Enlaces de accesibilidad

Mundo

Stalin: Sin el programa Lend-Lease de EEUU, la URSS hubiera perdido la guerra

Monumento a los participantes en el Lend Lease durante la II Guerra Mundial

El 24 de febrero de 1943, un avión de transporte Douglas C-47 Skytrain con el número de serie 42-32892 salió de una fábrica en Long Beach, California, y fue entregado a la Fuerza Aérea de los EEUU, informó Radio Europa Libre/Radio Libertad (RFE/RL).

El 12 de marzo de 1943, el avión fue entregado a la Fuerza Aérea Soviética en Fairbanks, Alaska, y recibió el registro URSS-N238. Desde allí, voló 5.650 kilómetros a la ciudad siberiana de Krasnoyarsk, uno de los 14,000 aviones enviados por los Estados Unidos a la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial bajo el programa masivo de Préstamo y Arrendamiento (“Lend-Lease Program”).

Este C-47 fue enviado al extremo norte y pasó la guerra realizando misiones de reconocimiento y monitoreo del clima sobre el mar de Kara. Después de la guerra, fue transferido a la aviación civil, transportando pasajeros sobre la tundra congelada sobre el Círculo Polar Ártico. El 23 de abril de 1947, se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia con 36 personas a bordo cerca de la aldea de Volochanka en la península de Taimyr.

El 11 de mayo de 1947, 27 personas fueron rescatadas, después de haber pasado casi tres semanas en la intemperie. El capitán, dos miembros de la tripulación y seis pasajeros se habían ido antes en un esfuerzo desafortunado por obtener ayuda. El cuerpo del capitán, Maksim Tyurikov, fue encontrado por cazadores locales a unos 120 kilómetros del choque en 1953. Los demás nunca fueron encontrados.

Jeeps estadounidenses para las tropas soviéticas
Jeeps estadounidenses para las tropas soviéticas



El avión pasó 69 años en la tundra antes de que una expedición de la Sociedad Geográfica Rusa lo rescatara en 2016 y devolviera los restos a Krasnoyarsk.

"Sabía que su lugar correcto era un museo", dijo a RFE/RL Vyacheslav Filippov, un coronel en la reserva de la Fuerza Aérea Rusa que ha escrito extensamente sobre la conexión siberiana del programa Lend-Lease. "No era solo una pieza de chatarra. Es nuestra historia viva. Este Douglas es el único avión de Préstamo y Arrendamiento que permanece en Rusia".

meses antes de que Estados Unidos ingresara formalmente a la guerra, ya había comenzado a proporcionar asistencia militar y económica masiva a su aliado soviético ...


Se estima que 25 millones de ciudadanos soviéticos perecieron en el conflicto titánico con la Alemania nazi entre junio de 1941 y mayo de 1945. Al superar las derrotas masivas y las pérdidas colosales durante los primeros 18 meses de la guerra, el Ejército Rojo pudo reorganizarse y reconstruirse para formar un gigante que marchó hasta Berlín. Pero la Unión Soviética nunca estuvo sola: meses antes de que Estados Unidos ingresara formalmente a la guerra, ya había comenzado a proporcionar asistencia militar y económica masiva a su aliado soviético a través del programa Préstamo y Arrendamiento.

Desde lo más profundo de la Guerra Fría hasta nuestros días, muchos políticos soviéticos y rusos han ignorado o minimizado el impacto de la asistencia estadounidense a los soviéticos, así como el impacto de toda la guerra de Estados Unidos y Gran Bretaña contra los nazis.

Un informe soviético del miembro del Politburó Nikolai A. Voznesenski en 1948 afirmó que Estados Unidos, descrito como "el jefe del campo antidemocrático y el guerrero de la expansión imperialista en todo el mundo", aportó material durante la guerra que representó solo el 4,8 por ciento de la producción bélica de la Unión Soviética.


El libro “La Breve Historia de la Gran Guerra Patriótica”, también de 1948, reconoció los envíos de Préstamo y Arrendamiento pero concluyó: "En general, esta asistencia no fue lo suficientemente significativa como para ejercer una influencia decisiva en la Gran Victoria".

Nikolai I. Rizhkov, el último jefe del gobierno de la Unión Soviética, escribió en 2015 que "se puede afirmar con confianza que [la asistencia de Préstamo y Arrendamiento] no desempeñó un papel decisivo en la Gran Victoria".

Tales evaluaciones, sin embargo, son refutadas por importantes figuras soviéticas que jugaron un papel en la guerra. Lo más destacado es que el dictador soviético Josef Stalin brindó por el programa de Préstamo y Arrendamiento en la conferencia de Teherán de noviembre de 1943 con el primer ministro británico Winston Churchill y el presidente de los Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt.

"Quiero decirles qué, desde el punto de vista ruso, han hecho el presidente y los Estados Unidos por la victoria en esta guerra", dijo Stalin. "Las cosas más importantes en esta guerra son las máquinas. Estados Unidos es un país de máquinas. Sin las máquinas que recibimos a través de Lend-Lease, habríamos perdido la guerra".




Nikita S. Jrushchev ofreció la misma opinión

"Si Estados Unidos no nos hubiera ayudado, no habríamos ganado la guerra", escribió en sus memorias. "Uno contra uno contra la Alemania de Hitler, no habríamos resistido su ataque y habríamos perdido la guerra. Nadie habla oficialmente de esto, y Stalin nunca, creo, dejó rastros escritos de su opinión, pero puedo decir que él expresó esta opinión varias veces en conversaciones conmigo".

La ley de Préstamo y Arrendamiento se promulgó en marzo de 1941 y autorizó a Estados Unidos a proporcionar armas, provisiones y materias primas a países estratégicamente importantes que luchaban contra Alemania y Japón, principalmente, el Reino Unido, la Unión Soviética y China. En total, los Estados Unidos enviaron $50 mil millones de dólares ($608 mil millones de valor actual) de material bajo el programa, incluidos $11.3 mil millones a la Unión Soviética. Además, gran parte de los $31 mil millones en ayuda enviada al Reino Unido pasó a la Unión Soviética en convoyes a través del Mar de Barents a Murmansk.

Estados Unidos proporcionó a la Unión Soviética más de 400,000 jeeps y camiones, 14,000 aviones, 8,000 tractores y vehículos de construcción, y 13,000 tanques de batalla.

Sin embargo, el verdadero significado de Lend-Lease para el esfuerzo de guerra soviético fue que cubría los "puntos sensibles" de la producción soviética: gasolina, explosivos, aluminio, metales no ferrosos, comunicaciones por radio, etc., dice el historiador Boris Sokolov.

Carros anfibios estadounidenses usados por el Ejército Rojo en Odesa, Ucrania.
Carros anfibios estadounidenses usados por el Ejército Rojo en Odesa, Ucrania.




"En una batalla hipotética uno a uno entre la URSS y Alemania, sin la ayuda de Lend-Lease y sin el importante desvío de fuerzas de la Luftwaffe y la Armada alemanas y el desvío de más de una cuarta parte de sus fuerzas terrestres en la lucha contra Gran Bretaña y Estados Unidos, Stalin difícilmente podría haber vencido a Hitler ", escribió Sokolov en un ensayo para el Servicio Ruso de RFE/RL.

Bajo Lend-Lease, Estados Unidos proporcionó más de un tercio de todos los explosivos utilizados por la Unión Soviética durante la guerra. Estados Unidos y la Mancomunidad Británica proporcionaron el 55 por ciento de todo el aluminio que la Unión Soviética usó durante la guerra y más del 80 por ciento del cobre.

Lend-Lease también envió combustible de aviación equivalente al 57 por ciento de lo que produjo la propia Unión Soviética. Gran parte del combustible estadounidense se agregó al combustible soviético de menor grado para producir el combustible que necesitan los aviones militares modernos.




El programa Lend-Lease también proporcionó más de 35,000 aparatos de radio y 32,000 motocicletas. Cuando terminó la guerra, casi el 33 por ciento de todos los vehículos del Ejército Rojo habían sido provistos a través de Lend-Lease. Se montaron más de 20,000 lanzacohetes móviles Katyusha en el chasis de los camiones Studebaker estadounidenses.

Además, el programa de Préstamo y Arrendamiento apoyó el sistema ferroviario soviético, que desempeñó un papel fundamental en el movimiento y suministro de tropas. El programa envió casi 2,000 locomotoras e innumerables furgones a la Unión Soviética. Además, casi la mitad de todos los rieles utilizados por la Unión Soviética durante la guerra llegaron a través de Lend-Lease.

"Debe recordarse que durante la Primera Guerra Mundial, la crisis de transporte en Rusia en 1916-17, que hizo mucho para facilitar la Revolución de Febrero [que condujo a la abdicación del zar], fue causada por una escasez en la producción de rieles ferroviarios , motores y vagones de carga porque la producción industrial se había desviado a municiones", escribió Sokolov. "Durante la Segunda Guerra Mundial, solo los suministros traídos por Lend-Lease impidieron la parálisis del transporte ferroviario en la Unión Soviética".

El programa Lend-Lease también envió toneladas de equipos de fábrica y herramientas a la Unión Soviética, incluidos más de 38,000 tornos y otras herramientas para trabajar metales. Tales máquinas eran de mayor calidad que los análogos producidos en la Unión Soviética, lo que contribuyó significativamente a impulsar la producción industrial soviética.

La ayuda estadounidense también proporcionó 4,5 millones de toneladas de alimentos, 1,5 millones de mantas y 15 millones de pares de botas.


Pilotos de EEUU y la URSS junto a una nave estadounidense.
Pilotos de EEUU y la URSS junto a una nave estadounidense.

"Para evaluar realmente la importancia de Préstamo y Arrendamiento para la victoria soviética, solo tienes que imaginar cómo la Unión Soviética habría tenido que luchar si no hubiera habido ayuda de Préstamo y Arrendamiento", escribió Sokolov. "Sin Préstamo y Arrendamiento, el Ejército Rojo no habría tenido alrededor de un tercio de sus municiones, la mitad de sus aviones o la mitad de sus tanques. Además, habría habido una constante escasez de transporte y combustible. Los ferrocarriles se habrían detenido periódicamente. Y las fuerzas soviéticas habrían estado mucho peor coordinadas con una constante falta de equipos de radio. Y habrían estado perpetuamente hambrientos sin carne y grasas enlatadas estadounidenses".

En 1963, el monitoreo de la KGB grabó al mariscal soviético Georgui K. Zhukov diciendo: "La gente dice que los aliados no nos ayudaron. Pero no se puede negar que los estadounidenses nos enviaron material sin el cual no podríamos haber formado nuestras reservas o continuar la guerra". Los estadounidenses proporcionaron explosivos vitales y pólvora. ¡Y cuánto acero! ¿Realmente podríamos haber logrado la producción de nuestros tanques sin acero estadounidense? Y ahora dicen que teníamos todo por nuestra cuenta".

(Artículo de Robert Coalson, de Radio Europa Libre/Radio Libertad. Con reportes del servicio ruso de RFE/RL)

Vea todas las noticias de hoy

OMS inicia evaluación independiente de respuesta global al COVID-19

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus. (Salvatore Di Nolfi/Keystone via AP, File)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció este jueves el inicio de una evaluación independiente de la respuesta global al COVID-19, un reclamo de los estados miembros en la 73 Asamblea Mundial de la Salud en mayo pasado, informó la institución en un comunicado.

El Panel Independiente para la Preparación y Respuesta ante Pandemias (IPPR) estará copresidido por dos mujeres, la ex primera ministra de Nueva Zelanda, Helen Clark, y la ex presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, quienes elegirán a otros integrantes del Panel, así como a miembros de una secretaría independiente, para brindarles apoyo, dijo el director general de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Clark fue la primera mujer en liderar el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (2009-2017), y Sirleaf recibió el Premio Nobel de la Paz en 2011.

"Este es un momento para la autorreflexión, para mirar el mundo en que vivimos y para encontrar formas de fortalecer nuestra colaboración a medida que trabajamos juntos para salvar vidas y controlar esta pandemia", dijo el Dr. Tedros.

El líder de la OMS agregó que la magnitud de una pandemia que ha afectado a casi todos en el mundo "claramente merece una evaluación proporcional".

La labor de la OMS para contener el coronavirus, y su retraso en adoptar las medidas correspondientes a una pandemia, incluso en informar al mundo sobre su existencia, levantaron críticas a nivel global, las más fuertes desde Estados Unidos.

A finales de mayo, la administración de Donald Trump rompió relaciones con la OMS por su mala gestión en la crisis del COVID-19, y por dar excesivo crédito a las informaciones aportadas por China.

"China tiene un control total sobre la OMS pese a pagar solo 40 millones de dólares por año, en comparación con lo que Estados Unidos ha estado pagando, que es de unos 450 millones al año. Hemos detallado las reformas que debe hacer y nos hemos comprometido directamente con ellos, pero ellos se han negado a actuar", sostuvo entonces Trump.

Una sesión especial de la Junta Ejecutiva de la OMS deberá reunirse en septiembre "para discutir el progreso del Panel" y, en noviembre, el IPPR presentará "un informe provisional" en la reanudación de la Asamblea Mundial de la Salud.

La Junta Ejecutiva volverá a discutir más a fondo los hallazgos del Panel en su sesión ordinaria, prevista para enero de 2021, y durante la Asamblea Mundial de la Salud, en mayo del próximo año, el panel presentará "su informe sustantivo", subraya el comunicado.

"Incluso mientras luchamos contra esta pandemia, debemos estar preparándonos para futuros brotes mundiales y muchos otros desafíos de nuestro tiempo, como la resistencia a los antimicrobianos, la desigualdad y la crisis climática", dijo el Dr. Tedros.

Pompeo: China tiene un problema de credibilidad (VIDEO)

Mike Pompeo en conferencia de prensa. REUTERS/Tom Brenner/Pool

El Secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, criticó nuevamente a China por mentir a su pueblo y al mundo.

En una conferencia de prensa, Pompeo dijo que el Partido Comunista Chino tiene un problema de credibilidad, dando como ejemplo que aún no han revelado información verídica sobre la pandemia de coronavirus, que se originó en China.

Señaló que durante la visita que hará la Organización Mundial de la Salud a China es necesario que provean información real.

“Anunciaron que permitirían la entrada de la OMS, está muy bien, pero la organización tiene que tener la libertad para hacer su trabajo y que la gente correcta esté allí para participar en la investigación y se necesitan respuestas reales”, declaró.

Como otro ejemplo de las mentiras del gobierno chino, Pompeo expresó que Beijing prometió 50 años de autonomía al pueblo de Hong Kong y que tras solo 23 años hay promesas falsas, en referencia a la nueva ley de seguridad china en la ciudad.

Asimismo, elogió a las compañías Google, Facebook y Twitter por negarse a entregar datos de sus usuarios al gobierno chino en Hong Kong y alentó a otras empresas a hacer lo mismo.

China crea organismo para velar por "la seguridad del régimen"

El emblema del Partido Comunista decora la entrada del Gran Palacio del Pueblo durante el segundo día del XVIII Congreso del Partido Comunista de China (PCChn), en Pekín, China.

China ha creado un nuevo organismo que velará por "la seguridad política nacional" y antepondrá "la seguridad del sistema y del régimen", en un momento de "turbulenta situación internacional", según las autoridades chinas.

En su página web, la Comisión de Derecho y Política del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) publicó este lunes un texto que dio cuenta de la primera reunión de este grupo especial, aunque no precisó la fecha del encuentro.

Los objetivos de este grupo para el presente año serían identificar y prevenir cualquier "actividad disruptiva", las actividades terroristas, aquellas de carácter separatista y las actividades religiosas extremistas.

La fuente alude a un contexto en el que China, dice, estaría bajo asedio por las culpas que Estados Unidos ha vertido sobre el país asiático en cuanto a la responsabilidad por el coronavirus, a la incertidumbre creada por la reciente imposición de la controvertida ley de seguridad de Hong Kong y a los enfrentamientos fronterizos con la India.

"Solo un entorno político seguro puede garantizar la sensación de seguridad, felicidad y de mejora del pueblo", sostiene el texto.

El vicesecretario general de la Comisión de Derecho y Política del Comité Central del PCCh, Lei Dongsheng, encabezará este nuevo organismo, englobado en el conocido como "Grupo Especial para la Construcción de una China Pacífica", cuyas actividades comenzaron el pasado mes de abril.

El anuncio de la primera reunión de este nuevo grupo se produce pocos días después de la aprobación y entrada en vigor de la nueva ley de seguridad de Hong Kong, que establece penas de hasta cadena perpetua para delitos de "secesión, subversión contra el poder estatal (cargo habitualmente usado contra disidentes y críticos), actividades terroristas y confabulación con fuerzas extranjeras para poner en riesgo la seguridad nacional".

Medio millón de rublos de multa y la UE pide garantizar libertad de prensa a periodista rusa

Periodista rusa Svetlana Prokopieva

La Unión Europea (UE) instó este lunes a Rusia a proteger la libertad de prensa tras la sanción de 500.000 rublos (7.000 dólares) impuesta por un tribunal militar ruso a la periodista Svetlana Prokópieva, al considerarla culpable de "justificar el terrorismo".

"Las autoridades tienen que garantizar que la libertad de medios pueden disfrutarla especialmente los periodistas que hacen su trabajo", señaló el portavoz comunitario Peter Stano durante la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea (CE).

Stano recordó que "hemos estado observando este juicio, este caso, y hemos venido diciendo que no es aceptable que los periodistas sean juzgados por su trabajo", un punto sobre el que aseguró que han sido muy claros.

En concreto, sobre la multa a Prokópieva, el portavoz señaló en un comunicado posterior que la consideran "injustificada", y que el juicio en sí es "testimonio del espacio cada vez más menguante para un periodismo independiente y para la sociedad civil en Rusia en los últimos años".

Medio millón de dólares de multa

La sentencia contra Prokópieva, de 40 años, fue dictada tras una audiencia celebrada en la ciudad Pskov, a 500 kilómetros al noroeste de la capital rusa.

La persecución judicial con Prokópieva, periodista del servicio ruso de Radio Libertad y columnista de Radio Eco de Moscú, comenzó en febrero de 2019 cuando fue incoado contra ella un proceso penal por "justificar el terrorismo", delito que en Rusia se castiga con una multa de hasta 1 millón de rublos (14.000 dólares) o hasta siete años de prisión.

Prokopyeva mantuvo su inocencia durante todo el juicio ...


El motivo de las acciones contra la periodista fue un comentario radiofónico, que luego fue publicado en internet, sobre las causas por las que un joven 17 años perpetró un atentado terrorista suicida contra la sede del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) en la ciudad de Arjánguelsk, en el que tres agentes resultaron heridos.

La periodista opinó que el atentado pudo haber sido provocado por las acciones represivas de los cuerpos de seguridad.

En defensa de Prokópieva se pronunciaron numerosas organizaciones, entre ellas Amnistía Internacional (AI), la Unión de Periodistas de Rusia e, incluso, el Consejo para los Derechos Humanos adjunto a la Presidencia de Rusia.

Apelacion al fallo del tribunal ruso

Los partidarios de Prokopyeva en la sala gritaron "Vergüenza" y "Ella no es culpable" mientras el juez leía el veredicto. Prokopyeva dijo que apelará la decisión. "No contaba con que me declararan inocente. Apelaremos", dijo Prokopyeva a los periodistas. "El mayor éxito es que no se me prohibió trabajar en mi profesión", dijo el periodista.

Prokopyeva mantuvo su inocencia durante todo el juicio y describió el caso como un intento de "asesinar la libertad de expresión" en Rusia.

Piquete en apoyo a la periodista rusa
Piquete en apoyo a la periodista rusa

"La condena de Svetlana significa que no hay presunción de inocencia, ni protección para los periodistas contra la fuerza bruta del estado", dijo la presidenta interina de RFE/RL, Daisy Sindelar. “Su caso recuerda los juicios de exhibición que fueron utilizados por las autoridades soviéticas para castigar a los críticos. Es un asalto sombrío contra la libertad de expresión y la misión de una prensa independiente ".

Los fiscales pidieron al Tribunal Militar del Segundo Distrito Occidental que sentenciara a Prokopyeva a seis años de prisión por "justificar el terrorismo" en un comentario que escribió que vinculaba un atentado suicida con el clima político del país.

Los fiscales también habían tratado de prohibir a Prokopyeva las actividades periodísticas durante cuatro años. El cargo conlleva una pena máxima de hasta siete años de prisión.

Svetlana Prokopyeva aparece en la corte en Pskov en agosto de 2019. "Están tratando de presentar el trabajo periodístico normal como un delito grave. Es un completo disparate", dice ella.

partidarios de Prokopyeva en la sala gritaron "Vergüenza" y "Ella no es culpable"...


"No tengo miedo de criticar al gobierno", dijo Prokopyeva en su declaración final ante el tribunal el 3 de julio. "No tengo miedo de criticar a las fuerzas del orden público o decirles a los órganos de seguridad que están equivocados. Porque sé lo horrible que es se convertirá si no hablo, si nadie habla ".

Pidió al tribunal que tomara en consideración "los principios más básicos sobre los que se basa nuestra sociedad" al decidir su destino.

"Me refiero a la libertad de expresión, el estatus de periodista y la misión de la prensa", concluyó. "Hice mi trabajo. No hice nada que fuera más allá del marco de mi deber profesional. Y eso no es un delito". Más de 30 periodistas rusos independientes también han emitido declaraciones en apoyo de Prokopyeva.

Abogados de Svetlana
Abogados de Svetlana

Human Rights Watch calificó el procesamiento de Prokopyeva como una violación de la libertad de expresión, "pero no solo la suya".

"Envía otro mensaje escalofriante de que, en Rusia, plantear preguntas incómodas puede tener graves repercusiones, una lección que las autoridades han estado dando a los medios durante años", dijo el grupo de derechos con sede en Nueva York.

El caso también ha sido criticado por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, y por grupos de derechos de los medios como Reporteros sin Fronteras, el Comité para la Protección de los Periodistas y la Federación Europea.

(Con información de la agencia EFE y Radio Free Europe/Radio Liberty)

Prensa y represión en Hong Kong

Manifestantes protestan en Hong Kong contra la nueva ley de seguridad nacional el 1 de julio de 2020. (Alastair Pike / AFP).

Reporteros sin Fronteras (RSF) calificó de ridícula la nueva ley de seguridad nacional de China en Hong Kong.

Las democracias del mundo deben presionar al gobierno de China para que “derogue la ley que permitirá procesar a cualquier periodista que escriba sobre Hong Kong”, afirmó la organización con sede en París.

“Serán acusados de atentar contra la seguridad nacional, cargo que podría acarrear la cadena perpetua e incluso la pena de muerte si los casos se juzgan en China”, advirtió.

La ley de seguridad nacional aprobada el 30 de junio “podría ser invocada contra los periodistas en cualquier parte del mundo”.

"Esta ridícula reglamentación, que abre la puerta a toda arbitrariedad, no sólo da al régimen de Pekín los medios para acosar y castigar con apariencia de legalidad a los periodistas que le desagradan en Hong Kong, sino también para intimidar a los comentaristas en el extranjero, amenazándolos con la cárcel”, denunció Cédric Alviani, jefe de la oficina de Asia Oriental de RSF.

Hay que evitar que China logre establecer nuevo orden mundial de los medios de comunicación, precisó Alviani.

Un problema grave es que “la nueva ley es tan ambigua y confusa en su versión original china como en su traducción al inglés”.

“Ha entrado en vigor nada más promulgarse y parece aplicarse a cualquier periodista que informe sobre Hong Kong, sea o no residente en el territorio (artículo 38).

“Establece una pena máxima de cadena perpetua en el caso normal de un juicio en Hong Kong pero, aunque nunca utiliza la palabra "extradición", se reserva la posibilidad de un juicio en la República Popular China (artículo 55), donde los delitos contra la seguridad nacional se castigan con la pena de muerte.

“La ley también prevé que ciertos juicios se celebren a puerta cerrada, sin público ni medios de comunicación (artículo 41)”, dijo RSF.

La organización añadió que en China hay unos 114 periodistas encarcelados.

Cargar más

XS
SM
MD
LG