Enlaces de accesibilidad

Salud

La pandemia pudo haberse evitado pero el mundo aún no está preparado para frenar otra

Un Panel de expertos independientes asegura que la pandemia de COVID-19 podía haberse evitado. Foto: United Nations/UNICEF/Aleksey Filippov.

Se necesita poner en marcha un conjunto de reformas para transformar el sistema mundial de preparación y respuesta ante pandemias, lo que incluye otorgar mayores poderes a la Organización Mundial de la Salud (OMS), según un informe de expertos sobre el desarrollo de la pandemia.

El viejo refrán “prevenir mejor que curar sigue estando vigente: La pandemia de COVID-19 podría haberse evitado, según el informe del Panel de expertos independientes nombrado por la Organización Mundial de la Salud para examinar el origen y desarrollo de aquella. Y, sin embargo, esos especialistas están convencidos de que, si surgiera un nuevo virus altamente infeccioso, el mundo seguiría sin estar preparado.

Los países con la ambición de contener la propagación del virus cuando y donde sea que ocurra han demostrado que es posible conseguirlo.

“El tiempo transcurrido desde la notificación de un conglomerado de casos de neumonía de origen desconocido a mediados de diciembre hasta la declaración de una Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional fue demasiado largo”, señala el Panel.

Los expertos se refieren al tiempo que pasó entre la detección del virus SARS-CoV-2 en China a finales de 2019 y la declaración de Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional hecha por la Organización Mundial de la Salud el 30 de enero de 2021.

“Además, febrero de 2020 fue un mes perdido en el que muchos más países podrían haber tomado medidas para contener la propagación del SARS-CoV-2 y prevenir la catástrofe sanitaria, social y económica mundial que todavía persiste”, añaden.

Se podía haber contenido

El informe también indica que los países variaron significativamente en la aplicación de medidas de salud pública medidas para mantener bajo control la propagación del virus. Algunos buscaron contener la epidemia de forma agresiva e impulsar la eliminación; otros tuvieron como objetivo la supresión de virus; y algunos intentaron mitigar solo los peores impactos.

“Los países con la ambición de contener agresivamente y detener la propagación del virus cuando y donde sea que ocurra han demostrado que es posible conseguirlo. Dado lo que ya se sabe, todos los países deberían aplicar las medidas de salud pública consistentemente y a la escala epidemiológica que la situación requiere”, agrega el documento, que destaca que, para ello, es crucial el liderazgo de los Jefes de Estado y de Gobierno.

Y, sin embargo, el Panel, presidido por Helen Clark, ex-Primera Ministra de Nueva, y Ellen Johnson Sirleaf, ex-Presidenta de Liberia, considera que “el sistema actual es claramente inadecuado para evitar que otro patógeno nuevo y altamente infeccioso, que podría surgir en cualquier momento, provoque una pandemia”.

“La pandemia de COVID-19 es una señal de cuán vulnerable es y frágil es nuestro mundo -se lee en el informe-. El virus ha trastornado sociedades, ha puesto a la población mundial en grave peligro y ha expuesto profundas desigualdades. La división y la desigualdad entre los países y dentro de ellos se han exacerbado, y el impacto ha sido severo para las personas que ya están marginadas y desfavorecidas”.

En menos de año y medio, el COVID-19 ha infectado al menos a 150 millones de personas y ha matado a más de tres millones. La pandemia está considerada la peor crisis combinada de salud y socioeconómica en la memoria viva del mundo, y una catástrofe en todos los niveles.

Imagen de un bar habitualmente lleno de gente, pero ahora vacío durante la pandemia del COVID-19 en la ciudad neozelandesa de Wellington. Foto: United Nations/John Samuels.
Imagen de un bar habitualmente lleno de gente, pero ahora vacío durante la pandemia del COVID-19 en la ciudad neozelandesa de Wellington. Foto: United Nations/John Samuels.

El Chernobyl del sigo XXI

Para los expertos, el COVID-19 es “el Chernobyl del siglo XXI”, no porque el brote de una enfermedad sea como un accidente nuclear, sino porque ha demostrado claramente la gravedad de la amenaza a nuestra salud y bienestar.

“El nuevo milenio ha visto los estragos que pueden causar las amenazas para la salud mundial como el síndrome respiratorio agudo severo (SARS), el ébola y el zika. Los expertos habían advertido sobre la amenaza de nuevas enfermedades pandémicas y habían instado a cambios importantes en la forma de protegernos contra ellas, pero el cambio necesario no se produjo. Tan pronto como una amenaza para la salud o un brote mortal se desvanece de la memoria, la complacencia se acomoda, en lo que se ha denominado un ciclo de pánico y negligencia. Este ciclo debe terminar”, reza el informe.

El COVID-19 ha provocado una crisis tan profunda y amplia que los presidentes, primeros ministros y jefes de organismos internacionales y regionales deben ahora aceptar urgentemente su responsabilidad de transformar la forma en que el mundo se prepara y responde a las amenazas para la salud mundial.

El mundo también tiene que prepararse urgentemente para evitar que un futuro brote se convierta en una pandemia. “Si no es ahora, ¿entonces cuándo?”, se preguntan los miembros del Panel.

Recomendaciones para detener futuras pandemias

A tal fin, el Panel Independiente hace un llamado a los Jefes de Estado y de Gobierno para que se comprometan a liderar los esfuerzos de transformación del sistema actual. El Panel pide una serie de reformas audaces y con visión de futuro, que incluyen:

  • Establecer un Consejo Mundial sobre Amenazas para la Salud que mantenga el compromiso político con la preparación y la respuesta frente a pandemias y que haga responsables a los actores, en particular mediante el reconocimiento y el examen entre pares. Los países también deberían adoptar una convención marco sobre pandemias en los próximos seis meses
  • Establecer un nuevo sistema mundial de vigilancia basado en total transparencia. Este sistema proporcionaría a la Organización Mundial de la Salud la autoridad para publicar información sobre brotes potencialmente pandémicos de forma inmediata sin necesidad de aprobación. También le permitiría enviar expertos a investigar a la mayor brevedad posible cuando sea necesario
  • Invertir ahora en la preparación nacional contra las pandemias, ya que será demasiado tarde cuando llegue la próxima crisis. Todos los gobiernos deberían revisar sus planes de preparación y asignar los fondos y el personal necesarios para prepararse frente a otra crisis sanitaria
  • Transformar el actual Acelerador del acceso a las herramientas contra el COVID-19 (Acelerador ACT) en una plataforma verdaderamente mundial destinada a proporcionar bienes públicos mundiales, como vacunas, pruebas diagnósticas, tratamientos y suministros que puedan ser distribuidos rápida y equitativamente en todo el mundo, de modo que se pase de un modelo de mercado a otro destinado a suministrar bienes públicos globales
  • Focalizar y reforzar la autoridad y la financiación de la Organización Mundial de la Salud, en particular desarrollando un nuevo modelo de financiación para acabar con los fondos asignados a fines específicos y aumentar las contribuciones de los Estados Miembros
  • Crear un mecanismo internacional de financiación frente a pandemias, que tendría la capacidad de movilizar contribuciones a largo plazo (10-15 años) de entre 5000 y 10.000 millones de dólares al año para financiar la capacidad de respuesta continua. También debería estar preparado para desembolsar entre 50.000 y 100.000 millones a corto plazo adelantando los compromisos futuros en caso de declaración de pandemia. El Consejo Mundial sobre Amenazas para la Salud asignaría y supervisaría la financiación a las instituciones que tengan la capacidad de apoyar el desarrollo de las capacidades de preparación y respuesta
  • Los Jefes de Estado y de Gobierno deberían adoptar en una cumbre mundial una declaración política bajo los auspicios de la Asamblea General de las Naciones Unidas para comprometerse con estas reformas transformadoras
Un paciente de COVID-19 en Nueva Delhi, India, esperando en una ambulancia a que se libere una cama en el hospital. Foto: UNICEF/Amarjeet Singh.
Un paciente de COVID-19 en Nueva Delhi, India, esperando en una ambulancia a que se libere una cama en el hospital. Foto: UNICEF/Amarjeet Singh.

Acabar con la pandemia de COVID-19

El Panel está también profundamente preocupado y alarmado por los altos niveles persistentes actuales de transmisión de SARSCoV-2, que continúan provocando un enorme número de casos y muertes, y el desarrollo de variantes de virus, todo lo cual sigue imponiendo una carga intolerable a las sociedades y economías.

La vacunación por sí sola no acabará con esta pandemia. Debería combinarse con pruebas, rastreo de contactos, aislamiento, cuarentena, enmascaramiento, distanciamiento físico, higiene de manos y comunicación efectiva con el público.

Además, el Panel hecho un llamado a la comunidad internacional para que ponga fin a la pandemia de COVID-19 y ha formulado una serie de recomendaciones inmediatas para detener su propagación:

  • Compartir vacunas: Los países de altos ingresos con una reserva de vacunas suficiente para una cobertura adecuada deberían comprometerse, a la vez que amplían su cobertura, a proporcionar a los 92 países de ingresos bajos y medios participantes en el compromiso anticipado de mercado de COVAX*, promovido por la Alianza Gavi para las Vacunas (Gavi), al menos mil millones de dosis de vacunas de aquí a septiembre de 2021
  • Suspensión de patentes: Los principales países productores de vacunas y los fabricantes deberían reunirse, bajo los auspicios conjuntos de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Mundial del Comercio, para acordar la concesión voluntaria de licencias y la transferencia de tecnología. Si no se toman medidas al respecto en un plazo de tres meses, debería entrar en vigor inmediatamente una exención de los derechos de propiedad intelectual en virtud del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual Relacionados con el Comercio
  • El G7 debería comprometerse inmediatamente a proporcionar el 60% de los 19.000 millones que el Acelerador ACT necesita en 2021 para vacunas, pruebas diagnósticas y tratamientos y para el fortalecimiento de los sistemas de salud, y debería adoptarse una fórmula de reparto de la carga para financiar estos bienes públicos mundiales de forma continua
  • Todos los países deberían aplicar las medidas de salud pública de probada eficacia a la escala necesaria para frenar la pandemia. Para ello, es crucial el liderazgo de los Jefes de Estado y de Gobierno

*COVAX es parte de un esfuerzo global sin precedentes para suministrar vacunas para al menos el 20% de la población de cada país participante durante 2021, con el fin de proteger a las personas en mayor riesgo de presentar formas graves de COVID-19 y salvar vidas. En América, 36 países recibirán vacunas a través del Mecanismo COVAX, de los cuales 26 lo harán con financiamiento propio y diez lo harán sin costo.

El Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana para la Salud es el mecanismo designado por COVAX para adquirir las vacunas en nombre de los países de la región.

COVAX está codirigido por Gavi, la Alianza para las Vacunas, la Organización Mundial de la Salud y la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante las Epidemias (CEPI), y trabaja en asociación con UNICEF, el Fondo Rotatorio de la OPS, así como con el Banco Mundial, organizaciones de la sociedad civil, fabricantes y otros.

Vea todas las noticias de hoy

La contaminación que deja el incendio en Matanzas se extendería a La Habana

Vivienda de Guanabo con las paredes manchadas por la lluvia en la noche de este lunes. (Foto: Cortesía María Elena Mir Marrero)

La lluvia ácida que baja a tierra las sustancias contaminantes del humo negro producido por el incendio de grandes proporciones desatado el viernes pasado en la Base de Supertanqueros de Matanzas alcanzaba este martes al poblado de Guanabo, en La Habana del Este, según testimonio de una residente del lugar.

La activista María Elena Mir Marrero envió una foto a la redacción de Radio Martí en la que se observan manchas oscuras dejadas por la lluvia en la noche del lunes. Durante todo el día, una nube de humo negro se extendía sobre el poblado y áreas aledañas.

Vecinos del lugar dijeron sentir los efectos del humo. El diario independiente 14ymedio reportó incluso que pacientes asmáticos y otras afectaciones pulmonares han acudido a los centros de salud con "irritación en la garganta y ardor en los ojos".

"Durante el domingo, dos aguaceros llenaron la ciudad de charcos viscosos, con una peste a gasolina quemada que se impregnó en las paredes y adoquines de La Habana", precisó el medio independiente.

La nube negra contiene partículas de dióxido de azufre, óxido de nitrógeno, monóxido de carbono, entre otras sustancias. Según la Organización Mundial de la Salud, los gases y partículas que se desprenden de la combustión de crudo se asientan en las vías respiratorias medias, mientras las partículas aún más pequeñas pueden alcanzar las vías respiratorias bajas en los pulmones.

Durante una reunión en la tarde del lunes para evaluar la catástrofe provocada por el incendio en la base de almacenamiento de combustible, en Matanzas, las autoridades informaron que una lluvia ácida había sido localizada en el Valle de Yumurí. La ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba (CITMA), Elba Rosa Pérez Montoya, dijo a la prensa estatal tener todas las evidencias de que hay una afectación natural importante.

Vivienda de Guanabo con las paredes manchadas por la lluvia en la noche de este lunes. (Foto: Cortesía María Elena Mir Marrero)
Vivienda de Guanabo con las paredes manchadas por la lluvia en la noche de este lunes. (Foto: Cortesía María Elena Mir Marrero)

La ministra indicó que los científicos hacen una evaluación de los efectos del incendio en el suelo, el agua, y la biodiversidad, para un análisis integral del impacto ambiental por el incendio en la Base de Supertanqueros.

Informó, además, que al menos tres equipos estarán monitoreando el aire para tener un conocimiento más preciso de las afectaciones. Hasta el momento, la contaminación se mantendría a una altitud de entre cuatro y seis kilómetros, detalló.

Pérez Montoya dijo que el CITMA trabaja con el Instituto de Meteorología (Insmet) y expertos de Matanzas para "controlar cada uno de los lugares más vulnerables" de la provincia, los de Mayabeque y de La Habana.

"Reiteramos aquí que la población debe utilizar el nasobuco, sobre todo la más vulnerable (padecimientos crónicos y otros); también es aconsejable que no se exponga al aire libre cuando llueva", concluyó.

La especialista en Higiene y Epidemiología, Dra. Susana Suárez, también recomendó a la población, durante una comparecencia en el programa de la televisión estatal Mesa Redonda, no salir innecesariamente, y si deben hacerlo, que sea con el nasobuco humedecido. No obstante, advirtió que en zonas contaminadas sería mandatorio el uso de máscaras con filtro.

En conferencia de prensa este martes, el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) señaló que, de conjunto con el CITMA, continúa el monitoreo del estado de contaminación en el aire, y que no se notifican grandes afectaciones en la población.

"Hasta este momento no existe ningún incremento (de enfermedades respiratorias u otros padecimientos) asociado al siniestro", afirmó el doctor Luis Armando Wong.


Los puestos de salud se mantienen en vigilancia, aunque han disminuido los casos de infecciones respiratorias agudas con respecto a la semana anterior"

En la mañana de este martes, aunque la situación en el área del incendio seguía siendo "muy compleja" y continuaba el fuego, el panorama era "más alentador", dijo Daniel Chávez, segundo jefe del Cuerpo de Bomberos de Cuba. Añadió que el humo ha cambiado de coloración, y sale menos oscuro, lo que significa que la situación es más favorable.

Los bomberos y técnicos de las brigadas mexicanas y venezolanas habían podido acceder al lugar y trabajaban juntos para extinguir las llamas, reportaron medios estatales. El cuarto tanque, comprometido en la noche del lunes, "se observa sin graves daños, todo parece indicar que sobrevivió a las llamas de la última noche", dijo en Facebook Radio 26.

Cubanos advierten que epidemia de dengue no se soluciona con visitas de prevención

Sala del hospital Abel Santamaría, en Pinar del Río. (Foto: Facebook)

Las brigadas estudiantiles anunciadas por el gobierno cubano para practicar el pesquisaje en los hogares en medio de la epidemia de dengue poco podrán hacer si no se fumiga, se eliminan los vertederos de basura, y se soluciona el faltante de medicamentos y los largos apagones, dijeron a Radio Televisión Martí residentes desde la isla.

En Pinar del Río van en aumento los casos de dengue, advierte José Rolando Cásares.

“Pasé por el hospital Abel Santamaría y todavía sigue colapsado de tantos niños que hay ingresados con el dengue. No hay petróleo ni químicos para cumplir con el ciclo de fumigación, ya no son apagones, sino alumbrones”, se quejó el activista.

Desde el poblado de Carlos Rojas, en el municipio de Jovellanos, en Matanzas, Annia Zamora Carmenate, señala: “Hay muchos enfermos y no se sabe si es dengue o Covid-19, porque cuando uno llega al hospital, no hay reactivos, tampoco PCR ni test rápidos. Entre el hambre, los apagones y la falta de medicamentos, esto es horrible”, afirmó.

Las visitas a las casas no cambiarán nada, concluye desde Nuevitas Olainis Tejeda Beltrán. “No se ha podido hacer la campaña de fumigación porque no hay combustible, y las personas tienen una total desconfianza en el sistema de salud, prefieren pasar el dengue en sus casas. Estamos viviendo un abandono total”, dijo.

Ramón Zamora alerta que en Holguín está fuera de control la campaña de prevención.

“¿De qué vale que vengan a ver cómo están los depósitos de agua sin traer ningún tipo de solución, como es la fumigación? No tienen recursos para atender la cantidad de pacientes que hoy se hacinan en el hospital pediátrico y también en el clínico quirúrgico”, informó el traumatólogo.

Opinan en Cuba que sin condiciones, visitas de prevención del dengue no tienen sentido
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:28 0:00

La escasez es total en Baracoa, cuenta desde allí Emilio Almaguer.

“Una duralgina no la hay, un mosquitero no lo hay, algo que me alimente tampoco lo hay. Entonces, más que medida de prevención, se convierte en una molestia que te visiten para exigirte que tienes que mantener el patio limpio y hacer el auto focal”, opinó el comunicador.

En Camagüey hay dengue y otras enfermedades contagiosas, advierte Leydis Tabares.

“¿Qué pueden hacer estos infelices muchachos al resistero del sol el día entero, si aquí no hay ningún tipo de medicamentos? Y tampoco los recursos que se necesitan para combatir el dengue; y no hay fumigación por falta de petróleo”, destacó.

Y desde Puerto Padre, en Las Tunas, Vladimir Martín Castellanos enfatizó que allí hay problemas mayores para enfrentar el brote de dengue que no se solucionan con una visita de prevención.

“Toda la basura de Puerto Padre está regada en la calle, en los vertederos, por falta de petróleo para poder recogerla, y tampoco están fumigando”, aseguró el activista.

En la página de Facebook del Ministerio de Salud Pública, cubanos dejaron comentarios críticos sobre las pésimas condiciones existentes y la escasez de recursos disponibles para enfrentar la crisis epidemiológica.

OMS declara emergencia internacional por viruela del mono

Imagen de 1997 facilitada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU durante una investigación sobre un brote de viruela símica. (CDC vía AP, Archivo)

La Organización Mundial de la Salud determinó este sábado que la llamada viruela del mono es una emergencia de salud global, y alertó a los gobiernos a poner en marcha los protocolos necesarios para contener el brote y evitar que se convierta en una pandemia.

La enfermedad afecta ya a unos 75 países y territorios, con alrededor de 16.000 casos notificados y cinco fallecimientos, informó el director general de esa organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa en Ginebra.

"En resumen, tenemos un brote que se ha propagado rápidamente por todo el mundo a través de nuevos modos de transmisión sobre los que sabemos muy poco y que cumple con los criterios de las normas sanitarias internacionales”, subrayó Tedros.

Las declaraciones ocurren luego de una segunda reunión del Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional para evaluar la gravedad del brote en la que no hubo consenso entre los miembros.

"Habiendo considerado las opiniones de los miembros y asesores del Comité, así como otros factores de conformidad con el Reglamento Sanitario Internacional, el Director General ha determinado que el brote de viruela símica en varios países constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional", señaló la OMS en un comunicado.

Tedros detalló los 5 puntos por los que consideró la viruela del mono una "emergencia de salud pública de importancia internacional":

  • En primer lugar, la información proporcionada por los países, que en este caso muestra que este virus se ha propagado rápidamente a muchos países que no lo habían visto antes.
  • En segundo, los tres criterios para declarar una emergencia de salud pública de importancia internacional según el Reglamento Sanitario Internacional, que se han cumplido.
  • Tercero, el asesoramiento del Comité de Emergencia, que no ha llegado a un consenso
  • Cuarto, los principios científicos, las pruebas y otra información pertinente, que actualmente son insuficientes y nos dejan con muchas incógnitas
  • Quinto, el riesgo para la salud humana, la propagación internacional y el potencial de interferencia con el tráfico internacional.

Sobre la incidencia de la enfermedad, el doctor Tedros puntializó que es moderada a nivel mundial y en todas las regiones, excepto en Europa, donde el riesgo se evalúa como alto.

El dengue avanza y los cubanos alertan sobre falta de recursos para enfrentar la epidemia

Los cubanos se quejan de que no se está haciendo la fumigación contra el Aedes Aegypti como en años anteriores. (Foto Archivo)

A pesar de los altos niveles de infestación del mosquito Aedes Aegipty y el incremento del dengue en la mayoría de las provincias cubanas, las autoridades determinaron suspender las fumigaciones intensivas debido a la escasez de combustible, así lo informó Madelaine Rivera, directora nacional de Vigilancia y Lucha Anti vectorial del Ministerio de Salud Pública (MINSAP).

La funcionaria advirtió que sólo se fumigarán los domicilios donde se reporte algún caso febril o positivo de dengue.

Mientras tanto, cubanos que residen en varias provincias de la isla, dijeron a Radio Televisión Martí que los casos de dengue se disparan, mientras que la campaña de prevención está desplomada.

Desde La Habana, en el municipio Arroyo Naranjo, se reportan altos niveles de infestación a causa del mosquito, informó el periodista independiente Vladimir Turró.

“Ya no existen los controles que se hacían hace algunos años atrás, tampoco existe la fumigación prácticamente”, dijo Turró.


Cienfuegos también tiene una compleja situación epidemiológica, señaló el comunicador independiente Alejandro Tur Valladares.

“En la actualidad, lo que se verifica es una ausencia total de esa campaña, con una carencia total de insumos y medicamentos”, afirmó Tur Valladares.

Eldris González Pozo vive en la ciudad de Santiago de Cuba, donde se reporta también el incremento de los casos de dengue.

“No hay petróleo para fumigar, no están haciendo el chequeo en las casas para echarle el abate a los tanques y otros recipientes para almacenar agua; todos los registros en las calles de la ciudad están obstruidos por las aguas albañales”, aseguró el activista.

Avanza la epidemia de dengue en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:35 0:00


El comunicador independiente Adriano Castañeda, quien vive en la capital espirituana, reportó también la proliferación de los casos de dengue.

“La falta de recogida a tiempo de la basura, además, las autoridades dicen que no tienen petróleo y otros recursos para reparar salideros y entonces el agua se estanca allí”, advirtió.

Vladimir Martín Castellanos vive en el reparto Armando Silva, en Puerto Padre, Las Tunas y desde allí alertó: “Lo que sí hay son muchos vertederos y según la empresa de comunales, ellos no tienen petróleo para recoger la basura, no he visto fumigación, tampoco he visto a los trabajadores de la campaña visitando las viviendas para las pesquisas”.


Ramón Zamora reside en la capital holguinera, territorio que enfrenta un serio problema: “Una cantidad significativa de aguas albañales que corren por las calles de muchos repartos sin que las autoridades le den solución".

En el poblado de Banes hay dengue, pero también hay casos de Covid-19 y no se hacen PCR para conocer con exactitud el diagnóstico, denunció William Tamayo, un residente de esta localidad.

“Ya no hay cómo fumigar porque no tienen petróleo ni los químicos que se necesitan y los apagones están alcanzado hasta las 10 horas”, declaró Tamayo.

Desde la ciudad de Guantánamo, en el barrio Suroeste, el periodista independiente Anderlay Guerra Blanco dijo que "la situación preventiva por parte de salud púbica en la provincia es casi nula”.

EEUU autoriza refuerzo de Pfizer para niños desde 12 años

Un adolescente muestra un cartel de apoyo a la vacuna contra el COVID-19 mientras recibe su primera dosis de Pfizer. (AP /Shafkat Anowar, archivo)

Estados Unidos está ampliando el refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 en un momento en que enfrenta un aumento de casos de la variante ómicron. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) ha autorizado inyecciones extra de Pfizer para niños a partir de los 12 años.

Los refuerzos ya se recomendaban para la población de 16 años o más y los reguladores federales decidieron el lunes ampliar el rango para abarcar a menores de entre 12 y 15 años una vez que haya pasado el tiempo suficiente desde su última dosis.

Pero la medida, que se toma con el reinicio de las clases después del periodo vacacional, no es el último paso. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) deben decidir si recomiendan refuerzos para adolescentes de menor edad. Se espera que la doctora Rochelle Walensky, directora de los CDC, tome la decisión esta semana.

La FDA también indicó que todas las personas de 12 años o más que son elegibles para una dosis de refuerzo pueden recibirla a partir de cinco meses después de su última dosis en lugar de seis.

Las vacunas aún ofrecen una protección sólida contra enfermedades graves de cualquier tipo debido al COVID-19. Pero las autoridades de salud exhortan a la población que es elegible a aplicarse un refuerzo.

Cargar más

XS
SM
MD
LG