Enlaces de accesibilidad

Cuba

Gobierno cubano gana millones con la exportación de tabaco mientras los productores viven en la miseria (VIDEO)

Un productor de tabaco en Pinar del Río. (AP/Ramón Espinosa)

La corporación Habanos S.A, una empresa mixta hispano-cubana, líder mundial en la comercialización de puros Premium, obtuvo ganancias durante el 2020 por el monto de 507 millones de dólares, según informaron sus directivos durante la reunión virtual sobre la industria del tabaco que concluyó este jueves, y que se realizó en sustitución del tradicional Festival del Habano, cuya vigésima tercera edición fue suspendida este año por la pandemia del COVID-19.

Habanos S.A tiene una red de distribución exclusiva presente en más de 150 países, donde destacan por su volumen de venta China, España, Francia, Alemania y Suiza. Por primera vez, el gigante asiático se convirtió en el número uno en el mundo para los puros Premium de esta isla, informó el portal Cubadebate.

Mientras el gobierno celebra los millones recaudados, tabacaleros cubanos denunciaron a Radio Televisión Martí las pésimas condiciones y los bajos salarios que les impone el monopolio estatal.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:24 0:00

En San Juan y Martínez, Pinar del Río, el veguero Osmani Poveda Hernández señaló que son múltiples las dificultades que ellos enfrentan para producir la hoja, entre ellas la falta de insumos.

“Los campesinos dedicados a la siembra del tabaco exclusivamente son los más perjudicados. El estado no da recursos; hay muchos productores que han entregado las tierras porque no es rentable. Las casas de secado de tabaco están en pésimas condiciones, hay dificultades con acopio y se dificulta mucho el suministro de petróleo”, apuntó Osmani.

Testimonio del tabacalero Osmani Poveda Hernández
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:32 0:00

Recientemente, cinco cooperativas de la Empresa Tabacalera Lázaro Peña, en San Antonio de los Baños, provincia de Artemisa, protestaron ante la sede del gobierno y el partido municipal, por el impago de sus salarios, cuenta el campesino Daniel Alfaro Frías.

“Llevan cinco meses que no reciben su salario, y aún no se resuelve el problema, dice la empresa que no hay dinero para pagarles, sin embargo, ya todo ese tabaco que ellos produjeron la pasado cosecha fue vendido. Las autoridades hablan de ganancias millonarias con la exportación de tabaco y no les pagan a los trabajadores”, dijo Alfaro.

En el valle de Mayarí, en el territorio holguinero, que es uno de los principales productores de tabaco exportable en el país, en la presente campaña los campesinos están sembrando a ciegas, nadie sabe si va a dar ganancias ante las dificultades y los altos precios para producir, que se han disparado con el ordenamiento, reporta, el tabacalero Osmel Ramírez Álvarez.

“Prima muchos la política de maximizar la ganancia y no pagarle lo que le corresponde al que está en la base, es decir al productor, que es el que garantiza esa materia prima privilegiada cubana que tiene un sello internacional. El tabaco es un producto seguro que ofrece mucha ganancia, pero la gente tiene que ganar y tener intensivos, sino no van a poder producir”, aseguró el productor.

Y el líder de la Liga de Campesinos Independientes de Cuba, Esteban Ajete Abascal, alerta que es discriminatorio el trato que le da el gobierno a los cosecheros, mientras que ellos reciben enormes ganancias con la exportación del tabaco.

“El tabaco genera mucha divisa, el gobierno se está quedando con todo y el tabacalero, el que genera riqueza, tiene muy pocas ganancias. El estado le paga precios en moneda nacional que realmente no le da ningún tipo de resultado. El campesino cada día está más empobrecido, mientras que el gobierno obtiene enormes ganancias”, concluyó Esteban.

Vea todas las noticias de hoy

Mijaín López iguala a Ramón Fonst, únicos cubanos con 4 medallas de oro en juegos olímpicos

Mijaín López celebra su cuarta presea dorada en una olimpíada, en Tokio, Japón. (REUTERS/Piroschka Van De Wouw)

El luchador pinareño Mijaín López entró al olímpico de los grandes en toda la historia, al igual que su compatriota, el esgrimista Ramón Fonst (1883-1959, La Habana), ambos ganadores de 4 medallas de oro en Juegos Olímpicos.

Tanto López como Fonst figuran como los únicos deportistas de Cuba y Latinoamérica que acumulan esa cifra de preseas doradas en olimpiadas de verano.

Este lunes, 2 de agosto, el pinareño López hizo historia, al ganar la presea dorada en la lucha grecorromana.

Se adjudicó títulos olímpicos en los súper pesados en Beijing ‘2008, Londres ‘2012, Río de Janeiro ‘2016 y Tokio ‘2020.

El ruso Alexander Karelin, otro de los grandes en la lucha en juegos de verano , ganó tres medallas de oro y una de plata.

Entre las mujeres, la japonesa Kaori Icho ganó 4 títulos olímpicos en lucha.

López está próximo a cumplir 39 años de edad. Para los venideros Juegos Olímpicos en Paris tendría 42 años.

Lo más probable es que con el físico que tiene López, y quien ha sido invencible a nivel global, intente ganar una quinta medalla de oro. Por su historia, el Comité Olímpico Internacional debe concederle otra oportunidad. Eso si no decide retirarse.

Fonst se adueñó de la presea dorada en espada individual, en París 1900, y una de plata, mientras que en los Juegos Olímpicos de San Luis, EEUU, en 1904, se proclamó monarca en espada individual, florete individual y florete por equipos.

Sin dudas, dos grandes deportistas de la mayor isla de las Antillas, López y Fonst.

Cubanos denuncian que están enterrando a muertos por COVID-19 en "fosas comunes"; La Habana toma nuevas medidas (VIDEO)

Una calle cerrada por coronavirus en La Habana. (YAMIL LAGE / AFP)

Cuba registró por segundo día consecutivo más de nueve mil casos de COVID-19, luego de haber impuesto el domingo un nuevo récord de muertes y contagios, mientras el gobierno de La Habana reforzó las medidas sanitarias para intentar revertir la crisis en el territorio, que vuelve a ser el epicentro de la pandemia en la isla.

Entre las nuevas medidas, las autoridades han dispuesto la ampliación de las consultas para la atención a pacientes con síntomas de COVID-19, así como la construcción de nuevos equipos de trabajo y el reforzamiento de guardias y cambios de turno.

Por su parte, residentes del interior de la isla alertan sobre un sustancial incremento del número de fallecidos por el virus, y la incapacidad del sistema sanitario para lidiar con esta situación.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:15 0:00

En Guantánamo, el periodista independiente Anderlay Guerra Blanco acaba de pasar el COVID-19 en su casa, sin alimentos ni medicamentos. Según dijo, en igual período, en su cuadra, ubicada en la calle San Gregorio, entre el 14 y 15 Sur, ya han fallecido cuatro personas.

“Los envuelven en un nylon negro, así es como los mandan para el municipio de Manuel Tames, para una fosa común que abrieron allí. Son transportados en carros de ETECSA (Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, S.A), porque los carros fúnebres no dan abasto”, señaló el comunicador.

Dairis González Ravelo dijo que, de emergencia, fabricaron un muro en el cementerio municipal de la ciudad de Morón, en la provincia de Ciego de Ávila, para evitar que quede visible la zona donde están enterrando a los muertos por COVID-19.

Activista capta en video fosa para cadáveres en el cementerio de Morón
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:10 0:00

“Está crítica la situación, muchos muertos diariamente. Hay pacientes que están tirados en los pasillos del hospital, donde cuatro personas comparten un balón de oxígeno”, apuntó la periodista independiente.

En la zona de Mabay, en las afueras de la ciudad de Bayamo, en la provincia de Granma, están enterrando los fallecidos por COVID-19 porque el crematorio provincial no da abasto, dijo el agricultor Emiliano González.

“Tengo evidencias; han hecho una fosa común en ese lugar para sepultar los cadáveres. Ya prácticamente el gobierno no puede ocultar la cantidad de muertos”, afirmó.

Siguen en aumento los fallecidos por el coronavirus en los hospitales de la ciudad de Ciego de Ávila, indicó el cuentapropista José Carlos Fernández.

“En el hospital psiquiátrico Nguyen Van Troi, situado al este de la ciudad, están muriendo personas diariamente, no se ajusta la cifra que el gobierno está dando, en relación con la cantidad real de fallecidos y enfermos”, aseguró el emprendedor.

La situación en Santa Clara con la pandemia esta fuera de control, señala el periodista independiente Guillermo del Sol.

“No hay PCR y no hay tiras de test rápidos suficientes para el diagnóstico de las personas”, expresó el comunicador.

La ciudad de Pinar del Río también tiene un aumento significativo de casos, y el desabastecimiento de alimentos es total, reporta el activista José Rolando Cásares.

“Dieron una nueva tarjeta de “movilidad ciudadana”, y solamente puede salir una persona del núcleo de la vivienda para comprar alimentos”, señaló el opositor.

Y en el municipio Arroyo Naranjo en la capital, el comunicador Vladimir Turró apunta que las autoridades no logran implementar medidas efectivas para solucionar la crisis.

“Los casos siguen aumentando, y te puede asegurar que estos módulos que van a repartir van a generar aglomeraciones y muchos más casos de contagio, porque las personas tienen hambre y están desesperadas”, concluyó Turró.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba reportó este lunes 9,279 nuevos casos de COVID-19 y 68 fallecimientos a causa de la enfermedad, elevando a 403,622 el total de contagios y a 2,913 la cifra de muertes desde que comenzó la pandemia el año pasado.

Según el reporte de las autoridades sanitarias, permanecen ingresados 94 mil 608 pacientes, de los cuales 46 mil 955 son confirmados positivos; de ellos, 385 son atendidos en terapia intensiva: 153 en estado crítico y 232 reportados de gravedad.

La Habana volvió a ser la provincia con más casos nuevos, al reportar 1,850 casos, seguida por Ciego de Ávila, con 1,146; Cienfuegos, con 912 y Matanzas, con 864, entre los territorios más afectados.

Cuba registra 9.279 casos nuevos y 68 fallecidos

Una oficial de policía exige identificación a un ciudadano en una calle de La Habana cerrada por coronavirus. (YAMIL LAGE / AFP).

Cuba reportó al cierre del domingo 9.279 casos de COVID-19, además de 68 fallecidos a causa de la enfermedad.

El total de contagios desde que comenzó la pandemia en marzo del 2020 llegó a 403.622 y el número de muertes se elevó a 2.913.

Permanecían “ingresados”, según el Ministerio de Salud Pública, 94.608 pacientes, de ellos 43.955 confirmados activos, 46.611sospechosos y 4.042 en vigilancia epidemiológica.

Del número total de diagnosticados 1.612 son menores de 20 años, 2.787 se encuentran entre los 20 y 39 años, 3.053 están en el rango de 40 a 59 años y 1.827 son mayores de 60.

Según informó el doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, entre las provincias más afectadas se encuentran: La Habana con 1850 casos, Ciego de Ávila con 1146, Cienfuegos con 912, Matanzas con 864, Santiago de Cuba con 636 y Guantánamo con 573.

La preocupación sobre Ciego de Avila ha crecido en días recientes. La ciudadanía se moviliza en redes sociales con la etiqueta #SOSCiegodeÁvila pidiendo ayuda para los avileños después de que los casos subieran abruptamente.

La autoridades han aceptado que la situación sanitaria en Ciego de Avila es compleja. Este lunes reportó 9 fallecidos, siendo la segunda provincia con el mayor número de decesos a causa del virus. Los últimos 15 días en Ciego de Avila ha registrado la mortalidad más alta del país.

Mujeres rurales cubanas: ¿más vulnerables al feminicidio?

Violencia contra la mujer en Cuba.

Dos mujeres fueron asesinadas por el ex esposo de una de ellas en la comunidad rural de Paja de Arroz, a unos cinco kilómetros de Guaracabulla, un poblado del municipio de Placetas, en Villa Clara.

Daniela Cintra Martín, de 23 años, y su madre Liena Martín, de 42, fueron apuñaladas el 25 de julio en su casa.

La primera falleció en la escena del crimen. La segunda fue trasladada a un hospital, pero murió tres días después debido a la gravedad de las heridas.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:48 0:00

Si en la ciudad la violencia es elevada, en el campo es mayor debido a elementos culturales, generacionales y heterogeneidades de género que naturalizan la violencia.

“La campaña por las mujeres rurales cubanas advertía sobre la invisibilidad de estas mujeres que las convierte en víctimas vulnerables y, en ese sentido, hemos visto como han aumentado los feminicidios dentro de zonas campestres lo que se debe al bajo acceso que tienen a la educación, a la información, a los servicios de salud, a los servicios de protección”, indicó la activista Aymara Peña desde Sancti Spiritus.

Estos factores desencadenan que la violencia machista en zonas rurales sea escondida, al tiempo que refuerzan las desigualdades de género que perpetúan la sumisión de las mujeres del campo.

“Creo que las organizaciones feministas hemos llegado a lugares y a mujeres que están sufriendo esta situación, pero falta acceder de manera limpia y transparente a los casos que están ocurriendo, sobre todo en esos lugares más intrincados donde no sale a la luz pública lo que sucede, pero se sabe que se vive una violencia producto de las costumbres patriarcales y los roles que se le han impuesto a las mujeres”, dijo.

“Y más, en estos tiempos de crisis que vivimos en Cuba, donde se ha acentuado muchísimo más la violencia familiar, porque las tareas más fuertes, como es la elaboración de los alimentos, el repartir en la casa, ese tipo de actividades, la limpieza, la higiene, todo esto recae sobre la mujer y la escasez ocasiona que ellas sean en muchas ocasiones víctima de violencia”, concluyó Peña.

La muerte es el escalón más alto de la violencia ejercida sobre las mujeres pero antes están la violencia física, psicológica, moral, sexual y la dependencia económica.

“El feminicidio continúa siendo la forma más cruel y despiadada de violencia contra las mujeres”, recalcó Sara Cuba de la Red Femenina de Cuba.

“Desde nuestra observación este tipo de violencia está propiciándose con más frecuencia en las zonas rurales. Debemos tener en cuenta la vulnerabilidad que enfrentan por una serie de condiciones que las ponen en desventaja, además los mitos y estereotipos que aún están presentes en hombres y mujeres del campo”, explicó.

Ambos crímenes elevarían la cifra de feminicidios acontecidos en la Isla a 26, según la recopilación de la Red Femenina de Cuba. La mitad de estos crímenes tuvieron lugar en pueblos y comunidades rurales.

“Y en esto influye, el bajo nivel cultural, la poca información, el control y autocontrol de sus parejas, la educación machista, la educación de subordinación que recibieron tanto hembras como varones. Además, la invisibilidad de la existencia de violencia contra las mujeres, la convivencia con sus agresores y la falta de atención del gobierno cubano hacia las campesinas. Además de no tener dónde poner sus denuncias debido a la ubicación geográfica”, subrayó Sara Cuba.

Expertos opinan sobre la eliminación de precios topados a productos del campo en Cuba

Un agricultor ara un campo con bueyes para plantar yuca cerca de las montañas en Viñales, Cuba, el 1 de marzo de 2021. (AP Foto/Ramón Espinosa).

El régimen cubano descartó el tope de precios de los productos agropecuarios mediante la resolución 320 de 2021 del Ministerio de Finanzas y Precios publicada el viernes en la Gaceta Oficial de la República.

La nueva disposición deja sin efecto el límite de crecimiento de los precios minoristas del plátano, la malanga y el boniato y de otras mercancías agropecuarias comercializadas por los vendedores privados que había sido implantada en febrero de este año.

La medida, largo tiempo reclamada por agricultores y expertos pretende, estimular la producción agrícola para, de manera gradual, aplacar la crisis de oferta en la isla.

“Ya la agricultura ha caído en un deterioro tan profundo que el hecho de quitar el tope al precio no va a paliar la situación de la economía ni la de la agricultura en estos momentos, porque los campesinos no están incentivados y los campesinos son una esfera social crucial en la política del país. Estas son medidas que se están tomando ahora, de las cuales nosotros en la campaña ´Sin campo no hay país´ hemos hablado”, manifestó el campesino pinareño Esteban Ajete.

La campaña “Sin Campo no hay País” demanda del Estado cubano la puesta en práctica de cinco medidas que consideran fundamentales para el desarrollo agrícola: Libertad para la producción y distribución de los bienes agropecuarios, independencia para fijar sus precios, libertad para importar y exportar directamente, incluso de Estados Unidos, anular por diez años todos los impuestos a productores y procesadores de alimentos y entregarles títulos de propiedad permanente.

“Sin embargo, el gobierno no ha querido ceder, entonces vemos medias tintas que en realidad no van a resolver el problema, porque, como todas las cosas tienen un principio de funcionamiento, aquí hay un principio también, y es la libertad: Libertad para que un campesino pueda escoger la forma de venta que más a él le convenga, sin la centralización de la economía o del Sistema de Acopio”, recalcó Ajete, presidente de la Liga de Campesinos Independientes de Cuba.

“O sea, mientras haya entidades parásitas que están dirigiendo la política hacia el campesino, éste se siente desmotivado. El campesino está en el surco, sembrando, elaborando; cuando termina su cosecha desea darle la mejor vía posible y tener la mayor cantidad de ganancia”, apuntó el trabajador agrícola.

Las autoridades cubanas continúan dando marcha atrás a medidas de control que obstaculizan la economía, con el objetivo de disminuir el descontento que demostraron las protestas del 11 de julio.

En ese sentido, el economista Roberto Díaz Vázquez cree que las históricas marchas fueron decisivas en las acciones que el gobierno ha ido tomando en los días posteriores.

“La supresión de los precios topados o lo que es igual, el establecimiento de una ley de oferta y demanda en cuanto al índice de precios para la comercialización de estos productos, hace muy claro que hay un viraje radical en cuanto a la posición política, a la económica y a la satisfacción social que esto puede generar. Ahora bien, en medio de la actual crisis, la desactivación de los precios topados incorpora un marcado contraste con lo que ellos han llamado ´las políticas gubernamentales de protección´, no sólo al consumidor, sino a la sociedad en su conjunto”.

“Es evidente que con la ruptura, el 1º. de enero del 2021, del contrato social definido desde 1960 ó 1959 por parte del gobierno cubano, muchas cosas han cambiado. Se hace necesario un viraje radical para que la sociedad cubana comience a legitimar, quizá no en un porciento mayoritario, pero sí en un número considerable de personas que, de alguna manera, defiendan los postulados de la actualidad política cubana. Se hace evidente entonces que estas transformaciones no van a parar”, señaló Díaz Vázquez, director de la Fundación Logos, un centro con sede en La Habana que promueve el desarrollo de la economía de mercado y políticas de cambio en Cuba.

“Ahora fueron los precios, lo que instaura una política de mercado contrastada con la cuestión más importante para el gobierno cubano, que es el mantenimiento del sistema ideológico y político de la nación y de este sistema ideológico político hacia la sociedad cubana”, indicó el experto.

Por su parte, el economista Pedro Monreal analizó que la decisión del gobierno cubano “podría tener un impacto favorable bajo dos condiciones: apoyo al productor privado del agro y subsidio a familias pobres”.

“La eliminación de precios máximos en el agro es una medida con un problema de secuencia porque primero debieron haber venido las medidas para favorecer la capacidad de respuesta de oferta privada, que es crucial en la producción de alimentos en Cuba”, escribió Monreal en un post en Facebook.

Asimismo agregó que dada la razonable posibilidad de que los precios se incrementen tras su liberación, “el subsidio enfocado en la alimentación de familias pobres es importante para ofrecer protección social, especialmente en el corto plazo”, aconsejó el economista cubano asentado en París.

Cargar más

XS
SM
MD
LG