Enlaces de accesibilidad

Contra la censura

Joven desarticula campaña del régimen cubano contra la prensa independiente: cobrar por trabajar "es lo justo"

Nelson Julio Álvarez Mairata, periodista de "Tremenda Nota" (Foto tomada de su cuenta de Facebook).

El periodista independiente cubano Nelson Julio Álvarez Mairata es el nuevo blanco de la persistente campaña difamatoria del régimen cubano contra la prensa independiente en la isla, pero en declaraciones a Radio Televisión Martí desarticula los argumentos del oficialismo cubano.

Sus declaraciones ocurren luego de que en el sitio oficialista Cubadebate publicara la transcripción de un supuesto interrogatorio donde el comunicador admite haber recibido dinero del sitio digital ADNCuba.

"A Nelson Julio Álvarez Mairata, reportero de ADN Cuba, le pagaron entre 150 y 200 dólares para que cubriera la protesta desarrollada frente al Ministerio de Cultura (MINCULT), el pasado 27 de enero de 2021", destacó Cubadebate.

En su página de Facebook Álvarez Mairata afirma que el oficialismo cita un video supuestamente filtrado en las redes sociales que muestra imágenes de un interrogatorio que le hizo la Seguridad del Estado en su casa, grabado bajo su consentimiento. En este se insertan además imágenes privadas tomadas de un teléfono suyo actualmente en manos de las autoridades cubanas.​

Álvarez Mairata cuenta con orgullo que es colaborador del sitio digital ADNCuba y Tremenda Nota y defiende su derecho a recibir dinero en pago por su trabajo de “informar lo que sucede en su entorno, sin compromisos políticos, ni de otra índole”, según explicó hoy a Radio Televisión Martí.

Declaraciones de Nelson Julio Álvarez Mairata
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:26 0:00

El reportero independiente, que estuvo entre los jóvenes cubanos detenidos violentamente frente al Ministerio de Cultura (MINCULT) el 27 de enero, considera que recibir dinero por un trabajo que se haga "es lo justo".

"El régimen intenta dividirnos, utilizarnos, para acusarnos de que estamos financiados y armando un show mediático”, declaró a Radio Televisión Martí.

El 27 de enero Alvarez Mairata logró transmitir en vivo las agresiones al grupo de manifestantes antes de ser detenido violentamente.

"Cuando termino la transmisión un oficial cruza la valla de una institución frente al Ministerio… y cae encima de mí y me neutraliza con una especie de llave. Estaba tirado en el piso hasta que vienen unas mujeres vestidas de policía y me trasladan a la guagua. Trataron de entrarme por delante, pero habían varias personas haciendo resistencia (…). Me dan un golpe por detrás, caigo al piso y un policía me agarra por el pelo y me arrastra hasta la puerta de atrás de la guagua, donde me empuja violentamente hacia dentro", relató a Diario de Cuba.

Este miércoles, el también youtuber habló sobre los múltiples interrogatorios a los que ha sido sometido: “Siempre rectifico que soy transparente, que creo en la democracia y que no tengo tabúes a la hora de decir que cobro".

A juicio del joven, con esas acciones el gobierno intenta demostrar que el movimiento 27N está siendo financiado por alguien y que no es un reclamo genuino de jóvenes artistas cubanos.

También aclaró que, aunque se relaciona con varios de los integrantes de ese grupo, no es activista, ni político, ni artístico, ni pertenece al 27N.

"Simplemente estaba haciendo mi trabajo", recalcó.

El reportero calificó de "lamentable" lo sucedido en los últimos días y mucho más con relación a las campañas de descrédito que buscan calificar de mercenario al que recibe dinero pero insistió en que no tiene nada de qué avergonzarse y por eso sigue "con la cabeza en alto”.

En su perfil de Facebook publicó: "Con esto de intento de “descrédito” en el NTV me gustaría sumarme a la campaña de orgullo a pertenecer a los medios independientes. Y aunque no estoy trabajando, el colectivo de ​ADN Cuba es maravilloso como mi experiencia ahí. Siempre me sentiré el flakito de ADN Cuba #YoSoyADNCUBA".

La recia campaña de parte de los medios oficiales cubanos para denigrar el trabajo de los periodistas independientes ha sido criticada por organismo internacionales.

El intento por acabar con la reputación de Nelson Julio fue rechazado por colegas y amigos.

Contó de inmediato con el apoyo desde la isla de comunicadores y artistas, entre ellos Héctor Luis Valdés Cocho reportero de ADNCuba quien hizo público en su página de Facebook "que desde que comenzó a trabajar en medios independientes sintió lo que es la verdadera libertad al redactar sin miedo a la censura".

En ese mismo post Valdés Cocho agregó que todos tienen derecho a cobrar por el trabajo que se realiza.

"Estábamos frente al MINCULT porque ya que los medios de información estatales manipulan y tergiversan noticias, pues alguien tiene que sacarla sin censura y tal como está ocurriendo. Eso es prensa. Es una pena que el sistema totalitario que impera en nuestra isla aún no sepa su concepto", concluyó.

[Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí]

Vea todas las noticias de hoy

“Sí, es posible la libertad de expresión en Cuba”, responden a Artículo 19 dos periodistas cubanas

María Matienzo y Camila Acosta (Fotos: Facebook)

La serie La Revolución de los Derechos que realiza Artículo 19, organización internacional defensora de la libertad de expresión y los derechos humanos, pregunta en el capítulo número 7: ¿Hay futuro posible para la libertad de expresión en Cuba?

Las encargadas de responder a esta pregunta fueron las periodistas independientes María Matienzo y Camila Acosta. Ambas coincidieron al argumentar que sí, que la libertad de expresión en Cuba es posible y que, de hecho, en palabras de la también escritora Matienzo, esta libertad no autorizada ya se está dando.

“Creo que ya están sucediendo muchas cosas de manera independiente. Ese diálogo, al que mucha gente se opuso en algún momento, está sucediendo, pero de manera horizontal, no con el poder. Que la gente logre articularse en función de una fecha de terminada, de hechos y acontecimientos determinados; que gente que tiene tan diferentes intereses, logre nuclearse alrededor de una campaña, dice mucho, dice de cuánto hemos crecido como sociedad civil”, argumentó la colaboradora del portal digital CubaNet.

Por su parte, Camila Acosta, corresponsal en Cuba del diario español ABC y colaboradora de CubaNet, precisó:

“Sí, yo creo que hay un futuro posible para la libertad de expresión en Cuba, siempre y cuando no exista la dictadura. No es posible que subsistan los medios o la libertad de expresión en dictadura, precisamente los regímenes totalitarios, las tiranías, una de las primeras cosas que atacan o que limitan, es eso: el trabajo de la prensa, el trabajo de los medios y, en definitiva, la libertad de expresión porque es lo que, de alguna manera, hace peligrar su subsistencia en el poder”.

Según explicó Matienzo, la estructura de poder existente en Cuba debe ser “dinamitada” y piensa que uno de los medios para lograrlo es “esa articulación ciudadana que hay constantemente, se nota en las redes, que han sido, digamos una puerta de salida. A partir de las redes, se ha subvertido la realidad y las redes se han vuelto una realidad para la gente; una realidad contestataria, una realidad donde la gente dice lo que siente y, a partir de esas redes, la gente empezó a articularse en la vida real”,

“En los últimos tiempos hemos visto un reverdecer de los medios y de los periodistas independientes que, de alguna manera, han revivido la libertad de expresión, pero siempre viviendo bajo ataque, viviendo bajo el constante acoso de los órganos represivos cubanos. Muchos colegas se han visto obligados al exilio y algunos han sido desterrados”, apuntó Acosta.

Que Cuba no obedece a los mismos patrones de los países comunistas de Europa del Este es, según Matienzo, uno de los descubrimientos más importantes de los cubanos en los últimos tiempos.

“La gente siempre pensó que con salir a la calle ya era suficiente para establecer un cambio político y nos dimos cuenta que no, que hay un poder militarizado, que muchas veces la prensa independiente, los activistas independientes han ido denunciando y que la gente no creía posible, el 11 de julio se demostró que sí hay un poder militarizado totalmente, con una fuerza capaz de aplastar cualquier expresión popular”, señaló.

Para Acosta es importante continuar trabajando, pase lo que pase, y aceptar que, aunque algunos se vayan, siempre llegan otros. También concuerda con Matienzo en que “las redes sociales en Cuba ha posibilitado que muchos más colegas se sumen a la prensa independiente”.

“Hay miedo, hay mucha gente que todavía, a pesar de que concuerda con nosotros, muchos colegas que quisieran incluso vencer esas barreras del miedo para trabajar con nosotros, no lo hacen [...] cada vez más, con nuestro ejemplo, con nuestro trabajo, tenemos más aceptación de la población y de personas que poco a poco van venciendo esas barreras”, concluyó Acosta.

Joven periodista denuncia dos años de intimidación y acoso de la Seguridad del Estado

Cynthia de la Cantera, periodista independiente (Tomada de su perfil en Facebook)

La periodista independiente Cynthia de la Cantera denunció el lunes que ella y su pareja sentimental han padecido durante dos años el acoso de la Seguridad del Estado, mediante "arbitrariedades y agresiones psicológicas y violaciones a sus derechos humanos, civiles y políticos".

La joven, graduada de Periodismo por la Universidad de La Habana en 2013, reportera de YucaByte y miembro de las organizaciones creadas por la sociedad civil CONNECTASHub y Justicia 11J, hizo un llamado a la sociedad civil cubana, los medios de comunicación y sociedad civil internacional a no permitir que se normalice la represión que sufren activistas, periodistas y cualquier persona que disienta en Cuba.

"Cada día alguien es citado, interrogado, detenido, multado, encarcelado, impedido de salir o regresar a su país… No abandonen a las decenas de periodistas fuera y dentro de la isla que intentamos seguir contando esa parte de la historia que nos han negado, a pesar de toda la violencia que sufrimos y sufren nuestras familias", exhortó la joven finalista al Premio Gabo de Periodismo en 2020 por su reportaje “El otro precio del níquel”.

En el post, hecho público el 9 de mayo, la comunicadora relata diversos episodios de hostigamiento por parte de la policía política del régimen:

"El pasado jueves 21 de abril, durante un interrogatorio, el 1er Teniente Manuel, oficial operativo de la Seguridad del Estado, me precisó que dijera públicamente que voy a dejar el periodismo. Unas semanas antes me había pedido que redactara a mano esa renuncia, con el papel y bolígrafo que tenía preparado sobre el buró de un cuarto en la estación de Zapata y C; algo a lo que me negué. Eso fue el 8 de marzo de este año, cuando Manuel me interrogó durante dos horas luego de felicitarme por el Día de la Mujer. El 11 de febrero de 2022 Manuel se presentó por primera vez como “el oficial que me atiende”. Me citó ese día en la estación de Zanja, y me comunicó que desde entonces cada vez que me llamen quién estará ahí será él. Es un joven licenciado en Derecho por la Universidad de La Habana. Ese día en el interrogatorio, en el que también estuvieron el Capitán Ernesto y otro oficial que me presentaron como instructor de Villa Marista, me sancionaron administrativamente con una multa de 3000 CUP por el Decreto Ley 370, artículo 68, inciso i. No sé si los nombres con los que se presentan son sus nombres reales. La Seguridad del Estado tiene como práctica usar seudónimos. En ese interrogatorio Manuel me dijo que hacía falta ejercer más presión sobre mí para que yo entendiera “la magnitud del asunto donde estoy metida”. Tanto Manuel como Ernesto me afirmaron varias veces que el valor real de la multa es que sirve como antecedente legal para abrirme un proceso. Manuel me dejó saber también que, si las leyes nos gustan o no eso es asunto nuestro, son las leyes que están, y ellos las aplicarán. En julio, septiembre y noviembre de 2020 fui igualmente interrogada por varios oficiales de la Seguridad del Estado. Entre ellos el oficial Rolando, quien ha amenazado también a otros periodistas independientes. Desde entonces, hace casi dos años, las agresiones psicológicas contra mí y mi pareja no han parado".

De la Cantera aseguró que con estas amenazas la Seguridad del Estado busca frenar el ejercicio del periodismo.

"Soy otra periodista más, bajo la amenaza de encausarla por el artículo 143 del anteproyecto del Código Penal, que la Asamblea Nacional del Poder Popular analizará el 14 de mayo próximo, y que es seguro que se apruebe. El artículo 143 contempla la privación de libertad de 4 a 10 años a quien “apoye, fomente, financie, provea, reciba o tenga en su poder fondos, recursos materiales o financieros, con el propósito de sufragar actividades contra el Estado y su orden constitucional”. Con ese artículo han amenazado en estos primeros meses del año a otros periodistas y activistas. No sé cuáles son las intenciones de la Seguridad del Estado con obligarme a hacer público que es mi intención dejar el periodismo, si desprestigiarme ante mis colegas o exponer que ellos tienen el monopolio de la fuerza, algo que ya sabemos que es así. Lo que sí me queda claro es que ellos, con tal de cumplir su objetivo, logran que otra periodista exponga y denuncie las arbitrariedades y agresiones psicológicas, las violaciones a mis derechos humanos, civiles y políticos que han ejercido contra mí y mi pareja en los dos últimos años", escribió.

La denuncia realizada por la periodista ha despertado el interés de organizaciones internacionales defensoras de la libertad de información y el respeto a los derechos humanos, entre ellos, Juan Papier, investigador senior de la división para las Américas de Human Rights Watch, quien dejó constancia de ello en su cuenta de Twitter:

“Nuestra preocupación por estas graves denuncias de intimidaciones en contra de la periodista cubana @cantera89. Exigimos que el régimen cubano cese los abusos contra periodistas independientes en el país. Los cubanos tienen derecho a informarse", escribió.


El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) dijo en Twitter que está siguiendo con preocupación la situación de De la Cantera.

"Exigimos el cese del amedrentamiento en su contra. Estamos monitoreando el caso", advirtió la organización en la red social.

Su colega la directora del medio independiente Periodismo de Barrio, Elaine Díaz Rodríguez, cuestionó el silencio "indolente, cínico y cómplice" de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana contra otra "de sus graduadas".

"¿No tienen nada que decir? ¿Ninguno de los profesores de Cynthia que todavía trabajan en esa Facultad tiene nada que decir? ¿Hasta cuándo les van a seguir persiguiendo, hostigando, reprimiendo a sus graduados y estudiantes mientras hacen silencio? ¿Para qué los gradúan? ¿Para qué los reciben en sus aulas si luego los abandonan?", emplazó Díaz.

Artículo 19 exige fin de la represión contra dos comunicadores cubanos

El activista Ángel Cuza Alfonso.

La organización Artículo 19 expresó su alarma por la detención arbitraria del activista cubano Ángel Cuza Alfonso, luego de que divulgara la explosión ocurrida el pasado viernes en el Hotel Saratoga de La Habana.

“Artículo 19 manifestó su preocupación por dos hechos que restringen y violan el derecho a la libertad de expresión, así como el derecho a la información”, dijo a nuestra redacción, Claudia Ordóñez, oficial del Programa de Centroamérica y el Caribe de la entidad.

“Uno es el caso del cubano Angel Cuza, quien se encuentra detenido desde el 7 de mayo por haber transmitido en vivo en su página de Facebook, los primeros minutos del incidente ocurrido el 6 de mayo en el Hotel Saratoga”.

Cuza Alfonso está preso en el Cuartel General de la Seguridad del Estado, conocido como Villa Marista. Oficiales del Ministerio del Interior han asegurado al padre del activista, que su hijo estará encarcelado por varios años.

“Artículo 19 rechazó este tipo de actos ya que Cuza ha sido detenido de manera arbitraria cuando ejerció, no sólo su libertad de expresión, sino el derecho a la información que tiene toda persona, todo ciudadano o ciudadana”, añadió la representante de Artículo 19.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:59 0:00

Angel Cuza salió de prisión en enero pasado, tras pasar más de 8 meses en la cárcel por participar en la protesta pacífica de la calle Obispo de La Habana, el 30 de abril de 2021.

Asimismo, Artículo 19 hizo un llamado urgente al gobierno de la Isla para que cesen las hostilidades contra la periodista independiente Cynthia de la Cantera “y que cuente con las garantías para que pueda ejercer su labor”.

“Ha sido hostigada de manera recurrente: un ejemplo es que el jueves 21 de abril fue citada y fue presionada, fuertemente, para que renunciara a ejercer el periodismo”, denunció la agrupación defensora de las libertades fundamentales.

La policía política ha enfocado su mira hacia la periodista independiente Cynthia de la Cantera, haciéndola objeto de persecución y hostigamiento.

“Los interrogatorios que la Seguridad del Estado ha tenido conmigo. Interrogatorios en los que, como otros colegas, he sido amenazada y forzada a dejar el periodismo, que es lo que están buscando, silenciar todo el trabajo que nosotros estamos haciendo aquí dentro de la isla”, indicó este lunes, a Radio Televisión Martí, la reportera del medio independiente Yucabytes.

En febrero de 2022, las autoridades impusieron una multa de 3 mil pesos, bajo el Decreto 370, a la comunicadora.

“Porque compartí la situación de activistas por los derechos humanos y periodistas, la situación que atravesamos aquí en Cuba. Según estos oficiales de la Seguridad del Estado, esa multa les sirve como antecedente para abrirme un proceso legal”.

Cynthia de la Cantera, periodista independiente (Tomada de su perfil en Facebook)
Cynthia de la Cantera, periodista independiente (Tomada de su perfil en Facebook)

“Ellos ahora están buscando amedrentar a todos los periodistas y activistas también con el nuevo Código Penal. Estamos a la espera de ver cómo van a actuar ellos con este nuevo código que, seguro que se aprueba”, indicó Cantera.

El Código Penal previsto para discutirse por la Asamblea Nacional el 14 de mayo, incluye, en su Artículo 143, sentencias de privación de libertad de entre cuatro y 10 años a quien “apoye, fomente, financie, provea, reciba o tenga en su poder fondos, recursos materiales o financieros, con el propósito de sufragar actividades contra el Estado y su orden constitucional”.

“Está demás decir que todo este proceso de interrogatorios, amenazas y presiones de la Seguridad del Estado genera un stress bajo el que vivimos constantemente los periodistas independientes y los activistas y se manifiesta con cansancio acumulado y estados de hipervigilia”, explicó la periodista que en 2020 fue nominada al prestigioso Premio Iberoamericano de Periodismo Gabriel García Márquez y reconocida, junto a Alberto Cabrera Toppin por el trabajo “El otro precio del níquel”.

“De esta manera, Artículo 19 solicita al Gobierno de Cuba generar las condiciones para el ejercicio periodístico en condiciones de independencia y libertad”, concluyó Ordóñez.

Artículo 19 llama a reconocer el periodismo como un bien público

Imágenes de la detención de dos periodistas independientes en Morón. Foto Archivo

La organización Artículo 19 instó a continuar trabajando por fortalecer el respeto a los Derechos Humanos en contraposición a cualquier tendencia autoritaria en la región.

En un comunicado, divulgado este 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa, Artículo 19 señaló que “quienes ejercen el periodismo y la defensa de los Derechos Humanos “se enfrentan al aparato represor que renueva y perfecciona sus dinámicas de dominación además de hacer uso de diversas herramientas que le permiten coartar la libertad”.

Por eso, llamó a los gobiernos de Cuba, México, Guatemala, Honduras, Nicaragua y El Salvador “a garantizar la libertad de prensa, la independencia y el pluralismo como prerrequisitos para garantizar la información como un bien público de las sociedades”, dijo a Radio Televisión Martí, la abogada Claudia Ordóñez, oficial del Programa de Centroamérica y el Caribe de Artículo 19.

En Cuba, el reclamo de las víctimas de violaciones a los derechos humanos por lograr verdad y justicia ha constituido uno de los ejes alrededor del cual giran los programas transicionales post-dictatoriales. El papel de las organizaciones de la sociedad civil y de los periodistas independientes que denuncian los crímenes perpetrados o avalados por policías de la Seguridad del Estado también ha sido un componente central para la extensión del ámbito de influencia de los grupos opositores.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:19 0:00

En ese sentido, la nota de prensa de Artículo 19 destaca que los periodistas cubanos, en la Isla y en el exilio, no han dejado de informar sobre la barbarie, la arbitrariedad y las violencias a las que el pueblo es sometido todos los días.

Los gobiernos de la región no reconocen al periodismo como un bien público, pero sí lo enfrentan al estigma, al descrédito, a la violencia y a la impunidad.

“Tampoco reparan sobre las luchas históricas ciudadanas que han permitido el avance en el acceso y ejercicio de estos derechos. Hemos atestiguado una tendencia preocupante que apunta al debilitamiento de las instituciones democráticas, al estigma y criminalización del trabajo periodístico y de defensa de derechos humanos”, apuntó Ordoñez.

La represión y restricciones a organizaciones independientes, calificadas como “agentes” de intereses extranjeros representa, a la vez, una amenaza seria para el sistema internacional de Derechos Humanos y la democracia.

“Ante todo ello, es que sigue siendo muy importante la participación de la comunidad internacional para levantar la voz sobre los atropellos cometidos por parte de los gobiernos de nuestra región”, precisó la representante de Artículo 19.

Ante esta situación, se comprometió a “acompañar y visibilizar” los esfuerzos “que buscan evitar la degradación total para la vigencia de los Derechos Humanos”.

"El periodismo oficial se empeña en ver un paraíso en la miseria"

María Matienzo Puerto, escritora y periodista independiente, La Habana. Foto; Anniet Forte.

La periodista y escritora cubana María Matienzo Puerto ha comparado las dos grandes variantes del Periodismo en Cuba, el que se ejerce desde el oficialismo y el que se hace de manera independiente, como una guerra de enfoques para abordar lo que sucede en la isla.

A raíz de celebrarse este martes el Día Mundial de la Libertad de Prensa, la periodista independiente concedió declaraciones a Radio Televisión Martí sobre el panorama cubano.

"En Cuba hemos tenido que hacer una distinción entre periodismo independiente y periodismo oficial, aunque narremos una misma realidad, evidentemente tenemos intereses totalmente diferentes. O sea, la realidad que vivimos nosotros los periodistas independientes no tienen nada que ver con la realidad que ven los periodistas oficiales. Estamos, digamos, a tiempo completo, en una guerra de distinciones o una guerra de conceptos, en una guerra de qué es lo que se debe o no mostrar", afirmó la escritora nacida en La Habana, en 1979.

Salida del mundo de las publicaciones, donde fue editora de la estatal Letras Libres, Matienzo lleva años ejerciendo el periodismo para medios independientes como Diario de Cuba y CubaNet. También sus artículos han sido publicados en Cubaliteraria, Havana Times, Diario de Cuba, El Tiempo e Hypermedia.

"Desde el periodismo independiente, hemos tenido que estar mostrando una realidad miserable, que es la que nos desborda. El periodismo oficial se empeña en ver un paraíso en la miseria y creo que es una de las cosas de lo que nos distingue, de lo que hace que seamos un poco atípicos con respecto al resto del mundo y a la prensa que se hace en el resto del mundo”, agregó.

Declaraciones de María Matienzo
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:54 0:00

“Aquí, por ejemplo, hay una necesidad -porque la banalidad también es una necesidad- de prensa amarillista, de prensa que se dedique un poquitico más a la vida de los artistas. No se hace porque está mal vista, como mismo está mal visto el periodismo independiente que hacemos nosotros, que no es ni remotamente amarillista, y ellos se empeñan en denominarlo así o en denominarlo superficial, porque simplemente vemos la problemática social desde una perspectiva un poco más cruda, con menos matices estatales o con menos censuras, dijera yo. Y bueno, eso es la prensa en Cuba: una guerra constante”, explicó la autora de los libros Elizabeth aún juega a las muñecas y Orquesta Hermanos Castro: la escuelita.

Matienzo también reconoce que sus colegas en la prensa controlada por el Estado pudieran estar sujetos a mucha presión: “Hacer prensa en Cuba, supongo que desde la oficialidad tampoco sea tan fácil hacerla, porque estoy convencida de que ellos tendrán ahí sus sensores. Lo que nos distinga, a unos y a otros es que quizás nosotros hemos decidido quitarnos esos sensores de encima y asumir las consecuencias".

La propia periodista ha sufrido el hostigamiento de la Seguridad del Estado en numerosas ocasiones. En marzo de 2021, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares para ella y su pareja, la activista Kirenia Yalit Núñez Pérez, por considerar que ambas se encuentran "en una situación de gravedad y urgencia, puesto que sus derechos a la vida e integridad personal están en riesgo de daño irreparable”.

En agosto de 2021, a raíz de las protestas del 11 de julio, ampliamente divulgadas por los cubanos en las redes sociales, el régimen implementó nuevas leyes para vigilar y castigar el uso de Internet en la isla, como el Decreto-Ley 35 “De las Telecomunicaciones, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y el Uso del Espectro Radioeléctrico”; las resoluciones 105, 107 y 108, sobre ciberseguridad y el uso de las redes de telecomunicaciones; y el Decreto 42, que regula las tecnologías de la información y la comunicación. Además, el anteproyecto de Código Penal cubano, publicado en enero de 2022, menciona el uso de las redes sociales en los delitos de ​Instigación a delinquir, Calumnia, Injuria y Actos contra la intimidad o la imagen, voz, datos o identidad de otra persona.

Matienzo se refirió a estas nuevas regulaciones como un sistema de leyes para criminalizar cualquier manera de hacer de modo independiente el periodismo en Cuba.

"Hay leyes bien frescas, acababas de salir del horno, que pueden condenarnos a años de prisión por simplemente hacer periodismo. Y de eso no escapa nadie. No escapamos nosotros como periodistas independientes. Pero el día que algún periodista oficialista decida salirse del redil en que lo han colocado, estoy convencida que también estas leyes se las intentarán aplicar", declaró.

[Declaraciones de María Matienzo obtenidas por Ariane González para Radio Martí]

Cargar más

XS
SM
MD
LG