Enlaces de accesibilidad

Cuba

Temen que unificación monetaria será un duro golpe para negocios privados

Con una máscara para protegerse del nuevo coronavirus, el cantinero Dagoberto Jesús Morejón prepara un "Martini de Oro", un cóctel con una planta endémica de Cuba llamada "Orozus de la Tierra".

Emprendedores cubanos consideran que el ordenamiento monetario será un duro golpe para los cuentapropistas en el país, según dijeron este martes varios entrevistados a Radio Televisión Martí.

Las autoridades cubanas informaron la semana pasada que el proceso de unificación monetaria implicará una devaluación del peso cubano (CUP) y una posible inflación, también se incrementaran los salarios, sin tomar en consideración la contrapartida productiva.

El bicitaxista José Carlos Fernández, residente en Ciego de Ávila, dijo que ya les incrementaron el tributo que deben aportar al Estado, sin embargo, ellos no pueden aumentar el precio por el servicio que ofrecen. "Realmente no alcanza el dinero que nos queda ni para comer", afirmó.

“Nosotros no recibiremos ningún beneficio con el proceso de ordenamiento de la moneda. Ya nos aumentaron el pago de la patente y de la seguridad social. Los cuentapropistas están inconformes, y cuando abran y tengamos autorización para trabajar nuevamente, ya nos estamos organizando para ir al Gobierno para ver qué respuesta nos van a dar”, adelantó Fernández.

Gobierno "cortará las alas" a los cuentapropistas con unificación monetaria
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:13 0:00

El activista Guillermo del Sol, quien trabaja en el sector privado en la construcción, calificó de discriminatorias las medidas que aplicará el Gobierno al sector privado con la unificación monetaria. Añadió que hay muchos privados que están muy molestos porque no tendrán manera de recuperar los dólares invertidos.

“A partir de este proceso, las empresas particulares tienen que comprarle la materia prima al Estado en moneda fuerte; es decir, en dólares. Sin embargo, sus producciones, el gobierno se las va a comprar en moneda nacional (CUP)”, señaló Del Sol.

Pedro Acosta trabaja en un negocio familiar, la paladar Doña Ceci, en el Casino Deportivo, en el municipio del Cerro de la capital, que permanece cerrado por la pandemia. Comentó que el propósito del Estado es continuar lacerando al sector privado, porque es ilógico que tenga que comprar en divisas los suministros al gobierno y vender luego sus productos en moneda nacional.

”La Incertidumbre prima, porque a la gente no le importa que sea hoy, mañana, o pasado cuando hagan el cambio. Las personas lo que quieren saber en cuánto es lo que le van dar por una moneda que les costó 25. Ya lo dijo el mismo Marino Murillo, que el peso cubano se devaluaría”, apuntó.

El vendedor de libros en la Habana, Pedro Luis García, dijo sentirse pesimista sobre su futuro como emprendedor privado. García lleva siete meses sin trabajar por el COVID-19.

“El sector privado no tiene ninguna expectativa. Estamos en un limbo porque puede haber un aumento en el pago de la licencias. También se aumentarán las tarifas de electricidad y otros gastos”, subrayó.

Desde Santa Clara, el operador de una cafetería, Yoel Espinosa Medrano, piensa que el proceso que se avecina causará que muchos cuentapropistas entreguen sus licencias.

“La contratación de fuerza laboral la subieron un poco más, así como el derecho a la licencia, y ya están poniendo el pie sobre el freno, diciendo que nosotros, los particulares, no podemos aumentar los precios en nuestros respectivos negocios", dijo Espinosa Medrano.

Según el cuentapropista, el hecho de enfrentar un incremento de los gastos y cobrar el mismo dinero por el servicio, un precio que les impone el Estado, los llevará a todos a la quiebra.

"Creo que eso es lo que está tratando de hacer el gobierno, cortarle las alas al sector de trabajadores por cuenta propia”, concluyó.

Vea todas las noticias de hoy

Human Rights Watch pregunta a Miguel Díaz-Canel: ¿por qué tanto miedo a los artistas?

Michel Matos, a la izquierda, fue detenido este miércoles en La Habana.

El vocero del Movimiento San Isidro (MSI) Michel Matos y la artista Tania Bruguera fueron detenidos este miércoles en La Habana.

“Las detenciones y los asedios del día de hoy demuestran que el gobierno incumple con su compromiso de no persecución y hostigamiento”, dijo en Twitter el Movimiento San Isidro.

La organización Human Rights Watch (HRW) exigió el cese del acoso al Movimiento San Isidro, y plantea esta pregunta: Miguel Díaz-Canel, ¿por qué le tiene tanto miedo a los artistas?

Matos fue detenido cuando estaba en la esquina 27 y 8, en El Vedado, por la patrulla 436, dijeron representantes del MSI.

También dijeron que en una operación policial aparte fue detenida Tania Bruguera, quien en el día de hoy ha hecho varias declaraciones en medios sociales acerca de este movimiento de protesta de los artistas.

Mientras ocurren estas acciones, el apoyo mundial sigue creciendo. Amnistía Internacional está llevando a cabo una campaña de lectura de poemas en apoyo al MSI. HRW ha denunciado la represión.

PEN Internacional se solidariza con el Movimiento San Isidro y pide al Gobierno de Cuba respetar la libertad de expresión y artística, y los derechos humanos de todos sus ciudadanos. PEN siempre ha honrado la literatura cubana y las grandes voces de tantos como José Martí, José Lezama Lima, Guillermo Cabrera Infante y Lydia Cabrera, entre otros, que han formado parte esencial de la literatura universal”, declaró Jennifer Clement, Presidenta de PEN Internacional.

Y desde Argentina, el autor y profesor de Historia, Eduardo Sacheri, expresó solidaridad con los miembros del MSI. “Están llevando adelante algo tan importante y básico como la libertad de expresión, no solo para los artistas e intelectuales sino para todos los seres humanos”.

PEN Club Internacional exige a Cuba cesar el acoso a los artistas y poner en libertad al rapero Denis Solís

Cartel con imágenes de miembros del Movimiento San Isidro.

La prestigiosa organización mundial de escritores, PEN Club Internacional, se ha unido al capítulo del PEN Club de Escritores Cubanos en el Exilio para expresar su preocupación y denunciar el hostigamiento y la represión de que son víctimas escritores, artistas y creadores en general dentro de Cuba, al calor de los recientes ataques perpetrados por el régimen contra los jóvenes miembros del Movimiento San Isidro y que han conmovido a la comunidad internacional.

“PEN Club Internacional se solidariza con el Movimiento San Isidro y pide al Gobierno de Cuba respetar la libertad de expresión y artística, y los derechos humanos de todos sus ciudadanos. PEN siempre ha honrado la literatura cubana y las grandes voces de tantos como José Martí, José Lezama Lima, Guillermo Cabrera Infante y Lydia Cabrera, entre otros, que han formado parte esencial de la literatura universal”, expresó Jennifer Clement, Presidenta del PEN Club Internacional.

En el comunicado se realiza un extenso y pormenorizado recuento de los hechos que comienza con la detención y el juicio “sin garantías procesales” contra el rapero Denis Solís González, las lecturas de poemas frente a la estación de policía por miembros del MSI, la acampada en la calle Damas 955, el hostigamiento, el bloqueo de alimentos, la huelga de hambre y el posterior allanamiento y detención.

Para el PEN Internacional no pasan inadvertidos la movilización espontánea de jóvenes frente al Ministerio de Cultura, las promesas hechas por el viceministro Fernando Rojas, la respuesta del presidente Miguel Díaz Canel, en sus movilizaciones de repudio, las amenazas en Granma y lo enlaza con una historia de represión, monopolio de los medios de comunicación y Decretos restrictivos de las libertades individuales como el 370 y el 349.

“PEN Club Internacional y el Centro del PEN Club de Escritores Cubanos en el Exilio condenan la existencia de estos decretos, piden su derogación, y hacen un llamado urgente al Estado de Cuba a:

. -Detener el descrédito, hostigamiento, amenazas, detenciones arbitrarias a artistas, escritores y periodistas críticos con el gobierno.

. -Declarar nulo el procedimiento penal contra Denis Solís González, procediéndose a su inmediata liberación.

. -Respetar los acuerdos entre el Ministerio de Cultura y los artistas independientes.

. -Respetar la integridad y el ejercicio de la libertad artística del Movimiento San Isidro”.

El huelguista más joven de San Isidro denuncia hostigamiento de la Seguridad del Estado

Osmel Adrián Rubio Santos, el más joven de los huelguistas de San Isidro.

Osmel Adrián Rubio Santos fue el más joven de los activistas que protestaron pacíficamente en la sede del Movimiento San Isidro, en La Habana Vieja, por la liberación del músico Denis Solís. Allí estuvo tres días en huelga de hambre, que debió abandonar por problemas de salud.

Rubio Santos dijo este miércoles a Radio Martí que se encuentra bajo un operativo permanente de vigilancia policial, sin poder salir de su vivienda, donde fue víctima de un acto de repudio promovido por la Seguridad del Estado.

“Me permitieron ir a buscar el gas porque mi mamá les habló”, explicó el activista, “pero conmigo fue un oficial del MININT, armado y uno de la Seguridad del Estado”.

Huelguista de San Isidro, de 18 años, denucnia acoso de G-2 y MININT
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:22 0:00

El cerco se extiende hasta el “envenenamiento” de los vecinos de Rubio Santos, quien denuncia que “están poniendo a los vecinos en mi contra, ninguno me apoya […] Están diciendo (a los vecinos) que yo los estoy ‘echando pa´lante’, de eso se ha encargado la Seguridad del Estado”.

El joven afirma que “mientras más hostigamiento, mientras más represión haya contra mí, más firme en mis ideales voy a permanecer, más fuerza, más apoyo le voy a brindar a todo el que está en contra del sistema cubano.

En el mes de octubre, el activista Osmel Adrián Rubio Santos, de 18 años, se negó a ser reclutado para el servicio militar obligatorio, alegando que no empuñaría armas para defender al régimen cubano, por lo que fue detenido y advertido de que sería citado nuevamente para el servicio militar.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Reportan 75 nuevos casos de COVID-19 en Cuba, 45 con fuente de infección en el extranjero

Turistas rusos llegan al Aeropuerto de Jardines del Rey, en Morón, Ciego de Ávila. (Facebook)

Las autoridades sanitarias reportaron 75 nuevos casos de coronavirus este miércoles en Cuba, 45 de ellos con fuente de infección en el extranjero en una tendencia al alza de los contagios por contacto con viajeros provenientes del exterior.

Del total de casos, 65 son cubanos y 10 extranjeros, informó el Ministerio de Salud Pública (MINSAP). Otras 318 personas sospechosas de haber contraído el virus se encontraban bajo vigilancia epidemiológica.

La mayoría de los casos importados (21 de ellos repartidos en 9 de sus municipios) pertenecen a la capital del país, con un índice creciente de contagios desde la reapertura del Aeropuerto Internacional José Martí, a mediados de noviembre.

La Habana (30 casos en total, 21 importados)

  • Cerro: 12 casos (6 importados).
  • Playa: 6 casos (4 importados).
  • Diez de Octubre: 2 casos (2 importados).
  • Centro Habana: 3 casos (3 importados).
  • Regla: 1 caso (importado).
  • Marianao: 1 caso (importado).
  • Arroyo Naranjo: 2 casos (1 importado).
  • Boyeros: 2 casos (2 importados).
  • Habana del Este: 1 caso (importado).

Siguen a La Habana las provincias de Ciego de Ávila (8 casos, 8 importados), Santiago de Cuba (17 casos, 7 importados), Matanzas (5 casos, 3 importados), Guantánamo (3 casos, 2 importados), Villa Clara (7 casos, 1 importado), Holguín y Mayabeque (1 caso importado cada una), y Cienfuegos (2 casos autóctonos).

Los ocho casos importados de Ciego de Ávila corresponden a ciudadanos rusos, en el reporte más reciente de decenas de contagios de viajeros procedentes de ese país que han arribado a los cayos de Jardines del Rey, en el municipio de Morón.

Hasta el momento han sido diagnosticados con la enfermedad 8,456 pacientes, 136 fallecidos, uno en estado crítico y tres graves en cuidados intensivos, según cifras oficiales.

Siguen a la espera de autorización mujeres que ocuparon local en La Habana Vieja

Así viven 6 familias en un local oficina del historiador en La Habana Vieja.

Seis mujeres, la mayoría con hijos menores de edad y una de ellas embarazada, permanecen desde hace 19 días en un local que ocuparon, propiedad de la Oficina del Historiador, en La Habana Vieja.

El grupo, que un principio era de 11 familias, busca una solución definitiva al problema de vivienda que presentan.

Melani Balmaseda, una de las ocupantes, dijo a Radio Martí que están a la espera de la visita del arquitecto, que sería la persona encargada de darles la autorización de permanecer en el lugar.

"Nos van a otorgar el local y necesitamos que venga el arquitecto para que dé el habitable, para entonces nosotras ver de qué forma dividimos, porque es por esfuerzo propio", explicó Balmaseda.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:21 0:00

El funcionario debió acudir al local el pasado viernes, pero las mujeres aún están a la espera de su visita. En el lugar no tienen condiciones para cocinar, y sobreviven gracias a la ayuda de los vecinos, dijo la mujer.

"No queremos salir por no dejar el local solo, por miedo a que nos saquen", señaló.

Aunque finalmente reciban la autorización para residir en el lugar, no serán propietarias del local, dijo Balmaseda, y afirmó que si para el viernes no tienen una respuesta de las autoridades locales "nosotras vamos a dividir aunque sea con cartones".

Dentro del local hay una instalación de gas. "Ya veremos de qué forma cada una cocina, y el baño, mientras tanto, será colectivo, hasta que cada una pueda levantar el suyo".

"Entre todas nos apoyaremos", concluyó la mujer.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Cargar más

XS
SM
MD
LG