Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Estados Unidos impondrá más sanciones a Nicaragua

Carlos Trujillo, de origen cubano, es Embajador de Estados Unidos ante la OEA.

Las sanciones van a incluir “a todo individuo que esté violando los derechos humanos, incluyendo el entorno familiar de Ortega”, dijo el diplomático de origen cubano

El embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA) conversó este sábado con el diario nicaragüense La Prensa y aseguró que el gobierno de Donald Trump impondrá más sanciones contra el régimen de Daniel Ortega y que esta vez no se tratará únicamente de medidas contra personas, como las anteriormente dictadas a partir de la Ley Global Magnitsky, sino que se exploran nuevas opciones.

El diplomático, de origen cubano, anunció que las sanciones van a incluir “a todo individuo que esté violando los derechos humanos, incluyendo el entorno familiar de Ortega” y sostuvo que se aplicarán “todas las sanciones posibles contra el Gobierno de Nicaragua” con el objetivo de que “cambie el sistema de opresión que está existiendo hoy en día en Nicaragua”.

“Las cosas no pueden seguir como están yendo (en Nicaragua). Creo que pensar que todo está bien, que las cosas se van a resolver solas, no es cierto. Sé que la sociedad civil y Alianza (cívica) lo entienden, espero que el Gobierno también acepte que las cosas en Nicaragua tienen que cambiar y lo más antes posible”, aseveró el diplomático en entrevista con la periodista nicaragüense Judith Flores, radicada en Miami.

Una de las vías para propiciar ese cambio al que se refiere el embajador Trujillo es la reinstalación del Diálogo Nacional, tarea que persigue el Grupo de Trabajo para Nicaragua de la OEA, al que esperan se sume el gobierno del designado presidente Daniel Ortega, el que ha rechazado al grupo por considerarlo “injerencista”.

Estados Unidos integra ese Grupo, creado el pasado 9 de agosto mediante resolución del Consejo Permanente de la OEA con el voto de 20 naciones de 35 países miembros, cuyo objetivo es supervisar la situación en Nicaragua y aportar soluciones para una salida pacífica a la crisis.

El Grupo de Trabajo está formado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Guyana, Ecuador, Panamá, Estados Unidos, Perú, Costa Rica y México.

Trujillo, que accedió a hablar vía telefónica con el rotativo La prensa en calidad de representante de la misión de Estados Unidos en el Grupo, señaló que esa comisión especial busca propiciar el retorno al diálogo, un interés que indicó lo ha demostrado la sociedad civil y la Alianza Cívica, y que esperan también lo tenga y lo demuestre con acciones el gobierno de Daniel Ortega, dando reinicio, pero advirtió, “de buena fe”.

Añadió que el Grupo de Trabajo quiere recopilar toda la información sobre Nicaragua para conocer lo que ocurre en el país. A la misma vez planifican reunirse con la sociedad civil y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como parte de los encuentros que sostendrán con diferentes actores y relacionados con el caso del país centroamericano.

A través de una nota de prensa, leída por el canciller Denis Moncada, el gobierno de Daniel Ortega aseguró que no recibirá al Grupo de Trabajo de la OEA, alegando “injerencismo”. “No son bienvenidos a nuestro país; por lo tanto, no serán recibidos en nuestro suelo patrio”, dice el documento.

“Vimos los informes donde (el Gobierno de Nicaragua) dice que no va a aceptar el Grupo (de Trabajo) de la OEA. No vamos a reaccionar a lo que diga el Gobierno de Nicaragua, ya han aceptado varios de los grupos de la OEA: el grupo de la CIDH (Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua, Meseni), el grupo técnico (Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, GIEI), y de las Naciones Unidas. El compromiso del Grupo de Trabajo para Nicaragua es cómo podemos crear condiciones para que el Gobierno y la Alianza regresen a la mesa”, manifestó el embajador.

“Nosotros no hemos tenido nada que ver con las protestas que se realizan (en Nicaragua) desde el 18 de abril hasta la fecha. Es el pueblo nicaragüense que está cansado de la opresión y de la falta de democracia y, de oportunidades en el país, eso no tiene nada que ver con la OEA”, recalcó.

Los expertos que integran el GIEI denunciaron el jueves pasado que el Gobierno de Nicaragua no les ha proporcionado la información necesaria para ayudar en la investigación de los hechos de violencia en el país, ocurridos en el marco de las protestas antigubernamentales.

Trujillo catalogó esa acción del gobierno de Ortega como “sumamente preocupante”, algo que asegura no van a aceptar.

“Ya invitaron al grupo técnico (GIEI). Ahora tienen que darle la oportunidad de desarrollar su trabajo. Nosotros no vamos a aceptar que el Gobierno ahora niegue que el Grupo complete su trabajo para realizar los informes apropiados”, advirtió.

El embajador añadió que la cacería que realiza el Gobierno de Nicaragua a través de los grupos paramilitares, en conjunto con la Policía Nacional, no contribuye a la solución de la crisis.

“No ayuda la violencia que ha desatado el Gobierno para una salida pacífica al conflicto, no ayuda a que la comunidad internacional tenga confianza en las intenciones del Gobierno”, subrayó.

Advirtió que los responsables de violaciones a los derechos humanos deberán responder por sus actos ante la Ley.

“Las personas que estén violando los derechos humanos serán juzgadas. Es algo que lo hemos dicho varias ocasiones. Si piensan que, porque están en Nicaragua y están protegidos ahora por el Gobierno no van a tener su día de justicia, están equivocados porque todo va a salir a la luz. Las personas que hayan cometido violencia contra civiles, violaciones a los derechos humanos van a tener su día y van a ser juzgadas”, afirmó.

El diplomático reiteró que Estados Unidos estudia un abanico de opciones no solo de carácter individual con leyes como la Global Magnitsky Act, a través de la cual han sido sancionados cuatro funcionarios del entorno cercano a Ortega. El Congreso y el Senado trabajan en ese sentido para la aprobación de dos propuestas legislativas de sanciones contra el régimen de Daniel Ortega.

Se trata del Nica Act aprobada en la Cámara Baja en 2017, y la “Ley de 2018 para los Derechos Humanos y la lucha contra la Corrupción en Nicaragua”, que tiene como propósito acabar con la represión gubernamental que ha ocasionado entre 317 y 448 muertos, cerca de tres mil heridos y más de un centenar de presos políticos desde el pasado 19 de abril, revelan informes de organismos de derechos humanos internacionales y nacionales.

“Tanto la congresista Ileana Ros-Lehtinen como el senador Marcos Rubio y otros senadores están bien interesados en el avance del Nica Act, y también están interesados en aplicar todas las sanciones posibles para que haya cambios democráticos en Nicaragua”, certificó.

Los cancilleres de Brasil y Ecuador expresaron a EFE preocupación de sus gobiernos por las crisis que atraviesan Nicaragua y Venezuela. El canciller de Brasil, Aloysio Nunes, y José Valencia, de Ecuador, se pronunciaron a favor de una salida en pleno respeto a los derechos humanos en Nicaragua y Venezuela.

“Compartimos nuestra preocupación por los refugiados venezolanos y por la represión generalizada en Nicaragua”, declaró el canciller brasileño durante la reunión de una comisión bilateral celebrada en Brasilia.

Miles de nicaragüenses han emigrado producto de la represión gubernamental.

(Con información del diario nicaragüense La prensa)

Vea todas las noticias de hoy

¿Sacarse la mascarilla o mantenerla? Reina la confusión en EEUU

¿Sacarse la mascarilla o mantenerla? Reina la confusión en EEUU
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:38 0:00

¿Con mascarilla o sin ella? El levantamiento de las autoridades sanitarias estadounidenses de la recomendación de llevarla a quienes estén vacunados contra el covid-19 tomó por sorpresa a funcionarios locales, expertos y empresas de Estados Unidos, y este viernes suscitaba un acalorado debate y bastante confusión. Incluso en el Congreso se produjeron altercados, cuando a algunos presentes se les presionó para que se quitaran las mascarillas, a pesar de la exhortación del presidente Joe Biden el día anterior a que quienes prefieran mantenerla puesta sean "tratados con amabilidad y respeto".

Sencilla a primera vista, la directriz planteó no obstante una maraña de interrogantes, en un país que fue durante mucho tiempo el epicentro de la pandemia y donde el debate en torno al uso del tapabocas llegó a convertirse, en el momento de su generalización hace más de un año, en una cuestión partidista.

Las recomendaciones anunciadas el jueves por la principal agencia federal de salud pública del país, los CDC, no son vinculantes, y la decisión recae en las autoridades estatales y locales o en las directivas de tiendas y empresas.

No aplican en el transporte público, incluyendo aviones, y en hospitales.

Esa situación ha dejado a empleadores y funcionarios locales en un dilema: decidir entre las recomendaciones de las autoridades científicas y las preocupaciones de estadounidenses aún tocados por las repercusiones del virus en el país más golpeado por la pandemia, con más de 580.000 muertes.

"Hasta ahora las mascarillas eran importantes y de golpe ya no lo son", dijo Ivan Matta, de 47 años, empleado en una agencia turística de Nueva York. "Mi temor es que ¿cómo se va a comprobar que la gente esté completamente vacunada o no? Creo que hay mucha gente que ya no va a usar la mascarilla aunque no esté vacunada", agrega.

En Estados Unidos, la posibilidad de un "pasaporte sanitario" nacional fue totalmente descartada.

| Un collage de reglas

En Nueva York, pero también en Washington, los funcionarios indicaron parcamente que iban a "estudiar" las nuevas recomendaciones.

Señal de la confusión, la primera dama, Jill Biden, que se había quitado la mascarilla el jueves durante la visita a un centro de vacunación ("¡Nos sentimos bastante desnudas!", exclamó), volvió a lucir la omnipresente protección al día siguiente en un museo de la capital.

En otros lugares, el collage de reglas también está: en Minnesota y Pensilvania, las obligaciones en vigor se actualizaron inmediatamente.

Virginia y Maryland anunciaron por su lado que aplicarán la nueva regla, mientras en Connecticut no se lo hará hasta la próxima semana.

En numerosos lugares, la recomendación en última instancia no cambiará demasiado las cosas: en Texas,la obligación de usar mascarilla se eliminó en marzo... incluso para los no vacunados.

Las dudas también surgieron en las cadenas de supermercados, muchas de las cuales habían introducido la obligatoriedad de usar los tapabocas para todos sus clientes.

Tras una jornada de reflexión, Trade Joe's y el número uno de la distribución, Walmart, anunciaron que respetarían las nuevas reglas, mientras Aldi dijo que mantendrá el statu quo.

En las fábricas de General Motors, la mascarilla permanece en rigor de momento para "estudiar" las nuevas recomendaciones.

"Las recomendaciones de los CDC son confusas", se quejó de su lado el sindicato de distribuidores de alimentos y bebidas, UFCW. "Los trabajadores esenciales están expuestos con frecuencia a personas que no están vacunadas y se niegan a usar mascarillas (...) ¿Se supone que deben convertirse en policías de vacunación?".

| Fomentar la vacunación

La mayoría de los científicos, que durante mucho tiempo consideraron que las recomendaciones de salud eran demasiado cautelosas, aplaudieron los nuevos anuncios. Las vacunas son efectivas contra variantes, reducen drásticamente la posibilidad de incluso infectarse (y no solo de desarrollar síntomas), y en los raros casos en que la enfermedad ocurre de todos modos, la carga viral se reduce, han concluido los estudios.

Por tanto, muestran que las personas vacunadas (cerca del 36% de la población en Estados Unidos), no se ponen ni a sí mismas ni a otros en peligro cuando no usan tapabocas, sin mencionar que los casos diarios han disminuido drásticamente.

Además, en un país donde la oferta de vacunas supera ahora a la demanda, las autoridades esperan animar a quienes se muestran reacios a dar el paso.

Algunos expertos han expresado reservas sobre el levantamiento inmediato de la recomendación de los tapabocas, especialmente para áreas donde las tasas de transmisión aún son altas.

La epidemióloga Caitlin Rivers, por ejemplo, habría preferido que este anuncio dependiera de que a nivel local "hubiera menos de casos diarios cada 100.000 personas". "Denle tiempo a la gente para organizarse", lamentó a su vez Linsey Marr, especialista en transmisión aérea de virus.

Senado de Estados Unidos aprueba una resolución en honor a las Damas de Blanco

Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, en una imagen de archivo.

El Senado aprobó la resolución S. Res. 81 en honor a las Damas de Blanco y que pide la liberación de los presos políticos en Cuba.

En su sesión del miércoles, el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, pidió que la resolución se aprobara por consenso unánime.

El senador Marco Rubio, republicano por la Florida, que fue uno de los legisladores que presentó la resolución, dijo en un mensaje por Twitter que aplaudía "la aprobación del Senado de su resolución bipartidista en honor a las Damas de Blanco, un movimiento pacífico liderado por mujeres en apoyo de la libertad, la liberación de todos los presos políticos y el respeto de los derechos humanos del pueblo cubano".

La resolución fue presentada el 4 de marzo por Rubio y el senador Bob Menéndez, demócrata por Nueva Jersey. A ellos se sumaron los senadores republicanos Ted Cruz y Rick Scott, de Texas y Florida, respectivamente, y el senador demócrata, Ben Cardin, de Maryland.

En aquel momento, el senador Menéndez señaló en un comunicado que durante un momento de “creciente activismo cívico en Cuba, esta resolución bipartidista expresa nuestra solidaridad total con el pueblo cubano, que busca un cambio en su país, y reconoce los esfuerzos históricos de las Damas de Blanco en defender los derechos humanos en la isla”.

“A medida que el pueblo cubano continúa alzando su voz contra la falta de libertades básicas y la injusticia social en la isla, esta resolución bipartidista afirma nuestro compromiso de hacer las aspiraciones del pueblo cubano una piedra angular de nuestra política hacia La Habana”, expresó Menéndez.

Posteriormente, la resolución fue aprobada el 24 de marzo en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado antes de pasar al pleno.

EEUU: Incidentes de salud de personal diplomático en Cuba, China y otros lugares son prioridad

Fachada de la Embajada de Estados Unidos en La Habana.

El diario The New York Times informó el miércoles que al menos 130 funcionarios de Estados Unidos en el extranjero han sido víctimas en los últimos 5 años de misteriosos "ataques" con afectaciones sensoriales, que incluyeron lesiones cerebrales.

Dice el rotativo que la nueva cifra incluye casos en Europa y otros países de Asia y refleja los esfuerzos de la Administración por revisar de cerca otros incidentes.

Según el diario, que dice haber obtenido la información de funcionarios antiguos y actuales, estos casos, que se han producido en la Agencia Central de Inteligencia (CIA), el Departamento de Estado, el Departamento de Defensa y otras divisiones del gobierno estadounidense, preocupa a la administración del presidente Joe Biden, puesto que inicialmente el número, que se concentraba en China y en Cuba, ascendía a 60.

En un correo electrónico a Radio y TV Martí, un portavoz del Departamento de Estado dijo que el secretario Antony Blinken ha dejado en claro que no hay mayor prioridad que la salud y la seguridad de su fuerza laboral y que este compromiso se extiende al manejo de incidentes de salud inexplicables, también denominados incidentes de salud anómalos.

El vocero subrayó que el Secretario de Estado solicitó una sesión informativa completa sobre el tema durante la transición a la nueva administración, que ha dejado en claro que esta es una prioridad para él, y que seguirá recibiendo actualizaciones sobre el tema de forma regular.

El Departamento de Estado estableció un grupo de trabajo interinstitucional para coordinar la respuesta del gobierno de Estados Unidos a estos incidentes en mayo de 2018.

El portavoz señaló que para reafirmar el liderazgo y la responsabilidad del departamento con el personal del gobierno federal en el extranjero, el Secretario Blinken designó a la Embajadora Pamela Spratlen como Asesora Principal del Grupo de Trabajo de Respuesta a Incidentes de Salud. En esa función, ella asesora a los líderes del Departamento, coordina la respuesta interinstitucional del departamento a los incidentes de seguridad sanitaria y brinda apoyo continuo al personal afectado.

Según informó el New York Times, algunos de los afectados han sufrido lesiones cerebrales a largo plazo, que incluyen fuertes dolores de cabeza, y describen haber vivido extraños fenómenos sensoriales como presión, sonidos o calor, seguidos de una repentina sensación de vértigo, náusea o dolor de cabeza y de cuello.

Las inversiones de EEUU en la lucha contra el COVID-19

Fábrica de vacunas Covid-19 en Pune, India. (Unicef / Dhiraj Singh).

Estados Unidos invertirá más de 7 mil millones de dólares del Plan de Rescate Estadounidense con el fin de contratar y capacitar a trabajadores de salud pública en respuesta al COVID-19.

El anuncio fue hecho este jueves por la Casa Blanca.

El miércoles, las autoridades sanitarias autorizaron la administración de la vacuna Pfizer en adolescentes desde los 12 años de edad, por ello, “la administración reserva fondos dedicados para las enfermeras escolares, que pueden ayudar a proporcionar información sobre las vacunas”, señala el documento de la Casa Blanca.

Con los 7,4 mil millones de dólares el Gobierno intentará “reclutar y contratar trabajadores de salud pública para responder a la pandemia y prepararse para futuros desafíos de salud pública”.

Los fondos también servirán para expandir la fuerza laboral de salud pública en el respaldo de las vacunas, las pruebas de COVID-19, el rastreo de contactos y el alcance comunitario.

(Con información de la VOA)

Marco Rubio aconseja a la oposición venezolana no caer en la trampa de negociar con Maduro

Marco Rubio, senador cubanoamericano por el Estado de la Florida. (Kevin Dietsch / AFP).

El senador por el Estado de la Florida, Marco Rubio, pidió este jueves no caer en la “trampa de negociar”, luego que la oposición encabezada por Juan Guaidó propusiera un “Acuerdo de Salvación Nacional” y el oficialismo se mostrara dispuesto.

Rubio declaró a la prensa al ser consultado por las posibles negociaciones, que cree que Nicolás Maduro está dispuesto a toda una serie de concesiones simbólicas, pero que jamás ha demostrado que él, voluntariamente y por amor a la Patria, o por decencia, vaya a permitir elecciones libres y democráticas.

En el caso de los EEUU, el senador aseveró que la decisión es del Gobierno, pero se mostró en contra de quitar las sanciones hasta que se verifique un verdadero proceso.

A pesar de los comentarios del senador Marco Rubio, el embajador de EEUU en Venezuela, James Story, respondió a la propuesta de Guaidó, asegurando que apoyaban el esfuerzo para restaurar la democracia en el país a través de elecciones.

"Es un paso hacia adelante", dijo Story. Venezuela, agregó Story, necesita un acuerdo y lograr una salida democratica a la crisis, lo que debe incluir la liberación de los presos políticos, elecciones transparentes y libres, la apertura de un canal humanitario y el respeto a la libertad de prensa, entre otros.

Cargar más

XS
SM
MD
LG