Enlaces de accesibilidad

Cuba

El Maleconazo: ¿Cómo llegaron los cubanos a la gota que colmó la copa?

"Gente que no conocí", cubanos fotografiados por la cubana Damaris Betancourt Peña en los años '90. Cortesía de la autora.

Una profunda crisis económica generada cuando Cuba dejó repentinamente de contar con la "generosa ayuda de la Unión Soviética" sumió a los cubanos de a pie en una supervivencia miserable de "sálvese quien pueda", el caldo de cultivo perfecto para "El Maleconazo"

Cuando los cubanos que, en la primera mitad de los años 90, vivieron lo peor del llamado "período especial en tiempo de paz", oyen hablar de que podría estar aproximándose otro similar, la expresión en su semblante cambia.

“El periodo especial, una época traumática (…) dejó una línea indeleble en mi memoria (…) Aún cierro los ojos y me ubico en esa época: lo recuerdo todo (…) Una época que aún tiene secuelas en Cuba”.

Así lo describe en su blog Jurisconsulto de Cuba la abogada independiente Laritza Diversent, quien a la sazón tenía 9 años. Y aunque los economistas predicen que la actual crisis en la que empieza a adentrarse Cuba como consecuencia de la de Venezuela no tendrá la magnitud de la de aquellos años infernales, los residentes en la isla ya enfrentan largos cortes de electricidad con el consiguiente calor veraniego, mosquitos, alimentos que se echan a perder, todo un deja vu del trauma de los 90.

La angustia vivida por la población cubana bajo la mayor crisis económica en la historia de Cuba condujo al “Maleconazo” también la mayor protesta popular espontánea tras décadas de pasividad, y luego al éxodo por mar de cerca de 35.000 cubanos en la llamada Crisis de los Balseros.

Moscú y las lágrimas de Cuba

Como ha analizado el profesor Archibald Ritter de la Universidad de Carleton en Ottawa, Canadá, especialista en la economía cubana, de 1990 a 1994 Cuba sufrió esa profunda crisis económica principalmente como resultado de la disminución del 75% al 80% en los ingresos de divisas que acompañaron la cancelación de los subsidios de la antigua Unión Soviética (que se ofrecían a la isla a través de los favorables precios para sus importaciones y exportaciones, de créditos que financiaban los déficits comerciales y de ayuda para el desarrollo).

Además de la reducción de los ingresos en moneda convertible, cayeron abruptamente las importaciones de bienes de consumo, portadores energéticos, materias primas, alimentos, piezas de repuesto y maquinaria, asfixiando la actividad económica.

Hubo otros factores no vinculados a la URSS que contribuyeron a la crisis. La estructura de las exportaciones de Cuba había evolucionado muy poco desde 1959, manteniéndose la dependencia del azúcar, un el 77% de las exportaciones totales en 1990. Cuba carecía de acceso a créditos del exterior, tras haber declarado Fidel Castro una moratoria del servicio de la deuda externa en 1986 y estar excluida la isla de las instituciones financieras internacionales, de las que Estados Unidos es el principal contribuyente.

El sistema económico cubano había erradicado los elementos de mercado y suprimido la iniciativa empresarial, en favor de la centralización, algo que empeoró el "Proceso de Rectificación de Errores y Tendencias Negativas” encabezado por Fidel Castro de 1986 a 1990. Por último, el embargo comercial y financiero de Estados Unidos se había endurecido en 1992 con la "Ley Torricelli".

Ritter señala que la economía se contrajo 34% en términos de ingresos per cápita entre 1990 y 1993. La escasez de divisas provocó una reducción de los servicios de transporte y la generación de electricidad, con los consiguientes apagones y cierres de fábricas. La producción nacional de alimentos se redujo debido a la reducción de las importaciones de fertilizantes, energéticos y piezas de repuesto. Los niveles de ahorro colapsaron a un 2,6% del PIB en 1993, como también la inversión bruta.

Agrega que la contracción económica condujo a la reducción de los ingresos tributarios, el aumento de los déficits fiscales, una aceleración de la emisión de moneda y una espiral inflacionaria. “El resultado fue una crisis monetaria en la que el poder adquisitivo real del peso declinó precipitadamente, aumentando la demanda de dólares y generando un proceso de dolarización de la economía. La rápida inflación redujo el poder adquisitivo real de los presupuestos deeducación, salud pública y el sector público en general. Y el valor real de los ingresos medios se redujo de manera catastrófica.

El paisaje en el fondo

En la práctica, el nivel de vida de los cubanos declinó en poco tiempo hasta una indigna supervivencia. Diversent, hoy directora del proyecto de asesoría legal Cubalex, era entonces una niña. Ella relata su experiencia en su blog:

Archivo - Una bodega cubana en el período especial
Archivo - Una bodega cubana en el período especial

“El periodo especial, una época traumática. Así califico ese lapso de tiempo que comenzó cuando tenía 9 años, y que después de los 29, aún no termina. No hubo un día ni un mes que marcara exactamente la fecha de su inicio. Tampoco hay esperanza de que una indique cuándo acabará. Lo cierto es que, en mi niñez, El periodo especial, una época traumática dejó una huella indeleble en mi memoria”.

“Estantes vacíos en bodegas y mercados, reducción de la cuota subsidiada… resultado: un cambio radical en los hábitos alimenticios y en el vestuario”.

“Hubo un antes: con 40 centavos era suficiente para comprar las chucherías vespertinas: coquitos y yemitas de huevo a medio (5 centavos); helado, 15 centavos”.

“Todo desapareció: las manzanas, el panqué, las pasas y los fiambres. Hasta el papel cartucho”.

“Mi abuelo, de repente, sentado en la sala fumando ‘brevas’ (cigarrillos improvisados). Se las llevaba a la boca sujetándolas con un ‘gancho’ de pelo para aprovecharlas hasta lo último. El pobre, siempre se quedaba con las ganas”.

“En la cocina, mi madre aumentaba el arroz con pedacitos de papa, fideos, calabaza, col, etc., para que alcanzara para todos. Yo, llorando en la puerta de la casa, y ella junto conmigo, porque no tenía leche que tomar, y se me iban a caer los dientes”.

“Llegó el triste y único pan nuestro de cada día. Marcar dos y tres veces en la cola, que se formaba desde la una de la tarde, para recoger, a las sietes, el pan que sobraba por la libre: dos por persona”.

“En la carnicería, como todos decían, ‘parecía que iba hablar Fidel’; si entraba algo para el ‘plato fuerte’. No importaba lo que fuera, hasta por la pasta de oca, una masa que, cocida al bañoemaría, salía una especie de jamón-nada. La única forma de digerirla”.

“Los gatos, casi se extinguen, hay quien dice que saben a conejo. ‘Ojos que no ven, corazón que no siente’. Los perros, descuerados, se hicieron pasar por carneros; el azúcar quemada, por puré de tomate”.

“Aún cierro los ojos y me ubico en esa época: lo recuerdo todo. Por ese tiempo empezaron mis depresiones psicológicas. Se acabó el ‘yo quiero esto’, y comenzó el ‘esto es lo que hay’. No hubo previas introducciones ni periodos de adaptación. En un momento, todo cambio. Un castigo sin haberme portado mal”.

“Fueron muchas las innovaciones culinarias. El picadillo de cáscaras de plátano verde, cuando se hervía, se ponía oscuro y creaba ilusiones en las mentes de los cubanos. Había quien lo sazonaba bien, y se hacia la idea de que comía verdadero picadillo de res. Lo mismo sucedió con el bistec de toronja, o de frazada de piso”.

“El combustible desapareció. Ningún cubano podrá olvidar cuántas horas tuvo que esperar por una ‘guagua’ que pasaban tres veces al día, llenas, y con personas colgando de las puertas”.

"Gente que no conocí", serie de la fotógrafa cubana Damaris Betancourt Peña. Cortesía de la autora.
"Gente que no conocí", serie de la fotógrafa cubana Damaris Betancourt Peña. Cortesía de la autora.

“Los apagones siniestros de más de doce horas; los ‘mechones de luz brillante’ que teñían de negro hasta los mocos. Aquellas botellas con pequeñas dosis de keroseno, y un trapo enrollado por mecha, iluminaban las calurosas noches, llenas de mosquitos”.

“Los ventiladores hechos con motores de lavadora, que tanta gracia le dieran al comandante (Castro), cuando inició su revolución energética y los reemplazos de equipos electrodomésticos (no eficientes). Mi mamá tenia uno. Recuerdo bien que soplaban un aire que congelaba, y ni calor ni mosquitos, así sí se podía dormir. Pero después que desaparecieron, muchos intentan explicarse cómo pudieron dormir profundamente, tanto tiempo, con el ruido que producían aquellos aparatos: un avión en pleno vuelo, toda la noche”.

“Para sustituir importaciones los cubanos también hicieron aportes: el ‘nono’ un fogón ‘ahorrador’ bautizado como el personaje tacaño de la novela brasileña del momento. Un tanque de metal de 55 galones; encima unas rejillas donde se colocaba la cazuela; en los laterales, huecos para que saliera la humareda, producto de la combustión del aserrín de madera o de la leña”.

“En materia de vestuario también hubo contribuciones. Las zapatillas de tela, parecidas a las de ballet, pero con suela de neumático de tractor. Mi madre cortaba las patas de sus pantalones para sacarme shorts y blusas”.

“Una época que aún tiene secuelas en Cuba: el picadillo de soya, o de proteína vegetal, que sabe “a rayo encendido”. También el de vísceras de pollo que, mezclado con harina, da la fórmula para el pan con jamón-nada de la merienda escolar”.

“Si en la niñez el periodo especial me marcó profundamente, más lo hizo en mi adolescencia. Para mi primer periodo menstrual, trapos doblados y ardor. En la farmacia empezaron a “dar” un paquete de Intimas (tampones) por mujer. Diez almohadillas. No alcanzaban. Mami se sacrificó y las que le tocaba, me las dejó a mí”.

“Los zapatos para el taller eran los mismos de ir a la escuela. Los pobres, no podían más, salían andando solos cuando me los quitaba. Si eran blancos, se pintaban con pasta de dientes Perla, que también era el remedio para la acidez. Los de colores oscuros siempre terminaban negros. Teñidos con una tinta de fórmula especial: el tizne que producía el fogón de keroseno en las cazuelas, mezclado con alcohol”.

“Una época Inolvidable y traumática también, un tiempo que marco a todo cubano con uso de razón. Una línea que aun asciende y desciende por debajo de cero. Creatividad y supervivencia, y entre ambas, escasez, privaciones y más miseria.”

Montarse en algo

Ritter señala que “los ciudadanos respondieron a la disminución de los niveles de vida dedicándose a actividades por cuenta propia, la mayoría de las cuales eran ilegales en ese momento, recurriendo al trueque y a actividades en elmercado negro, y procurándose por cualquier vía los dólares estadounidenses que eran vitales para la supervivencia”.

Una pequeña lancha de pasajeros atraviesa la Bahía de La Habana
Una pequeña lancha de pasajeros atraviesa la Bahía de La Habana

Una buena parte de la población, sin embargo, se dedicaba en 1994, el año crucial de la crisis, a buscar la manera de “montarse en algo” para abandonar el país. Entre el 28 de mayo y el 4 de agosto de ese año grupos de cubanos irrumpieron en las embajadas de Bélgica y Alemania, o secuestraron embarcaciones como el Remolcador 13 de marzo (hundido por el régimen con más de 60 personas a bordo), el carguero La Coubre y la lanchita que cruza el puerto hasta Regla (dos veces).

El 5 de agosto decenas de cubanos se congregaron en el Malecón habanero, cerca de la La Punta, el castillo colonial que complementaba a El Morro en la defensa del puerto. Habían escuchado el rumor de que varias lanchas grandes llegarían desde Estados Unidos para recoger a quienes quisieran irse.

Ese fue el barril de pólvora que detonaría El Maleconazo. Uno que le podría podría volver a estallar al mismo gobierno que sofocó aquella protesta masiva si sigue pasando por alto el creciente número de cubanos que, de nuevo, andan buscando cómo “montarse en algo”.

Imágenes del Maleconazo (Primera parte)
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:56 0:00

Imágenes del Maleconazo (segunda parte)
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:22 0:00

Vea todas las noticias de hoy

Sin alimentos, transporte ni papel higiénico, ¿qué Navidad espera a los cubanos?

Niños juegan en una calle de La Habana. (REUTERS/Alexandre Meneghini)

De cara a las festividades navideñas se incrementan los problemas sociales y el desabastecimiento de productos básicos para los cubanos en la isla.

En la UBPC cañera Los Cristales, en Jatibonico, Sancti Spíritus, hace dos meses que 60 trabajadores agrícolas no cobran su salario por impagos de la empresa estatal, dijo a Radio Martí uno de los empleados, Vladimir Ríos Cruz.

"Allí he visto a mujeres jóvenes a las cinco de la mañana montarse en una carreta a trabajar en la caña por 14 pesos (al día), y tienen que trabajar como un hombre, ¿y que cuando vayan a cobrar no puedan cobrar?", se cuestionó.

Agobiados por las carencias, ¿qué Navidad espera a los cubanos?
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:59 0:00

En Guaro, Holguín, un paciente de cáncer lleva dos días sin poder recibir el tratamiento en la capital provincial porque no hay transporte, comentó su prima Teresa Miranda Céspedes. "Ayer y hoy no pudo hacerse las radiaciones porque no hay transporte", afirmó.

Cubanos se trasladan largas distancias en bicicleta a falta de transporte público. (YAMIL LAGE / AFP)
Cubanos se trasladan largas distancias en bicicleta a falta de transporte público. (YAMIL LAGE / AFP)

Varadero enfrenta un problema similar. Empresas estatales han suspendido el transporte de los trabajadores hacia los municipios por falta de combustible, dijo la Dama de Blanco Leticia Ramos Herrería.

En un hotel del balneario matancero "han habilitado locales" para que los empleados "se mantengan más de 24 horas trabajando", indicó.

Mientras, en Camagüey, al centro de la isla, no aparece el papel higiénico en las tiendas locales, tampoco el jabón, reportó la residente Leydis Tabares.

La irregularidad en el suministro de medicamentos se mantiene en Puerto Padre, Las Tunas, según Vladimir Martín Castellanos, activista de la Unión Patriótica de Cuba. Entre los más afectados, mencionó a personas con hipertensión arterial y enfermedades cardíacas.

Habaneros hacen fila en una tienda que solo da el vuelto en pesos cubanos. (REUTERS/Alexandre Meneghini)
Habaneros hacen fila en una tienda que solo da el vuelto en pesos cubanos. (REUTERS/Alexandre Meneghini)

El periodista independiente Adriano Castañeda dijo que en Sancti Spíritus el suministro de leche para niños y dietas arriba en la noche a las bodegas. "No hay pollo, y la leche llega sobre las 8:00 o 9:00 de la noche", afirmó.

En Santa Clara repartieron este jueves salsa de tomate, señaló el activista Guillermo del Sol, pero "hay unos cuantos productos que están escaseando", dijo.

En la localidad de Carlos Rojas, Jovellanos, Matanzas, los carretoneros dejaron de recoger la basura por impago de comunales, comentó el activista Armando Abascal. "Hace más de siete meses que no les pagan", aseveró.

Sobre la distribución de alimentos, dijo que "hace más de 15 días" los niños no reciben "ni leche, ni yogurt".

Numerosos casos de cubanos en crítico informe sobre protocolo "Permanencia en México"

Un grupo de cubanos esperan ante agentes de seguridad de frontera en Ciudad Juárez.

Los inmigrantes originarios de Cuba, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Venezuela continúan siendo "secuestrados, torturados, violados y violentamente atacados" mientras esperan en México a que se resuelvan sus casos de solicitud de asilo en Estados Unidos, denunció la organización Human Rights First (HRF).

El grupo asegura que su informe "Fiasco de derechos humanos: continúan los peligrosos retornos de asilo de la Administración Trump", publicado este viernes detalla "la horrible violencia que enfrentan los solicitantes de asilo después de ser devueltos a México bajo los crueles e ilegales Protocolos de Protección de Migrantes (Migrant Protection Protocols, MPP) más conocidos como programa de “Permanencia en México”.

El protocolo implementado en enero por la Administración del presidente Donald Trump busca frenar la migración irregular hacia EEUU y aliviar el hacinamiento en los Centros de Detención de Migrantes en la zona fronteriza.

Este acuerdo bilateral firmado entre EEUU y México dispone que tanto quienes se presentan en los puertos de entrada de la frontera como quienes sean capturados cruzando de manera ilegal sean devueltos a México en espera de una citación para presentar su caso ante una corte de inmigración.

El reporte de Human Rights First contiene numerosos registros de casos en que los cubanos han sido víctimas de asalto, extorsión y secuestros en varios sitios de la frontera, principalmente en Nuevo Laredo y Ciudad Juárez.

"Los funcionarios de la Administración de (Donald) Trump continúan enviando a personas que han pedido el estatus de refugiados a sabiendas de que van a ser secuestrados, explotados, pegados, violados y asesinados en México", dijo el portavoz de HRF, Kennji Kizuka, en un comunicado.

¿Por qué los cubanos querrían el vuelto en CUP y no en CUC?

Un trabajador muestra un peso cubano (CUP) y un 1 CUC, que según la tasa oficial de cambio equivale a 25 CUP.

Ha sido “dando respuesta a una demanda de la población”, según el periódico Granma, que en los centros comerciales Almendares, de la Corporación CIMEX, y 5ta y 42, de la Cadena Tiendas Caribe, se inició el miércoles en La Habana “de modo experimental” la entrega de vuelto a los consumidores solamente en pesos cubanos (CUP), aunque paguen con los llamados pesos convertibles (CUC).

La nota del periódico Granma sobre el "experimento".
La nota del periódico Granma sobre el "experimento".

“A partir de los resultados alcanzados y su efectividad durante el desarrollo del experimento”, dijo el domingo en un comunicado el Banco Central de Cuba, “se evaluará su extensión progresiva a otros establecimientos comerciales en La Habana y el resto de las provincias, de lo cual se continuará informando a la población oportunamente”.

Martha Beatriz Roque Cabello.
Martha Beatriz Roque Cabello.

La economista Martha Beatriz Roque estuvo en 5ta y 42 la víspera del inicio del ensayo, y lo que escuchó fueron comentarios escépticos de las propias empleadas de la tienda.

“Tiende a confusiones; las muchachitas decían: ‘Vamos a ver cómo se hace eso”, cuenta Roque. “Si compras algo con un billete de 50 CUC [pesos convertibles] y tienen que darte de vuelto en pesos cubanos el equivalente a 40 CUC, van a necesitar muchos billetes. Aquí pusieron en circulación un billete de 500 CUP, pero no se ve”.

La emisión especial del billete de 500 CUC a la que se refiere la economista ocurrió el 20 de noviembre, “como parte de las celebraciones por el Aniversario 500 de la Fundación de la ciudad de La Habana”, según una nota del Banco Central de Cuba.

El anuncio del Banco Central de Cuba para la emisión del billete de 500 CUP.
El anuncio del Banco Central de Cuba para la emisión del billete de 500 CUP.

“De todo este disparate financiero, lo más tétrico es el hecho de que quieran mantener el dólar con un gravamen del 10 por ciento y con un tipo de cambio por debajo del CUC, que no tiene respaldo en oro”, dijo Martha Beatriz Roque. “Querer mantener eso es terrible para la economía. En 2006, cuando Raúl Castro llegó al poder, dijo que iba a eliminar el CUC, y no ha podido”.

En las tiendas han puesto listas con la equivalencia CUC-CUP desde centavos hasta decenas y centenares de pesos. Según la prensa oficialista, los clientes sí están contentos con la entrega del vuelto solamente en pesos cubanos.

“Prefiero que me den el vuelto en CUP si pago con esa moneda, e incluso si hago la compra con CUC”, le dijo a Granma Milagros Benítez en el Centro Comercial Almendares. “Se trata de un paso más en el camino del ordenamiento monetario, algo que estamos esperando”, declaró allí mismo Emilio Rodríguez, según lo cita el periódico.

Boris González Arenas
Boris González Arenas

La idea de que salga de la población la demanda de recibir el cambio solo en pesos cubanos pudiera deberse al escepticismo reinante sobre cómo aplicará el gobierno ese “ordenamiento monetario” del que habla ese comprador consultado por Granma.

“Como hay tanta discreción estatal sobre nuestros intereses sociales, pudiera ser que en algún momento el CUC deje de tener valor, y la gente [quede en desventaja para cambiar] los que tenga encima”, dijo desde La Habana el periodista independiente Boris González Arenas.

Explica que, sumidos en la desinformación, entre los cubanos “se generan muchos rumores y comentarios”. Uno de ellos es que los CUC depositados en el banco se cambiarán a 24 CUP por cada CUC, y que los que la gente tenga en su casa se cambiarán a 16 CUP por cada CUC.

Dos casos, una experiencia propia y otra que le contó su esposa, Juliette Isabel Fernández Estrada, dan una idea de que, efectivamente, la incertidumbre hace que la gente quiera ir saliendo de los CUC. Iba él recientemente en un taxi, y el chofer no aceptó que le pagara en “pesos convertibles”. A ella le pasó lo mismo en una cafetería.

“Hay personas que han vendido una casa, o un carro; de pronto tienen miles de CUC guardados, y si no los depositaron en el banco temen que les vayan a poner la tasa de cambio a 16x1”, dice González Arenas.

El economista cubano Omar Everleny Pérez Villanueva
El economista cubano Omar Everleny Pérez Villanueva

El CUC irá desapareciendo paulatinamente, le había dicho a fines de octubre a Radio Televisión Martí el prestigioso economista cubano Omar Everleny Pérez Villanueva.

“Creo que estamos en una etapa de aceleramiento de esa medida, porque el CUC ya se está cotizando a 1.20 [por cada dólar]; se está devaluando”, declaró entonces Pérez Villanueva. “Entonces, va a llegar un momento como que a la gente no le va a interesar mucho tener el CUC”.

"No vamos a parar hasta la libertad", advierte UNPACU en campaña por Ferrer (VIDEO)

Imagen de la campaña por la liberación de José Daniel Ferrer.

La Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) envió un mensaje este jueves a las autoridades cubanas a través de la campaña por la liberación de su líder, José Daniel Ferrer, que lleva adelante en las redes sociales: "No vamos a parar hasta la libertad".

Varios miembros del movimiento opositor desmienten en videos publicados en el canal de YouTube de UNPACU las acusaciones del régimen cubano contra Ferrer, y la imagen de delincuente y hombre violento que trasluce el material audiovisual divulgado la semana pasada en la televisión estatal sobre el disidente.

La campaña también exige la liberación de los activistas Roilán Zárraga Ferrer, José Pupo Chaveco y Fernando González Vaillant, encarcelados junto a Ferrer desde el 1 de octubre.

"Los medios de comunicación en Cuba no son creíbles"

Para la "inmensa mayoría de los cubanos", los medios de comunicación no son creíbles, sostiene en uno de los videos el doctor santiaguero Roberto Serrano.

Serrano afirma que ha estado cerca de UNPACU desde su fundación, y puede dar fe del tipo de persona que es. "Jamás he visto a José Daniel dañar a nadie; jamás he visto a José Daniel maltratar absolutamente a nadie", senaló.

"En mi condición de médico he sido testigo de cuántas veces se ha golpeado, se ha maltratado a los opositores pacíficos, produciéndole lesiones a veces graves (...) que incluyen fractura de cráneo, fractura ósea", dijo Serrano, quien ha sido también testigo de los allanamientos a la sede de la organización opositora en Santiago de Cuba.


"Sobre Ferrer, esto sí lo creemos..."

Maritza Peregrino, viuda de Wilmer Villar Mendoza, un activista de UNPACU que falleció en la prisión de Aguadores tras una larga huelga de hambre, se pregunta en otro de los videos por qué el gobierno cubano no se hizo eco de la muerte de su esposo en los medios de comunicación, pero si difaman de Ferrer.

Peregrino defendió al opositor. "Quien habla esas cosas es porque no conoce a José Daniel (...), un gran hombre que está luchando por cambios en este país", subrayó.


"La mentira tiene patas cortas"

Un vecino entrevistado por el activista de UNPACU Jorge Cervantes García dijo que el gobierno presentó el video sobre Ferrer en la televisión estatal "forzado por las circunstancias" porque "nunca se imaginaron que el caso de Ferrer iba a repercutir tanto como lo ha hecho a nivel internacional".

"La mentira tiene patas cortas, y al final siempre la verdad la alcanza", sentenció el entrevistado. Dijo que no se aventura a pensar cual será el final de esta historia, porque al gobierno cubano "poco le importa la opinión pública internacional" y de ellos "se puede esperar lo peor". Quizás, señaló, el régimen está intentando forzar a Ferrer "para que abandone la isla y algún gobierno democrático lo reclame".

La esposa de Ferrer, Nelva Ismarays Ortega Tamayo, agradeció este jueves al exilio cubano y todas las organizaciones y personas que alrededor del mundo se han solidarizado con el caso de los activistas encarcelados. "Nos han apoyado día tras día (...). Si nos unimos no solamente podremos liberar a José Daniel, sino a los otros tres activistas detenidos", aseguró.

La campaña en redes llama al uso de las etiquetas #FreeFerrer #SOSFerrer y #YoTambiénSoyFerrer.

MCL anuncia que más cubanos respaldan petición a Bachelet sobre Payá

La Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet.

Más firmantes en la isla han respaldado la petición para que se investiguen las circunstancias en que murieron los opositores Oswaldo Payá y Harold Cepero el 22 de julio de 2012 en la provincia Granma, asegura el Movimiento Cristiano Liberación.

"Dentro de Cuba y a mano, pues la página web de Change para la petición online está bloqueada por el régimen, aumenta el número de firmas solicitando a Michelle Bachelet, Alta comisionada para Derechos Humanos de la ONU, que inicie una investigación sobre las muertes no aclaradas ver Oswaldo Payá y Harold Cepero", apunta una nota del Movimiento Cristiano Liberación publicada en su sitio digital.

Carlos Payá, representante en España del movimiento, dijo a Radio Televisión Martí, que los activistas que han recogido las firmas así como los firmantes se han visto amenazados por los represores cubanos.

"Las firmas están creciendo", afirmó y al mismo tiempo indicó que Bachelet aún no ha hecho acuse de recibo a la petición entregada en noviembre de 2018

Se suman más firmantes a la petición para que se investiguen muertes de Payá y Cepero
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:20 0:00

La iniciativa solicita a la Alta Comisionada que interceda ante La Habana para iniciar una investigación "transparente, objetiva e imparcial" y que sea ejecutada por expertos internacionales independientes.

"Se desconocen las causas reales de sus muertes, los detalles del sitio del suceso y demás evidencias recolectadas y analizadas durante el proceso penal, o si intervinieron otros automóviles durante el evento. El tiempo ha transcurrido y se mantienen diversas hipótesis sobre las causas de ambas muertes y las inconsistencias y contradicciones de la versión oficial", indica la petición.

[Con reportaje de Ivette Pacheco y nota del MCL]

Cargar más

José Daniel Ferrer

XS
SM
MD
LG