Enlaces de accesibilidad

Coronavirus Cuba

Iniciativa "Solidaridad entre Hermanos" recogerá ayuda para enviar a los cubanos en la isla

Cubanos se protegen en La Habana ante la pandemia de coronavirus.

“Es nuestra responsabilidad, nuestro deber pero también, como cubanos, es nuestro derecho ayudar a los cubanos en la isla y enviar esta ayuda para que llegue a los mas necesitados”, afirmó Rosa María Payá, promotora del proyecto Cuba Decide, al presentar Solidaridad entre Hermanos, una iniciativa para enviar y distribuir ayuda humanitaria de manera directa en Cuba.

El esfuerzo, impulsado por la Fundación para la Democracia Panamericana y que cuenta con el apoyo de la Ciudad de Miami, fue presentado en redes sociales y espera recopilar productos de primera necesidad para ser enviados a la isla.

Payá explicó que la recogida tendrá lugar el próximo sábado 16 de mayo en el Mana Wynwood Convention Center, ubicado en el 318 NW 23 St., Miami, FL 33127.

Explicó que entre los productos que se necesitan están detergente, jabón de lavar y para el cuerpo, mascarillas, guantes, toallas desinfectantes y desinfectantes líquidos, acetaminofén, leche en polvo y pañales para niños y adultos.

Logo de la iniciativa "Solidaridad entre Hermanos".
Logo de la iniciativa "Solidaridad entre Hermanos".

El Dr. Omar Bento, presidente de la Fundación para la Democracia Panamericana, una organización sin fines de lucro dedicada a la defensa de los derechos humanos en el continente, afirmó que dadas la precarias condiciones del pueblo cubano, que ahora empeoran por la crisis del coronavirus, su organización, con el apoyo de la Ciudad de Miami, planificó la recogida de ayuda, que será recibida y distribuida en la isla por grupos de la Iglesia y miembros de la sociedad civil independiente.

Francis Suárez, alcalde la Ciudad de Miami, declaró: “Para mí es un privilegio, un honor, poder participar con ustedes. La Ciudad de Miami ha demostrado en muchas ocasiones que tiene un corazón enorme, que somos muy generosos”.

En otro momento de su intervención, Payá subrayó que “la desesperación aumenta en la isla cuando constatamos el peligro para la vida y la seguridad de los cubanos que están enfrentando esta pandemia dentro del país”.

“Todos los que en el sur de la Florida, y mucho mas allá, deseen hacer algo para ayudar a nuestras familias en Cuba pueden hacerlo. Dentro de la isla hemos contactado con una red de iglesias que están dispuesta a recibir y distribuir esa ayuda. También están nuestros amigos dentro de la sociedad civil”, recalcó.

Payá extendió la invitación a participar en la recogida de ayuda, que será enviada por barco a la isla.

A la pregunta sobre si era posible también hacer donaciones de dinero, respondió que quienes quieran hacerlo, pueden acceder a la página cubaencrisis.org para hacer un donación.

Sobre los riesgos de que el régimen cubano intente impedir la llegada o distribución de la ayuda, el Dr. Bento comentó que “no tenemos control sobre lo que pudiera hacer el régimen cubano. Es una ayuda totalmente humanitaria. No tiene ningún mensaje desde el punto de vista político. Sería demostrar una vez más que el gobierno cubano rechaza ayuda humanitaria. Sería algo una vez más negativo para ese régimen, que va demostrar su naturaleza. Es una ayuda de hermano a hermano”.

Payá amplió que “estamos cumpliendo con todos los requisitos que se piden. Varias de las iglesias que están dispuestas a ayudar pueden retirar los productos del puerto siguiendo las regulaciones. No hay ningún obstáculo de manera legal que impida que esa ayuda llegue”.

No obstante, Payá explicó que “tenemos un plan alternativo en caso de que esta ayuda no entre”.

“Esperamos que en un momento como este, cuando las mismas autoridades de la dictadura tanto han hablado sobre eliminar regulaciones, no sean ellos el obstáculo para que los cubanos ayudemos a los cubanos”, concluyó.

Vea todas las noticias de hoy

El dengue se dispara en 11 provincias de Cuba

El ministro de Salud Pública de Cuba, Jose Ángel Portal Miranda durante una comparecencia televisada

El Ministerio de Salud de Cuba informó que hasta el 30 de julio ha ido en aumento la incidencia de casos de dengue en el país, donde, en tan sólo una semana, la cifra de contagios aumentó en un 35,5 por ciento.

Las autoridades sanitarias indicaron que los territorios más afectados son el municipio especial Isla de la Juventud, La Habana, Guantánamo, Camagüey, y Holguín, pero la epidemia se constata en la mayoría de las provincias del país (11).

José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública de Cuba, se refirió a la agravante que significa la llegada del mes de agosto, mes de “vacaciones, de lluvias, de calor intenso, lo que hace que sea bien compleja la situación para el control vectorial”.

El ministro habló además de la eficiencia necesaria para “administrar cada recurso disponible”, sin especificar cuáles son y dónde se encuentran dichos recursos.

Portal Miranda insistió en que “hay que llamar a todos al combate” para eliminar todos los focos de incubación de los vectores y orientó “organizar bien los servicios de Salud, evitar las conglomeraciones en policlínicos y hospitales y asumir con eficacia el saneamiento ambiental”.

En los últimos meses Radio Televisión Martí ha divulgado hizo las denuncias de ciudadanos cubanos acerca de la ausencia absoluta de asistencia por parte del régimen para enfrentar la epidemia.

“Hay un brote tremendo de dengue y no hay insumos de primera necesidad. Prácticamente, nos han abandonado a la suerte”, declaró desde Pinar del Río Maikel Norton, periodista independiente.

Residentes en la isla han alertado que los centros de salud están desbordados de pacientes y carecen de los recursos fundamentales para combatir la enfermedad que ya ha causado varias muertes.

“Sólo mandan a ingerir mucho líquido y duralgina para la fiebre”, declaró desde Santa Clara el periodista independiente Guillermo del Sol.

También han insistido en que no se están realizando las operaciones de fumigación, eliminación de escombros y saneamiento para evitar que se propague la epidemia.

“Todavía no tenemos conocimiento de que estén realizando las fumigaciones”, señaló desde la provincia de Matanzas el comunicador Alberto Corzo.

Respecto a la acumulación de desechos en las calles, Tania Quiñones Haces subió a su cuenta de Facebook un post cuestionando la gestión de la higiene pública en la ciudad de Cienfuegos, donde habita.


“El gobierno no cuenta con los recursos necesarios para realizar una campaña intensiva en contra del mosquito Aedes Aegipty, mientras que se incrementa la presencia de personas en los centros de salud”, aseguró desde Camagüey el activista Jiordan Marrero Huerta.

La intervención del ministro de Salud Pública tuvo lugar en un encuentro que sostiene el Grupo Temporal de Trabajo creado para monitorear el comportamiento del COVID-19 en la isla.

En cuanto al comportamiento del “nuevo coronavirus”, el MINSAP informó que se registró un 199,6 por ciento de crecimiento en la transmisión en comparación con el mes de junio.

Estadísticas alertan sobre posible ocultación de datos por parte del gobierno cubano en casos de muerte por COVID-19

Labores de ampliación del cementerio de Kilo 12, en Sacti Spíritus, ante el incremento de muertes por COVID-19 en 2021. (Foto: Escambray/Archivo)

La comparación de las cifras de fallecidos en Cuba durante el 2021, en plena pandemia del coronavirus, con las de 2020, muestra una diferencia crítica, lo que pudiera indicar que quienes alertaron sobre la posible manipulación oficial de los datos de muertes por COVID-19 en la isla pueden estar en lo cierto.

Desde la isla, los cubanos empezaron a lanzar alarmas sobre la ocultación de la verdad por parte de las autoridades de salud desde los primeros meses de la crisis desatada por la pandemia, y las estadísticas muestran, según un artículo publicado este lunes por el medio digital independiente Diario de Cuba, que no andaban desencaminados.

Diario de Cuba explica que, si en 2021 se reportaron en Cuba 167.645 decesos, 55.204 más que en 2020, y el Ministerio de Salud establece que en 2021 sólo fallecieron 8.177 por Covid-19, la diferencia de 47.00 muertes entre uno y otro año queda “sin explicación alguna”.

Desde Los Palacios, en Pinar del Río, el 20 de septiembre de 2021, Esteban Ajete Abascal denunciaba: “No hay confiabilidad ninguna en las cifras estatales. Los hospitales están carentes de oxígeno, acudes a los policlínicos y hospitales y no te pueden facilitar el medicamento porque no lo tienen”, aseguró.

En otra incongruencia en las cifras, el diario estatal Escambray informaba que en los primeros siete días del mes de septiembre de 2021 habían fallecido en Sancti Spíritus un total de 288 personas por COVID-19, mientras el reporte oficial del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), contemplaba sólo 19 muertes en el territorio en igual período.

“La transparencia de las estadísticas del Estado, eso, responsablemente, es totalmente falso, porque en la red interna que tenemos nosotros acá, donde nos comunicamos por todas estas plataformas, cuando vienes a ver, hay un número importante de fallecidos, y de casos que están siendo hospitalizados”, declaraba desde Sancti Spíritus el activista Vladimir Ríos Cruz.

Una denuncia similar realizó desde Santiago de Cuba Dariem Columbié, el 12 de octubre del mismo año. “Ellos dejan de practicarle el PCR a familias enteras para no pasarlas por las estadísticas con el propósito de reducir la visibilidad de la pandemia. No podemos confiar en esos números”, dijo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó la pasada semana que "casi 15 millones de personas murieron por el coronavirus o por su impacto en los sistemas de salud abrumados en los últimos dos años”.

La cifras representa más del doble de los seis millones reconocidos oficialmente, la mayoría registrados en el sudeste asiático, Europa y América.

Los científicos encargados por la OMS de calcular el número real de muertes por COVID-19 entre enero de 2020 y finales del año pasado, estimaron que hubo entre 13.3 millones y 16.6 millones de muertes.

Cuba elimina requisitos de test negativo y carnet de vacunación contra COVID-19 para entrada al país

Pasajeros pasan controles por coronavirus tras la llegada al aeropuerto de La Habana

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) anunció este lunes varias modificaciones a las medidas de control sanitario impuestas a los viajeros internacionales durante la pandemia.

A partir del miércoles, 6 de abril, ya no será obligatoria la presentación de una prueba para COVID-19 (Test de antígeno o PCR-RT) realizada en el país de origen, así como el certificado de vacunación anti-COVID-19, dijo el MINSAP en una nota de prensa.

Las autoridades sanitarias mantendrán la toma de muestras de forma aleatoria a viajeros en los puntos de entrada al país para detectar el coronavirus, pero estas serán gratuitas.

El MINSAP precisa que "de resultar positiva la muestra tomada en el punto de entrada se procederá según los protocolos aprobados en el país para el control clínico-epidemiológico de la COVID-19".

También se mantendrá el uso obligatorio de la mascarilla, así como las medidas de distanciamiento social y la desinfección de las manos y superficies en las terminales aéreas y otros puntos de llegada de viajeros internacionales.

"Con todo respeto, no compartimos la decisión de eliminar la presentación del esquema de vacunas y el PCR a los viajeros que arriben a Cuba... no se entiende tal decisión", comentó en la cuenta de Facebook del MINSAP la usuaria Verania Pérez.

La isla acumula un total de 1 millón 093 mil 166 contagios y 8.515 fallecidos desde que comenzó la pandemia, en marzo de 2020.

Este lunes, se reportaron 619 positivos, 8 de ellos con fuente de infección en el extranjero, y una muerte a causa de la enfermedad, según cifras oficiales que no es posible corroborar de forma independiente.

¿Cubanos ante nuevo brote? Alertan que no hay tests ni medicamentos

En la primera ola de coronavirus los cubanos extremaron precauciones.

Las autoridades cubanas pronosticaron un aumento progresivo de los casos confirmados y hospitalizados de COVID-19 y piden extremar las medidas sanitarias para evitar una nueva ola de contagios.

En tanto, varios cubanos residentes en la isla alertaron a Radio Televisión Martí acerca de de un brote gripal con una sintomatología similar a la variante del COVID-19 Ómicron, y sobre la ausencia de pruebas rápidas y PCRs.

El martes la televisión cubana reportó que se estaban tomado medidas en el municipio de Contramaestre, en la provincia de Santiago de Cuba, ante el incremento de los casos de COVID-19.

Desde ese territorio, el artesano Fernando Ginarte Mora dijo a Radio Martí: “La secundaria básica fue cerrada, allí se contagiaron varios estudiantes, también fueron cerrados los campismos cercanos".

"No se están haciendo ningún tipo de test, no están tomado muestras de nada, entonces no hay medicamentos, remedios caseros es lo que se está utilizando, no hay nada para combatirlo”, aseguró Fernando.

La ciudad de Guantánamo también presenta un cuadro epidemiológico complicado, señala el periodista Anderlay Guerra Blanco.

“Los medios oficiales han estado hablando de un incremento de casos con problemas respiratorios y catarros, pero no se están haciendo PCR a las personas debido a la falta de esas pruebas”, contó el comunicador.

William Tamayo, que reside en el municipio de Banes, en la provincia de Holguín, comenta que lleva cinco días junto a su esposa e hijo con un estado gripal muy fuerte, mucha fiebre, dolores musculares, cefalea y tos, así hay muchas personas en el barrio.

“No hay pruebas PCR, tampoco test rápidos para conocer la enfermedad que uno tiene”, enfatizó William.

Informan rebrote de Covid-19 en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:29 0:00

Ciego de Ávila vuelve a presentar un incremento de los casos de COVID-19, los cuales no se están informado en los medios oficiales, reportó el bicitaxista José Carlos Fernández.

“Antiguamente se hacían pesquisas con los estudiantes de Medicina, ya eso no se hace, además, las casas del médico de la familia están colapsadas”, destacó José Carlos.

Desde Sancti Spíritus, el también comunicador Adriano Castañeda afirmó que allí no hay percepción de riesgo: “Hay muchas personas con síntomas de COVID-19, pero se observa un relajamiento total en las personas y también por parte de las autoridades”.

En la ciudad de Santa Clara hay un relajamiento total de las medidas de prevención contra el contagio de la pandemia, denunció el periodista independiente Guillermo del Sol.

“Nuevamente se han ido destapando focos de COVID-19 en varias zonas de la ciudad, y seguimos con la misma escasez de medicamentos y con la misma inoperancia del gobierno respecto a estas cuestiones”, dijo el periodista.

Desde La Lisa, en La Habana, Vladimir Ríos Cruz lleva casi una semana enfermo y aún no sabe si ha sido contagiado con el coronavirus.

“Yo no sé si a mí me dio el Ómicron, es como si fuera un catarro pero es algo más fuerte, que te penetra entre el cielo de la boca y las fosas nasales, y el PCR no me lo pude realizar porque está en falta, solamente tengo medicamentos en casa para la fiebre, no hay nada más”, manifestó Vladimir.

El gobierno se alarma ante repunte de casos de COVID-19 en Cuba

Cuba enfrenta un rebrote de COVID-19. (AP/Ismael Francisco)

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel lanzó una alerta este sábado ante el aumento de casos de COVID-19 en varias provincias del país en los últimos días, según un reporte del diario oficialista Granma.

La situación es especialmente preocupante en las provincias de Sancti Spíritus (132 casos), Ciego de Ávila (77), Holguín (90) y Santiago de Cuba (84), subrayó el diario estatal.

Este domingo, el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) confirmó 786 nuevos casos, para un acumulado de 1 millón 81 mil 472 desde que comenzó la pandemia, en marzo de 2020.

Cuba había mantenido a raya el virus en los últimos meses, según las cifras oficiales que publica a diario el MINSAP, información que no es posible verificar de manera independiente.

La disminución de casos de coronavirus llevó a un relajamiento de las medidas sanitarias en el país, incluida la reapertura de las fronteras nacionales al turismo internacional y el reinicio del curso escolar con clases presenciales. Ahora, Díaz-Canel está pidiendo "arreciar el control y apurar el paso con la vacuna de refuerzo", indicó Granma.

En el país permanecen ingresadas 3.202 personas confirmadas con COVID-19. El sábado, las autoridades reportaron el fallecimiento de dos personas, una residente en Ciego de Ávila y otra en Camagüey.

"Vamos a ver si el gobierno comienza a tomar esto en serio. Van para arriba de nuevo los casos, ya en la Habana comienzan a subir los casos, más los que no se reportan por falta de insumos para hacer test rápidos y PCR", comentó en Facebook la capitalina Isis Bravo Trujillo.

En febrero, Cuba limitó los test de COVID-19 a las personas con síntomas respiratorios, en medio de la inconformidad de la población, que temía un aumento de los contagios.

Bravo Trujillo recordó que ahora las escuelas están abiertas con el nuevo curso escolar, se observa relajación de las medidas de seguridad, así como la falta de exigencia del uso del nasobuco de manera obligatoria.

"No vamos a lamentar una ola grande nuevamente, cuando se pueden tomar medidas temporales. Definitivamente, la subvariante de Omicron ya está en Cuba, pues el aumento de casos casualmente siempre ocurre de 3-4 semanas después de Europa", añadió.

A finales de enero, el Ministro de Salud Pública de Cuba, José Ángel Portal Miranda, aclaró que la vacunación no basta para frenar la pandemia, y que la situación en el país con los contagios por Ómicron seguía siendo preocupante, tras declaraciones de Díaz-Canel que afirmaban lo contrario.

Cargar más

Televisión Martí en Vivo

El Mundo al Día | VOA
please wait

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo El Mundo al Día | VOA

XS
SM
MD
LG