Enlaces de accesibilidad

Economía

Tasa de inflación en Cuba alcanza "un impactante 73,31 %"

La degradación del peso cubano ha sido vertiginosa. (AP/Ramón Espinosa)

El poder adquisitivo de los cubanos disminuye vertiginosamente, la inflación, la crisis alimentaria, la reducción del poder adquisitivo, todo gracias a la "ineficacia del andamiaje burocrático", han colocado a la economía cubana en lo que expertos en el tema podrían calificar como un callejón sin salida.

El profesor de Economía Aplicada en la Universidad Johns Hopkins, Steve Hanke, describió la situación de la isla como una de las más graves del planeta.

"Hoy, mido con precisión la tasa de inflación de #Cuba en un impactante 73,31%/año. Tasas de inflación como esta hacen que los gobiernos, incluso las dictaduras comunistas, sean vulnerables", escribió en su cuenta de Twitter.


Desde la localidad de Cabañas, en el Mariel, provincia de Artemisa, el opositor Moisés Leonardo Rodríguez así lo explicaba a Radio Martí.

“Es como si fuera una caída libre, uno se acuesta un día con un precio de productos de primera necesidad y, al otro día, encuentra que los precios han subido, pero de una forma desproporcionada. Esto, donde más notable se hace es en el mercado fundamental del que depende el cubano, que es la llamada ‘bolsa negra’ o ‘mercado informal’.

En su cuenta de Twitter, el economista cubano Pedro Monreal escribía hace solo dos días desde la isla: “Con una inflación interanual de 26% en mayo de 2022 y sin noticias de un aumento del ingreso medio, el poder adquisitivo de los hogares cubanos pudo haberse reducido en una cuarta parte desde mayo de 2021”.


Monreal señala al fracaso del “ordenamiento” como una causa importante del reducido espacio para un programa de recuperación del poder adquisitivo en Cuba.

Según el economista “Un aumento de salarios y pensiones en condiciones de baja repuesta de oferta -como es el caso actual de Cuba- sería combustible para la inflación”.


En opinión de Moisés Leonardo Rodríguez, la solución está en liberar las fuerzas productivas.

“Y dejar que sea la tecnocracia, la gente por sus méritos, las que ocupen cargos públicos; no se puede seguir poniendo ‘incondicionales’ al frente de Ministerios ni de la cosa pública, porque son generalmente incondicionales e incapaces los que se encuentran dirigiendo Cuba".


Pedro Monreal escribía también en la red social que, en un tema tan crucial en Cuba como la inseguridad alimentaria, resulta técnicamente insulso y políticamente frívolo utilizar una narrativa oficial que se mantenga anclada en la propaganda y en el andamiaje burocrático de listas de medidas y mandatos teóricos de actores.

Vea todas las noticias de hoy

Gobierno cubano intenta competir con el mercado negro en divisas: ofrece 120 CUP x 1 dólar

Un hombre muestra su billetera con dólares estadounidenses y pesos cubanos en una calle de La Habana. (YAMIL LAGE/AFP/Archivo)

El Gobierno de Cuba comprará a partir del jueves el dólar estadounidense en efectivo a personas naturales y pequeñas empresas privadas a un cambio de 120 pesos moneda nacional (cup) por billete verde, cinco veces mayor que la tasa oficial.

La medida no solo aplicará con la moneda de Estados Unidos sino con otras divisas. Estas también serán adquiridas a tasas superiores a las oficiales. En el caso del euro, la compra se situará en torno a los 122 cup por billete, un cambio que quintuplica a la tasa actual de 24,42.

Esta iniciativa es un "paso fundamental" para que, en el futuro, el Estado implemente un mercado cambiario de divisas en el que también pueda ofertar monedas extranjeras, señaló este miércoles el ministro de Economía, Alejandro Gil, durante una intervención en la televisión estatal.


De igual forma, la ministra presidenta del Banco Central de Cuba, Marta Wilson, aclaró que se aplicará una "margen comercial de compra" que ubicará el intercambio final en ventanilla en los 110 cup por dólar.

En ese mismo sentido, aclaró que los cubanos que cuentan con tarjetas en MLC -una moneda virtual con respaldo en divisas y que puede recibir transferencias desde el extranjero- también pueden realizar estas operaciones.

El titular de Economía agregó que con que esto se buscará "recuperar la capacidad de compra del salario en peso cubano", llegar a un "tipo de cambio único" y atacar "el principal problema de la economía cubana, que es la falta de divisas".

El economista cubano Pedro Monreal calculó recientemente que la tasa de equilibro del tipo de cambio -una estimación con base en variables macroeconómicas- estaría este año en los 82 cup por dólar, según explicó en su blog “El Estado como tal”

Gil no aclaró cuándo será que el Gobierno comience a ofertar moneda foránea pero sí aclaró que esto ocurrirá cuando "existan condiciones de compra y de venta".

De esta forma, el Gobierno insular busca corregir la disparidad entre el cambio oficial de 24 pesos cubanos por dólar y los más de 110 con los que se adquiere el billete verde en el mercado informal.

El también viceprimer ministro hizo hincapié en que no se podrá implementar una compra y venta de dólares con la tasa de 24 a 1 “porque requiere de una cantidad de divisas de las que el país no dispone".

Además, apuntó que esta acción será una suerte de "incentivo" para que nacionales y extranjeros vendan sus divisas directamente al Estado y no en el mercado informal, en donde hasta ahora encontraban una oferta mucho más atractiva.

“El objetivo estratégico es que operemos la economía en moneda nacional pero con (...) capacidad de compra real”, agregó Gil.

La compra estará disponible en aeropuertos, hoteles, bancos y las casas de cambio estatales, según aclaró el titular de Economía.

"Hay un incentivo a cambiar esas divisas en el mercado informal", admitió Gil, quien agregó que “hay un nivel de divisas que está entrando en el país que no está siendo captado por el sistema bancario nacional”.

El dólar se había apreciado de forma progresiva desde que su cambio oficial se unificó en los 24 a 1 en enero de 2021, como parte de una amplia y controvertida reforma económica denominada Tarea ordenamiento.

El economista cubano Pedro Monreal calculó recientemente que la tasa de equilibro del tipo de cambio -una estimación con base en variables macroeconómicas- estaría este año en los 82 cup por dólar, según explicó en su blog “El Estado como tal”.

Desplome de producción agrícola en Cuba es "un problema de sistema", no un trance coyuntural, concluyen expertos

Un campesino de Jiguaní, Granma. Foto tomada en 2018. YAMIL LAGE / AFP

La agricultura cubana ya estaba en crisis desde antes de la pandemia, aseguran expertos entrevistados por Radio Televisión Martí que coinciden con un análisis sobre el tema publicado en Twitter por el economista y profesor universitario Pedro Monreal.

“Los datos oficiales confirman una aguda crisis agrícola en Cuba, agudizada durante la pandemia, pero anterior a esta, la caída de dos de las principales categorías -viandas y hortalizas- había comenzado en el año 2018. No es un simple trance coyuntural que se resuelve con listas de medidas”, comentó Monreal.


El también economista Elías Amor Bravo, asegura que el sector agropecuario está estancado.

“La caída de la agricultura cubana no es un fenómeno del último año provocado por la pandemia, realmente arranca desde el año 2017, y así, por ejemplo, en el periodo del 17 al 21, las producciones de viadas caen en un 25,08, las hortalizas un 31 %, la producción de malanga cae un 53 %, la cebolla un 50 % y el tomate el 45,07.

Agricultura en Cuba ya estaba en crisis desde antes de la pandemia
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:17 0:00


Un panorama igualmente devastador se da en el caso del arroz, con un 44 % de caída, el maíz un 36,1, los frijoles un 56,4 y los cítricos, enormemente afectados caen un 62,5 %.

Ese desplome continuo de la producción agraria es lo que explica las notables dificultades que tienen los cubanos para conseguir alimentarse, explicó el analista.

Todos los planes estatales en el agro han fracasado, advierte desde Mayarí el biólogo y experto agrícola Osmel Ramírez Álvarez.

“Evidentemente las 63 medidas, y todo lo que se hizo anteriormente no ha funcionado y no va a funcionar. La agricultura cubana, así como toda la economía, lleva obligatoriamente una transformación de verdad, no una transformación de esa manera maquillada que han querido hacer. Las 63 medidas nunca tuvieron posibilidades de levantar la economía en Cuba”, enfatizó.

En Pinar del Río, el líder de la Liga de Campesinos Independientes de Cuba, Esteban Ajete Abascal, afirmó que en esa zona del occidente del país la situación no ha mejorado en décadas.

"Nunca hemos logrado salir del periodo especial. La situación se agudiza cada día más porque esto no tiene cambios, es un problema de sistema, no es un problema de momento”, dijo.

Desde Songo la Maya, en la provincia Santiago de Cuba, el campesino Alcibiades Silva, lamenta la profunda crisis en que se ha hundido el sector agrícola.

“Los trabajadores en el sector de la agricultura han tenido que abandonarla. Esta era una zona cafetalera y cañera de primera, todo aquello quedó en el olvido y así están las cosas”, concluyó.

Cuba a la caza de inversiones extranjeras, ahora en negocios privados

Un empleado del restaurante privado San Cristóbal de La Habana pinta un candelabro. (AP/Ismael Francisco/Archivo)

El gobierno cubano estudia la posibilidad de permitir la intervención de capital extranjero en los negocios de particulares, según declaraciones este miércoles del ministro de Comercio Exterior e Inversiones Extranjeras, Rodrigo Malmierca, quien aseguró que, a corto plazo, podrían empezar los primeros experimentos al respecto.

En reunión sostenida con la comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Malmierca señaló que la apuesta actual va dirigida a, preferiblemente, fomentar la cantidad inversiones foráneas de bajo costo con “la aspiración de concretar negocios que contribuyan al desarrollo municipal”, subraya un reporte de la agencia estatal Prensa Latina.

Malmierca se refirió también a los riesgos que corren quienes deciden invertir en la isla, a lo cual se une la importancia vital de “ciertos negocios”, que el ministro no especifica, para los cuales, el gobierno estudia la concesión de “garantías soberanas” en algunos aspectos que resultan vitales para el país.

Hasta el momento, afirmó el ministro, 57 proyectos que implican un capital de cinco mil millones de dólares están en vías de negociación y pudieran entrar en función en el período de un año.

Emprendedores cubanos han expresado sus opiniones respecto al tema de las inversiones extranjeras en los negocios privados, sector al que el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ofreció en mayo pasado incrementar el apoyo.

El cuentapropista y podcaster isleño Camilo Condis manifestó entonces a Radio Martí: “No se puede perder de perspectiva la realidad, y es que el hecho de que estas medidas sean aprobadas en los Estados Unidos, no garantiza que puedan ser ejecutadas en Cuba. Nosotros no tenemos ninguna ley en el país que, actualmente, nos permita, como empresarios, acceder a microcréditos o acceder a un inversionista extranjero que pueda invertir en nuestras empresas. Por lo tanto, la bola está en la cancha del gobierno cubano”.

El sociólogo y asesor de emprendimiento Ángel Marcelo Rodríguez Pita advirtió en marzo pasado que la falta de garantías por parte del gobierno a los inversores y la incertidumbre sobre su futuro, son algunas de las razones que han llevado a una disminución del cuentapropismo en la isla.

“Es muy riesgoso para una persona invertir dentro del escenario cubano, la mayoría de los emprendedores nacionales tienen temor debido a la falta de un mercado mayorista. No existen todas las garantías, no hay zonas especiales de desarrollo funcionando realmente, no existe la alianza público-privada. También tenemos problemas con el acceso a créditos bancarios y está disminuyendo la inversión del sector privado nacional. La mayoría de las personas, la opción que toman es vender sus propiedades y marcharse de Cuba”, aseguró el experto.

Seguirán los apagones: gobierno admite que “no hay solución a corto plazo” a crisis energética en Cuba

Un hombre enciende una vela en medio del apagón, en La Habana, el 25 de mayo de 2022. (Foto: YAMIL LAGE / AFP)

Los cubanos no se librarán de los largos y frecuentes apagones en lo que queda del verano, y probablemente tampoco en los meses por venir, según declaraciones este lunes del ministro de Energía y Minas Liván Arronte Cruz y otros funcionarios del Sistema Eléctrico Nacional en el programa de la televisión estatal Mesa Redonda.

“La situación del sistema energético es muy compleja y tensa, pero tiene solución; esta no es inmediata, es costosa (...) y requiere tiempo e importación de materiales, así como fabricación en el país”, señaló Arronte Cruz, quien admitió que el sistema tiene “una obsolescencia tecnológica importante”.

Según el ministro, las reservas de operación son insuficientes para cubrir la demanda, una situación que atribuyó al incendio ocurrido en la caldera de unidad 2 de la termoeléctrica “Lidio Ramón Pérez”, de Felton, en Holguín.

Al respecto, Edier Guzmán Pacheco, director de generación técnica de la Unión Eléctrica, dijo que la recuperación de la Felton “no será un proceso rápido, y por lo menos más de un año nos va a tardar recuperar esa caldera y poner la máquina en generación”.

En este momento, indicó, por su parte, el ministro de Energía y Minas, “las reservas de operación que tenemos en el sistema eléctrico son insuficientes para cubrir la demanda, por lo que se hace inevitable la afectación”, o sea, los largos apagones a nivel nacional.

Entre otras causas de la crisis actual con la generación eléctrica, el ministro mencionó la necesidad de mantenimiento de las unidades de generación térmica, la falta de combustible y el aumento de la demanda por las altas temperaturas.

Según Arronte Cruz, la situación con el precio y disponibilidad del combustible es compleja.

“Los últimos barcos de combustible que hemos podido adquirir están alrededor de los 64 o 67 millones y traen unas 40.000 toneladas, que alcanzan para 10 días de consumo como máximo en el país", subrayó.

El costo anual para la operación y mantenimiento del servicio eléctrico nacional en Cuba es de unos 250 millones de dólares al año, un monto que no incluye los combustibles y las inversiones, precisó el ministro.

Cuba dispone de 20 unidades de generación térmica, de las que 19 tienen como promedio 37 años de operación y más 220.000 horas de operación. Además, 16 de esas unidades se encuentran fuera de su ciclo de mantenimiento capital.

“Normalmente en el mundo una central termoeléctrica tiene una vida de alrededor de 25 años de operación y 200.000 horas. Las nuestras están rebasando esto, lo que no quiere decir que con mantenimientos capitales se puedan sostener”, concluyó Arronte Cruz.

El experto en energía Jorge Piñón, director del Programa de Energía para Latinoamérica y el Caribe de la Universidad de Texas, en la ciudad de Austin, pronosticó recientemente, en entrevista con Radio Televisión Martí, "el colapso total del sistema eléctrico cubano".

"No pueden seguir con esta política de curitas, de tratar con las plantas generadoras termoeléctricas que alquilaron ahora de Turquía... Es decir, hace falta una recapitalización estructural”, afirmó Piñón, en referencia a las gestiones del estado cubano por mantener a flote las operaciones en sus centrales eléctricas.

Cuba recibe multimillonaria carga de petróleo ruso

Foto Archivo. La llegada de un buque a Cuba. REUTERS/Desmond Boylan

Un buque cisterna que transportaba fuel oil ruso llegó el jueves a Cuba, con suministros para las centrales eléctricas de la nación caribeña y dando a Rusia una salida para sus productos rechazados por Occidente.

Estados Unidos y Canadá impusieron sanciones al petróleo y el combustible rusos por su invasión militar a Ucrania, mientras que Europa y el Reino Unido avanzan hacia un embargo a fin de año sobre las importaciones del crudo ruso.


El petrolero Aframax Suvorovsky Prospect, con bandera de Liberia, llegó al puerto de Matanzas, con unos 700.000 barriles de fuel oil, cargados en el puerto ruso de Ust-Luga.

El cargamento tiene un valor de unos 70 millones de dólares a precios de mercado.

El buque es propiedad de una unidad del principal conglomerado naviero ruso Sovcomflot, según la base de datos marítima Equasis. Sovcomflot está bajo sanciones británicas, canadienses y estadounidenses, y ha perdido el seguro de las empresas occidentales para su flota.


El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba no respondió a una solicitud de comentarios sobre el tema.

Cuba, que depende de Venezuela como principal fuente de importaciones de energía, se ha visto obligada a realizar costosas compras puntuales de combustible mientras su aliado político lucha por satisfacer su propia demanda interna.

Algunos cargamentos han llegado desde Rusia, lo que convierte a la nación en uno de los mayores importadores de combustible ruso de América Latina este año, según datos del seguimiento de las embarcaciones.

Venezuela ha enviado a Cuba unos 56.610 barriles por día (bpd) de crudo, gasolina, diésel, turbosina y fuel oil en lo que va del año, levemente por debajo de los niveles de 2021, según documentos y datos de la estatal pretrolera PDVSA.

(Reporte de Arathy Somasekhar y Marianna Parraga en Houston. Editado por Nelson Acosta)

Cargar más

XS
SM
MD
LG