Enlaces de accesibilidad

Derechos Humanos

Rosa María Payá: Bachelet ha ignorado las peticiones de la ciudadanía cubana (VIDEO)

Rosa María Payá en el Parlamento Europeo. (Archivo)

La activista Rosa María Payá criticó este miércoles el desempeño de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, y del Consejo de DDHH del organismo internacional con respecto a las violaciones de las libertades civiles en Cuba.

"La señora Bachelet ha hecho muy buen trabajo en ignorar todas las peticiones que vienen desde la ciudadanía cubana, en actuar como si el régimen cubano no fuera la dictadura criminal que es. En alguna medida, ese silencio es también complicidad”, no solo con el régimen cubano, sino con el de Venezuela, dijo Payá en entrevista vía Instagram con el diario chileno El Líbero.

El Consejo de Derechos Humanos de ONU se comporta “como un club de dictaduras”, y lo que se ha visto en los últimos años es “una preponderancia de regímenes antidemocráticos como China, Bielorrusia y hasta Cuba”, que tienen una gran influencia en estos organismos, enfatizó.

“Los cubanos hemos tenido que cargar sobre nuestros hombros el aparato de propaganda, de fake news, de la dictadura cubana, que lleva 60 años vendiendo una imagen completamente desconectada de la realidad de las familias cubanas”, señaló. Esa dictadura, dijo, es una “maquinaria eficiente” que se alimenta de todos los recursos que genera el pueblo.

A una pregunta de la periodista Magdalena Olea sobre la situación que enfrentan los cubanos en medio de la pandemia de coronavirus, Payá respondió que “las familias" en la isla "están sufriendo muchísimo".

"En mi país hay una crisis humanitaria”, afirmó Payá, en referencia a la escasez de alimentos y otros productos de primera necesidad que golpea al cubano de a pie, y que lo obliga a hacer largas colas cada día para adquirir lo poco que se distribuye en la red de comercios estatales.

La activista también se refirió al incremento de la represión en medio de la crisis sanitaria, y como en este momento “por tomar una foto de las aglomeraciones cotidianas para conseguir un pedazo de pollo o un par de libras de arroz”, los ciudadanos pueden ser multados e incluso, ir a prisión.

“Lo único que funciona bien en esas colas es el aparato represivo”, subrayó, que ha llevado a “cientos de personas” en la isla a enfrentar “casos legales” por tomar una foto, escribir un tuit o subir un video a YouTube sobre la realidad cubana.

La amenaza real, más allá del COVID 19, es el propio sistema que “está anulando cualquier posibilidad que tienen los cubanos de proteger a su familia”.

Acerca de la llamada “diplomacia de batas blancas” que lleva adelante el régimen de La Habana, Payá dijo que esta es una “una operación de trata de personas, de trabajo esclavo (…) trabajo forzoso, eso es lo que hacen los trabajadores cubanos de la salud que son enviados al exterior”.

“Estas brigadas comunistas médicas son usadas por el aparato de inteligencia para intervenir en los asuntos internos de los países en los que son desplegados”, dijo, y puso el ejemplo de Bolivia y Venezuela, donde participan, aseguró, en “propaganda política”.

La activista se refirió a la iniciativa Solidaridad entre Hermanos, que ha recogido, señaló “varias toneladas de ayuda” gracias a la cooperación de cubanos en residentes en el exterior, y están en el proceso de enviarla a la isla. Payá espera que el régimen no impida la entrada al país de estos recursos que aliviarían la situación de las familias más afectadas.

La también directora ejecutiva de la Fundación para la Democracia Panamericana y miembro de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia enfatizó en que el régimen cubano continúa siendo una amenaza para la región, donde ha ejercido durante años su esfuerzo desestabilizador.

Sin “el G-2 cubano, y la dictadura castrista” no existiría la Venezuela chavista de Nicolás Maduro, ni la Nicaragua bajo la opresión de Daniel Ortega. Tampoco habrían ocurrido los intentos de penetración cubana en Bolivia, ni las negociaciones con la guerrilla colombiana del ELN, señaló Payá.

En opinión de la activista, expresar la solidaridad con el pueblo cubano y su exigencia de libertad es también una forma que tienen los países latinoamericanos de proteger sus propias democracias.

Vea todas las noticias de hoy

Pospuesto juicio a Brandon Becerra, menor acusado de “sedición” por manifestarse el 11J

Brandon David Becerra Curbelo, junto a su madre, Yanaisy Curbelo. (Foto: Twitter Yanaisi Curbelo)

El juicio a Brandon David Becerra Curbelo, quien se encuentra encarcelado por manifestarse el 11 de julio, en La Habana, fue pospuesto para el 27 y 28 de enero, según informó a Radio Martí su madre, Yanaisy Curbelo.

Becerra Curbelo, quien ingresó en prisión poco antes de cumplir 18 años, tenía fecha de juicio prevista para este lunes, de enero, bajo los cargos de sedición, desorden público, propagación de epidemia y atentado.

El menor pudo hablar con su madre desde la cárcel por vía telefónica 15 minutos antes de que ésta conversara con Radio Martí.

“Verdaderamente está mal”, afirmó la madre del prisionero político. “Está mal porque ya él lo que quiere es que le celebren juicio: ‘Mamá, yo lo que quiero es que me celebren juicio; yo no puedo seguir así, a ver cuánto voy a cumplir…”, le dijo.

El joven manifestante del 11J Brandon Becerra será juzgado los días 27 y 28 de enero
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:22 0:00

Becerra Curbelo explicó a su madre que habló con el abogado “y él le dijo que estaba haciendo todo lo posible por quitarle la sedición esa”.

Pero, escéptica, Yanaisy Curbelo argumentó: “Es que no hay mucha diferencia, aunque quiten sedición; si quitan sedición, lo están acusando de desorden público, propagación de epidemia y atentado, ¡es más o menos lo mismo!”.

Curbelo dijo, además, que ya “de aquí no dudaba nada”, refiriéndose a la posibilidad de que, en cualquier momento, su hijo fuera juzgado sin avisar antes a su abogado y sus familiares.

“Ese niño, nunca en la vida, ni aquí, en la calle, se ‘fajó’ (peleó con los puños)”, dijo la mujer. Añadió que el Mayor Fonseca, oficial de la prisión, la llamó “para felicitarme por la conducta de mi hijo”, a lo cual le respondió: “Mire, no me llame para felicitarme y acábenlo de soltar. Ellos están conscientes de que él no ha hecho nada”.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Ponen fecha a juicio contra Félix Navarro, su hija Sayli y otros 7 detenidos del 11J en Perico, Matanzas

Sayli Navarro (der.), junto a sus padres Sonia y Félix. (Foto: Archivo)

El juicio en contra del líder opositor Félix Navarro Rodríguez, su hija Saily Navarro y manifestantes del 11 de julio en Perico, Matanzas, ha sido programado para el 24 y 25 de enero, en el Tribunal Municipal Popular de Jovellanos.

Desde esa localidad, la activista Ania Zamora dijo a Radio Martí que Navarro acaba de ser sacado de la enfermería de la prisión de máxima seguridad de Agüica.

“Ya entregaron la fecha de los juicios de los nueve manifestantes en el municipio de Perico, entre ellos se encuentra nuestro líder, Félix Navarro Rodríguez, y su hija, la Dama de Blanco Sayli Navarro Rodríguez. Ese juicio será el 24 y 25 de enero en el Tribunal del Municipio de Jovellanos”, en la provincia de Matanzas, precisó la opositora.

24 y 25 de enero serán juzgados Félix Navarro, su hija Salily y otro 7 detenidos del 11J
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:59 0:00

Las llamadas telefónicas de Navarro a su familia están programadas para los viernes, explicó Zamora, quien también indicó que el líder opositor “estuvo todos estos días atrás en la enfermería”, aquejado de diarreas, un brote de sarna, un forúnculo (o ‘nacido’) grande “en el pecho”, producido por la misma infección de la sarna.

En la llamada telefónica correspondiente al pasado viernes, Félix Navarro dijo sentirse afiebrado producto, al parecer, de una fuerte gripe, y que “todavía tenía ese ‘nacido", pero que ya no estaba en la enfermería.

El prisionero político y de conciencia, de 68 años, también encarcelado durante la Primavera Negra de Cuba, en 2003, y su hija, la Dama de Blanco y activista política Sayli Navarro, fueron detenidos días después de las protestas del 11 de julio, en la localidad de Perico, Matanzas, cuando acompañaban al familiar de uno de los detenidos a la unidad policial de la localidad.

Sayli Navarro fue liberada horas después, pero el líder opositor fue llevado hacia la prisión Combinado del Sur en esa provincia, donde enfermó de Covid-19 y llevó a cabo una huelga de hambre en protesta por su encarcelamiento.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Amnistía Internacional denuncia juicios sumarios sin garantías a los manifestantes del 11J en Cuba

Protestas del 11 de julio en La Habana, Cuba. (REUTERS/Alexandre Meneghini/File Photo).

“Los detenidos (del 11 de julio en Cuba) han enfrentado procedimientos sumarios sin garantías de debido proceso o un juicio justo”, declaró al diario británico The Guardian, Erika Guevara-Rosas, directora de Amnistía Interacional para las Américas.

"Los fiscales han presionado por sentencias desproporcionadamente largas contra las personas que fueron arrestadas en las protestas”, dijo la jurista mexicana.

“Además, muchas personas están acusadas de delitos imprecisos que son inconsistentes con los estándares internacionales, como el 'desacato', que se ha utilizado sistemáticamente en Cuba para castigar a quienes critican al gobierno”, advirtió la representante de Amnistía.

También en declaraciones a The Guardian, el profesor de American University en Washington, DC, William LeoGrande, resumió el objetivo del régimen cubano:

"El estado está tratando de enviar el mensaje de que rebelarse contra el gobierno tiene terribles consecuencias".

"El hecho de que el gobierno se sienta y esté bajo una amenaza sin precedentes, no solo por el aumento de las sanciones estadounidenses, sino también por la pandemia y la situación económica mundial, hace que esté menos dispuesto a tolerar cualquier tipo de disidencia", opinó el académico.

El rotativo The Guardian destacó que el delito de sedición ha sido utilizado en muchos casos para encerrar a los manifestantes del 11J, y que un zona golpeada duramente por las fuertes condenas es La Güinera, en La Habana.

HRW: El mundo tiene que condenar lo que sucede en Cuba

Cubanos frente al Capitolio de La Habana durante una manifestación contra el gobierno el 11 de julio de 2021.

“Hasta ahora la respuesta de la comunidad internacional sobre Cuba ha sido disfuncional. Por un lado, está el embargo de los EE.UU., que genera una enorme distracción, porque permite a Cuba mostrarse como una víctima, cuando en realidad ellos son responsables de grandes violaciones de DD.HH. Y, por otro, tenemos una política de la Unión Europea que condena el embargo, que tiene a veces voces fuertes en relación con Cuba, pero no son consistentes”, dijo al diario español ABC Juan Pappier, investigador sénior de Human Rights Watch (HRW) para América Latina.

Pappier, quien habló con el periódico sobre el informe anual de HRW publicado la semana pasada, también criticó el papel que juega Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos. “Ha tenido una posición bastante débil sobre Cuba. Solo se ha pronunciado una vez a lo largo de su mandato”.

“La falta de consenso global” para condenar la violación de DD.HH. es lo que permite que el régimen cubano siga cometiendo estas violaciones, dijo Pappier a ABC.

“El año 2021 en Cuba estuvo marcado por estas protestas históricas (del 11J) y por un aumento de demostraciones de la ciudadanía de que ha perdido el miedo y de que quiere un cambio, pero también por una brutal represión del régimen, que está aferrado al ‘statu quo’, no quiere aceptar este cambio y lo está frenando a fuerza de represión, censura y de obligar a cualquier que se atreva a censurar al régimen al exilio”, explicó el investigador de HRW.

ABC añadió que HRW defiende el levantamiento del embargo, «terminar con esa distracción», y lograr «una política multilateral y coordinada de condena» contra lo que sucede en Cuba.

"Me han acabado la vida, yo tengo 36 años y me echaron 30", insólitas condenas por sedición a los cubanos del 11J (VIDEO)

Zoila Rodríguez, esposa y madre de la "Familia Beirut", muestra la foto de sus tres familares presos

La familia Beirut pasó la peor Navidad de su vida. Enojados por la detención de su primogénito Exeynt durante las manifestaciones de julio pasado en Cuba, su padre y hermana se lanzaron a protestar, sin pensar que acabarían sentenciados en diciembre a 20 años de cárcel.

Fredy Beirut, de 64 años, y su hija Katia, de 36, forman parte del grupo de al menos 158 manifestantes acusados por el delito de sedición en Cuba, según la ONG de derechos humanos Cubalex. Esta semana 57 de ellos han sido juzgados en las provincias de La Habana, Holguín y Santa Clara.

La pesadilla para los Beirut comenzó cuando Exeynt, de 41 años, fue detenido el 11 de julio de 2021 en Guantánamo (este) acusado de desorden público y sentenciado a cuatro años de prisión.

Al enterarse, el resto de la familia, que reside en el populoso barrio de La Güinera, en la periferia de La Habana, enfureció. Un día después Fredy y Katia salieron a marchar cerca de su casa, cuenta Zoila Rodríguez, de 59 años y madre de este clan.

La protesta de la Güinera se tornó en la más violenta de las jornadas del 11 y 12 de julio. Ahí fue abatido el único fallecido de las manifestaciones históricas que estallaron en cerca de 50 ciudades cubanas al grito de "Libertad" y "Tenemos hambre".

De acuerdo con Cubalex, quedaron además decenas de heridos y 1.355 detenidos, de los cuales 719 siguen en prisión.

Cuba aplica condenas de hasta de 30 años a manifestantes del 11J
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:01 0:00

"A mi hija y a mi esposo empezaron (a juzgarlos) por un delito de desorden público, los cuales terminaron con un delito de sedición", dice Zoila atemorizada por ellos, pese a estar separada de Fredy desde hace años.

Fredy fue detenido el mismo 12 de julio, cuando regresaba a su casa en moto. Siete días después agentes de seguridad llamaron a Katia, que se presentó creyendo que no tenía nada que temer.

La fiscalía dice por su parte que Katia grabó con su teléfono para "publicar todo lo que estaba ocurriendo y así lograr que más personas se les unieran", transmitiendo en vivo, indica el expediente al que AFP tuvo acceso.

Ambos caminaron con otros acusados, "gritando consignas contrarrevolucionarias" y "se les fueron sumando indistintamente más personas", indica la fiscalía. "Expresaban frases denigrantes en contra de la dirección del país" de tal forma "que se mostrara un clima de intranquilidad y violencia", agrega.

Pero también la fiscalía reconoce que no participaron en hechos violentos. "Conformes, satisfechos y habiendo logrado su objetivo de lograr de que toda esta turba se tornara agresiva, se retiraron hacia sus respectivos inmuebles", sostiene el documento.

Luego de tres días de juicio con 15 acusados más, el 23 de diciembre ambos fueron sentenciados a 20 años de cárcel.

"Me tiene muy enojada a mí, a toda la familia, a todas las personas que están pasando por esto, no es concebible que en un pueblo, en un país donde las personas salgan a la calle y se manifiesten pacíficamente le hayan echado 20 años", dice Zoila, que divide su tiempo atendiendo al hijo de nueve años de Katia y visitas a las prisiones.

"Me han acabado la vida"

Más grave es el caso de Dayron Martín Rodríguez, detenido igual en la Güinera y sentenciado a 30 años.

Dayron, de 36 años, salió aquella tarde a comprar comida para sus palomas cuando se topó con la concentración. "Se puso a grabar para mandar a su padre el vídeo" y al sentir las pedradas encima se cayó y perdió el teléfono, narra su madre Esmeralda Rodríguez, de 63 años, que dice haber sufrido un preinfarto al enterarse en Ecuador, a donde emigró ocho años atrás.

La fiscalía señala que Dayron y más personas "se armaron con piedras y botellas tomadas del suelo", avanzando "con una multitud y a la vez las lanzaron contra los agentes del orden público" para tratar de llegar a la estación de policía de la zona, en una trifulca que duró cuatro horas.

Esmeralda cuenta que cuando su hijo la llama le dice: "Me han acabado la vida, yo tengo 36 años y me echaron 30, ya no me pueden hacer más nada".

Para Laritza Diversent, directora de Cubalex, "las sanciones han sido ejemplarizantes", considerando que cada vez más las personas quieran organizarse para protestar.

Los casos han estado plagados de violaciones al debido proceso, sin abogados defensores independientes y con juicios a puerta cerrada, denuncia.

"La mayoría de las evidencias que tienen son testimonios de los propios agentes del Estado que ejercieron violencia con los manifestantes", alega al precisar que en los videos de prueba nunca aparecen agresiones de los policías.

Todo esto generó un fuerte impacto en las familias de los detenidos que han empezado a actuar. Es el caso de la familia de Andy Dunier García Lorenzo, dedicado al modelaje y de 34 años, detenido el 11 de julio en la central ciudad de Santa Clara.

Su familia lanzó una campaña para recaudar alimentos de apoyo a presos y dirigió una carta a embajadas acreditadas en Cuba, pidiendo observadores en el juicio esta semana de Andy, para quien solicitan siete años por desorden público y desacato, dice su hermana Roxana, una manicurista de 20 años, aguardando afuera del tribunal donde lo enjuiciaban.

Cargar más

XS
SM
MD
LG