Enlaces de accesibilidad

Cuba

El Maleconazo: ¿Cómo llegaron los cubanos a la gota que colmó la copa?

"Gente que no conocí", cubanos fotografiados por la cubana Damaris Betancourt Peña en los años '90. Cortesía de la autora.

Una profunda crisis económica generada cuando Cuba dejó repentinamente de contar con la "generosa ayuda de la Unión Soviética" sumió a los cubanos de a pie en una supervivencia miserable de "sálvese quien pueda", el caldo de cultivo perfecto para "El Maleconazo"

Cuando los cubanos que, en la primera mitad de los años 90, vivieron lo peor del llamado "período especial en tiempo de paz", oyen hablar de que podría estar aproximándose otro similar, la expresión en su semblante cambia.

“El periodo especial, una época traumática (…) dejó una línea indeleble en mi memoria (…) Aún cierro los ojos y me ubico en esa época: lo recuerdo todo (…) Una época que aún tiene secuelas en Cuba”.

Así lo describe en su blog Jurisconsulto de Cuba la abogada independiente Laritza Diversent, quien a la sazón tenía 9 años. Y aunque los economistas predicen que la actual crisis en la que empieza a adentrarse Cuba como consecuencia de la de Venezuela no tendrá la magnitud de la de aquellos años infernales, los residentes en la isla ya enfrentan largos cortes de electricidad con el consiguiente calor veraniego, mosquitos, alimentos que se echan a perder, todo un deja vu del trauma de los 90.

La angustia vivida por la población cubana bajo la mayor crisis económica en la historia de Cuba condujo al “Maleconazo” también la mayor protesta popular espontánea tras décadas de pasividad, y luego al éxodo por mar de cerca de 35.000 cubanos en la llamada Crisis de los Balseros.

Moscú y las lágrimas de Cuba

Como ha analizado el profesor Archibald Ritter de la Universidad de Carleton en Ottawa, Canadá, especialista en la economía cubana, de 1990 a 1994 Cuba sufrió esa profunda crisis económica principalmente como resultado de la disminución del 75% al 80% en los ingresos de divisas que acompañaron la cancelación de los subsidios de la antigua Unión Soviética (que se ofrecían a la isla a través de los favorables precios para sus importaciones y exportaciones, de créditos que financiaban los déficits comerciales y de ayuda para el desarrollo).

Además de la reducción de los ingresos en moneda convertible, cayeron abruptamente las importaciones de bienes de consumo, portadores energéticos, materias primas, alimentos, piezas de repuesto y maquinaria, asfixiando la actividad económica.

Hubo otros factores no vinculados a la URSS que contribuyeron a la crisis. La estructura de las exportaciones de Cuba había evolucionado muy poco desde 1959, manteniéndose la dependencia del azúcar, un el 77% de las exportaciones totales en 1990. Cuba carecía de acceso a créditos del exterior, tras haber declarado Fidel Castro una moratoria del servicio de la deuda externa en 1986 y estar excluida la isla de las instituciones financieras internacionales, de las que Estados Unidos es el principal contribuyente.

El sistema económico cubano había erradicado los elementos de mercado y suprimido la iniciativa empresarial, en favor de la centralización, algo que empeoró el "Proceso de Rectificación de Errores y Tendencias Negativas” encabezado por Fidel Castro de 1986 a 1990. Por último, el embargo comercial y financiero de Estados Unidos se había endurecido en 1992 con la "Ley Torricelli".

Ritter señala que la economía se contrajo 34% en términos de ingresos per cápita entre 1990 y 1993. La escasez de divisas provocó una reducción de los servicios de transporte y la generación de electricidad, con los consiguientes apagones y cierres de fábricas. La producción nacional de alimentos se redujo debido a la reducción de las importaciones de fertilizantes, energéticos y piezas de repuesto. Los niveles de ahorro colapsaron a un 2,6% del PIB en 1993, como también la inversión bruta.

Agrega que la contracción económica condujo a la reducción de los ingresos tributarios, el aumento de los déficits fiscales, una aceleración de la emisión de moneda y una espiral inflacionaria. “El resultado fue una crisis monetaria en la que el poder adquisitivo real del peso declinó precipitadamente, aumentando la demanda de dólares y generando un proceso de dolarización de la economía. La rápida inflación redujo el poder adquisitivo real de los presupuestos deeducación, salud pública y el sector público en general. Y el valor real de los ingresos medios se redujo de manera catastrófica.

El paisaje en el fondo

En la práctica, el nivel de vida de los cubanos declinó en poco tiempo hasta una indigna supervivencia. Diversent, hoy directora del proyecto de asesoría legal Cubalex, era entonces una niña. Ella relata su experiencia en su blog:

Archivo - Una bodega cubana en el período especial
Archivo - Una bodega cubana en el período especial

“El periodo especial, una época traumática. Así califico ese lapso de tiempo que comenzó cuando tenía 9 años, y que después de los 29, aún no termina. No hubo un día ni un mes que marcara exactamente la fecha de su inicio. Tampoco hay esperanza de que una indique cuándo acabará. Lo cierto es que, en mi niñez, El periodo especial, una época traumática dejó una huella indeleble en mi memoria”.

“Estantes vacíos en bodegas y mercados, reducción de la cuota subsidiada… resultado: un cambio radical en los hábitos alimenticios y en el vestuario”.

“Hubo un antes: con 40 centavos era suficiente para comprar las chucherías vespertinas: coquitos y yemitas de huevo a medio (5 centavos); helado, 15 centavos”.

“Todo desapareció: las manzanas, el panqué, las pasas y los fiambres. Hasta el papel cartucho”.

“Mi abuelo, de repente, sentado en la sala fumando ‘brevas’ (cigarrillos improvisados). Se las llevaba a la boca sujetándolas con un ‘gancho’ de pelo para aprovecharlas hasta lo último. El pobre, siempre se quedaba con las ganas”.

“En la cocina, mi madre aumentaba el arroz con pedacitos de papa, fideos, calabaza, col, etc., para que alcanzara para todos. Yo, llorando en la puerta de la casa, y ella junto conmigo, porque no tenía leche que tomar, y se me iban a caer los dientes”.

“Llegó el triste y único pan nuestro de cada día. Marcar dos y tres veces en la cola, que se formaba desde la una de la tarde, para recoger, a las sietes, el pan que sobraba por la libre: dos por persona”.

“En la carnicería, como todos decían, ‘parecía que iba hablar Fidel’; si entraba algo para el ‘plato fuerte’. No importaba lo que fuera, hasta por la pasta de oca, una masa que, cocida al bañoemaría, salía una especie de jamón-nada. La única forma de digerirla”.

“Los gatos, casi se extinguen, hay quien dice que saben a conejo. ‘Ojos que no ven, corazón que no siente’. Los perros, descuerados, se hicieron pasar por carneros; el azúcar quemada, por puré de tomate”.

“Aún cierro los ojos y me ubico en esa época: lo recuerdo todo. Por ese tiempo empezaron mis depresiones psicológicas. Se acabó el ‘yo quiero esto’, y comenzó el ‘esto es lo que hay’. No hubo previas introducciones ni periodos de adaptación. En un momento, todo cambio. Un castigo sin haberme portado mal”.

“Fueron muchas las innovaciones culinarias. El picadillo de cáscaras de plátano verde, cuando se hervía, se ponía oscuro y creaba ilusiones en las mentes de los cubanos. Había quien lo sazonaba bien, y se hacia la idea de que comía verdadero picadillo de res. Lo mismo sucedió con el bistec de toronja, o de frazada de piso”.

“El combustible desapareció. Ningún cubano podrá olvidar cuántas horas tuvo que esperar por una ‘guagua’ que pasaban tres veces al día, llenas, y con personas colgando de las puertas”.

"Gente que no conocí", serie de la fotógrafa cubana Damaris Betancourt Peña. Cortesía de la autora.
"Gente que no conocí", serie de la fotógrafa cubana Damaris Betancourt Peña. Cortesía de la autora.

“Los apagones siniestros de más de doce horas; los ‘mechones de luz brillante’ que teñían de negro hasta los mocos. Aquellas botellas con pequeñas dosis de keroseno, y un trapo enrollado por mecha, iluminaban las calurosas noches, llenas de mosquitos”.

“Los ventiladores hechos con motores de lavadora, que tanta gracia le dieran al comandante (Castro), cuando inició su revolución energética y los reemplazos de equipos electrodomésticos (no eficientes). Mi mamá tenia uno. Recuerdo bien que soplaban un aire que congelaba, y ni calor ni mosquitos, así sí se podía dormir. Pero después que desaparecieron, muchos intentan explicarse cómo pudieron dormir profundamente, tanto tiempo, con el ruido que producían aquellos aparatos: un avión en pleno vuelo, toda la noche”.

“Para sustituir importaciones los cubanos también hicieron aportes: el ‘nono’ un fogón ‘ahorrador’ bautizado como el personaje tacaño de la novela brasileña del momento. Un tanque de metal de 55 galones; encima unas rejillas donde se colocaba la cazuela; en los laterales, huecos para que saliera la humareda, producto de la combustión del aserrín de madera o de la leña”.

“En materia de vestuario también hubo contribuciones. Las zapatillas de tela, parecidas a las de ballet, pero con suela de neumático de tractor. Mi madre cortaba las patas de sus pantalones para sacarme shorts y blusas”.

“Una época que aún tiene secuelas en Cuba: el picadillo de soya, o de proteína vegetal, que sabe “a rayo encendido”. También el de vísceras de pollo que, mezclado con harina, da la fórmula para el pan con jamón-nada de la merienda escolar”.

“Si en la niñez el periodo especial me marcó profundamente, más lo hizo en mi adolescencia. Para mi primer periodo menstrual, trapos doblados y ardor. En la farmacia empezaron a “dar” un paquete de Intimas (tampones) por mujer. Diez almohadillas. No alcanzaban. Mami se sacrificó y las que le tocaba, me las dejó a mí”.

“Los zapatos para el taller eran los mismos de ir a la escuela. Los pobres, no podían más, salían andando solos cuando me los quitaba. Si eran blancos, se pintaban con pasta de dientes Perla, que también era el remedio para la acidez. Los de colores oscuros siempre terminaban negros. Teñidos con una tinta de fórmula especial: el tizne que producía el fogón de keroseno en las cazuelas, mezclado con alcohol”.

“Una época Inolvidable y traumática también, un tiempo que marco a todo cubano con uso de razón. Una línea que aun asciende y desciende por debajo de cero. Creatividad y supervivencia, y entre ambas, escasez, privaciones y más miseria.”

Montarse en algo

Ritter señala que “los ciudadanos respondieron a la disminución de los niveles de vida dedicándose a actividades por cuenta propia, la mayoría de las cuales eran ilegales en ese momento, recurriendo al trueque y a actividades en elmercado negro, y procurándose por cualquier vía los dólares estadounidenses que eran vitales para la supervivencia”.

Una pequeña lancha de pasajeros atraviesa la Bahía de La Habana
Una pequeña lancha de pasajeros atraviesa la Bahía de La Habana

Una buena parte de la población, sin embargo, se dedicaba en 1994, el año crucial de la crisis, a buscar la manera de “montarse en algo” para abandonar el país. Entre el 28 de mayo y el 4 de agosto de ese año grupos de cubanos irrumpieron en las embajadas de Bélgica y Alemania, o secuestraron embarcaciones como el Remolcador 13 de marzo (hundido por el régimen con más de 60 personas a bordo), el carguero La Coubre y la lanchita que cruza el puerto hasta Regla (dos veces).

El 5 de agosto decenas de cubanos se congregaron en el Malecón habanero, cerca de la La Punta, el castillo colonial que complementaba a El Morro en la defensa del puerto. Habían escuchado el rumor de que varias lanchas grandes llegarían desde Estados Unidos para recoger a quienes quisieran irse.

Ese fue el barril de pólvora que detonaría El Maleconazo. Uno que le podría podría volver a estallar al mismo gobierno que sofocó aquella protesta masiva si sigue pasando por alto el creciente número de cubanos que, de nuevo, andan buscando cómo “montarse en algo”.

Imágenes del Maleconazo (Primera parte)
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:56 0:00

Imágenes del Maleconazo (segunda parte)
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:22 0:00

Vea todas las noticias de hoy

Cubanos con peticiones de asilo en EEUU denegadas pudieran tener otra oportunidad

Eduardo Torobo y Amelin Acosta, migrantes de Cuba bajo el programa de Protocolos de Protección al Migrante (MPP), esperan en el albergue temporal para migrantes Leona Vicario, antes de ser trasladados para continuar con su solicitud de asilo en EEUU.

Los cubanos cuyas solicitudes fueron desestimadas o denegadas bajo la política de la administración Trump que los obligó a esperar en México para sus audiencias judiciales pudieran tener otra oportunidad de continuar sus procesos de asilo, al igual que migrantes de otras nacionalidades.

Fuentes del Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. dijeron el martes a la agencia Associated Press que el registro comienza hoy para los solicitantes de asilo que estaban sujetos al Protocolo de Permanencia en México (MPP por sus siglas en inglés) y cuyos casos fueron desestimados o denegados por no comparecer ante el tribunal.

Se espera que al menos 10.000 personas acudan a este recurso, según declaró Michele Klein Solomon, directora de la Organización Internacional para las Migraciones para América del Norte, América Central y el Caribe, a la AP.

Un despacho de la agencia Reuters indica que durante los cinco meses de mandato del presidente Joe Biden, más de 400.000 migrantes detenidos en la frontera o cerca de ella han sido expulsados, incluidas muchas familias centroamericanas y solicitantes de asilo devueltos a México.

La organización Human Rights First, con sede en Nueva York, que documenta los casos de migrantes y solicitantes de asilo atrapados en México, asegura en un informe publicado el martes que casi 3.300 migrantes varados en México han sido secuestrados, violados, traficados o agredidos, en lo que va de año.

Human Rights First celebró en un comunicado la nueva posibilidad que se abriría desde hoy para los migrantes con solicitudes denegadas e instó a tomar medidas adicionales para proteger a las personas a las que se les negó el asilo.

"Este paso bienvenido brindará acceso al asilo para las víctimas del MPP que no pudieron asistir a las audiencias en este proceso defectuoso, en muchos casos debido a peligros graves, secuestros u otros impedimentos", dijo Eleanor Acer, Directora Senior de Protección de Refugiados en Human Rights First .

“De cara al futuro, la administración de Biden también debería avanzar rápidamente para brindar acceso al procesamiento de MPP para los solicitantes de asilo a quienes se les negó el asilo bajo este programa manipulado. Los procedimientos del MPP estuvieron plagados de violaciones al debido proceso, barreras a la representación legal y denegaciones injustas debido a políticas ilegales o ahora rescindidas de la administración Trump ", dijo la organización.

El Protocolo de Permanencia en México fue implementado en enero de 2019 por la Administración del entonces presidente Donald Trump con el propósito de frenar la migración irregular hacia EEUU y aliviar el hacinamiento en los Centros de Detención de Migrantes en la zona fronteriza.

Este acuerdo bilateral firmado entre EEUU y México dispuso que quienes se presenten en los puertos de entrada de la frontera o sean capturados cruzando de manera ilegal sean devueltos a México en espera de una citación para presentar su caso ante una corte de inmigración.

Repatrian a 29 balseros cubanos desde Bahamas

Un buque patrullero de la Fuerza de Defensa Real de Bahamas. (FOTO RBDF)

Las autoridades de Bahamas repatriaron este martes a 29 migrantes que arribaron de forma ilegal a ese país procedentes de Cuba, informó el gobierno de la isla.

La devolución de los balseros a territorio cubano forma parte de "los esfuerzos conjuntos entre Bahamas y Cuba para combatir fenómenos como el tráfico ilegal de migrantes y la trata de personas", dijo en Twitter el director de Asuntos Consulares y Cubanos Residentes en el Exterior de la cancillería cubana, Ernesto Soberón.

"Cuba ratifica su compromiso de garantizar una migración regular, ordenada y segura, así como el derecho a viajar, emigrar y regresar de los ciudadanos cubanos, de acuerdo con los requerimientos de la ley migratoria cubana”, tuiteó el funcionario, sin agregar detalles.

Bahamas es un destino de recalo de los balseros cubanos, que llegan a sus costas en su intento de alcanzar las aguas estadounidenses.

El 16 de mayo, un grupo de 13 migrantes de la isla fue interceptado frente a Guinchos Cay por la Real Fuerza de Defensa de las Bahamas (RBDF), en la quinta aprehensión de cubanos en aguas bahamenses en los últimos meses, dijo la institución en un comunicado.

La semana pasada, la Guardia Costera de EEUU informó que 59 cubanos rescatados en cuatro intervenciones diferentes en el Estrecho de la Florida fueron repatriados a la isla.

Una nota de la estatal Prensa Latina recuerda que estas devoluciones cumplen con lo acordado en la Declaración Conjunta Cuba-Estados Unidos del 12 de enero de 2017, que incluye el compromiso de ambos gobiernos de "garantizar una migración regular, segura y ordenada".

Las autoridades estadounidenses han reiterado que lanzarse al mar en embarcaciones precarias es muy peligroso, y el intento de llegar a costas de EEUU por esa vía puede ser mortal.

“La Guardia Costera y las agencias asociadas patrullan el estrecho de La Florida continuamente. El gobierno de los Estados Unidos quiere disuadir a cualquier persona intentando ingresar ilegalmente a los Estados Unidos”, dijo el capitán de corbeta Mario Gil.

Desde el 1 de octubre de 2020, el servicio de guardacostas de EEUU han rescatado a 465 migrantes cubanos, en comparación con 5.396 en el año fiscal 2016; 1.468 en el 2017; 259 en 2018; 313 en 2019 y 49 en el año fiscal 2020.

Cuba menciona múltiples causas para anunciar plan de apagones de 4 horas

Apagones en Cuba. Foto Archivo AFP/ Adalberto Roque.

La estatal Unión Eléctrica de Cuba anunció el martes sus planes de apagones programados para los próximos días, sin especificar qué regiones del país estarán afectadas.

"Se mantienen organizadas las rotaciones de los circuitos que se afectarán para que el tiempo máximo de afectación no exceda las 4 horas", indica una nota divulgada en medios de prensa oficiales.

El comunicado menciona diversas causas para interrumpir el servicio eléctrico como las limitaciones tecnológicas en los bloques de generación térmica, unidades en mantenimiento y averías ocurridas en las últimas horas.

Por otra parte, revela que existen "limitaciones para la distribución de combustible a los grupos electrógenos de la generación distribuida".

La información agrega que ya se tomaron medidas para limitar el consumo eléctrico en el sector estatal.

Como ha sucedido en otras ocasiones, los cubanos usan las redes sociales para monitorear los apagones y mostrar su descontento por las molestias que estos ocasionan en la vida diaria, ya impactada por la severa crisis económica y la pandemia.

Los usuarios dan cuenta de afectaciones de un extremo al otro del país, reportando cortes en Pinar del Río, Artemisa, Bayamo, Santiago de Cuba, etc.

"#ReportoApagón a las 11.53 pm se fue la corriente en Cabañas, al municipio Mariel, Artemisa. De 12 a 4 pm sonaron uno de los apagones programados por “déficit de generación” que es el nombrecito de la falta de combustible y la obsolescencias de sistema eléctrico", denunció en redes el activista Moisés Leonardo Rodríguez.

El opositor José Daniel Ferrer reportó el corte de electricidad en Altamira, Santiago de Cuba y escribió en Twitter: "En la medida en que aumenta la temperatura veraniega parece que aumentarán los apagones. Los apagones, la miseria, el hambre...nos acompañan hasta que pongamos fin al régimen".

Otro usuario molesto por las interrupciones hizo referencia a las celebraciones oficiales por los candidatos vacunales cuando el país enfrenta otra realidad.

Continúa proceso sin novedades en contra de activista Aimara Nieto

Aimara Nieto Muñoz, prisionera política y Dama de Blanco, residente de La Habana pero confinada en una prisión de Las Tunas.

La presa política y activista de las Damas de Blanco y la UNPACU, Aimara Nieto Muñoz, permanece en una prisión de mujeres en Las Tunas desde el 2020, después de que fuera acusada de participar en un motín en el Correccional de Mujeres “El Guatao”, en provincia Habana.

Nieto aseguró que hasta el momento no ha recibido información sobre la acusación a pesar de que algunas participantes del motín fueron multadas, informó a Radio Martí el opositor Zaqueo Báez Guerrero, quien se comunicó recientemente con la Dama de Blanco.

La presa política Aimara Nieto Muñoz, permanece encarcelada en una prisión de mujeres en Las Tunas
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:13 0:00

En diciembre de 2020 las autoridades informaron a los familiares de Nieto de que podría estar más tiempo tras las rejas debido al nuevo proceso en su contra.

Desde hace más de un año, Nieto no ha podido recibir pertenencias ni artículos de aseo de su familia en al capital cubana porque la prisión queda muy alejada de donde ella reside. “Es bastante imposible ya que, antes que todo, (ella) se encuentra a 600 km de lugar de su residencia”, señaló Báez Guerrero.

Aimara Nieto Muñoz fue sentenciada en 2018 a cuatro años de cárcel por los supuestos delitos de atentado, daño y desacato, cuando salía de la sede de las Damas de Blanco en La Habana.​

(Con reporte de Ivette Pacheco)

Consejo para la Transición Democrática en Cuba pide que autoridades cumplan con Carta de las Naciones Unidas

Acto represivo en La Habana contra las Damas de Blanco.

El recién creado Consejo para la Transición Democrática en Cuba envió un comunicado a Naciones Unidas para afirmar su posición acerca de la votación contra el embargo de Estados Unidos al gobierno cubano que se celebra este miércoles.

“Queremos dejar claro a la comunidad internacional que el gobierno cubano es un experto en transferir las responsabilidades que les son propias y aclarar que el sistema totalitario que las autoridades cubanas se empeñan en seguir manteniendo es el culpable de todos los males que sufre el pueblo cubano”, dijo Elena Larrinaga, responsable de Relaciones Internacionales de la plataforma.

La ONU y el embargo estadounidense al gobierno cubano
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:49 0:00

La nueva alianza considera que “los derechos humanos, la libertad, la dignidad y el bienestar de las personas se expresan y defienden mejor en una democracia, que implica, entre otras cosas, la alternancia en el poder, la celebración de elecciones libres y justas, y el respeto del pluralismo político”.

En la nota de prensa enviada al organismo multinacional, el Consejo para la Transición Democrática en Cuba resalta que el gobierno restringe a las personas la participación en la vida política y el ejercicio de sus funciones.

Denuncia, además, la ausencia de condiciones que garanticen la independencia judicial, especialmente en los casos de activistas y disidentes, contra los cuales se ha intensificado la represión “que se ha extendido a toda la sociedad”.

“La situación ha seguido deteriorándose para toda la sociedad cubana, lo que ha provocado una nueva ola de resistencia y manifestaciones pacíficas de importantes sectores” que los cuerpos represivos han “aplastado brutalmente”.

El régimen cubano viola sistemáticamente los derechos humanos, lleva a sus opositores a prisión, reprime las manifestaciones de disenso, e incumple los convenios 29 y 105 de la Organización deI Trabajo (OIT) sobre el trabajo forzoso, señala la declaración y cita a diferentes entidades mundiales e interamericanas que así lo han expresado.

Asimismo asegura que “es imprescindible una reforma del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para que la sociedad civil y los ciudadanos de países donde se violan los derechos humanos tengan un asiento permanente en ese órgano”.

Por su parte, el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, se reunió este martes con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres. El titular calificó el encuentro como muy “provechoso”.

“Reiteré el apoyo de Cuba al fortalecimiento del multilateralismo y el respeto irrestricto a los propósitos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas”, escribió Rodríguez en su cuenta de Twitter.

En este sentido, el Consejo para la Transición Democrática en Cuba solicitó que “las autoridades cubanas cumplan las obligaciones vinculantes establecidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y, en particular, las libertades fundamentales tal como contempla el artículo 2 de la Carta de las Naciones Unidas”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG