Enlaces de accesibilidad

Cuba

El Maleconazo habría sido la peor pesadilla de un error de cálculo de Fidel Castro (VIDEO)

Maleconazo Archivos Cuba

El periodo especial en tiempos de paz debería llamarse realmente periodo ordinario, porque esa etapa, durante la cual el régimen perdió la subvención de la URSS y aún no tenía la de Venezuela, da la verdadera medida de lo que siempre habría sido Cuba bajo un castrismo obligado a valerse por si mismo.

Por eso el Maleconazo, del cual se cumple hoy un cuarto de siglo, debe entenderse como la respuesta más genuina y más espontánea de los cubanos al régimen.

Todo indica que se derivó de una operación organizada por Fidel Castro para crear otra válvula de escape como la del Mariel, y que la operación estuvo a punto de salirle mal, muy mal. A punto de costarle su dictadura.

Por primera vez, entre tanques de basura volcados que interrumpían el tráfico, las calles habaneras próximas al Malecón se llenaron de gritos de ¡Libertad!, ¡Abajo Fidel! y ¡Abajo la dictadura! Castro no previó que la válvula podía trabarse y desatar una explosión.

El maleconazo en una foto publicada por yusnaby.com
El maleconazo en una foto publicada por yusnaby.com

El foco inicial

Hay versiones contradictorias de cómo empezó todo. Varias fuentes dicen que el foco de la protesta estuvo en algún punto entre la Alameda de Paula y el Muelle de Luz, en la Avenida del Puerto, donde se había aglomerado un grupo de personas que empezaron a ser dispersadas por la policía.

Aparentemente algunos de los jóvenes del grupo levantaron la voz, desafiaron a los agentes, empezaron a gritar consignas contra el gobierno y avanzaron hacia el área del Malecón próxima al antiguo Palacio Presidencial, mientras se les iban uniendo otras personas y aumentaba el número de curiosos.

El reportero Rolando Nápoles, que entonces trabajaba en la televisora provincial capitalina CHTV, le contó al periodista de Radio Televisión Martí Alberto Müller que al llegar precisamente a la zona del Castillo de la Punta, cerca del antiguo Palacio Presidencial, “de pronto empiezan a sonar [disparos] y a tirar piedras”.

“Cuando empezamos a preguntar, ellos [personas de la muchedumbre] nos decían: ‘El problema es que dice Radio Martí que va a venir una lancha a buscarnos aquí al Puerto de La Habana”, relató Nápoles.

Eso explicaría por qué se aglomeró el grupo en la Avenida del Puerto cerca del Muelle de Luz, y también la acción de la policía al dispersarlo.

“Quiero hacer una aclaración: Radio Martí nunca transmitió que iba a ir una lancha a buscar [cubanos al puerto habanero]; todo lo contrario”, declaró en el mismo programa especial conducido por Müller la periodista Margarita Rojo, fundadora de Radio Martí que en agosto de 1994 trabajó en la cobertura del Maleconazo y luego formó parte del equipo de la emisora que visitaría el campamento de cubanos en la Base Naval de Guantánamo.

“Pero yo recuerdo que eso es lo que me dijeron varias personas” en el lugar aquel día, insistió Nápoles refiriéndose al rumor escuchado en la calle.

La voz de lo que estaba pasando en el Malecón no tardó en correr por toda La Habana. Hay incluso testimonios de que desde la Víbora partió hacia el Malecón un ómnibus de la Ruta 15 con personas que conocían por vivencia propia, o por boca de sus familiares, lo sucedido en 1980 en la Embajada de Perú.

"Por el trayecto iba recogiendo personas que le sacaban la mano. 'Voy para el Malecón', les decía", contó Iván García hace cinco años en estas mismas páginas. "Cada pasajero que subía contaba una versión nueva de lo que estaba aconteciendo. 'La gente ha roto las vidrieras de las shoppings y están robando comida, productos de aseo, ropa y zapatos. Han volcado carros de patrullas. Parece que ‘esto’ [el gobierno] se jodió', comentaban".

La ansiedad de los cubanos en medio del periodo ordinario no habría sido suficiente para desatar las expectativas de una súbita aparición de embarcaciones de rescate frente a las costas de La Habana, pero sí ​un rumor que hubiese echado a rodar la Seguridad del Estado por orden de Fidel Castro para crear las condiciones que abrieran otra válvula de escape como la del Mariel.

Eso fue justamente lo que terminó ocurriendo más tarde, cuando el gobierno anunció, con un eufemismo digno de los manuales estalinistas, que los cubanos “podían emigrar por sus propios medios”.

Y lo había anticipado el propio Castro en la televisión, culpando de todo –vaya sorpresa—al enemigo del norte: “Si Estados Unidos no toma medidas rápidas y eficientes para que cese el estímulo a las salidas ilegales del país, entonces nosotros nos sentiremos en el deber de darles instrucciones a los guardafronteras [para] que no obstaculicen ninguna embarcación que quiera salir de Cuba”.

La Verdad del Maleconazo
please wait

No media source currently available

0:00 0:27:12 0:00

El caldo de cultivo

A la altura de 1994, los pocos años transcurridos desde la caída de la Unión Soviética habían erosionado la economía y, con ella, la vida cotidiana en Cuba como nunca antes desde 1959.

El régimen hablaba de la inminencia de la “Opción Cero”, que habría llevado a las autoridades a emplazar ollas colectivas a nivel de barrio para distribuir, e incluso cocinar en grupos, los muy escasos alimentos racionados.

Apagones cotidianos de 10 y 12 horas, falta de combustible, pésimo servicio de transporte público, bodegas y tiendas vacías y un mercado negro también mal abastecido y, por lo tanto, implacable con los que no tuvieran algunos dólares o muchísimos pesos para pagar leche, pan, huevos, viandas y –excepcionalmente— carne. Y la malnutrición y su consecuente déficit de vitaminas haciendo estragos.

Poco más de un año antes del Maleconazo, el 4 de mayo de 1993, el viceministro cubano de Salud Jorge Antelo Pérez se dirigió a la 46 Asamblea de la Organización Mundial de la Salud en Ginebra no para presumir de que Cuba fuera una potencia médica, sino para pedir ayuda ante una epidemia de neuritis óptica.

“Hasta el día 30 de abril hemos tenido, en total, desde que comenzó la epidemia, 25,959 casos, de ellos 19,820 en la forma predominantemente óptica, 5,547 en la forma predominantemente periférica y 301 en otras formas clínicas”, dijo Antelo Pérez.

Lo hizo no sin antes quejarse del “injusto y cruel bloqueo”, de “la pérdida abrupta de nuestros justos términos de intercambio comercial con la antigua Unión Soviética y otros países del antiguo campo socialista”, y de “adversidades naturales como la mayor tormenta de este siglo”.

Días antes del Maleconazo, el 13 de julio de 1994, varias familias habaneras fueron víctimas de la masacre del Remolcador 13 de Marzo, de la cual tuvieron noticia los cubanos en la isla a través de Radio Martí.

Fidel Castro en la Televisión Cubana en 1994. AFP/ Adalberto Roque
Fidel Castro en la Televisión Cubana en 1994. AFP/ Adalberto Roque

Caos en el Malecón

Además de la gente a pie y en bicicleta en las calles, se veían muchos curiosos en los balcones de los edificios circundantes. En medio de los gritos de ¡Libertad, libertad, libertad!, algunos manifestantes empezaron a tirar piedras contra vidrieras de tiendas exclusivas para turistas y contra cristales como los del Hotel Deauville que, según testimonia la cubanoamericana entonces de visita en la isla Rafaela González, quedaron completamente destrozados.

No tardaron en aparecer camiones de la policía con la orden de reprimir los disturbios, pero la muchedumbre estaba fuera de control. Se estima que la multitud llegó a ser de unas 20 mil personas.

Agentes del Ministerio del Interior vestidos de uniforme, e incluso algunos vestidos de civil, fueron fotografiados con armas en las manos. Estacionaron uno de los camiones de la policía en medio de la avenida para interrumpir el tráfico frente al Malecón, a la altura de las calles Crespo y Colón.

Al menos una de las fotos tomadas ese día muestra un volante en el suelo con la inscripción ¡Viva Cuba Libre! "Cerca del Hotel Deauville se veía un carro patrullero destrozado a pedradas", escribe Iván García.

En las inmediaciones del Parque Maceo fueron vistos camiones militares con remolques que llevaban ametralladoras y agentes de las conocidas Avispas Negras, las tropas especiales de las Fuerzas Armadas.

Fue necesaria una operación urgente de los aparatos represivos para controlar aquel foco “contrarrevolucionario” en las calles. La movilización de las Brigadas de Respuesta Rápida y del Contingente Blas Roca Calderío, que desplegó a “civiles” armados con cabillas envueltas en papel periódico y otros camuflajes, mostró entonces el verdadero rostro de la “revolución”.

Poco después de las 4 de la tarde apareció Fidel Castro en el área cercana al Paseo del Prado. Las imágenes de video lo muestran acompañado, entre otros, de Carlos Lage, Jorge Lezcano y José Miyar Barruecos.

Ya casi todo estaba bajo control de los aparatos represivos. Solo faltaba la coda del gran líder.

“Se estaban produciendo provocaciones contra la policía en distintos lugares”, diría Castro en la televisión cubana.

La versión de los protagonistas era muy diferente.

“El pueblo ha venido aquí por su propia cuenta, inofensivo, con las manos y con la boca nada más, y los están repeliendo con cabillas la gente del Blas Roca, y la policía está tirando tiros”, dijo a cámara uno de los tantos jóvenes que llenaron las calles.

En su recorrido por la zona, y más tarde en la televisión, Fidel Castro insistió en que la policía no usara sus armas de fuego.

Ni un tiro, dijo, pero nada más lejos de la bondad ni de la preocupación por su pueblo. Lo que pasa es que sabía que un solo muerto a manos de la policía en esas circunstancias habría sido una chispa demasiado difícil de apagar.

Vea todas las noticias de hoy

Rosa María Payá pide intervención de Noruega a favor de líder de UNPACU

Cubanos exiliados reproducen la celda del preso político José Daniel Ferrer y exigen su liberación.

La coordinadora del proyecto Cuba Decide, Rosa María Payá, entregó este miércoles un resumen del caso sobre el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer, a la primera ministra de Noruega, Erna Solberg.

La activista acompañó el informe sobre Ferrer con una petición a la titular noruega de que intervenga ante las autoridades cubanas a favor de la libertad del opositor.

La entrega de la petición coincidió con la publicación en el periódico oficial Granma de un artículo donde se desacredita al líder opositor encarcelado.

Ferrer fue detenido el 1 de octubre en un aparatoso operativo formado por decenas de efectivos policiales, autos de patrulla, motocicletas y camiones, dirigido por la Seguridad del Estado.

Payá se encuentra en la ciudad de Sagres, Croacia, donde tiene lugar el congreso del Partido Popular Europeo, en el que participan varios jefes de estado y de gobierno.

Cuba Decide pide reformas a política de UE hacia Cuba

La activista también se encontró en Sagres con el próximo canciller de Austria, Sebastian Kurz, y la presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarović, a quienes entregó una propuesta de la plataforma Cuba Decide de modificaciones que la Unión Europea debe hacer a su política respecto al régimen de La Habana y al pueblo de Cuba.

Entre las reformas que pide Cuba Decide a la política europea hacia Cuba están la implementación de condiciones en el acuerdo de Diálogo y Cooperación de la Unión Europea con Cuba que pasen por la detención de la represión, el impulso de cambios democráticos en la isla, el apoyo al derecho de los cubanos a decidir en las urnas y determinar un cambio de sistema.

Payá pide a líderes europeos por Ferrer y un cambio en su política hacia Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00

"Esperamos que estos jefes de estado tengan en cuenta cuánto puede hacer Europa no solo a favor del pueblo cubano, sino también a favor de la estabilidad democrática de las Américas", indicó Rosa María Payá.

La opositora cubana también agradeció al presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Parlamento Lituano "por su apoyo a la NO-ratificación del acuerdo Unión Europea-Cuba sin condiciones de respeto a los derechos humanos y al derecho a decidir del pueblo cubano".

Rubio sobre caso Ferrer: el régimen está desesperado fabricando evidencias

Encuentro de Marco Rubio (d) con Luis Enrique Ferrer (i).

El senador republicano por la Florida, Marco Rubio, recibió en su oficina del Congreso a Luis Enrique Ferrer, quien estuvo este miércoles en Washington abogando por la libertad de su hermano José Daniel Ferrer.

Rubio reafirmo su compromiso para continuar respaldando los pedidos por la liberación del líder de la organización opositora UNPACU y también por la libertad de todos los presos políticos cubanos.

Luis Enrique Ferrer ha estado en la capital estadounidenses en las últimas jornadas reuniéndose con funcionarios del Departamento de Estado y con representantes del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), quienes le han expresado total apoyo en las gestiones para lograr la liberación de José Daniel Ferrer.

Destacó el Senador, mediante su cuenta de Twitter que el régimen está desesperado fabricando evidencias contra el también Prisionero de la Primavera Negra del 2003 e implicar a la embajada de Estados Unidos en La Habana. Y afirma que "todos quienes defendemos los DDHH. debemos seguir alzando nuestra voz en repudio de este atropello".

Y también denuncia el legislador la campaña de difamación del oficialista Granma contra Ferrer.

EEUU y OEA reafirman apoyo a José Daniel Ferrer

Manifestantes piden la liberación de Ferrer frente al Consulado Español en Coral Gables. (Archivo)

El Departamento de Estado "está junto a José Daniel Ferrer y los cubanos defensores de los derechos humanos que de manera valiente se enfrentan al régimen de Castro", afirmó este miércoles en una declaración de Robert A. Destro, asistente del Secretario de Estado de los Estados Unidos.

Destro se reunió en Washington con Luis Enrique Ferrer, hermano del líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), detenido desde el pasado 1 de octubre junto a otros miembros de esa organización opositora.

La declaración de Destro, asistente del Secretario de Estado del Buró de Democracia, Derechos Humanos y Laborales en cancillería estadounidense, fue publicada en su cuenta de Twitter.

Enrique Ferrer se encuentra en la capital estadounidense donde recaba apoyo para la libertad del opositor cubano que ya lleva 50 días tras las rejas.

En horas de la mañana, Luis Enrique Ferrer se reunió con la subsecretaria de Estado Adjunta de Estados Unidos, Juliete Chung, y conversaron sobre la delicada salud del líder de UNPACU.

"Nadie cree las mentiras de la dictadura"

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, informó en su cuenta de Twitter que miembros de su equipo de trabajo en el organismo internacional se reunieron con Luis Enrique Ferrer.

Almagro dijo en Twitter que "nadie cree las mentiras de la dictadura contra José Daniel. Él es un preso político detenido arbitrariamente de nuevo y torturado por pensar distinto".

Añadió que el encarcelamiento y la tortura al opositor cubano por parte de la dictadura es para aterrorizar a las personas hartas de la fracasada ideología del régimen, pues temen que encuentren su voz para pedir libertad.

Senador Rubio: el régimen está desesperado

El senador republicano por la Florida, Marco Rubio, también recibió en su oficina del Congreso a Luis Enrique Ferrer.

Rubio reafirmó su compromiso para continuar respaldando los pedidos por la liberación del líder de la organización opositora UNPACU y también por la libertad de todos los presos políticos cubanos.

Destacó el Senador, mediante su cuenta de Twitter que el régimen esta desesperado fabricando evidencias contra el también Prisionero de la Primavera Negra del 2003 y para implicar a la embajada de Estados Unidos en La Habana. Y afirma que "todos quienes defendemos los DDHH. debemos seguir alzando nuestra voz en repudio de este atropello".

El legislador también denunció la campaña de difamación del oficialista diario Granma contra Ferrer.

La excongresista Ileana Ros-Lehtinen recordó en Twitter que hace unos años "Ferrer "estuvo en el Congreso de los EEUU trabajando en favor de los derechos humanos".

"Ahora, desde octubre, ha estado desaparecido, encarcelado, torturado, sin fecha de juicio en Cuba", concluyó.

Piden a padre de niño judío en Cuba que se retracte de denuncias de acoso escolar

La secundaria básica América Latina, en Nuevitas, donde Leosdán Martínez cursa el séptimo grado.

Funcionarios de Educación en Nuevitas, Camagüey, presionaron al padre de un estudiante judío víctima de acoso escolar para que se retracte de la denuncia que hizo del caso.

Olaine Tejada y Yeliney Lescaille Prebal, padres de Leosdán Martínez, de 12 años de edad, que cursa el séptimo grado en la secundaria básica América Latina, fueron citados en dos ocasiones este martes a la escuela del menor.

Olaine Tejada, junto a su familia, son judíos Bnei Anusim sefardíes.
Olaine Tejada, junto a su familia, son judíos Bnei Anusim sefardíes.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:49 0:00

En la primera reunión, a la 10 de mañana, la profesora guía María Teresa Hernández y la directora del centro les mostraron a los padres la publicación de la denuncia realizada por Tejada a Radio Martí el lunes, y lo amenazaron con que podría ser llevado a prisión por haber hablado con una publicación “contrarrevolucionaria”.

A la una de la tarde fueron citados nuevamente a una reunión a la que se sumó una funcionaria que atiende asuntos religiosos en el Partido Municipal. En este encuentro Tejada reafirmó que fue él quien habló con Radio Martí, y dijo que lo continuará haciendo hasta que no se detengan las injusticias que está sufriendo su hijo en la escuela.

Leosdán Martínez, de 12 años de edad.
Leosdán Martínez, de 12 años de edad.

Durante el encuentro, los funcionarios informaron al padre del menor que la dirección municipal de Educación esperaba que se retractara de la denuncia realizada.

La directora de la secundaria básica dijo a los padres del estudiante que conducirán una investigación sobre la situación del menor en el plantel educacional, pero Tejada no tiene esperanza de que estas instituciones sean imparciales.

El religioso subrayó que no dará marcha atrás con sus denuncias hasta que a los Bnei Anusim se les respete en Cuba como dice la ley.

El pasado viernes, 15 de noviembre, fueron citados los padres del estudiante por supuestas indisciplinas y violencia en el centro educacional. En la reunión, la profesora guía pedía la expulsión del menor del centro escolar, acción que fue impedida por cinco maestros que defendieron al alumno.

José Daniel Ferrer es obra de EEUU, dice Granma, y UNPACU responde

Carlos Amel Oliva, de la dirección nacional de UNPACU, y Nelva Ismaray Ortega Tamayo, esposa de José Daniel Ferrer y activista de la organización, muestran el documento de la Fiscalía.

Una vez más, el periódico Granma elogió el miércoles “la capacidad de resistencia” de los cubanos. Lo hizo al acusar a Estados Unidos de querer rendirlos con una nueva campaña de calumnias.

“Utiliza como pretexto”, escribe el órgano oficial, “la detención del contrarrevolucionario José Daniel Ferrer, agente asalariado al servicio de Estados Unidos, con una larga trayectoria de acciones de provocación contra el orden público y contra la legalidad”.

En un video con declaraciones de Carlos Amel Oliva, integrante de su dirección nacional, UNPACU rechazó las afirmaciones de Granma "por considerarlas una completa manipulación sobre el proceso judicial contra José Daniel Ferrer".

La nota del periódico Granma contra el líder la Unión Patriótica de Cuba.
La nota del periódico Granma contra el líder la Unión Patriótica de Cuba.

Ni en la Constitución de la República de Cuba ni en el Código Penal vigente aparecen las palabras “contrarrevolucionario” ni “contrarrevolución”. En el Código Penal, la palabra “revolucionaria” se usa solamente como parte de los nombres de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, pero nunca para describir ningún delito o contravención.

Lo que sí contempla la Constitución en su página 7 es la garantía de que una persona privada de libertad debe “disponer de asistencia letrada desde el inicio del proceso” y que pueda “comunicarse con sus familiares o personas allegadas, con inmediatez”.

Pasó más de un mes antes de que a los familiares y allegados de José Daniel Ferrer les notificaran dónde estaba detenido y pudieran comunicarse con él.

En otro video recién difundido en internet, Amel Oliva y Nelva Ismaray Ortega Tamayo, esposa de Ferrer y también activista de la organización, muestran el “Auto de Imposición de Medida Cautelar” emitido por la Fiscalía para justificar la detención del opositor antes de que sea llevado a juicio.

Está firmado por la “Fiscal Yuleinis Roja Tejeda”.

Primera página del "Auto de Imposición de Medida Cautelar” emitido por la Fiscalía contra Ferrer.
Primera página del "Auto de Imposición de Medida Cautelar” emitido por la Fiscalía contra Ferrer.

Según el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, Ferrer no denuncia la represión política en su país porque la viva en carne propia, sino porque alguien desde Estados Unidos le dice que lo haga.

“Ferrer fue detenido por la policía el pasado 1 de octubre en respuesta a la denuncia presentada por un ciudadano cubano, quien acusa a Ferrer y a otros tres individuos de haberlo secuestrado durante toda una noche y propinado una severa golpiza que lo dejó en condiciones de ingreso hospitalario”, escribe el periódico.

Segunda página del "Auto de Imposición de Medida Cautelar”.
Segunda página del "Auto de Imposición de Medida Cautelar”.

El ciudadano en cuestión es Sergio García González. Poco después de que el 21 de septiembre abandonara la sede de UNPACU en Santiago de Cuba rumbo a Mayarí, donde vive, y en el trayecto sufriera un accidente en una moto, su esposa, Maribel Cabreja Leyva, llamó a la organización y reveló que agentes de la policía política estaban presionándolo para que les achacara las lesiones a Ferrer y a los otros tres activistas detenidos.

Así lo testimonian Oliva y Ortega Tamayo en el video con las denuncias.

Sandy Ramírez, uno de los tres liberados poco después del arresto el 1 de octubre, “nos comunicó que fue presionado para que firmase una declaración llena de mentiras contra José Daniel Ferrer, y que él firmó […] bajo presión”, cuenta Oliva antes de incluir nuevamente el testimonio grabado en video del propio Ramírez.

Tercera y última página del "Auto de Imposición de Medida Cautelar”.
Tercera y última página del "Auto de Imposición de Medida Cautelar”.

La Seguridad del Estado citó a varios vecinos de la comunidad y los presionó para que declararan “haber visto” cómo José Daniel Ferrer agredía a García González, explicó Oliva, pero los vecinos se negaron por obvias razones.

“Como suele ser la práctica, la mentira en la boca de los funcionarios del Gobierno estadounidense es ingrediente fundamental de la campaña”, dice Granma en su nota del miércoles.

En la conversación con Oliva, que UNPACU publicó por primera vez en internet el 4 de octubre, la pareja de Sergio García González relata cómo fue que ocurrió todo.

“Él me dijo que había tenido un accidente en un motor, llegó aquí, pero como al otro día se fue con dolor, dolor y dolor, no pudo ya aguantar más, y tuve que llevarlo para el hospital”, declara la esposa del presunto acusador. “Lo metieron en terapia hasta que se tuvo que ir de terapia como a los cuatro días por la infección que había ahí”.

Oliva le pregunta a Cabreja Leyva si los agentes fueron a ver a Sergio en el hospital el mismo día en que ingresó, y ella responde que sí. “Esa gente no salía de allí, todo el tiempo ahí y ahí y ahí”. A pesar de la insistencia, el hombre se negó a culpar a José Daniel Ferrer de las lesiones que había sufrido, responde la esposa.

El integrante de la dirección nacional de UNPACU relata también que la policía política desplegó una campaña contra la organización valiéndose de “traidores” que formaron parte del grupo opositor para darle “alguna mínima credibilidad a este delito que le están fabricando a José Daniel”.

Difundieron testimonios falsos, explica Oliva, “y comenzaron a enviar videos diciendo cualquier cantidad de mentiras contra José Daniel y contra la UNPACU, incluso […] uno de estos traidores dice que en UNPACU existe un cuarto de torturas”.

A solicitud de Radio Televisión Martí, el hermano de Ferrer y representante internacional de UNPACU, Luis Enrique Ferrer, reaccionó a la nota oficial del régimen.

“Después de tenerlo más de un mes desaparecido, torturado y golpeado, ahora se ven obligados a tratar de justificarlo y por eso sacan [la nota] en el periódico Granma", declara Luis Enrique. “Pero también es una especie de preludio de lo que va a venir detrás contra la oposición pacífica cubana”.

Luis Enrique Ferrer responde al editorial del periódico oficialista cubano
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:36 0:00

Las autoridades negaron un recurso de Habeas Corpus en los casos de Ferrer y los otros tres activistas detenidos con él (Roilán Zárraga Ferrer, Fernando González Vaillant y José Pupo Chaveco), después de haber violado el artículo 241 de la Ley de Procedimiento Penal, al detener a los opositores y allanar su residencia sin orden de registro ni orden de detención.

Mientras tanto, el senador cubanoamericano Marco Rubio denunció en su cuenta de Twitter el arbitrario encarcelamiento de Ferrer, y dijo que es importante que los cubanos en el exterior alcen sus voces en contra de la represión del régimen de la isla.

“El régimen de Cuba sigue tratando de silenciar la voz de José Daniel Ferrer y de otros miembros de la UNPACU”, escribe el senador. “El montar una trampa para que José Daniel siga arbitrariamente detenido solo evidencia la cobardía del régimen y en especial del títere de la dictadura Castro/Díaz-Canel”.

Cargar más

José Daniel Ferrer

XS
SM
MD
LG