Enlaces de accesibilidad

D'Letras

Escritora de 'best sellers' recomienda autopublicación para ser independientes

Blanca Miosi, escritora y autora de varios libros que son éxitos de venta en Amazon. Foto cortesía de la autora.

Se trata de la escritora peruana Blanca Miosi, autora de novelas que son un éxito de ventas en Amazon. Se decidió a publicar de manera independiente y sobre esto habló a los jóvenes escritores cubanos.

Se llama Blanca Miosi, es peruana descendencia japonesa, vive en Venezuela y empezó a escribir por una petición de un ser querido. Miosi es hoy la escritora en español que más libros vende a través de Amazon.

Su novela La Búsqueda es la historia de Waldek Grodek –contada palmo a palmo por su esposo-, un niño católico que sobrevivió los campos de concentración nazis.

Este hecho la hizo arrancar en una carrera que la ha llevado a ferias del libro, eventos sociales y a interactuar con sus lectores como nunca pensó.

Blanca Miosi decidió el camino difícil de la autopublicación, promoverse ella misma en redes sociales como Twitter y Facebook y hoy tienes miles de seguidores y lectores. Sobre esta ventaja de la independencia aconsejó a los jóvenes escritores cubanos “porque publicar a través de editoriales del estado conlleva un compromiso que impide escribir de lo que se quiera”.

Ha pasado un año desde el fallecimiento de Waldek, personaje central de La Búsqueda, y la autora de más de una decena de títulos que son éxitos de venta en Internet respondió a Martí Noticias en medio del resumen que ha hecho de su labor en 2015.

“…lo mejor que me ocurrió durante el 2015 fue la invitación que recibí de parte de Amazon para representar a los escritores independientes de América Latina en el evento Amazon Academy, llevado a cabo el día 24 de octubre del 2015 en el COAM, Madrid, España".

"(…) Tuve la oportunidad de dirigir unas palabras en el evento. Fui nombrada por esta importante empresa como la escritora independiente que más libros vende en español en Amazon, una posición que me honra y de la que yo no tenía idea”, resumió.

Si les dijera a los lectores: “Les presento a Blanca Miosi”, ¿Qué debería escribir?

Que soy una mujer que jamás pensó en ser escritora. Nunca tuve esa inquietud como tantos escritores que sueñan desde niños con serlo.

¿Has encontrado alguna relación entre tu ascendencia japonesa, el origen polaco de tu esposo Henry Waldek, tu nacimiento en Perú y este salto que has dado a las autopistas de la información que es la Internet?

En absoluto. No creo que exista relación alguna. Tengo ascendencia japonesa como muchos en Perú. Waldek llegó a Lima cuando yo tenía pocos años de vida, venía huyendo de las guerras y de la dictadura soviética. Utilizo Internet como un medio para promocionar mi obra, tal como lo hacen millones de personas con cualquier otro objetivo.

Novela 'La búsqueda'', de la escritora Blanca Miosi (Portada).
Novela 'La búsqueda'', de la escritora Blanca Miosi (Portada).

No eras una escritora profesional y has contado que tu novela La Búsqueda partió de la encomienda de tu esposo porque contaras su historia. ¿Qué herramientas usaste para hacerla una historia peculiar entre miles de historias de prisioneros de los campos nazis que aun hoy se desconocen?

La diferencia que existe entre la historia de Waldek y las miles de historias relacionadas con el mismo tema es que él no era judío. Era católico, y probablemente por eso tenía una visión diferente de lo que sucedió en aquellos años. Por otro lado, él quiso relatar su historia sin tomar partido por ningún bando, sin demonizar a unos ni victimizar a otros.

Algunos escritores expresan reticencia a la autopublicación y el mercado virtual en Amazon. ¿Tienes algunos consejos o maneras para animar a los jóvenes escritores cubanos que aún dependen de las editoriales del estado?

Autopublicar en Amazon no significa necesariamente ingresar al mercado virtual. En esa plataforma se puede publicar en papel, en digital y también a través de audiolibros. Si desean publicar solo en papel también lo pueden hacer. Yo publico también a través de editoriales, de hecho, empecé publicando por editoriales y después autopubliqué, es la mejor manera de dar a conocer mi obra en todo el mundo, pues las editoriales muchas veces solo se limitan a un país.

Muchos autores fueron descubiertos por editoriales después de haber publicado con éxito en Amazon, es el lugar de referencia de las editoriales, son ellas las que nos buscan.

Creo que los que no se deciden a autopublicar todavía consideran que es un estigma hacerlo y están equivocados. Es una manera valiente de enfrentar al mundo con un libro del que serán los lectores quienes ejercerán como jueces y también de ejercer su libertad como autores, porque publicar a través de editoriales del estado conlleva un compromiso que impide escribir de lo que se quiera.

Una de tus novelas, El Rastreador, lleva el diseño de portada del cubano Ernesto Valdes. ¿Cómo se conectaron y cómo es tu interacción con los diseñadores e ilustradores para ‘vender’ mejor la imagen de tus obras?

Ernesto Valdes ha diseñado las portadas de varias de mis novelas. Lo conocí en Facebook, cuando él se daba a conocer haciendo promociones gratuitas para los autores. Es un artista con mucha sensibilidad, da gusto trabajar con él. Algunas de las portadas las he diseñado yo, es mucho lo que un escritor puede hacer actualmente por su cuenta. No tengo interacción con otros ilustradores, excepto algunos amigos que al principio me hicieron gratis algunas portadas.

En tus novelas los personajes aparecen acorralados por los golpes que les depara su existencia, pero siempre se empinan por encima de esos obstáculos. ¿Cuánto hay de BM en cada historia?

Procuro no dejar experiencias personales en mis libros. He publicado doce novelas y cada una es diferente de la anterior. Creo que una buena historia debe tener un buen personaje que cale en el lector y que se enfrente a los problemas. Los autores debemos hacer uso de la imaginación y, si la novela lo amerita, de una buena documentación para obtener credibilidad. Sé que hay algunos que solo escriben basándose en experiencias personales, pero no es mi caso.

Tus lectores afloran siempre en tus artículos y entrevistas que concedes. Al parecer forman parte de esa estrategia de ir más allá de una escritora de best sellers… ¿Fidelidad o marketing?

Para un autor es importante tener lectores fieles, porque quiere decir que lo que escribes gusta. No es malo que los libros se conviertan en best sellers, que al fin y al cabo solo quiere decir “más vendido”.

No podría decir si el éxito de mis novelas es producto del marketing porque no tengo poder para obrar como inductora de ventas como sí lo tiene Amazon, por ejemplo, concampañas que ayudan a los autores KDP (Kindle Direct Publishing).

La primera vez que un libro mío fue best seller fui la última en enterarme, de manera que no fue consecuencia de alguna campaña de marketing. Pero no puedo negar que hoy en día utilizo Facebook y Twitter para promocionar mis libros y lo hago de manera regular y metódica, tratando eso sí de no pedir que compren mis libros, sino de informar de su existencia. No recomiendo mis libros, quienes lo hacen son los lectores.

Obras de Blanca Miosi:

La búsqueda
El legado
El manuscrito I - El secreto
Dimitri Galunov
El piso de la calle Ryden y otros cuentos de misterio
La última portada
El cóndor de la pluma dorada
Amanda
El manuscrito II - El coleccionista

Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas

Vea todas las noticias de hoy

Participa escritor cubano en coloquio online sobre literatura carcelaria

"Escrito sin permiso", de Manuel Vázquez Portal. (Foto: Cortesía del autor)

La jornada de estudios sobre manuscritos escritos en la cárcel se celebró este jueves, organizada por la investigadora Isabelle Pouzet Michel de la Universidad Litoral Côte d'Opale, al norte de Francia.

“El objetivo no es nada político: es entender cómo un escritor hace para escribir en la cárcel. Ver el vínculo entre encarcelamiento y escritura. Bueno, es muy posible que los autores que hablen nos muestren en la pantalla los manuscritos”, dijo a Radio Televisión Martí, Pouzet Michel.

En el coloquio online participaron el poeta chileno Luis Contreras Jara, preso durante la dictadura en Chile; Paola Simón, una investigadora que ha dedicado un libro sobre las cartas clandestinas de una unidad penitenciaria en el período de la dictadura en Argentina, Alicia Kozameh, narradora y poeta argentina que vive en Estados Unidos y el escritor y periodista Manuel Vázquez Portal, encarcelado en 2003 en la ola represiva conocida como Primavera Negra de Cuba, actualmente exiliado en Estados Unidos:

“Escrito sin permiso es un libro testimonial, un extenso reportaje donde recojo la experiencia sufrida en una cárcel de la dictadura castrista por oponerme a ella. En su mayor parte fue escrito en la misma cárcel y sacado de ella por vías excepcionales y secretas. Está formado por crónicas, diarios, cartas, poemas y abarca los casi dos años que permanecí en una celda de castigo en el pabellón de máxima severidad de la cárcel de Boniato, en Santiago de Cuba”.

“Lo concebí como una continuidad de mi trabajo como periodista independiente. No podía permitir que me silenciaran con la cárcel y es una muestra de que la verdad no puede ser encerrada porque brota más poderosa y sonora y atrayente. Eso es ‘Escrito sin permiso’, un libro que es realmente una oda en honor a los encarcelados en la Primavera Negra de Cuba en 2003”, resaltó Vázquez Portal.

“Escrito sin permiso” desafía el silencio impuesto por el régimen, difundiendo testimonios del autor, de sus experiencias de encarcelamiento político a la vez que produce un catálogo de personajes y técnicas de reclusión en el régimen de mayor severidad de Boniatico (dentro del centro penitenciario de Boniato), en Santiago de Cuba: los carceleros, los presos, los castigos, las condiciones de vida.

“Yo descubrí su libro escrito en la cárcel. Me ha gustado mucho, me ha interesado mucho, porque es mi tema de investigación. También porque él estuvo encarcelado no hace tanto tiempo y quería tener quizás una impresión un poco más reciente de esto”, apuntó Pouzet.

La escritura carcelaria es un género literario que se caracteriza porque se escribe mientras el autor está confinado en un lugar contra su voluntad, como una prisión o arresto domiciliario y está presente en casi todas las literaturas del mundo.

En Cuba existe una eminente tradición de literatura del presidio. Hombres de la talla de José Martí, Gabriel de la Concepción Valdés (Plácido), Juan Clemente Zenea, Ramón de Palma y Carlos Montenegro, pisaron en algún momento las cárceles de la isla.

(A partir de un reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Cubanoamericana quedó "sin palabras" tras ganar el Pulitzer con 'Cuba: Una Historia Americana’

La profesora Ada Ferrer, ganadora del Premio Pulitzer de Historia 2022.

La historiadora cubanoamericana Ada Ferrer fue galardonada el lunes con el prestigioso premio Pulitzer, en la categoría de Historia, por su investigación ‘Cuba: Una Historia Americana’.

La profesora de Historia y Estudios Latinoamericanos y Caribeños en la Universidad de Nueva York, donde ha enseñado desde 1995, escribió en sus redes sociales que había quedado "Sin palabras", tras conocer la noticia.


Ferrer, nacida en Cuba y emigrada a Estados Unidos a los 10 meses de nacida, es autora de otras obras, fruto de su trabajo investigativo: 'Insurgent Cuba: Race, Nation, and Revolution, 1868–1898', ganadora del Berkshire Book Premio al mejor primer libro de una mujer en cualquier campo de la historia, y 'Freedom's Mirror: Cuba and Haiti in the Age of Revolution', que ganó el Premio del Libro Frederick Douglass del Centro Gilder Lehrman de la Universidad de Yale.

"Cuba siempre estuvo presente, de una forma u otra. Viajé a la isla por primera vez en 1990, para conocer el lugar donde nací, conocer a mi familia y realizar investigaciones históricas en sus archivos y bibliotecas. He estado volviendo desde entonces. Mis hijas y mi esposo me han acompañado en muchos viajes de investigación. Estuve allí cuando Barack Obama visitó en marzo de 2016. Ese mismo mes, viajé allí con mis padres. Para mi padre, nacido en 1921, fue su primer viaje de regreso a la isla desde su partida en 1962. A nivel muy personal, capto cuán insuficientes son las muchas consignas y convicciones sobre Cuba, sostenidas tanto por la derecha como por la izquierda del espectro político. Ese conocimiento influyó en mi giro hacia la historia y mi deseo de siempre colocar a las personas primero", explica en su biografía.

Con el libro ‘Cuba: Una Historia Americana’, en el que explora las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, ganó el premio al mejor libro de Historia de Los Angeles Times y cuenta con reseñas muy favorables de importantes medios noticiosos estadounidenses e investigadores.

“Ella captura el alcance épico de la historia de la isla de la esclavitud, la producción masiva de azúcar, el colonialismo y la revolución. Pero también muestra cómo Cuba y los Estados Unidos han estado unidos durante tanto tiempo en una cultura compartida, crisis políticas y tragedias", escribió David W. Blight, Universidad de Yale.

“Los héroes de la narrativa de Ada Ferrer son los nacionalistas y reformadores de la isla. . . . [Ella] revela una relación que es más profunda y problemática de lo que parece. . . . Sin embargo, los lectores cerrarán el fascinante libro de Ferrer con una sensación de esperanza. . . . Conmovedor." -El Economista

“Cuba se enfoca en la relación equívoca de los dos países, y la presenta convincentemente como simbiótica. . . . ejemplar . . [lleno de] ideas vivas y prosa lúcida. . . . Siendo igual de severa con los líderes cubanos que con los líderes estadounidenses, la señora Ferrer logra un honroso objetivo: complacer a nadie siendo justa”. -Wall Street Journal

El año pasado la compositora cubana Tania León ganó el Premio Pulitzer de Música por su obra orquestal Stridem inspirada en el movimiento por el sufragio femenino.

La creadora nacida en La Habana y residente en New York, ganó con esta composición de 15 minutos que el jurado de Pulitzer describió como un "viaje musical lleno de sorpresas, con poderosos metales y motivos rítmicos que incorporan las tradiciones musicales negras de los Estados Unidos y el Caribe en un tejido orquestal occidental".

Lynn Cruz gana Premio Franz Kafka de InCubadora con su “Crónica azul”

Actriz cubana Lynn Cruz. Foto tomada de Facebook

La actriz y escritora cubana Lynn Cruz resultó ganadora del Premio Franz Kafka de Ensayo/ Testimonio 2022 que concede la plataforma cultural independiente InCubadora.

“Este es el primer premio que otorgamos en estos géneros. Ya teníamos el de novela, pero este se estrenó este año”, precisó el intelectual Carlos Alberto Aguilera, coordinador de InCubadora que junto a la Biblioteca-Samizdat Libri Prohibiti, patrocinan el galardón.

“Crónica azul”, que narra las vicisitudes e interioridades del proceso de rodaje y exhibición de la película que protagoniza, “Corazón Azul” de Miguel Coyula, comenzará a circular en formatos papel y ebook en la segunda mitad de este año.

“Estoy muy feliz con este premio. Gracias, ante todo, al jurado, a InCubadora y a Carlos Aguilera por ese espacio para la escritura libre. Y, bueno, esta es la posibilidad de hacer el libro, tenerlo físicamente, porque el verlo ya en físico, o sea, tenerlo y ver la estructura del libro, todo corrido, es lo más especial” aseguró, a Radio Televisión Martí, la autora laureada.

El jurado, compuesto por Idalia Morejón, Abel Sierra y Henry Eric Hernández, decidió distinguir Crónica azul “por ser un libro de memoria casi cinemática y estar compuesto por varios textos que reconstruyen “todo un campo de tensiones culturales y políticas del postcomunismo cubano, sin recurrir al panfleto y la victimización”.

Cruz ha sido reconocida en importantes certámenes del mundo del cine, pero por sus manifestaciones críticas está censurada en Cuba desde 2018, e impedida de ejercer su profesión de actriz dentro de las instituciones cubanas.

"También somos un país agresor": Svetlana Alexievich sobre la guerra en Ucrania

La escritora y periodista bielorrusa, Svetlana Alexievich, en 2016, en la feria del libro de Bogotá. (GUILLERMO LEGARIA / AFP)

La ganadora del Premio Nobel de Literatura Svetlana Alexievich, en entrevista con el Servicio Bielorruso de Radio Libertad, habla sobre la guerra de Rusia contra Ucrania. Ella cree que el comunismo en la extinta URSS no ha sido derrotado, y los acontecimientos actuales son prueba de ello.

- Svetlana Alexandrovna, tu padre es bielorruso, tu madre es ucraniana. Bielorrusia entregó su territorio a las tropas rusas para atacar Ucrania. ¿Cómo te sientes acerca de la guerra de Rusia contra Ucrania?

- Me parece que no he dormido durante todo el tiempo que dura la guerra. En todo caso, este no es ese sueño, porque te acuestas a las dos o a las tres, te levantas muy temprano y enseguida vas para allá: ¿qué hay?, ¿qué hay? Este es un mundo nuevo en el que nos encontramos, un mundo completamente nuevo en el que ninguno de nosotros pensó vivir. Da miedo imaginarlo. Recuerdo cómo los ucranianos, cuando les preguntaron en la frontera: ¿no tenéis miedo a la guerra? Dijeron: no, nuestros hermanos bielorrusos no nos dispararán. Pero según las leyes de tiempos de guerra, otorgar territorio también es ser cómplice de un crimen.

- Anteriormente en la entrevista, dijiste que has estado investigando el mal durante 30 años. ¿Es la concentración y la escala del mal ahora mayor?

- Como siempre, volvemos a convencernos por enésima vez de los ingenuos y románticos que éramos durante la perestroika. Nos parecía, y repetimos -era un lugar común- que el pueblo estaba desilusionado con el comunismo, que se había hecho una revolución pacífica. Resulta que en vano pensamos que habíamos derrotado al comunismo. No lo derrotamos. Y lo que está pasando hoy, se puede decir que este, como yo lo llamo, "hombre rojo" apareció de repente. Lo último es su lucha o no, pero estas son señales de ahí, del pasado. Resulta que todavía no nos separamos de allí, porque no resistimos, pero de alguna manera lo dimos por sentado: este país del comunismo ha caído. Y empezaron a sobrevivir. Estamos construyendo una nueva vida. Lustración, muchas cosas que deberían haberse hecho. - esto no se hizo. Por supuesto, la guerra que estaba en nuestra imaginación, incluso en la mía, que ha estado haciendo todo esto durante tantos años, durante 40 años, era una guerra del pasado. Tampoco se puede decir que esté absolutamente claro dónde está la justicia, dónde está la injusticia. Porque Stalin también era fascista, pero sin embargo nuestros padres defendieron su Patria. Y ahora es un mal que no tiene ideas humanas.

A nivel humano, también tienes que matar en una guerra; esto también es algo inhumano. Pero, aun así, se justifica a sí mismo que está defendiendo su tierra: esto es lo que está sucediendo con los ucranianos hoy. Los ucranianos dicen: bielorrusos, no vengan aquí, no queremos matarlos. Nadie quiere matar. Las ideas que se les están inculcando a los soldados rusos, a la población rusa, son ideas que son, incluso, más terribles que la naturalidad de la guerra, sobre las cuales escuché mucho. Traté mucho de comprender este mal en el hombre. Y ahora este mal en el siglo XXI, es, por supuesto, peor. Porque ves a un hombre sentado en un lindo auto, recientemente tuve una conversación con un ruso en Berlín, en un lindo traje, y tiene tanto odio cuando empezamos a hablar de Ucrania. Esto es mucho más aterrador que lo que me dijeron sobre la Segunda Guerra Mundial.

- ¿Pero la concentración de bondad, nobleza, fortaleza es, probablemente, también la más alta?

- En cuanto a los ucranianos, esto es increíble, son las personas que me sorprendieron. Amaba a mi abuela, amaba a mis parientes ucranianos, pero no sabía qué profundidad de poder tenían, no lo sabía. Estos son disparos terribles cuando los tanques rusos ingresan a un pueblo, un pueblo ucraniano, y las abuelas con palos, los ancianos, los niños corren hacia estos tanques y se arrodillan. Dicen que ahora vienen tanques y no dan la vuelta, continúan su movimiento. No hay fuerzas para verlo, y como dicen al respecto: no queríamos matar, no queríamos matar. Es un trabajo difícil de matar. Mire la cara de Zelensky: este es un hombre que parecía haber vivido 20 años más. Tanto piensa, siente; tantos trastornos hay en él. Lo mismo ocurre con las caras de otras personas. En su gobierno todos son jóvenes, y estos ya son jóvenes de mediana edad; están tan conmocionados por lo que está pasando.

- Hablé con Aleksey Arestovich, asesor de la oficina del presidente Zelensky, quien instó a los militares bielorrusos a rendirse o mudarse a Ucrania si fueran enviados a luchar en Ucrania. Según Alexei, de etnia bielorrusa, negarse a obedecer una orden criminal es el acto moral más elevado. ¿Estás de acuerdo?

- Sí. Creo que hoy, para los bielorrusos, si los envían allí, será un heroísmo no disparar. Esto no es como el heroísmo de disparar, matar, defender, como dijo Ilya Ehrenburg, "matar a un alemán". No dispares, eso es heroísmo. Vi la cara desesperada de Vadim Prokopyev cuando gritaba desde la sitiada Kiev que para los ucranianos esto es la Gran Guerra Patria: no vengáis aquí, bielorrusos, saldréis muertos, aunque aquí nadie os quiere matar. Me gustaría que nuestro gobierno también entendiera esto. Creo que Lukashenko no quiere pasar a la historia como participante en esta guerra. Aunque ya es miembro. Los jóvenes que algún día regresarán de esta guerra recordarán, ¿y qué les dirán a sus hijos?

- ¿Quién tiene la culpa de la guerra? ¿Solo el poder? ¿Cuál es la responsabilidad de las naciones, incluso de los eslavos?

- Creo que todos somos responsables de lo que sucede. Cada uno de nosotros debe hacer algo para evitar que esto suceda. Porque si en Rusia el 67 por ciento supuestamente lo apoya, entonces estos son los datos de estudios oficiales estatales. Incluso una pequeña llamada a mis amigos también me deja perdida. Parecería que las personas inteligentes y educadas: la verdad es desconocida, los "Khokhols" también tienen la culpa. Y esto es después de lo que se ha convertido Járkov: vemos el esqueleto de una hermosa ciudad, o en lo que se han convertido otras ciudades y pueblos. Estos niños, que están abrazados a gatos, duermen en el metro, en los sótanos. Después de eso, ¿cómo puedes decir: "Sabes, ellos también tienen la culpa, enojaron a Putin, entiendes, ¿enojaron a Putin”? Como si no hubiera diplomacia, no hubiera diplomáticos, como si esto no fuera el siglo XXI, cuando el heroísmo no es matar a una persona sino, al contrario, no matarla.

- ¿Tiene la sensación de que ahora hay intentos de pelear entre bielorrusos y ucranianos, cuando se lanzan falsedades sobre camioneros bielorrusos asesinados por ucranianos, cuando las redes acusan a los bielorrusos de no detener los tanques y misiles rusos, de no derrocar a Lukashenko?

Está claro quién lo necesita: la propaganda rusa. Porque, seguro, las pérdidas, muy cuantiosas, sufridas por el ejército ruso obligan a Putin a exigir que Lukashenko envíe sus tropas a Ucrania, para que los bielorrusos también mueran. E ir, así como así, a matar, es imposible. Una persona debe cruzar alguna línea, debe odiar algo, a otra persona. Creo que las falsificaciones son una de las formas del trabajo de propaganda rusa. Mira cómo funciona el mismo Kiselev, Solovyov: esto es una falsificación completa. Algún día estos serán ejemplos de "crímenes del periodismo”, es decir, esto es un crimen, ese periodismo es un indicador. Puedo decir que Putin tuvo en cuenta nuestros errores, los errores de los demócratas, que en la década de 1990 no se dirigieron a su pueblo. Era difícil para el pueblo, era difícil para el pueblo, nadie explicaba qué pasaba, cómo pasaba, por qué, qué planes tenía el Estado. Y lo tuvo en cuenta. Todo el dinero, una enorme cantidad de dinero que ganó Rusia en los "años gordos", se utilizó para propaganda y para el ejército.

- ¿Qué deben hacer los bielorrusos, que aprenden a culpar a su país por la guerra, incluso si no tienen la culpa?

- Fui con un intérprete a mi médico y me refirió a otro médico que no me conocía. Y este médico le pregunta al traductor: "¿Es ella ucraniana?" Ella lo mira con miedo, luego me mira a mí y dice: "Sí, ella es ucraniana, su madre es ucraniana". En otro momento, ella habría dicho: "No, qué eres, ella es de Bielorrusia". Y ahora tenía miedo de decirlo. Y tan pronto como dije: "Sabes, mi padre es bielorruso y mi madre es ucraniana; yo soy de Bielorrusia, pero apoyo totalmente a los ucranianos en esta lucha". Así que es muy difícil, muy difícil vivir con eso. Pero creo que no es necesario deshacerse de esta culpa así: "No puedo hacer nada, no tengo la culpa de nada". No, creo que la culpa nos hace más abiertos al dolor de otras personas.

- ¿Quiénes son para ti los héroes, quiénes las víctimas y quiénes los verdugos, en esta guerra?

- ¿Verdugos? Son verdugos conscientes. Verdugos, que son los soldados del ejército ruso. Aunque no lo quieran, hacen el trabajo de verdugos. Es difícil decir de los ucranianos son víctimas. Sí, son las víctimas de un ataque inhumano sin precedentes, absolutamente más allá de toda razón, por parte de Rusia. Pero se comportan tan valientemente, y como dicen todos. Un hombre camina, muestra la escuela, dice: "Aquí estudié, mis hijos, mis nietos, y ya no existe". Y dice: "Vamos a luchar durante 20 años, pero dejarán nuestra tierra. Esta es nuestra tierra". ¿Cómo puedo llamarlo víctima? Tantas cosas han cambiado en esta guerra, incluso el concepto de "víctima" ha cambiado. Los ucranianos que se vieron obligados a irse, salvar a los niños, huir, como dicen al respecto, tampoco puedo decir lo que dicen, que son víctimas. Sí, cuentan lo que les pasó, cómo se quemó la casa, cómo no quedó nada, cómo pasaron una semana en el sótano, cómo los niños no tenían qué comer. Pero, ya sabes, hay algún tipo de dignidad allí, que es una aspiración completamente nueva. Personalmente, para mí, cuántos libros he escrito sobre esto, sobre verdugos y víctimas, mi sentimiento tanto de verdugos como de víctimas ha cambiado. Especialmente las víctimas.

- ¿Puede esta guerra ser el final para el "hombre rojo"? ¿Conducirá Núremberg finalmente a la victoria sobre el comunismo?

- Me gustaría pensar que sí. Porque nosotros también, como dije, ingenuamente, pensamos que derrotamos al comunismo tan fácilmente, en una revolución pacífica. Hubo algunas guerras, pero en las afueras de este "gran imperio". Ahora puedes ver cuánta sangre ya hay. Se trata del colapso del imperio, el colapso de la conciencia imperial, el mesianismo, que coincidió con el sentimiento comunista del poder de esta idea sobre el mundo. Creo que esta idea no tiene cabida en nuestro siglo. Verá, los soviéticos resultan ser aquellas personas a quienes les enseñaron padres soviéticos, estudiaron de acuerdo con los libros de texto soviéticos, les enseñaron maestros soviéticos. En el libro Tiempo de segunda mano, traté de mostrar el romanticismo de la esclavitud, cómo viven las personas que no tienen nada, que han sufrido absolutamente, que solo hablan del dolor, pero igual: la idea de “aquí éramos grandes” todavía vive en ellos. Creo que, durante mucho tiempo, como dijo Chéjov, debemos exprimir de nosotros mismos a este esclavo soviético, el esclavo de esta idea. Porque no solo éramos esclavos, también éramos los románticos de la esclavitud. Esta es una coincidencia de la mentalidad rusa, una coincidencia de la historia. Allí coincidieron muchas cosas.

- ¿Tienes miedo de hablar de la Tercera Guerra Mundial, de la guerra entre Rusia y Occidente?

- Me asusta cuando escucho con qué facilidad se usa aquí la palabra "guerra", "Tercera Guerra Mundial". Recientemente, fue absolutamente increíble: estaba hablando con un amigo alemán en Berlín, y de repente dice que ha cocinado y que también tiene su propia "maleta inquietante". Ustedes, los bielorrusos, tienen una revolución, todos tienen una "maleta inquietante" en caso de que los arresten, y él también tiene una "maleta inquietante" en caso de que tenga que correr a un refugio antibombas. Entiendes cuán rápido estas sombras, la memoria del pasado, cómo todo cobra vida instantáneamente. Cuando hubo una guerra fría, tuve miedo de una guerra nuclear durante mucho tiempo, también hablaron de eso sin parar en nuestra escuela, en su escuela. Cuando Gorbachov, ¿por qué había tanta alegría en estas palabras, de este sonriente secretario general, un comunista? Ya han aparecido bolas de masa hervida "Gorbachov" y algunos bailes "Gorbachov", que solo aparecieron bajo el nombre de Gorbachov. Porque era la libertad del miedo. Y de repente ahora está de nuevo, todo se recuerda en las personas. Espero que la razón siga prevaleciendo, a pesar de que Putin da la impresión de una persona que habla completamente sin pensar sobre las armas nucleares, los asusta. Estas son las palabras de un loco, por supuesto. Pero el mundo no puede depender de un loco. Debemos hacer algo, todos los políticos deben hacer algo, la gente común debe hacer algo. ¿Saldrían todos a la calle y qué haría él con su maleta?

- ¿Cuál es el papel de Lukashenko aquí? ¿Qué ha perdido ya para siempre?

- En primer lugar, siempre decía que los muchachos bielorrusos no pelearían, la tierra bielorrusa no pelearía. La tierra bielorrusa está en guerra. Se hizo evidente para nosotros que Lukashenko ya no está en el poder en su tierra. Solo tiene poder para encarcelar, para burlarse de su propio pueblo, para humillar a su propio pueblo, y todo lo demás ya no está en su poder. Incluso leí en alguna parte que él ni siquiera sabía con certeza cuando los rusos atacarían Ucrania, ni siquiera lo sabía. Tal vez también sea falso. Aquellos que recientemente dijeron que Lukashenko debería ser perdonado, porque después de todo somos independientes, él está protegiendo nuestra independencia. Ya no tenemos independencia, y también somos un país agresor. Ya sabes, es muy vergonzoso y aterrador.

El artículo fue publicado originalmente en el sitio digital bielorruso de Radio Libertad el 5 de marzo del 2022.

Anuncian a los ganadores del Premio de Poesía Dulce María Loynaz (VIDEO)

Daniel Zayas Aguilera poeta cubano nacido en la Isla de Pinos.

Los autores cubanos Daniel Zayas Aguilera, residente en Uruguay, y Frank Castell González, residente en la isla, son los ganadores del Premio de Poesía Dulce María Loynaz 2021, según anunció esta semana el proyecto Puente a la Vista, organizador del certamen.

Frank Castell: “Todo premio siempre es bien recibido”
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:46 0:00

Un total de 80 libros fueron sometidos a la evaluación del jurado compuesto por los escritores Jorge Enrique Rodríguez, José Alberto Velázquez y Armando Añel.

Como resultado, los ganadores fueron rigurosamente seleccionados entre 10 finalistas quedando en el primer lugar, el poemario “La construcción del caos”, de Zayas Aguilera y como segundo premio, “País de Alzheimer”, de Castell González.

Respecto a “La construcción del Caos”, la opinión del jurado está basada en que es “un libro de hermosa y firme serenidad […] anclado en la mejor y más limpia tradición de ‘lo cubano’, parte de lo filial para, desde un lúcido ‘yo poético’ abarcar la totalidad de la esencia humana”.

En el caso del “País de Alzheimer” los integrantes del jurado coinciden en que “En medio de un discurso de existencial desolación […] sin embargo, evade la queja mediante el magistral dominio de la forma y del lenguaje”.

Los autores finalistas del concurso fueron Zulema Gutiérrez, con "Formas organizativas simples"; José Luis Serrano, "La totalidad de los hechos"; Maylan Álvarez, "A mí también me olvidarán"; Arassay Carralero, "Por los ojos cristales del pez"; Lídice Megla, con el poemario "Espejo de isla" y Efraín Riverón con "Porque sin ti no hay canto".

Desde La Habana, uno de los miembros del jurado, Jorge Enrique Rodríguez, dijo a Radio Martí que le fue muy difícil escoger entre los finalistas, dada la madurez de las voces y la destreza de la mayoría en el ejercicio del verso.

Al menos en uno de los dos premios, señaló, no resultó ganador el libro escogido por él, lo cual, confesó “lo desconcertó un poco” ya que, a pesar de lo subjetivo que existe en el juicio de seleccionar, la calidad técnica es un factor muy importante.

"Un poema es lo que se dice, pero también, cómo logras decirlo", consideró el poeta, novelista y periodista independiente.

Cargar más

XS
SM
MD
LG