Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Se presenta en Delaware el tándem Biden-Harris

Joe Biden y Kamala Harris

Con la presentación este miércoles de la fórmula Joe Biden-Kamala Harris por la Presidencia y Vicepresidencia de Estados Unidos se inicia una campaña electoral que ambos enmarcaron como una batalla por "el alma de la nación" y que deberá sobreponerse al mensaje de "nosotros o el caos" de Donald Trump y Mike Pence.

Harris, convertida en la estrella del momento tras el anuncio de su nominación, apareció por primera vez con Biden en un evento en Wilmington (Delaware), lugar de residencia del líder demócrata y, a causa de la pandemia, el principal centro de la campaña electoral demócrata.

"Esta es una lucha por el alma de Estados Unidos y es un orgullo que Kamala esté a mi lado en esa batalla", aseguró Biden en este evento que, a la espera de las convenciones demócrata y republicana a finales de este mes, marca el inicio oficioso de una campaña que se espera agresiva, con la pandemia de COVID-19 y la crisis económica en el centro del debate.

Harris advirtió de que el país sufre "una crisis de liderazgo" y afirmó que está "lista para empezar a trabajar" en una nueva administración a partir de enero de 2021, cuando el ganador de las elecciones generales del 3 de noviembre asumirá su nuevo mandato.

"Estoy orgullosa de estar a tu lado y lo hago consciente de las mujeres heroicas y ambiciosas que me precedieron", señaló la senadora, que era una de las políticas que estaba en la puja por ser la número dos en la papeleta demócrata.

"No tengo duda alguna de que he elegido a la persona adecuada para que se me una como la próxima vicepresidenta de Estados Unidos", señaló Biden, quien confió que con su nominación "niñas negras y de color, que a menudo han sido ignoradas o minusvaloradas, quizá hoy se vean de una manera distinta: como material para vicepresidenta y presidenta".

"Una de las razones por las que elegí a Kamala es porque ambos creemos que América (Estados Unidos) se puede definir en una sola palabra: posibilidades", añadió Biden.

Harris reiteró en varias ocasiones en su discurso que Estados Unidos tiene un problema de liderazgo y, al mismo tiempo, trazó paralelismos con el expresidente Barack Obama (2009-2017), que a buen seguro será un elemento importante en esta campaña electoral.

Asimismo, tanto ella como Biden centraron las críticas a Trump en su manejo de la crisis del nuevo coronavirus, tema en que el virtual candidato demócrata propuso un plan que hará que EE.UU. "doble la esquina" de una crisis que ha dejado más de 165.000 muertos en el país.

"El virus (SARS-CoV-2) ha impactado en casi todos los países, pero hay una razón por la que ha golpeado a Estados Unidos peor que a otra nación avanzada. Es por el fallo de Trump de no tomárselo en serio desde el comienzo", aseveró Harris, quien responsabilizó al mandatario del desempleo y la crisis económica.

En una muestra más de su iniciativa allá donde va, Harris propuso que si los demócratas llegan a la Casa Blanca propondrán planes para hacer frente al cambio climático, asegurar que "el futuro se construye en Estados Unidos" y preservar los seguros asequibles de salud que aprobó Obama, así como para "eliminar desde la raíz el racismo sistémico" que ha motivado desde mayo protestas en todo el país.

Biden anunció que están consiguiendo un número récord de donaciones para su campaña en las últimas 24 horas y opinó que ese aumento se debe a la llegada de Kamala a su fórmula presidencial.

El virtual rival de Trump aseguró que Harris es una candidata que ha provocado una "reacción fuerte", y apuntó como demostración de su idoneidad que Trump ayer la llamó en una rueda de prensa
"maleducada" y "desagradable".

"Trump tienen un problema con mujeres fuertes", señaló Biden,
quien destacó también que Harris, hija de un padre jamaicano y un
madre india, conoce las dificultades a las que se enfrentan los
inmigrantes.

Un perfil escrito por el San Francisco Weekly en 2003 la describe de una manera similar a como se hablaba de Obama en sus comienzos: una figura política de color capaz de hablar de tú a tú a la élite blanca liberal y ganarse su confianza sin traspasar las líneas rojas de su patronazgo.

La primera fiscal de distrito afroamericana de San Francisco (2004-2011), fiscal general de California (2011-2017) y senadora desde 2017 ha sabido aunar a su talento tres factores que debe dominar cualquier político estadounidense: donantes, contactos en los círculos influyentes y riesgo calculado.

Otro de sus puntos fuertes es que los votantes demócratas saben quién es. Según un sondeo publicado ayer por Morning Consult, cuatro de cada cinco han oído hablar de ella, más que ninguna otra candidata de color a la vicepresidencia.

El presidente Trump la tildó de "desagradable" y confesó sorpresa con su nominación:

"Me sorprendió un poco que la eligiera", respondió Trump a los periodistas en la Casa Blanca durante su conferencia diaria sobre coronavirus.

"Es la más mala, la más horrible, la más irrespetuosa de todos en el Senado", agregó.

Vea todas las noticias de hoy

Senador cubanoamericano Bob Menéndez recuerda a Martin Luther King Jr

Senador Bob Menéndez (D-NJ).

El senador Bob Menendez dijo que al recordar a Martin Luther King Jr. “y honrar su legado inquebrantable para hacer que nuestra nación sea más justa, equitativa e inclusiva, es importante reconocer su lucha para defender el sagrado derecho al voto".

Agregó el senador que “como dijo el Dr. King, el voto es uno de los instrumentos más poderosos de la humanidad para lograr el progreso social".

En opinión de Menéndez los “derechos por los que él marchó, organizó políticamente y, en última instancia, murió, son actualmente objeto de un ataque coordinado por parte de los republicanos en Washington y en todo el país, tal y como lo hemos visto en las leyes que han aprobado en el último año en 19 estados con la intención de socavar el acceso a las urnas de votación".

"Ha llegado el momento de defender y proteger este derecho fundamental. La mejor manera en que podemos honrar el legado del Dr. King es aprobando las leyes que protegerán el voto, aunque eso signifique cambiar las reglas del Senador para lograrlo. Si hubiese una causa digna de recibir un voto de mayoría simple en el Senado de los Estados Unidos, es esta causa. Porque no hay ningún otro derecho sin el derecho al voto”.

Según el senador demócrata los “gobiernos democráticos sólo funcionan cuando ambas partes respetan la legitimidad del proceso electoral. En eso consisten las elecciones. Podemos discutir sobre nuestras diferencias de políticas públicas, pero la santidad del derecho al voto no debe ser objeto de debate. Nuestra democracia se basa en el principio de que todo ciudadano debe tener un derecho igual y sin restricciones a expresar su voluntad a través del voto. Sería vergonzoso que dejáramos que se nos escapara de las manos este sagrado derecho y quedara enterrado bajo la noción de que las normas y tradiciones del Senado son más importantes que el derecho fundamental al voto de cada ciudadano”.

EEUU recuerda a Martin Luther King Jr

Estatua de Martin Luther King Jr, en Washington, DC. (Mandel Ngan/AFP).

Mientras Estados Unidos conmemora el feriado federal en honor al reverendo Martin Luther King Jr., los defensores de los derechos civiles de hoy en día se enfrentan a la realidad de que, a pesar de años de creciente atención pública sobre la injusticia racial, es probable que no alcancen su objetivo de mejorar el “acceso a la votación” de las minorías, informó este lunes la Voz de América, VOA.

La semana pasada, la familia King solicitó que las celebraciones del legado del líder de los derechos civiles se suspendieran este año, a menos que el Congreso apruebe una legislación para ampliar los derechos de voto en Estados Unidos.

Los demócratas han defendido una legislación que le daría a Washington una voz más fuerte sobre cómo se administran las elecciones federales en cada uno de los 50 estados.

Si bien el gobierno federal no controla las elecciones a nivel estatal, los nuevos requisitos federales podrían afectarlas, ya que a menudo se llevan a cabo en conjunto. Entre otras disposiciones, los dos proyectos de ley patrocinados por los demócratas, la Ley de libertad para votar y la Ley de avance de los derechos electorales de John Lewis, tienen como objetivo deshacer las leyes aprobadas por los estados liderados por republicanos que limitan los métodos y las oportunidades para emitir votos.

Los demócratas y muchos activistas de derechos civiles dicen que las leyes estatales pondrán en desventaja a los votantes minoritarios y acusan a los republicanos de una supresión de votantes apenas velada. Los republicanos rechazan la acusación e insisten en que su objetivo es proteger la integridad de las elecciones y prevenir el fraude electoral, informó la VOA.

Estancada en el Senado de Estados Unidos durante meses, las esperanzas de aprobar la Ley de libertad para votar parecieron extinguirse la semana pasada. La senadora por Arizona Kyrsten Sinema y el senador por Virginia Occidental Joe Manchin, ambos demócratas, dijeron que aunque apoyan la reforma de las leyes electorales, no votarán para cambiar las reglas del Senado a fin de aprobar esas reformas con el respaldo exclusivo de los demócratas.

Sería necesario un cambio en las reglas del Senado porque ningún republicano apoya el proyecto de ley de votación. Según las reglas de la cámara, los republicanos pueden bloquear la mayoría de las leyes incluso si la mayoría demócrata la apoya.

El viernes, durante una entrevista en vivo con The Washington Post, Martin Luther King III criticó amargamente la posición de Sinema y Manchin.

“La historia no los va a juzgar… de la forma en que tal vez les gustaría ser recordados. La historia los está mirando a la cara para decir: 'Cuando llegó el momento de asegurarse de que se preservara la democracia, ¿qué hicieron?'", dijo.

(Basado en un artículo de la VOA)

Human Rights Watch: Un mensaje de Martin Luther King para el 2022

Martin Luther King Jr, pastor y activista estadounidense por los derechos civiles.

“El corazón de una democracia funcional es la capacidad de su gente para amplificar sus voces colectivas a través de las urnas. Esto era algo que el reverendo Dr. Martin Luther King Jr. sabía muy bien. El 17 de mayo de 1957, el tercer aniversario de la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos conocida como Brown v. Board of Education que puso fin a la segregación racial en las escuelas públicas, el Dr. King estableció un vínculo claro entre votar y democracia”, comentó la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) en homenaje al Dr. King, quien nació un 15 enero de 1929.

En un discurso que pronunció en la Peregrinación de Oración por la Libertad, dijo: "Danos la boleta y ya no tendremos que preocupar al gobierno federal por nuestros derechos básicos". El Dr. King explicó que la votación permitiría a los negros elegir legisladores de "buena voluntad", ayudar a crear leyes contra los linchamientos, colocar jueces en el tribunal que, como él dijo, "hagan justicia y amen la misericordia", e implementar fallos de desegregación como Brown. En su mente, indicó HRW, “no había luz entre el derecho al voto y garantizar las otras libertades que vienen cuando se vive en una democracia”.

La organización considera que “la interseccionalidad entre los derechos de voto y la lucha por la justicia que se libra en los Estados Unidos ahora, casi 70 años después, es igual de clara. La lucha contra la injusticia racial y la desigualdad no se trata simplemente de un problema u otro. Más bien se trata de la lucha por todos los derechos civiles y humanos. Votar es la herramienta más poderosa en el arsenal de defensa”.

“Dos cambios culturales oportunos son ejemplos destacados”, añadió. “En primer lugar, los asesinatos en 2020 de George Floyd, Ahmaud Arbery, Breonna Taylor—y otras personas negras y marrones demasiado numerosas para nombrarlas desde entonces—han llamado mucho la atención sobre la reforma del sistema de justicia penal y la vigilancia.En segundo lugar, la pandemia de Covid-19 destacó las abrumadoras disparidades económicas y de salud que existen en los Estados Unidos y cuán frágiles y susceptibles son las comunidades negras y latinas de sufrir más daños como resultado. Esto ha llevado a más personas a demandar salud y equidad económica”.

Un denominador común en estas luchas épicas por la justicia y el cambio es el poder del voto para lograr los cambios buscados. “Votar”, precisó HRW, “permite la elección de legisladores que pueden cambiar políticas, prevenir la implementación de estándares y prácticas que dañan desproporcionadamente a ciertas comunidades y brindar servicios que fortalecen a las comunidades necesitadas. En una democracia, votar le da a cada individuo el derecho, en palabras del difunto gran John Lewis, a hablar y alzar la voz para generar cambios en su gobierno, sus vecindarios y sus vidas”.

EEUU aún no sabe quién es responsable del Síndrome de La Habana en medio del reporte de más casos

Vista de la embajada de EEUU en La Habana. (AP Foto/Desmond Boylan, File)

El secretario de estado norteamericano Antony Blinken, en una entrevista con el programa Morning Joe de la cadena MSNBC, dijo que el gobierno federal está trabajando para llegar al fondo del denominado Síndrome de la Habana, la enfermedad que ha afectado a unos 200 diplomáticos, funcionarios y familiares estadounidenses en el extranjero.

El diario The Wall Street Journal informó el jueves de enfermedades adicionales entre los funcionarios que prestan servicios en las misiones diplomáticas de Estados Unidos en París y Ginebra.

“Tenemos la comunidad de Inteligencia, tenemos el Departamento de Defensa, tenemos el Departamento de Estado, todos nuestros científicos están tratando de llegar al fondo de esto. Hasta la fecha, no sabemos exactamente qué sucedió, y no sabemos exactamente quién es el responsable”, dijo Blinken.

A una pregunta sobre si Rusia podría estar involucrada, el Secretario de Estado contestó que Estados Unidos ha planteado el asunto de las enfermedades a los rusos, pero aún no puede determinar quién es el responsable.

La misteriosa dolencia conlleva síntomas que incluyen migrañas, náuseas, lapsos de memoria y mareos. Se reportó por primera vez entre funcionarios estadounidenses en la capital cubana, en 2016.

El pasado noviembre, el Departamento de Estado nombró a un nuevo coordinador para su investigación de los casos del Síndrome de La Habana, en respuesta a la creciente presión de los legisladores para investigar y responder a cientos de lesiones cerebrales reportadas por diplomáticos y oficiales de inteligencia.

“Esta es una prioridad urgente para el presidente Biden, para mí, para todo nuestro gobierno. Y haremos absolutamente todo lo que podamos. No se dejará piedra sin remover para detener estos sucesos lo más rápidamente posible… Quiero asegurarles que estamos buscando todas las pistas posibles y sin escatimar recursos, incluso cuando se trata de proteger al personal en todo el mundo”, declaró el Secretario de Estado una conferencia de prensa el 5 de noviembre del 2021.

Tanto demócratas como republicanos han presionado a la administración del presidente Joe Biden para determinar quién y qué podría ser responsable de los casos y mejorar el tratamiento de las víctimas.

En octubre, un grupo bipartidista de once senadores estadounidenses envió una carta al Secretario de Estado expresando preocupación por la continuación de estos incidentes de salud anómalos.

Ese mes, Biden firmó la Ley de Ayuda a las Víctimas Estadounidenses Afligidas por Ataques Neurológicos, conocida como Havana Act 2021, que autorizó una compensación adicional para las personas lesionadas y otorgó al Director de la Agencia Central de Inteligencia, al Secretario de Estado y a otros jefes de agencias autoridad adicional para brindar apoyo financiero y médico a quienes sufren lesiones cerebrales como resultado de estos ataques.

EEUU califica de "fanfarronadas" declaraciones de vicecanciller ruso sobre posible despliegue militar en Cuba y Venezuela

Sergei Ryabakov, viceministro de Exteriores de Rusia

Después de que el viceministro de Exteriores ruso, Sergei Ryabkov, advirtiera que no puede descartarse un despliegue militar ruso en Cuba y Venezuela si aumentan las tensiones con Estados Unidos, el Departamento de Estado declaró que no responderá a lo que calificó de “fanfarronadas”.

Al ser preguntado en el canal de televisión internacional ruso RTVI sobre las medidas de respuesta de Moscú a la negativa de Estados Unidos y sus aliados a sus propuestas sobre seguridad, Ryabkov no descartó el despliegue de infraestructura militar en Cuba y Venezuela.

"No quiero confirmar nada (...), ni descartar nada", señaló.

A una pregunta de Radio y Televisión Martí sobre la respuesta de Estados Unidos a estas declaraciones, un vocero del Departamento de Estado contestó en un correo electrónico que Washington no va a responder a fanfarronadas, y que si Rusia realmente comenzara a moverse en esa dirección, lo abordaría de manera decisiva.

Las diferencias entre la posición de Rusia y la de Estados Unidos y sus aliados no disminuyeron después de negociaciones el lunes en Ginebra, una reunión entre la OTAN y Rusia en Bruselas y una reunión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Viena.

Las conversaciones tuvieron lugar en respuesta a una importante acumulación de tropas rusas cerca de Ucrania que Occidente teme que pueda ser el preludio de una invasión.

Rusia, que anexó la península de Crimea de Ucrania en 2014, ha negado tener planes para atacar al país vecino. El Kremlin reaccionó a la sugerencia acusando a la OTAN de amenazar su territorio y exigiendo que la alianza militar nunca acepte a Ucrania, ni a ninguna otra nación exsoviética, como nuevos miembros.

Washington y sus aliados rechazaron firmemente la demanda esta semana, que califican de imposible, pero las delegaciones de la OTAN y Rusia acordaron dejar la puerta abierta a más conversaciones sobre el control de armas y otros temas destinados a reducir el potencial de hostilidades en la región.

Cargar más

XS
SM
MD
LG