", concluyó.

¿Por qué el régimen quiere acallar las voces de UNPACU y elude la liberación de Ferrer?

José Daniel Ferrer. (Archivo)

Tras las críticas internacionales al encarcelamiento del líder opositor José Daniel Ferrer el régimen cubano recrudece sus acciones represivas contra la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), con detenciones frecuentes a sus miembros, incluidas las esposas de los coordinadores del movimiento.

La policía política mantiene bajo vigilancia permanente a las sedes de la organización en Santiago de Cuba, y frente a las viviendas de varios de sus miembros, como es el caso del matrimonio formado por el coordinador de UNPACU, Jorge Cervantes, y la activista Gretchen Alfonso.

Aumenta represión contra miembros de UNPACU
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:42 0:00

El jueves en la mañana, Alfonso fue arrestada a la salida de su vivienda con su hijo de un año de edad en brazos. Horas después fue liberada, no sin antes enfrentar el interrogatorio y las amenazas de los agentes de la Seguridad del Estado.

"Me llevaron para la Segunda Unidad, más conocida como El Palacete. El agente, Lázaro, me dijo que la UNPACU se había acabado. Que iban a decomisar las dos viviendas de las sedes. Que José Daniel iba a cumplir nueve años [en prisión] y 17 que debía de la Primavera Negra. Que mi esposo iba a ir preso si seguía en la UNPACU, y si yo seguía también iría presa", dijo Alfonso a la reportera Yolanda Huerga, de Radio Martí.

El cerco policial impide el paso a cualquiera que intente acercarse a la vivienda del matrimonio opositor. Lo mismo sucede con la casa donde reside la esposa de Ferrer, Nelva Ismarays Ortega, con su bebé de 7 meses de nacido.

Si un activista viola el cerco y entra a una de estas viviendas, sufre las consecuencias por la desobediencia. Fue el caso de Ian Gámez fue conducido el jueves a una estación policial de Santiago de Cuba y detenido allí por varias horas.

En un video publicado en Facebook, Gámez dice que los agentes querían dejarle bien claro que tienen "el propósito de destruir esta organización", a lo que el activista contesta que UNPACU "llegó para quedarse", y a pesar de la represión contra sus miembros "va a permanecer".

Tras la liberación de su esposa, Cervantes fue citado por un oficial de enfrentamiento a la disidencia interna para otra tanda de amenazas.

"Me dijeron que no se iba a permitir que se le diera acogida ni alimento a nadie que desarrollara actividades [contrarrevolucionarias] acá en la vivienda", explicó el opositor a Radio Martí.

A finales de enero, cuatro viviendas de miembros de UNPACU fueron allanadas por la policía y varios de sus moradores detenidos. Las autoridades confiscaron desde documentos hasta enseres domésticos y objetos personales. Cervantes y el coordinador juvenil de la organización, Carlos Amel Oliva, estuvieron entre los arrestados.

Dos semanas después, la Seguridad del estado detuvo a Ortega, la esposa de Ferrer, y a uno de los hijos del opositor, José Daniel Ferrer Cantillo, de 17 años de edad. “Me hicieron todo tipo de amenazas”, denunció la mujer.

Ambos dijeron tras su liberación que el régimen busca resolver el caso Ferrer con una estrategia en la que no da su brazo a torcer: la excarcelación del líder opositor a cambio del exilio.

"Querían que yo le dijera a mi papá que saliera del país, y yo les dije que no, que jamás le diría eso, y que él tampoco aceptaría irse, porque él está dispuesto a morir si es necesario por la libertad de Cuba", dijo entonces Ferrer Cantillo en declaraciones al portal de noticias CubaNet.

Las autoridades cubanas anunciaron en noviembre pasado en un dudoso video transmitido por la televisión nacional que Ferrer y los otros tres miembros de UNPACU en prisión desde el 1 de octubre -Roilán Zárraga Ferrer, José Pupo Chaveco y Fernando González Vaillant-, enfrentarían un proceso penal por supuestos delitos comunes.

El video, que buscaba desvirtuar la imagen del líder opositor, despertó una ola de críticas que llegó hasta el New York Times. El periodista Bret Stephens definió en un artículo a Ferrer, el líder de la organización disidente más grande de Cuba, como un espíritu afín "a Andrei Sajárov, Liu Xiaobo y Nelson Mandela".

Stephens pone el punto sobre la i cuando señala que el gobierno teme a Ferrer y la UNPACU porque son opositores "preocupados por el bienestar de los cubanos de a pie".

La Unión Patriótica de Cuba se autodefine como "un movimiento social pro- democrático y progresista que agrupa a cubanos y cubanas de bien, interesados en la libertad, la soberanía y la prosperidad de nuestra nación, mucho más que un gobierno o una ideología".

La organización agrupa a "más de 3.000 activistas en activo en 122 células con 25 sedes" a lo largo y ancho de la isla, según refiere en su canal de YouTube, donde publica con frecuencia testimonios, críticas y denuncias de ciudadanos en desacuerdo con la situación sociopolítica y de crisis económica que enfrenta Cuba.

Libertad por exilio forzado: denuncian plan del régimen cubano para cerrar el caso Ferrer

Nelva Ismarays Ortega, con su bebé en brazos y un cartel exigiendo la libertad de su esposo. (Katherine Mojena/CubaNet)

Nelva Ismarays Ortega, esposa del opositor preso en Cuba, José Daniel Ferrer, dijo este martes a Radio Televisión Martí que el gobierno cubano busca que el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) acepte el exilio forzado a cambio de su excarcelación.

El régimen propuso a José Daniel Ferrer Cantillo, el hijo de 17 años del opositor, que convenza a su padre de que abandone el país a cambio de no ser condenado en un proceso judicial por supuestos delitos comunes, explicó Ortega.

Ortega fue detenida el domingo junto a Ferrer Cantillo cuando se dirigía a misa en solidaridad con las Damas de Blanco. “Me hicieron todo tipo de amenazas”, denunció la mujer.

La Seguridad del Estado insistió en que Ferrer podría cumplir en prisión, además de los nueve años que le pide la Fiscalía, el tiempo que resta de la licencia extrapenal recibida por la causa del 2003, durante la Primavera Negra de Cuba.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:47 0:00

“Sobre mi esposo, que (...) la Fiscalía le estaba pidiendo 9 años, pero que recordara los 17 años que él no cumplió”, dijo la también activista de UNPACU.

Las autoridades amenazaron a Ortega con la confiscación de las casas donde vive la familia del opositor, y tomar medidas severas en su contra, como retirarle la custodia de su bebé.

En declaraciones al portal CubaNet, el hijo de Ferrer hace referencia a la misma amenaza: "Me aseguraron que van a confiscar las dos sedes de UNPACU con todo lo que tienen dentro, que ya allí no se va a hacer más activismo".

También confirmó que los agentes de la Seguridad del Estado que lo detuvieron tenían un objetivo en mente: “Lo principal es que querían que yo le dijera a mi papá que saliera del país, y yo les dije que no, que jamás le diría eso, y que él tampoco aceptaría irse, porque él está dispuesto a morir si es necesario por la libertad de Cuba”, declaró.

Según Cuban Prisoners Defenders (CPD), el régimen intenta forzar al opositor a salir de Cuba antes del juicio para eludir el bochorno político. “La presión a la que se está viendo sometida el régimen de la isla está haciendo que el precio a pagar sea demasiado alto por una sola voz disidente a callar”, señaló la organización.

CPD cita declaraciones de la hermana de José Daniel Ferrer, Ana Belkis Ferrer, quien se comunicó con su sobrino el domingo, 9 de febrero, tras ser liberado. Su testimonio concuerda con las palabras que dijo a CubaNet el joven de 17 años.

“El agente de la policía política nombrado Frank le dijo que necesitaban que hablara con su papá para que lo convenciera de que salga del país, a lo que Daniel le contestó que no le diría nada, puesto que ellos saben que su papá no aceptará jamás salir del país, y que está dispuesto hasta a morir por la libertad de su pueblo”, explicó.

El líder de UNPACU fue detenido el 1 de octubre junto a otros tres miembros de su organización. Una campaña internacional exige al régimen de La Habana su liberación inmediata y la de todos los presos políticos en la isla.

Medios oficiales aseguraron el viernes que Ferrer está bajo un proceso legal “con todas las garantías”.

(Incluye reporte de Yolanda Huerga para Radio Martí)

Esposa de Ferrer liberada tras varias horas de detención

Nelva Ismarays Ortega, esposa de José Daniel Ferrer, junto a su bebé Daniel José y José Daniel Ferrer Cantillo, hijo del líder de UNPACU.

Nelva Ismarays Ortega, esposa del preso político José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), junto a su hijo Daniel José, de poco más de 7 meses de edad, fue detenida por varias horas este domingo y liberada en la noche, reportaron activistas de esa organización opositora.

Ortega fue trasladada a la unidad policial conocida como La Motorizada, y puesta en libertad pasadas las 11:00 pm y pasó la noche en casa de su abuela, a quien las autoridades habían entregado el bebé en la tarde, dijo a Radio Martí el coordinador de UNPACU Ovidio Martín Castellanos.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:39 0:00

En la detención, que tuvo lugar en las cercanías de la sede principal de la UNPACU, en Santiago de Cuba, fueron arrestados también la madre de Ortega y otro de los hijos de Ferrer, José Daniel Ferrer Cantillo, quien fue liberado en la tarde, según dijo a Radio Martí la activista Ada Ibis Ladrón de Guevara.

El arresto fue a las 10 de la mañana del domingo. "La policía política los interceptó y ahí mismo los separaron (...). Él (Ferrer Cantillo) no sabe para dónde la llevaron a ella". Ortega, su bebé y la madre permanecían este lunes en paradero desconocido.

El coordinador juvenil de UNPACU, Carlos Amel Oliva, denunció el hecho en un mensaje en Facebook: "DESAPARECIDOS la esposa y bebé de José Daniel Ferrer (...). Desconocemos paradero de Nelva y el bebé. La dictadura usa los domingos para cometer los peores crímenes".

La semana pasada, Ortega dijo a Radio Martí que su vivienda, sede principal de la organización opositora en el Reparto Altamira de la capital santiaguera, permanecía bajo constante vigilancia policial, un cerco en el que no se permitía la entrada a ningún visitante.

Las sedes de UNPACU, y las viviendas de muchos de sus activistas han sido allanadas por la policía y confiscados documentos y objetos personales de sus moradores.

UNPACU enfrenta una ola represiva desde el 1 de octubre pasado, tras el arresto de su líder y otros tres miembros de la organización. Según declaraciones de familiares que los han visitado en prisión, la Seguridad del Estado los presiona para que declaren en contra de Ferrer en un proceso por supuestos delitos comunes.

Organizaciones internacionales de Derechos Humanos, gobiernos y personalidades políticas se han pronunciado a favor de la liberación inmediata de Ferrer, José Pupo Chaveco, Fernando González Vaillant y Roilán Zárraga.

(Incluye reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Esposa de Ferrer denuncia cerco permanente a su vivienda

Continúa el operativo en la sede de UNPACU en Santiago de Cuba. (Archivo)

Esposa e hijos del opositor encarcelado José Daniel Ferrer permanecen bajo vigilancia policial en su vivienda, en el reparto Altamira de Santiago de Cuba.

Desde allí, Nelva Ismaray Ortega, esposa de Ferrer, dijo a Radio Martí que desde el 25 de enero las fuerzas represivas se mantienen apostadas en los alrededores del lugar, que también sirve de sede principal de UNPACU.

Nelva Ismaray Ortega, esposa de Ferrer, denunció la situación a Radio Martí
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:17 0:00

No permiten la entrada a ningún activista, y también pretendían impedirle salir, señaló Ortega. "Les tuve que responder que mi casa no era calabozo, y que no iba a permitir que no me dejaran salir".

Ortega añadió que asistió el domingo a misa en la iglesia de San Juan Bosco para apoyar a las Damas de Blanco, como había acordado previamente con su esposo. Aunque no le impidieron asistir, "dentro de la misa había un agente de la seguridad".

La mujer, quien también es activista de UNPACU, visitó a su esposo el pasado jueves en la prisión de Aguadores, donde lleva ya cuatro meses detenido. El encuentro "no fue una visita privada", sino que transcurrió bajo la estricta vigilancia de los carceleros.

La Fiscalía pide una sanción de nueve años de cárcel para Ferrer por supuestos delitos de lesiones y privación de libertad, pero las autoridades aún no han informado a la familia sobre el proceso judicial.

Cargar más

XS
SM
MD
LG