Enlaces de accesibilidad

Coronavirus Cuba

La curva sigue subiendo: otras 4 muertes y 937 casos de COVID-19 en Cuba

Una cola frente a una tienda en La Habana, en medio de las medidas de control para frenar la propagación del COVID-19. (Yamil LAGE / AFP)

Cuba reportó este sábado cuatro muertes y 937 nuevos casos de COVID19, en otra jornada desfavorable que evidencia el descontrol de la enfermedad en la isla, especialmente en La Habana, con la cifra récord de 527 casos en un solo día.

La isla acumula ya 43,484 contagios y 291 fallecimientos a causa de la pandemia.

El Ministerio de Salud Pública informó que 19,907 pacientes se encuentran ingresados para vigilancia clínica epidemiológica, de ellos 3,391 sospechosos de haber contraído el virus, 11,569 en vigilancia y 4,947 confirmados activos.

El número de enfermos que se atienden en las terapias intensivas sigue siendo alto, con 59 pacientes confirmados en el día, de ellos 28 críticos y 31 graves, según el MINSAP.

Pinar del Río y todos sus municipios, con un total de 45 casos este sábado, pasan a la etapa epidémica en la fase de transmisión autóctona limitada. La provincia tiene una tasa de incidencia de 100,93 por cada 100 000 habitantes, reportó el diario oficialista Granma.

Durante los últimos 15 días, fueron diagnosticados en el país cerca de 12 mil casos de COVID-19, para una tasa de 106 por cada 100,000 habitantes, según informó José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública.

Cubanos se quejan continuamente del mal manejo de los protocolos por parte de las autoridades de Salud, y de otros problemas como la falta de higiene en los centros médicos y el desabastecimiento de productos básicos que genera aglomeraciones y largas finas en los pocos comercios con mercancía a la venta.

Llueven las quejas de cubanos inconformes con el manejo de la pandemia

Geyber Moya comentó en la cuenta de Facebook del MINSAP que en el municipio Placetas, en Villa Clara, “el centro de aislamiento tiene PÉSIMAS condiciones, ni agua de beber hay”, y retó a las autoridades a contactarlo “para que comprueben” la información.

Otra usuaria, que se identificó como Maritza Bello Borrego, se cuestionó la demora en la entrega de resultados de las pruebas PCR en la provincia de Matanzas.

Mientras, Diana Cruz aseguró que el hospital La Covadonga, en La Habana, presenta “pésimas condiciones” higiénicas. “No desinfectan entre un paciente y otro que sale y hay poca protección entre el personal de salud que trabaja súper expuesto”, dijo.

“Fijo ahora salen muchos a criticar mi comentario, pero tengo evidencia de lo que estoy diciendo”, agregó Cruz, y publicó imágenes de una de las salas del hospital, sin ofrecer más detalles.

Otros cubanos, como Saimara Santos, piden medidas más estrictas para contener la ola de contagios que afecta principalmente a la capital del país.

“Cerrar La Habana cuesta menos que mantener a todos los centros de aislamiento, los hospitales, la infraestructura que genera la COVID. Y, ojo, los pocos hospitales que quedan en La Habana están que no pueden con la cantidad de enfermos y la poca higiene. ¡Me consta, después de 4 horas en el Calixto García!!!!”, escribió en la página de Facebook del MINSAP.

La institución, que informa diariamente las cifras oficiales de la pandemia en la isla, no ha respondido directamente las quejas de los usuarios que comentan en sus redes sociales.

Vea todas las noticias de hoy

La escasez es peor para habaneros en cuarentena: "nos vamos a morir de hambre aquí adentro"

Hombres montan guardia en una reja que corta el acceso a su vecindario en cuarentena por coronavirus, en La Habana, para mantener alejados a los que no viven allí. (AP/Ramon Espinosa)

La capital cubana continúa siendo el epicentro del rebrote de COVID-19 en el país y hay importantes centros comerciales e instituciones estatales afectadas por la pandemia, mientras los centros de aislamiento no dan abasto para acoger a los contactos de casos confirmados.

Residentes en la urbe capitalina dijeron a Radio Televisión Martí que el gobierno no tiene recursos para garantizar la alimentación diaria de las personas que mantiene aisladas en sus casas.

En Arroyo Naranjo, el periodista independiente Vladimir Turró informa que la directora del policlínico de su zona dio positivo, y agrega que ha recibido varias denuncias de familias que han estado aisladas en Centro Habana y nadie se apareció con alimentos.

Habaneros temen que el aislamiento en las casas empeorará la crisis que viven
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:21 0:00

“Creo que es totalmente imposible mantener a una persona en su casa encerrada, sin poder adquirir alimentos. El estado no te va a traer la comida hasta tu casa, por tanto, la situación estará más crítica de lo que se encuentra en estos momentos”, aseguró.

El sociólogo Ángel Marcelo Rodríguez Pita comenta que es una situación límite lo que está enfrentando la sociedad cubana con la pandemia.

“El cierre de los centros comerciales limita aún más el acceso a los alimentos y otros productos necesarios, y a esto hay que sumarle el colapso de la infraestructura sanitaria. El gobierno cubano no tiene capacidad ahora mismo para poder hacer frente a la situación con el COVID-19”, dijo el sociólogo.

La Habana Vieja tiene varias barriadas que están aisladas y las diferentes instituciones no garantizan nada a la población.

“El gobierno no tiene como sostener esto que está pasando, nos vamos a morir de hambre aquí adentro. Hay una preocupación muy grande en la población porque nosotros sabemos que el estado no sustenta nada”, argumentó la activista.

Pedro Luis García reside en el municipio Plaza de la Revolución y reporta que allí el desabastecimiento es total.

“El pueblo no tiene alimentación, esto es una aldea taína. Aquí no hay comida, es una hambruna total, y las tiendas están completamente vacías. Quieren hidratar al pueblo solamente con agua”, señaló el cuentapropista.

Rebeca Monzó, también cuentapropista y bloguera, apunta que en Nuevo Vedado se forman colas de cientos de personas y la empresa de comunales no limpia ni desinfecta las calles, ni los establecimiento donde se aglomera el pueblo buscando comida.

“Aquí las personas, que la mayoría son viejos, tienen que salir y dispararse tremendas colas para comprar algo para comer. Muchas tiendas están cerradas, porque están vacías”, advirtió.

Y en Marianao, el también comunicador, Enrique Díaz, concluye que el gobierno no tiene capacidad para alimentar con regularidad en sus hogares a las personas aisladas.

“No hay comida en los establecimientos, y encima de eso el estado pretende que las personas aisladas en sus casas no salgan a buscar alimentos. Ni remotamente me puedo imaginar cómo el gobierno va a resolver esto de la alimentación en medio de la pandemia”, dijo.

Ante el agotamiento de la capacidad en los centros de aislamiento, en La Habana, el viceprimer ministro Roberto Morales Ojeda dijo que las autoridades de Salud Pública “revisan modos de hacer, en lo relacionado con el tratamiento que se debe dar en el territorio a los contactos que no vayan a centros de aislamiento”.

Cuba sobrepasa los 50 mil casos de COVID-19 en otra jornada con cientos de contagios

Un taxista en bicicleta espera clientes afuera de una vivienda, en La Habana, donde la policía controla el acceso a un vecindario. (AP/Ramon Espinosa)

Cuba sobrepasó este lunes los 50,000 casos de COVID-19, en otra jornada con cientos de contagios reportados y otros dos fallecidos a causa de la enfermedad.

Según cifras oficiales del Ministerio de Salud Pública, fueron diagnosticadas 811 personas positivas, la mayoría en la capital del país, con 377 de los contagios.

El total de casos alcanza ya la cifra de 50,590, y 324 muertes por coronavirus. En los últimos tres meses, la curva no ha parado de subir, como muestra este gráfico del proyecto independiente Inventario, que lleva una contabilización de las cifras de la pandemia en Cuba.

Los dos fallecimientos reportados en el día corresponden dos residentes en La Habana, un paciente de 79 años de edad, del municipio Boyeros, y otro de de 81 años del municipio Plaza.

El número de menores de 20 años contagiados sigue siendo alto, con 141 en el día. Las autoridades de salud han expresado preocupación por la incidencia del virus en pacientes en edades pediátricas.

Este lunes permanecían ingresados para vigilancia clínica epidemiológica 19,317 pacientes, de ellos, 3,481 sospechosos, 11,732 en vigilancia y 4,104 confirmados activos. En terapia intensiva, 62 pacientes confirmados: 23 en estado crítico y 39 reportados de gravedad.

La isla enfrenta un rebrote de la enfermedad que se aceleró a finales de noviembre, con la reapertura de las fronteras a los vuelos internacionales y el relajamiento de las medidas de control en el interior del país.

Ante el incremento de casos, el gobierno volvió a limitar las operaciones aéreas y retomó la cuarentena obligatoria para viajeros, pero los contagios continúan en aumento.

Reportan 4 nuevos fallecimientos por COVID-19 en Cuba

Un residente muestra su identificación a un oficial de policía que está limitando el acceso a un vecindario en La Habana. (AP Foto/Ramon Espinosa)

El Ministerio de Salud reportó este sábado 720 casos nuevos de coronavirus y sitúa el acumulado en 49 mil 161 desde el inicio de la pandemia en Cuba.

Los 720 casos diagnosticados corresponden a los grupos de edad: 112 menores de 20 años, 239 de 20 a 39 años; 242 de 40 a 59 años y 127 más de 60.

El reporte indica 4 nuevos fallecimientos y totaliza en 318 el número de decesos por COVID-19 en el país desde el inicio de la pandemia el pasado año.

Se encuentran ingresados para vigilancia clínica epidemiológica 19 mil 491 pacientes. De ellos, 4 mil 221 son casos activos. Hay 26 pacientes en estado crítico y 33 en estado grave.

La provincia de La Habana muestra una vez más el mayor número de contagios con 362, le siguen Mayabeque con 60, Camaguey con 53 y Santiago de Cuba con 45.

Esta semana las autoridades reconocieron que ante la explosión de contagios no había capacidad para aislar a todos los contactos.

Al mismo tiempo un brote en el Ministerio de Justicia y en varias instituciones de Salud Pública en la capital pusieron en alerta a las autoridades provinciales, que amenazaron con castigar severamente a los responsables.

Brotes de COVID-19 en centros comerciales e instituciones estatales pone en alerta roja a La Habana

El centro comercial Carlos III en La Habana. REUTERS/Alexandre Meneghini

El reporte de casos de coronavirus en dos de los principales centros comerciales de La Habana, un brote en el Ministerio de Justicia y en varias instituciones de Salud Pública pusieron en alerta a las autoridades provinciales, que amenazan con castigar severamente a los responsables.

Cuba reportó este viernes 875 nuevos casos de COVID 19 y otras dos muertes a causa de la enfermedad. La mayoría de los contagios ocurren en la capital del país, con 462 en el día.

El presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP), Luis Antonio Torres Iríbar exigió la “aplicación de multas a los infractores, empezando por los cuadros de esas instituciones”, reportó el diario estatal Tribuna de La Habana.

En la jornada del miércoles se diagnosticaron en la capital 35 trabajadores de la Salud positivos a la COVID-19, de ellos 10 con fuente de infección institucional. Según el medio local, en una reunión del CDP se analizó “la situación de varias instituciones de Salud Pública, con focos epidemiológicos”.

En los centros comerciales Carlos III y Cuatro Caminos se reportaron casos positivos al COVID-19 entre su personal. La doctora Yadira Olivera Nodarse, directora del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, dijo que en ambos mercados, que permanecen cerrados hasta nuevo aviso, se realiza “la desinfección de los complejos de tiendas y se estudia el universo epidemiológico para llegar a todos los contactos”.

El Ministerio de Justicia de Cuba (MINJUS), ubicado en el céntrico barrio del Vedado, también cerró por un brote de coronavirus entre sus trabajadores, revelaron fuentes internas a Diario de Cuba.

Según las declaraciones ofrecidas al portal digital por una empleada de ese ministerio "hace 15 días empezaron los contagios por el Departamento del Registro Nacional de Asociaciones".

La directora del MINJUS, Miriam García Meriño, habría dado positivo al virus, tras lo cual se activaron en esa institución los “protocolos de bioseguridad, se pesquisó a los trabajadores, se suspendieron las labores y se fumigaron y desinfectaron los locales afectados", dijo a DDC.

El miércoles, informó el Tribuna de La Habana, también se abrieron focos en dos de las 22 fincas asentadas en el municipio de Cotorro, por lo que se realiza una intensa pesquisa en el resto.

En el reporte de este viernes, el Ministerio de Salud Pública informó que el país acumula 48,441 contagios desde que comenzó la pandemia, y 314 fallecimientos.

Al cierre del 25 de febrero, permanecían ingresados para vigilancia clínica epidemiológica 19,169 pacientes, de ellos 2,971 sospechosos, 11,862 en vigilancia y 4,336 confirmados activos.

El informe agrega que se atienden en las terapias intensivas 53 pacientes confirmados, 26 críticos y 27 graves.

Se agota capacidad de aislamiento en La Habana: adoptan nuevas medidas

La Habana, el epicentro de la pandemia en la isla, reporta el mayor número de contagios cada día. REUTERS/Stringer

Cuba reportó este jueves otras 4 muertes y 670 nuevos casos de coronavirus, la mayoría en La Habana, donde a partir de la explosión de contagios no hay capacidad para aislar a todos los contactos, reconocieron las autoridades.

La capital, con 364 positivos en el día, sigue presentando los “mayores niveles de transmisión de la enfermedad y una amplia dispersión del contagio en sus 15 municipios”, informan los medios estatales, pese las continuas medidas de refuerzo para contener la situación.

Ahora se ha elaborado “un plan que contempla otras 22, asociadas fundamentalmente al incremento de la eficiencia de la pesquisa; el trabajo en los controles de focos; y la manera de tratar los casos confirmados desde el primer momento”, dijo el gobernador Reinaldo García Zapata en una reunión de trabajo sobre la pandemia, sin ofrecer más detalles, informa el Tribuna de La Habana.

Según el viceprimer ministro, Roberto Morales Ojeda, las autoridades de Salud “revisan modos de hacer en lo relacionado con el tratamiento que se debe dar en La Habana a los contactos que no vayan a centros de aislamiento”.

Mientras, los habaneros se quejan de que las restricciones establecidas, como el toque de queda, no son eficientes ni resuelven el problema. Una usuaria que se identifica como Lady Laura Santos Pérez dijo en la cuenta de Facebook del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) que en su municipio la medida no se respeta.

“El toque de queda a partir de las 9 lo quitaron y yo no me he enterado??? Si no es así, los exhorto a que visiten los barrios de noche para que vean la movilidad de personas y vehículos. Exactamente estoy hablando de Arroyo Naranjo, el municipio que reportó 53 casos hoy”, dijo en referencia al reporte del miércoles, 24 de febrero.

Según Jessica Castillo Grillo, en San Miguel del Padrón “es la misma gracia, las personas transitan después de las 9 pm como si nada”. En otros municipios la situación es la misma.

Kinia Fernández comenta que en Boyeros, “después de las 9, hasta los borrachos empiezan a salir”, y “en el Cotorro es igual”, subraya Taymi Hernández.

Este jueves, permanecían ingresados en la isla 19,487 pacientes relacionados con el virus, de ellos 3,157 sospechosos, 11,941 en vigilancia y 4 mil 389 confirmados activos, informó el MINSAP.

En terapia intensiva se atienden 61 pacientes: 33 críticos y 28 graves.

Desde el inicio de la pandemia 47,566 personas han sido diagnosticados con COVID-19 en Cuba, y 312 han fallecido a causa de la enfermedad, de acuerdo a cifras oficiales.

Cargar más

Radio Martí en Vivo

Entre Nosotros
please wait
Embed

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo Entre Nosotros

Televisión Martí en Vivo

Estado de SATS
please wait
Embed

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo Estado de SATS

XS
SM
MD
LG