Enlaces de accesibilidad

Relaciones EEUU-Cuba

"Esfuerzo sin precedentes”, dice Mara Tekach de vuelos chárter con estadounidenses desde Cuba

La máxima representante diplomática de Estados Unidos en Cuba, Mara Tekach, en una foto tomada durante su conversación telefónica con Radio Televisión Martí.

Gracias a “un esfuerzo sin precedentes”, según la máxima representante diplomática de Estados Unidos en Cuba, llegaron el viernes a Miami dos vuelos fletados con ciudadanos estadounidenses que estaban varados en la isla tras la suspensión de vuelos por el coronavirus.

“El Departamento de Estado no tiene mayor prioridad que la seguridad de los ciudadanos estadounidenses en el extranjero, y por eso estamos trabajando todos los días para enfrentar el desafío histórico que plantea la pandemia de COVID-19 en todo el mundo”, le dijo Mara Tekach, encargada de Negocios de la Embajada, al periodista de Radio Televisión Martí Ricardo Quintana.

Mara Tekach: "Un esfuerzo sin precedentes"
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:50 0:00

Los dos vuelos, fletados a la aerolínea Delta, trajeron 292 pasajeros, según el diario de Miami El Nuevo Herald. De acuerdo con la funcionaria, hasta el 21 de abril el Departamento de Estado había repatriado o ayudado a repatriar a cerca de 65,000 ciudadanos estadounidenses en más de 55 países.

“Se trata de un esfuerzo sin precedentes para traer a los ciudadanos estadounidenses desde todo el mundo, incluso desde lugares y destinos remotos donde los gobiernos locales han impuesto estrictas órdenes de cuarentena, cierres de fronteras y restricciones de viajes, tal como en Cuba”, declaró Tekach entrevistada por Quintana.

El Departamento de Estado auspició y organizó los vuelos chárter, y cada pasajero debió pagar y viajar por su cuenta, informó Tekach.

Dio las gracias a “la buena gente de Delta” Airlines, que hizo posibles los vuelos humanitarios. “Ha sido un reto, pero tengo un equipo fantástico en la Embajada aquí, merecen el crédito total de haber logrado estos vuelos, no tengo palabras para agradecerles”, declaró la funcionaria estadounidense.

La participación del gobierno cubano se limitó a conceder las autorizaciones necesarias para los vuelos. “Hay autorizaciones que son necesarias para cumplir una misión como esta, y el gobierno de Cuba sí asignó algunos funcionarios para trabajar con nosotros”, dijo Tekach.

Sin precisar una cifra exacta, la encargada de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en La Habana dijo que su equipo tuvo que comunicarse “con más de mil ciudadanos estadounidenses” en la isla, y que se trató de un trabajo arduo, pero lo lograron.

A la pregunta de si continuarán los vuelos fletados para traer al resto de los ciudadanos estadounidenses varados en Cuba, Tekach dijo que el esfuerzo no termina, pero que a largo plazo no habrá vuelos chárter como estos.

“En principio, el equipo de la Embajada aquí en La Habana seguirá trabajando día y noche para los ciudadanos estadounidenses que están aquí”, declaró. “Seguimos instándolos a utilizar las opciones de transporte comercial cuando estén disponibles. Estos vuelos de repatriación no estarán disponibles a largo plazo, y los ciudadanos estadounidenses que deseen regresar a Estados Unidos deben aprovechar estos vuelos ahora o estar preparados para permanecer donde están en el extranjero por un periodo indefinido; esa es la realidad del COVID-19”.

Subrayó que la Embajada permanece en contacto con el público a través de su página de internet y sus cuentas de Facebook y Twitter con mensajes “que mantenemos al día” para los ciudadanos estadounidenses.

“Estamos celebrando la bienvenida a los estadounidenses que están regresando a casa desde Cuba, ese es mi mensaje principal”, le dijo la funcionaria a Quintana. “Pero más generalmente vamos a volver a hablar lo que [compartimos] en las redes sociales; sí voy a continuar hablando de las posiciones de Estados Unidos”.

Vea todas las noticias de hoy

EEUU: Incidentes de salud de personal diplomático en Cuba, China y otros lugares son prioridad

Fachada de la Embajada de Estados Unidos en La Habana.

El diario The New York Times informó el miércoles que al menos 130 funcionarios de Estados Unidos en el extranjero han sido víctimas en los últimos 5 años de misteriosos "ataques" con afectaciones sensoriales, que incluyeron lesiones cerebrales.

Dice el rotativo que la nueva cifra incluye casos en Europa y otros países de Asia y refleja los esfuerzos de la Administración por revisar de cerca otros incidentes.

Según el diario, que dice haber obtenido la información de funcionarios antiguos y actuales, estos casos, que se han producido en la Agencia Central de Inteligencia (CIA), el Departamento de Estado, el Departamento de Defensa y otras divisiones del gobierno estadounidense, preocupa a la administración del presidente Joe Biden, puesto que inicialmente el número, que se concentraba en China y en Cuba, ascendía a 60.

En un correo electrónico a Radio y TV Martí, un portavoz del Departamento de Estado dijo que el secretario Antony Blinken ha dejado en claro que no hay mayor prioridad que la salud y la seguridad de su fuerza laboral y que este compromiso se extiende al manejo de incidentes de salud inexplicables, también denominados incidentes de salud anómalos.

El vocero subrayó que el Secretario de Estado solicitó una sesión informativa completa sobre el tema durante la transición a la nueva administración, que ha dejado en claro que esta es una prioridad para él, y que seguirá recibiendo actualizaciones sobre el tema de forma regular.

El Departamento de Estado estableció un grupo de trabajo interinstitucional para coordinar la respuesta del gobierno de Estados Unidos a estos incidentes en mayo de 2018.

El portavoz señaló que para reafirmar el liderazgo y la responsabilidad del departamento con el personal del gobierno federal en el extranjero, el Secretario Blinken designó a la Embajadora Pamela Spratlen como Asesora Principal del Grupo de Trabajo de Respuesta a Incidentes de Salud. En esa función, ella asesora a los líderes del Departamento, coordina la respuesta interinstitucional del departamento a los incidentes de seguridad sanitaria y brinda apoyo continuo al personal afectado.

Según informó el New York Times, algunos de los afectados han sufrido lesiones cerebrales a largo plazo, que incluyen fuertes dolores de cabeza, y describen haber vivido extraños fenómenos sensoriales como presión, sonidos o calor, seguidos de una repentina sensación de vértigo, náusea o dolor de cabeza y de cuello.

Magnates azucareros cubanos niegan acusación presentada en EEUU

La ASR Group International, Inc. tiene sede en West Palm Beach.

Una azucarera de Estados Unidos demandó en una corte de Miami al conglomerado azucarero de la familia cubana de los Fanjul por el supuesto envío del producto elaborado en la isla al Reino Unido y amparada en una ley que considera "tráfico" las actividades que comprometan bienes confiscados por el Gobierno cubano tras la revolución de 1959.

El proceso judicial fue presentado el 2 de mayo en una corte de Miami por Francisco Sugar Company, una empresa fundada en 1899 en Nueva Jersey, cuyos dueños también son de origen cubano y sufrieron la expropiación de sus tierras cultivables en Guayabal (Cuba).

La denuncia es contra ASR Group International, Inc., con sede en West Palm Beach, la refinería y comercializadora de azúcar más grande del mundo de propiedad de Alfonso Fanjul, un histórico opositor al régimen comunista de los hermanos Castro exiliado EE.UU., y sus hermanos.

Este tipo de demandas son posibles desde mayo de 2019, cuando el entonces Gobierno de Donald Trump (2017-2021) activó el título III de la Ley Helms Burton de 1996.

Esta ley permite demandas en cortes de EE.UU. de estadounidenses y cubano-estadounidenses que quieran reclamar el usufructo por parte de compañías, muchas de ellas hoteles de cadenas europeas, de bienes suyos confiscado por el régimen castrista.

"ASR violó Helms-Burton al comprar azúcar de caña cultivada en Francisco y exportar ese azúcar desde el Puerto de Guayabal a la refinería de ASR en Londres", detalla la demanda a la que tuvo acceso Efe.

Señala que la empresa de Fanjul "traficaba con pleno conocimiento de que las tierras azucareras de Francisco y el Puerto de Guayabal habían sido confiscados por el Gobierno cubano en 1960".

Subraya que cuando fueron confiscados estos activos, Francisco tenía un saldo de 47 años de derechos concesionarios.

Sin embargo, ASR señaló que es "falso" que hayan comprado azúcar en Cuba, en una declaración publicada por el Consejo Comercial y Económico cubano-estadounidense.

Subrayó que los "registros públicos disponibles muestran claramente que el envío de azúcar (...) fue comprado y entregado a otra compañía que no está afiliada de ninguna manera con ASR o la familia Fanjul".

"La familia Fanjul, como muchos cubanoamericanos, lo perdió todo como resultado del régimen de Castro. Acusar falsamente a los Fanjul o cualquiera de sus empresas afiliadas de violar el embargo con Cuba es ofensivo, más aún viniendo de compatriotas cubanos", detalló.

Varias de estas demandas están certificadas por el Gobierno de Estados Unidos, como la presentada por Francisco Sugar Company, que es la novena más grande según la entidad privada Consejo Comercial y Económico cubano-estadounidense, al superar los 53 millones de dólares en 1971, más los intereses desde entonces.Según el texto de la demanda, ASR sabía de las confiscaciones hechas a Francisco Sugar Company en Cuba y además violó la ley Helms-Burton al comprar cañas cultivadas en propiedades que le fueron expropiadas.

ASR Group International es parte de las participaciones comerciales de los hermanos Fanjul: Alfonso "Alfy" Fanjul Jr., José "Pepe" Fanjul, Alexander Fanjul y Andrés Fanjul, detalla en Consejo en su sitio de internet.

EEUU continuará abogando por los derechos del pueblo cubano, afirma Blinken en Conferencia de las Américas

El Secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken. (Mandel Ngan/Pool via AP)

En un discurso pregrabado ante la 51 Conferencia del Consejo de las Américas, el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, dijo que Estados Unidos continuará abogando por los derechos del pueblo cubano.

“Continuaremos abogando por los derechos humanos del pueblo cubano, incluido el derecho a la libertad de expresión y reunión, y condenando la represión" en la isla, declaró Blinken en la reunión virtual.

El Secretario de Estado señaló, además, que el gobierno estadounidense seguiría “condenando a quienes pisotean los derechos humanos y democráticos”, y mencionó el caso de Venezuela, donde el régimen de Nicolás Maduro ha reprimido sistemáticamente los derechos de sus ciudadanos.

“Su abuso, corrupción y mala gestión han avivado la crisis humanitaria, dejando a millones sin lo suficiente para comer o sin acceso a atención médica vital, desplazando a millones más”, dijo el funcionario.

Blinken declaró que apoyar la democracia también requiere la celebración de elecciones libres y justas y pedir a otros que hagan lo mismo.

Asimismo, pidió que se hable con una sola voz para instar al gobierno de Haití a organizar elecciones libres y justas para fines de este año, y al gobierno de Nicaragua a llevar a cabo las reformas electorales necesarias para garantizar elecciones libres y justas en noviembre.

Además de reavivar el apoyo a la democracia, Blinken citó como prioridades de la administración del presidente demócrata Joe Biden la lucha contra el COVID-19 y construir una economía global que genere crecimiento y equidad.

La Conferencia de las Américas es organizada por el Consejo de las Américas, una organización estadounidense que promueve el libre comercio y los mercados abiertos en todo el continente americano.

"Estados Unidos está con todos los que defienden las libertades de expresión y reunión en Cuba”

Banderas de Cuba y EEUU cuelgan en un balcón de La Habana.

La Embajada de Estados Unidos en Cuba se solidarizó este viernes con el líder del Movimiento San Isidro, Luis Manuel Otero Alcántara, en huelga de hambre y sed desde el domingo pasado, y con todos los que defienden la libertad de expresión en la isla.

“Docenas de artistas, periodistas y activistas cubanos detenidos, bajo vigilancia o confinados en sus casas para silenciar su apoyo a Luis Manuel Otero Alcántara. Estados Unidos está con todos los que defienden las libertades de expresión y reunión en Cuba”, dijo la sede diplomática en su cuenta de Twitter.

“Hay que seguir documentando las violaciones de los Derechos Humanos y a la libertad de prensa hechas a los cubanos y mostrárselas a la Unión Europea, al mundo entero y a la Comisión de las Naciones Unidas…”, comentó un usuario en el tuit de la embajada estadounidense.

El pasado jueves, la cancillería de EEUU expresó preocupación por las reiteradas denuncias de violaciones a los derechos humanos en Cuba.

"Nos preocupan las denuncias de detenciones arbitrarias y vulneración del derecho de los cubanos a reunirse, expresarse y viajar libremente", dijo en Twitter Julie Chung, subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental.

"Estados Unidos se toma en serio las violaciones de las libertades garantizadas por la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU", concluyó el tuit.

El Movimiento San Isidro, que Otero Alcántara lidera, pidió este sábado el apoyo urgente de la comunidad internacional, y de cubanos dentro y fuera de la isla, para salvar la vida del artista, en peligro de muerte tras más de seis días en ayuno total y sin tomar agua.

El régimen cubano ha respondido arreciando el cerco policial alrededor de su vivienda, y bloqueando el acceso a internet a los vecinos del barrio de San Isidro, denunció el movimiento en redes sociales.

Senador Rubio celebra medida cautelar de la CIDH a favor del periodista cubano Yoé Suárez

El senador Marco Rubio, republicano por la Florida, el 6 de enero del 2021.

El senador estadounidense Marco Rubio denunció este martes la represión del régimen cubano contra el periodista independiente Yoé Suárez y celebró la decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, de otorgar una medida cautelar a favor del comunicador y su familia.

El senador republicano de origen cubano dijo en Twitter que el periodista Suárez "ha sido víctima de la ola represiva del régimen de Castro y Díaz-Canel por el simple hecho de contar la verdad. Importante decisión de la @CIDH de brindarle una medida cautelar a favor de Suárez y su familia".

La CIDH, adscrita a la OEA, emitió el jueves la Resolución 34/21, mediante la cual otorgó medidas cautelares de protección a favor de Yoé Suárez Fernández, quien es periodista de Diario de Cuba, tras considerar que se encuentra en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos en Cuba.

El periodista "es objeto de amenazas, hostigamientos, intimidaciones y detenciones por parte de agentes estatales, presuntamente como resultado de su labor como periodista independiente y escritor. La Comisión lamenta no contar con las observaciones del Estado, pese a que fueron solicitadas de conformidad con el artículo 25.5 de su Reglamento", dijo la CIDH en un comunicado.

Cargar más

XS
SM
MD
LG