Enlaces de accesibilidad

América Latina

Oposición venezolana alista reglamento para escoger a su candidato presidencial

Juan Guaidó, a quien 50 países reconocen como presidente encargado de Venezuela, promueve un acuerdo “de salvación nacional” para las elecciones de 2024.

El abanderado de la plataforma unitaria para las presidenciales de 2024 en Venezuela se definirá el próximo año. Cada partido presentará o apoyará a un aspirante. La idea es que los venezolanos decidan quién será el candidato único.

MARACAIBO, VENEZUELA — La oposición al gobierno de Nicolás Maduro está redactando un reglamento para escoger el próximo año en primarias a su candidato unitario para las elecciones presidenciales de 2024 en Venezuela.

El objetivo de los principales movimientos políticos que detractan de Maduro y del oficialismo venezolano es que cada partido postule o apoye a un aspirante al máximo cargo político para que los venezolanos elijan al candidato de la llamada Plataforma Unitaria en alguna fecha de la segunda mitad de 2023.

Al menos 10 partidos opositores designaron una comisión para elaborar ese reglamento de las primarias del próximo año, confirmó a la Voz de América el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional elegida en 2015, Juan Pablo Guanipa.

Las organizaciones mayoritarias de la oposición, conocidas como el G4, participan en la comisión: Primero Justicia, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo, y Voluntad Popular, donde militó hasta 2020 Juan Guaidó, líder del Parlamento y a quien 50 países reconocen como presidente encargado del país.

También, se han sumado al debate sobre las primarias los partidos Movimiento por Venezuela, Encuentro Ciudadano, La Causa Radical, Proyecto Venezuela, Convergencia y Copei, detalló Guanipa, dirigente nacional de Primero Justicia.

El reglamento es “todavía un proyecto” en el cual se trabaja, advierte Guanipa. Se piensa incluir a “la mayor cantidad de partidos” en su redacción para poder lograr “una primaria amplia y plural”, según el legislador venezolano.

La normativa prevé incluir detalles técnicos para la votación, como el funcionamiento de las mesas electorales. Supone, asimismo, un pacto entre quienes lo respalden para fortalecer el bloque partidista contra el chavismo.

El chavismo no ha declarado públicamente quién será su candidato en 2024, pero analistas dan por sentado que Maduro es el favorito para contar con el apoyo del Partido Socialista Unido de Venezuela en pro de su reelección.

La necesidad de lograr un solo candidato es el consenso más notorio hasta el momento, pero existen “discrepancias” sobre si ese reglamento estará vigente en las elecciones siguientes a las presidenciales, reconoce el dirigente opositor.

“Algunos consideran que deben elaborarse un reglamento para primarias, no solamente para 2024, sino también de 2025. En 2025, hay elecciones de todo, de Asamblea Nacional, gobernadores, alcaldes, concejos legislativos”, dice.

“No hay una definición de los tiempos” de las primarias, aclara. Hay quienes opinan que cada partido debe elegir a su candidato este mismo año para unas primarias que se celebrarían en el segundo semestre de 2023 o, más específicamente, entre septiembre y diciembre del próximo año, asegura.

“Egos” y alianzas

Juan Guaidó, quien promueve un acuerdo “de salvación nacional” desde su gobierno encargado, opinó el viernes pasado que “no es momento de hablar de candidaturas” presidenciales, sino “de unidad y de una alianza”.

“No es momento para los egos ni la soberbia (…) ¿o es que una persona está por encima de Venezuela? El acuerdo es por la fecha de elecciones presidenciales”, expresó durante un acto público del movimiento Salvemos Venezuela.

El líder opositor consideró entonces que el antichavismo debe procurar la consolidación de la unidad y un acuerdo para lograr comicios transparentes.

En una entrevista pasada, sin embargo, Guaidó se declaró a favor de una elección interna para escoger “lo antes posible” a un candidato unitario. Dijo que no le quitaba “el sueño” convertirse en ese abanderado de la oposición.

Su declaración del viernes generó críticas en uno de los partidos opositores de mayor preponderancia y tradición, Acción Democrática (AD), cuyos líderes ya organizan sus estructuras y promueven una candidatura unitaria en el país.

Carlos Prosperi, su secretario de organización y diputado electo en 2015, garantizó que AD sí presentará un abanderado a las primarias presidenciales.

“Ojalá dejen de pensar que son mesías y ayuden a organizar a nuestra gente, sin comandos de campañas ocultos (…) llegó la hora de hablarle con la verdad a nuestro pueblo y organizarnos porque en el 2024, unidos en una gran Coalición Democrática, vamos a recuperar nuestro país”, respondió el político a Guaidó.

Prosperi insistió en que su partido “va a presentar una candidatura”. “Los adecos nos vamos a medir en primarias para elegir al candidato”, añadió.

Antonio Ecarri, del movimiento Alianza del Lápiz, disidente de Guaidó, presentó la semana pasada su aspiración presidencial. El aspirante garantizó que representa a los opositores independientes y se manifestó contra el G4 por su forma de hacer política y “destrozar los bienes extranjeros de la República”.

“Esas primarias van a estar controladas por el G4, por los mismos fracasados de siempre, excluyendo a todo el país. Denunciamos que ya hay un reglamento aprobado por el G4 a espaldas del país y donde no quieren que participen los independientes”, reprochó en conversación con la VOA.

Votación transparente

La aprobación del reglamento de las primarias para escoger un candidato opositor es apenas uno de los muchos puntos pendientes de un complejo proceso político. Uno de los asuntos clave que se ha estancado es la exigencia de la plataforma unitaria al oficialismo, que controla poderes como el judicial y el legislativo, de que haya mejores condiciones y garantías electorales.

La oposición demanda mayor presencia de observadores internacionales probos, la devolución del control y las tarjetas de partidos intervenidos mediante sentencias judiciales, la depuración del registro electoral y la prohibición de uso de fondos públicos para actividades proselitistas.

El diálogo formal con el gobierno de Maduro está roto desde octubre pasado, cuando la delegación oficialista se levantó de la mesa de negociación de México.

Si bien Maduro se ha expresado a favor de su retorno al diálogo, sus voceros recién iniciaron una ronda de consultas con diversos factores, especialmente para que esas conversaciones incluyan a nuevos actores de la oposición.

Los partidos cercanos a Guaidó y que detractan radicalmente del chavismo denuncian la existencia de un grupo de “alacranes” y “traidores” a su causa, que, según ellos, se mimetizan como opositores para confundir a los electores.

Esa es una de las preocupaciones de la plataforma unitaria de cara a las primarias para elegir a su candidato para las presidenciales: ¿participarían en ellas actores políticos considerados cercanos a la agenda del gobierno?

Guanipa, por su parte, advierte que el reto del reglamento es que sea una herramienta para una votación “transparente”, cuyo ganador sea apoyado de manera unánime por todos los partidos de la plataforma unitaria.

“Hay que ver cuáles candidatos son realmente opositores y cuáles son convenidos para ser agentes de la dictadura. No es un tema fácil”, indicó.

Otro probable escollo que debe contemplar el reglamento, dijo, es qué ocurrirá si el candidato elegido en primarias es inhabilitado por el chavismo.

Vea todas las noticias de hoy

Jefe de disidencias de las FARC habría muerto en Venezuela, según gobierno de Colombia

Miembros de las FARC. (AP Photo/Scott Dalton).

Uno de los cabecillas más importantes de las disidencias de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, conocido con el alias de "Gentil Duarte", habría muerto en territorio venezolano, según las autoridades colombianas, informó la agencia AP.

"Información de inteligencia de Colombia revela la presunta muerte de alias 'Gentil Duarte' en el estado de Zulia", dijo el miércoles a la prensa el ministro de Defensa, Diego Molano, sin aclarar la fecha de su deceso.

Miguel Santanilla Botache, de 58 años, era el jefe de las denominadas disidencias FARC-EP, un grupo que no se acogió al acuerdo de paz firmado en 2016 entre el Estado colombiano y la extinta guerrilla. Aunque participó en las negociaciones de paz, Santanilla no lo firmó y retomó las armas y el narcotráfico rápidamente, concentrando su accionar delictivo en el este y sureste de Colombia.

Tanto las disidencias FARC-EP como "Gentil Duarte" fueron designados el año pasado por Estados Unidos como Terrorista Global Especialmente Designado (SDGT, por sus siglas en inglés).

El ministro colombiano aseguró que "Gentil Duarte" habría muerto por retaliaciones entre grupos "narcotraficantes y terroristas", sin detallar cuáles.

El director de la policía, general Jorge Luis Vargas, aseguró más tarde que las primeras verificaciones indican que hubo una explosión en el sitio donde "Gentil Duarte" se encontraba, precisó AP.

"Gentil Duarte", según las autoridades colombianas, buscó refugio en Venezuela luego de operativos contra las disidencias en Colombia.

"Esta es una prueba más, si se llegara a confirmar este hecho, que el régimen de (Nicolás) Maduro protege grupos terroristas y narcotraficantes en su suelo y no los combate", agregó Molano.

El gobierno venezolano ha negado insistentemente en que da refugio y protección en su territorio a las disidencias de las FARC y ha asegurado que combate activamente a los grupos armados ilegales colombianos.

Colombia ofrecía una recompensa de hasta un millón de dólares para que Santanilla respondiera ante la justicia por los delitos de terrorismo, homicidio, desplazamiento forzado, reclutamiento de menores de edad y destrucción de la Amazonía, reportó AP.

EEUU no invita a gobiernos de Maduro y Ortega a Cumbre de las Américas, ¿y Cuba?

De izquierda a derecha, el canciller cubano Bruno Rodríguez, Daniel Ortega, Nicolás Maduro y Miguel Díaz-Canel. (Foto: Ramon Espinosa/Pool via REUTERS/Archivo)

El presidente Joe Biden no invitó al gobierno de Nicolás Maduro, en Venezuela, ni al de Daniel Ortega, en Nicaragua, a la Cumbre de las Américas, dijo el coordinador nacional de la Cumbre, Kevin O'Reilly, en una audiencia de un subcomité del Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

A una pregunta del Senador Marco Rubio, quien es miembro senior del Comité de Relaciones Exteriores, sobre si se había invitado a alguien del régimen cubano, O’Reilly dijo que eso era una decisión que le tocaba a la Casa Blanca.


El senador Rubio le preguntó, además, si se había invitado a representantes de la sociedad civil en Cuba, y dio como ejemplo “personas involucradas en lo que pasó en julio pasado, en su mayoría artistas y cosas de esa naturaleza que, simplemente, quieren poder tener la libertad de expresión”.

Sí, señor. Queremos tener una participación amplia de la sociedad civil de todos los países donde las autoridades son dictadores que buscan sofocar el debate público”, contestó O’Reilly.

A otra pregunta de si se había invitado a alguien del gobierno del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, el funcionario declaró que se está en conversaciones con ellos para ver cual es la major manera de que puedan participar en la Cumbre, añadiendo que le corresponde a la Casa Blanca decidir si extender la invitación.

A mediados de mayo, el subsecretario de Estado norteamericano para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols, dijo que había poca probabilidad de que Washington invitara a Cuba, Venezuela y Nicaragua a la Cumbre, ya que sus gobiernos no respetan la Carta Democrática de las Américas.

Esta semana, durante un evento en Caracas, Maduro calificó a Estados Unidos de “excluyente” por su manejo de la organización del evento regional. Díaz-Canel, por su parte, ha dicho que "en ningún caso" asistirá a la magna reunión.

La Cumbre de las Américas se celebrará del 6 al 10 de junio, en Los Angeles.

Colombia: Candidatos presidenciales temen por legitimidad de elecciones

Debate presidencial entre Federico Gutiérrez, candidato presidencial que representa a la coalición Equipo por Colombia, derecha, y el aspirante presidencial Gustavo Petro de la coalición Pacto Histórico. (AP/Fernando Vergara)

A pocos días de que se abran las urnas en Colombia, los candidatos presidenciales que lideran las encuestas advirtieron el lunes que un manto de duda pende sobre el registrador nacional, encargado de garantizar la legitimidad del proceso electoral del 29 de mayo.

"Tengo una desconfianza absoluta en el señor registrador nacional, su comportamiento. Lo que pasó en las elecciones del 13 de marzo deja mucho que desear", dijo Sergio Fajardo, candidato de centro, durante un debate presidencial organizado por el periódico El Tiempo y la Revista Semana.

Fajardo se refería a las elecciones legislativas en las que el registrador, Alexander Vega, admitió que hubo inconsistencias entre los resultados preliminares y los escrutinios debido a errores en el diligenciamiento de los formularios por parte de los jurados. La diferencia más notoria se dio en los 390.000 votos más para el Pacto Histórico, el movimiento político del candidato presidencial izquierdista Gustavo Petro.

Tras las inconsistencias en las elecciones legislativas, la Registraduría ha enfrentado cuestionamientos de varios sectores políticos. El 6 de mayo un tribunal negó suspender provisionalmente al registrador como lo pedía una acción popular, al no encontrar suficientes pruebas de las presuntas irregularidades en las elecciones, y definió que la procuraduría es la encargada de tomar una decisión en el caso.

Petro, que lidera las encuestas, advirtió en los últimos días durante su cierre de campaña que estaría por dársele "un golpe a las elecciones" al suspender al registrador, pero no mostró pruebas. El gobierno desmintió al candidato e indicó que las elecciones ya comenzaron en los consulados y embajadas en el extranjero y no se suspenderán.

En el debate, Petro aseguró que recibió la advertencia desde otra campaña presidencial, sin especificar cuál, y señaló que la procuraduría podría suspender al registrador.

"Estamos en una ruptura real del estado social de derecho", advirtió.
El candidato de derecha Federico Gutiérrez aseguró que las denuncias de Petro son un elemento "distractor" en medio de la recta final, pero sí le pidió a la Registraduría garantías durante las elecciones.

"Será muy importante la veeduría internacional y nacional... estamos en medio de un ambiente enrarecido en el cual muchas de esas dudas no se han resuelto a pocos días de la elección", aseguró.

De todas formas, Gutiérrez indicó que respetará los resultados de las elecciones y "jamás llamaría a la violencia". Fajardo, por su parte, coincidió en que no convocaría a sus votantes a las calles en un país que "con una pequeña chispa puede convertirse en una hecatombe".

Petro aseguró que con el antecedente de las elecciones legislativas, en caso de que se descubran presuntas irregularidades, llamarían a hacer un escrutinio en el que se "restablezca la verdad".

Las reglas electorales de Colombia indican que, en caso de que ningún candidato obtenga la mitad más uno de los votos totales, se convocará a una segunda vuelta presidencial con los dos aspirantes que obtengan más sufragios el 19 de junio.
La Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos ya comenzó su monitoreo en Colombia y se espera que luego de los resultados publique un informe.

La SIP analizará con congresistas de EEUU la libertad de prensa en países como Cuba, Nicaragua, México y Venezuela

Lázaro Yuri Valle Roca y Jorge Bello Domínguez, periodistas independientes cubanos en prisión.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) abordará los casos de persecución, represión y violencia en Cuba, Nicaragua, México y Venezuela contra los periodistas, de acuerdo con un comunicado que recoge la agencia Efe.

La SIP desarrollará esta semana en Washington un programa de entrevistas con legisladores y funcionarios estadounidenses sobre el "comportamiento" de la libertad de prensa en las Américas y la sostenibilidad de los medios de comunicación, anunció este lunes la organización. Durante varios encuentros el martes y el miércoles con senadores y representantes del Congreso estadounidense.

En su reunión semestral celebrada de manera virtual el pasado abril, la organización de medios de comunicación concluyó que "la violencia creciente contra los periodistas es el principal desafío de la prensa libre en las Américas".

Según el organismo hemisférico, con sede en Miami, el objetivo es además conocer la "posición y compromiso de los congresistas" sobre los proyectos de ley de Competencia y Preservación del Periodismo y de Sostenibilidad del Periodismo Local de EE.UU.

Asimismo, el martes, la misión de la SIP asistirá a la apertura de la 48 Asamblea General de la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR), que se celebra esta semana en Washington, y al día siguiente participará en un panel organizado por el centro de investigaciones Diálogo Interamericano (IAD, en inglés) sobre la
sostenibilidad de la industria periodística y los desiertos informativos.

La delegación de la SIP se reunirá además durante estos dos días con el Grupo de Amigos de la Libertad de Expresión y el Periodismo, de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Este grupo está integrado por los embajadores de las Misiones Permanentes ante la OEA de Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Panamá, Perú, República Dominicana y Uruguay.

La comitiva también se reunirá con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, así como con Pedro Vaca, relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Encabezada por su presidente, Jorge Canahuati, y Carlos Jornet, presidente Comisión de Libertad de Prensa e Información del organismo, la misión contará además con otros directivos de la SIP como Martín Etchevers, presidente de la Comisión de Asuntos Legales, y Andrea Miranda, miembro de la Junta de Directores.

Costa Rica cancela acuerdo con Cuba en materia de educación

Rodrigo Chávez Robles, presidente de Costa Rica

El presidente de Costa Rica, Rodrigo Chávez Robles, anuló esta semana el acuerdo de cooperación educacional con Cuba porque fue una promesa hecha a sus electores y por la falta de “beneficio desde el punto de vista de la educación pública”, reportan medios locales.

El convenio, firmado en abril de 2019 por Edgar Mora, ministro de Educación de la anterior administración, “no establecía obligaciones o derechos” para ninguno de los dos países, sino una apertura en el “intercambio” de “buenas prácticas educativas” en las que se incluían simposios, capacitación, investigaciones y “resultados de estudios e investigaciones en el ámbito de la educación”.

El objetivo del Memorando de Entendimiento (ME) era promover y desarrollar la cooperación entre los participantes en áreas de interés común e incluía temas como el intercambio de buenas prácticas educativas, resultados de estudios e investigaciones en el ámbito de la educación, así como el intercambio de material didáctica, intercambio de profesionales con comprobada experiencia en temas académicos, organización conjunta de conferencias, simposios, pasantías y seminarios internacionales, organización conjunta de programas de investigación, proyectos educativos, y la promoción de publicaciones conjuntas, coordinación de programas de capacitación para docentes que permita la creación de capacidades y el desarrollo profesional, cooperación para apoyar la enseñanza y el aprendizaje de distintas asignaturas que se imparten en el sistema educativo público, cooperación para apoyar acciones en materia de educación para el desarrollo sostenible, educación especial, estudiantes talentosos, entre otras áreas de interés común, implementación de actividades educativas en áreas definidas como prioridad para las autoridades educativas, entre otros.

El acuerdo tenía un plazo de vigencia de cuatro años a partir de su firma y podría prorrogarse por cuatro años más.

La decisión del presidente Chávez ha tenido buena acogida entre la clase política del país centroamericano, como demuestra el comentario del diputado y presidente del partido Nueva República, Fabricio Alvarado, quien también figurara como candidato a la presidencia en las pasadas elecciones.

“Desde que el gobierno anterior tuvo esa ocurrencia de gestar ese convenio educativo con Cuba, nosotros lo hemos criticado duramente en temas ideológicos, en temas de idiosincrasia. Está claro que Costa Rica no se veía favorecido con ese convenio. Nosotros veníamos hablando de la urgencia de que se eliminara, por lo tanto, lo celebramos. De verdad que lo recibimos como una excelente noticia para el país”, expresó Alvarado.

Rodrigo Chávez Robles, de 60 años, asumió la presidencia de Costa Rica el pasado 8 de mayo al frente del Partido Social Democrático de tendencia conservadora, tras enfrentarse en segunda vuelta con José María Figueres, a la cabeza del partido de centro izquierda Liberación Nacional.

Cargar más

XS
SM
MD
LG