Enlaces de accesibilidad

Cuba

El Maleconazo habría sido la peor pesadilla de un error de cálculo de Fidel Castro (VIDEO)

Maleconazo Archivos Cuba

El periodo especial en tiempos de paz debería llamarse realmente periodo ordinario, porque esa etapa, durante la cual el régimen perdió la subvención de la URSS y aún no tenía la de Venezuela, da la verdadera medida de lo que siempre habría sido Cuba bajo un castrismo obligado a valerse por si mismo.

Por eso el Maleconazo, del cual se cumple hoy un cuarto de siglo, debe entenderse como la respuesta más genuina y más espontánea de los cubanos al régimen.

Todo indica que se derivó de una operación organizada por Fidel Castro para crear otra válvula de escape como la del Mariel, y que la operación estuvo a punto de salirle mal, muy mal. A punto de costarle su dictadura.

Por primera vez, entre tanques de basura volcados que interrumpían el tráfico, las calles habaneras próximas al Malecón se llenaron de gritos de ¡Libertad!, ¡Abajo Fidel! y ¡Abajo la dictadura! Castro no previó que la válvula podía trabarse y desatar una explosión.

El maleconazo en una foto publicada por yusnaby.com
El maleconazo en una foto publicada por yusnaby.com

El foco inicial

Hay versiones contradictorias de cómo empezó todo. Varias fuentes dicen que el foco de la protesta estuvo en algún punto entre la Alameda de Paula y el Muelle de Luz, en la Avenida del Puerto, donde se había aglomerado un grupo de personas que empezaron a ser dispersadas por la policía.

Aparentemente algunos de los jóvenes del grupo levantaron la voz, desafiaron a los agentes, empezaron a gritar consignas contra el gobierno y avanzaron hacia el área del Malecón próxima al antiguo Palacio Presidencial, mientras se les iban uniendo otras personas y aumentaba el número de curiosos.

El reportero Rolando Nápoles, que entonces trabajaba en la televisora provincial capitalina CHTV, le contó al periodista de Radio Televisión Martí Alberto Müller que al llegar precisamente a la zona del Castillo de la Punta, cerca del antiguo Palacio Presidencial, “de pronto empiezan a sonar [disparos] y a tirar piedras”.

“Cuando empezamos a preguntar, ellos [personas de la muchedumbre] nos decían: ‘El problema es que dice Radio Martí que va a venir una lancha a buscarnos aquí al Puerto de La Habana”, relató Nápoles.

Eso explicaría por qué se aglomeró el grupo en la Avenida del Puerto cerca del Muelle de Luz, y también la acción de la policía al dispersarlo.

“Quiero hacer una aclaración: Radio Martí nunca transmitió que iba a ir una lancha a buscar [cubanos al puerto habanero]; todo lo contrario”, declaró en el mismo programa especial conducido por Müller la periodista Margarita Rojo, fundadora de Radio Martí que en agosto de 1994 trabajó en la cobertura del Maleconazo y luego formó parte del equipo de la emisora que visitaría el campamento de cubanos en la Base Naval de Guantánamo.

“Pero yo recuerdo que eso es lo que me dijeron varias personas” en el lugar aquel día, insistió Nápoles refiriéndose al rumor escuchado en la calle.

La voz de lo que estaba pasando en el Malecón no tardó en correr por toda La Habana. Hay incluso testimonios de que desde la Víbora partió hacia el Malecón un ómnibus de la Ruta 15 con personas que conocían por vivencia propia, o por boca de sus familiares, lo sucedido en 1980 en la Embajada de Perú.

"Por el trayecto iba recogiendo personas que le sacaban la mano. 'Voy para el Malecón', les decía", contó Iván García hace cinco años en estas mismas páginas. "Cada pasajero que subía contaba una versión nueva de lo que estaba aconteciendo. 'La gente ha roto las vidrieras de las shoppings y están robando comida, productos de aseo, ropa y zapatos. Han volcado carros de patrullas. Parece que ‘esto’ [el gobierno] se jodió', comentaban".

La ansiedad de los cubanos en medio del periodo ordinario no habría sido suficiente para desatar las expectativas de una súbita aparición de embarcaciones de rescate frente a las costas de La Habana, pero sí ​un rumor que hubiese echado a rodar la Seguridad del Estado por orden de Fidel Castro para crear las condiciones que abrieran otra válvula de escape como la del Mariel.

Eso fue justamente lo que terminó ocurriendo más tarde, cuando el gobierno anunció, con un eufemismo digno de los manuales estalinistas, que los cubanos “podían emigrar por sus propios medios”.

Y lo había anticipado el propio Castro en la televisión, culpando de todo –vaya sorpresa—al enemigo del norte: “Si Estados Unidos no toma medidas rápidas y eficientes para que cese el estímulo a las salidas ilegales del país, entonces nosotros nos sentiremos en el deber de darles instrucciones a los guardafronteras [para] que no obstaculicen ninguna embarcación que quiera salir de Cuba”.

La Verdad del Maleconazo
please wait

No media source currently available

0:00 0:27:12 0:00

El caldo de cultivo

A la altura de 1994, los pocos años transcurridos desde la caída de la Unión Soviética habían erosionado la economía y, con ella, la vida cotidiana en Cuba como nunca antes desde 1959.

El régimen hablaba de la inminencia de la “Opción Cero”, que habría llevado a las autoridades a emplazar ollas colectivas a nivel de barrio para distribuir, e incluso cocinar en grupos, los muy escasos alimentos racionados.

Apagones cotidianos de 10 y 12 horas, falta de combustible, pésimo servicio de transporte público, bodegas y tiendas vacías y un mercado negro también mal abastecido y, por lo tanto, implacable con los que no tuvieran algunos dólares o muchísimos pesos para pagar leche, pan, huevos, viandas y –excepcionalmente— carne. Y la malnutrición y su consecuente déficit de vitaminas haciendo estragos.

Poco más de un año antes del Maleconazo, el 4 de mayo de 1993, el viceministro cubano de Salud Jorge Antelo Pérez se dirigió a la 46 Asamblea de la Organización Mundial de la Salud en Ginebra no para presumir de que Cuba fuera una potencia médica, sino para pedir ayuda ante una epidemia de neuritis óptica.

“Hasta el día 30 de abril hemos tenido, en total, desde que comenzó la epidemia, 25,959 casos, de ellos 19,820 en la forma predominantemente óptica, 5,547 en la forma predominantemente periférica y 301 en otras formas clínicas”, dijo Antelo Pérez.

Lo hizo no sin antes quejarse del “injusto y cruel bloqueo”, de “la pérdida abrupta de nuestros justos términos de intercambio comercial con la antigua Unión Soviética y otros países del antiguo campo socialista”, y de “adversidades naturales como la mayor tormenta de este siglo”.

Días antes del Maleconazo, el 13 de julio de 1994, varias familias habaneras fueron víctimas de la masacre del Remolcador 13 de Marzo, de la cual tuvieron noticia los cubanos en la isla a través de Radio Martí.

Fidel Castro en la Televisión Cubana en 1994. AFP/ Adalberto Roque
Fidel Castro en la Televisión Cubana en 1994. AFP/ Adalberto Roque

Caos en el Malecón

Además de la gente a pie y en bicicleta en las calles, se veían muchos curiosos en los balcones de los edificios circundantes. En medio de los gritos de ¡Libertad, libertad, libertad!, algunos manifestantes empezaron a tirar piedras contra vidrieras de tiendas exclusivas para turistas y contra cristales como los del Hotel Deauville que, según testimonia la cubanoamericana entonces de visita en la isla Rafaela González, quedaron completamente destrozados.

No tardaron en aparecer camiones de la policía con la orden de reprimir los disturbios, pero la muchedumbre estaba fuera de control. Se estima que la multitud llegó a ser de unas 20 mil personas.

Agentes del Ministerio del Interior vestidos de uniforme, e incluso algunos vestidos de civil, fueron fotografiados con armas en las manos. Estacionaron uno de los camiones de la policía en medio de la avenida para interrumpir el tráfico frente al Malecón, a la altura de las calles Crespo y Colón.

Al menos una de las fotos tomadas ese día muestra un volante en el suelo con la inscripción ¡Viva Cuba Libre! "Cerca del Hotel Deauville se veía un carro patrullero destrozado a pedradas", escribe Iván García.

En las inmediaciones del Parque Maceo fueron vistos camiones militares con remolques que llevaban ametralladoras y agentes de las conocidas Avispas Negras, las tropas especiales de las Fuerzas Armadas.

Fue necesaria una operación urgente de los aparatos represivos para controlar aquel foco “contrarrevolucionario” en las calles. La movilización de las Brigadas de Respuesta Rápida y del Contingente Blas Roca Calderío, que desplegó a “civiles” armados con cabillas envueltas en papel periódico y otros camuflajes, mostró entonces el verdadero rostro de la “revolución”.

Poco después de las 4 de la tarde apareció Fidel Castro en el área cercana al Paseo del Prado. Las imágenes de video lo muestran acompañado, entre otros, de Carlos Lage, Jorge Lezcano y José Miyar Barruecos.

Ya casi todo estaba bajo control de los aparatos represivos. Solo faltaba la coda del gran líder.

“Se estaban produciendo provocaciones contra la policía en distintos lugares”, diría Castro en la televisión cubana.

La versión de los protagonistas era muy diferente.

“El pueblo ha venido aquí por su propia cuenta, inofensivo, con las manos y con la boca nada más, y los están repeliendo con cabillas la gente del Blas Roca, y la policía está tirando tiros”, dijo a cámara uno de los tantos jóvenes que llenaron las calles.

En su recorrido por la zona, y más tarde en la televisión, Fidel Castro insistió en que la policía no usara sus armas de fuego.

Ni un tiro, dijo, pero nada más lejos de la bondad ni de la preocupación por su pueblo. Lo que pasa es que sabía que un solo muerto a manos de la policía en esas circunstancias habría sido una chispa demasiado difícil de apagar.

Vea todas las noticias de hoy

Periodista afirma que régimen cubano mantiene mil millonaria deuda con Argentina

Cuba afirma que hizo pagos millonarios de su deuda externa

Un hecho desconocido por la opinión pública internacional, es la gran deuda que el régimen cubano mantiene con la República Argentina desde la década de los setenta.

En entrevista con nuestro corresponsal en Buenos Aires, Carlos Cabana Cal, el periodista argentino Horacio Daniel Rodríguez, quien como profesional firma con el seudónimo 'Daniel Lupa', ha investigado el tema y dijo que la deuda en cuestión se remonta al año 1974 cuando gobernaba en Argentina el presidente Héctor Cámpora, gobierno que según el autor, "fue muy beneficioso para la actividad guerrillera, para los montoneros y para el ERP" (Ejercito Revolucionario del Pueblo).

Daniel Lupa narra que el monto ascendía, para aquella época, a 5 mil 800 millones de dólares americanos por la venta de automóviles, productos químicos y en menor proporción, trigo.

Al finalizar el periodo presidencial del presidente Cámpora en 1976, los intereses ya habían incrementado el monto de la deuda a unos 6 mil 700 millones de dólares estadounidenses.

Expresa el periodista que (el régimen de) Cuba no había pagado ni un centavo, pese a que las ventas eran al contado. "Eso, andando el tiempo, se convirtió en una deuda de 7 mil 500 millones de dólares" agregó Lupa.

En la actualidad el cálculo de esa deuda del régimen de la isla con Argentina, dice Daniel Lupa, es eludido por el actual gobierno de turno en esa nación del Cono Sur, al que describe como "en la onda y simpatía del gobierno venezolano y del de Cuba".

Daniel Lupa concluye expresando que el monto, actualmente, podría llegar a los 8 mil millones de dólares, a pesar de no existir una estimación oficial, aunque afirma que la deuda de Cuba significa entre el 10% y el 14% de la deuda externa consolidada de Argentina.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:42 0:00



Organización Artículo 19 denuncia violaciones a la libertad de expresión en Cuba durante la pandemia

SNTP denuncia violaciones a la libertad de expresión

La oficina para México y Centro América de Artículo 19, organización ubicada en Reino Unido y defensora de la libertad de prensa en el mundo, emitió un informe sobre la forma cómo varios gobiernos, entre ellos el de Cuba, lidiaron con la crisis de COVID-19 y cómo sus decisiones afectaron el derecho a la libre expresión e información.

Julio César Colín, coordinador para Centro América y el Caribe del programa de Artículo 19, dijo que en el caso de Cuba, se aborda la aplicación del Decreto Ley 370. Este decreto se utilizó para detener, decomisar equipo y hostigar a periodistas y activistas.

Colín agregó que esta situación represiva -por parte del régimen cubano- se suma a una serie de condiciones difíciles de supresión de la libertad de expresión y el acceso a la información.

La organización Artículo 19 destacó en su informe la imposibilidad de realizar un trabajo periodístico de manera libre y sin presiones en Cuba.

Agrega Colín que en contraposición, se agrega también la cobertura de los medios oficiales cubanos que, según dice, generaron una narrativa triunfal.

La organización resaltó que el estado cubano ha buscado por diversos medios ocultar la realidad de la isla; la pobreza, la falta de acceso de la población a los servicios más elementales, la escasez de alimentos y las condiciones carcelarias, entre otros problemas, y agrega que esa intención se ha reforzado con la pandemia (de COVID-19), pues busca adulterar los casos que han resultado positivos y las condiciones en las que se encuentran las personas sospechosas de estar infectadas.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00


Coronavirus en Cuba: 6 casos nuevos

El uso del nasobuco será obligatorio dentro y fuera del hogar en las zonas aisladas por focos de contagio. (AP/Ramón Espinosa)

El Ministerio de Salud Pública de Cuba, que ofrece las cifras del día anterior, confirmó este domingo 6 nuevos casos de coronavirus.

Con los nuevos contagios, la cifra de infectados en la Isla asciende a 2 mil 426.

El Ministerio de salud, que reportó ayer un nuevo fallecimiento, hoy sostiene la cifra en 87 muertes al no reportar nuevos decesos por Covid-19.

Otros datos en el reporte son los siguientes:

* 79 casos positivos activos
* 78 pacientes con evolución clínica estable
* 1 paciente en estado grave

Vuelo a Fort Lauderdale el 14 y no más por el momento

Turistas con nasobucos arriban al Aeropuerto José Martí de La Habana.

La Embajada de Estados Unidos en La Habana está notificando de manera individual a todos los viajeros confirmados para el vuelo chárter de JetBlue que salen de La Habana hacia Fort Lauderdale el venidero 14 de julio.

Aclara en su nota la misión diplomática que no podrán embarcar otras personas que no sean las ya reservadas para este vuelo.

Informan además que seguirán explorando opciones para la repatriación de los ciudadanos estadounidenses que no viajen en ese vuelo del martes próximo, pero que deseen regresar a Estados Unidos.

Se aclara en la nota, que no hay vuelos chárter adicionales programados por el momento.

Anuncian ganadores del concurso #Nasobukeate

Fotos del concurso #nasobukeate. (Facebook de Di.verso)

El proyecto Di.Verso dio a conocer este jueves los ganadores del concurso Nasobukeate, convocado el 10 de junio a través de las redes sociales.

Los premiados fueron Roberto Santana, Yusnel González y Maikel Castillo, "El Osorbo", mientras que el premio de la popularidad recayó en Li Avelle, Lety Lety y el artista Luis Manuel Otero Alcántara, dijo a Radio Televisión Martí Osvaldo Navarro, director de Di.Verso.

El proyecto Di.Verso anuncia los ganadores del concurso Nasobukeate
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:18 0:00

Nasobukeate es una iniciativa que surgió en plena pandemia de la crisis del coronavirus en Cuba, y busca la creatividad en la confección de las mascarillas sanitarias.

Fotos del concurso #nasobukeate. (Facebook de Di.Verso)
Fotos del concurso #nasobukeate. (Facebook de Di.Verso)

A pesar de que ya se inició la fase uno de recuperación en la capital cubana, 26 manzanas quedaron en aislamiento este miércoles en la barriada de Lawton, municipio Diez de Octubre, donde residen más de 7.000 personas, debido a un rebrote de la enfermedad.

El artista llamó la atención sobre la necesidad de promover el uso de la mascarilla entre los cubanos, porque "siguen detectándose casos de COVID-19 y es necesario protegerse".

(A partir de un reporte de Ariane González para Radio Martí)

Cargar más

XS
SM
MD
LG