Enlaces de accesibilidad

Cuba

A 26 años: “Un Maleconazo hoy sería hacia adentro”

Imagen de El Maleconazo.

A 26 años de la protesta callejera que sacudió La Habana el 5 de agosto de 1994, conocida como “El Maleconazo”, tres cubanos de la sociedad civil hablan de la fractura que representó aquel hecho, de cómo su espíritu se reproduce ahora cotidianamente en cualquier cola y de por qué, en vez de una válvula de escape, un Maleconazo hoy sería “hacia adentro”.

“Los cubanos no podemos ser iguales después del ‘94”, le dijo desde La Habana al reportero de Radio Televisión Martí Amado Gil la filóloga y periodista independiente María Matienzo.

“Creo que ahí hubo una fractura, un antes y un después; una posibilidad real de que la gente puede levantarse en contra de este gobierno, pero creo que ha pasado demasiado tiempo y el miedo se volvió a instaurar”, dijo Matienzo.

“Los cubanos no podemos ser iguales después del ‘94"
please wait

No media source currently available

0:00 0:07:13 0:00

De acuerdo con la periodista independiente, el miedo ha sido el “terreno escabroso” por donde siempre se ha movido el régimen.

“Ha pasado una generación después del 94; los que vivieron conscientemente [aquel] 5 de agosto son padres ahora: padres que habría que ver si están dispuestos a que sus hijos pasen por la misma crisis de los 90”, comentó. “Yo creo que no; que dejó un trauma muy profundo como para que ellos permitan que haya otra crisis con esa magnitud, aunque ahora parezca que vamos camino a eso”.

Los cubanos del 2020 son personas menos comprometidas con el sistema de gobierno instaurado en 1959, observó Matienzo, “y con todo el proceso revolucionario ese que ellos [los jerarcas del régimen] creen y quieren hacer parecer que es unánime, y creo que hay más gente dispuesta a tirarse a hacer lo que haya que hacer, pero sin poner el muerto”, añadió.

Eso es parte de nuestra idiosincrasia, lo que heredamos de nuestros padres con aquellas frases de “no te marques”, “te van a cortar las alas”, manifiesta.

“Los cubanos del 2020 hemos llegado a esta altura quizás con una conciencia demasiado clara de que esta gente –me refiero al poder— parecen inamovibles”, dijo. “Hemos visto a nuestros padres que, pese al 94, han llegado achacosos, frustrados; que el 2020 les está pasando la cuenta, porque indiscutiblemente este tiene que ser un año kármico donde la gente está enfermando y muriendo sin [razones], no solamente el COVID-19: los niveles de muerte por violencia, por otras causas han sido muy altos”.

Así, la gente sigue optando por irse y sigue viendo en el 2020 que la ruta está en la salida, manifiesta la periodista independiente.

Otra de las imágenes del Maleconazo (Archivo).
Otra de las imágenes del Maleconazo (Archivo).

“No podemos ser los mismos porque incluso después del 94 hubo un éxodo masivo donde toda una generación quedó fracturada, y son los que ahora quizás desde el exilio están levantándose de nuevo y diciendo: ‘Bueno, me fui, me tuve que ir y he estado demasiado tiempo pasivo; ya es hora de empezar a decir que no quiero más”, declara.

El 94 fue un año tan terrible como está siendo el 2020: un año bisiesto, un año feo, comenta.

“Los cubanos tenemos memoria muy corta: tenemos una memoria a corto plazo que viene con el daño antropológico; ni siquiera a veces pensar en la familia, una capacidad enorme de aguantar la tragedia y la necesidad, y me hace pensar que es parte no solamente del daño antropológico, sino del trabajo que se ha hecho para quitarnos esa porción que nos quedaba de humanidad”, dice Matienzo.

Observa que las redes sociales son una especie de campo de batalla donde los cubanos se maltratan.

“No hay que ser homogéneo a la hora de pensar, pero sí que nos uniera un sentido común sería bueno, y no lo estamos logrando”, declara. “En el 94 había un nivel de ingenuidad de que un cambio era posible; ese nivel de ingenuidad también llevó a los que se tiraron a la calle a gritar 'Viva Fidel' cuando apareció el tirano en escena; aunque siempre creo que hay detrás una historia no contada, como todas las cosas que suceden aquí”.

Matienzo dice creer que este 2020 promete y sorprende todos los meses.

“También ha sido un año en el que ellos –los jerarcas del gobierno— han aprovechado el encierro para recrudecer en materia de represión, y puede ser que el cubano tenga memoria corta, pero evidentemente el régimen no tiene memoria corta, y toda esta ola represiva del 2020, que nos distingue con respecto al 94, demuestra que ellos le tienen miedo a un Maleconazo; tienen mucho miedo a que la gente se manifieste [ya no] como se manifestaron en el 94, sino pacíficamente, y eso creo que lo vimos el 30 de junio”.

La periodista se refiere a la represión policial desatada para evitar las protestas en todo el país por el presunto asesinato a manos de la policía del joven de 27 años Hansel Ernesto Hernández Galiano.

“Y nosotros, en tanto sigamos teniendo esa memoria flaca, esa memoria poco profunda, que contemos la historia a partir de donde nos convenga, seguiremos en las mismas bajo la bota de quienes sí tienen memoria histórica, al menos del miedo que pueda provocar que haya tanta gente tirada en la calle protestando, aunque sea pacíficamente”, dijo.

Dagoberto Valdés: ‘El Maleconazo de hoy’

“La situación económica y social del 94, cuando ocurrió el llamado Maleconazo, y la de estos momentos en Cuba, son en la base iguales, pero también muy diferentes”, dijo el director de la revista Convivencia.

Si bien en 1994 había una situación económica y social crítica como la que ha existido en Cuba durante seis décadas, ahora las circunstancias exteriores son muy diferentes, pues “se han alineado como en una tormenta perfecta en cuanto al aislamiento” del régimen, e internamente “hay una situación de crisis sobre crisis” agravada por la pandemia, observa Valdés.

En este momento lo que provoca el malestar no es un hecho aislado, como en aquel momento fue el cierre del éxodo, indica, sino la gravedad de la situación económica y social a lo largo y ancho de toda Cuba.

"Hay una situación de crisis sobre crisis”
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:54 0:00

“Se ha agravado a tal punto que, pudiéramos decir […], en cada cola hay un Maleconazo, es decir, una protesta; en cada esquina hay una inconformidad; en cada familia hay un lamento por la situación, y eso se extiende a todos los cubanos”, declara.

Las cosas se complican aún más por el hecho de que una parte de las tiendas del país venden productos de primera necesidad solo en dólares, o en cualquiera de las monedas libremente convertibles que tanto trabajo les cuesta conseguir a una parte de los cubanos, refiere el director de Convivencia.

“Todo este malestar económico y social impacta en la incapacidad del cubano de progresar por si mismo; de desarrollar su única vida, no porque no tenga talento –al contrario, porque el cubano es emprendedor—, sino por ese bloqueo interno a la creatividad y al emprendimiento de los cubanos que los ha hecho triunfar en cualquier latitud del mundo menos en su propia patria”, comentó Valdés. “Ese es el Maleconazo de hoy”.

Dimas Castellanos: ‘No se puede cambiar nada sin cambiar el modelo’

“Cuba es la misma y a la vez es distinta […]; es idéntica en el sentido de la posición del gobierno de insistir en soluciones sin tener que transformar el modelo”, le dijo a Amado Gil el sociólogo Dimas Castellanos. “Es diferente en el sentido de que hoy es imposible obtener ningún resultado ni mejorar nada sin cambiar el modelo”.

Como el gobierno es el responsable de todo lo ocurrido y el cambio de modelo implica la pérdida del poder, el gobierno está atrincherado buscando alternativas para no tener que llegar a ese punto, subraya Castellanos.

Para resolver su disgusto en 1994 la gente lo que quería y lo que hacía era irse de Cuba, observa el sociólogo. Hoy probablemente haya tantos o más con esas mismas ideas, pero “ahora hay un sector de la población que va creciendo y lo que está demandando son cambios en el país, y está dispuesto a estar aquí para enfrentarse a lo que viene”.

“El miedo es contagioso, pero la pérdida del miedo también es contagiosa"
please wait

No media source currently available

0:00 0:07:43 0:00

Con las reformas introducidas después de la caída del campo socialista, el gobierno de Fidel Castro tuvo la posibilidad de conseguir “un cierto alivio dándole participación al sector privado, con la circulación del dólar: hoy esa posibilidad no existe”, dice Castellanos.

Hoy no existe la opción de otro Hugo Chávez al frente de un gobierno capaz de ponerle un suero a la economía cubana, y tampoco hay un sector considerable del pueblo “dispuesto a hacer un esfuerzo más por ver si se podía mejorar sin cambiar el sistema; todo eso se agotó totalmente”.

Y es un pueblo que, además, con las redes sociales ha roto el monopolio de la información, que era el poder con el cual el gobierno lo mantenía bajo control, subraya el sociólogo desde La Habana.

“De lo que ocurre ahora la gente no se entera por vía del gobierno […]: sale mucho antes de que el gobierno lo diga, y ya el pueblo está en las redes comentando, criticando, dando sus opiniones, y junto con las críticas están las opiniones también de como cambiar”, añade.

Aquel era un pueblo y este es otro; aquel era un escenario económico y este es otro; aquel era un escenario político con cierto apoyo todavía de una parte del pueblo, y este es otro, dice el analista. E internacionalmente Cuba todavía tenía cierto respaldo que ya no tiene “porque Cuba ha demostrado que no es capaz de honrar ningún compromiso internacional”.

El Título III de la Ley Helms-Burton no se había aplicado: ahora está en vigor, y las medidas de presión de Estados Unidos le han dado un golpe duro al gobierno cubano, observa. “Y en estos momentos la pandemia le puso la tapa al pomo”, agrega.

“En aquel momento no estábamos al borde de la hambruna: hoy Cuba está al borde de la hambruna”, dice el sociólogo. En la misma Cuba, “son dos escenarios totalmente diferentes que el gobierno no está en condiciones ya de superar”.

Un Maleconazo hoy sería hacia adentro, no hacia afuera, manifiesta.

“Muy peligroso, y las posibilidades están ahí”, advierte Castellanos. “El miedo es contagioso, y con eso se ha controlado a este pueblo, pero la pérdida del miedo también es contagiosa, y nunca hubo tanta gente [demostrando] que no le tienen miedo a este sistema ni a lo que puedan hacer contra sus vidas incluso”.

Cita lo ocurrido con la policía en Santiago de Cuba dos veces: han tenido que retirarse de un lugar ante las protestas, o porque les impidieron detener a alguien. Y considera que la decisión de abrir tiendas en dólares para alimentos y productos de primera necesidad solo vino a institucionalizar las diferencias y a provocar una ruptura del consenso social.

“Una explosión en este momento no va a ser para irse al Malecón a ver si pasa una lancha e irse: va a ser una cosa interna, y que el gobierno va a tener entonces que masacrar, y ahí terminó todo, y es posible que termine la nación también”, advierte el sociólogo.

Vea todas las noticias de hoy

Según Código Penal cubano, preso político Humberto del Real ya debería estar en libertad

Foto de Humberto del Real (izq.) junto a otras de Miguel Díaz Bauzá y el fallecido Armando Sosa Fortuny.

Graciela Suárez, madre del prisionero político cubano Humberto del Real Suárez, expresó este viernes a Radio Televisión Martí su preocupación por la difícil situación de su hijo en prisión, sentenciado a 30 años de cárcel, de los cuales ha cumplido ya 26.

La madre de Humberto del Real afirma que el régimen de la isla no ha tenido un mínimo de misericordia con su hijo, a quien, de acuerdo a las mismas leyes penitenciarias del régimen cubano, ya se le ha pasado el tiempo estipulado para recibir la libertad condicional.

Según Suárez, en julio fue la última vez que lo pudo ver a su hijo en la prisión de Agüica, en Matanzas, donde cumple la condena. "Yo lo vi el 13 de marzo", dijo, "después no lo pude ver más hasta el día 10 de julio y ya no lo he podido ver más".

En su declaración, la madre de del Real señala la falta de misericordia que el gobierno cubano muestra con los presos, a pesar de que constantemente se quejan del llamado "bloqueo a Cuba".

"El gobierno de Cuba tanto que reclama y reclama y reclama de que si el bloqueo, que si no sé qué, y no es capaz de tener un mínimo de misericordia con los presos. Ya mi hijo lleva 26 años preso, otros llevan más, y no es capaz de dar una libertad a los presos, con esta enfermedad que hay, tanto que se quejan por el televisor, tanta mentira que dicen, que es obvio...".

Suárez muestra su preocupación por el estado de salud del prisionero en medio de la crisis mundial a causa del COVID-19.

"Cuando yo estuve allí, y él estaba con mucha tupición de nariz y eso, y yo le dije, 'Ay, mi hijo, te va a caer gripe, ay, mi hijo, en estos momentos'. Él me dijo: no, mami, eso es que le he hecho alergia al cloro, porque limpian los barrotes con cloro puro y ese olor es horrible".

Entrevista a madre de prisionero político Humberto del Real
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:20 0:00

"Y lo último que te puedo decir es que yo le mando el saco con los alimentos para allá. Yo tengo que pagar un carro para que los lleve porque transporte no hay, ¡y me viraron la mitad de las galletas para atrás porque dicen que eran muchas!".

De acuerdo a la madre de Humberto del Real, si el código penal cubano se cumpliera, su hijo ya debería estar en libertad porque, de acuerdo a lo estipulado por la ley, los años penales son de 10 meses.

También se refirió a las constantes negativas del gobernante Miguel Díaz-Canel de la existencia de prisioneros políticos en Cuba.

"El código penal dice que los años son de 10 meses; el presidente dice a voz en cuello que aquí no hay presos políticos, bueno, si son de 10 meses, ya mi hijo está pasado, ya debía estar en la calle, pero, como él los va a tener que cumplir de 12 (meses), el día 15 de octubre cumple 26, le quedarían 4 de 30 años".

En octubre de 1994, Humberto del Real desembarcó por las costas de Caibarién, Villa Clara, como parte de un comando que tenía el propósito de crear un frente guerrillero en las lomas del Escambray.

Junto a él también fueron condenados Armando Sosa Fortuny, fallecido en prisión el pasado año, y Miguel Díaz Bausá, todos sancionados por los delitos de infiltración, entrada ilegal a la isla y actos contra la seguridad del Estado.

Centros de aislamiento "abarrotados" en medio de caos epidemiológico en Ciego de Ávila

Imagen tomada de Facebook del periódico Invasor de Ciego de Avila.

El ministro de Salud Pública de Cuba (MINSAP), José Ángel Portal Miranda, realizó este jueves una visita de trabajo a la provincia de Ciego de Ávila, territorio que tiene la mayor tasa de coronavirus en la isla, con una incidencia de 55.37 por cada 100 mil habitantes.

“Llegaron de la Habana y arrancaron algunas cabezas de funcionarios de salud púbica en la provincia”, reportó el diario digital 14ymedio.

Crítica situación del COVID-19 en Ciego de Ávila
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:11 0:00

En el reporte oficial de las autoridades sanitarias del país de este viernes sobre la situación de la pandemia, el doctor Francisco Durán informó de 17 nuevos casos confirmados en la provincia avileña.

Con la visita del ministro vendieron algunos paquetes de pollo en el norte de la ciudad, donde hace 12 días no se suministraba nada, una libra de pollo por el valor de 12 CIU, unos 45 pesos en moneda nacional

“Las redes sociales y el comentario popular hablan de un posible brote que habría generado un centenar de contagios en Ciego de Ávila. En este minuto no podemos corroborarlo ni refutarlo", dice una nota del diario Invasor.

Hay helicópteros sobrevolando la ciudad, haciendo un recorrido, los centros de aislamiento están abarrotados, los tienen ahí encerrados con mala alimentación y con falta de higiene.

Avileños entrevistados por Radio Televisión Martí afirman que la crisis con el actual rebrote de la epidemia continúa y no se ven soluciones.

Con la visita del ministro vendieron algunos paquetes de pollo en el norte de la ciudad, donde hace 12 días no se suministraba nada, una libra de pollo por el valor de 12 CIU, unos 45 pesos en moneda nacional, informa desde allí José Carlos Fernández.

“Hay helicópteros sobrevolando la ciudad, haciendo un recorrido, los centros de aislamiento están abarrotados, los tienen ahí encerrados con mala alimentación y con falta de higiene. Las personas contacto de contactos, muchos no los están llevando a los centros de aislamiento, la ciudad sigue sitiada y las multas son astronómicas; la policía persiguiendo y reprimiendo a la población que sale de los lugares desesperada en busca de alimentos. Los barrios periféricos hace más de 12 días que no se les trae alimentos de ningún tipo”, reportó José Carlos.

En la zona sur de la capital provincial, donde reside Oscar Cervantes, el mismo concluye que la ineficiencia de las autoridades políticas y de salud son los responsables del rebrote.

No hay medicamentos y el sistema de salud está colapsado, todos los médicos están en función del coronavirus, los otros servicios fueron suspendidos

“El escenario hoy en Ciego se debe al abandono del mismo sistema, lo mismo de salud que del gobierno. Por ejemplo, en los lugares donde han detectado personas positivas con el virus, se lo han llevado para el hospital y al resto de las personas que conviven los dejan allí, después de unos días regresan y también se los llevan, pero ya estos han contagiado una serie de personas y eso provoca que la pandemia no se controle“, apuntó Cervantes.

Y desde Baraguá, sumado a la escasez de alimentos, hay serias deficiencias en el sistema de salud municipal, desde allí nos cuenta Leonit Carbonell.

“No hay medicamentos y el sistema de salud está colapsado, todos los médicos están en función del coronavirus, los otros servicios fueron suspendidos. La guagua está cargando, llega y se lleva a la gente para los centros de aislamiento, y otros los dejan en las casas por falta de capacidad para meter las personas”, puntualizó Carbonell.

Expertos opinan: "valor diagnóstico de test rápidos es bajo", pero el método clínico es "absurdo"

Trabajadores de salud realizan una pesquisa de COVID-19 en un barrio periférico de la localidad de Zaragoza, Mayabeque. (YAMIL LAGE / AFP)

Las autoridades sanitarias han descartado la aplicación en Cuba de las pruebas rápidas o PCR para detectar casos positivos al coronavirus debido a la ineficiencia de los resultados.

Para el doctor holguinero Ramón Zamora no está claro si el problema surge por una aplicación inadecuada de las PCR, su baja calidad o por la falta de recursos para mantener la realización de la cantidad de pruebas necesarias.

MINSAP descarta PCR por ineficientes: expertos opinan
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:16 0:00

La información ofrecida a la prensa oficial por la doctora Yanelis Calviño Vega, jefa del Puesto de Dirección de Salud Pública en la provincia de Holguín, precisa, además, que ante la suspensión de este control en todo el país se ponderarán los "criterios clínicos y epidemiológicos" a la hora de identificar contactos y sospechosos partir de los positivos confirmados.

Zamora dijo a Radio Martí que el procedimiento sería aún menos eficiente que las pruebas. "Una serie de patologías respiratorias, y cardiológicas también, marcan signos respiratorios" que complejizan el diagnóstico clínico.

"Creo que es absurdo", enfatizó.

En opinión del bioquímico y profesor de inmunología Oscar Casanella, versado en el tema, "el valor diagnóstico de los test rápidos es bajo" porque "ofrece un gran número de falsos positivos y falsos negativos".

Casanella dijo sentirse sorprendido ante la decisión de considerar los criterios clínicos y epidemiológicos para identificar los casos, según anunciaran las autoridades de salud cubanas.

"Me sorprende, porque puede pasar lo que estaba pasando con el dengue. A veces no se esperaba a obtener resultados de los métodos diagnóstico con ensayo biológico o químico, y por un examen clínico se tomaban decisiones con mucho sesgo... muchos errores", señaló.

Casanella coincide con Zamora en que "un mismo cuadro clínico puede estar causado por diferentes enfermedades".

El Ministerio de Salud Pública (MINSAP) informa cada día de la cantidad de pruebas que se han realizado en las provincias afectadas por un repunte de coronavirus que mantiene al país en alerta desde hace varias semanas.

En algunas jornadas, el MINSAP ha reportado más de 8,000 PCRs realizadas en una jornada. Este viernes informó del estudio de 7,779 muestras, con 40 de ellas positivas. Según el MINSAP, el país acumula 577,150 muestras realizadas, de ellas 5,350 positivas (0,93%).

En el mes de marzo, el doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del MINSAP, informó en conferencia de prensa que estas pruebas rápidas aplicadas en la isla habían sido obtenidas en China.

Coalición Unitaria Compromiso Democrático salió a las calles a repartir volantes con pensamientos martianos

En diferentes partes de Cuba reciben documentos de la Coalición Compromiso Democrático. (Fotos de Leticia Ramos Herrería)

Grupos opositores pertenecientes a la Coalición Unitaria Compromiso Democrático, que agrupa a más de 15 organizaciones en la isla, repartieron en las calles de varios municipios del país volantes con pensamientos de José Martí críticos al socialismo.

Las acciones fueron organizadas en recordación del 24 de septiembre de 1894, cuando Martí informó en una carta a Máximo Gómez que la orden de alzamiento había sido remitida a varias ciudades cubanas, explicaron a Radio Televisión Martí coordinadores de las actividades en la isla.

Volantes con pensamientos martianos en las calles de Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:28 0:00

La idea de salir a distribuir volantes busca informar a la población "que abogamos por una revolución martiana, no por una revolución marxista", dijo Lázaro Yuri Valle.

Los documentos se pudieron repartir en varios municipios de La Habana, Villa Clara, Matanzas, Sancti Spíritus, Holguín, Cienfuegos y Guantánamo.

Así lo expuso Yoel Bravo desde Santa Clara, en Villa Clara.

El activista Juan Alberto de la Nuez, del Movimiento Ciudadano Reflexión y Reconciliación, explicó que en Cienfuegos, Aguada de Pasajeros y Cruces se pegaron plegables en instituciones, viviendas y entidades del estado.

De igual manera ocurrió en la ciudad de Sancti Spíritus.

En San Andrés, Holguín, acudieron al llamado de la Coalición Unitaria Compromiso Democrático Dámaso Alberto Fernández Doimeadiós y su señor padre.

En el municipio de Artemisa, un grupo de opositores realizaron las acciones y las difundieron imágenes en las redes sociales.

Los plegables con el ideario martiano también llegaron a residentes en varias regiones de Matanzas.

En la tarde del jueves, en Guantánamo, fueron detenidos y golpeados tres activistas de la Alianza Democrática Oriental que participaban de las actividades, informó el periodista independiente Niober García Fournier.

Detenidos y multados por repartir pensamientos martianos
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:23 0:00

"Isael Poveda Silva, Yaremis Buqueriget y yo fuimos arrestados y conducidos al Parque 24, en la ciudad de Guantánamo, donde nos multaron con 30 pesos por alteración del orden y nos hicieron un acta de advertencia que ninguno de nosotros firmamos", relató.

El comunicador dijo que recibió una severa golpiza, y que los otros dos activistas también recibieron maltratos, y les ocuparon sus teléfonos celulares.

En la localidad de Caimanera, al sur de la ciudad de Guantánamo, también los activistas fueron asediados por la policía, explicó Yeris Curbelo Aguilera.

Guillermo Fariñas, uno de los coordinadores de la coalición Compromiso Democrático, dijo que el objetivo de las acciones es desmontar el totalitarismo como primer paso para el tránsito hacia la democracia en Cuba.

40 nuevos casos y funcionaria de Holguín dice que han suspendido PCR en todo el país

AP/Ramon Espinosa

Cuba reportó este viernes 40 nuevos positivos del COVID-19, en La Habana y 17 en Ciego de Ávila.

En total hay ingresadas 8 mil 404 pacientes, de ellos: 6483 en vigilancia, 1349 sospechosos y 572 casos confirmados, indica una nota publicada este viernes por el Ministerio de Salud.

El rebrote de las últimas dos semanas ha causado 420 casos en La Habana, 252 en Ciego de Ávila y 74 en Matanzas, siendo estas tres las provincias más afectadas.

Una funcionaria del MINSAP en la provincia de Holguín dijo que "debido a la ineficiencia de los resultados aportados por la aplicación de los conocidos test rápidos, en todo el país se decidió la suspensión de este control, por lo cual se ponderarán los criterios clínicos y epidemiológicos a la hora de identificar contactos y sospechosos, a partir de los positivos confirmados".

La doctora Yanelis Calviño Vega, jefa del Puesto de Dirección de Salud Pública provincial declaró al periódico Ahora que existen PCR pendientes, enviadas al laboratorio de biología molecular de Santiago de Cuba y al Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK) en la capital cubana.

El jueves José Angel Portal Miranda, Ministro de Salud, confirmó en declaraciones que recoge la prensa oficial que "en las últimas horas ha sido la pesquisa uno de los aspectos que se ha trabajado con mayor intensidad".

Con este método, casa por casa, se intenta identificar a personas de riesgo, sospechosos, o quienes puedan padecer de síndromes respiratorios.

En la conferencia de prensa de este viernes el director nacional de Epidemiología, Francisco Durán, habló de "la ocurrencia de manera intermitente de resultados negativos o positivos de pruebas PCR en pacientes dados de alta médica, incluso en hospitalizados, por la permanencia de carga viral en el organismo".

El experto dijo que esto no se traduce en una reinfección.

Cargar más

XS
SM
MD
LG