Enlaces de accesibilidad

Relaciones EEUU-Cuba

Política de Trump hacia Cuba no afectará remesas ni viajes familiares

Donald Trump promete en la sede de la Brigada de Asalto 2506, en el corazón de Miami, luchar por restaurar la democracia en Cuba.

Los vuelos regulares y los cruceros a Cuba también continuarán, porque la orden ejecutiva contempla excepciones para el pago de las tasas en aeropuertos y puertos, aunque estos estén controlados por fuerzas militares o de seguridad cubanas.

Los cambios que anunciará este viernes en Miami el presidente Donald Trump en la política de EEUU hacia Cuba incluyen restricciones para hacer negocios con las empresas operadas por militares y mayores controles a los viajeros estadounidenses que visiten Cuba, aseguró el diario Miami Herald.

Estados Unidos mantendrá, no obstante, las relaciones diplomáticas con Cuba y su embajada en La Habana. Los viajes familiares y las remesas que envían los cubanoamericanos tampoco serán afectados, dijo el diario, citando un borrador de esas medidas al que tuvo acceso.

La Casa Blanca confirmó este jueves en conferencia de prensa que Trump anunciará este viernes en Miami el resultado de su revisión de la política de apertura a Cuba.

"El presidente viajará mañana a Miami para hacer un anuncio sobre su política hacia Cuba", dijo la portavoz adjunta de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Preguntada por si Trump planea anunciar pronto un embajador para Cuba, Sanders dijo que no estaba "segura de cuáles son los planes para eso", ni de si estaría "incluido en el anuncio" de mañana.

Se espera que Trump anuncie los cambios rodeado de seguidores cubanoamericanos en el Teatro Manuel Artime de Miami, un lugar que lleva el nombre de uno de los líderes de la Brigada 2506 de Bahía de Cochinos, cuyos veteranos ofrecieron a Trump su respaldo en octubre pasado.

La directiva presidencial de Trump:

  • No restituye la política de “pies secos, pies mojados”, que permitía a los cubanos permanecer legalmente en el país aunque entraran sin visas, y que Obama eliminó en enero de este año.
  • No toca el embargo comercial de Estados Unidos, que sólo puede ser levantado por el Congreso.
  • Y no limita los viajes o las remesas de los cubanoamericanos, como hizo el ex presidente George W. Bush—aunque menos funcionarios del gobierno cubano podrán viajar a Estados Unidos y recibir remesas.
  • Los vuelos regulares y los cruceros a Cuba continuarán porque la orden ejecutiva contempla excepciones para el pago de las tasas en aeropuertos y puertos, aunque estos estén controlados por fuerzas militares o de seguridad cubanas.
  • También incluye excepciones para permitir transacciones relacionadas con la renta de habitaciones en casas particulares, como las que ofrece Airbnb, así como el envío de remesas a través del sistema financiero cubano, interrelacionado con compañías bajo el control de los militares.

La nueva política contempla excepciones para:

  • Continuar las operaciones en la base naval de EEUU en Guantánamo
  • Expandir las telecomunicaciones y acceso a internet en la isla
  • Continuar con las exportaciones estadounidenses permitidas por la ley de productos agrícolas, medicamentos y dispositivos médicos.

Derechos Humanos

“El presidente tiene previsto citar las violaciones de los derechos humanos en Cuba”, señaló el reportaje del Miami Herald, firmado por las periodistas Patricia Mazzei y Nora Gámez Torres.

El diario dijo que aunque no se trata de la reversión del acercamiento promovido por el ex presidente Barack Obama, sino que la posición de Trump se acerca más a la línea dura de algunos republicanos cubanoamericanos, quienes arremetieron contra la política de Obama por considerarla una capitulación ante el régimen comunista de la isla.

El senador de la Florida, Marco Rubio, ayudó a elaborar los cambios propuestos por Trump, con el aporte del representante por Miami, Mario Díaz-Balart.

“Si vamos a tener un mayor compromiso económico con Cuba, será con el pueblo cubano”, dijo Rubio al Miami Herald en una entrevista.

Rubio calificó la nueva política como un intento estratégico a largo plazo para obligar a los veteranos oficiales militares y de inteligencia cubanos a aflojar su control sobre la economía de la isla, a medida que una generación más joven de líderes comunistas se prepara para hacerse cargo.

“Toda la presión proviene de los intereses empresariales estadounidenses que van a Cuba, ven las oportunidades y luego vuelven aquí y nos presionan para levantar el embargo”, dijo Rubio.

“Estoy tratando de revertir la dinámica; estoy tratando de crear un sector empresarial cubano que vaya a donde está el gobierno cubano y lo presione para que haga cambios. También estoy tratando de crear una clase floreciente de empresarios privados independiente del gobierno”, añadió.

Más control sobre viajes de estadounidenses a Cuba

Bajo la nueva política de Trump, los viajeros estadounidenses estarían sujetos a una auditoría del Departamento del Tesoro, para asegurarse de que su viaje encaja dentro de una de las doce categorías permitidas por la Administración Obama.

Los viajeros deberán mantener la documentación que pruebe su itinerario y sus interacciones con los cubanos, o podrían ser sancionados. Los viajes educacionales o para el llamado contacto “pueblo a pueblo” volverán a requerir el patrocinio de una organización, que deberá organizar el itinerario y enviar a un representante con los viajeros, una medida que había eliminado Obama.

El reto para la administración de Trump, subrayó el reportaje,será cómo aplicar la medida en el caso de los viajeros, quienes podrían estar violando la ley sin saberlo, por ejemplo, al comer en uno de los restaurantes manejados por Habaguanex—una compañía recientemente adquirida por GAESA—en la zona turística de La Habana Vieja.

GAESA, en el blanco de las restricciones

El Departamento de Estado tendrá la tarea de identificar, regularmente, todas las compañías vinculadas a los militares, lo que se complica por la falta de transparencia del régimen comunista.

El blanco principal de la directiva es el Grupo de Administración Empresarial, S.A. (GAESA), un emporio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) que controla el 60 por ciento de la economía cubana, según estiman expertos.

Las transacciones financieras con GAESA quedarán prohibidas, así como las transacciones con cualquiera de sus “filiales, subsidiarias o [compañías] sucesoras”. La prohibición también incluye a todas las demás entidades controladas por los militares, los servicios de inteligencia y otras fuerzas de seguridad.

“Eso es enorme, es prácticamente todo”, dijo Díaz-Balart en declaraciones a Miami Herald. “Esa es toda la industria del turismo.”

Firme con el embargo

La política de Trump no se limita sólo a los viajes y negocios. Su administración también se opondrá a las medidas en las Naciones Unidas y en otros lugares que pidan el fin del embargo. El año pasado, EEUU se abstuvo por primera vez cuando la ONU realizó una votación para condenar lo que Cuba llama un “bloqueo comercial y financiero”.

Trump también requerirá que las agencias federales informen sobre violaciones de los derechos humanos y los fugitivos estadounidenses albergados por el gobierno en Cuba.

Asimismo, la directiva establece que el Departamento de Estado deberá coordinar un grupo de trabajo en el que participarán la Oficina de Trasmisiones a Cuba (OCB), organizaciones privadas y no gubernamentales “para examinar los retos tecnológicos y oportunidades para expandir el acceso a Internet en la isla”, señaló El Nuevo Herald.

(Redactado por Pablo Alfonso, con información de Miami Herald, El Nuevo Herald y EFE)

Vea todas las noticias de hoy

EEUU desconfía de papel de Cuba en diálogo venezolano y anuncia más sanciones

El enviado de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams.

Estados Unidos desconfía del papel que La Habana haya podido jugar en los contactos que se produjeron la semana pasada en Noruega entre una delegación de Nicolás Maduro y otra del presidente interino Juan Guaidó con el objetivo de avanzar hacia un diálogo para resolver la crisis de Venezuela.

El enviado de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams, explicó a EFE en una entrevista que "solo confía en Cuba para perturbar el diálogo y para proteger sus intereses".

"¿Qué quiere el régimen cubano? Quieren mantener los 45.000 barriles al día que les envía Venezuela durante todo el tiempo que puedan. Es decir, quieren mantener en el poder a Maduro por tanto tiempo como puedan. No están a favor de ninguna transición, y desde luego, si estuvieran a favor de la democracia y las elecciones libres, empezarían haciéndolas en Cuba", manifestó.

Según la televisión pública noruega NRK, los contactos se iniciaron en Cuba y se han mantenido varias reuniones en un lugar secreto en Oslo.

Noruega, que no reconoce a Guaidó como presidente interino de Venezuela, está actuando como mediador en los contactos iniciales entre los representantes de la oposición y el Gobierno de Maduro.

Abrams indicó que él personalmente y otros funcionarios han mantenido conversaciones con el Ejecutivo noruego y le han expresado su opinión sobre Maduro.

"Ha habido conversaciones, aunque diría que no han sido muy extensas. Les hemos dicho a los noruegos lo que te digo a ti, que la salida de Maduro es el primer paso crucial para cualquier transición real y que toda transición tiene que llevar a elecciones libres", subrayó.

Esa misma opinión tiene Guaidó, dijo Abrams, quien "intercambia mensajes de manera muy frecuente" con el líder opositor y llegó a conversar con él este mismo martes por la noche.

Según Abrams, Guaidó no se ha rendido y tiene claro que "no hay nada que negociar nada con Maduro, a excepción de su salida".

Más sanciones contra Cuba y Maduro

La estrategia del país, explicó Abrams, seguirá basada en sanciones para debilitar a Maduro y en presión contra el Ejecutivo cubano, al que este miércoles volvió a amenazar con más sanciones.

Washington opina que su campaña a favor de Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por 54 países, no ha triunfado hasta ahora debido a la influencia de unos 25.000 cubanos que presuntamente actúan dentro de la estructura castrense y de inteligencia del país.

En concreto, al ser cuestionado sobre si Washington prepara más castigos financieros contra la isla, el diplomático respondió: "Sí, hemos tomado algunos pasos con respecto a Cuba. Y con las políticas que Cuba está llevando a cabo, habrá más".

Abrams adelantó que Washington también prepara sanciones contra aquellos funcionarios venezolanos que supuestamente usan el programa de comida subsidiada conocido como Clap para lucrar y lavar el dinero que han obtenido a través de la corrupción.

"No tenemos una fecha anunciada sobre las sanciones y las acusaciones que vendrán. Pero este es un crimen real porque es lo que los venezolanos más pobres necesitan para sobrevivir. Ellos saben que este programa está corrupto, nosotros lo sabemos y estamos investigando los detalles. Y mucho más vendrá", aseveró Abrams.

En la práctica, las sanciones impedirían a los funcionarios venezolanos acceder al sistema financiero del país; mientras que, si son acusados de un delito en EEUU y quieren evitar ser juzgados, no podrán viajar a territorio nacional o cualquier otro país con un tratado de extradición con Washington.

De acuerdo a Abrams, el Gobierno se reúne "cada dos semanas" para evaluar sanciones contra Maduro y, justo a principios de mes, el Departamento del Tesoro publicó un informe en el que asegura que "altos cargos" venezolanos usan el Clap para lavar dinero y actúan desde Turquía, Panamá, México y otros países.

"Definitivamente, anunciaremos más sanciones conforme avance el tiempo y estamos investigando con mucho cuidado la corrupción en el programa Clap", avisó Abrams.

Según el Ejecutivo de Maduro, el programa Clap, ligado a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, ayuda a más de seis millones de personas; pero la opositora Asamblea Nacional (AN, Parlamento) asegura que ese plan ha provocado millonarias pérdidas patrimoniales por sobrecostes y corrupción.

El país fue el primero del mundo en reconocer a Guaidó como jefe de Estado interino y, desde entonces, ha tratado de presionar a Maduro con la revocación de visados a funcionarios venezolanos y sanciones a la empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa), principal fuente de divisas para Caracas.

(Con información de EFE)

Abogan por uso de créditos privados para expandir ventas agrícolas de EEUU a Cuba

Una mujer vende vegetales y frutas en un mercado local en La Habana.

Un proyecto de ley bipartidista que busca expandir las exportaciones agrícolas de Estados Unidos a Cuba levantando las restricciones a la financiación privada fue reintroducido este martes en el Senado.

Impulsada por los senadores John Boozman (Republicano por Arkansas) y Michael Bennet (Demócrata por Colorado), la Ley de Expansión de Exportación Agrícola de 2019, propone “eliminar un obstáculo importante para los agricultores y ganaderos estadounidenses en la venta de productos agrícolas en el mercado cubano”, señala una declaración conjunta.

“Cuba importa el 80 por ciento de su comida, pero los estadounidenses comienzan en desventaja ya que no se permite la financiación privada. Nuestra ley elimina esta barrera, permitiendo que nuestros productores agrícolas puedan competir, mientras expone a los cubanos de forma simultánea a los ideales americanos, valores y productos”, afirmó Boozman, quien sostiene que la medida será beneficiosa tanto para los productores de EEUU como para los ciudadanos de la isla.

Bennet, por su parte, señaló que a pesar del progreso que significó la aprobación de la Ley Agrícola en 2018, “las restricciones comerciales existentes con Cuba siguen poniendo a nuestros agricultores y ganaderos en desventaja”. Este proyecto de ley, agregó, podría abrir “nuevas oportunidades de mercado para los agricultores y ganaderos de Colorado” que, a su juicio, obtendrían grandes dividendos en el mercado cubano.

Boozman apoyó una disposición de la Ley Agrícola de 2018 que permite que fondos del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, por sus siglas en inglés) destinados a programas de promoción de las exportaciones de los productos agrícolas estadounidenses puedan ser utilizados en Cuba.

Pero esta ley, subraya la declaración, no elimina “el mayor obstáculo” para los productores que buscan acceso al mercado de la isla, la Ley de Reformas y Sanciones Comerciales (TSRA), que prohíbe el suministro de crédito privado para las exportaciones, lo que obliga a los cubanos a pagar con dinero en efectivo la compra de alimentos cultivados en EEUU.

“Este proyecto de ley enmendaría la TSRA para permitir la financiación privada de las exportaciones agrícolas y nivelar el campo de juego para los agricultores que compiten en el mercado mundial”, reiteró el comunicado.

Más de $201 millones en fondos, ninguna solicitud

Un reporte del Consejo Comercial y Económico Estados Unidos-Cuba (Cuba Trade) del 12 de mayo se cuestiona por qué ninguna organización comercial ha solicitado el uso de los $201, 697,191 dólares asignados por el USDA en el año fiscal 2019 para promover las exportaciones agrícolas a la isla. A pesar del beneficio establecido en la Ley Agrícola de 2018, que permite el uso de los fondos con este fin, de 87 solicitudes presentadas, ninguna está relacionada con Cuba.

“Se permite que estos fondos se utilicen para actividades de desarrollo y promocionales en casi todos los mercados mundiales, incluido Cuba. Sin embargo, la sensación es que, debido a las circunstancias de nuestra política actual, estos fondos no se gastarían con prudencia en Cuba, sino en otros mercados prometedores y a los que actualmente tenemos acceso”, dijo a Cuba Trade Dwight Roberts, presidente y director ejecutivo de la Asociación de Productores de Arroz de Katy, con sede en Texas.

Aunque los defensores del Proyecto de Ley Agrícola sostuvieron que la disposición sobre Cuba era fundamental para "sentar las bases" para aumentar las exportaciones de productos agrícolas y alimenticios a la isla “no ha habido una solicitud en 141 días”, subraya Cuba Trade.

El reporte señala que esta “falta de interés” predice de alguna forma el resultado de esfuerzos legislativos que se llevan a cabo actualmente en el Congreso para “rescindir las prohibiciones sobre la provisión de términos de pago para la exportación” de alimentos y productos agrícolas a Cuba.

Cuba Trade enfatiza que ”aún no ha habido un exportador de productos agrícolas o una institución financiera de Estados Unidos que haya declarado públicamente que hoy proporcionaría los plazos de pago y/o el financiamiento, y cuáles serían esos términos de pago yde financiamiento para entidades operadas por el gobierno de la República de Cuba”.

La organización no gubernamental sostiene en su informe que esta ausencia, constante desde el año 2000, es un obstáculo legislativo. “A falta de presión, ¿por qué haría la Administración Trump algo que no quiere hacer?”, concluyó.

(Redactado por Aracelis Mayan, con información de Cuba Trade y Declaración de los senadores Boozman y Bennet)

EEUU denuncia represión a marcha contra la homofobia en Cuba

Un activista LGBTI detenido durante la marcha.

La embajada de Estados Unidos en La Habana denunció las detenciones de activistas de la sociedad civil cubana, este sábado durante la marcha alternativa de la comunidad LGBTI, y denunció que las autoridades privan a los cubanos de sus derechos esenciales.

La sede diplomática declaró desde su cuenta oficial en Twitter: "Observamos de cerca que #LaMarchaAlternativa comenzó pacíficamente, pero luego hubo detenciones agresivas. El régimen le niega al pueblo cubano sus derechos fundamentales. Estamos con el pueblo de #Cuba. #CubaDiversa #LaMarchaVa #IDAHOT".

Por su parte la directora del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) de Cuba, Mariela Castro, hija del general Raúl Castro, tildó la marcha convocada espontáneamente por la comunidad LGBTI cubana como un espectáculo organizado desde Miami y Matanzas.

En su cuenta de Facebook se refirió a la protesta de centenares de personas en reclamo de sus derechos como un "show convocado desde Miami y Matanzas, respaldado por funcionarios de la embajada de EEUU y cubierto por la prensa extranjera".

El centro que dirige la también diputada canceló esta semana la "Conga cubana contra la Homofobia y la Transfobia", una manifestación que desde hace más de una década habían autorizado las autoridades y era vista como un gran logro para la comunidad LGTBI de Cuba.

Con la suspensión del evento se organizó una marcha alternativa el sábado en el Parque Central de La Habana, donde centenares de activistas marcharon por el Paseo del Padro hasta Malecón.

"Se produjeron enfrentamientos entre los manifestantes, que intentaron continuar la marcha, y la policía cubana que se lo impidió y detuvo al menos a cuatro de ellos, según un recuento preliminar de los organizadores, destaca la agencia española.

El grupo independiente Candidatos por el Cambio condenó los actos represivos cometidos el sábado contra la marcha pacífica LGBTI que trajo consigo arrestos violentos contra activistas y periodistas independientes.

Según la organización, acciones como éstas podrían resultar en un costo político demasiado alto para el régimen de La Habana, cambiando la percepción de gobierno de muchos "no convencidos", al ser el segmento social de los LGBTI uno de los de mayor incidencia al interior de la sociedad.

Senador propone "bloqueo naval" a Cuba para impedir entrada de petróleo de Venezuela

Una vista, al fondo, de la refinería Ñico López en la bahía de La Habana. (Archivo)

El senador estadounidense Rick Scott dijo este miércoles que las sanciones destinadas a bloquear el flujo de petróleo entre Venezuela y Cuba no están funcionando, y propuso un "bloqueo naval" para hacer cumplir la medida.

“Es evidente que las sanciones destinadas a bloquear el flujo de petróleo de Venezuela a Cuba no están funcionando. Cuba es la fuente de más influencia y apoyo al régimen de Maduro en Venezuela debido en gran parte al petróleo gratis que reciben a cambio. Es aceite a cambio de represión", afirmó Scott en una declaración.

El senador Scott, republicano por Florida, dijo que "cortar el suministro de petróleo al régimen de Castro sería la acción más efectiva que podemos tomar para poner fin al brutal régimen de Nicolás Maduro".

Scott agregó que Estados Unidos debe considerar un bloqueo naval que impida el transporte de petróleo entre Caracas y La Habana, en concordancia con recientes declaraciones del presidente Donald Trump sobre recrudecer las sanciones a Cuba.

"Es claro que los Estados Unidos deben considerar el uso de activos navales para bloquear el flujo de petróleo entre las dos dictaduras. El presidente ha propuesto la idea de un embargo total sobre Cuba. Estoy completamente de acuerdo con él", subrayó.

El senador dijo que Estados Unidos necesita tomar medidas inmediatas "para capitalizar la debilidad" del gobernante venezolano Nicolás Maduro y terminar con su régimen.

"Si eliminamos a Cuba de la ecuación, eliminamos las fuerzas políticas que apoyan el genocidio en Venezuela", concluyó Scott.

Senadores piden a EEUU restitución del programa "Parole" para médicos cubanos

Médicos cubanos en Brasil. (Archivo)

Tres senadores estadounidenses enviaron el martes una carta al secretario de Estado, Mike Pompeo, pidiendo la restitución del programa de Admisión Condicional para Profesionales Médicos Cubanos (Cuban Medical Professional Parole Program, CMPP).

Los republicanos por la Florida, Marco Rubio y Rick Scott, firmaron junto al demócrata de New Jersey, Bob Menéndez, la misiva en que instan al Departamento de Estado a tomar medidas para abordar la trata de personas por parte del régimen cubano, en especial de los profesionales de la salud.

Rubio, Menendez y Scott piden a apoyo a las víctimas de la explotación del régimen cubano

Concretamente, piden que en el informe anual de tráfico humano correspondiente a 2019, Estados Unidos vuelva a incluir a Cuba en la lista de países que no hacen lo suficiente para combatir el tráfico de personas, que se conoce como "tier 3" y que permite la imposición de sanciones económicas.

En el caso particular del programa Mais Médicos, los senadores han pedido que se investiguen las responsabilidades de los firmantes del convenio (la Organización Panamericana de la Salud, el gobierno de Cuba, y el anterior gobierno de Brasil) y se determine si las partes violaron las leyes internacionales de derechos humanos y las leyes estadounidenses relacionadas con el tráfico humano.

Por último exigen al Departamento de Estado que ofrezca una evaluación detallada de cómo EEUU piensa ayudar a los profesionales médicos cubanos que trabajan en condiciones coercitivas y sobre los riesgos que corren los gobiernos e instituciones que apoyen las misiones médicas cubanas en otros países.

Cargar más

XS
SM
MD
LG