Enlaces de accesibilidad

Relaciones EEUU-Cuba

Piden a Biden reanudar envío de remesas a Cuba

Oficina de Western Union en La Habana, Cuba.

Políticos y líderes de organizaciones del sur de Florida enviaron una carta al presidente de Estados Unidos Joe Biden mencionando que la reanudación del envío de remesas a Cuba es un "asunto urgente sin importar las inclinaciones políticas".

La misiva enviada a la Casa Blanca fue firmada entre otros por el alcalde de Coral Gables, Raúl Valdés-Fauli; Liliam López, presidenta de la Cámara de Comercio Hispana del Sur de Florida; Álvaro Saralegui, jefe de Iniciativas Hispanas de Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL); Guillermo J. Grenier, presidente del Departamento de Estudios Globales de la Universidad Internacional de Florida (FIU) Freddy Balsera y Sonia Díaz, presidente ejecutivo y vicepresidenta senior, respectivamente, de Balsera Communications, y Ricardo Morales vicepresidente senior de Pacific National Bank.

Los firmantes afirman que "el canal de remesas fue un sistema que realmente funcionó bien en la Isla" y que se han producido durante más de 20 años "llevando fondos muy necesarios para aumentar los ingresos de los hogares, especialmente a la luz de las dificultades económicas debido a la COVID-19".

La carta considera que se ha subestimado o desconocido el esfuerzo de cubanos "para enviar dinero a un ser querido para bienes y servicios esenciales de uso diario" y estiman que anualmente eran transferidos entre 2.000 y 4.000 millones de dólares a la isla.

El 22 de noviembre de 2020 Western Union realizó sus últimas operaciones de envíos a Cuba, en cumplimiento de sanciones impuestas por la Administración de Donald Trump pues la empresa funcionaba desde el 2016 a través del socio comercial cubano Fincimex, incluida desde junio del 2020 en la "lista negra" de empresas con las que los estadounidenses deben abstenerse de hacer transacciones.

La pasada Administración consideró entonces los militares cubanos, sacan una tajada de las remesas y mantienen el monopolio en la recepción de los envíos de dinero a través de la financiera FINCIMEX, y que fuerzan a los cubanos a que usen el resto del dinero que reciben de sus familiares en el exterior para "comprar alimentos a precios recargados" en tiendas en divisas propiedad del Estado.

También la Administración Trump impuso en octubre de 2019 límites en el envío de remesas a Cuba ( $1,000 por persona cada tres meses) y determinó que el destinatario no podía ser funcionario del gobierno, ni miembro del Partido Comunista.

La carta enviada el martes asegura que "los Gobiernos no se ven perjudicados por estas políticas, ni las grandes empresas, ni los militares cubanos sufrirán; las verdaderas víctimas son las personas. El pueblo cubano sufre mucho y este hecho merece nuestra atención".

Según una encuesta de FIU de 2020, citada por la agencia EFE, aproximadamente el 50 % de los cubano-estadounidenses del condado de Miami-Dade envía dinero regularmente a la isla.


La carta a Biden indica que cualquiera que sea la opinión política, los cubanos están interesados en apoyar a sus familiares y amigos en la isla.

"Puede que tengan aversión al gobierno cubano, pero esto es independiente de su deseo de cuidar a una familia que necesita fondos con urgencia, detalla la universidad", explican los firmantes.

Biden criticó las restricciones a las remesas desde sus días como aspirante a la Oficina Oval.

En septiembre pasado, el entonces candidato presidencial demócrata durante una entrevista con NBC 6 prometió que revertiría los límites en el envío de remesas a la isla impuestos por la actual Administración y criticó las políticas del republicano que a su juicio han causado daño a los cubanos y sus familias y "que no tienen nada que ver con la democracia y los derechos humanos".

"Creo que ningún gobierno debería intervenir en que los cubanoamericanos ayuden a familiares y amigos en Cuba. Revertiré la reciente decisión de Trump de limitar las remesas a la familia cubana", declaró en aquella ocasión.

La semana pasada en su conferencia de prensa diaria, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, señaló que "un cambio en la política sobre Cuba no está actualmente dentro de las prioridades del presidente Biden, pero estamos comprometidos en hacer de los derechos humanos un pilar central de nuestra política".

Con la llegada de Biden a la Casa Blanca han surgido numerosas iniciativas que buscan recomendarle cuáles serían las mejores vías de establecer una política hacia Cuba: algunas apuestan por retomar el "deshielo" iniciado por la Administración Obama y otras por mantener la política de mano dura hacia el régimen y sus instituciones militares emprendida por la Administración Trump.

Vea todas las noticias de hoy

A 20 años de la visita del Presidente Carter a Cuba se mantienen intactos muchos de sus reclamos (VIDEO)

Fidel Castro (izq.) y Jimmy Carter en un juego de béisbol en el Estadio Latinomaericano el 14 de mayo de 2002.

Cuando se cumple el 20 aniversario de la visita a la isla del expresidente estadounidense Jimmy Carter, se mantienen intactas algunas de las demandas lanzadas en su histórico discurso en la Universidad de La Habana, pronunciado el 13 de mayo de 2002.

El mandatario demócrata entre 1977 y 1981 tituló su discurso "Estados Unidos y Cuba: una visión para el siglo XXI" y afirmó entonces que la dura verdad es que ni su país ni Cuba habían logrado definir "una relación positiva y beneficiosa" y que ambas naciones estaban atrapadas en un "estado destructivo de beligerancia".

"Hay algunos en Cuba que piensan que la respuesta simple es que Estados Unidos levante el embargo, y hay algunos en mi país que creen que la respuesta es que su presidente renuncie al poder y permita elecciones libres. No hay duda de que la cuestión merece una valoración más amplia. He vuelto a estudiar la historia complicada (en preparación para mis conversaciones con el presidente Castro) y me doy cuenta de que no hay respuestas simples. No vine aquí a inmiscuirme en los asuntos internos de Cuba, sino a extender una mano de amistad al pueblo cubano y ofrecer una visión del futuro de nuestros dos países y de toda América. Esa visión incluye una Cuba plenamente integrada en un hemisferio democrático, participando en un Área de Libre Comercio de las Américas y con nuestros ciudadanos viajando sin restricciones para visitarse unos a otros. Quiero un intercambio masivo de estudiantes entre nuestras universidades. Quiero que la gente de los Estados Unidos y Cuba compartan más que el amor por el béisbol y la música maravillosa. Quiero que seamos amigos y que nos respetemos", afirmó.

Carter mencionó su esperanza de que el Congreso de EEUU actuara pronto para permitir viajes sin restricciones entre los Estados Unidos y Cuba, estableciera relaciones comerciales abiertas y derogara el embargo y aclaró que sus restricciones no eran la fuente de los problemas económicos de Cuba, puesto que la isla podía comerciar con más de 100 países, y comprar medicinas, por ejemplo, más baratas en México que en Estados Unidos. El mandatario se refirió también a las disputas de propiedad.

VIDEO Histórico discurso del Presidente Jimmy Carter en la Universidad de La Habana
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:16 0:00

El presidente número 39 de los Estados Unidos explicó en aquel momento que el término "democracia" está incrustado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que Cuba suscribió en 1948, y fue definido con mucha precisión por todos los demás países de las Américas en la Carta Democrática Interamericana.

"Se basa en algunas premisas simples: todos los ciudadanos nacen con el derecho a elegir sus propios líderes, a definir su propio destino, a hablar libremente, a organizar partidos políticos, sindicatos y grupos no gubernamentales, y a tener derechos justos y abiertos. Solo tales gobiernos pueden ser miembros de la OEA, unirse a un Área de Libre Comercio de las Américas o participar en las Cumbres de las Américas. Hoy, cualquier régimen que tome el poder por medios inconstitucionales será condenado al ostracismo", advirtió.

En su discurso criticó que Cuba adoptara un gobierno socialista "en el que domina un partido político y no se permite a la gente organizar ningún movimiento de oposición". También que la Constitución cubana aunque reconoce la libertad de expresión y asociación, mantiene otras leyes que niegan estas libertades a quienes no están de acuerdo con el gobierno.

"Es gratificante notar que los artículos 63 y 88 de su constitución permiten a los ciudadanos solicitar a la Asamblea Nacional que permita un referéndum para cambiar leyes si lo firman 10,000 o más ciudadanos. Me informan que tal esfuerzo, llamado Proyecto Varela, ha reunido suficientes firmas y ha presentado tal petición a la Asamblea Nacional. Cuando los cubanos ejerzan esta libertad de cambiar las leyes pacíficamente por voto directo, el mundo verá que son los cubanos, y no los extranjeros, los que deciden el futuro de este país", comentó esperanzado por la iniciativa lanzada por Oswaldo Payá desde el Movimiento Cristiano Liberación.

Desde el Aula Magna, Carter pidió al régimen de Fidel Castro que permitiera que el Comité Internacional de la Cruz Roja visitara las cárceles y que recibiera al Comisionado de Derechos Humanos de la ONU para abordar temas como los presos de conciencia y el trato a los reclusos.

Otorgan libertad condicional a cómplice de Chesimard, la mujer más buscada por EEUU que se refugia en Cuba

El FBI ofrece una importante recompensa por Joanne Chesimard, entre los 10 terroristas más buscados.

Una Corte Suprema de Nueva Jersey otorgó el martes la libertad condicional a Sundiata Acoli, cómplice de la famosa fugitiva estadounidense refugiada en Cuba Joanne Chesimard "Assata Shakur", por la muerte del agente Werner Foerster en 1973.

El asesinato del policía estatal de Nueva Jersey y la fuga a Cuba de la miembro del radical Ejército Negro de Liberación (Black Liberation Army) acusada de terrorista, terrorismo doméstico, huída ilegal para evitar confinamiento y asesinato, la convirtieron en uno de los 10 terroristas más buscados por el FBI.

Un despacho de la agencia Associated Press recuerda que Acoli era conocido como Clark Edward Squire en 1973 cuando el automóvil en el que viajaba fue detenido en la autopista de peaje de Nueva Jersey por una luz trasera rota. Según documentos judiciales, el arma de Acoli se disparó durante un forcejeo con Foerster, quien había respondido como respaldo.

"El estado sostuvo que Shakur le disparó al agente James Harper, hiriéndolo, luego tomó el arma de Foerster y le disparó dos veces en la cabeza mientras yacía en el suelo. Una tercera persona en el automóvil con Acoli y Shakur murió a causa de sus heridas en el lugar. Los tres eran miembros de un grupo conocido como el Ejército de Liberación Negro. Acoli ha afirmado que fue rozado por una bala y se desmayó, y no podía recordar la secuencia exacta de eventos. En su audiencia de libertad condicional más reciente, en 2016, especuló por primera vez que Foerster podría haber recibido un disparo accidental de Harper", explica AP.

En 1977, Chesimard, por quien se ofrece hoy día una recompensa de dos millones de dólares, fue declarada culpable de asesinato en primer grado y otros delitos y condenada a cadena perpetua. Poco después se fugó de la cárcel con ayuda de elementos radicales y vivió en la clandestinidad antes de reaparecer en Cuba en 1984 bajo el alias de Assata Shakur y como protegida de Fidel Castro.

Durante el histórico acercamiento impulsado por el presidente Barack Obama y el gobernante cubano Raúl Castro, Cuba dejó en claro que no tiene intención de extraditar a la mujer más buscada en Estados Unidos.

"La extradición de Shakur está fuera de discusión", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

El Departamento de Estado ha denunciado también que el régimen de La Habana se ha negado a devolver a otros fugitivos de la justicia estadounidense como:

- William “Guillermo” Morales, un fabricante de bombas fugitivo de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional, quien es buscado por el FBI y escapó de la detención luego de ser declarado culpable de cargos relacionados con el terrorismo interno;

- Ishmael LaBeet, también conocido como Ishmael Muslim Ali, quien recibió ocho cadenas perpetuas después de ser condenado por matar a ocho personas en las Islas Vírgenes en 1972 y secuestrar un avión para huir a Cuba en 1984;

- Charles Lee Hill, acusado de matar al policía del estado de Nuevo México en 1971;

- Ambrose Henry Montfort, quien utilizó una amenaza de bomba para secuestrar un avión de pasajeros y volar a Cuba en 1983;

- Víctor Manuel Gerena, un militante puertorriqueño que robó 7 millones de dólares en un atraco a un banco.

También se cree que Cuba alberga o ha acogido a los terroristas fugitivos estadounidenses Catherine Marie Kerkow y Elizabeth Anna Duke.

EEUU exporta a Cuba casi 84 mil toneladas de carne de pollo en primeros tres meses del año

La venta de pollo en Cuba, la carne que más exporta Estados Unidos a la isla.

En el primer trimestre de 2022, Estados Unidos exportó a Cuba casi 84 mil toneladas de carne de pollo por un valor de 74,4 millones de dólares, informó en Twitter el economista cubano Pedro Monreal.

Las ventas de carne de pollo a Cuba alcanzaron en marzo el quinto mayor registro histórico mensual de las últimas dos décadas, con 29.182 toneladas.

El valor del kilogramo del pollo estadounidense exportado a Cuba mantuvo en marzo el mismo nivel del mes anterior: 87 centavos de dólar, precisó el economista.

El gobierno de Cuba sigue comprando carne de pollo de Estados Unidos en gran volumen, según las estadísticas que publica el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

Las 31.212 toneladas de carne de pollo exportadas desde Estados Unidos a Cuba en febrero fue el tercer mayor registro histórico de las últimas dos décadas. Dicha cifra solo fue superada en julio de 2019 y marzo de 2021, indicó Monreal.

En abril, agricultores de Estados Unidos sostuvieron una reunión en La Habana con funcionarios del gobierno y campesinos, entre ellos cuentapropistas del sector agrícola.

Paul Johnson, director de la Coalición Agrícola de Estados Unidos para Cuba (USACC), dijo a Radio Martí que la visita fue positiva y que Cuba podría duplicar este año su importación de productos agrícolas estadounidenses. También abogó por dar más apoyo al sector privado para impulsar la producción de alimentos.

EEUU solicitó a Cuba aceptar a cubanos deportados a cambio de tramitar visados

Un guardia de seguridad vigila la entrada a la Embajada de EEUU en La Habana.

El Gobierno de Estados Unidos reveló este martes que solicitó a Cuba aceptar a los cubanos que deporte de territorio estadounidense a cambio de avanzar en la tramitación de visados.

Una funcionaria de alto rango de la Administración estadounidense dijo en una llamada con periodistas que las conversaciones migratorias de la semana pasada en Washington entre ambas partes fueron “productivas”.

“Creo que es el comienzo de un buen diálogo”, consideró.

Indicó que la delegación estadounidense solicitó a la cubana regresar al acuerdo migratorio de 2017, por el que Cuba recibía a los cubanos que deportaba EEUU, estudiando “caso por caso”, a cambio de que Washington avance en el proceso de tramitación de visados “fuera de La Habana”.

El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de EEUU (ICE) denunció recientemente que la isla caribeña no ha aceptado ninguna deportación de cubanos desde el pasado octubre mediante vuelos comerciales o chárter desde territorio estadounidense.

Por su parte, Cuba acusa a Estados Unidos de incumplir su compromiso de emitir en La Habana “no menos de 20.000 visas anuales a cubanos” para emigrar al país norteamericano, tal y como se pactó en 2017, un tema volvió a plantear en la reunión del jueves pasado.

Esta cifra, según La Habana, no se cumple desde que EEUU redujo la actividad de su embajada en la isla tras los “incidentes de salud” que se denominaron el “síndrome de La Habana”, cuyo origen sigue sin aclararse.

Por otro lado, la funcionaria estadounidense indicó que el Gobierno de su país “ha animado” a Nicaragua, por donde pasan “un gran número” de cubanos en su periplo hacia el norte, que ayude a EEUU a abordar este fenómeno a través de “políticas de visados”, sin ofrecer más detalles.

Estados Unidos y Cuba retomaron este jueves en Washington, en medio del recelo y las sospechas mutuas, su diálogo bilateral de asuntos migratorios, el primero de alto nivel desde la llegada del presidente Joe Biden a la Casa Blanca.

Estas reuniones habían sido suspendidas en 2018 durante la Presidencia de Donald Trump (2017-2021), quien dio marcha atrás al histórico proceso de acercamiento con isla caribeña lanzado por su predecesor, Barack Obama (2009-2017).

“La Casa Blanca no ha cursado invitaciones” para la Cumbre de las Américas, responde cancillería de EEUU a queja de Cuba

El canciller cubano Bruno Rodríguez durante una entrevista con AP en noviembre de 2021. (AP/Ramon Espinosa)

Ante la denuncia este lunes del ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, de “que el gobierno de Estados Unidos ha decidido excluir a Cuba de los preparativos de la IX Cumbre de Las Américas”, un vocero del Departamento de Estado respondió que EEUU no ha comenzado aún a enviar invitaciones.

El canciller cubano instó al secretario de Estado Antony Blinken “a que diga, de manera honesta, si Cuba será invitada o no a la IX Cumbre de las Américas", a celebrarse en la ciudad de Los Ángeles, California.

Preguntado sobre el particular, un vocero del Departamento de Estado respondió a Radio Televisión Martí: “La Casa Blanca no ha cursado invitaciones (para la Cumbre) por el momento”.

Rodríguez dijo que EEUU está presionando a gobiernos para que bloqueen la participación de Cuba en la conferencia de líderes regionales que tendrá lugar del 8 al 10 de junio próximos, bajo el lema 'construir un futuro sostenible, resiliente y equitativo' para nuestro hemisferio".

El cónclave se ha realizado aproximadamente una vez cada tres años desde 1994, y es la única reunión a la que asisten todos los líderes de los países de América del Norte, del Sur, Central y las naciones del Caribe, los 34 Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos. El trigésimo quinto estado miembro de la OEA, Cuba, se encuentra suspendido desde 1962.

Esta será la primera vez que Estados Unidos ha sido anfitrión de la reunión desde la edición inaugural en Miami, en 1994.

En enero pasado, a la pregunta de si Cuba, Venezuela y Nicaragua serían invitados al evento regional, el Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Brian Nichols, indicó que la democracia será un "factor clave" para decidir qué países participarán en la novena Cumbre de las Américas.

“La Casa Blanca decidirá a qué líderes invitará a Los Angeles, pero como ya dije, la democracia es un sello distintivo clave del proceso de la cumbre y de la administración Biden… Creo que uno de los factores clave que utilizará la Casa Blanca será el compromiso con la democracia”, dijo Nichols en una conferencia de prensa telefónica.

Tras haber sido excluida de las seis primeras ediciones, Cuba asistió por primera vez a la Cumbre de las Américas en el 2015 por invitación de Panamá, donde se produjo el histórico encuentro entre el entonces presidente estadounidense Barack Obama y el gobernante cubano Raúl Castro.

Luego participó en 2018 en la VIII Cumbre de las Américas celebrada en Perú. En ambos eventos, la delegación del régimen protagonizó escándalos contra representantes de la sociedad civil independiente cubana y varios actos de repudio a reuniones y foros oficiales.

Cargar más

XS
SM
MD
LG