Enlaces de accesibilidad

Coronavirus Cuba

EEUU: Las verdades sobre el uso de médicos por parte del régimen cubano

Médicos cubanos en Venezuela. (ShareAmerica.gov)

El Departamento de Estado, en su plataforma digital ShareAmerica.gov, publica este lunes un análisis del uso por parte de Cuba de los médicos y especialistas de salud, en especial durante la pandemia del COVID-19.

En la publicación se asegura que “con la pandemia mundial, Cuba promueve una vez más sus misiones médicas ante otros gobiernos que se enfrentan a la escasez de profesionales médicos. Pero, aunque estén desesperados por recibir ayuda, esos gobiernos deberían ser alertados con lo que se van a encontrar”.

Sobre los dividendos en moneda convertible para el régimen con este tipo de exportación, el Departamento de Estado asegura que en La Habana ganan “unos 7.000 millones de dólares anuales con la exportación de estas misiones médicas” y del sueldo de los galenos y enfermos, el régimen cubano “se embolsa entre el 75 y el 90%, dejando a los médicos con sólo el 10%, o en el mejor de los casos, con el 25%".

Afirma el Departamento de Estado que “esto no es asistencia, es una actividad con fines de lucro del régimen cubano y es la principal fuente de ingresos del régimen”.

Citan en el trabajo a Carrie Filipetti, Secretaria Adjunta de Estado para Cuba y Venezuela, quien dijo que “las misiones médicas cubanas son un mecanismo a través del cual el régimen de Cuba no sólo viola las normas de los derechos humanos y laborales de sus propios médicos, sino también con el que siembra la discordia política y social en los países donde ellos trabajan”.

También dijo Filipetti que “muchos de ellos no son médicos sino agentes subversivos al servicio del comunismo internacional. Ésta es la razón por la que Brasil, Bolivia y Ecuador, entre otros países, han dejado de usar los servicios de médicos cubanos”.

Ante la pandemia mundial las autoridades en la isla vuelven a promover las misiones médicas ante otros gobiernos que se enfrentan a la escasez de profesionales médicos; y recalco el artículo que “aunque estén desesperados por recibir ayuda, esos gobiernos deberían saber con qué se van a encontrar”.


Filipetti dijo en un evento de la Fundación de las Víctimas del Comunismo auspiciado por la OEA en diciembre pasado --agrega el documento-- que según el testimonio de médicos cubanos que pudieron escapar, muchos de ellos y a menudo bajo presión, se convierten en agentes que incitan a la violencia y se involucran en la coacción política.

En los últimos años, médicos cubanos en el extranjero han amenazado con no proporcionar tratamiento a pacientes venezolanos si no hubieren votado por Maduro, han estado relacionados con incitación a protestas violentas en Bolivia y falsificado datos para lograr ventajas política y económica, para el régimen de Maduro. Debido a ello, concluye la diplomática estadounidense, es que “Brasil, Bolivia y Ecuador, entre otros países, han dejado de usar los servicios de médicos cubanos”.

En el documento se afirma que “funcionarios del Departamento de Estado de los Estados Unidos, de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, consideran que, si un país tuviera planes de acoger a médicos cubanos, su gobierno debería plantear primero unas simples preguntas: ¿Se pagan los salarios directamente a los médicos? ¿Son confiscados sus salarios? ¿Se garantiza a los médicos la retención de sus pasaportes? ¿Son libres de viajar? ¿Se permite que sean visitados por sus familias?”.

También recuerda que “los contratos deben ser honestos y abiertos al público, para asegurar la protección de los derechos de los médicos”.

Finalmente, según el Departamento de Estado de Estados Unidos, Cuba paga a sus médicos una fracción del salario de los médicos del país que los acoge y esto conlleva al en el desempleo de los médicos y enfermeras locales y se pregunta, por qué ellos no tienen oportunidades de ganarse la vida honradamente y ayudar a sus conciudadanos.

Termina el documento recordando que “ahora más que nunca, los trabajadores médicos son un recurso muy valioso y deberían ser tratados justamente”.

Vea todas las noticias de hoy

Estadísticas alertan sobre posible ocultación de datos por parte del gobierno cubano en casos de muerte por COVID-19

Labores de ampliación del cementerio de Kilo 12, en Sacti Spíritus, ante el incremento de muertes por COVID-19 en 2021. (Foto: Escambray/Archivo)

La comparación de las cifras de fallecidos en Cuba durante el 2021, en plena pandemia del coronavirus, con las de 2020, muestra una diferencia crítica, lo que pudiera indicar que quienes alertaron sobre la posible manipulación oficial de los datos de muertes por COVID-19 en la isla pueden estar en lo cierto.

Desde la isla, los cubanos empezaron a lanzar alarmas sobre la ocultación de la verdad por parte de las autoridades de salud desde los primeros meses de la crisis desatada por la pandemia, y las estadísticas muestran, según un artículo publicado este lunes por el medio digital independiente Diario de Cuba, que no andaban desencaminados.

Diario de Cuba explica que, si en 2021 se reportaron en Cuba 167.645 decesos, 55.204 más que en 2020, y el Ministerio de Salud establece que en 2021 sólo fallecieron 8.177 por Covid-19, la diferencia de 47.00 muertes entre uno y otro año queda “sin explicación alguna”.

Desde Los Palacios, en Pinar del Río, el 20 de septiembre de 2021, Esteban Ajete Abascal denunciaba: “No hay confiabilidad ninguna en las cifras estatales. Los hospitales están carentes de oxígeno, acudes a los policlínicos y hospitales y no te pueden facilitar el medicamento porque no lo tienen”, aseguró.

En otra incongruencia en las cifras, el diario estatal Escambray informaba que en los primeros siete días del mes de septiembre de 2021 habían fallecido en Sancti Spíritus un total de 288 personas por COVID-19, mientras el reporte oficial del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), contemplaba sólo 19 muertes en el territorio en igual período.

“La transparencia de las estadísticas del Estado, eso, responsablemente, es totalmente falso, porque en la red interna que tenemos nosotros acá, donde nos comunicamos por todas estas plataformas, cuando vienes a ver, hay un número importante de fallecidos, y de casos que están siendo hospitalizados”, declaraba desde Sancti Spíritus el activista Vladimir Ríos Cruz.

Una denuncia similar realizó desde Santiago de Cuba Dariem Columbié, el 12 de octubre del mismo año. “Ellos dejan de practicarle el PCR a familias enteras para no pasarlas por las estadísticas con el propósito de reducir la visibilidad de la pandemia. No podemos confiar en esos números”, dijo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó la pasada semana que "casi 15 millones de personas murieron por el coronavirus o por su impacto en los sistemas de salud abrumados en los últimos dos años”.

La cifras representa más del doble de los seis millones reconocidos oficialmente, la mayoría registrados en el sudeste asiático, Europa y América.

Los científicos encargados por la OMS de calcular el número real de muertes por COVID-19 entre enero de 2020 y finales del año pasado, estimaron que hubo entre 13.3 millones y 16.6 millones de muertes.

Cuba elimina requisitos de test negativo y carnet de vacunación contra COVID-19 para entrada al país

Pasajeros pasan controles por coronavirus tras la llegada al aeropuerto de La Habana

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) anunció este lunes varias modificaciones a las medidas de control sanitario impuestas a los viajeros internacionales durante la pandemia.

A partir del miércoles, 6 de abril, ya no será obligatoria la presentación de una prueba para COVID-19 (Test de antígeno o PCR-RT) realizada en el país de origen, así como el certificado de vacunación anti-COVID-19, dijo el MINSAP en una nota de prensa.

Las autoridades sanitarias mantendrán la toma de muestras de forma aleatoria a viajeros en los puntos de entrada al país para detectar el coronavirus, pero estas serán gratuitas.

El MINSAP precisa que "de resultar positiva la muestra tomada en el punto de entrada se procederá según los protocolos aprobados en el país para el control clínico-epidemiológico de la COVID-19".

También se mantendrá el uso obligatorio de la mascarilla, así como las medidas de distanciamiento social y la desinfección de las manos y superficies en las terminales aéreas y otros puntos de llegada de viajeros internacionales.

"Con todo respeto, no compartimos la decisión de eliminar la presentación del esquema de vacunas y el PCR a los viajeros que arriben a Cuba... no se entiende tal decisión", comentó en la cuenta de Facebook del MINSAP la usuaria Verania Pérez.

La isla acumula un total de 1 millón 093 mil 166 contagios y 8.515 fallecidos desde que comenzó la pandemia, en marzo de 2020.

Este lunes, se reportaron 619 positivos, 8 de ellos con fuente de infección en el extranjero, y una muerte a causa de la enfermedad, según cifras oficiales que no es posible corroborar de forma independiente.

¿Cubanos ante nuevo brote? Alertan que no hay tests ni medicamentos

En la primera ola de coronavirus los cubanos extremaron precauciones.

Las autoridades cubanas pronosticaron un aumento progresivo de los casos confirmados y hospitalizados de COVID-19 y piden extremar las medidas sanitarias para evitar una nueva ola de contagios.

En tanto, varios cubanos residentes en la isla alertaron a Radio Televisión Martí acerca de de un brote gripal con una sintomatología similar a la variante del COVID-19 Ómicron, y sobre la ausencia de pruebas rápidas y PCRs.

El martes la televisión cubana reportó que se estaban tomado medidas en el municipio de Contramaestre, en la provincia de Santiago de Cuba, ante el incremento de los casos de COVID-19.

Desde ese territorio, el artesano Fernando Ginarte Mora dijo a Radio Martí: “La secundaria básica fue cerrada, allí se contagiaron varios estudiantes, también fueron cerrados los campismos cercanos".

"No se están haciendo ningún tipo de test, no están tomado muestras de nada, entonces no hay medicamentos, remedios caseros es lo que se está utilizando, no hay nada para combatirlo”, aseguró Fernando.

La ciudad de Guantánamo también presenta un cuadro epidemiológico complicado, señala el periodista Anderlay Guerra Blanco.

“Los medios oficiales han estado hablando de un incremento de casos con problemas respiratorios y catarros, pero no se están haciendo PCR a las personas debido a la falta de esas pruebas”, contó el comunicador.

William Tamayo, que reside en el municipio de Banes, en la provincia de Holguín, comenta que lleva cinco días junto a su esposa e hijo con un estado gripal muy fuerte, mucha fiebre, dolores musculares, cefalea y tos, así hay muchas personas en el barrio.

“No hay pruebas PCR, tampoco test rápidos para conocer la enfermedad que uno tiene”, enfatizó William.

Informan rebrote de Covid-19 en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:29 0:00

Ciego de Ávila vuelve a presentar un incremento de los casos de COVID-19, los cuales no se están informado en los medios oficiales, reportó el bicitaxista José Carlos Fernández.

“Antiguamente se hacían pesquisas con los estudiantes de Medicina, ya eso no se hace, además, las casas del médico de la familia están colapsadas”, destacó José Carlos.

Desde Sancti Spíritus, el también comunicador Adriano Castañeda afirmó que allí no hay percepción de riesgo: “Hay muchas personas con síntomas de COVID-19, pero se observa un relajamiento total en las personas y también por parte de las autoridades”.

En la ciudad de Santa Clara hay un relajamiento total de las medidas de prevención contra el contagio de la pandemia, denunció el periodista independiente Guillermo del Sol.

“Nuevamente se han ido destapando focos de COVID-19 en varias zonas de la ciudad, y seguimos con la misma escasez de medicamentos y con la misma inoperancia del gobierno respecto a estas cuestiones”, dijo el periodista.

Desde La Lisa, en La Habana, Vladimir Ríos Cruz lleva casi una semana enfermo y aún no sabe si ha sido contagiado con el coronavirus.

“Yo no sé si a mí me dio el Ómicron, es como si fuera un catarro pero es algo más fuerte, que te penetra entre el cielo de la boca y las fosas nasales, y el PCR no me lo pude realizar porque está en falta, solamente tengo medicamentos en casa para la fiebre, no hay nada más”, manifestó Vladimir.

El gobierno se alarma ante repunte de casos de COVID-19 en Cuba

Cuba enfrenta un rebrote de COVID-19. (AP/Ismael Francisco)

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel lanzó una alerta este sábado ante el aumento de casos de COVID-19 en varias provincias del país en los últimos días, según un reporte del diario oficialista Granma.

La situación es especialmente preocupante en las provincias de Sancti Spíritus (132 casos), Ciego de Ávila (77), Holguín (90) y Santiago de Cuba (84), subrayó el diario estatal.

Este domingo, el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) confirmó 786 nuevos casos, para un acumulado de 1 millón 81 mil 472 desde que comenzó la pandemia, en marzo de 2020.

Cuba había mantenido a raya el virus en los últimos meses, según las cifras oficiales que publica a diario el MINSAP, información que no es posible verificar de manera independiente.

La disminución de casos de coronavirus llevó a un relajamiento de las medidas sanitarias en el país, incluida la reapertura de las fronteras nacionales al turismo internacional y el reinicio del curso escolar con clases presenciales. Ahora, Díaz-Canel está pidiendo "arreciar el control y apurar el paso con la vacuna de refuerzo", indicó Granma.

En el país permanecen ingresadas 3.202 personas confirmadas con COVID-19. El sábado, las autoridades reportaron el fallecimiento de dos personas, una residente en Ciego de Ávila y otra en Camagüey.

"Vamos a ver si el gobierno comienza a tomar esto en serio. Van para arriba de nuevo los casos, ya en la Habana comienzan a subir los casos, más los que no se reportan por falta de insumos para hacer test rápidos y PCR", comentó en Facebook la capitalina Isis Bravo Trujillo.

En febrero, Cuba limitó los test de COVID-19 a las personas con síntomas respiratorios, en medio de la inconformidad de la población, que temía un aumento de los contagios.

Bravo Trujillo recordó que ahora las escuelas están abiertas con el nuevo curso escolar, se observa relajación de las medidas de seguridad, así como la falta de exigencia del uso del nasobuco de manera obligatoria.

"No vamos a lamentar una ola grande nuevamente, cuando se pueden tomar medidas temporales. Definitivamente, la subvariante de Omicron ya está en Cuba, pues el aumento de casos casualmente siempre ocurre de 3-4 semanas después de Europa", añadió.

A finales de enero, el Ministro de Salud Pública de Cuba, José Ángel Portal Miranda, aclaró que la vacunación no basta para frenar la pandemia, y que la situación en el país con los contagios por Ómicron seguía siendo preocupante, tras declaraciones de Díaz-Canel que afirmaban lo contrario.

"Hay más casos de los que se reportan", alertan cubanos sobre cifras del coronavirus

"Hay más casos de los que se reportan", alertan cubanos sobre cifras del coronavirus
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:21 0:00

Cargar más

Televisión Martí en Vivo

Subterráneo: Anatomía de una Canción
please wait

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo Subterráneo: Anatomía de una Canción

XS
SM
MD
LG