Enlaces de accesibilidad

José Daniel Ferrer

Aún en celda de castigo, Ferrer compara su encierro con "una fría tumba"

José Daniel Ferrer junto a su esposa, Nelva Ismaray Ortega, en una imagen de archivo.

Familiares del líder opositor encarcelado en Cuba, José Daniel Ferrer, pudieron visitarlo este jueves en la prisión de Aguadores, en Santiago de Cuba, donde lleva casi cuatro meses detenido sin el debido proceso, según han denunciado organizaciones internacionales de derechos humanos.

La esposa de Ferrer, Nelva Ismaray Ortega, dijo a Radio Martí que las autoridades no permitieron el paso de los alimentos y medicamentos que llevaba. Tampoco recibieron la ropa, pues insisten en que el opositor vista el uniforme de reo, que este se niega a usar porque "sería como aceptar que es culpable".

La esposa de Ferrer, Nelva Ismaray Ortega, habló con Radio Martí
please wait

No media source currently available

0:00 0:19:13 0:00

El encuentro transcurrió bajo la estricta vigilancia de las autoridades penitenciarias y agentes de la Seguridad del Estado, en una oficina de uno de los jefes de la prisión. "No fue una visita privada", sino custodiada por tres oficiales, dijo Ortega.

"Lo trajeron esposado, violando todas las normas, delante de sus niños pequeños. Les ordenaron sentarse a distancia unos de otros. Le retiraron las esposas después que ya estaba allí, bajo la mirada de los agentes de la Seguridad del Estado y los carceleros", había explicado antes a Radio Martí Jorge Cervantes, uno de los coordinadores de Unión Patriótica de Cuba.

Permiten visita familiar a Ferrer bajo estricta vigilancia
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:46 0:00

Ferrer "ha perdido bastante peso". Lo que come al día es "un vaso de leche, un vaso de agua con azúcar y un puñado de galletas" que es "lo poco que nos dejan entrar", afirmó la esposa.

La también doctora y activista de UNPACU no observó signos de golpiza. Las únicas lesiones que presenta Ferrer son picaduras de mosquitos. Aunque si le preocupa su estado de salud general, pues el prisionero "no está recibiendo atención médica". Tampoco está recibiendo "los medicamentos que necesita".

Según dijo Ferrer a su esposa, las autoridades de la prisión están condicionando el proporcionarle atención médica al hecho de que él vista de forma permanente el uniforme de reo. Ortega explicó que Ferrer solo ha aceptado llevar el uniforme durante las visitas familiares, porque es "la única vía de comunicación que tiene".

Sobre el juicio dijo que "hasta el momento no le han dicho nada"

Los carceleros no permitieron a la familia entregar nada por escrito a Ferrer, "ningún tipo de papel" -según explicó antes Cervantes-, pero de forma verbal expresó su agradecimiento por el ayuno del 24 de enero en solidaridad con su caso, y con el de todos los presos políticos cubanos.

Ortega dijo que Ferrer le orientó escribir una carta en su nombre a los gobernantes Raúl Castro y Miguel Díaz Canel con el reto de que "por una vez sean valientes" y liberen a los otros tres activistas de UNPACU: Roilán Zárraga Ferrer, José Pupo Chaveco y Fernando González Vaillant, a quienes el régimen está usando de "escudo" para mantenerlo en prisión.

"Sobre mi tumba, gladiolos, girasoles y rosas blancas..."

Ferrer dijo a su esposa que "no tiene miedo, que va a seguir luchando" hasta el final. En una especie de testamento político, el opositor expresó una última voluntad: que en su tumba haya gladiolos (en homenaje a las Damas de Blanco), girasoles (símbolo de la revolución de los girasoles que lleva adelante UNPACU) y rosas blancas (por los versos de José Martí).

El líder opositor dijo a Ortega que la única vía que tiene el régimen en su caso, para no dar su brazo a torcer, es "sacarlo del país o matándolo", y que él "no va a salir del país".

"Fue un momento bastante fuerte, porque uno no desea pensar en esas cosas", dijo la mujer.

Ferrer permanece encerrado en una celda de castigo. De seis de la tarde a seis de la mañana sus carceleros le proporcionan un colchón sucio para que duerma, pero le niegan tener consigo los alimentos, medicinas y aseo que su familia le lleva a prisión. Lo podrían hasta "envenenar y él ni se entera", dijo Ortega.

El opositor compara -en versos que dictó a su esposa- la celda en la que lo mantienen cautivo con "una fría tumba".

"Prácticamente lo están enterrando vivo", dijo la mujer.

La visita duró cerca de dos horas. Acompañaron a Ortega cuatro de los hijos de Ferrer: Fátima Victoria, de 15 años; José Daniel, de 17; Daniela Patricia, de 2 años, y Daniel José, de siete meses de nacido.

La activista de UNPACU y expareja de Ferrer, Lettys Rachel Reyes, expresó en Twitter su frustración por los términos bajo los que se realizó la visita al padre de su niña.

"La tristeza y el dolor me consume, hoy mi Daniela Patricia d 2 años de edad pudo ver a su padre @jdanielferrer luego de 4 meses sin verle, mi niña no dejaba de llorar cuando tuvo q irse y dejar de abrazar a su padre en prisión... triste pero cierto".

El régimen dilata el proceso: "no saben qué hacer"

Ferrer fue arrestado el 1 de octubre en su casa del barrio de Altamira, en Santiago de Cuba, y llevado al cuartel provincial de la Seguridad del Estado. Luego fue trasladado a la prisión de Aguadores.

La Fiscalía pide una sanción de nueve años de cárcel para el opositor por supuestos delitos de lesiones y privación de libertad.

Ortega dijo que el régimen cubano no sabe cómo proceder bajo la presión de la solidaridad internacional, a la que se ha sumado el Parlamento Europeo, gobiernos, instituciones y personalidades de varios países del hemisferio.

Solo podrían hacer un juicio "a puertas cerradas" porque todo el caso es "una farsa", y organizaciones defensoras de derechos humanos como Amnistía Internacional han pedido que sea abierto y con participación de observadores que velen por el debido proceso.

"No sé o pronto, es la única respuesta que dos dan" cuando indagan sobre el juicio, concluyó Ortega.

Vea todas las noticias de hoy

Ferrer está "extremadamente delgado y débil", afirma su esposa tras visitarlo en prisión

José Daniel Ferrer, en una imagen de archivo. (AP Photo/Pablo Martinez Monsivais, File)

El preso político Jose Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) está "extremadamente delgado y débil" y continúa en una celda de castigo, sin recibir la sentencia del juicio a que fue sometido el pasado 25 de febrero, afirmó su esposa, la doctora Nelva Ismarays Ortega, tras visitarlo en prisión.

Declaraciones de Nelva Ismaray Ortega, esposa de José Daniel Ferrer
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:20 0:00

En declaraciones a Radio Televisión Martí, Ortega afirmó que en esta ocasión fue a visitar a Ferrer acompañada de dos de sus hijos, Fátima y José Daniel.

"Llegamos a tiempo pero tuvimos que esperar alrededor de cerca de una hora por la toma de temperatura (por la crisis del coronavirus) y la fuerte requisa que nos hicieron, que incluyó la de los alimentos", señaló.

Ortega amplió que "nos llevaron a la misma oficina del sicario jefe de la unidad, el mayor Osmany, y tuvimos que esperar aproximadamente unos diez minutos hasta que trajeron a mi esposo esposado, como siempre, pero esta vez con un nasobuco (mascarilla) puesto".

"Mi esposo está extremadamente delgado y se mantiene débil por la limitada alimentación. Además, (enfrenta) la falta de medicamentos para sus patologías", recalcó.

La doctora afirmó que Ferrer conserva "el mismo ánimo de siempre, el temple, la fuerza de voluntad y la firmeza de sus ideas y principios".

Precisó que el líder de la UNPACU continúa aislado de la comunidad penal, "sobreviviendo bajo las mismas condiciones inhumanas, degradantes, crueles y criminales, sin ninguna de sus pertenencias y en la misma celda de castigo, reducida, fría, sucia y llena de mosquitos".

Sobre la sentencia, aclaró que aún no le han dado el documento oficial para confirmarle los nueve años de prisión a los que el régimen quiere condenarlo.

Ferrer fue enjuiciado junto a los también opositores Roilán Zárraga Ferrer, José Pupo Chaveco y Fernando González Vaillant, todos integrantes de UNPACU.

Organizaciones de derechos humanos, gobiernos y reconocidas figuras han denunciado el proceso judicial contra los disidentes por la falta de transparencia y el debido proceso, y han exigido su liberación inmediata e incondicional.

(A partir de un reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

El proceso se le ha ido de las manos a la dictadura, dice hermano de José Daniel Ferrer

Luis Enrique Ferrer y un grupo de manifestantes exigen en Miami la liberación de José Daniel Ferrer (Foto: Archivo).

Mas de 10 días después de la fecha en que debían conocer la sentencia en contra del prisionero político cubano José Daniel Ferrer, sus familiares siguen sin tener ninguna información y dicen que el caso se le ha ido de las manos al régimen.

“La situación con José Daniel todavía continúa en un estado bastante incierto porque las autoridades cubanas, o la dictadura castrista --que es la encargada de este caso, más allá del juez que presidió la sala donde fue celebrado el juicio—hasta el momento no ha entregado el documento, ya sea condenatorio o absolutorio”, le dijo a la periodista de Radio Martí Ivette Pacheco el hermano del prisionero de conciencia y representante internacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Luis Enrique Ferrer.

“No han querido dar su brazo a torcer porque tienen miedo”
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:09 0:00

Deberían haberle entregado el documento el jueves 12 de marzo, de acuerdo con el propio tribunal. Cuatro días después de esa fecha, el lunes 16 de marzo, la esposa del prisionero, Nelva Ismarays Ortega, acudió a la cárcel de Aguadores, en Santiago de Cuba, donde el mayor Osmany y la mayor Yeny le dijeron que ellos aún no lo habían recibido.

“No saben, después de tantos errores cometidos y tantas difamaciones [...] cómo lidiar, y cómo dar la cara, ante todo lo que han hecho; por esto no han dado la sentencia”, le dijo Ortega entonces a Radio Martí.

Además de Ferrer, están comprendidos en el caso y tampoco se conoce la sentencia de otros tres miembros de UNPACU: Roilán Zárraga Ferrer, Fernando González y José Pupo Chaveco.

“Todo esto es parte de lo que ha pasado desde el inicio: ha sido un proceso totalmente violatorio, arbitrario, sin argumentos ni pruebas ni nada que sostuviera ni el arresto de ellos ni –menos-- todos los maltratos, abusos, atropellos y torturas a las que han estado sometidos tanto física como psicológicamente”, le dijo Luis Enrique Ferrer a Pacheco.

El proceso se le ha ido de las manos a la dictadura, declara el representante internacional de UNPACU, y “no han querido dar su brazo a torcer porque tienen miedo”.

La Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado de Estados Unidos emitió el viernes una declaración en la cual subraya que el régimen cubano está violando sus propias leyes cuando no dicta sentencia en la fecha anunciada.

“La ley cubana exige que se anuncien los veredictos de juicios en un plazo de 11 días”, recuerda la declaración. “23 días después del falso juicio de José Daniel Ferrer por cargos inventados, sigue en prisión sin saber su destino. El mundo no le ha olvidado, ni a los más de 100 prisioneros políticos de Cuba”.

EEUU: Ferrer sigue encarcelado sin condena, tras un juicio falso

José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba, UNPACU.

El Departamento de Estado de Estados Unidos afirmó que las leyes cubanas establecen un espacio de 11 días para dar a conocer fallos judiciales, pero han pasado más de 23 y el prisionero de conciencia José Daniel Ferrer aún desconoce cuál es su condena.

En un comunicado divulgado el viernes en Twitter, el Buró de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo aseveró que el proceso judicial contra el líder de la Unión Patriótica de Cuba estuvo repleto de irregularidades.

“Veintitrés días después del juicio falso de Ferrer bajo cargos inventados, Ferrer sigue tras las rejas sin saber la decisión tomada sobre su futuro”, precisó el comunicado del gobierno estadounidense.

“El mundo no se ha olvidado de Ferrer y los más de 100 presos políticos que hay en Cuba”, señaló el texto.

Amnistía Internacional y la Unión Europea también han expresado preocupación sobre la violación al debido proceso en el caso Ferrer. Amnistía ha incluido al dirigente opositor en su lista negra de prisioneros de conciencia, o sea de personas encarceladas por manifestar sus opiniones políticas.

La familia de Ferrer esperaba recibir el veredicto el 12 de marzo, pero el tribunal no se ha pronunciado al respecto. Ese día, su esposa y cinco hijos pudieron visitarlo en la prisión de Aguadores, en Santiago de Cuba. Dijeron posteriormente a Radio Martí que el líder de la UNPACU está bajando de peso y sigue recluido en una celda de aislamiento.

A 17 años de la Primavera Negra régimen teme "costo político" de sentenciar a Ferrer

José Daniel Ferrer, Juana Mora Cedeño y Antonio Rodiles en un encuentro con Barack Obama el 22 de marzo de 2016 en La Habana. AP Photo/Pablo Martinez Monsivais.

Seis días llevan las autoridades cubanas sin dar a conocer la sentencia al opositor y preso político José Daniel Ferrer y otros tres integrantes de la Unión Patriótica de Cuba, pero ahora sería el peor momento para hacerlo.

Según la esposa de Ferrer, la doctora Nelva Ismarays Ortega, el régimen teme anunciar el fallo precisamente cuando se arriba este miércoles al 17 aniversario de su primer encarcelamiento, durante la Primavera Negra de 2003.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:23 0:00

El hijo del opositor encarcelado, José Daniel Ferrer Cantillo, acudió el martes a la Fiscalía en busca de noticias sobre la sentencia contra su padre -dijo Ortega- pero funcionarios en el lugar le dijeron "que no se estaba atendiendo a nadie", una situación que posiblemente se extendería a este miércoles y mañana jueves.

"Eso es una respuesta fuera de lugar", señaló la también activista de UNPACU. "Ellos no saben cómo salir de la encrucijada en la que se han metido al difamar sobre mi esposo y tenerle injusta y arbitrariamente detenido".

Ortega subrayó que "con el aniversario de la Primavera Negra" las autoridades cubanas saben que "el costo político" de sacar a la luz pública el veredicto contra Ferrer es grande, porque tendrían que "dar la cara" al mundo.

Ferrer fue arrestado en marzo del 2003, y condenado a 25 años de prisión, durante la ola represiva desatada contra 75 intelectuales, activistas y periodistas independientes por parte del régimen del fallecido dictador Fidel Castro. El opositor cumplió 8 años de cárcel y salió en libertad bajo licencia extrapenal en marzo de 2011.

Los cuatro activistas de UNPACU fueron llevados a juicio el pasado 26 de febrero, en el Tribunal Municipal de Santiago de Cuba. La sentencia debió ser anunciada el pasado 12 de marzo, según quedó fijado en la vista oral.

Régimen cubano dilata anuncio de sentencia a José Daniel Ferrer

José Daniel Ferrer junto a su esposa, Nelva Ismarays Ortega, en una imagen de archivo.

Cinco días han transcurrido desde el 12 de marzo en que según las autoridades cubanas se daría a conocer la sentencia al preso político José Daniel Ferrer y otros tres integrantes de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

Nelva Ismarays Ortega, esposa de Ferrer, dijo a Radio Martí que el régimen sabe lo que el nombre del líder de UNPACU significa para la oposición dentro y fuera de Cuba, y esa es -en su opinión- la razón por la que han dilatado el anuncio.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:19 0:00

"No saben, después de tantos errores cometidos y tantas difamaciones (...) cómo lidiar, y cómo dar la cara, ante todo lo que han hecho, por esto no han dado la sentencia", dijo Ortega.

La esposa del opositor explicó que este lunes, 16 de marzo, acudió a la prisión de Aguadores, en Santiago de Cuba. Allí fue atendida por el mayor Osmany y la mayor Yeny, quienes le negaron, indicó, el sobre con el documento.

"Según ellos, todavía a la prisión no les ha llegado información sobre el documento", apunto Ortega.

La también activista de UNPACU reiteró que la inocencia de Ferrer "ya fue demostrada en el juicio", y las autoridades "aún no saben como salir de esa gran encrucijada".

Ortega dijo que los familiares de Ferrer y los miembros de la organización opositora que el lidera se mantienen "exigiendo su libertad inmediata, así como la de los otros tres detenidos".

Ferrer fue arrestado el 1 de octubre de 2019 durante un operativo a las sedes de UNPACU en Santiago de Cuba, y procesado por supuestos delitos comunes. La fiscalía pide una sentencia conjunta de 9 años de privación de libertad.

Organizaciones internacionales defensoras de las libertades civiles como Amnistía Internacional, Freedom House, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Cuban Prisoners Defenders han exigido al régimen cubano su liberación inmediata e incondicional.

Cargar más

XS
SM
MD
LG