Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Estados Unidos impondrá más sanciones a Nicaragua

Carlos Trujillo, de origen cubano, es Embajador de Estados Unidos ante la OEA.

Las sanciones van a incluir “a todo individuo que esté violando los derechos humanos, incluyendo el entorno familiar de Ortega”, dijo el diplomático de origen cubano

El embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA) conversó este sábado con el diario nicaragüense La Prensa y aseguró que el gobierno de Donald Trump impondrá más sanciones contra el régimen de Daniel Ortega y que esta vez no se tratará únicamente de medidas contra personas, como las anteriormente dictadas a partir de la Ley Global Magnitsky, sino que se exploran nuevas opciones.

El diplomático, de origen cubano, anunció que las sanciones van a incluir “a todo individuo que esté violando los derechos humanos, incluyendo el entorno familiar de Ortega” y sostuvo que se aplicarán “todas las sanciones posibles contra el Gobierno de Nicaragua” con el objetivo de que “cambie el sistema de opresión que está existiendo hoy en día en Nicaragua”.

“Las cosas no pueden seguir como están yendo (en Nicaragua). Creo que pensar que todo está bien, que las cosas se van a resolver solas, no es cierto. Sé que la sociedad civil y Alianza (cívica) lo entienden, espero que el Gobierno también acepte que las cosas en Nicaragua tienen que cambiar y lo más antes posible”, aseveró el diplomático en entrevista con la periodista nicaragüense Judith Flores, radicada en Miami.

Una de las vías para propiciar ese cambio al que se refiere el embajador Trujillo es la reinstalación del Diálogo Nacional, tarea que persigue el Grupo de Trabajo para Nicaragua de la OEA, al que esperan se sume el gobierno del designado presidente Daniel Ortega, el que ha rechazado al grupo por considerarlo “injerencista”.

Estados Unidos integra ese Grupo, creado el pasado 9 de agosto mediante resolución del Consejo Permanente de la OEA con el voto de 20 naciones de 35 países miembros, cuyo objetivo es supervisar la situación en Nicaragua y aportar soluciones para una salida pacífica a la crisis.

El Grupo de Trabajo está formado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Guyana, Ecuador, Panamá, Estados Unidos, Perú, Costa Rica y México.

Trujillo, que accedió a hablar vía telefónica con el rotativo La prensa en calidad de representante de la misión de Estados Unidos en el Grupo, señaló que esa comisión especial busca propiciar el retorno al diálogo, un interés que indicó lo ha demostrado la sociedad civil y la Alianza Cívica, y que esperan también lo tenga y lo demuestre con acciones el gobierno de Daniel Ortega, dando reinicio, pero advirtió, “de buena fe”.

Añadió que el Grupo de Trabajo quiere recopilar toda la información sobre Nicaragua para conocer lo que ocurre en el país. A la misma vez planifican reunirse con la sociedad civil y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como parte de los encuentros que sostendrán con diferentes actores y relacionados con el caso del país centroamericano.

A través de una nota de prensa, leída por el canciller Denis Moncada, el gobierno de Daniel Ortega aseguró que no recibirá al Grupo de Trabajo de la OEA, alegando “injerencismo”. “No son bienvenidos a nuestro país; por lo tanto, no serán recibidos en nuestro suelo patrio”, dice el documento.

“Vimos los informes donde (el Gobierno de Nicaragua) dice que no va a aceptar el Grupo (de Trabajo) de la OEA. No vamos a reaccionar a lo que diga el Gobierno de Nicaragua, ya han aceptado varios de los grupos de la OEA: el grupo de la CIDH (Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua, Meseni), el grupo técnico (Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, GIEI), y de las Naciones Unidas. El compromiso del Grupo de Trabajo para Nicaragua es cómo podemos crear condiciones para que el Gobierno y la Alianza regresen a la mesa”, manifestó el embajador.

“Nosotros no hemos tenido nada que ver con las protestas que se realizan (en Nicaragua) desde el 18 de abril hasta la fecha. Es el pueblo nicaragüense que está cansado de la opresión y de la falta de democracia y, de oportunidades en el país, eso no tiene nada que ver con la OEA”, recalcó.

Los expertos que integran el GIEI denunciaron el jueves pasado que el Gobierno de Nicaragua no les ha proporcionado la información necesaria para ayudar en la investigación de los hechos de violencia en el país, ocurridos en el marco de las protestas antigubernamentales.

Trujillo catalogó esa acción del gobierno de Ortega como “sumamente preocupante”, algo que asegura no van a aceptar.

“Ya invitaron al grupo técnico (GIEI). Ahora tienen que darle la oportunidad de desarrollar su trabajo. Nosotros no vamos a aceptar que el Gobierno ahora niegue que el Grupo complete su trabajo para realizar los informes apropiados”, advirtió.

El embajador añadió que la cacería que realiza el Gobierno de Nicaragua a través de los grupos paramilitares, en conjunto con la Policía Nacional, no contribuye a la solución de la crisis.

“No ayuda la violencia que ha desatado el Gobierno para una salida pacífica al conflicto, no ayuda a que la comunidad internacional tenga confianza en las intenciones del Gobierno”, subrayó.

Advirtió que los responsables de violaciones a los derechos humanos deberán responder por sus actos ante la Ley.

“Las personas que estén violando los derechos humanos serán juzgadas. Es algo que lo hemos dicho varias ocasiones. Si piensan que, porque están en Nicaragua y están protegidos ahora por el Gobierno no van a tener su día de justicia, están equivocados porque todo va a salir a la luz. Las personas que hayan cometido violencia contra civiles, violaciones a los derechos humanos van a tener su día y van a ser juzgadas”, afirmó.

El diplomático reiteró que Estados Unidos estudia un abanico de opciones no solo de carácter individual con leyes como la Global Magnitsky Act, a través de la cual han sido sancionados cuatro funcionarios del entorno cercano a Ortega. El Congreso y el Senado trabajan en ese sentido para la aprobación de dos propuestas legislativas de sanciones contra el régimen de Daniel Ortega.

Se trata del Nica Act aprobada en la Cámara Baja en 2017, y la “Ley de 2018 para los Derechos Humanos y la lucha contra la Corrupción en Nicaragua”, que tiene como propósito acabar con la represión gubernamental que ha ocasionado entre 317 y 448 muertos, cerca de tres mil heridos y más de un centenar de presos políticos desde el pasado 19 de abril, revelan informes de organismos de derechos humanos internacionales y nacionales.

“Tanto la congresista Ileana Ros-Lehtinen como el senador Marcos Rubio y otros senadores están bien interesados en el avance del Nica Act, y también están interesados en aplicar todas las sanciones posibles para que haya cambios democráticos en Nicaragua”, certificó.

Los cancilleres de Brasil y Ecuador expresaron a EFE preocupación de sus gobiernos por las crisis que atraviesan Nicaragua y Venezuela. El canciller de Brasil, Aloysio Nunes, y José Valencia, de Ecuador, se pronunciaron a favor de una salida en pleno respeto a los derechos humanos en Nicaragua y Venezuela.

“Compartimos nuestra preocupación por los refugiados venezolanos y por la represión generalizada en Nicaragua”, declaró el canciller brasileño durante la reunión de una comisión bilateral celebrada en Brasilia.

Miles de nicaragüenses han emigrado producto de la represión gubernamental.

(Con información del diario nicaragüense La prensa)

Vea todas las noticias de hoy

El gobierno de EEUU recomienda uso de máscaras por el coronavirus

Una agente de la policía usa una máscara con la bandera de los Estados Unidos en San Diego, California, el 3 de abril del 2020.

El gobierno de los Estados Unidos recomendó el viernes a los ciudadanos usar máscaras de manera voluntaria para combatir el contagio del coronavirus.

El anuncio fue hecho por el presidente Donald Trump durante la conferencia de prensa diaria en la Casa Blanca por la pandemia. Trump añadió que él no usaría una.

El presidente recalcó que la nueva recomendación no reemplaza al distanciamiento social, como primera medida para contener la pandemia, que ya ha cobrado más vidas que los atentados terroristas del 9/11.

"El uso de las máscaras es voluntario. Pueden hacerlo, pero no tienen que hacerlo. Yo decidí no hacerlo, pero algunas personas quizás quieran y eso está bien", afirmó.

Según el cirujano general Jerome Adams, lo que ha cambiado en la decisión del gobierno es que recientes estudios han demostrado que un número significativo de personas con coronavirus no tiene síntomas.

Subrayó que hay nuevas evidencias de que el virus se puede transmitir cuando se habla, además de los casos en que se tose o estornuda.

"Incluso aquellos que no tienen síntomas pueden transmitir el virus antes de tenerlos", explicó.

Trump indicó que los Centros para el Control de Enfermedades no están recomendando el uso de máscaras médicas para la mayoría de las personas y explicó que los estadounidenses pueden hacerlas en casa.

Hasta el viernes, los casos de coronavirus en EEUU superan los 273.8000, con 7.077 muertes, según el conteo diario de la Universidad Johns Hopkins.

Siguen en aumento los casos de coronavirus en EEUU

Personal médico retira un cadáver del Centro Médico Wyckoff Heights, en Brooklyn, Nueva York, el 2 de abril del 2020.

El número de casos de coronavirus en Estados Unidos ha ascendido, hasta el jueves, a más de 234.460, según el reporte diario de la Universidad Johns Hopkins.

La misma fuente indica que han ocurrido 5.607 muertes y que la cifra de personas que han logrado recuperarse del virus llega a 8.849.

Estados Unidos se encuentra al frente de los países con más casos de coronavirus en el mundo.

El martes pasado, el presidente Donald Trump describió un panorama muy sombrío para la nación durante una conferencia de prensa en la Casa y afirmó que las próximas dos semanas serán particularmente difíciles.

Deborah Birx, coordinadora de la respuesta de la Casa Blanca al coronavirus, indicó en esa ocasión que la cifra de muertes por el coronavirus puede oscilar entre 100.000 y 240.000 en el país en los próximos meses, aún si los ciudadanos se acogen a las cuarentenas y siguen las medidas de distanciamiento social.

Salud y seguridad

Como parte de la respuesta federal a la pandemia, el presidente Trump decidió extender las pautas de distanciamiento social vigentes en el país hasta el venidero 30 de abril.

Cada estado enfrenta un desafío diferente ante el avance del coronavirus.

Nueva York, por ejemplo, registra la cifra más alta en Estados Unidos, con 92.381 casos confirmados, según los datos de la universidad.

El gobernador Andrew M. Cuomo anunció que las autoridades neoyorquinas están trabajando con Regeneron Pharmaceuticals, una compañía que se encuentra en el proceso de crear 500,000 módulos de pruebas sin costo alguno para el estado.

Entretanto, los gobernadores de los estados de la Florida y Pennsylvania dictaron órdenes ejecutivas para declarar cuarentenas en sus respectivos territorios.

El Dr. Scott Gottlieb, excomisionado de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por su nombre en inglés), afirmó en un mensaje de Twitter que “Florida está en riesgo de convertirse en el epicentro de la propagación pándemica del COVID-19 en las próximas semanas”.

Son varios los especialistas de la salud que aseguran que muchos estados aún no han llegado al pico de las cifras de infectados durante la pandemia.

Los estados con más de 5.000 casos positivos registrados por la Universidad John Hopkins y que se encuentran en cuarentena obligatoria son:

Washington (5.991 casos), California (10.018), Louisiana (9.121), Illinois (6.980), Michigan (9.315), Florida (8.010), Pennsylvania (6.063), Massachusetts (7.738), New Jersey (25.590) y New York, considerada el epicentro del coronavirus en el país, con 92,381 casos.

Las cifras de desempleo

La pandemia ha tenido un impacto muy negativo en la economía de Estados Unidos. Hasta el 28 de marzo, un total de 6.6 millones de personas habían solicitado beneficios de desempleo, según cifras del Departamento de Trabajo.

A través de un comunicado de prensa divulgado en su página de internet, ese departamento reveló la astronómica cifra y confirmó que "marca el nivel más alto de reclamos en la historia".

Heidi Shierholz, exjefa economista del Departamento de Trabajo y ahora directiva del Instituto de Política Económica, publicó en su cuenta de Twitter comentarios sobre la preocupante situación por la que atraviesa el país.

"Este cuadro es un retrato del desastre. He pasado los últimos veinte años estudiando el mercado laboral y nunca he visto algo así. Las reclamaciones de seguro de desempleo de las últimas dos semanas son alucinantes".

EEUU aprobó en días pasados un paquete financiero de más de dos billones de dólares, que tiene como objetivo rescatar la economía y, entre otras medidas, incluuye pagos directos a hogares, asistencia a empresas y mayores beneficios de desempleo.

El panorama mundial

En el mundo ha habido, hasta el jueves, más de 1.002.150 casos de coronavirus, precisó la Universidad Johns Hopkins.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud, confesó sentirse muy "preocupado por la rápida escalada y propagación global de las infecciones", que se han "incrementado de manera exponencial".

Comienza en EEUU uso de prueba que da el resultado de COVID-19 en solo minutos

El presidente Donald Trump presenta el dispositivo de pruebas de COVID-19 de la firma Abbott, ID NOW.

Un nuevo test que permite saber en cinco minutos si una persona ha sido contagiada con el COVID-19 empezó a aplicarse el jueves en ciudades de Estados Unidos como Miami, Hialeah, Miami Beach, Nueva York y Detroit.

ID NOW, en una imagen tomada de la página de la compañía.
ID NOW, en una imagen tomada de la página de la compañía.

Cuando el resultado es negativo, la prueba demora alrededor de 13 minutos, según el fabricante del dispositivo, la compañía Abbott, que el lunes recibió autorización de la Administración de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA) para aplicar el procedimiento de emergencia.

“Lo que hace este test tan diferente es dónde se puede usar: fuera de las cuatro paredes de un hospital, en lugares como la consulta de un médico o en clínicas de urgencia”, dice Abbott en la sección de prensa de su página de internet.

El dispositivo es del tamaño de un horno de microondas pequeño y pesa 6.6 libras. Su portabilidad ha llevado a los gobiernos locales a emplazar equipos de pruebas en áreas públicas como parques y estacionamientos.

Medios del sur de la Florida reportaban el jueves que el punto de exámenes de Hialeah daría acceso a personas mayores de 65 años en el Parque Amelia Earhart, y que el de Miami Beach abriría a las 10:00 de la mañana en el estacionamiento público de 4600 en la Avenida Collins.

En casos como el del Parque Amelia Earhart y Miami Beach las autoridades sanitarias piden que los interesados hagan citas previas, pero en el sitio de exámenes instalado en el estadio de los Marlins daban la bienvenida a todas las personas mayores de 18 años que quisieran hacerse la prueba por orden de llegada.

Muchos sitios excluyen de la prueba a los pacientes asintomáticos. Una representante que respondió la tarde del jueves una llamada al teléfono habilitado por el gobierno de la ciudad de Miami para hacer las citas dijo que las pruebas son gratis. “Se cargan al seguro médico de la persona, pero si no lo tiene, se le hace el test de todas formas”, explicó.​

Según Abbott, ID NOW –nombre por el que se conoce el aparato-- es la plataforma de pruebas moleculares más rápida y de más fácil acceso disponible ahora mismo en Estados Unidos.

El presidente Donald Trump presenta el dispositivo de pruebas de COVID-19 de la firma Abbott, ID NOW.
El presidente Donald Trump presenta el dispositivo de pruebas de COVID-19 de la firma Abbott, ID NOW.

“La pandemia de COVID-19 se librará en múltiples frentes, y un dispositivo portátil que ofrece en minutos el resultado de una prueba molecular se suma a la amplia gama de soluciones de diagnóstico necesarias para combatir este virus”, declaró Robert B. Ford, presidente y director de operaciones de Abbott, citado en su página de internet.

En funciones desde 2014, el dispositivo se ha usado para diagnósticos rápidos de los virus de las Influenzas A y B, Strep A y RSV en Estados Unidos, indica la firma.

“ID NOW es un sistema isotérmico rápido basado en instrumentos para la detección cualitativa de enfermedades infecciosas”, puede leerse en la nota de Abbott. “Su tecnología exclusiva de amplificación de ácido nucleico isotérmico proporciona resultados moleculares en cuestión de minutos”.

La compañía espera que ID NOW sirva para hacer cinco millones de exámenes de COVID-19 solo en el mes de abril, y está acelerando la fabricación de los aparatos para garantizar 50,000 tests por día.

El Partido Demócrata pospone hasta agosto su Convención en Milwaukee

Los aspirantes a la denominación por el Partido Demócrata: el exvicepresidente Joe Biden y el el senador por Vermont Bernie Sanders.

El Partido Demócrata anunció el jueves que ha decidido posponer hasta agosto su Convención en Milwaukee, debido a la pandemia de coronavirus.

La cita, que estaba fijada para el mes de julio, tiene el objetivo de escoger el candidato que enfrentará al presidente Donald Trump en la elección presidencial del venidero noviembre.

El aplazamiento es la más reciente señal de que la pandemia del coronavirus ha tenido un profundo impacto en la carrera presidencial de Estados Unidos y seguirá teniéndolo en los próximos meses, indicó la agencia Reuters.

"En el actual clima de incertidumbre, creemos que la aproximación más sensata es tomarse un tiempo adicional para ver cómo se desarrolla esta situación", declaró Joe Solmonese, presidente ejecutivo del Comité de la Convención Nacional Demócrata, citado por Reuters.

El exvicepresidente Joe Biden, quien aparece como favorito para ganar la nominación, pidió desde su casa en Wilmington, Delawere, el miércoles, que se pospusiera la Convención.

El martes pasado, el presidente Donald Trump comentó desde la Casa Blanca que las próximas dos semanas van a ser "muy, muy dolorosas" por el coronavirus.

Los expertos de salud que asesoran a la administración en la batalla contra la pandemia han asegurado que la cifra de muertes por el coronavirus en EEUU estará en el rango de 100.000 a 240.000.

Hasta el jueves, en el país se han confirmado más de 234.460 casos de infección, con un saldo de 5.316 fallecimientos, según datos de la Universidad John Hopkins.

Despliegue naval de EEUU contra el narcotráfico sirve de advertencia a Maduro

El presidente Donald Trump se dirige a los periodistas en la conferencia de prensa del miércoles en la Casa Blanca (Foto: Mandel Ngan/AFP).

El gobierno de Estados Unidos advirtió el miércoles que los narcotraficantes no podrán aprovechar la crisis del coronavirus para multiplicar sus operaciones delictivas, y se refirió en especial al caso de Venezuela, cuyos gobernantes están siendo perseguidos por evidencias de narcotráfico.

“Estados Unidos no va a permitir que los carteles de la droga se aprovechen de la situación de pandemia mundial”, dijo el presidente Donald Trump en la Casa Blanca en la habitual conferencia de prensa dedicada a la lucha contra el COVID-19. “Estamos multiplicando los despliegues militares en el hemisferio occidental”, declaró.

La Marina estadounidense desplegará más barcos en el Caribe para evitar que los carteles de la droga y “corruptos” como el presidente venezolano, Nicolás Maduro, aprovechen la pandemia de coronavirus para contrabandear más narcóticos, advirtió Trump.

Uno de esos despliegues comprende el envío de buques de guerra a las costas de Venezuela. El senador cubanoamericano Marco Rubio fue de los primeros en reaccionar a la decisión de la Casa Blanca.

"El anuncio de hoy llama la atención de los militares, de los cuerpos de inteligencia y de las agencias policiales sobre el narcotráfico en nuestro hemisferio, directamente responsable de matar a estadounidenses y de desestabilizar la región”, escribió Rubio en su cuenta de Facebook.

“Esta acción debería preocupar mucho al dictador venezolano Nicolás Maduro y a los jerarcas de su régimen, acusados recientemente de delitos como narcotráfico, corrupción y lavado de dinero”, escribió Rubio. “Es esencial que sigamos esforzándonos para negarle apoyo financiero el narco-régimen venezolano hasta que se restablezcan el orden democrático y el estado de derecho”, dijo.

El ministro de Comunicaciones del régimen de Maduro, Jorge Rodríguez, en su comparecencia de la tarde del miércoles (Foto: Jhonn Zerpa/AFP).
El ministro de Comunicaciones del régimen de Maduro, Jorge Rodríguez, en su comparecencia de la tarde del miércoles (Foto: Jhonn Zerpa/AFP).

En una comparecencia televisada, el ministro de Comunicaciones del régimen de Maduro, Jorge Rodríguez, aseguró la tarde del miércoles que su gobierno está dispuesto a colaborar con Washington en la lucha contra el narcotráfico, pero solo si el objetivo es Colombia, no el Cartel de los Soles, contra el cual se moviliza el ejército estadounidense.

“Si esto es un intento serio de detener el narcotráfico, estamos dispuestos a colaborar para que el principal productor disminuya su producción”, declaró Rodríguez en referencia a Colombia.

La semana pasada, fiscales federales acusaron a Maduro y a sus presuntos cómplices de enviar toneladas de cocaína anualmente a Estados Unidos usando las drogas como un “arma”. Maduro calificó los cargos de falsos y racistas.

Lo tradicional en los encuentros de la Casa Blanca con los periodistas es que junto al Presidente Trump comparezcan el vicepresidente Mike Pence; el secretario de Salud Pública, Alex Azar; el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, el doctor Anthony Fauci, y la coordinadora del grupo, la doctora Deborah L. Birx.

Pero esta vez flanqueaban al Presidente altos funcionarios vinculados a los sectores de Defensa y Seguridad Nacional, entre ellos el presidente del Estado Mayor, Conjunto Mark Milley.

“En momentos en que la nación y el Departamento de Defensa están concentrados en proteger al pueblo estadounidense de la propagación del coronavirus, también mantenemos la vigilancia sobre otras muchas amenazas que enfrenta nuestro país”, declaró el secretario interino de Defensa, Mark Esper.

Antes, el secretario de Justicia, William Barr, había anunciado que se intensificarían los esfuerzos de Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico en toda la región, incluyendo a Venezuela.

El martes, la administración Trump ofreció comenzar a levantar las sanciones a Venezuela si la oposición y los miembros del Partido Socialista forman un gobierno interino sin Maduro, lo que marcaría un cambio en la política de Estados Unidos hacia ese país.

El despliegue naval podría aumentar la presión sobre Maduro y sus aliados, pero no es el preludio de una acción militar de Estados Unidos contra Venezuela, dijo una persona familiarizada con el asunto.

(Con información de la agencia Reuters, la transmisión en vivo de la conferencia de prensa desde la Casa Blanca y redes sociales).

Cargar más

XS
SM
MD
LG