Enlaces de accesibilidad

Coronavirus Cuba

Habaneros insatisfechos con módulo de alimentos para ancianos por coronavirus

Los ancianos llevan la parte más difícil en medio de la crisis por el coronavirus en Cuba. (Yamil Lage/AFP)

El módulo de alimentos que el gobierno cubano entrega por el coronavirus a personas mayores de 65 años de edad ha generado diversas opiniones entre los residentes de La Habana, donde ya ha comenzado su distribución.

"¿Cómo tú le vas a dar a los ancianos, mayores de 65 años, un módulo que no tenga carne? Con las pastas no resuelven el problema", dijo la capitalina Ivonne Lemus a Radio Martí.

Sin cárnicos y "muy caros" módulos de alimentos por COVID-19
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:56 0:00

Las personas están desesperadas a causa del desabastecimiento de productos básicos, asegura Lemus. "O te enfermas, o comes. Hay una desesperacion en la población horrible", señaló.

Según la prensa estatal, el módulo incluye 4 huevos, 1 kilogramo de harina de maíz, 1 kilogramo de pasta (coditos) y 7 libras de viandas y hortalizas, pero no solo la cantidad o variedad, también el precio al que los están vendiendo ha dado de que hablar.

Módulos de alimentos a mayores de 65 años por COVID-19 en Cuba.
Módulos de alimentos a mayores de 65 años por COVID-19 en Cuba.

Desde el municipio 10 de Octubre, donde comenzó la distribución la pasada semana, Roberto Herrera asegura que muchos no tienen con qué pagarlo. "El cubano no está trabajando. La gente está protestando por eso, porque no tienen dinero" para comprarlo, aseguró.

También la calidad del módulo ha sido criticada, explicó Herrera. "Viene siendo como una sobra, porque los espaguetis [están] partidos, que se está viendo que es el sobrante de algo, y la harina, según un abuelito que lo compró, tenía gorgojo".

Zenaida Castillo, quien reside en la Habana Vieja, otro de los municipios en los que ya se han distribuido estos módulos, opina diferente. "Es verdad que no han dado proteína, pero también hay que ver la situación que tiene el país, hay que garantizar las dietas médicas. Muchas personas están contentas", aseguró.

Castillo agrega que el precio no es un obstáculo, porque "a veces los módulos no vienen completos", y cada parte tiene un costo diferente.

La escasez de alimentos y productos de aseo ha generado colas interminables en los pocos establecimientos estatales donde se distribuyen, provocando que la multitud no siga las medidas de distanciamiento social como precaución para contener la propagación del COVID-19.

Debido al desabastecimiento, los cubanos se ven obligados a salir diariamente de sus casas e interrumpir la cuarentena para conseguir qué comer.

Vea todas las noticias de hoy

Refuerzan control por brotes de COVID-19 en La Habana a solo una semana de la reapertura

En medio de la reapertura la capital cubana enfrenta varios brotes de coronavirus. (AP/ Ramón Espinosa)

En medio del relajamiento de las medidas de prevención para contener el coronavirus, y decretada la fase uno de recuperación en la capital cubana, 26 manzanas quedaron en aislamiento este miércoles en la barriada de Lawton, municipio Diez de Octubre, donde residen más de 7.000 personas, debido a un rebrote de la enfermedad.

La zona afectada colinda en el norte con las calles Fonst, Aguilera y Calle 13, al sur con Calle D, al oeste con Porvenir y al este con Calle 14 y Juanelo, según han informado las autoridades sanitarias.

En el Cerro también han sido aisladas cuatro manzanas en la zona de Atarés, con un total de 2.042 residentes, dijo Luis Antonio Torres, presidente del Consejo de la Defensa Provincial (CDP), reportó el diario estatal Tribuna de La Habana.

Capitalinos dijeron a Radio Televisión Martí que la decisión de levantar las restricciones fue apresurada, y sin la preparación adecuada, con la intención de ofrecer una falsa percepción de la realidad.

Ahora las autoridades se apresuran a reforzar las medidas para contener el foco de contagio. Entre otras normas, orientaron el aislamiento de todos los núcleos familiares, la aplicación de pruebas rápidas a grupos vulnerables, el aislamiento social en zonas predeterminadas con vigilancia estricta, pesquisa al 100% de la población, y prohibida la circulación de vendedores ambulantes, detalla el Tribuna.

También orientaron el uso de nasobucos dentro y fuera del hogar, y advirtieron que "se tomarán severas acciones con los ciudadanos que violen las disposiciones de las autoridades sanitarias u otras autoridades del territorio".

La policía, objeto de protestas en las últimas semanas por la muerte de dos jóvenes en diferentes operativos, vigilará "posibles conductas y o ilegalidades que se presenten", subraya el diario oficialista.

La economista y directora de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, Martha Beatriz Roque Cabello, quien reside en Diez de Octubre, dijo que este miércoles había una fuerte presencia de personal de la salud en labores de detección de focos en la zona de Lawton.

Cuarentena en municipios habaneros por focos de COVID-19
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:10 0:00

Para Pedro Acosta, residente en el Cerro, estaba claro que los capitalinos no estaban listos para la reapertura pero, asegura, el propósito del gobierno es buscar dinero en medio de la actual crisis.

El periodista independiente Vladimir Turró considera pésima las condiciones sanitarias de las mayoría de los barrios, donde hay acumulación de desechos, vertederos y aguas albañales corriendo por las calles.

Pedro Luis García, cuentapropista, apunta que en medio de este escenario continúan las largas colas para adquirir alimentos y productos de aseo.

En una reunión de emergencia sobre la situación con el COVID-19 el lunes pasado, a solo unos días de decretar la fase uno de recuperación, el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel llamó a reforzar las medidas de control, entre ellas el aislamiento en seis municipios habaneros: Cerro, Diez de Octubre, Cotorro, Centro Habana, Arroyo Naranjo y San Miguel del Padrón.

La capital cubana cuenta con una población de 2.2 millones de habitantes.

Menores de edad entre nuevos positivos; activarían cuarentena en más barrios de La Habana

Vista de una calle de La Habana tras la reapertura. AP Photo/Ramon Espinosa

El Ministerio de Salud de Cuba reportó este miércoles 4 nuevos casos de COVID-19, para un acumulado de 2 mil 399 en el país, justo cuando las autoridades de la capital valoran poner a varios barrios en aislamiento por temor a un rebrote.

Los nuevos positivos son contactos de casos ya confirmados, que se encontraban asintomáticos al momento de la confirmación de la prueba, indica la nota oficial.

Los casos son de los municipios capitalinos Cotorro, Cerro y 10 de Octubre y entre ellos, dos corresponden a menores de edad de 9 y 15 años.

En La Habana han vuelto a decretar medidas de aislamiento reforzado en cuatro manzanas del área de salud policlínico Abel Santamaría en el consejo popular Pilar Atarés, de Cerro, compuesta por una población de 2042 habitantes.

Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Popular pidió un estudio epidemiológico de los municipios de Centro Habana, Arroyo Naranjo, San Miguel del Padrón y Diez de Octubre para implementar las mismas medidas.

"Estos territorios presentan una alarma para la capital del país, la percepción de riesgo es baja en la población y no puede haber relajamiento. No todas las personas asumen con igual responsabilidad las medidas de la primera fase, y no se puede bajar la guardia. Sería imperdonable que en vez de avanzar a la segunda fase, retrocedamos", explicó.

En la isla la población se ve obligada a permanecer por horas en interminables colas donde no se respeta el distanciamiento social, también en el transporte público se violan las medidas para evitar la propagación del virus.

En aumento nuevos casos de COVID-19 en Cuba

Vecinos recogen agua de una pipa la mañana del martes en un barrio de San Antonio de los Baños, en la provincia de Artemisa (Yamil Lage/AFP).

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) reportó que por décimo día consecutivo ningún paciente falleció víctima de COVID-19 en el país, y que los exámenes practicados el lunes confirmaron 15 nuevos casos de la enfermedad, lo que eleva a 2.395 la cifra de contagiados.

Desde que las autoridades anunciaron el inicio de la desescalada, el número de nuevos casos ha ido en un ligero aumento. Las restricciones para mantener el distanciamiento social se violan constantemente en todo el país a consecuencia de las prolongadas colas para comprar productos esenciales y en aglomeraciones del transporte público.

Solo uno de los 15 nuevos casos está localizado fuera de La Habana, específicamente en San José de las Lajas, provincia de Mayabeque. La mayoría de los confirmados en la capital son de los municipios Centro Habana, con ocho, y Cerro, con cuatro. No hay ningún menor entre ellos.

De acuerdo con el informe presentado por el Dr. Francisco Durán, director de Epidemiología del MINSAP, no hay ningún paciente en estado crítico, pero sí hay cinco en estado grave, y todos son habaneros: tres de Centro Habana y dos del Cotorro, con edades entre los 47 y los 57 años.

Permanecen ingresados en hospitales del país 158 pacientes, dijo el Dr. Durán: 67 que son casos confirmados, 44 sospechosos y 17 bajo vigilancia. Además, personal de salud monitorea en sus hogares a otras 154 personas que habrían estado en contacto con enfermos asintomáticos.

Seis de los contagiados fueron dados de alta el lunes, informó también el funcionario de salud pública, según el cual el primero de los indicadores evaluados diariamente para determinar la fase de recuperación en que se encuentra cada provincia es la tasa de incidencia.

La única provincia que no cumple actualmente los indicadores para quedar incluida en la primera fase de recuperación es Mayabeque, cuya tasa de incidencia en las últimas dos semanas supera los dos casos por cada cien mil habitantes, declaró el Dr. Durán.

Hizo referencia también a otro factor, “el índice reproductivo”, una medida de la transmisibilidad del virus, y dijo que hay en todo el país un solo municipio que no cumple los requisitos para estar en la primera fase, San José de las Lajas, precisamente en Mayabeque.

“La provincia de La Habana, con el 4.5 por ciento al tener 60 casos activos, cumple el indicador para la primera fase, que es de cinco o menos de cinco” casos por cada cien mil habitantes, añadió, y dijo que la segunda fase requiere que esa proporción sea de tres o menos de tres, y la tercera de uno o menos de uno.

Guanabo "está al garete", con botellas de ron y sin nasobuco

Cubanos en la playa tras la reapertura. REUTERS/Alexandre Meneghini

Crece la preocupación en Guanabo, una de las playas más populares en el Este de La Habana, tras la reapertura como parte de la primera fase del desconfinamiento.

Según dijo a Radio Televisión Martí la activista María Elena Mir, residente en esa localidad costera al este de la capital cubana, en Guanabo no se están llevando a cabo las medidas que el gobierno anunció para evitar un rebrote del COVID-19.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:20 0:00

"Todo lo que dicen aquí es mentira, las guaguas van repletas, ni nasobuco, por lo menos en mi comunidad. Esto está al garete y la policía no se ve tampoco", dijo la opositora, quien describió que en las calles están los jóvenes con botellas de ron y sin nasobuco, en un escenario que parece agosto de 2019 cuando no había coronavirus.

"La apertura la hicieron simple y llanamente por la situación económica que tiene el país", declaró Mir, quien mencionó la venta de bebidas alcohólicas, las violaciones a las normas de distanciamiento social en espacios públicos y los molotes en las guaguas donde viajan hasta 50 personas de pie.

"El gobierno no puede asumir la medida de abrir playas sin tener las condiciones creadas y en Cuba, antes de la COVID-19 no estaban, y ahora muchísimo menos", concluyó.

Cuba reporta 8 casos de COVID-19, todos en La Habana

Cubanos en el Malecón habanero. REUTERS/Alexandre Meneghini

El Ministerio de Salud de Cuba reportó ocho nuevos casos de coronavirus, todos en la provincia de La Habana.

Los ocho casos diagnosticados son cubanos, el 100% fueron contactos de casos confirmados y la mayoría provienen del municipio Cerro.

La capital cubana, de 2,2 millones de habitantes, entró el viernes a la primera fase de la reapertura tras más de tres meses de confinamiento y cierre de negocios.

A pesar de las medidas de distanciamiento social, los cubanos se ven obligados a arriesgarse al contagio en colas que se prolongan durante horas para adquirir los productos de primera necesidad.

Cargar más

Radio Martí en Vivo

El Revoltillo
please wait
Embed

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo El Revoltillo

Televisión Martí en Vivo

Pedro Román
please wait
Embed

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo Pedro Román

XS
SM
MD
LG