Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Departamento de Estado de EE.UU. lamenta muerte de Payá

El subsecretario de Relaciones Públicas del Departamento de Estado de Estados Unidos Mike Hammer dijo que el gobierno cubano debería, “en interés de todos, realizar una investigación a fondo” sobre las circunstancias en las que murió el líder opositor Oswaldo Payá Sardiñas.

La interrogante posteada por la Voz de las Américas en la cuenta de Twitter en español de esta instancia del gobierno norteamericano, preguntaba sobre las intenciones del Departamento de Estado de iniciar una investigación ante la muerte del opositor cubano Oswaldo Payá.

Además de enviar condolencias a la familia, especialmente a su viuda Ofelia Acevedo y sus hijos, Hammer resaltó el coraje de Payá en su lucha por los derechos humanos y por un futuro democrático en Cuba. “Es una gran pérdida y honramos su memoria,” acotó.

La respuesta de Hammer, con la cual cerró la sección de preguntas generadas por los usuarios sobre diversos temas, se centró en demandar al gobierno de la isla la liberación de los activistas apresados en los funerales del presidente del Movimiento Cristiano Liberación.

“Espero que a esas personas se les ponga libre de inmediato – insistió - y que el gobierno cubano empiece a respetar los derechos humanos de la población de expresión libre y que permita que haya un mejor futuro.”

Vea todas las noticias de hoy

Trump envía tropas a la frontera con México tras incidente con militares

Trump envía tropas a la frontera con México

El presidente Donald Trump envió militares armados a la frontera sur del país después de un altercado en territorio estadounidense entre cinco o seis elementos del Ejército mexicano, equipados con fusiles de alto poder, y otros tantos de la Guardia Nacional.

De acuerdo a los reportes, dos soldados estadounidenses que se encontraban en una zona remota de Texas fueron confrontados por militares mexicanos que pensaron que habían ingresado a México, y acto seguido les quitaron las armas.

Newsweek fue el primero en reportar el incidente, que ocurrió el 13 de abril, y señaló en su nota que uno de los soldados mexicanos le retiró el arma de servicio, de la funda de la cadera, del estadounidense y la arrojó al interior del vehículo.

Los soldados estadounidenses estaban en un vehículo de la CBP cerca de Clint, Texas, según el comunicado del Comando Norte de los Estados Unidos, que administra el respaldo militar para la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus iniciales en inglés). En el texto también se señala que de acuerdo con la pesquisa del Departamento de Defensa y la CBP, los militares mexicanos creían que estaban en territorio mexicano al momento de la confrontación, sin embargo, el incidente ocurrió en un terreno estadounidense ubicado al sur de la valla fronteriza, pero al norte de la frontera real.

No obstante, “después de una breve discusión entre los soldados de ambos países, los militares mexicanos abandonaron el área”, explicó el Comando Norte, y de inmediato, “los soldados estadounidenses contactaron a la CPB, que respondió a la brevedad”.

El presidente Trump reaccionó al incidente en la mañana de este miércoles.

“¡Mejor que no vuelva a pasar! Estamos ahora enviando SOLDADOS ARMADOS a la frontera. México no está haciendo lo suficiente para aprehender y regresar!”, agregó, en referencia a las caravanas de migrantes y traficantes de personas del lado mexicano.

Trump también advirtió que los Coyotes (traficantes de personas) son criminales peligrosos que están armados, por lo que justificó el envío de tropas.

Y dijo en otro tuit que “una caravana muy grande de más de 20.000 personas se inició en México. Se ha reducido en tamaño por México, pero sigue llegando. México debe detener al resto, o nos veremos obligados a cerrar esa sección de la frontera y llamar al Ejército”.

Un video del CBP en Arizona mostró a traficantes de personas equipados con fusiles AK-47 ingresando por la frontera a una madre y a su hijo, que fueron puestos en custodia poco después.

Por su parte, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador dijo: “Nosotros no vamos a caer en ninguna provocación; le digo al presidente Donald Trump que nosotros queremos mantener una relación respetuosa y de amistad con su Gobierno, que vamos a analizar este incidente, vamos a tomar en cuenta lo que él está señalando y se va a actuar de conformidad con la ley en el marco de nuestra soberanía, pero lo más importantes es decirle que no vamos a pelearnos con el Gobierno de los Estados Unidos, lo más importantes es que queremos una relación de respeto mutuo y de cooperación, y así como nos hemos venido entendiendo durante varios meses, nosotros vamos a seguir actuando para mantener relaciones cordiales y de buena vecindad con el Gobierno y con el pueblo de los Estados Unidos”.

(Con información de agencias)

EEUU defiende en tribunales envío a México de solicitantes de asilo

Migrantes centroamericanos llegan a Chiapas, México, en su camino a EEUU.

El Gobierno de Estados Unidos defendió este miércoles en los tribunales una polémica medida que permite enviar a México a algunos solicitantes de asilo mientras se resuelven sus casos y calificó de "errónea" la decisión de una
corte federal que anteriormente la había bloqueado.

En representación del Departamento de Justicia, el abogado Scott Stewart aseguró a los tres jueces del Noveno Circuito de Apelaciones de EEUU, con sede en San Francisco (California), que "la decisión de la corte de distrito fue errónea", en referencia al fallo contrario al Gobierno de hace dos semanas y media.

"Es razonable que el Gobierno devuelva a los solicitantes de asilo a México. No es un retorno a su país, es una devolución", apuntó Stewart durante las audiencias de este miércoles, en una sesión en la que la discusión se centró más en aspectos técnicos sobre la aplicación de la norma que en el fondo de la cuestión.

En estos momentos, la política de enviar a México a algunos solicitantes de asilo mientras se resuelven sus casos sigue activa, ya que si bien el juez federal Richard Seeborg ordenó su bloqueo el 8 de abril, la Corte de Apelaciones suspendió esta decisión y permitió que se reactivase, a la espera de escuchar los argumentos del Gobierno y de los grupos demandantes.

"Los once solicitantes de asilo a los que representamos en este caso pidieron permanecer en centros de detención en EEUU frente al peligro que suponía para ellos que los enviasen a México", apuntó la abogada de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) Judy Rabinovitz.

Uno de los aspectos por los que se interesaron más los jueces en la sesión de este miércoles fue el hecho de que los agentes de Inmigración no pregunten de forma directa a los solicitantes si tienen miedo de ser perseguidos en caso de ser enviados a México, algo que podría suponer una violación de la ley.

El magistrado Paul Watford, uno de los tres que conforman el panel y el que más crítico se mostró hoy con la Defensa de la Administración del presidente Donald Trump, recordó a Stewart que el Gobierno tiene la obligación de no enviar a los solicitantes a un lugar en el que teman que pueden ser perseguidos.

A su juicio, "una buena parte de los demandantes de asilo no saben que si dicen que temen ser enviados a México, tendrán más posibilidades de quedarse en EEUU".

"Está partiendo de la base de que no es necesario preguntar a la persona a la que se va a enviar (a México) si tiene miedo de estar allí. No concibo que eso no sea algo arbitrario y caprichoso", espetó el juez al abogado del Gobierno.

La política de enviar a México a los demandantes de asilo a la espera de que se resuelvan sus casos empezó en enero y desde entonces se han enviado a ese país a unas 400 personas, según cifras de Departamento de Seguridad Nacional, responsable de su implementación.

La Justicia federal californiana, de tendencia más progresista que la mayoría de las Cortes del resto del país, se ha erigido en favorita para los activistas para presentar demandas contra el Gobierno de Trump, especialmente en materia migratoria, en la que la Administración ya ha sufrido varios reveses.

(EFE)

Líder de grupo que detenía a migrantes planeaba asesinar a Obama

Larry Mitchell Hopkins.

Larry Hopkins, que lideraba un grupo de milicianos que se dedica a apresar a inmigrantes en la frontera con México y fue arrestado el pasado sábado, ha confesado a las autoridades que su organización entrenaba para asesinar al
expresidente Barack Obama, informaron hoy medios locales.

Larry Mitchell Hopkins, de 69 años, aseguró a los agentes del FBI que llevan su caso que su grupo de vigilantes, conocido como "Los Patriotas Constitucionales de EEUU", había estado entrenado para matar a Obama, a la excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton y al multimillonario y filántropo George Soros.

Hopkins, que se dedicaba junto a su grupo a capturar inmigrantes indocumentados en la frontera sur del país, fue detenido el pasado sábado en Sunland Park (Nuevo México) "por ser un delincuente en posesión de un arma", indicó la oficina del fiscal general estatal.

Su detención se produjo después de que este grupo, que se define a sí mismo como de "autodefensa", publicara en los días previos vídeos en las redes sociales en los que se ve a varios de sus integrantes ordenando a familias migrantes, incluidos niños pequeños, que se sentaran en el suelo mientras llegaban agentes de la Patrulla Fronteriza.

El grupo estableció su campamento cerca de la valla fronteriza y Hopkins había indicado a medios locales esta semana que EEUU se ha construido sobre tres pilares: "Dios, armas y agallas".

Este lunes, Hopkins compareció ante el juez instructor de su causa y se declaró no culpable de los cargos a los que se enfrenta por portar armas, alegando que estaba ejerciendo sus "derechos como estadounidense" para ayudar al país.

La demanda que llevó a Hopkins, también conocido como Johny Horton Jr., ante los tribunales argumenta que durante una registro en su domicilio, en el año 2017, se descubrieron nueve armas de fuego cargadas.

En caso de ser hallado culpable, Hopkins, que es considerado el "comandante" de este grupo de milicianos, podría enfrentarse a diez años tras las rejas, más 3 años de libertad condicional y hasta 250.000 dólares en multas.

(EFE)

EE.UU elimina exenciones a la compra de petróleo iraní

Mike Pompeo, Secretario de Estados Unidos

La administración de Trump anunció hoy la eliminación de las exenciones para la compra de petróleo iraní, y de esta manera reducir las exportaciones de Teherán.

El gobierno estadounidense, también aseguró por medio de un comunicado que tomará acciones en conjunto con Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos para mantener el "suministro global", anunció EFE.

Se espera que el secretario de estado Mike Pompeo haga un anuncio el día de hoy para explicar detalladamente la decisión.

Pompeo escribió en su cuenta de Twitter que el gobierno estadounidense aplicará una presión extrema sobre el régimen iraní.

Además, aseguró que EE.UU. confía que el mercado global de petróleo se mantendrá equilibrado a medida que las naciones se distancien del petróleo iraní.

El presidente Donald Trump escribió el día de hoy en su cuenta de Twitter que Arabia Saudita y otras naciones pertenecientes a la OPEP podrían "compensar cualquier caída en el suministro de petróleo iraní a los mercados globales" .

El gobierno de Arabia Saudita aseguró que garantizaría un suministro de crudo y un mercado estable a otras naciones en respuesta a la declaración del país estadunidense.

El ministro de Energía de este país, Khalid a-Falih, afirmó en una declaración que la nación saudí " está vigilando de cerca los desarrollos del mercado petrolero" después de la decisión de la administración de Trump, señaló Reuters.

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, señaló que esta decisión servirá para incrementar la presión sobre el “régimen terrorista iraní”.

"Estamos de acuerdo con la determinación de Estados Unidos contra la agresión iraní y esta es la manera correcta de detenerla", dijo el mandatario aseguró AP.

Esta decisión significa que las exenciones de sanciones por parte de Estados Unidos a cinco naciones (China, India, Japón, Corea del Sur y Turquía) no se renovarán cuando expiren el 2 de mayo con el fin de asfixiar todos los ingresos que el país iraní recibe de las ventas de petróleo.​

[Redactado por Carolina Morales Chataing con información de AFP, EFE, Reuters y redes sociales]

Washington reconsidera las 12 categorías de viajes a Cuba aprobadas por Obama

Turistas estadounidenses posan frente al Capitolio Nacional.

El Gobierno de Estados Unidos evalúa acabar con algunas de las doce categorías que permiten a los estadounidenses viajar a Cuba, lo que podría afectar a las aerolíneas y cruceros que aceleraron su actividad tras el deshielo iniciado en 2014.

La "número dos" del Departamento de Estado para Latinoamérica, Carrie Filipetti, explicó este jueves a Efe que actualmente se está reconsiderando si debe autorizarse cualquier viaje que no sea por motivos familiares, porque quiere evitarse que el dinero de los viajeros "vaya a parar a las manos del régimen cubano".

"Estamos ahora iniciando una investigación para determinar hasta qué punto algunas categorías de esos viajes permitidos están sirviendo para enviar dinero a elementos dentro del régimen", manifestó Filipetti, que no concretó cuándo se decidirá qué categorías permanecen y cuáles se eliminan.

Los estadounidenses tienen prohibido hacer turismo en Cuba, pero pueden viajar si cumplen con algunas de las doce categorías existentes: visitas gubernamentales, actividades de medios de comunicación o centros de investigación, proyectos educativos, religiosos y médicos, entre otros.

El acercamiento impulsado en 2014 por el entonces presidente de EE.UU., Barack Obama, y Raúl Castro, permitió flexibilizar ese tipo de excepciones.

En concreto, Obama permitió que los estadounidenses se "auto certificaran" sin muchas explicaciones como participantes en una de las doce categorías permitidas, lo que ha facilitado el negocio a las aerolíneas y cruceros que comenzaron a hacer trayectos comerciales a la isla.

En un discurso este miércoles en Miami, el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, insinuó que ese tipo de visitas son un "turismo velado" y, por eso, anunció restricciones para los viajes que no sean por motivos familiares.

El endurecimiento de la política de EE.UU. hacia Cuba incluye demandas en tribunales estadounidenses por bienes expropiados tras la Revolución y nuevas restricciones a las remesas, que quedarán limitadas a 1.000 dólares trimestrales por persona, un golpe para los miles de cubanos que viven de la ayuda que sus familiares emigrados les envían desde EE.UU.

Preguntada al respecto, Filipetti aseguró que se fijó el tope de 1.000 dólares porque se consideró que esa cifra "era suficiente" para permitir que los cubanos tuvieran "lo que necesitaban" sin que "involuntariamente" eso permitiera "al régimen cubano apropiarse de esos recursos".

"Cuando pensamos en la restricción de remesas, era importante para nosotros no prohibir las remesas porque muchos cubanos están obligados a vivir de un reducido salario gubernamental, no tienen suficiente para sobrevivir, así que queremos asegurarnos de que no impedimos eso", subrayó.

La diplomática defendió que, al proclamar las nuevas medidas, se tomó en cuenta "el efecto en los cubanos comunes y corrientes" y precisó que el objetivo del Gobierno de Donald Trump es "asegurar un respeto a los derechos humanos" en Cuba y una "rápida transición hacia la democracia".

Las nuevas medidas podrían tener un gran impacto en los trabajadores por cuenta propia ("cuentapropistas"), muchos de los cuales han levantado sus negocios con ayuda de sus allegados en el extranjero.

Entrevista
La vice secretaria adjunta del Departamento de Estado para el Hemisferio Occidental, Carrie Filipetti, aseguró que la reciente decisión de EE.UU. con respecto a Cuba, es para que este país deje de apoyar al gobierno en disputa de Nicolás Maduro, en Venezuela.

Cargar más

XS
SM
MD
LG