Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Precandidatos demócratas critican al senador Sanders en el tema Cuba

El senador demócrata de Vermont Bernie Sanders (izq.) y el exvicepresidente Joe Biden, durante el debate en Charleston, Carolina del Sur, el 25 de febrero del 2020.

Los precandidatos demócratas abrieron su debate del martes en Charleston, Carolina del Sur, con el senador Bernie Sanders, de Vermont, en el centro de sus ataques.

La mayoría de las críticas se centraron en las políticas de Sanders, que consideraron extremas para los votantes americanos, reportó la agencia AFP.

A la pregunta de una de las periodistas a Sanders sobre sus recientes comentarios de que "no todo en Cuba era malo", el senador respondió:

"Me he opuesto a los sistemas autoritarios en todo el mundo. En Cuba hay una dictadura. Lo que dije es lo mismo que dijo (Barack) Obama sobre Cuba, que Cuba logró progresos en la educación (...) Tenemos que ser honestos sobre la política exterior de Estados Unidos, que ha depuesto gobiernos en el mundo. Cuando los cubanos o los chinos hacen algo bueno tenemos que reconocerlo".

De izq. a der: los exalcaldes Michael Bloomberg y Pete Butiegieg, los senadores Elizabeth Warren y Bernie Sanders, el exvicepresidente Joe Biden, la senadora Amy Klobuchar y el hombre de negocios Tom Steyer.
De izq. a der: los exalcaldes Michael Bloomberg y Pete Butiegieg, los senadores Elizabeth Warren y Bernie Sanders, el exvicepresidente Joe Biden, la senadora Amy Klobuchar y el hombre de negocios Tom Steyer.

El exvicepresidente Joe Biden respondió: "Obama de ninguna manera dijo que había algo positivo en Cuba. Obama nunca ha apoyado a un gobierno totalitario".

Sanders envió un mensaje en Twiter con un video donde se muestra al entonces presidente Obama comentando sobre la educación y la salud en Cuba.

Otros temas a debate

Biden, quien necesita una victoria en Carolina del Sur, también criticó a Sanders por considerarlo débil en el tema del control de armas.

Por su parte, el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg aseguró que Rusia trabajaba para conseguir que Sanders ganara la nominación del Partido Demócrata.

"Vladimir Putin piensa que Donald Trump debe ser presidente de Estados Unidos y es por eso que lo está ayudando (a Sanders) a ser electo, para que pierda", aseguró.

La senadora Elizabeth Warren, de Massachusetts, también atacó a Sanders por no explicar cómo piensa pagar por programas como la cobertura universal de salud, un salario mínimo de 15 dólares y no costos de ingresos a las universidades.

La senadora Elizabeth Warren.
La senadora Elizabeth Warren.

Sanders, de 78 años, afirmó: "He escuchado que mi nombre se menciona un poco esta noche. Me pregunto por qué".

Los precandidatos coincidieron en que Estados Unidos necesita un ejército fuerte.

Pete Butiggieg, exalcalde de South Bend, Indiana, afirmó que cuando fue a Afganistán, sabía que además de su chaleco antibalas, lo protegía la bandera que tenía sobre el hombro, que representaba un país que nunca abandona a sus soldados.

La crisis del coronavirus ocupó buena parte del debate, con los precandidatos acusando a la actual administración de no estar preparada para una pandemia en el país.

Entretanto, la senadora Warren continuó sus ataques contra el exalcalde Bloomberg, a quien acusó de ser la única persona en el escenario que no había hecho públicos sus impuestos.

El debate también cubrió temas como la educación, las viviendas para personas de bajos ingresos, el alto costo de las medicinas, el sistema judicial y las relaciones con China.

La polémica sobre Cuba

El debate tuvo lugar después de que la en la noche del domingo, Sanders declarara en el programa de CBS News 60 Minutes que “no es justo decir que todo es malo” en Cuba.

Sanders en CNN: "Enseñar a leer y escribir es algo bueno"
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:29 0:00

“Nos oponemos a la naturaleza autoritaria de Cuba, pero, ¿sabe usted lo que hizo Fidel Castro cuando llegó al poder? Una campaña de alfabetización masiva. ¿Es malo eso, solo porque lo hizo Fidel Castro?”, manifestó Sanders.

Las declaraciones de Sanders provocaron críticas de conocidas figuras en las redes sociales.

En un mensaje de Twitter, el senador cubanoamericano de Florida Marco Rubio resaltó que las palabras del senador Sanders habían tenido una buena acogida en la prensa oficialista cubana.

El expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gringrich afirmó que lo expresado por Sanders no va a caer bien en el electorado de Miami-Dade.

La congresista demócrata por la Florida Donna Shalala criticó las palabras de Sanders y las consideró "fuera de foco".

La batalla entre los demócratas

El evento se realizó en un momento en que Sanders se encuentra al frente de las encuestas por la candidatura del Partido Demócrata para enfrentar al presidente Trump por la Casa Blanca.

Los precandidatos demócratas se encuentran en una batalla por frenar a Sanders, que ha incluido una ola de anuncios políticos pagados en radio, televisión e internet.

El exalcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg.
El exalcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg.

Antes del debate, el exalcalde Buttigieg acusó a Sanders de contribuir a “la polarización” del país por promover un sistema de salud totalmente público; el exvicepresidente Biden lo acusó de tratar de frustrar la elección de Obama en el 2012, y el exalcalde Bloomberg lo criticó por no apoyar la restricción de armas, reportó la agencia AP.

“Es un poco raro verme aquí en esta posición de lo que llaman el puntero”, expresó Sanders a la cadena CNN, citado por AP.

El exvicepresidente Joe Biden.
El exvicepresidente Joe Biden.

Haciendo campaña en Carolina del Sur el día antes del debate, Biden vaticinó que ganará “por mucho” las primarias de ese estado el sábado.

Jeff Weaver, asesor de Sanders, afirmó que los ataques de los rivales “tienen un aire de desesperación”, informó la agencia.

“Allí ves a todos esos candidatos, a todos esos grupos de acción política, todos apilándose para pelear contra Bernie Sanders”, expresó Weaver a AP. "Ellos saben que él es el que tiene el impulso en esta carrera”.

Vea todas las noticias de hoy

Un juez de Miami desea que la espía de Castro, Ana Belén Montes, se largue a Cuba cuando sea excarcelada

Mugshot de la espía Ana Belén Montes y uno de los códigos en poder del FBI con que transmitía sus mensajes a Cuba.

La agente doble para Cuba al más alto nivel de la inteligencia del Pentágono fue arrestada hace 21 años y debe obtener su libertad en los primeros días de 2023.

Fue el 21 de septiembre 2001 que "la Reina de Cuba", como era conocida en la comunidad de inteligencia, fue arrestada. Agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) irrumpieron en la oficina de la analista Ana Belén Montes en las instalaciones de la Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA) en la Base Aérea de Bolling, en Washington, DC. La detención se produjo exactamente a las 11 de la mañana.

En su haber, 22 años de trabajo en la DIA, de los cuales destinó 17 para pasar información al régimen de Cuba. De ahí que no pocos la consideraban la agente personal de Fidel Castro.

En octubre de 2002 fue condenada a 25 años ó 300 meses de prisión por conspiración para cometer espionaje a favor del régimen cubano. En Miami, el juez federal, Alberto Milián, ha estudiado a fondo el proceso judicial de Belén Montes, que cumpliría 20 años en cautiverio cuando se concrete su libertad en enero.

“Francamente merecía cadena perpetua o la pena de muerte, porque eso es lo que merece una persona que comete una traición de tal índole en EEUU”, dijo Milián, quien alcanzó el grado de capitán de la contrainteligencia militar en el Ejército estadounidense.

Belén Montes se declaró culpable, no hubo juicio con jurado y en opinión de Milián, es responsable por la muerte de un soldado de las tropas especiales de EEUU que prestaba asesoría militar en El Salvador. Fue en 1987, cuando la guerrilla atacó un campamento del Ejército salvadoreño y causó varias bajas.

El juez federal, Alberto Milián, y el periodista, Ricardo Quintana.
El juez federal, Alberto Milián, y el periodista, Ricardo Quintana.

“Esa información (la ubicación del campamento) ella se la entregó a Fidel Castro, a su maestro. En muchos casos de espionaje se llega a acuerdos, primero porque el traidor coopera y entrega los informes que pasó al enemigo, por eso quizá no fue condenada a muerte”, opinó Milián, quien no vacila al asegurar que Belén Montes perjudicó mucho al país.

Asimismo, recordó los casos de Robert Hanssen, que era agente del FBI o Aldrich Ames, que era oficial de la CIA, quienes sí recibieron cadena perpetua y “gracias a la justicia van a morir en la cárcel”, dijo el exfiscal.

Belén Montes no solo traicionó a su país sino a su hermana y a su hermano que trabajaban para el FBI.

“El amor propio pudo más que ella. Supuestamente porque era narcisista, sentía orgullo de servir a Fidel Castro y a la Revolución Cubana. ¡Qué ironía!”, lamentó Milián.

En el juicio, la Fiscalía presentó pruebas abrumadoras, un radio de onda corta y los códigos numéricos que utilizaba para transmitir la información y no solo que tuviera que ver con Cuba.

Sketch de la espía Ana Belén Montes saliendo de la sala del tribunal en Washington D.C.
Sketch de la espía Ana Belén Montes saliendo de la sala del tribunal en Washington D.C.

“Cuando EEUU planificaba su respuesta al Talibán y Al Qaida por los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York, el 9 de septiembre de 2001, las autoridades temieron que Belén Montes fuera a pasar esa información a Castro porque, entre otras cosas, Cuba lucra con el trabajo de inteligencia y vende información a Corea del Norte, a Irán, a todos los enemigos de la democracia y entonces en ese momento el FBI tuvo causa probable para justificar su arresto”, recordó.

"La Reina de Cuba" fue detenida 9 días después de los atentados contra las Torres Gemelas ("The World Trade Center"). En su caso, las audiencias fueron públicas y contó con la representación legal del experimentado abogado Plato Cacheris, fallecido en 2019.

“Se declaró culpable, demostró desacato para la corte porque hasta el último momento dijo que lo hacía por la injusticia que EEUU había cometido en Latinoamérica y conociendo su psicología y estudiando a profundidad su expediente, puedo decir que es una persona muy acomplejada; eso es lo que buscaban los servicios de inteligencia de la ex Unión Soviética, la KGB, los servicios de Putin y Fidel Castro”.

A Castro nunca le interesó canjear a la que se dice fue su espía personal porque, según entendidos, no era agente, no era oficial de la Dirección de Inteligencia castrista como fueron los cinco espías de la Red Avispa.

“Ana Belén Montes era una informante muy útil para Cuba, pero no agente. Además, el daño que ocasionó a EEUU fue tan grave que la DIA y la CIA se opusieron de plano al intercambio”, comentó Milián.

Con el número de presa 25037-016, Belén Montes se halla en la prisión federal y centro médico para mujeres de Carswell, en Fort Worth, Texas.

En la instalación hay reclusas de todos los niveles de seguridad con necesidades médicas y problemas de salud mental. Fuentes familiares han dicho que la espía sufrió cáncer de mama.

En Puerto Rico y en varias ciudades de Estados Unidos, América Latina y Europa, hay grupos que promueven su libertad y que consideran injusto su encarcelamiento, como La Mesa de Trabajo por Ana Belén Montes y Cuba por Ana Belén.

“En estos momentos no estamos concediendo entrevistas”, respondió a Radio Televisión Martí su prima por parte de padre, Miriam Montes-Mock, radicada en Puerto Rico.

Por estos días, el exagente del FBI Peter Lapp, uno de los agentes que arrestó a Belén Montes, promueve en Miami su libro "Queen of Cuba" (La Reina de Cuba), que saldrá a la venta después de que la espía sea puesta en libertad en enero. Lo acompañan en la gira la co-autora y periodista Kelly Kennedy y Chris Simmons, el ex analista y coronel de la DIA que participó en los interrogatorios a la informante.

Una vez pagadas las culpas, Ana Belén Montes tendrá derecho a la reinserción social, el proceso orientado a favorecer la integración a la sociedad de una persona que ha sido condenada por infringir la ley penal.

“Ojalá que se vaya a vivir a Cuba. Yo no la quisiera en los Estados Unidos, no quisiera compartir la libertad y el oxígeno que disfrutamos con una traidora. Si hay un lugar especial en el infierno, es para personas como ella”, concluyó el juez Alberto Milían.

Mes Nacional de la Herencia Hispana

La directora de medios hispanos de la Casa Blanca, Luisana Pérez Fernández, hablando en español el 15 de septiembre de 2022 para dar inicio al Mes Nacional de la Herencia Hispana. (Reuters/Kevin Lamarque).

La semana pasada, la administración Biden-Harris inició el Mes Nacional de la Herencia Hispana "celebrando la historia y los valores que la comunidad hispana aporta a nuestra nación".

Para comenzar los eventos del mes, el presidente Biden habló en la 45ª Gala de Premios del Instituto del Caucus Congresional Hispano, donde honró al Caucus Hispano del Congreso y a los líderes latinos de toda la nación, y destacó los esfuerzos de la administración para crear oportunidades económicas para las familias latinas.

Por su parte, la vicepresidenta Harris participó en una conversación con la presidenta del Instituto del Caucus Congresional Hispano, la congresista Nanette Díaz Barragán, para hablar sobre temas de importancia para los latinos como crear mayor acceso a oportunidades económicas y la protección y defensa de los derechos reproductivos.

La vicepresidenta también participó en una entrevista con Erazno, del show Erazno y Chokolata, un programa nacional de radio en español.

El jueves pasado, la Casa Blanca, por primera vez, comenzó en español su rueda de prensa diaria enfatizando el compromiso de la administración con la comunidad latina y los logros alcanzados desde que el presidente Biden asumió el cargo.

"Durante el Mes Nacional de la Herencia Hispana, la administración Biden-Harris continuará los esfuerzos para crear oportunidades para las familias latinas en todo el país y destacar a los latinos en la administración", indicó la Casa Blanca en un comunicado.

Biden aboga por Ucrania en ONU y arremete contra Putin: "Nadie más que Rusia buscó el conflicto" (VIDEO)

El presidente Joe Biden se dirige al plenario de la 77 Asamblea General de la ONU. (Foto: Ed JONES/AFP)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, abogó este miércoles por el apoyo internacional a Ucrania y arremetió contra el mandatario ruso Vladimir Putin en su discurso ante la 77 Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York.

“Nuestro mundo ha experimentado grandes convulsiones, una crisis creciente, la inseguridad alimentaria, calor récord, sequías e inundaciones, COVID-19, la inflación y una guerra brutal e innecesaria (...) Esta guerra busca acabar con el derecho de Ucrania a existir, dicho de manera simple", manifestó Biden.

Acto seguido, el presidente de EEUU mencionó a su homólogo ruso por su nombre, acusándolo directamente de haber provocado la guerra.

"Putin asegura que él tenía que actuar, porque Rusia estaba siendo amenazada. Nadie amenazó a Rusia. Nadie más que Rusia buscó el conflicto", subrayó.

Con su invasión a Ucrania, Rusia violó los principios que rigen a la ONU, señaló Biden.

"Un miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas invadió a su vecino, intentó borrar del mapa a un Estado soberano. Rusia ha violado descaradamente los principios básicos de la Carta de las Naciones Unidas", dijo.

El presidente estadounidense defendió las sanciones impuestas por su país a Rusia, y dijo que estas no son responsables de la crisis alimentaria global, puesto que “permiten explícitamente” la exportación de alimentos y fertilizantes.

Biden abogó, además, por una reforma del Consejo de Seguridad de la ONU que permita la ampliación de sus miembros permanentes y no permanentes, que evite situaciones similares al bloqueo generado por el veto ruso durante la guerra en Ucrania.

En ese sentido, dijo que los miembros permanentes, entre ellos EEUU, deben "evitar el uso del veto excepto en situaciones poco habituales y extraordinarias" para asegurar que el Consejo de Seguridad sea "creíble y efectivo". Destacó, además, que EEUU está a favor de aumentar el número de miembros del Consejo y de dar plaza fija a países de África y América Latina y el Caribe. "Creo que ha llegado el momento de hacer esta institución más inclusiva", señaló.

Sobre las amenazas de Putin de responder al apoyo de occidente a Ucrania con el uso de armas nucleares, Biden dijo que "una guerra nuclear no puede ganarse y nunca debe lucharse", y que las amenazas del presidente ruso eran "irresponsables".

El presidente estadounidense alertó, además, de "tendencias preocupantes" en el ámbito de la proliferación nuclear de parte de China, Corea del Norte e Irán.

Sobre China, Biden dijo que no busca una guerra fría con el gigante asiático, y reiteró que su país no apoyará ningún cambio unilateral del statu quo con Taiwán, cuya soberanía reclama Pekín.

“No buscamos conflicto, no buscamos una guerra fría, no le pedimos a ninguna nación elegir entre EEUU y cualquier otro socio, pero Estados Unidos promoverá un Indopacífico libre, abierto, seguro, y un mundo próspero", declaró.

Migrantes de Cuba, Venezuela y Nicaragua huyen de dictaduras brutales, dice la Casa Blanca

Migrantes cruzando la frontera sur de Estados Unidos, en El Paso, Texas. (Reuters/Paul Ratje).

El presidente Joe Biden declaró este martes en la Casa Blanca que “no es racional” deportar a migrantes en la frontera de Estados Unidos y México “a naciones como Venezuela, Cuba y Nicaragua”.

Así se expresó Biden en una conferencia de prensa, en la cual respondió a preguntas sobre el creciente número de migrantes que intentan entrar al país de forma ilegal.

En respuesta a una pregunta sobre el aumento del flujo migratorio durante su mandato, se refirió a esos tres países. “Hay menos y menos migrantes llegando de América Central (…) Es una circunstancia totalmente diferente (a lo que ocurría en el pasado)”, explicó Biden.

“Lo que está ocurriendo ahora, durante mi mandato, es Venezuela, Cuba y Nicaragua, y la capacidad de enviarlos de vuelta a esos Estados no es racional”, dijo. “Estamos trabajando con México y otros países para ver si podemos frenar el flujo”.

En los últimos 11 meses, las autoridades fronterizas han detectado el arribo de 197.870 cubanos, lo que constituye la mayor ola migratoria en desde 1959. En agosto, llegaron más de 20 mil.

Sobre este mismo tema habló este martes Jake Sullivan, Asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Un periodista le preguntó, “dadas las últimas cifras de cruces fronterizos y la gran cantidad de cubanos entre ellos, ¿está planeando la administración reanudar las conversaciones sobre migración con Cuba?”

“De hecho”, respondió Sullivan, “hemos tenido una serie de conversaciones con el gobierno cubano sobre la reactivación de las visas, lo que se anunció anteriormente”.

“Estados Unidos está proporcionando una cantidad significativa de visas para que los cubanos puedan venir directamente de Cuba a los Estados Unidos y no hacer ese angustioso viaje. Y continuaremos interactuando con ellos sobre la cuestión de la migración”, explicó Sullivan.

No obstante, subrayó que hay un punto más importante: “el pueblo estadounidense debe entender que una parte importante de la razón por la que estamos viendo un aumento en la cantidad de personas que vienen a la frontera suroeste de Estados Unidos es porque la gente está huyendo de esas dictaduras represivas, Cuba, Venezuela y Nicaragua. Y los ciudadanos de esos países están luchando bajo el peso y el yugo de gobiernos represivos y están tratando de salir”.

“Y eso”, dijo, “es lo que hace que sea tan difícil para alguien que trabaja en el ámbito de la seguridad nacional ver que una persona de uno de esos tres países, de Venezuela, Cuba o Nicaragua, sea tratada como una especie de peón, porque están tratando de huir de dictaduras brutales”.

Agregó Sullivan que Estados Unidos está asumiendo “su responsabilidad de ayudar a los ciudadanos de esos tres países, pero también cree que es una responsabilidad de toda la región”.

“Entonces, lo que verá en las próximas semanas es una enorme cantidad de diplomacia intensiva mientras trabajamos con todos los países de la región para hacer su parte y ayudar a lidiar con los problemas migratorios que salen de Cuba o Nicaragua y Venezuela en especial”, concluyó el Asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

El pasado lunes, otra agencia del gobierno federal estadounidense había abordado este asunto.

“Los regímenes comunistas fallidos en Venezuela, Nicaragua y Cuba están impulsando una nueva ola de migración en todo el hemisferio occidental, incluido el reciente aumento de encuentros en la frontera suroeste de los Estados Unidos”, dijo el comisionado del Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), Chris Magnus.

En los puntos fronterizos de EEUU se han registrado 2,1 millones de arrestos durante los primeros 11 meses del año fiscal 2022, que finaliza el 30 de septiembre.

El CBP aseguró que la gran cantidad de personas que huyen de los regímenes comunistas fallidos en Venezuela, Nicaragua y Cuba está contribuyendo a que aumente el número de migrantes que intentan cruzar la frontera.

“Nuestros equipos dedicados de agentes calificados continúan trabajando las 24 horas para asegurar nuestra frontera y procesar y examinar de manera segura y humana a cada individuo encontrado, pero aquellos que huyen de regímenes represivos plantean desafíos importantes para el procesamiento y la eliminación", explicó Magnus.

La paciencia de EEUU no es infinita, advierte Nichols sobre urgencia de reanudación de diálogo en Venezuela

Subsecretario de Estado, Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian A. Nichols.

El gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela se equivoca gravemente si considera que la paciencia de Estados Unidos es infinita, declaró este jueves el subsecretario de Estado de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian A. Nichols, y reiteró que la administración Biden sigue "firmemente comprometida" con la restauración de la democracia en ese país.

"Estamos listos para retirar las sanciones, y listos para tomar medidas integrales", si las conversaciones no se reanudan y avanzan, dijo Nichols en una audiencia del Comité de Relaciones Exteriores del Senado que evaluó la política estadounidense hacia Venezuela.

Las conversaciones entre Maduro y el líder opositor Juan Guaidó se llevaron a cabo por última vez en la Ciudad de México, el año pasado, pero dieron poco resultado.

“Estados Unidos usará las diversas herramientas que ustedes nos han brindado: sanciones, acciones de aplicación de la ley. Trabajamos con nuestros socios y aliados para garantizar que el régimen no tenga acceso a los activos que actualmente están congelados o en poder del gobierno interino”, explicó Nichols cuando se le preguntó cuáles eran los planes de la administración ante la falta de progreso.

Asimismo, añadió que "el gobierno de Estados Unidos sigue firmemente comprometido con la creencia de que los venezolanos tienen derecho a la democracia y merecen un gobierno de su elección, que proteja y defienda su derechos humanos y libertades fundamentales".

Por su parte, el senador Bob Menéndez (D-NJ), presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, dijo que el grupo cree en la diplomacia y que apoya una solución negociada a la crisis de Venezuela, pero que “un trato unilateral por parte de la administración Biden con un régimen que secuestra a ciudadanos estadounidenses para aumentar su influencia es simplemente inaceptable”, así como “las concesiones unilaterales a un líder que tortura a sus oponentes políticos”.

Menéndez subrayó que Venezuela se está hundiendo cada vez más en una crisis, con un tráfico de drogas y una corrupción desenfrenados, mientras persiste una renovación de las conversaciones.

“Hasta donde puedo discernir, Maduro no ha hecho ninguna concesión significativa o pasos concretos para volver a las negociaciones en la Ciudad de México”, señaló.

Con él coincidió el republicano de mayor rango en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el senador Jim Risch, quien dijo que “la administración está realizando esfuerzos defectuosos e incoherentes que fortalecen al régimen de Maduro”.

“En casi dos años, la administración no ha sancionado a una sola entidad o individuo vinculado al régimen de Maduro… De hecho, la administración está cediendo ante el régimen de Maduro al aliviar las sanciones sin ningún progreso concreto hacia el orden democrático”, concluyó Risch.

Cargar más

XS
SM
MD
LG