Enlaces de accesibilidad

Mundo

Putin llama a los rusos a trabajar y se desconfía de las estadísticas oficiales

Putin en teleconferencia desde su residencia en Novo-Ogaryovo.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó a los rusos la vuelta al trabajo tras seis semanas no laborables escudándose en el mal estado de la economía nacional, pese a que Rusia superó este lunes en casos de COVID-19 a Italia.

"La epidemia y las restricciones que ésta nos impuso han golpeado seriamente a la economía y al sistema de protección social, y han supuesto un revés para el bienestar de millones de nuestros ciudadanos. Los ingresos de muchos han caído, y los gastos y las deudas no dejan de aumentar", dijo Putin dirigiéndose a la nación por televisión.

Por ese motivo, anunció que las "vacaciones retribuidas"que impuso a la población finales de marzo llegaron a su fin y que a partir de mañana, martes, los rusos deberán volver a ocupar sus puestos de trabajo, si así lo aprueban sus gobiernos regionales.

Horas antes las autoridades sanitarias informaron de que Rusia se había convertido en el tercer país del mundo en número de contagios por coronavirus tras Estados Unidos y España.

Este lunes en Rusia sumaban 221.344 casos, cuando sólo hace diez días que superó los 100.000, un vertiginoso ascenso que los virólogos locales relacionan con el incremento drástico del número de test.

En las últimas 24 horas este país ha sumado otros 11.656 casos, de los que el 46,5 % son asintomáticos.Según fuentes oficiales, Italia no llega a los 220.000 casos, por lo que Rusia le supera por primera vez desde el estallido de la crisis, aunque no así en decesos, pese a sus 145 millones de habitantes.

Mientras el Reino Unido e Italia acumulan ya más de 30.000 muertos cada uno, Rusia estima los fallecimientos por coronavirus en 2.009 después de registrar el domingo otros 94 decesos.

Moscú sigue siendo el foco de la pandemia en este país con 115.909 casos, de ellos 6.169 en las últimas 24 horas.

Aunque no todos comparten su optimismo, Putin subrayó que las seis semanas no laborables fue una "medida extraordinaria", pero necesaria para "ralentizar" el avance de la pandemia y aumentar "considerablemente" la capacidad del sistema sanitario "en caso de un agravamiento de la situación epidemiológica".

Esa seguridad le llevó también a anunciar el levantamiento gradual de las restricciones, aunque subrayó que "la lucha contra el coronavirus" continuará durante largo tiempo, ya que persiste el riesgo de contagio.

"Las medidas adoptadas nos permiten pasar a la próxima fase de lucha contra la epidemia, el inicio del levantamiento gradual de las restricciones", dijo

Putin recordó que Rusia es un "país grande", por lo que no es el Gobierno central quien dictará una hoja de ruta general, sino serán las regiones las que tomen esa decisión teniendo en cuenta la situación epidemiológica en sus territorios.

Advirtió de que la desescalada debe transcurrir con "precaución" y "paso a paso", respetando todos los requisitos sanitarios que "garantizan la seguridad de las personas" con el fin de impedir un rebrote de la pandemia. De hecho, destacó que seguirán prohibiéndose los actos masivos y se mantendrá el confinamiento obligatorio para mayores de 65 años y enfermos crónicos.

Putin consideró crucial aumentar el número de test hasta los 300.000 diarios a mediados de mayo, ya que cuanto "más efectivos" sean los exámenes, "más rápido" el país superará la epidemia.

A su vez, anunció un nuevo paquete de ayudas para la población, que incluye subsidios para 27 millones de menores de edad, y un programa gubernamental contra el desempleo, que se ha duplicado en el último mes hasta afectar a 1,4 millones de personas.

MOSCÚ, CONFINADA HASTA JUNIO

La viceprimera ministra, Tatiana Gólikova, cifró en once las regiones rusas que ya estarían dispuestas a levantar las restricciones en su primera y segunda fase -paseos con niños, deporte al aire libre y reapertura de negocios- ya que cumplen las tres condiciones impuestas por las autoridades: coeficiente de propagación, número de camas libres y cien mil test diarios.

No es el caso de Moscú. Su alcalde, Serguéi Sobianin, recordó hoy que, pese a la aparente "estabilización de la pandemia", el "riesgo de propagación se mantendrá durante largo tiempo".Esta misma semana Sobianin prolongó el confinamiento para los moscovitas hasta el 31 de mayo, con lo que, si no hay cambios, los habitantes de la capital completarán dos meses encerrados en sus casas.

Mientras las principales capitales europeas iniciaron o están a punto de embarcarse en una desescalada gradual, las autoridades de Moscú aplazaron esa medida e impusieron el uso obligatorio de mascarillas y guantes en tiendas y transporte público.

DUDAS SOBRE ÍNDICES DE MORTALIDAD

Además, Gólikova se congratuló que los índices de mortalidad por coronavirus en Rusia sean 7,4 veces menores que la media mundial.

No obstante, algunos medios discrepan de las estadísticas que maneja el Gobierno. Recuerdan que, según las cifras oficiales, en abril se registró unos 20 % más de muertos en Moscú (11.846) que la media de los últimos diez años (9.866).

Expertos consultados por la prensa considera que la baja mortalidad, que asciende al 0,9 %, está directamenterelacionada con el método utilizado a la hora de contar los muertos por coronavirus en Rusia.

El diario "Moscow Times" cita expertos que consideran que en la estadística oficial en Moscú -956 decesos- sólo se incluye a un 35 % de los muertos diagnosticados con coronavirus.

Los médicos encargados de describir el motivo del fallecimiento dictaminaron que el coronavirus no jugó un papel decisivo en dichos casos, cuando en países occidentales cualquier muerto con COVID-19 es incluido automáticamente en el saldo mortal provocado por la pandemia.

Vea todas las noticias de hoy

Fijan fecha para juicio de un corresponsal freelance de RFE/RL, en Bielorrusia

Andrey Kuznechyk, periodista.

Las autoridades en Bielorrusia fijaron fecha para el juicio del corresponsal freelance de Radio Europa Libre (RFE/RL), Andrey Kuznechyk, cuyos familiares y compañeros no han sido informados de los cargos que enfrenta desde su arresto el año pasado en la exrepública soviética.

La Asociación de Periodistas de Bielorrusia dijo el 25 de mayo que el juicio de Kuznechyk se llevará a cabo a puerta cerrada en la ciudad oriental de Mahilou el 8 de junio.

Kuznechyk fue sentenciado inicialmente a 10 días de prisión el 26 de noviembre de 2021 por cargos de vandalismo que él niega.

El 6 de diciembre, cuando terminó su sentencia, no fue liberado y se le impuso otra pena de prisión de 10 días, también por un cargo de vandalismo.

Después de cumplir esa pena de prisión, Kuznechyk nuevamente no fue liberado y en su lugar fue acusado de un delito no especificado.

Los familiares de Kuznechyk dijeron en su momento a RFE/RL que el periodista seguía manteniendo su inocencia.

El presidente de RFE/RL, Jamie Fly, ha dicho que la ampliación de la pena de Kuznechyk "por cargos absurdamente inventados" debería considerarse un delito en sí mismo.

El 23 de diciembre, Fly condenó las acciones del gobierno bielorruso contra los medios libres y afirmó que Kuznechyk estaba entre los "rehenes tomados por este régimen sin ley, no criminales. La información fáctica no es una actividad 'extremista' y el periodismo no es un crimen".

Vigilias para recordar a las víctimas de Tiananmén y la represión en Hong Kong

El monumento en Hong Kong dedicado a las víctimas de la masacre en la plaza Tiananmén. (AP Photo/Kin Cheung).

La vigilia de Tiananmén suprimida en Hong Kong se recreará en todo el mundo este 4 de junio cuando la gente en más de 20 ciudades encienda velas en recuerdo de los muertos en la represión de Beijing de 1989, informó Amnistía Internacional en un comunicado.

El evento anual de Hong Kong se llevó a cabo durante más de 30 años, pero ha estado prohibido desde 2020 en medio de una mayor represión en la ciudad.

Amnistía Internacional está organizando una serie de vigilias mundiales con velas y otros eventos para seguir exigiendo justicia y mostrando solidaridad con Hong Kong.

"Los esfuerzos concertados del gobierno chino para borrar la represión de Tiananmén de la historia se han extendido a Hong Kong desde que se promulgó la ley de seguridad nacional en la ciudad en 2020. Pero las atrocidades del 4 de junio de 1989 nunca deben olvidarse", dijo Hana Young, directora regional adjunta de Amnistía para Asia Oriental.

"Este 4 de junio, la gente se reunirá en todo el mundo para recordar a los asesinados en Beijing hace 33 años y para solidarizarse con aquellos en Hong Kong cuyos actos pacíficos de conmemoración ahora están criminalizados".

Durante tres décadas, Hong Kong fue sede de la conmemoración más grande del mundo de la represión de Tiananmén: donde cientos, posiblemente miles, de personas murieron cuando las tropas chinas abrieron fuego contra estudiantes y trabajadores que habían estado pidiendo pacíficamente reformas políticas y económicas, así como el fin de la corrupción.

Todos los años, el 4 de junio desde 1990, hasta cientos de miles de personas se unían a una vigilia con velas en el Parque Victoria de Hong Kong para recordar a los asesinados. Hacían un llamado a las autoridades chinas para que revelaran la verdad sobre lo sucedido y asuman la responsabilidad por las muertes. La vigilia ha estado prohibida durante los últimos dos años, supuestamente por motivos de Covid-19.

El organizador de la vigilia, la Alianza de Hong Kong, se vio obligada a disolverse en septiembre de 2021 después de estar bajo una presión cada vez mayor desde la promulgación de la ley de seguridad nacional de Hong Kong en junio de 2020. Varias de sus figuras principales se encuentran en la cárcel.

La Alianza es una de varias organizaciones prominentes de la sociedad civil que se vio obligada a retirarse desde el año pasado después de ser atacada por la policía de Hong Kong por motivos de seguridad nacional.

En el 33° aniversario de la represión mortal en Tiananmén, las vigilias y eventos relacionados, organizados por Amnistía Internacional y otros grupos, se llevarán a cabo en ciudades como San Francisco, Washington DC, Seúl, Taipéi, Ulaanbaatar, Sídney, Oslo, París, Ámsterdam y Londres.

"El simple acto de encender una vela por Tiananmén se ha convertido en un delito en Hong Kong, tal como lo ha sido en China continental durante más de 30 años. Pero la historia no se puede borrar y el activismo nunca se silenciará", dijo Hana Young.

"Así como los hongkoneses alguna vez se solidarizaron con las víctimas de Tiananmén, el resto del mundo ahora se solidariza con el pueblo de Hong Kong para transmitir el mismo mensaje: que la represión no será tolerada en ningún lugar", precisó el comunicado de Amnistía Internacional.

Escritor tibetano desaparecido estaría detenido en prisión de la provincia china de Qinghai

El escritor y poeta tibetano Gendun Lhundrub.

El escritor y poeta tibetano Gendun Lhundrub, que lleva más de un año recluido en régimen de incomunicación tras su arresto en 2020, se encuentra recluido en una prisión de Siling, dijeron tibetanos con conocimiento de su situación a Radio Asia Libre, RFA.

Lhundrub, de alrededor de 47 años y ex monje en el monasterio de Rongwo en el condado de Rebgong (Tongren) en la prefectura autónoma tibetana de Malho (Huangnan), había sido monitoreado por las autoridades en busca de signos de disidencia política antes de ser detenido, dijo a RFA un tibetano que vive en el exilio.

Las autoridades arrestaron a Lhundrub el 2 de diciembre de 2020 en la provincia de Qinghai, en el oeste de China, cuando se dirigía a asistir a un debate religioso en Rebgong. Lo metieron en la parte trasera de un automóvil negro conducido por la policía china, según un testigo.

“Nos enteramos de que Gendun Lhundrub, cuyo paradero se desconocía hasta ahora, está detenido en un centro de detención en Siling”, declaró un tibetano que vive dentro de la Región Autónoma del Tíbet. “Sin embargo, a los miembros de su familia todavía no se les permite verlo y no se ha revelado información sobre su condición”.

Según los informes, Lhundrub se encuentra en un programa de reeducación política para el cual debe traducir escrituras budistas tibetanas al chino mandarín, dijo la fuente. El Partido Comunista Chino requiere que los estudios de budismo tibetano se enseñen exclusivamente en chino, precisó RFA.

Los funcionarios chinos le dijeron a la familia de Lhundrub en una llamada telefónica de septiembre de 2021 que el juicio del escritor pronto se llevaría a cabo, pero no han tenido noticias desde entonces, dijo un segundo tibetano que vive en el exilio.

“Según una fuente cercana a Lhundrub, todavía no hay noticias sobre su juicio, pero está detenido en un centro de detención especial donde su vida no corre peligro”, agregó la fuente.

Las autoridades chinas han detenido con frecuencia a escritores y artistas tibetanos que promueven la identidad y la cultura nacionales tibetanas, y muchos han sido condenados a largas penas de prisión, luego de las protestas en toda la región contra el gobierno chino que barrieron el Tíbet y las áreas tibetanas en las provincias occidentales de China en 2008.

Los derechos lingüísticos se han convertido en un foco particular para los esfuerzos tibetanos para afirmar la identidad nacional en los últimos años, con cursos de idiomas organizados informalmente que generalmente se consideran “asociaciones ilegales” y con maestros sujetos a detención y arresto, dicen las fuentes.

Las autoridades también han emitido órdenes a los monjes y monjas budistas sobre el uso del chino mandarín en lugar del tibetano.

En una conferencia religiosa en Qinghai en septiembre de 2021, las autoridades gubernamentales dieron instrucciones de que los monasterios y centros de estudio budistas tibetanos debían comenzar a traducir los textos de clase del tibetano al chino mandarín, el "idioma común" de China, dijeron las fuentes a RFA en un informe en ese momento.

A los monjes y monjas se les dijo que debían aprender y hablar entre ellos en chino en lugar de su idioma nativo, como parte del llamado del presidente chino Xi Jinping para sinizar la religión en todo el país.

Traducido por Tenzin Dickyi para el Servicio Tibetano de RFA. Escrito en inglés por Roseanne Gerin.

Dos soldados rusos se declaran culpables de crímenes de guerra en Ucrania

Residentes de pie junto a una escuela destrozada en un ataque ruso en Bakhmut, en el este de Ucrania. (AP Foto/Francisco Seco)

Dos soldados rusos capturados se declararon culpables el jueves de bombardear una ciudad en el este de Ucrania en el segundo juicio por crímenes de guerra.

En el juicio en el tribunal de distrito de Kotelevska en el centro de Ucrania, los fiscales estatales pidieron que Alexander Bobikin y Alexander Ivanov fueran encarcelados durante 12 años por violar las leyes de la guerra.

Un abogado defensor pidió clemencia y dijo que los dos soldados habían estado siguiendo órdenes y se habían arrepentido.

Bobikin e Ivanov, que estaban en una caja de vidrio reforzado, reconocieron ser parte de una unidad de artillería que disparó contra objetivos en la región de Kharkiv desde la región de Belgorod en Rusia. El bombardeo destruyó un establecimiento educativo en la ciudad de Derhachi, dijeron los fiscales.

Los militares, descritos como un conductor de artillería y un artillero, fueron capturados después de cruzar la frontera y continuar con los bombardeos, dijo la oficina del fiscal general. Leer historia completa

"Soy completamente culpable de los delitos de los que se me acusa. Disparamos contra Ucrania desde Rusia", dijo Bobikin al tribunal en los procedimientos que se transmitieron en vivo.

Al pedir que no se le conceda la pena máxima de cárcel, Ivanov dijo: "Me arrepiento y pido una reducción de la sentencia".

La audiencia duró menos de una hora. El veredicto se espera para el 31 de mayo.

Un tribunal ucraniano condenó a un soldado ruso a cadena perpetua el lunes por matar a un civil desarmado. Rusia dijo que no tenía información sobre el juicio y que la ausencia de una misión diplomática en Ucrania limitaba su capacidad para brindar asistencia. Leer historia completaLeer historia completa

Se esperan muchos más juicios de este tipo tanto en Ucrania como en Rusia, que ha negado haber tenido como objetivo a civiles o su participación en crímenes de guerra.

Amnistía Internacional pide a Bachelet una investigación seria en Xinjiang, China

la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. (Fabrice COFFRINI / AFP).

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos debe abordar los crímenes de lesa humanidad y las graves violaciones de derechos humanos mientras su equipo visita la región autónoma uigur de Xinjiang en China esta semana, ha dicho Amnistía Internacional.

Un equipo dirigido por la alta comisionada Michelle Bachelet pasará seis días en China, incluido Xinjiang, donde Amnistía Internacional ha documentado encarcelamientos arbitrarios, torturas y persecuciones sistemáticas de uigures, kazajos y otras minorías étnicas predominantemente musulmanas.

“La visita largamente postergada de Michelle Bachelet a Xinjiang es una oportunidad fundamental para abordar las violaciones de los derechos humanos en la región, pero también será una batalla constante contra los esfuerzos del gobierno chino por encubrir la verdad. La ONU debe tomar medidas para mitigar esto y resistirse a que se la utilice para apoyar la propaganda descarada”, declaró Agnes Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional.

“Con una duración de seis días, esta visita solo podrá rascar la superficie de abordar los crímenes contra la humanidad en Xinjiang. Pero, como mínimo, la visita de Bachelet debe centrarse en las víctimas de la represión de China: los uigures y otros musulmanes que han sido atacados y las muchas familias en el extranjero que están atormentadas por no saber dónde están sus familiares y cómo buscar justicia, verdad y reparación”, dijo.

Amnistía Internacional y otros grupos de derechos humanos han pedido repetidamente a las autoridades chinas que permitan el acceso a Xinjiang a expertos independientes en derechos humanos de la ONU y a otros observadores, una demanda que finalmente se está cumpliendo con esta breve visita de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

La Alta Comisionada se comprometió a hablar con las partes interesadas clave antes de su visita. Sin embargo, el equipo de la ONU enfrenta un serio desafío para garantizar que esta visita cumpla con el estándar declarado de ser verdaderamente “sin restricciones”, “significativa” e “que incluya entrevistas sin supervisión”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG