Enlaces de accesibilidad

Coronavirus Cuba

Antes del coronavirus la economía cubana ya andaba mal... ahora se torna grave

Vendedoras se protegen del contagio usando máscaras. REUTERS/Stringer

Aunque todavía es pronto para evaluar el impacto que tendrá en la economía cubana la crisis que ha desatado el coronavirus a nivel global, expertos indican que en Cuba tendrá repercusiones mayores.

“En primer lugar, el sistema económico comunista no está preparado para atender las necesidades de gasto público que van a ir asociadas a la necesidad de dar atención a las personas que sufran de esa enfermedad”, indicó Elías Amor, máster en Gestión Pública directiva del Instituto Nacional de Administración Pública de España en entrevista con RadioTelevisión Martí.

Declaraciones de Elías Amor
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:36 0:00


Como segundo factor, el economista residente en Valencia, analiza que "la economía está absolutamente en crisis y no tiene capacidad tampoco para obtener financiación internacional en los mercados de capitales porque todos los países van a buscar esa financiación y Cuba, que no tiene una buena historia de pagador, va a tener dificultades para obtener los créditos”.

Ello pone de relieve que el creciente gasto público que va a generar la epidemia situará al Estado en una posición de insolvencia para hacer frente a la crisis, porque no puede repararlo con los ingresos que consigue.

Al respecto el periodista especializado en temas económicos, Dimas Castellanos, apuntó que antes del coronavirus la economía ya andaba mal pero ahora la situación se torna grave, porque aunque Cuba tiene experiencia frente a huracanes, ahora tiene que hacer frente a una enfermedad casi desconocida en un escenario global también perjudicado.

Declaraciones de Dimas Castellanos
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:34 0:00


“Cuba no paga los préstamos y por tanto las posibilidades se van cerrando cada vez más rápido eso va a influir en un mayor endeudamiento, falta de liquidez, etc. La economía es un sistema en el cual todos los elementos que lo componen están interrelacionados, al deteriorarse uno, se dañan todos. No hay ningún sector que salga ileso de los estragos de este fenómeno, que les ha quitado la vida a más de 7 mil personas en todo el mundo”.

Por ejemplo, asegura Castellanos, el grupo de los trabajadores por cuentapropia se va a ver muy afectado, “conozco cuentapropistas a los que ya está afectando la propagación global de la enfermedad. Como están entrando pocos extranjeros al país, pues a los que rentan espacios para hospedarlos no les está entrando dinero, pero tienen que pagar a la administración tributaria una cantidad fija de dinero todos los meses. Sucede igual con los transportistas que trabajan con extranjeros, han visto reducidos sus ingresos e incluso, los que no trabajan con extranjeros también han disminuido sus ganancias porque los nacionales están transitando menos; o sea, están mayor tiempo en sus viviendas”.

En ese sentido, el investigador sobre trabajo privado cubano, Ángel Marcel Rodríguez Pita, resaltó que muchos dueños, atemorizados por los peligros de la enfermedad, han comenzado a cerrar sus negocios por voluntad propia.

Declaraciones de Ángel Marcel Rodríguez Pita
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:56 0:00

El proyecto InCuba de la Red de Centros Loyola, que brinda asesoramiento a las pequeñas empresas particulares, cerrará sus puertas el próximo lunes.

“En especial la esfera de los servicios privados será uno de las más marcadas por la epidemia viral”, dijo.

“Hostales que no van a vender habitaciones, taxistas que no van a transportar gente, restaurantes y paladares que no van a tener comensales. Es indudable que la pandemia va a incidir negativamente en los particulares, pero esto es mundial y Cuba no está exenta de esto”, acentuó Rodríguez Pita.

Por otro lado, aunque el régimen ha mantenido las fronteras abiertas a los viajes recreativos, la afluencia de turistas a la Isla, ha disminuido notablemente constató el especialista.

Al respecto, Elías Amor criticó que hay una tendencia a otorgar al turismo una relevancia en la economía cubana que no tiene. Según datos oficiales, la participación de la actividad de hostelería y restauración en el PIB se sitúa apenas en un 6,8%”.

Asimismo el economista anotó que el COVID19 provocará “grandes costes en la educación cubana, que se financia con cargo al presupuesto estatal”.

“Con esta crisis se va a poner de manifiesto, que la capacidad de reacción del gobierno cubano frente a acontecimientos como éste queda muy condicionada a la propia capacidad de gestión de las autoridades y esto va a generar en amplios sectores de la sociedad cubana una sensación de fracaso del sistema político y económico existente y una corriente en la línea de promover rápidamente una modificación o su adaptación a los tiempos que corren”, concluyó.

Vea todas las noticias de hoy

Expresos políticos denuncian que población penal en Cuba está indefensa ante el coronavirus

Según reportes desde la isla, los presos apenas tienen acceso al agua y productos de higiene personal.

Expresos políticos cubanos entrevistados por Radio Televisión Martí aseguraron que es casi imposible cumplir las medidas de higiene para evitar contagios de coronavirus en las cárceles de la isla.

Testimonios de dos expresos políticos cubanos
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:06 0:00

El rapero Mikel "El Osorbo" Castillo Pérez, quien fue a prisión en septiembre del 2018 tras un concierto en La Habana en el que se pronunció contra el Decreto 349, que criminaliza el arte independiente en Cuba, comentó sobre la situación de los reclusos en los centros penitenciarios de la isla:

"Las medidas higiénicas en las prisiones no existen. Puedes ver desde una cucaracha hasta ratones. Hay prisiones donde no hay agua y tienen que abastecerlas con pipas".

El rapero Maykel "El Osorbo" Castillo Pérez. (Foto tomada de Facebook)
El rapero Maykel "El Osorbo" Castillo Pérez. (Foto tomada de Facebook)

El Osorbo fue liberado el pasado 23 de octubre, pero la condena llegó a su fin el 18 de noviembre.

Al comentar sobre la prisión de Valle Grande, en las afueras de La Habana, aseguró que "es una prisión de 1.500 presos y el agua te la ponen dos veces al día. Si tienes una cubeta, tienes que guardar una cubetica de agua. Si no tienes una, no puedes asearte más en todo el día".

Declaró que aún tiene muchos amigos en prisión y que las condiciones siguen siendo las mismas.

"Ahora mismo en (la provincia de) Pinar del Río los presos la están pasando mal. De hecho, el régimen no da casi aseo personal. Te dan un solo jaboncito para el mes entero", aseguró.

Desde Santiago de Cuba, en el extremo oriental de la isla, el opositor y expreso político Jorge Cervantes, coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), afirmó que los presos enfrentan "el hambre como principal azote".

El opositor Jorge Cervantes, coordinador de la UNPACU.
El opositor Jorge Cervantes, coordinador de la UNPACU.

Cervantes añadió que "luego está la falta de una infraestructura adecuada, de toallas, productos de aseo de higiene. La población penal a veces pasa tres meses sin que le den jabón y pasta dental, por la corrupción de las autoridades penitenciarias".

Explicó que los opositores sí saben lo que está pasando. "Quien les habla ha pasado por muchos lugares (prisiones) y les habla por experiencia propia".

A finales del pasado mes de enero, Cervantes y Carlos Amel Oliva, también coordinador de la UNPACU en Santiago de Cuba, fueron detenidos y pasaron tres días en prisión.

En esa ocasión, la vivienda de Cervantes y los domicilios de otros miembros de la UNPACU fueron objeto de allanamientos, como parte de una ola represiva de las autoridades contra opositores y activistas en el oriente de la isla.

Según testimonios llegados a Cervantes desde la cárcel de Aguadores, los presos tienen que comprar el agua.

"Los reclusos tienen que comprar de contrabando una balita de agua para tomar, porque no pueden bañarse. No les da para bañarse", subrayó.

Amplió que "la población penal está en estos momentos indefensa, impotente para protegerse de la pandemia actual, porque depende totalmente de las medidas que el gobierno, a través del Ministerio del Interior, le provee y estas son insuficientes en todo el sistema penitenciario a nivel nacional".

Asciende a 269 total de contagios de COVID-19 en Cuba

Una mujer tiende nasobucos preparados por ella misma para distribuir entre vecinos del Vedado (Foto: Adalberto Roque/AFP).

Las autoridades sanitarias de Cuba reportaron que en los exámenes del jueves 36 personas dieron positivo a la prueba del coronavirus, por lo que la cifra total desde que se iniciaron las pruebas asciende a 269 casos, con seis personas --todos cubanos, dos mujeres y cuatro hombres-- en estado crítico y dos graves.

La información fue proporcionada a las 11:00 de la mañana del viernes en conferencia de prensa transmitida en vivo veía internet por el Dr. Francisco Durán, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP).

Fueron dadas de alta dos ciudadanas rusas que estaban ingresadas en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK). Con ellas, suman 15 ahora la cantidad de pacientes restablecidos, según el MINSAP.

De acuerdo con el informe oficial, 239 de los pacientes hospitalizados en el país mantienen una evolución clínica satisfactoria.

Entre las 3,241 personas que permanecen ingresadas hay 1,518 sospechosos, dice el MINSAP, y otras 26,587 continúan bajo vigilancia sanitaria en sus hogares. Las 36 pruebas positivas del jueves resultaron del examen de muestras de 803 pacientes.

Otro ciudadano chino es el único extranjero en el grupo de los 36 nuevos casos. Tiene 31 años, trabaja también en la Zona Especial del Mariel y habría estado en contacto con el paciente reportado el jueves. Ha sido un caso asintomático que permanecía en aislamiento desde el 21 de marzo por estar en contacto con enfermos confirmados previamente y fue ingresado en el IPK.

Entre los confirmados el jueves hay cuatro niños de siete, 10, 11 y 12 años; una adolescente de 17 y dos de 18 años.

Siete de los 36 nuevos casos son de La Habana, seis de Ciego de Ávila y cinco de Pinar del Río. Artemisa y Holguín sumaron cuatro casos cada una, Santiago de Cuba tres, y Villa Clara, Sancti Spiritus y Camagüey dos cada una. El otro confirmado es de Matanzas.

Según el MINSAP, cinco de los 35 cubanos confirmados el jueves tienen fuente de infección en el extranjero: tres en España, uno en Haití y el otro Estados Unidos; 26 tuvieron contacto con casos previos y cuatro con viajeros procedentes del exterior.

¿Qué dicen los santeros cubanos ante esta pandemia? (VIDEO)

Millones de devotos de las deidades Yoruba en Cuba piden salud ante la pandemia
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:43 0:00

La familia de Emilia Montoya sacrificó cuatro palomas blancas y dos gallos, cantó melodías africanas y golpeó rítmicamente un bastón de madera contra el suelo, elementos que conjugaron en una ceremonia religiosa en Cuba para proteger a la mujer, de 79 años, del coronavirus.

En una pequeña reunión en su casa de La Habana se apeló a sus antepasados y se honró a Inle, una deidad que representa al médico en la religión Yoruba, que es quien da salud y prosperidad. Montoya no tiene el virus.

"Le estamos pidiendo estas bendiciones para mantenerla sana", dijo el sobrino de Montoya, Henry Rodríguez, de 40 años, que encabezó la ceremonia. "Pero esta ceremonia no es solo para nosotros, también es para la salud del mundo", añadió.

El riesgo de propagar el virus ha dejado atrás las grandes ceremonias de tambores y bailes afrocubanos que caracterizan a la santería en la isla, donde se fusionan las creencias y tradiciones de la religión Yoruba, traídas a Cuba por los esclavos africanos, con una mezcla de elementos del catolicismo.

Pero los devotos, de los cuales hay millones en el país, están recurriendo a sus panteones de las deidades Yoruba llamadas Orishas para ganar en fuerza en las ceremonias familiares íntimas o rituales individuales en sus casas.

"Todos los días, cuando me levanto, me paro en la puerta de la casa, miro al cielo y le pido a Dios por el mundo entero, que nos de paz, tranquilidad y que la epidemia se aleje, dijo Montoya a Reuters.

"Entonces enciendo una vela y rezo a mis Orishas por todo el mundo", señaló exhibiendo sus gruesos y retorcidos mechones Afro enrollados en un pañuelo blanco, según la vestimenta ordenada para tales ceremonias.

Algunos devotos a la santería también están coordinando sus ceremonias, en gran medida a través de las redes sociales, pequeños rituales simultáneos realizados en el aislamiento personal en sus hogares.

Estas ceremonias también se están realizando en otros países latinoamericanos como Venezuela, donde la religión ha ganado seguidores.

El despliegue de Internet móvil en Cuba, donde la mayoría de los hogares no tienen conexiones "online", está permitiendo la comunión espiritual en tiempos de autoaislamiento.

Por ejemplo, el pasado 22 de este mes, los devotos de la santería escucharon que debían encender dos velas a una hora precisa y rezar a los Orishas por su protección.

"Que Obatalá (uno de los Orishas principales) nos proteja de la pandemia", escribió Magdalena Barrera Valdés en un grupo de Facebook para practicantes de santería en todo el mundo con 44.000 seguidores, publicando una foto de sus velas, en la que 76 personas comentaron "ashe", que es un don de virtud concedido, de poder y suerte en la religión Yoruba.

Más tarde, algunos sacerdotes de la Santería, conocidos como babalawos, imploraron a Iku, el espíritu de la muerte, que frenara las víctimas debido al virus. Los devotos advirtieron unos a otros que se cubrieran la cabeza para protegerse, mientras Iku barría la tierra durante y después de la ceremonia.

"La santería como tal se basa mucho en la fe de las personas (...) y queremos darle fe y esperanza a la gente en estos tiempos", dijo Rodríguez.

Multas y amenazas a opositores por comentar sobre el coronavirus en la isla

Cubanos almacenan agua en La Habana en medio de la crisis por el coronavirus. Las autoridades están amenazando y multando a miembros de la sociedad civil que reporten sobre la situación de la pandemia en la isla.

Activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) fueron citados, multados y amenazados el miércoles por "hablar mal de los dirigentes del gobierno y tratar el tema de coronavirus" en sus publicaciones en las redes sociales, explicaron a Radio Televisión dos integrantes de ese grupo opositor.

Ovidio Martín Castellanos, uno de los coordinadores de la UNPACU en Santiago de Cuba, fue detenido ayer por más de 8 horas en una unidad de la Policía conocida por El Palacete, donde dos agentes se presentaron "como instructores de ETECSA" y le informaron que sería multado.

El activista indicó que cuando indagó las razones de las multas, uno de los agentes dijo que eran porque "andaba en las redes hablando mal de los dirigentes del gobierno y hablando de la situación que hay en el país con el coronavirus".

Aunque no las firmó, pidió constancia de las mismas para "hacer la reclamación pertinente".

El opositor recibió una multa de 3.000 pesos, por las publicaciones en internet, y otra de 200 pesos, por unas octavillas que aparecieron en algunos lugares de la ciudad y con las que aparentemente intentan relacionarlo.

Martín Castellanos calificó el incidente de "maniobra" contra su persona.

El Decreto 370 regula en la isla el uso de la internet y contempla multas hasta de 3.000 pesos.

También el miércoles, en Camagüey, la policía política citó para una estación policial al activista Adrián Quesada, de la UNPACU.

"Un funcionario del tribunal, que no se identificó, junto a un agente de la Seguridad del Estado, me hicieron una acta de advertencia por mis publicaciones en internet y me dijeron que podrían multarme con 3.000 pesos", detalló el opositor.

Activista de UNPACU citado y amenazado por la policía política de Camagüey
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:13 0:00

Quesada agregó que le abrieron un expediente de "peligrosidad" porque, según ellos, la Seguridad del Estado considera que tiene "potencial delictivo".

Durante las últimas semanas, activistas de otras organizaciones opositoras y periodistas independientes han denunciado que las autoridades policiales los han multado con 3.000 pesos por fotografiar aglomeraciones de personas para comprar alimentos.

La periodista independiente Camila Acosta fue multada la pasada semana. por violar, según las autoridades, el decreto 370; mientras que también el comunicador Julio Aleaga Pesant fue citado y amenazado con ser llevado a prisión bajo la Ley de Peligrosidad Social Predelictiva.

(Con entrevistas de Ivette Pacheco e Idolidia Darias)

Un ciudadano chino, entre 21 nuevos casos de coronavirus en Cuba

Andrés Jiménez vende máscaras de confección casera a sus vecinos. AP Photo / Ramon Espinosa

Cuba no reportó el jueves ningún nuevo fallecimiento por coronavirus en la isla, pero elevó a 233 la cifra de casos confirmados porque los exámenes del miércoles detectaron 21 positivos entre 576 personas sometidas a la prueba del COVID-19.

Solo uno de los 21 confirmados es extranjero, un ciudadano chino de 42 años que trabaja en la Zona Especial del Mariel y estuvo en contacto con un caso previo. Presentó los primeros síntomas hace una semana y lo internaron en el Centro de Aislamiento de la provincia de Artemisa, desde donde fue trasladado al Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK).

Tanto él como los 20 cubanos que dieron positivo al examen mostraban una evolución satisfactoria, dice el Ministerio de Salud Pública (MINSAP). Las otras 142 personas internadas en el Centro de Aislamiento donde estuvo temporalmente permanecen bajo vigilancia sanitaria.

Entre los cubanos hay una niña de tres años residente en Jagüey Grande, Matanzas; otra de ocho años que vive en el municipio Venezuela, en la provincia de Ciego de Ávila, y un niño de nueve años de Consolación del Sur, en Pinar del Río.

Según el MINSAP, al cierre del miércoles había 2,320 personas ingresadas en el país, 213 como pacientes confirmados y 1,384 como sospechosos. El personal de salud vigila en sus hogares a otras 25,920 personas.

Los 233 casos de COVID-19 diagnosticados, siempre de acuerdo con las cifras oficiales, representan un 7 por ciento de los 3,342 exámenes practicados hasta el momento en Cuba.

Dos de los 20 cubanos confirmados habrían contraído la enfermedad fuera de Cuba, uno en España y el otro en Dubai; 13 estuvieron en contacto con casos previos, y cinco se asociaron a viajeros procedentes del exterior.

Por provincias, los nuevos casos se desglosan en: La Habana (5); Matanzas, Cienfuegos, Ciego de Ávila y Santiago de Cuba (3 cada una); Pinar del Río (2), y Camagüey (1).

Los cinco pacientes reportados en estado crítico son cubanos, dos mujeres y tres hombres cuyas edades oscilan entre 49 y 83 años. El mayor, precisamente de 83, continúa ingresado en el IPK; otro hombre de 70 años en el Hospital Naval Luis Díaz Soto, de La Habana, y tres en el hospital militar villaclareño Manuel Fajardo.

La placa con la información básica reportada el jueves por el MINSAP.
La placa con la información básica reportada el jueves por el MINSAP.

Los dos casos reportados en estado grave son una cubana residente en Estados Unidos que llegó a Cuba el 22 de marzo y permanece ingresada en el IPK, y un ciudadano francés de 72 años internado en el Hospital Mario Muñoz Monroy, de Matanzas.

Un pinareño de 39 años que estaba ingresado en el hospital León Cuervo Rubio, de esa provincia, fue dado de alta el miércoles.

Cargar más

Televisión Martí en Vivo

Nicaragua en Portada
please wait
Embed

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo Nicaragua en Portada

XS
SM
MD
LG