Enlaces de accesibilidad

Venezuela

Un año de Guaidó en el Estado de la Unión: ¿qué ha cambiado para el líder venezolano?

Juan Guaidó aplaudes President Trump during the State of Union address by the Commander in Chief.

El dirigente político ha perdido entre 35 y 40 puntos de popularidad desde su ascenso como presidente interino. La falta de cambio político en Venezuela es la principal razón, dicen analistas.

MARACAIBO, VENEZUELA. - Juan Guaidó, principal líder de la oposición venezolana, reconocido como presidente interino por 50 gobiernos del mundo, acudió hace un año a Washington para participar como invitado en el Estado de la Unión del expresidente Donald Trump. En los tiempos corrientes, encara retos que ponen en duda su liderazgo dentro y fuera del país, observan analistas.

El 4 de febrero de 2020, el entonces presidente Donald Trump incluyó en su discurso a la nación una mención especial a Guaidó, invitado por la Casa Blanca.

“Aquí, esta noche, está un hombre valiente que carga con él las esperanzas, sueños y aspiraciones de todos los venezolanos. Uniéndose a nosotros en la galería está el presidente verdadero y legítimo de Venezuela, Juan Guaidó”, dijo el mandatario en el Congreso estadounidense.

Los presentes, demócratas y republicanos por igual, iniciaron un sonoro y extenso aplauso de pie en honor al joven líder opositor tras las palabras de Trump.

Guaidó, usando un traje oscuro, con corbata azul y luciendo un pin del escudo patrio de Venezuela desde su asiento en la galería reservada para invitados de la Primera Dama de Estados Unidos, Melania Trump, se levantó, respondiendo con gestos de agradecimiento, saludando hacia los cuatro puntos cardinales del aforo.

Trump reivindicó entonces su apoyo a “las esperanzas” de los venezolanos de recuperar su democracia y destacó que Estados Unidos lideraba una coalición de 59 naciones contra el “dictador socialista” de Venezuela, en referencia a Nicolás Maduro, cuya “tiranía” prometió “aplastar y quebrar”.

La asistencia de Guaidó al Estado de la Unión no solo precedió su reunión con el presidente de Estados Unidos en la Oficina Oval de la Casa Blanca, al día siguiente, sino que analistas la consideraron como una plataforma de alto perfil del líder venezolano mientras procuraba revivir el apoyo a su intento de destronar a Nicolás Maduro del Palacio de Miraflores.

Luis Vicente León, director de la firma Datanálisis, explica que Guaidó fue un outsider joven, distinto, que, siendo presidente del Parlamento en enero de 2019, creó expectativas de cambios democráticos y de gobiernos en Venezuela.

“Fue un momento de gloria del líder, pero un proceso como este tiene que producir resultados concretos. Eso no ocurrió, porque era muy difícil que ocurriera, con una revolución (chavista) enraizada, controlando instituciones”, explica, en conversación con VOA Noticias.

"Un año complicado"

Aquella visita a Washington fue la guinda de una gira mundial que llevó a Guaidó a reunirse con líderes mundiales en Europa y Canadá para renovar el impulso de su causa democrática, luego que, ocho meses antes, fracasara una insurrección armada contra el madurismo en Venezuela.

La justicia venezolana había emitido una prohibición de salida del país en contra del dirigente político por su participación en la intentona contra Maduro. El joven diputado no fue detenido en el aeropuerto de Maiquetía, Caracas, a su regreso. Tan solo le retuvieron su cédula de identidad venezolana.

Previo a su viaje, una fracción de diputados opositores se alió con el chavismo para despojarle de la presidencia del Parlamento en una sesión accidentada, el 5 de enero, con bloqueos militares y policiales en el Palacio Federal Legislativo.

Félix Seijas, director de la firma Delphos, recuerda que Guaidó transitó “un año complicado” antes de ir a Estados Unidos, al fallar un plan que prometía, cual mantra, el cese de la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres.

“Luego de ese viaje, la idea obvia que tenía era tratar de reanimar la presión social, tratar de volver a reconectar con esa energía. Ese viaje, esa foto, fueron fundamentales, pero llegó la pandemia”, apunta a la Voz de América.

Al regresar, Guaidó intentó reactivar las manifestaciones de calle. Convocó a una movilización en marzo hacia la Asamblea Nacional, que policías y militares disolvieron violentamente. En una plaza de Caracas, prometió seguir protestando “hasta lograr lo que sea necesario”.

La declaratoria de cuarentena radical por la pandemia del COVID-19 en Venezuela por parte del madurismo, días luego, frustraron sus planes.

El gobierno de Maduro demostró que controlaba el país en términos reales y la figura de Guaidó en la opinión pública se diluyó hasta el punto de que una buena porción de venezolanos creía que no estaba en Venezuela, dice Seijas.

"Ambivalencia" ante Guaidó

Un año después de su visita a Estados Unidos, Guaidó enfrenta amenazas de arresto de parte de dirigentes de alto perfil del chavismo, como Diosdado Cabello y la exministra Iris Varela, hoy vicepresidenta del Parlamento instalado en enero pasado, que la oposición califica de ilegítimo.

El legislador encabeza una comisión delegada parlamentaria que, este mes, extendió el período constitucional de funciones de la Asamblea Nacional bajo el argumento de que las elecciones realizadas en diciembre no son legítimas.

Esa estrategia ha puesto en vilo su reconocimiento como presidente interino del país de parte de algunos gobiernos, aunque, para tal título, sigue contando con el apoyo de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, entre otros.

Juan Manuel Track, sociólogo de la Universidad Católica Andrés Bello con estudios en ciencia política y procesos contemporáneos, nota “mucha ambivalencia” en el trato de la comunidad internacional a Guaidó.

“Tenemos una situación muy diferente (a hace un año). Si bien (Joe) Biden no ha dejado de reconocer a Guaidó, lo que sí es probable es que en el tiempo vaya cambiando la forma en que se relacionen con el grupo de Guaidó y privilegiar más una forma de hacer oposición”, comenta a la VOA.

Beatriz De Majo, venezolana residente en Europa y estudiosa de temas internacionales, comentó recientemente a la la VOA cuán difícil es, por ejemplo, para la Unión Europea, expresar un consenso en cuanto al reconocimiento de Guaidó como presidente interino. “No es posible, porque es prácticamente imposible poner de acuerdo en ese tema en particular a sus 27 países miembro”, precisa.

Hoy, Guaidó sigue siendo el líder más prominente de la oposición, a pesar de todo, sostiene Seijas, por su parte. Advierte que enfrenta el reto de relanzar la plataforma opositora para trazar la ruta a seguir, con un apoyo popular cercano al 30 por ciento -en su cúspide, en abril de 2019, ascendía a 65 por ciento-.

“Está en una posición todavía con posibilidades de relanzar su misma imagen y posición. Buscar un mecanismo para legitimar otro liderazgo no es tan sencillo en estos momentos. Guaidó está ratificado como interlocutor ante esa comunidad internacional”, comenta el analista político.

Track coincide en que Guaidó vive un momento “bastante bajo” y cree difícil que pueda retomar el piso del que gozó cuando asumió la presidencia interina.

“Esta idea de convertirse en gobierno le ha generado más problemas, de transparencias, de nombramientos, de ineficacia en los objetivos planteados. Luego, ha profundizado las diferencias dentro de la oposición”, precisa.

El director de Datanálisis indica que, según sus estudios, la popularidad de Guaidó se desplomó hasta 20 por ciento. Su desafío es que, ante la falta de resultados y las dudas sobre reconocerle como presidente sin haberse legitimado en elecciones, se mine el apoyo internacional y surjan líderes que lo reten.

“Nadie está diciendo que esté destruido, ni que va a dejar de representar a la oposición, pero es un descenso importante (de su popularidad) y otros líderes lo están retando”, expresa León, citando al excandidato presidencial Henrique Capriles y María Corina Machado, de férrea postura contra el chavismo.

A su entender, el tiempo en política es “demoledor” a medida que se pierden las esperanzas y se fracturan las alianzas.

“La gente es muy impaciente. Cuando no encuentra lo que busca o le ofreces, te castiga, muchas veces injustamente”, concluye.

Vea todas las noticias de hoy

Embajador de EEUU en Venezuela informa de reunión con líderes de la oposición y la sociedad civil

El embajador de EEUU en Venezuela, James Story.

El embajador de Estados Unidos en Venezuela James “Jimmy” Story elogió en Twitter la iniciativa del gobierno interino de Juan Guaidó y su delegación presidencial de realizar reuniones de líderes políticos, actores de la sociedad civil y del sector privado para dar a conocer una visión unitaria de sus soluciones a altos funcionarios de EEUU.

El diputado del partido gobernante Jorge Rodríguez reaccionó diciendo que “tenemos a alguien escuchando todo. Seguiremos informando. Y nosotros, el pueblo de Venezuela, quienes estamos del lado correcto de la historia, el de la libertad, la independencia y la soberanía, Venceremos!!”.

“Jimmy” Story, también por medio de Twitter, invitó a Rodríguez a su programa del jueves, Aló Embajador, para conversar. Dijo además que “le complace ver que el régimen finalmente estará escuchando a actores políticos, el sector privado y la sociedad civil que opinan diferente; nos gustaría ver una conferencia similar en Venezuela, donde los participantes no terminen encarcelados por expresar su opinión y la verdad”.

Agregó el funcionario de la administración Biden que mientras “el régimen intenta dividir al pueblo venezolano, representantes del gobierno interino se mantienen firmes en el trabajo conjunto para devolver la democracia y el respeto por los derechos humanos a Venezuela. El pueblo venezolano se mantiene fuerte”.

UE impone sanciones a 19 venezolanos por comicios de diciembre

Parlamento de la Unión Europea en plena sesión, diciembre 2020

La Unión Europea impuso el lunes sanciones a 19 altos funcionarios venezolanos, legisladores y miembros de las fuerzas de seguridad en respuesta a las elecciones legislativas de diciembre que, según el bloque, estaban amañadas a favor del presidente Nicolás Maduro.

Los aliados de Maduro ganaron casi todos los escaños de la legislatura en una votación que también fue desautorizada por Estados Unidos y vista en Occidente como una forma para que el presidente tomara el control de la única instancia de poder que aún no estaba en sus manos.

Los ministros de Relaciones Exteriores de la UE aprobaron las sanciones el lunes, elevando a 55 el número total de venezolanos incluidos en la lista negra del bloque.

En Caracas, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, rechazó las nuevas sanciones.

"Señalar con falsos argumentos a ciudadanas y ciudadanos honorables, como reacción ante la frustración de un grupo de estados miembros de la Unión Europea por la manifiesta ineficacia de sus acciones para forzar un cambio de gobierno por la fuerza en Venezuela, no es más que otra torpe decisión", agregó Arreaza en el comunicado divulgado en su cuenta de Twitter.

Al igual que Estados Unidos, la UE ha intensificado las sanciones contra Maduro en los últimos dos años, argumentando que la reelección de Maduro en 2018 fue una farsa, aunque las medidas aún no han logrado su objetivo declarado de provocar nuevas elecciones presidenciales.

"Las personas agregadas a la lista son responsables (...) de socavar los derechos electorales de la oposición y el funcionamiento democrático de la Asamblea Nacional, y de graves violaciones de los derechos humanos y restricciones de las libertades fundamentales", dijo la UE en un comunicado.

Entre los sancionados se encuentran dos legisladores de lo que la UE llamó la Asamblea Nacional elegida no democráticamente: Bernabé Gutiérrez y José Brito, que fueran de partidos de la oposición y son vistos como cercanos al gobierno.

La UE también sancionó a Omar Prieto, gobernador del petrolero estado Zulia; a Remigio Ceballos Ichaso, jefe del comando operativo de las Fuerzas Armadas, y a tres funcionarios del Consejo Nacional Electoral, entre ellos su presidenta, Indira Alfonzo.

Las nuevas prohibiciones de viaje y congelación de activos también se dirigieron a magistrados del Tribunal Supremo de Justicia y marcaron un endurecimiento de su enfoque de sanciones al apuntar a líderes políticos que se describen a sí mismos como miembros de la oposición, pero que se consideran aliados de Maduro.

Una gran parte de países occidentales acusa a Maduro de abusos contra los derechos humanos, socavar la democracia y avivar la hiperinflación que ha arrastrado a la nación andina productora de petróleo hacia el colapso económico.

Maduro dice que la situación económica de Venezuela es el resultado de las sanciones de Estados Unidos, que han paralizado las exportaciones de petróleo y le han impedido importar combustible.

“Falta mucho por decir”: activistas venezolanos sobre informe de relatora de la ONU

Alena Douhan, Relatora Especial de ONU sobre medidas coercitivas unilaterales y derechos humanos (Foto Reuters).

Con la etiqueta #Lacrisisfueprimero, diversas organizaciones no gubernamentales se pronunciaron en redes sociales tras la presentación del informe preliminar de la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre medidas coercitivas unilaterales y derechos humanos, Alena Douhan.

Al cierre de su visita a Venezuela, la relatora concluyó que las sanciones impuestas contra Venezuela han tenido un “efecto devastador” e instó a Estados Unidos y la Unión Europea a levantar dichas sanciones.

Consultada por la Voz de América, Katherine Martínez, directora de la ONG Prepara Familia, una organización que brinda apoyo a madres cuidadoras y niños con enfermedades crónicas, manifestó que es importante que se evidencie “claramente la situación preexistente” de la emergencia humanitaria compleja que ha colapsado el sistema de salud.

“La inseguridad alimentaria que sufre la población, en especial la que nosotros atendemos que es la más vulnerable, que son los que están hospitalizados, los niños que tienen patologías crónicas, que están a la espera de un trasplante, las mujeres cuidadoras que están al pie de la cama, que realmente sufren en carne propia el impacto de esta emergencia que desde el 2014 de una manera multidimensional afecta su vida”, dice Martínez.

A su juicio, aunque la relatora especifica la “grave situación” que vive el país, el informe no establece las causas reales y considera que “falta mucho por decir”.

“Nos preocupa este informe que le da un peso más fuerte al tema de las sanciones para explicar lo que ocurre en Venezuela. Nosotros seguimos esgrimiendo que esta situación es preexistente a la imposición de sanciones y esperamos el informe definitivo que va a presentar en septiembre en el Consejo de Derechos Humanos”, afirmó la directora de Prepara Familia.

Además, subrayó que los defensores de derechos humanos siguen a la espera de la visita de otras instancias que deben visitar Venezuela, según el compromiso del Estado y que además fue ratificado por una resolución en el Consejo de Derechos Humanos.

“Estamos a la espera de las relatorías con la cuales se comprometió el Estado en invitar con la señora Bachelet en junio de 2019 y que después fueron ratificadas en septiembre de 2019, como son el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas, la Relatoría sobre ejecuciones extrajudiciales sumarias o arbitrarias, el Grupo de Trabajo sobre detención arbitraria, la Relatora sobre el derecho a la alimentación, el relator sobre el derecho a toda persona al disfrute al mas alto nivel posible de salud física y mental, el relator de torturas y la relatora sobre Pueblos Indígenas”, puntualizó.

La defensora de derechos humanos destacó que “la mayoría de los 44 mecanismos temáticos del Consejo de Derechos Humanos que están compuestos por relatores, expertos independientes y grupos de trabajo pueden asesorar, investigar sobre la situación de derechos humanos en Venezuela”.

En tanto, el Centro de Justicia y Paz (CEPAZ) también expresó “preocupación” por lo que calificó de lenguaje “poco contundente” utilizado por la relatora y, aunque admiten que las sanciones afectan a la población, consideran necesario que en un próximo informe se aborde la situación desde “el verdadero origen” de la emergencia humanitaria compleja, pues subraya que es consecuencia de “políticas de desmantelamiento institucional y del Estado de Derecho”, así como de “montos de corrupción únicos en el mundo”.

“Reconocemos el efecto de sanciones sectoriales en la crisis que vive Venezuela y apoyamos la solicitud de @ONU_es y @CIDH, que se alivien esas sanciones con el fin de disponer de todos los recursos posibles en respuesta a las necesidades de la población”, señala la organización en un mensaje en Twitter.

Luego, agrega: “el gobierno de Maduro ha invertido mucho esfuerzo en un discurso hacia afuera y hacia adentro del país, señalando a las sanciones como la principal causa de la grave situación humanitaria, con el fin de excusarse a sí mismo de sus propias responsabilidades”.

El presidente Nicolás Maduro afirmó que su gobierno ha actuado para “mitigar el impacto brutal” de las sanciones.

Falta de transparencia ante llegada de vacuna rusa a Venezuela

Imagen de la vacuna rusa. (AP Photo/Pavel Golovkin).

Las primeras 100.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V llegaron el sábado a Venezuela; sin embargo, aunque el gobierno de Nicolás Maduro anunció que la prioridad serán los sectores más vulnerables, entre ellos el personal sanitario, aún se desconocen detalles sobre cómo será el proceso de vacunación.

Consultada por la Voz de América, Ana Rosario Contreras, representante del gremio de enfermería subrayó la “falta de transparencia” con la que se ha manejado la información relacionada con el COVID-19 en el país y los aspectos relacionados con la vacunación, no son la excepción.

“No tenemos una información importante sobre cuál es la composición, cuál es el objetivo, cuál es la finalidad, cuáles son las metas, cómo se va a medir la medida de desempeño en este proceso de vacunación. No sabemos cuáles van a ser los parámetros establecidos para este plan de vacunación como se está haciendo en otros países”, apuntó Rosario.

De acuerdo a un boletín de la Academia Nacional de Medicina, que manifiesta disposición a brindar asesoría técnica, el plan nacional de vacunación contra el COVID-19 exige inmunizar al menos al 70% de la población, lo cual define como una “actividad muy compleja” que requiere, no solo contar con un abanico de vacunas seguras y efectivas sino con personal capacitado, lineamientos y protocolos, equipos e insumos.

“Para su distribución se debe contar con transporte refrigerado, transportistas, obreros de carga y descarga, viáticos, hospedajes, combustible, vehículos con mantenimiento preventivo y correctivo, guías y permisos de traslado y control estricto de inventario”, agrega la publicación divulgada el sábado.

El texto reitera además que es necesario garantizar la cadena de frío de las vacunas y recordó que en Venezuela existen serias limitaciones debido a la escasez de refrigeradores y las constantes fallas del sistema eléctrico.

“Venezuela requiere una inversión importante para una logística segura y eficiente en la distribución y almacenaje de las vacunas, capacitación del personal y gestión del producto biológico”, expone el boletín.

Un reto enorme

Recientemente al ser consultado por VOA, el médico y exministro de Salud, José Félix Oletta, destacó que ejecutar la logística para llevar adelante un proceso de vacunación masiva es “uno de los retos más formidables” y resaltó que las fallas en el programa ampliado de inmunizaciones de Venezuela, permitieron la reaparición de enfermedades como difteria y sarampión.

“Eso está reflejando una debilidad importante en el sistema de salud, específicamente para proveer todos los mecanismos necesarios para que la inmunización sea efectiva. Si fue una dificultad para poner un par de millones de vacunas para difteria o sarampión, imagínese lo que significa vacunar a toda la población”, manifestó el exministro.

Al recibir las vacunas, la vicepresidenta Delcy Rodríguez, aseguró que las sanciones internacionales han afectado las posibilidades de acceder a las mismas.

“Se pretende chantajear y extorsionar al pueblo venezolano por razones criminales porque no hay una razón valida para bloquear el acceso de Venezuela a la vacuna”, manifestó en una transmisión del canal del Estado desde el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía.

En diciembre, Venezuela firmó un acuerdo con Rusia para adquirir 10 millones de vacunas.

Desde Caracas gobierno guarda silencio ante presencia de guerrilleros colombianos

Desde Caracas gobierno guarda silencio ante presencia de guerrilleros colombianos
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:34 0:00

Cargar más

XS
SM
MD
LG