Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Reacciones en el sur de la Florida a candidatura de la jueza Barbara Lagoa a la Corte Suprema

Barbara Lagoa en su jurado para jueza en la Corte Suprema de Florida.

El exilio cubano y sus ascendentes han sido ejemplo de éxito en Estados Unidos, no solo en lo político sino también en lo económico y la posible nominación de la abogada cubanoamericana Bárbara Lagoa a ocupar una vacante en el Tribunal Supremo de Justicia puede que sea el puntillazo.

De cristalizar la propuesta del presidente Donald Trump, sería la primera persona de origen cubano que llega a la máxima instancia judicial del país. De ahí que la excongresista de EEUU Ileana Ros-Lehtinen haya manifestado su satisfacción al conocer la noticia.

“Es hija de refugiados cubanos, se crió en Hialeah, asistió a la Escuela Católica Inmaculada Concepción y se graduó de mi alma mater, la Universidad Internacional de la Florida antes de obtener su título en Derecho en la Universidad de Columbia, Nueva York”, dijo a Radio Televisión Martí, Ros-Lehtinen, la primera cubana y latina que gana una elección y llega al congreso de EEUU.

Raúl Martínez, nació en Cuba y creció en Hialeah. Es considerado un lobo de la política local y nacional, afiliado al Partido Demócrata, y no por gusto, fue alcalde de la llamada Ciudad que Progresa por 24 años. En su opinión, se trata de una jugada de Trump.

“Es cubana, de Florida y el presidente está teniendo dificultades con este estado y quiere consolidar el voto cubanoamericano. Más que eso, no puedo decir”, indicó Martínez, nacido en Santiago de Cuba.

Jueza cubanoamericana Barbara Lagoa
Jueza cubanoamericana Barbara Lagoa

Es la segunda vez que una persona de raíces cubanas hace noticia como posible aspirante a la Corte Suprema. En 2015, el diario The New York Times, mencionó a Adalberto José Jordán entre seis candidatos a llenar la vacante tras la muerte del juez Antonin Scalia.

Pero a Bárbara Lagoa, primera cubana que llega al Tribunal Supremo del estado de Florida y que hoy se desempeña como jueza del importante 11no Circuito de Apelaciones de Atlanta, le sobran buenos deseos.

“Es una lástima que algunos estén en contra de que el presidente tome la decisión cuando eso es lo que han hecho todos los presidentes. Le deseamos suerte y ojalá que nos pueda representar a tan alto nivel”, manifestó Ninoska Pérez, del Consejo por la Libertad de Cuba.

“Nos llena de orgullo saber que los cubanos hemos llegado tan lejos en este país, que hijos de exiliados cubanos como el caso de la jueza Lagoa están a las puertas de la Corte Suprema”, agregó.

El ex alcalde de Hialeah no considera que sería una buena elección.“No lleva suficiente tiempo en la corte de apelaciones, carece de experiencia como para sentarse en una de las sillas del Tribunal Supremo”, dijo.

Todo lo contrario, para Ros-Lehtinen. "Es nuestro orgullo. El sur de Florida estará muy orgulloso de este nombramiento”.

Sobre Lagoa, en declaraciones a la prensa, el presidente Trump dijo: "Es muy apreciada y estoy recibiendo muchas llamadas telefónicas de mucha gente. Tiene mucho apoyo. No la conozco, pero escuché que es sobresaliente".

En comentarios a Fox News, el mandatario adelantó que podría reunirse con la jueza cubanoamericana durante la visita que realizará esta semana al estado de Florida. Se espera que Trump anuncie su nominada este viernes o sábado.

Marcel Felipe, directivo de la ONG Inspire America, dijo que eso es precisamente lo que desea para “nuestra gente en Cuba”.

“Que tengan la libertad de superarse y llegar a lo más alto que puedan y no que tenga un techo artificial impuesto por la élite gobernante que reserva para ellos y sus familiares los grandes puestos. Estamos orgullosos de la jueza Lagoa y eso nos da esperanza para una Cuba del futuro”, indicó.

Vea todas las noticias de hoy

Fórmula Biden-Harris ve levantamiento de embargo a Cuba como posibilidad remota

Joe Biden y Kamala Harris

Kamala Harris, que aspira a convertirse en vicepresidenta de EE.UU. en las elecciones del próximo 3 de noviembre, reconoció en una entrevista con la agencia Efe que de llegar Joe Biden a la Casa Blanca, el levantamiento de el embargo a Cuba sería una posibilidad remota.

"El embargo es la ley y se necesita una ley del Congreso para levantarlo o se necesita que el presidente determine que un Gobierno elegido democráticamente está en el poder en Cuba. No esperamos que ninguna de estas cosas ocurra pronto", dijo la candidata demócrata.

Preguntada sobre la estrategia para Cuba, la compañera de fórmula de Joe Biden indicó: "La política de una Administración de Biden y Harris hacia Cuba estaría gobernada por dos principios: primero, los estadounidenses,
especialmente los cubano-estadounidenses, son los mejores embajadores de la libertad en Cuba. Segundo, dar poder al pueblo cubano para que determine su propio futuro es vital para los intereses de seguridad nacional de EEUU".

"Trump está deportando a cientos de cubanos de vuelta a la dictadura y de vuelta a una represión del régimen que solo ha aumentado bajo su Presidencia. Hay casi 10.000 cubanos que están languideciendo en campamentos de tiendas de campaña a lo largo de la frontera con México debido a la agenda antiinmigrante de Trump. Y está separando a familias cubanas mediante restricciones a las visitas familiares y las remesas", dijo la candidata.

"Nosotros daremos marcha atrás en las políticas fallidas de Trump.
Y como hizo anteriormente como vicepresidente, Joe Biden, también
exigirá la liberación de los presos políticos y hará de los derechos
humanos una pieza central en la relación diplomática", expresó la senadora.

La agencia EFE indagó sobre la perspectiva de política exterior de EE.UU y el papel de España en las relaciones con Cuba y, en general, con Latinoamérica, a lo que la candidata respondió: "Bajo una Administración de Biden y Harris, EE.UU. trabajará con miembros de la comunidad internacional, incluida España, para apoyar al pueblo cubano, así como para promover la visión de Joe Biden sobre la necesidad de trabajar por un hemisferio seguro, de clase media y democrático".

La suerte de la relación de Washington y La Habana a partir de 2021 ha sido mencionada en numerosos actos y entrevistas durante la actual contienda presidencial.

Un segundo mandato del republicano Donald Trump reforzaría la presión sobre el régimen comunista como ha venido haciendo el presidente republicano desde que asumió el poder.

Trump ha decidido revertir la política de acercamiento iniciada por Barack Obama y Raúl Castro, pues considera que no ha hecho más que enriquecer a la clase gobernante y los militares y empeorar la situación de derechos humanos en Cuba.

Barrett asume como jueza de la Corte Suprema; se fortalece por décadas la mayoría conservadora

Amy Coney Barrett, magistrada en la Corte Suprema de Estados Unidos, en su juramentación el 26 de octubre de 2020.

El Senado de Estados Unidos confirmó este lunes en la noche, a ocho días de las elecciones presidenciales, a Amy Coney Barrett como nueva jueza del Tribunal Supremo, consolidando así la mayoría conservadora en la corte más importante del país.

Barrett fue confirmada con 52 votos en favor -todos de senadores republicanos- y 48 en contra -todos los demócratas y la conservadora Susan Collins.

Barrett, de 48 años, juró su cargo vitalicio esta misma noche en un acto en la Casa Blanca en el que también participó el presidente Donald Trump.

La confirmación de Barrett llega tras un apresurado y polémico proceso que se inició el 18 de septiembre pasado con la muerte de la jueza progresista Ruth Bader Ginsburg a los 87 años.

Barrett fue nominada por Trump días después, el 26 de septiembre, antes de que Ginsburg fuese incluso sepultada.

Los republicanos aprovecharon así su control sobre el Ejecutivo y sobre el Senado para decantar aun más a su favor el Supremo, que ahora queda con seis magistrados conservadores y tres progresistas, lo que marca el futuro de la corte para las próximas décadas.

El presidente Trump en la ceremonia de juramentación
El presidente Trump en la ceremonia de juramentación

Trump, de hecho, ha logrado confirmar a tres jueces para el Supremo en sus cuatro años en el poder: Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Barrett.

Los conservadores consideran además que la confirmación de Barrett como una "victoria histórica" para quienes se oponen aborto.

El senador cubanoamericano Marco Rubio ha dicho que a partir de ahora, "la izquierda radical" no podrá usar el Tribunal Supremo para legislar. El tribunal será solo para juzgar, y no para cambiar la voluntad de la Legislatura, explicó Rubio en un comunicado de prensa.

El congresista Mario Díaz-Balart, también de origen cubano, aplaudió la decisión tomada por el Senado de Estados Unidos:

"La jueza Amy Coney Barrett ha demostrado ser una férrea defensora del Estado de derecho que respeta diligentemente la Constitución. Su confirmación es un paso histórico hacia una mayor salvaguarda de los principios fundamentales de nuestra democracia".

El senador Ted Cruz de Texas, y de familia cubana, dijo que la mayoría republicana en el Senado "cumplió con su promesa de seleccionar a jueces conservadores que respetan la Constitución" y las ideas de los autores de dicho documento.

Marco Rubio pide a Trump un ajuste migratorio para los venezolanos

El presidente Donald Trump saluda al senador Marco Rubio en Miami. Foto Archivo

El senador Marco Rubio, republicano por Florida, instó al Presidente Donald Trump a que ajuste por decreto el estatus migratorio de miles de ciudadanos de Venezuela que radican en EEUU y que detenga sus deportaciones.

El legislador de ascendencia cubana envió una carta el primer mandatario, solicitando que ejerza su autoridad constitucional y otorgue lo que se conoce como Salida Forzada Diferida (DED) a los ciudadanos venezolanos elegibles que se encuentran actualmente en EEUU.

“A falta de aprobación del TPS por parte del Secretario de Seguridad Nacional, debemos asegurarnos de que no estamos deportando a personas a un país en que el régimen ilegítimo de Maduro y sus fuerzas de seguridad cometen asesinatos extrajudiciales, desapariciones y torturas de políticos oponentes ”, escribió Rubio, copatrocinador en 2019 de un anteproyecto sobre el llamado Estatus de Protección Temporal (TPS) para los Venezolanos.

“Felicito el liderazgo mantenido por su administración en apoyo al presidente interino Juan Guaidó mientras él sigue recorriendo su país en circunstancias extraordinariamente difíciles, y en muchos aspectos catastróficas, causadas por el régimen del narcoterrorista Nicolás Maduro. Como sabe, he abogado para que su administración apruebe el TPS a fin de que los ciudadanos venezolanos que se encuentran en Estados Unidos no tengan que regresar a Venezuela hasta que se restablezca la democracia”, puntualizó el presidente del Subcomité senatorial de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental, Crimen Transnacional, Seguridad Civil, Democracia, Derechos Humanos y Asuntos Globales de la Mujer.

En la misiva Rubio recuerda al mandatario que el mes pasado, la Misión Independiente de Investigación del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre la República Bolivariana de Venezuela, en un informe encontró motivos razonables para creer que las autoridades y las fuerzas de seguridad venezolanas han planeado y ejecutado desde 2014 graves violaciones de derechos humanos, algunas de las cuales, incluidos asesinatos arbitrarios y el uso sistemático de la tortura, constituyen crímenes de lesa humanidad .

“Me alarma saber que al menos 188 venezolanos, algunos de los cuales al parecer no tenían antecedentes penales, fueron expulsados de Estados Unidos en el año fiscal 2020. Sin embargo, no está claro cuántos de estos individuos, si es que hubo alguno, fueron finalmente deportados”, manifestó el senador, que mencionó que el DED proporciona una suspensión administrativa temporal de expulsión para ciudadanos de países designados por el presidente, e históricamente se ha implementado en casos de desastres naturales, guerras e incluso "conflictos civiles generalizados".

El DED no otorga estatus de conformidad con la ley federal de inmigración, pero permite que una persona trabaje legalmente en el país durante la duración de la designación.

En la Florida, se intensifica la competencia para ganar las elecciones presidenciales

El presidente Trump en Pensacola, Florida, el 23 de octubre de 2020 (Mandel Ngan / AFP).

La revista Politico reporta que los republicanos en la Florida están saliendo de las trincheras en masa para votar en persona en las elecciones presidenciales, fenómeno que está reduciendo la gran ventaja obtenida por los demócratas en las boletas enviadas por correo.

Las elecciones son el 3 de noviembre, pero numerosos Estados ofrecen la alternativa de votar antes, en persona o por correo.

Politico dice que los demócratas siguen con una ventaja grande de 387 mil votos, pero esa cifra es 21% menos a lo que existía tres días antes.

Teniendo en cuenta que hay 10 días mas para votar, los republicanos ven la esperanza de alcanzar a sus rivales.

El presidente Trump votó el sábado en West Palm Beach, Florida. Un poco mas al sur, el expresidente Barack Obama habló ante sus partidiarios para alentarlos a votar por Joe Biden.

Ambos conocen bien al electorado. Trump ganó la Florida en el 2016. Obama ganó el Estado en 2008 y 2012.

Pide Obama en Miami que Florida repita la votación del 2008 y el 2012 (FOTOGALERIA)

Desde una tribuna en el parqueo de los predios del campo norte de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), en el área de Biscayne Bay, el ex presidente Barack Obama pidió a los floridanos que votaran por Joe Biden, quien fuera su vicepresidente durante los dos términos.

Una tribuna fue improvisada en la zona de parqueo del centro universitario y decenas de autos con unos 500 simpatizantes escucharon el discurso del ex presidente por unos 40 minutos.

Obama en el Campo Norte de FIU hace campaña por Joe Biden
Obama en el Campo Norte de FIU hace campaña por Joe Biden

Obama comenzó el discurso pidiendo los votos para los candidatos demócratas locales, como las congresistas federales Federica Wilson, Debbie Mucarsel-Powell y Debbie Wasserman Schultz, que enfrentan en algunos casos fuertes rivales republicanos como el alcalde del condado Carlos Gimenez. Expresó su apoyo a la Comisionada de Agricultura de Florida Nikki Fried, que tiene que ir a las urnas para mantenerse en el cargo.

Recordó Obama que en dos ocasiones ganó los 28 votos electorales de la Florida, y ahora pedía similar victoria, pues en el 2016 la candidata demócrata Hillary Clinton perdió el estado floridano ante el actual mandatario Donald Trump.

Dijo que en 10 días se realizará “la votación más importante en la historia de nuestras vidas” y pidió ir a votar adelantado y no esperar al último día; y en caso de haberlo hecho, ayudar entonces a familiares y amigos a ir a las urnas.

Criticó las políticas de Trump y calificó de “reality show” las actividades del mandatario. Puso en duda las políticas de la Casa Blanca en relación a la lucha contra la pandemia del COVID-19 y puso como ejemplo la labor del gobierno de Corea del Sur.

Alabó la labor de Biden como vicepresidente, y dijo que el ahora candidato hizo que él fuera mejor presidente durante esos ocho años en la Casa Blanca.

En este discurso, los aplausos, vítores o exclamaciones de aprobación eran apagados por los cláxones de los autos, que se han convertido en esta campaña electoral en un elemento de los mítines del Partido Demócrata en el sur de la Florida.

Las congresistas Debbie Mucarsel-Powell, Federica Wilson y la comisionada Nikki Fried, compartieron el podio con el ex mandatario.

En su recorrido por el condado, Obama se detuvo en la sede del Sindicato de Maestros del condado Miami-Dade, en Miami Springs.

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG