Enlaces de accesibilidad

Economía

Muchos gobiernos han salido en rescate del sector privado... ¿y en Cuba?

Un carretillero REUTERS/Alexandre Meneghini

InCuba Empresas, una agrupación que asesora a los cuentapropistas capitalinos, está pidiendo un rescate financiero para muchos negocios privados en peligro de desaparecer por la crisis que ha creado el COVID-19.

Ángel Rodríguez Pita, fundador de este grupo , dijo a Radio Televisión Martí que mientras que la mayoría de los gobiernos en el mundo han salido en mayor o menor escala al rescate del sector privado por la crisis creada por el nuevo coronavirus, en Cuba, la maltrecha empresa privada se ha quedado sola y con un futuro incierto.

Rodríguez Pita explicó que solamente han suspendido el pago de las licencias.

Declaraciones de Ángel Rodríguez Pita
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:50 0:00

El único beneficio existente es que los empleados legales de los negocios privados reciben el 60 por ciento del salario medio provincial, una cantidad muy por debajo de lo que lo que devengan en la empresa privada, indicó el coordinador de este grupo que desde 2011 asesora a los cuentapropistas en los fundamentos de llevar un negocio.

Pero los dueños de negocios y los independientes que pagan sus impuestos y trabajan por su cuenta, como en el caso de los vendedores de maní, no tienen ningún programa de ayuda, explicó.

Días atrás, InCuba Empresas, patrocinada por el centro Loyola Reina en La Habana, pidió proveer de bonificaciones salariales a cada empleado en el sector cuentapropista antes de ser enviado a casa, así como brindar alimentos y aseo gratuitamente a los ancianos e indigentes.

Vea todas las noticias de hoy

Cuba autoriza dólar USD en comercios y permite a emigrados abrir cuentas bancarias

Doble moneda en Cuba. YAMIL LAGE / AFP

El gobierno de Cuba autorizó el uso de dólares estadounidenses en las transacciones del comercio minorista y en las importaciones a través de agencias subordinadas al propio gobierno y permite a cubanos emigrados abrir cuentas en el país, anunció la Gaceta Oficial.

La Resolución No. 73 del 2020 del Banco Central de Cuba simplemente se refiere a los beneficiados como personas natulares. Sin embargo la prensa oficial indica que la normativa permite a personas naturales no residentes en Cuba crear cuentas en moneda libremente convertible asociadas a una tarjeta magnética mediante depósitos en efectivo o transferencias bancarias desde el exterior.

La decisión de poner a circular dólares en las tiendas marca otro paso hacia la paulatina desaparición del CUC, al cabo de varios años durante los cuales el gobierno parece no haber encontrado una fórmula eficaz para la llamada "unificación monetaria".

La resolución “dispone el uso de dólares estadounidenses en las operaciones de ventas minoristas en divisas, así como en las de importación que realizan las personas naturales a través de las entidades importadoras autorizadas por el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera”.

Esas agencias importadoras subordinadas al gobierno recibirán licencias para abrir cuentas en dólares en el Banco Financiero Internacional, que desde junio de 2016 está bajo control de GAESA, el grupo empresarial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

“Para la realización de sus cobros y pagos, las entidades importadoras autorizadas por el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, solicitan Licencia Específica al Banco Central de Cuba para abrir cuenta bancaria en dólares estadounidenses en el Banco Financiero Internacional S.A., teniendo en cuenta las regulaciones y procedimientos vigentes sobre esta materia”, indica el documento oficial.

A su vez, para procesar sus transacciones, los ciudadanos cubanos abrirán cuentas bancarias en dólares estadounidenses en el Banco Metropolitano S.A., el Banco Popular de Ahorro y el Banco de Crédito y Comercio. La información fue reportada primero por el sitio de noticias Cibercuba.

Cada cuenta está asociada a una tarjeta magnética que, además de dólares estadounidenses, procesa transacciones en CUC y CUP en cajeros automáticos, comercios y puntos de venta en general.

El hecho de que se hayan aprobado ahora las transacciones en dólares estadounidenses no significa que los ingresos en esas cuentas puedan hacerse solamente en “la moneda del enemigo”.

El quinto punto de la resolución deja claro que las cuentas “reciben fondos mediante transferencias bancarias del exterior en cualquier moneda libremente convertible; de transferencias bancarias desde otras cuentas en moneda libremente convertible que operan en bancos cubanos; transferencias de FINCIMEX S.A. por concepto de remesas, y mediante depósitos en efectivo de dólares estadounidenses, euros, libras esterlinas, dólares canadienses, francos suizos, pesos mexicanos, coronas danesas, coronas noruegas, coronas suecas y yenes japoneses”.

Sin embargo, el impuesto de 10% a los depósitos en efectivo se aplica sólo cuando se trata de dólares estadounidenses, especifica el documento.

Campesinos recelan de donativo de 1,5 millones de euros

Una estampa del campo cubano en plena pandemia. AP Photo / Ramon Espinosa

El Proyecto de Autoabastecimiento Local para una Alimentación Sostenible y Sana (ALASS) destinó 1,5 millones de euros para apoyar a municipios de Villa Clara y Sancti Spíritus a incrementar la disponibilidad de alimentos producidos localmente.

El programa financiado por la Unión Europea y gestionado por el Ministerio de Agricultura (MINAG) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) beneficiaría a productores y productoras de más de 60 cooperativas que podrán recibir insumos y pequeñas maquinarias para potenciar producciones de ciclo corto (viandas, vegetales, frutas y leguminosas) y la ganadería menor.

Agricultores independientes de otras provincias de Cuba, que no están beneficiadas por el programa, alertaron en entrevista con Radio Martí que la corrupción e ineficiencia del Ministerio de la Agricultura y la injerencia del Gobierno son los mayores obstáculos que impiden que esa ayuda llegue a los campesinos.

Desconfían del manejo de donación de la UE a Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:10 0:00


Desde Bayamo, en la provincia de Granma, el agricultor Emiliano González nos dice que esto no es nuevo.

“En la provincia de Camagüey hicieron otro proyecto con la Unión Europea para desarrollar una industria lechera pero eso no funcionó. En la provincia de Las Tunas, otro proyecto similar tampoco funcionó y el dinero que desapareció. Lo tendrá GAESA”, dijo González.

En San Diego de los Baños en Los Palacios, en Pinar del Río, el campesino Esteban Ajete Abascal destaca que son muchos los millones que desde el 2018 generosamente han donado los europeos y ellos nada han recibido.

“Desde 2018 a la fecha ya van 200 millones de euros que ellos han donado para lo que es la modernización de la agricultura y en realidad ninguna de esas ayudas llega directamente ni al campesino ni al pueblo”, dijo Ajete.

También en Pinar del Río, la campesina Aymée Ascuy, en San Juan y Martínez expresa que ellos también están muy necesitados de estas donaciones.

“Si llegaran a manos del campesinado directamente si sería posible pero si llega a manos de otra persona nunca va a llegar al campesinado”.

La Unión Europea indica que el proyecto ALASS impulsará las producciones locales de semilla y alimento animal en la región central del país, y se pondrán a disposición de más de 150 productores y productoras de estos territorios biofertilizantes, mochilas y motomochilas, mallas para semiprotegidos, equipos para el bombeo de agua, cubiertas de techo, alambres con púas y lisos, máquinas forrajeras, jaulas, comederos y neumáticos para tractores.

Alberto Méndez Castelló es propietario por herencia de tierras en Puerto Padre, Las Tunas, y por falta de recursos están improductivas.

“Si la Unión Europea esos paquetes tecnológicos, esa infraestructura se la entregara a determinados productores, sería más efectivo que entregar el dinero líquido”, dijo.

Para el sociólogo Ángel Marcelo Rodríguez Pita, ahora este tipo de colaboración se hace más visible por el coronavirus, pero desde hace tres años está en marcha y el gobierno controla esos recursos.

"Tenemos que decir que muchas veces esos fondos son desviados a otro camino, a empresas que tienen cultivos pertenecen a aseguramientos de las Fuerzas Armadas y que por supuesto no va llegar a esos campesinos”.

Recientemente campesinos en la isla pidieron a las autoridades del país, libertad para producir y evitar una hambruna en Cuba.

Régimen cubano consigue dos años más para pagar su deuda al Club de París

Trabajadores con máscaras protectoras por el coronavirus viajan en un camión en La Habana. (AP/Ramon Espinosa)

Cuba pidió suspender hasta el 2022 el pago de su deuda al Club de París hasta que la economía se recupere de la crisis por la pandemia del COVID-19.

Un reporte de la agencia AFP señala que expertos consideraban que Cuba trataría de renegociar los principios básicos del acuerdo de París 2015 en términos aún mejores y más largos. La reestructuración podría incluir la moratoria temporal que solicitó el viceprimer ministro Ricardo Cabrisas, levantar o aliviar la multa del 9%, reducir cuantiosamente los pagos de intereses, priorizar proyectos de reinversión en pagos del servicio de la deuda y la posibilidad de hacer más pagos en moneda nacional.

En ese sentido, el economista cubano Elías Amor, residente en España, dijo a Radio Televisión Martí que la entidad financiera “en lugar de instar al default de la economía cubana, le concede ‘graciosamente’ ese aplazamiento en los términos que el régimen pidió”.

Experto: Club de París concede plazo a Cuba "en los términos que el régimen pidió”
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00

El hecho afloró este 20 de mayo, cuando en un documento formal dirigido al Club de París, por Cabrisas, propuso "una moratoria para 2019, 2020 y 2021, y volver a pagar en el 2022” a esos acreedores de Cuba, aunque desde finales del año pasado se había anunciado un retraso de meses en el pago de la deuda.

“¿Este hecho se debe interpretar como una dejación de funciones de este grupo de acreedores con respecto al régimen castrista?, se pregunta el experto.

“No, en absoluto. Es un nuevo estilo en las finanzas internacionales que beneficia a los países que no cumplen con sus compromisos a tenor de lo que se puede observar con lo que ha hecho el régimen cubano en el sentido de que en lugar de exigir la bancarrota o el default de esos países los consignatarios apuestan por fórmulas más flexibles aplazando deudas, distanciando más en el tiempo, sustituyendo el corto por el medio y largo plazo”, explicó Amor.

Más adelante añadió: “Cabrisas que ya el año pasado planteaba este tema cuando requirió diferir la deuda del cuarto trimestre de unos 80 millones de dólares al Club de París, se ve beneficiado ahora de este nuevo escenario creado por el Covid19, en el sentido de mejorar las condiciones de financiación de 77 países altamente endeudados a nivel mundial”.

Las raíces de lo que ocurre en este momento se remontan a los generosos acuerdos de 2015 cuando el Club de París canceló y condonó deudas incobrables y las reemplazó por otros acuerdos de cooperación.

Aquel acuerdo de deuda supuso el perdón de 8 mil 500 millones de dólares de un total de 11 mil 100 millones, arrastrados desde 1986. Ello flexibilizó en exceso las responsabilidades financieras del régimen castrista en el ámbito internacional y dio la sensación de una aparente solvencia que trajo consigo un mayor endeudamiento que ahora renegocian”.

“Pues le ha salido bien la operación al régimen cubano y consigue dos años más de tranquilidad en el frente de sus deudas” apuntó el especialista.

La Habana busca la tolerancia del Club de París, parecida a la que proporcionó el G20, que suspendió por un año el servicio de la deuda de los países más pobres, incluidos cuarenta en África.

Asimismo, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) han prometido estar al lado de los países débiles. Pero Cuba no integra ninguno de los dos organismos.

EFE: Cae casi un tercio el comercio entre Cuba y España

El rey de España reunido en La Habana con empresarios españoles. Ernesto Mastrascusa / Pool photo via AP

Hay un fuerte motivo de preocupación para los aproximadamente 300 empresarios españoles en Cuba: el impacto de la pandemia sobre la precaria economía cubana.

"Esta crisis no nos ha cogido en el peor momento, pero sin duda en un mal momento, porque sigue habiendo una situación tensa desde el punto de vista financiero del país y empresas que tienen problemas de cobro", dijo a la agencia EFE Xulio Fontecha, presidente de la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba (AEEC).

Desde hace más de dos años Cuba adeuda aproximadamente 300 millones de euros a las compañías españolas que operan en la isla, lo que afecta especialmente a los pequeños empresarios.

La posibilidad de cobrar esta deuda se aleja con la pandemia de COVID-19, que podría asestar un golpe devastador a la economía de Cuba.

El presidente de la AEEC explica que "en sectores específicos como los alimentos o el médico-farmacéutico sí están viendo una situación de alivio, porque están haciendo suministros y cobrándolos".

De momento, el coronavirus ha hecho mella en el comercio entre España y Cuba, que se redujo en marzo casi un tercio en términos interanuales hasta 65,32 millones de euros, según datos publicados esta semana por la Oficina Comercial española en La Habana.

De lo que no cabe duda, según Fontecha, es de que se avecinan tiempos difíciles para los empresarios españoles, tanto en Cuba como en el resto del mundo. "El mundo empresarial tiene siempre una cierta cuota de riesgo, pero nadie estaba preparado para esto", asegura.

[A partir de un despacho de la agencia EFE]

Alertan sobre colapso de economía cubana "en cuestión de semanas"

Una cola para comprar alimentos en La Habana. REUTERS/Alexandre Meneghini

El presupuesto del Estado cubano está agotado, no hay recursos financieros para enfrentar la paralización por el coronavirus y los enormes gastos en sectores vulnerables como la salud y la producción de alimentos han puesto en jaque a la maltrecha economía cubana.

Académicos cubanos entrevistados por Radio Televisión Martí pronostican que en las próximas semanas la economía en la isla tocará fondo.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:05 0:00

El profesor de la Universidad de Valencia el economista Elías Amor Bravo llama la atención de que lo peor aún está por llegar: "La economía cubana va a colapsar en cuestión de semanas y vamos a ver escenarios realmente dantescos ante nuestros ojos porque la situación no va en vías de solución. Lo peor no ha llegado aún. Lo vamos a ver. El Gobierno cubano no tiene en este momento ningún margen para lo que se le viene encima".

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) reportó que la economía cubana se contraerá un 3,7 por ciento como consecuencia de la pandemia.

Recientemente el reconocido economista cubano Carmelo Mesa Lago tildó de optimista la proyección de la CEPAL y estimó que tan sólo las caídas del turismo y las remesas proyectadas para 2020 equivalen al 5% del Producto Interno Bruto​(PIB) de 2019 (2.000 millones de dólares de pérdida en el turismo y 1.000 millones de dólares por concepto de remesas).

Para el politólogo y exprofesor de Economía de la Universidad de La Habana, Enix Berrio Sardá, ya desde hace décadas el crecimiento del PIB en Cuba es irrelevante.

“La situación de crisis que tiene Cuba y, sobre todo agravada con la pandemia, sobrepasa las capacidades del Estado cubano para darle solución. El modelo económico cubano es disfuncional por tanto hay que cambiarlo a nivel estructural y político y las autoridades cubanas actuales están en estado de inercia administrando una crisis con los pocos recursos que tienen. Después no saben qué hacer. En Cuba no se genera riqueza y prosperidad. Veremos qué hacen las autoridades cubanas”.

Amor Bravo indica que se necesita un cambio de mentalidad de los funcionarios cubanos para evitar la catástrofe en el país y considera que en una primera fase para garantizar la alimentación del pueblo es necesario tomar una serie de medidas.

"Privatizaría las cooperativas agrarias y toda la tierra que existe en manos del Estado de manera inmediata. El Estado se tiene que retirar de acopio y dejar que aparezcan mercados mayoristas y por supuesto que a los cubanos se les permita comprar los productos, los bienes y los servicios libremente", dijo el experto.

En lo que parece una medida desesperada, la semana pasada el gobierno cubano comenzó a enviar casa por casa a personas que piden "donaciones" en moneda nacional para el Estado.

Las autoridades dijeron que el dinero se va a "utilizar por las instancias territoriales para el desarrollo y el fomento de la producción de alimentos”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG