Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Legisladores EEUU impulsan la “Ley Bolívar” para impedir negocios con régimen de Maduro

Nicolás Maduro durante una conferencia de prensa en Caracas.

Legisladores estadounidenses presentaron este lunes ante el Congreso un proyecto de ley bipartidista que busca prohibir, tanto a las agencias federales, como a entidades privadas o individuos, hacer negocios con cualquier persona que apoye al régimen de Nicolás Maduro.

La ley de Prohibición de Operaciones y Arrendamientos con el Régimen Autoritario Ilegítimo Venezolano, conocida como Ley Bolívar, fue introducida este lunes ante la Cámara de Representantes por el congresista republicano Michael Waltz.

“En medio de la crisis provocada por el narco-dictador Nicolás Maduro y sus secuaces, debemos asegurarnos de que las agencias federales de EEUU no le otorguen contratos gubernamentales a ninguna empresa vinculada al régimen de Maduro”, dijo el senador Marco Rubio Rubio, quien se ha unido al proyecto junto a a los senadores Rick Scott (R-FL), Jacky Rosen (D-NV) y Thom Tillis (R-NC), informó su oficina en un comunicado.

“Me enorgullece unirme al senador Scott y a mis colegas para presentar esta legislación bicameral, la cual garantizará que los dólares de los contribuyentes no le proporcionen un salvavidas financiero a una dictadura criminal y asesina en nuestra región”, agregó el senador Rubio.

Por su parte, el senador Scott dijo que “Nicolás Maduro está cometiendo un genocidio contra el pueblo de Venezuela", por lo que "ni un centavo de los contribuyentes americanos debe utilizarse para apoyar a este régimen asesino”.

“Como gobernador, prohibí al estado de la Florida, incluyendo a todas las agencias estatales, el invertir en cualquier empresa que esté haciendo negocios con el gobierno opresivo de Maduro”, recordó Scott.

El exgobernador de La Florida declaró sentirse orgulloso de liderar, junto a sus colegas, "este importante trabajo y prohibir que todas las agencias federales hagan negocios con quienes apoyan a este dictador”.

“No podemos quedarnos al margen y dejar que esta crisis continúe, y esto comienza con restringir el dinero que Maduro usa para aferrarse al poder”, advirtió Scott.

La Ley Bolívar hace las "excepciones necesarias para prestar ayuda humanitaria y asistencia en casos de desastre" y "no afectaría ningún negocio con el gobierno legítimo de la Asamblea Nacional ni con sus sucesores electos”, subraya el comunicado.

También apunta “que sólo se aplicará a los contratos realizados durante o después de la promulgación de la ley”, y especifica que “permite al Secretario de Estado concluir la restricción cuando sea de interés nacional para los Estados Unidos”.

Vea todas las noticias de hoy

Tribunales de EEUU se preparan para una avalancha de solicitudes de asilo

Migrantes en la frontera de México y Estados Unidos. (Adrees Latif / Reuters).

Los tribunales de inmigración estadounidenses, ya abrumados con una acumulación de 1,3 millones de casos, no están preparados para manejar una avalancha de nuevas solicitudes de asilo presentadas por un número creciente de personas que cruzan la frontera entre EE. UU. y México, especialmente niños que viajan solos, dijeron a la Voz de América, VOA, jueces migratorios, actuales y anteriores.

El número cada vez mayor de migrantes que llega a la frontera, incluyendo a más de 170.000 sólo en marzo, según adelantaron diversos medios la semana pasada, es el nivel más alto desde 2006.

Sólo los menores que llegan sin sus padres pueden permanecer en los EE. UU., junto con algunos padres que tienen hijos menores de siete años. Aún así, la carga de casos adicionales para los tribunales de inmigración, que ya están sobrecargados, podría ser asombrosa si continúan los niveles elevados de cruces fronterizos.

Esta no es la primera vez que Estados Unidos ve un gran número de migrantes llegar a su frontera sur. Tampoco es la primera vez que los jueces migratorios, que deciden si se otorgan o rechazan las solicitudes de asilo, han visto multiplicarse el número de casos.

"La lista de espera ha crecido", dijo Jeffrey Chase, ex juez de inmigración y asesor legal principal de la Junta de Apelaciones de Inmigración. Añadió que hay dos formas de manejar la situación.

"La respuesta a esto usualmente es: contratar más jueces. Y creo que la respuesta debería ser: seamos más inteligentes acerca de a quién llevamos a la corte y cómo priorizamos los casos y cómo manejamos los casos", dijo Chase a la VOA.

La Cámara de Acceso a registros Transaccionales, (TRAC), un centro de investigación de la Universidad de Syracuse, muestra que la acumulación de casos de inmigración se ha más que duplicado desde principios de 2017.

Según la TRAC, a fines de febrero de 2021, había 1.299.239 casos activos pendientes ante los tribunales, frente a 542.411 a principios de 2017. Al 31 de marzo, EE. UU. tenía 529 jueces de inmigración en 67 tribunales en todo el país.

Dana Marks, una jueza de inmigración en funciones en San Francisco que habló con la VOA en su calidad de presidenta de la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración (NAIJ), dijo que el aumento en los casos de los tribunales de inmigración ha sido gradual y por eso cree que "se mantuvo bajo el radar".

Un sistema diferente

Los tribunales de inmigración de EE. UU. no son como los tribunales federales con los que la mayoría de la gente está familiarizada. Por un lado, forman parte del poder Ejecutivo, específicamente bajo la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR) del Departamento de Justicia de EE. UU.

Además, los casos de inmigración se desarrollan de manera diferente a los casos judiciales normales donde los litigantes a menudo se sienten presionados para evitar el juicio.

"Uno de los problemas con el sistema de inmigración, como lo es actualmente, no tenemos acuerdos de declaración de culpabilidad o estipulaciones que manejen muchos de estos casos como lo hace en un tribunal penal donde las partes se reúnen y llegan a un compromiso mutuo y un acuerdo ", explicó Marks. "Así que todos los casos van a juicio".

Un informe reciente de TRAC concluyó que incluso si la administración del presidente Joe Biden detuviera la aplicación de la ley de inmigración por completo, "aún se necesitaría más allá del primer mandato de Biden en el cargo, asumiendo tasas de finalización de casos prepandémicos, para que se completen los casos ahora acumulados".

Jueces en la frontera

Durante la Administración Trump se contrataron jueces de inmigración adicionales. Aun así, la acumulación de casos aumentó notablemente durante el tiempo de Trump en el cargo.

Mientras tanto, la Administración Trump, al igual que la Administración Obama que la precedió, envió jueces de inmigración a los tribunales cerca de la frontera entre Estados Unidos y México, señaló Marks.

"La priorización de enviar jueces a los tribunales fronterizos terminó dejando a nuestros tribunales interiores subutilizados y sin poder procesar los casos que habían estado pendientes en el sistema durante largos períodos de tiempo", dijo.

A la congestión se sumó una directiva de 2018 del entonces fiscal general Jeff Sessions para reabrir cientos de miles de casos de inmigración que los tribunales habían cerrado previamente y controlar la discreción de los jueces para cerrar casos futuros.

Dotación de personal de los tribunales e independencia

Los legisladores estadounidenses de ambos partidos han argumentado durante mucho tiempo a favor de ampliar el número de tribunales de inmigración para reducir la acumulación de casos.

Mientras tanto, los jueces de inmigración, respaldados por docenas de grupos de defensa de inmigrantes y derechos humanos, están pidiendo al Congreso que apruebe una legislación que convierta al sistema de tribunales de inmigración en una entidad independiente aislada de la agenda de inmigración de cualquier administración.

"Nuestra organización ha defendido durante mucho tiempo que el sistema de tribunales de inmigración sea eliminado del Departamento de Justicia y reestructurado, como los tribunales federales del Artículo 1", dijo Marks.

Aaron Hall, un abogado de inmigración en Denver, Colorado, sostuvo que el sistema de tribunales de inmigración está sujeto actualmente a los caprichos de cualquier partido que controle el poder Ejecutivo. Pero agregó que hacer independientes los tribunales no es suficiente.

"Todavía tenemos 1,3 millones de personas en el sistema", dijo. "No hay manera de respetar el debido proceso y de impulsar todos estos casos de manera oportuna. La solución debe ser una reforma migratoria".

"Tener un sistema de tribunales de inmigración independiente es mejor que tenerlos en el Departamento de Justicia, pero lo que realmente necesita cambiar es nuestra ley", agregó Hall.

Propuesta de la Casa Blanca incrementa los fondos a la ayuda internacional

Antony Blinken, secretario de Estado de Estados Unidos, hablando sobre los derechos humanos en el mundo. (Mandel Ngan / AP).

La solicitud del presupuesto para el año fiscal 2022 que ha hecho la administración Biden al Congreso de Estados Unidos ha aumentado en 6.800 millones de dólares con respecto al año anterior para la ayuda internacional, que incluye derechos humanos, defensa de la democracia y gestión de la pandemia de COVID-19.

El pedido incluye 63.500 millones de dólares en programas internacionales, que serían gestionados por el Departamento de Estado para la ayuda internacional; de ellos, 5.400 millones son distribuidos por la Agencia de Estados Unidos para el desarrollo Internacional (USAID).

En esta “solicitud discrecional” han sido incluidos 861 millones para Centroamérica, parte del compromiso de 4.000 millones de dólares para los próximos cuatro años.

El informe señala que la solicitud del dinero es parte de “una estrategia integral para impulsar una reforma sistémica y al mismo tiempo abordar las causas fundamentales de la migración irregular de Centroamérica a Estados Unidos.

En las últimas semanas ha empeorado la situación inmigratoria en la frontera sur. Miles de menores no acompañados han abarrotado los albergues dispuestos por las entidades de seguridad de EE. UU. Informes gubernamentales han arrojado que las cifras de detenciones de inmigrantes buscando asilo se dispararon en marzo para alcanzar un récord histórico en los últimos veinte años.

Sería así favorecido el trabajo de conjunto con otras naciones “para abordar la pandemia y el cambio climático, así como las crecientes ambiciones de China y las amenazas globales a la democracia”, señala el documento expedido hoy por el Departamento de Estado.

Otra importante partida monetaria está enfocada en “restaurar” la posición internacional de EE. UU. mediante la promoción de “la democracia y los derechos humanos”.

El dinero sería usado para pagar las cuotas del gobierno estadunidense en la ONU para “revertir la falta crónica de fondos y los atrasos acumulados para programas críticos durante la Administración anterior”.

Tales impagos han afectado la membresía de EE. UU. en la Organización Mundial de la Salud, el Fondo de Población de las Naciones Unidas y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, indica el anuncio.

Además, en la asistencia humanitaria y el tema de refugiados, ha sido incluida una parte para volver al plan de admisión de refugiados, con el interés de volver a la cifra de hasta 125.000 admisiones a partir de 2022.

Biden apoya los planes “Artemis” de la NASA para la luna y más allá

El nuevo cohete de la NASA, "Space Launch System" (Sistema de Lanzamiento Espacial, o SLS), enviará astronautas a la Luna en las misiones Artemis. (NASA).

El presidente Biden se ha comprometido con la misión multilateral de la NASA para volver a la Luna y enviar astronautas a Marte.

“A través del programa Artemis, el gobierno de Estados Unidos trabajará con la industria y los socios internacionales para enviar astronautas a la superficie de la Luna”, dijo la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, el 4 de febrero, al anunciar el apoyo de la administración Biden al programa “Artemis” de la NASA.

Share America, plataforma del Departamento de Estado, informa que el programa Artemis tiene como objetivo hacer aterrizar a la primera mujer y al próximo hombre en la Luna para 2024, y está planeando una misión humana a Marte.

El mundo rinde homenaje a la exploración espacial en el Día Internacional de los Vuelos Espaciales Tripulados, el 12 de abril, cuando se cumple el 60º aniversario del primer vuelo espacial tripulado por Yuri Gagarin, de la Unión Soviética, en 1961. El astronauta estadounidense Neil Armstrong se convirtió en la primera persona en pisar la luna el 20 de julio de 1969.

Los cohetes impulsores del Sistema de Lanzamiento Espacial están completamente montados en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida. (NASA/Isaac Watson).
Los cohetes impulsores del Sistema de Lanzamiento Espacial están completamente montados en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida. (NASA/Isaac Watson).

El alunizaje de Artemis será la primera vez que el ser humano llegue a la Luna desde la misión Apolo 17 de la NASA en 1972. El lanzamiento de Artemis I está previsto para noviembre. Aunque Artemis I no tendrá tripulación, es la primera de una serie de misiones que permitirán la futura exploración humana de la Luna y Marte.

La NASA anunció recientemente un equipo de 18 astronautas para las futuras misiones Artemis. El equipo refleja la diversidad y el abanico de oportunidades dentro de Estados Unidos, pues la mitad del equipo está constituido por mujeres y personas de color.

El programa Artemis también está reforzando las asociaciones internacionales. Estados Unidos y otros siete países firmaron los Acuerdos Artemis el 13 de octubre de 2020. Los Acuerdos Artemis son una serie de principios rectores para garantizar que la futura exploración espacial sea pacífica, sostenible y beneficiosa para todos.

Los Acuerdos Artemis siguen los principios del Tratado sobre el espacio ultraterrestre de 1967, que impiden a las naciones reclamar la soberanía sobre el espacio exterior, y pretenden facilitar la exploración, la ciencia y las actividades comerciales para que las disfrute toda la humanidad. Se espera que más países firmen el acuerdo, que ya incluye a Australia, Canadá, Italia, Japón, Luxemburgo, Ucrania, los Emiratos Árabes Unidos, el Reino Unido y Estados Unidos.

Los responsables de la NASA afirman que la colaboración en la exploración espacial fomentará unas relaciones más positivas en la Tierra.

Desde que asumió su cargo, Biden ha elogiado las misiones de la NASA, como el aterrizaje del vehículo “Perseverance” en Marte el 18 de febrero, como muestra del valor de la colaboración internacional. El vehículo explorador buscará señales de vida antigua en Marte utilizando tecnología de países de toda Europa.

“Es una misión de exploración, con elementos a los que han contribuido nuestros asociados europeos, para buscar evidencias de la posibilidad de vida más allá de nuestro planeta y en los misterios del universo”, dijo Biden a la Conferencia de Seguridad de Múnich el 19 de febrero. “Es eso lo que podemos hacer juntos”.

EEUU saluda las elecciones en Ecuador, Perú y Bolivia

Miembros del Consejo Nacional Electoral de Ecuador preparan material para los comicios del 11 de abril de 2021.

El gobierno de Estados Unidos expresó su deseo de que Perú, Bolivia y Ecuador puedan realizar con éxito sus justas electorales domingo 11 de abril, informó la Voz de América, VOA.

“En nombre del pueblo de Estados Unidos, deseo a los ciudadanos de Bolivia, Ecuador y Perú elecciones exitosas el 11 de abril, que sean justas, libres, accesibles y pacíficas”, dijo en un comunicado el secretario de Estado, Antony Blinken.

El máximo diplomático estadounidense recalcó que respetar las libertades fundamentales siempre va acompañado del voto “libre y justo”.

Blinken rememoró en el mensaje que el próximo septiembre se cumplen veinte años de la aprobación de la Carta Democrática Interamericana en una reunión de la Organización de Estados Americanos, OEA, celebrada en Lima, Perú.

Sobre el importante documento para la vida cívica de la región, Blinken citó: “la democracia es una forma de vida basada en la libertad y el mejoramiento de las condiciones económicas, sociales y culturales de los pueblos de las Américas".

En Ecuador, país que tiene su balotaje en segunda vuelta, se enfrentan por la presidencia el izquierdista Andrés Arauz y el derechista Guillermo Lasso.

También en Perú se busca quién ocupe la silla presidencial, así como dos vicepresidentes, 130 congresistas y 5 parlamentarios. En estas elecciones destaca la participación de la conservadora Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori, condenado por diversos crímenes.

Finalmente, se celebra la segunda vuelta de la Elección de Autoridades Políticas Departamentales, Regionales y Municipales en Bolivia.

La Organización de los Estados Americanos (OEA) envió sendas misiones electorales a cada uno de estos tres países para velar por la legitimidad de los comicios.

La coordinadora de la Casa Blanca para la frontera sur abandona el cargo

La coordinadora de la Casa Blanca sobre asuntos de la frontera e inmigración, Roberta Jacobson, en una rueda de prensa en Washington, el 10 de marzo de 2021. (AP/Andrew Harnik/Archivo).

La diplomática Roberta Jacobson dejará de coordinar las gestiones de la Administración Biden para la frontera sur en el Consejo de Seguridad Nacional, un cargo para el que fue nominada oficialmente el 18 de enero.

Se espera que el trabajo de Jacobson finalice en este mes de abril, según anunció la Casa Blanca en un comunicado de prensa.

A la llegada de Biden al poder Jacobson fue destinada a coordinar con las autoridades de México y de Honduras, El Salvador y Guatemala, el llamado Triángulo Norte, el aumento de la llegada de inmigrantes en situación irregular a EE. UU. que ha desembocado en cifras récord.

En el comunicado se recuerda que Jacobson cumplirá así "con su compromiso inicial de servir en los primeros 100 días de la Administración" y se detalla que abandonará su puesto "a finales de este mes".

En una declaración el asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, dijo que el trabajo de la diplomática “ha sido una contribución inestimable para la Administración Biden-Harris y los Estados Unidos".

Jacobson sirvió como subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental y embajadora en México en las administraciones Obama y Trump. Fue quien coordinó la política de la administración Obama de normalizar relaciones con Cuba.

Biden designó a finales del pasado mes de marzo a la vicepresidenta Kamala Harris para que se ocupara de trabajar junto con México y los países el Triángulo Norte en lo concerniente a las relaciones bilaterales y encarar el flujo migratorio irregular.

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG