Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Los afroestadounidenses han enriquecido la educación y han luchado contra el racismo

Ted Delaney profesor de la Universidad Washington y Lee

Ted DeLaney llegó a la Universidad Washington y Lee como operario de mantenimiento. Cuando se fue, había sido el presidente del departamento de Historia. La trayectoria de DeLaney es extraordinaria, sin embargo es una que comparten millones de estadounidenses negros: superar los prejuicios, aprovechar nuevas oportunidades, y contribuir a su comunidad y a su país.

Ted Delaney
Ted Delaney

DeLaney nació y creció en Lexington (Virginia), sede de la Universidad Washington y Lee. Recibió una beca para asistir al Colegio Universitario Morehouse de Atlanta, una universidad históricamente negra (HBCU). Pero en 1961, su madre temió por su seguridad, dada la reacción contra el movimiento de los derechos civiles, y no le permitió asistir.

En aquella época, los afroestadounidenses estaban infrarrepresentados entre los graduados universitarios: sólo el 3 % tenía una licenciatura, frente al 9 % de los blancos. Las leyes de la época de Jim Crow que discriminaban a los estudiantes negros negándoles la entrada a instituciones tradicionalmente blancas eran una de las razones.

Por eso, el primer desempeño de DeLaney en Washington y Lee fue el de operario de mantenimiento. La universidad no aceptó estudiantes negros hasta 1964.

Ese año, la recién aprobada Ley de Derechos Civiles prohibió la discriminación en las escuelas públicas por motivos de raza, color, sexo, religión u origen nacional. También prohibía esos mismos tipos de discriminación en cualquier institución educativa que recibiera ayuda financiera federal.

A medida que la Universidad Washington y Lee se iba integrando, DeLaney comenzó a tomar clases nocturnas a tiempo parcial mientras trabajaba como técnico de laboratorio durante el día.

Tras una década y media de trabajo a tiempo parcial y cuatro años de clases a tiempo completo, DeLaney obtuvo finalmente un título universitario en 1985, a la edad de 41 años. A continuación, se matriculó para un doctorado en historia en el Colegio Universitario William y Mary y lo obtuvo en 1995, siendo uno de los 1.287 negros que se doctoraron en Estados Unidos ese año.

DeLaney volvió a Washington y Lee para enseñar y llegó a ser profesor titular de historia. Fue cofundador del primer programa de estudios afroestadounidenses de la universidad. Y de 2013 a 2017, fue presidente del Departamento de Historia de la universidad.

Estudiantes caminando por el recinto universitario de la Universidad de Texas en Austin (Texas) en septiembre de 2012. La universidad fue en su momento lenta para integrarse pero ahora es una de las más diversas en Estados Unidos. (© Eric Gay/AP Images)
Estudiantes caminando por el recinto universitario de la Universidad de Texas en Austin (Texas) en septiembre de 2012. La universidad fue en su momento lenta para integrarse pero ahora es una de las más diversas en Estados Unidos. (© Eric Gay/AP Images)

Vestigios del racismo en la educación

Los datos más recientes muestran que el porcentaje de estudiantes negros universitarios en colegios universitarios y universidades estadounidenses (14 %) (en inglés) está justo por encima del porcentaje de la población estadounidense de raza negra (13,4 %) (en inglés).

Sin embargo, décadas de segregación y prejuicios en las políticas de admisiones significan que solamente el 26 % de los estadounidenses negros tenían un título universitario de licenciatura o más avanzado en 2019 (en inglés), en comparación con el 40 % de los estadounidenses blancos. Además la contratación de profesorado negro no ha seguido el ritmo.

Los datos más recientes muestran que el 6 % de todos los profesores de Estados Unidos son negros (en inglés) y el 96 % de todos los catedráticos negros (en inglés) enseñan en universidades históricamente afroestadounidenses (HBCU).

Sin embargo, las instituciones no HBCU pretenden arreglar esta disparidad, según un informe reciente de la revista académica Inside Higher Ed (en inglés):

  • La Universidad de Siracusa comenzará una iniciativa para contratar profesorado de diversos entornos.
  • La Escuela de Diseño de Rhode Island contratará profesores para nuevas posiciones que en 10 años serán catedráticos o catedráticos para su iniciativa raza en las artes y el diseño.
  • La Universidad de Stanford contratará 10 nuevos académicos que estudiarán el tema de la raza en la sociedad estadounidense.
  • El Departamento de Inglés de la Universidad de Chicago dará prioridad a los académicos de estudios negros en este ciclo de admisiones de posgrado.

Y los académicos negros están pidiendo un cambio que va más allá de las prácticas de contratación.

Tras la violencia de los supremacistas blancos en Charlottesville (Virginia) en 2017, Ted DeLaney fue uno de los tres miembros de la facultad que formó parte de una comisión que recomendó medidas para que Washington y Lee, que recibió su nombre en parte por el general confederado y esclavista Robert E. Lee, abordara su problemático pasado.

El informe de la comisión, publicado en 2018, incluía recomendaciones para aumentar la representación de los estadounidenses de raza negra en el profesorado de la universidad así como para establecer programas de estudio recíprocos y programas de intercambio de profesores con instituciones en las que se matriculan mayoritariamente personas de grupos minoritarios.

DeLaney se jubiló en junio de 2020 como profesor emérito de historia, seis meses antes de su muerte. Tras su jubilación, se crearon en su nombre una beca postdoctoral, un ciclo de conferencias en Estudios africanos y una beca en Humanidades y estudios interdisciplinarios.

Molly Michelmore, colega de DeLaney y actual directora del Departamento de Historia de Washington y Lee, declaró al diario The New York Times: “Siempre estaba dispuesto a llamar la atención a la institución por no estar a la altura de sus promesas”.

Eso es lo que siguen haciendo los estadounidenses que luchan por la igualdad racial: denunciar a las instituciones educativas, gubernamentales y sociales; cuando no cumplen su promesa.

Vea todas las noticias de hoy

La USAID lanza nuevas iniciativas en América Central para reducir la migración hacia el norte

Una imagen de la ayuda de Estados Unidos por medio de la agencia federal, USAID.

La Agencia de EE. UU. para el Desarrollo Internacional (USAID) informó que está haciendo de su parte para abordar activamente los retos económicos, de seguridad y gobernabilidad que impulsan la migración irregular desde Centroamérica a Estados Unidos.

USAID dijo en un comunicado que está implementando programas que ayudan a combatir el crimen y la violencia, enfrentar la corrupción y la impunidad, y mitigar los efectos del cambio climático.

El objetivo es ofrecer una esperanza a los ciudadanos del Triángulo Norte de Centroamérica para que permanezcan en sus países y no se vean obligados a emprender la peligrosa travesía hacia el norte.

El comunicado explica varios esfuerzos de USAID para este empeño, como proveer más oportunidades a los posibles inmigrantes con programas que ayudarían a crear decenas de miles de empleos, aumento de los ingresos y crecimiento de las pequeñas empresas, dirigidos a los jóvenes arrastrados al crimen, la violencia y a la pobreza rural.

Otra área es acercarse al sector privado trabajando con compañías locales en El Salvador, Guatemala y Honduras para capitalizar sus experiencias y recursos con el objetivo de acelerar la creación de empleos, explica USAID.

Esto incluye apoyo del sector privado y otras organizaciones para respaldar cursos vocacionales, educación y oportunidades de empleo para las juventudes en riesgo y comunidades vulnerables.

La agencia sostiene que está suministrando asistencia humanitaria a diferentes niveles como respuesta a desastres naturales y condiciones climáticas por medio de un Equipo de Asistencia de Respuesta a los Desastres (DART), el cual tiene a su cargo la tarea de responder a los problemas resultantes de los huracanes que azotaron el área en 2020, los efectos de la pandemia del coronavirus y dificultades de seguridad alimentaria.

En un sentido similar, USAID informa que está tratando de reducir el impacto económico de los desastres naturales en Centroamérica con asistencia humanitaria que ayude a las comunidades a fortalecer su capacidad para resistir a fenómenos como huracanes y limitar su impacto económico, con sistemas de respuesta temprana que mitigarían la destrucción y las pérdidas de vidas en deslaves y otras catástrofes.

USAID afirma que continuará respaldando la reintegración de los migrantes regresados a sus países con programas de entrenamiento laboral, búsqueda de empleos, y regreso a las escuelas, entre otros.

USAID asegura que sus programas dan a los inmigrantes oportunidades concretas para que no intenten de nuevo la peligrosa travesía hacia el norte.

La agencia dice también que alentará a los migrantes a acudir a los medios legales en coordinación con los Departamentos del Trabajo, Seguridad Nacional y Estado de EE. UU. para ayudar a los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras a identificar, examinar y registrar a los trabajadores elegibles para visas temporales en Estados Unidos, conectando a los solicitantes con empresas estadounidenses y contribuyendo a facilitar el proceso de sus visas.

Detienen vacunación con Johnson & Johnson para investigar coágulos de sangre

Vacuna Johnson & Johnson de dosis única contra el COVID-19. (REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo)

Las autoridades estadounidenses recomendaron detener la administración de la vacuna Johnson & Johnson contra el COVID-19 tras el reporte de varias personas afectadas por "un tipo raro y grave" de coágulo sanguíneo.

Un comunicado conjunto emitido este martes por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Medicinas y Alimentos (FDA) informa de coágulos en al menos seis mujeres tras recibir la vacuna.

"Hasta el 12 de abril, se habían administrado más de 6,8 millones de dosis de la vacuna Johnson & Johnson (Janssen) en EEUU. El CDC y la FDA están revisando los datos de seis casos notificados en EEUU de un tipo raro y grave de coágulo de sangre en personas después de recibir la vacuna", señala la nota.

Las agencias federales investigan estos casos, en los que se observó una trombosis del seno venoso cerebral en combinación con niveles bajos de plaquetas en sangre. Los seis casos ocurrieron entre mujeres de entre 18 y 48 años, y los síntomas se presentaron de 6 a 13 días después de recibir la vacuna de dosis única.

El comunicado alerta que, aunque por lo general se usa un medicamento anticoagulante llamado heparina para tratar los coágulos de sangre, en este contexto, la "administración de heparina puede ser peligrosa y es necesario administrar tratamientos alternativos".

"Los CDC convocarán una reunión del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) el miércoles para revisar más a fondo estos casos y evaluar su importancia potencial. La FDA revisará ese análisis, ya que también investiga estos casos. Hasta que se complete ese proceso, recomendamos una pausa en el uso de esta vacuna por precaución", subraya el comunicado.

Las autoridades sanitarias recomiendan a las personas que hayan recibido la vacuna J&J y que desarrollen dolor de cabeza intenso, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación, que se comuniquen con su proveedor de atención médica.

"En este momento, estos eventos adversos parecen ser extremadamente raros. La seguridad de la vacuna contra el COVID-19 es una prioridad máxima para el gobierno federal, y tomamos muy en serio todos los informes de problemas de salud posteriores a la vacunación", concluye el comunicado.

Funcionarios de EEUU en gira por Colombia, Argentina y Uruguay

El presidente Joe Biden (izq.) junto a su asesor de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental, Juan González. Tomado de @Cartajuanero.

El asistente especial del presidente Biden y director sénior para el Hemisferio Occidental, Juan González, se encuentra en Colombia, como parte de una gira oficial que también lo llevará a Argentina y Uruguay, con la mira en temas compartidos como la pandemia, la inmigración venezolana y asuntos de seguridad.

Junto a González viaja la subsecretaria interina para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Julie Chung. La gira se extiende hasta el 15 de abril, con el objetivo de "interactuar con funcionarios gubernamentales".

González mantuvo una reunión con el presidente Iván Duque, el lunes en la mañana, marcando la primera vez que un alto funcionario del Gobierno del presidente Biden se reúne con el mandatario colombiano.

Según la presidencia de Colombia, durante la reunión se discutieron temas relacionados con la seguridad, el narcotráfico y el crimen transnacional. Así como los avances en la implementación de los acuerdos de paz, la reactivación económica, por cuenta de la pandemia, la crisis migratoria venezolana, el cambio climático y el cuidado del medio ambiente.

Protestas y saqueos en EEUU tras muerte de otro afrodescendiente a manos de la policía

Protestas en EEUU por la muerte de otro afrodescendiente a manos de la policía
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:27 0:00

Cientos de manifestantes protestaron el domingo por la noche por la muerte de un ciudadano afrodescendiente a manos de la policía en Minneapolis, ciudad estadounidense donde se lleva a cabo el juicio de un exagente acusado de la muerte de George Floyd, un caso que desató protestas contra el racismo y la brutalidad policial contra la comunidad negra.

Varios centenares de personas se concentraron frente a la estación policial en Brooklyn Center, al noroeste de Minneapolis. La policía les disparó gas lacrimógeno y granadas ensordecedoras, observó un videoperiodista de la AFP en el lugar.

Hacia la medianoche (05H00 GMT), la Guardia Nacional se desplegó en el lugar, y el alcalde de Brooklyn Center, Mike Elliott, declaró un toque de queda desde la 01H00 hasta las 06H00 locales (11H00 GMT).

La madre de Daunte Wright, un joven afroestadounidense de 20 años, dijo a la muchedumbre que su hijo la había llamado para decirle que la policía le había ordenado detener su vehículo, según medios locales.

Katie Wright dijo que escuchó a oficiales de policía decirle a su hijo que soltara el teléfono y luego uno de los agentes cortó la llamada. Poco después, la novia de su hijo le dijo que éste había sido abatido.

La oficina de asuntos criminales de Minnesota confirmó a la AFP que está "investigando" la implicación de un agente en un tiroteo en Brooklyn Center, pero se negó a identificar a la víctima.

Según un comunicado del departamento policial de Brooklyn Center, agentes ordenaron detener al conductor de un vehículo por una infracción de tránsito. Cuando descubrieron que tenía una orden de detención pendiente, intentaron arrestarlo.

El conductor volvió a su vehículo, y uno de los oficiales disparó su arma, alcanzando al conductor, que murió en el lugar, según la versión policial.
Una pasajera del automóvil sufrió "heridas", sin que su vida corra peligro, y fue llevada a un hospital local, según el comunicado, que no identificó a la mujer.

El alcalde de Brooklyn City, Mike Elliott, tachó el tiroteo de "trágico". Tim Walz, gobernador de Minnesota, estado en el que se encuentra Minneapolis, dijo lamentar "de nuevo la pérdida de la vida de un hombre negro a manos de la policía".


- "Justicia para Daunte Wright" -

Unas doscientas personas se congregaron en Brooklyn Center la noche del domingo, y fueron recibidas por policías antimotines.

Fotos de la manifestación mostraban a hombres saltando sobre el parabrisas de una camioneta de policía. Según el diario Star Tribune, las fuerzas de seguridad dispararon municiones no letales para tratar de dispersar a los manifestantes.

Cuando la presencia policial se redujo luego de una hora, la muchedumbre encendió velas y escribió mensajes con tiza en la calle: "Justicia para Daunte Wright".

Pero los choques se reanudaron poco después, cuando otro grupo de cientos de manifestantes se congregó frente a la sede principal de la policía de Brooklyn Center, donde fueron recibidos por gases lacrimógenos y granadas aturdidoras.

En conferencia de prensa, John Harrington, jefe de seguridad del estado de Minnesota, dijo que "se lanzaron piedras y otros objetos" contra las oficinas de la policía y que unas 20 tiendas de un centro comercial fueron saqueadas.

Harrington informó de que el lunes se incrementará la fuerza de la Guardia Nacional en la zona.

Este nuevo incidente tuvo lugar mientras se lleva a cabo en Minneapolis el juicio contra Derek Chauvin, un policía blanco acusado de la muerte del afroestadounidense George Floyd, en mayo pasado en esa ciudad.

La muerte de Floyd desencadenó una ola de protestas en todo Estados Unidos contra el racismo y la brutalidad policial.

Tribunales de EEUU se preparan para una avalancha de solicitudes de asilo

Migrantes en la frontera de México y Estados Unidos. (Adrees Latif / Reuters).

Los tribunales de inmigración estadounidenses, ya abrumados con una acumulación de 1,3 millones de casos, no están preparados para manejar una avalancha de nuevas solicitudes de asilo presentadas por un número creciente de personas que cruzan la frontera entre EE. UU. y México, especialmente niños que viajan solos, dijeron a la Voz de América, VOA, jueces migratorios, actuales y anteriores.

El número cada vez mayor de migrantes que llega a la frontera, incluyendo a más de 170.000 sólo en marzo, según adelantaron diversos medios la semana pasada, es el nivel más alto desde 2006.

Sólo los menores que llegan sin sus padres pueden permanecer en los EE. UU., junto con algunos padres que tienen hijos menores de siete años. Aún así, la carga de casos adicionales para los tribunales de inmigración, que ya están sobrecargados, podría ser asombrosa si continúan los niveles elevados de cruces fronterizos.

Esta no es la primera vez que Estados Unidos ve un gran número de migrantes llegar a su frontera sur. Tampoco es la primera vez que los jueces migratorios, que deciden si se otorgan o rechazan las solicitudes de asilo, han visto multiplicarse el número de casos.

"La lista de espera ha crecido", dijo Jeffrey Chase, ex juez de inmigración y asesor legal principal de la Junta de Apelaciones de Inmigración. Añadió que hay dos formas de manejar la situación.

"La respuesta a esto usualmente es: contratar más jueces. Y creo que la respuesta debería ser: seamos más inteligentes acerca de a quién llevamos a la corte y cómo priorizamos los casos y cómo manejamos los casos", dijo Chase a la VOA.

La Cámara de Acceso a registros Transaccionales, (TRAC), un centro de investigación de la Universidad de Syracuse, muestra que la acumulación de casos de inmigración se ha más que duplicado desde principios de 2017.

Según la TRAC, a fines de febrero de 2021, había 1.299.239 casos activos pendientes ante los tribunales, frente a 542.411 a principios de 2017. Al 31 de marzo, EE. UU. tenía 529 jueces de inmigración en 67 tribunales en todo el país.

Dana Marks, una jueza de inmigración en funciones en San Francisco que habló con la VOA en su calidad de presidenta de la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración (NAIJ), dijo que el aumento en los casos de los tribunales de inmigración ha sido gradual y por eso cree que "se mantuvo bajo el radar".

Un sistema diferente

Los tribunales de inmigración de EE. UU. no son como los tribunales federales con los que la mayoría de la gente está familiarizada. Por un lado, forman parte del poder Ejecutivo, específicamente bajo la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR) del Departamento de Justicia de EE. UU.

Además, los casos de inmigración se desarrollan de manera diferente a los casos judiciales normales donde los litigantes a menudo se sienten presionados para evitar el juicio.

"Uno de los problemas con el sistema de inmigración, como lo es actualmente, no tenemos acuerdos de declaración de culpabilidad o estipulaciones que manejen muchos de estos casos como lo hace en un tribunal penal donde las partes se reúnen y llegan a un compromiso mutuo y un acuerdo ", explicó Marks. "Así que todos los casos van a juicio".

Un informe reciente de TRAC concluyó que incluso si la administración del presidente Joe Biden detuviera la aplicación de la ley de inmigración por completo, "aún se necesitaría más allá del primer mandato de Biden en el cargo, asumiendo tasas de finalización de casos prepandémicos, para que se completen los casos ahora acumulados".

Jueces en la frontera

Durante la Administración Trump se contrataron jueces de inmigración adicionales. Aun así, la acumulación de casos aumentó notablemente durante el tiempo de Trump en el cargo.

Mientras tanto, la Administración Trump, al igual que la Administración Obama que la precedió, envió jueces de inmigración a los tribunales cerca de la frontera entre Estados Unidos y México, señaló Marks.

"La priorización de enviar jueces a los tribunales fronterizos terminó dejando a nuestros tribunales interiores subutilizados y sin poder procesar los casos que habían estado pendientes en el sistema durante largos períodos de tiempo", dijo.

A la congestión se sumó una directiva de 2018 del entonces fiscal general Jeff Sessions para reabrir cientos de miles de casos de inmigración que los tribunales habían cerrado previamente y controlar la discreción de los jueces para cerrar casos futuros.

Dotación de personal de los tribunales e independencia

Los legisladores estadounidenses de ambos partidos han argumentado durante mucho tiempo a favor de ampliar el número de tribunales de inmigración para reducir la acumulación de casos.

Mientras tanto, los jueces de inmigración, respaldados por docenas de grupos de defensa de inmigrantes y derechos humanos, están pidiendo al Congreso que apruebe una legislación que convierta al sistema de tribunales de inmigración en una entidad independiente aislada de la agenda de inmigración de cualquier administración.

"Nuestra organización ha defendido durante mucho tiempo que el sistema de tribunales de inmigración sea eliminado del Departamento de Justicia y reestructurado, como los tribunales federales del Artículo 1", dijo Marks.

Aaron Hall, un abogado de inmigración en Denver, Colorado, sostuvo que el sistema de tribunales de inmigración está sujeto actualmente a los caprichos de cualquier partido que controle el poder Ejecutivo. Pero agregó que hacer independientes los tribunales no es suficiente.

"Todavía tenemos 1,3 millones de personas en el sistema", dijo. "No hay manera de respetar el debido proceso y de impulsar todos estos casos de manera oportuna. La solución debe ser una reforma migratoria".

"Tener un sistema de tribunales de inmigración independiente es mejor que tenerlos en el Departamento de Justicia, pero lo que realmente necesita cambiar es nuestra ley", agregó Hall.

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG