Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Sigue la visita del presidente Trump a Miami

El presidente Trump en el Comando Sur este viernes. (AP Photo/Evan Vucci)

El presidente Donald Trump visita Miami este viernes. En su primera parada, en la sede del Comando Sur, recibió información sobre los esfuerzos para detener el flujo de narcóticos que ingresan al país a través de las costas de Florida.

"Esta Administración se compromete a desmantelar los carteles criminales que han sido responsables de la muerte de miles de estadounidenses", dijo el presidente.

A las 2:00 pm, Trump inició un encuentro con la comunidad venezolana en la ciudad de Doral, aledaña a Miami.

Sigue los detalles en vivo:

"Vine a agradecerles personalmente su valiente lucha para defender nuestras fronteras y sacar ... a estos viles traficantes del negocio", dijo el presidente.

"En solo 12 semanas, la operación Surge (Oleada) del Comando Sur, realizada con socios regionales clave, ha resultado en más de 1,000 arrestos y la interdicción de 120 toneladas métricas ... de narcóticos, por un valor de miles de millones, y miles de millones de dólares", subrayó Trump.

"Nuestro mensaje (a los narcotraficantes) es claro: No amenazarán a nuestros ciudadanos, no envenenarán a nuestros niños y no se infiltrarán en nuestras fronteras".

Discurso del presidente Trump en el Comando Sur:

El presidente Trump llega al Comando Sur.

El congresista Mario Diaz-Balart, le agradece por los esfuerzos de su administración en promover la libertad y la democracia en países del hemisferio bajo regímenes totalitarios como Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Vea todas las noticias de hoy

La FDA autoriza el uso de la vacuna Pfizer/BioNTech en adolescentes

Una niña de 9 años de edad recibe una vacuna Pfizer contra el coronavirus durante un ensayo clínico en Carolina del Norte, EE. UU., en abril de 2021. Foto: Shawn Rocco/Duke Health/Mancomunada via REUTERS.

La Agencia de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó el lunes la administración de la vacuna Pfizer/BioNTech COVID-19 en adolescentes de entre 12 y 15 años de edad.

Con esta autorización queda enmendada una orientación anterior del 11 de diciembre de 2020 que solo la autorizaba para adolescentes desde los 16 años.

Tras una sesión informativa, la FDA anunció que esta extensión en los grupos de edades “es un paso significativo en la lucha contra la pandemia de COVID-19", según declaraciones de la comisionada interina de la FDA, Janet Woodcock.

El presidente Joe Biden tomó la erradicación del nuevo coronavirus como uno de los pilares de su campaña electoral. Al llegar a la Casa Blanca anunció su propósito de vacunar a cien millones de personas en EE. UU. en los primeros cien días de su gobierno -una meta superada antes de tiempo- y ha anunciado que espera que el 70% de los adultos se haya vacunado para el 4 de julio de 2021.

Citando informes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la entidad indica que han sido detectados aproximadamente 1,5 millones de casos de COVID-19 en personas de 11 a 17 años.

La decisión de extender la aplicación de las vacunas a grupos de menor edad tiene como antecedente un ensayo médico con 2260 participantes de 12 a 15 años “controlado con placebo, en curso en Estados Unidos”.

La FDA indicó que del total de participantes, 1.131 de ellos recibieron la vacuna y 1.129 recibieron un placebo de solución salina. A más de la mitad se les dio seguimiento “durante al menos dos meses después de la segunda dosis”, indica la declaración.

El presidente Joe Biden tomó la erradicación del nuevo coronavirus como uno de los pilares de su campaña electoral. Al llegar a la Casa Blanca anunció su propósito de vacunar a cien millones de personas en EE. UU. en los primeros cien días de su gobierno -una meta superada antes de tiempo- y ha anunciado que espera que el 70% de los adultos se haya vacunado para el 4 de julio de 2021.

Citando informes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la entidad indica que han sido detectados aproximadamente 1,5 millones de casos de COVID-19 en personas de 11 a 17 años.

La decisión de extender la aplicación de las vacunas a grupos de menor edad tiene como antecedente un ensayo médico con 2260 participantes de 12 a 15 años “controlado con placebo, en curso en Estados Unidos”.

La FDA indicó que del total de participantes, 1.131 de ellos recibieron la vacuna y 1.129 recibieron un placebo de solución salina. A más de la mitad se les dio seguimiento “durante al menos dos meses después de la segunda dosis”, indica la declaración.

Vacilación ante la vacuna pone en riesgo lucha contra la pandemia a nivel mundial

La renuencia frente a las vacunas COVID-19 de cerca de un 30% de la población mundial está poniendo en riesgo la lucha contra el nuevo coronavirus. La desinformación ha sido un factor determinante de ese problema.

Los efectos secundarios de los que se dio cuenta, en una mayoría, fueron dolor en el área de la inyección, cansancio, dolor de cabeza, escalofríos, dolor muscular, fiebre y dolor en las articulaciones, asegura el reporte.

La agencia alerta que nadie con antecedentes de una reacción alérgica grave debe recibir la vacuna.

Aun con las precisiones por el resultado de los estudios, la FDA ha especificado que en la actualidad los datos para determinar si la vacuna puede prevenir la transmisión del virus de persona a persona son “limitados”. En ese sentido, también advierte que “no hay datos disponibles para determinar durante cuánto tiempo brindará protección la vacuna”.

Al día de hoy Estados Unidos acumula 32.736.396 casos de COVID-19 y 582.081 muertes por la infección del virus. El mundo está punto de alcanzar la cifra de los 160 millones de casos y ha sobrepasado los 3 millones de decesos, según datos de la universidad Johns Hopkins.

Inmigración de EEUU apuesta por programa de Empresarios Internacionales.

Un nuevo ciudadano de EEUU, durante una ceremonia de naturalización en Nueva York.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) anunció este lunes que el Departamento de Seguridad Nacional ha retirado una notificación que proponía eliminar el programa de Empresarios Internacionales.

El programa de permisos de ingreso para empresarios internacionales presentado por primera vez en 2017, permanecerá como un programa viable para que los empresarios extranjeros creen y desarrollen empresas emergentes con alto potencial de crecimiento en Estados Unidos.

El programa ayudará a fortalecer e incrementar la economía de nuestra nación a través de un mayor gasto de capital, innovación y creación de empleos, según el Departamento de Inmigración de EEUU.

El anuncio de hoy es consistente con la Orden Ejecutiva 14012 del presidente Biden. La orden ejecutiva requiere que el secretario de Seguridad Nacional “identifique cualquier acción de la agencia que impida promover el acceso al sistema de inmigración legal”.

“Los inmigrantes en Estados Unidos tienen un largo historial de espíritu empresarial, dedicación y creatividad que hacen que sus contribuciones a esta nación sean increíblemente valiosas”, dijo Tracy Renaud, directora interina de USCIS.

Una guía de Estados Unidos para principiantes

La autora Roya Hakakian escribe sobre su experiencia como recién llegada en su reciente libro “A Beginner's Guide to America” (Una guía de Estados Unidos para principiantes) (Foto cedida por Alfred K. Knopf; © Masih Alinejad)

Roya Hakakian halló en el pasillo de una tienda de abarrotes algo que considera como el momento principal para un inmigrante a Estados Unidos.

Hakakian y su madre llegaron como refugiadas judías iraníes a Estados Unidos en 1985, luego de que Hakakian se hiciera mayor de edad durante la convulsión y en las postrimerías de la revolución de 1979 en su país natal. Hakakian es una activista de derechos humanos, poeta y escritora cuyo reciente libro se titula A Beginner’s Guide to America (Una guía de Estados Unidos para principiantes).

Un día en 1985, como muchos inmigrantes que entraban por primera vez a un supermercado en Estados Unidos, Hakakian quedó asombrada con la “abrumadora variedad” de tipos de cereales en Estados Unidos. El pasillo con las estanterías, dice, puede ser considerado por aquellos fuera de Estados Unidos como una señal de frivolidad. Pero para ella las estanterías han llegado a reflejar la gran variedad de opciones en una democracia. El mensaje que ella ve en el pasillo con cereales es ”tú eres la persona que debe pensar y tomar decisiones en cada pequeño paso de la vida”.

Hakakian explicó sus puntos de vista en una entrevista con American Purpose (en inglés), un proyecto mediático y una comunidad intelectual que apoya la democracia liberal.

También se refirió sobre el llegar desde un lugar en convulsión a Estados Unidos, donde cuestiones como una boda se planifican con bastante anticipación.

“[En Irán] no había una sensación de hacia dónde se dirigía el futuro y sobre cómo íbamos a llegar ahí, así que para mí, esta simple idea de planificar, que los estadounidenses hacen tan bien … esa noción de que hay un futuro y que nuestro proyecto ha de perdurar y alcanzar ese futuro y luego seguir adelante, fue una profunda sacudida”.

Actualmente ya como ciudadana de Estados Unidos y ganadora de un premio Guggenheim por obras de no ficción, Hakakian ayudó a fundar el Centro de Documentación sobre Derechos Humanos en Irán (en inglés) para promover el Estado de derecho en su país natal.

Estos ciclistas en Portland (Maine), en abril 2020, ejemplifican el surgimiento de actividades familiares y al aire libre, durante la pandemia de coronavirus. Foto: © Robert F. Bukaty/AP Images/Archivo.
Estos ciclistas en Portland (Maine), en abril 2020, ejemplifican el surgimiento de actividades familiares y al aire libre, durante la pandemia de coronavirus. Foto: © Robert F. Bukaty/AP Images/Archivo.

Su reciente libro habla de las atónitas reacciones al llegar a Estados Unidos y la impresión por las diferencias, como la de ver mujeres con la cabeza descubierta sin prestar atención a otras que la tienen cubierta, y viceversa. En su libro Hakakian califica de “otro milagro estadounidense no sólo la armonía entre las etnias, sino también entre sus creencias”.

“Nadie vigila ni le importa mucho sobre lo que haces, mientras no vayas a lastimar a alguien”, escribe, al expresar cómo los nuevos inmigrantes se acostumbran a la ausencia de personas encargadas de hacer cumplir las reglas de los regímenes autoritarios en sus países. “Disfruta en la fría calma de esta indiferencia refrescante”, afirma.

Hakakian observa pequeñas diferencias culturales que implican filosofías más amplias, como el requisito estadounidense de usar cinturón de seguridad en un vehículo y usar cascos al ir en bicicleta para favorecer la seguridad de la gente. “Estas medidas de seguridad le hacen a uno entender, mejor que cualquier sello o timbre en su pasaporte, que uno se ha trasladado oficialmente a un territorio donde la vida humana no es tan barata como lo que antes habías visto”, escribe.

Hakakian dijo que, a pesar de su título, la principal audiencia para su libro de no ficción eran los estadounidenses, para ayudarlos a entender mejor la experiencia y el valor de los inmigrantes.

Hakakian también muestra con ojo atento las peculiaridades de Estados Unidos, en un capítulo titulado “Lo amable, lo odioso y lo enfurecedor sobre Estados Unidos”.

Pero su propósito principal es reconocer “las pequeñas manifestaciones en nuestra vida diaria de los valores democráticos y los principios básicos”.

“Si no lo hacemos”, dijo al público de American Purpose, “corremos el riesgo de perder todo eso”.

Estados Unidos apoya firmemente la soberanía y la integridad territorial de Ucrania

El secretario de Estado, Antony Blinken.

El secretario de Estado, Antony Blinken, visitó la ciudad de Kyev, capital de Ucrania el 6 de mayo, donde se reunió con el mandatario Volodymyr Zelensky, el primer ministro Denys Shmyhal y el ministro de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba, con quienes ratificó el inamovible apoyo de los EEUU a la soberanía y la integridad territorial de Ucrania ante las agresiones sufridas de parte de Rusia.

El cecretario Blinken también promovió el progreso del programa de trabajo de Ucrania, consistente en asegurar sus instituciones democráticas, la prosperidad económica y el futuro Euro-Atlántico resaltando los siguientes aspectos.

Relaciones entre EE.UU y Ucrania

· Los Estados Unidos apoya firmemente los esfuerzos que realiza Ucrania para lograr sus aspiraciones Euro-Atlánticas y desarrollar un futuro seguro, próspero y democrático para todos los ucranianos.

Agresiones de Rusia en Ucrania

· El Gobierno de los Estados Unidos se encuentra profundamente preocupado por las recientes agresiones de Rusia y por su retórica contra Ucrania, incluyendo la progresiva acumulación de fuerzas armadas de Rusia en el territorio invadido de Crimea, así como alrededor de las fronteras con Ucrania.

Los Estados Unidos continúa verificando detenidamente la situación existente y coordinando los resultados con los funcionarios de Ucrania, con países aliados y con sus socios. Felicita por otra parte, a Ucrania, por la moderación de sus acciones y en los intercambios realizados con Moscú. Aclaró sin ambages que Rusia debe controlar sus hechos y abstenerse de tomar medidas que escalen las tensiones existentes.

Crimea es Ucrania. Los Estados Unidos no reconoce ni nunca habrá de reconocer la anexión de la Península de Crimea por Rusia. EE.UU hace un llamado a Rusia para que proceda a la devolución del total control de la Península a Ucrania.

El Donbas es Ucrania. Rusia tiene la obligación de respetar los compromisos establecidos bajo los acuerdos de Minsk y debe trabajar de buena fe, para poner fin al conflicto existente en la zona Oriental de Ucrania y que dicho país puede así, restaurar su soberanía.

Reformas

El desarrollo con integridad de instituciones y el asegurar un gobierno responsable, tanto en las instituciones Estatales como en el sector corporativo, son fundamentales para que Ucrania logre sus aspiraciones Euro-Atlánticas, así como el desarrollo de un futuro seguro, democrático y próspero.

Los Estados Unidos apoya a Ucrania en sus esfuerzos de combatir la corrupción y a promover un Estado de Derecho y su programa de reforma judicial.

Asistencia

Desde el año 2014, los Estados Unidos abasteció a Ucrania con más de 4 billones 600.000 dólares en asistencia total, incluyendo ayuda en Seguridad y programas generales. Además, EE.UU proveyó a Ucrania de tres garantías de préstamos soberanos por valor de un billón de dólares.

Los Estados Unidos proveyó a Ucrania con más de 49 millones de dólares en asistencia relacionada con el COVID-19, incluyendo financiaciones directas relacionadas con necesidades sanitarias y humanitarias.

Desde 2004, los Estados Unidos contribuyó con más de 306 millones de dólares para las agencias humanitarias, en apoyo de personas desplazadas o de algún otro modo afectadas por los hechos militarmente agresivos de Rusia en el Este de Ucrania y en la Península de Crimea.

Biden podría ajustar régimen de sanciones de Estados Unidos a la región: analistas

Joe Biden, presidente de los Estados Unidos

A lo largo de los años, se ha reconocido cada vez más que algunos programas  de sanciones estadounidenses han tenido un alto costo económico en las poblaciones civiles inocentes de los países seleccionados, a menudo sin producir el resultado deseado.

Los esfuerzos del presidente Joe Biden para rescatar y, en última instancia, remodelar la economía de los Estados Unidos, pueden estar recibiendo la mayor parte de la atención, pero su administración también ha estado ocupada en el frente internacional, en gran parte expandiendo y ajustando la vasta red de sanciones estadounidenses a los países e individuos en países de la región y en todo el mundo.

Venezuela, Nicaragua y Cuba están entre los países de la región sancionados por Washington.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), del Departamento del Tesoro, administra tres docenas de programas de sanciones diferentes, algunos de los cuales se dirigen a países específicos mientras que otros persiguen a criminales, redes terroristas o abusadores de los derechos humanos.

Las llamadas sanciones "integrales", como los embargos comerciales y de viajes de Estados Unidos a Cuba, Corea del Norte, Irán, Siria y la región de Crimea de Ucrania anexada por Rusia en 2014, son las más severas, con la capacidad de causar un gran daño a la economía de una nación, a menudo a expensas de los ciudadanos, aunque la política está nominalmente destinada a ayudar.

Otros países, incluidos Rusia, China y Venezuela, también están sujetos a sanciones importantes que no alcanzan un embargo comercial absoluto.

La lista de la OFAC de sujetos de sanciones selectivas, que se conocen como "nacionales especialmente designados", tiene 1.500 páginas y contiene los nombres (e innumerables alias) de miles de personas y empresas con las que los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido hacer negocios.

Ser incluido en esa lista puede ser financieramente devastador para aquellos que no cuentan con el apoyo de un gobierno soberano, ya que congela todos los activos mantenidos en jurisdicciones de los Estados Unidos y prohíbe a las instituciones financieras que operan en jurisdicciones estadounidenses realizar transacciones en dólares con ellas. Debido a la importancia del mercado estadounidense para el negocio global de servicios financieros, la prohibición de las transacciones en dólares puede aislar a una persona o empresa de la economía global.

Las sanciones de Biden

En sus primeras semanas en el cargo, Biden impuso nuevas sanciones a personas en Rusia por interferencia en las elecciones estadounidenses; sobre los generales en Myanmar por derrocar a un gobierno elegido democráticamente; sobre los ciudadanos de Arabia Saudita implicados en el asesinato del periodista del Washington Post Jamal Khashoggi; sobre los funcionarios chinos por socavar el movimiento democrático de Hong Kong y las violaciones de los derechos humanos contra la minoría uigur del país; y contra un empresario israelí acusado de corrupción.

La nueva administración también ha comenzado a ajustar los regímenes de sanciones existentes, levantando los aplicados a los funcionarios afiliados a la Corte Penal Internacional y considerando un retroceso de las sanciones adicionales impuestas a Irán después de que el entonces presidente Donald Trump retirara a Estados Unidos del Plan de Acción Integral Conjunto para negociar temas nucleares.

Fiel a la forma

A pesar de que Biden repite que Estados Unidos está "de vuelta" en el escenario internacional, cuando se trata del intento por influir en otros países a través de sanciones, Estados Unidos nunca se fue.

Durante décadas, y cada vez más desde los ataques del 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos ha empleado sanciones como un medio para obligar a otros países a realizar cambios de política o, al menos, para expresar su disgusto por las acciones que el gobierno considera inaceptables.

"Las sanciones se han convertido, en gran medida, en la herramienta predeterminada para abordar las preocupaciones sobre el comportamiento de los gobiernos extranjeros", dijo Jordan Tama, profesor de la Escuela de Servicio Internacional de la American University en Washington, que estudia la política de sanciones.

“En la mayoría de las situaciones en las que Estados Unidos está preocupado por el comportamiento de gobiernos extranjeros, las sanciones serán parte de la conversación política sobre lo que Estados Unidos debería hacer”, dijo Tama. “Y, a menudo, las sanciones parecen más atractivas para los legisladores que algunas de las otras alternativas, como la acción militar, que tiene costos obvios o, como suele formularse, 'no hacer nada' mediante la diplomacia. Eso es lo que le da a las sanciones su atractivo".

Pero, ¿funcionan las sanciones?

Para una herramienta que se ha utilizado durante tanto tiempo y tan ampliamente como las sanciones de Estados Unidos, todavía existe un debate considerable sobre su eficacia. Los defensores pueden señalar algunas grandes victorias, como la caída del gobierno del apartheid en Sudáfrica y la adhesión de Irán a las conversaciones nucleares durante la administración Obama, que siguieron años de castigo de sanciones económicas.

Pero los oponentes pueden señalar un número mucho mayor de casos en los que las sanciones no lograron sus fines. Cuba, por ejemplo, sigue siendo una espina comunista en el costado de los presidentes de Estados Unidos a pesar de 60 años de privaciones económicas asociadas con el embargo. El programa de armas nucleares de Corea del Norte ha crecido, no ha desaparecido, frente a un régimen de sanciones integral.

En resumen, según un análisis de Jeffrey J. Schott, investigador principal del Peterson Institute for International Economics, un grupo de investigación de Washington y miembro del Comité Asesor de Política Económica Internacional del Departamento de Estado, las sanciones han logrado el resultado deseado sobre un tercio de las veces, y generalmente cuando sus objetivos han sido modestos.

Regreso al multilateralismo

Bajo la administración Trump, las sanciones se aplicaron con frecuencia, pero a menudo de forma ad hoc, con poca coordinación con otros países. Eso, dijo Tama de American University, es típicamente el método menos efectivo para cambiar el comportamiento de un país.

"Las sanciones son más efectivas cuando se coordinan con aliados y socios", dijo, y la predilección de Biden hacia el multilateralismo puede hacer que su imposición de sanciones sea más efectiva que las de sus predecesores.

Además, Tama dijo que esperaba que la administración de Biden se cuidara más de emparejar las sanciones de Estados Unidos con otros aspectos de la política exterior de Estados Unidos, incluido el compromiso diplomático activo, la ayuda exterior y la disuasión militar.

Un gran desafío

A lo largo de los años, se ha reconocido cada vez más que algunos programas de sanciones estadounidenses han tenido un alto costo económico en las poblaciones civiles inocentes de los países seleccionados, a menudo sin producir el resultado deseado. Además, pueden tener el efecto de alejar a los países de usar el dólar y hacer negocios a través de instituciones estadounidenses.

“Uno de los desafíos para el uso de sanciones es cómo podemos preservar la efectividad de esta herramienta y aún usar sanciones cuando sea necesario, reconociendo que a veces las sanciones pueden tener algunos efectos que realmente no queremos”, dijo Tama.

No está nada claro cómo la administración Biden abordará este problema, pero parece que se ha dado un paso para hacerlo. La administración relanzará la Oficina de Coordinación de Sanciones del Departamento de Estado, una operación cerrada por la administración Trump en 2017, para alinear mejor las políticas de sanciones y la implementación en varias agencias federales.

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG