Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

El plan de Biden para "reconstruir la clase media” queda en manos del Senado

Una copia del proyecto de ley H.R.5376, Build Back Better. AP Photo/J. Scott Applewhite

El plan del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, configurado para "reconstruir la clase media” en el país, fue presentado en la tarde del lunes en conferencia de prensa desde la capital estadounidense.

La rueda de prensa virtual se llevó a cabo a tres días de que la Cámara de Representantes en el Congreso de los Estados Unidos aprobase (el viernes 19 de noviembre) el “Build Back Better" ('Reconstruir mejor') que incluye planes de gasto social, educativo y climático.

Funcionarios gubernamentales, que han sido clave en el camino recorrido a fin de lograr la aprobación de este proyecto, explicaron en qué consiste y qué se debe lograr para que se convierta en una realidad.

Pily Tobar, subdirectora de Comunicaciones de la Casa Blanca y asistente especial del presidente Biden, dijo que este proyecto de ley es histórico.

"Ahora sigue su camino. Ahora va para el Senado… Para las familias trabajadoras latinas: generará empleos, reducirá costos para familias trabajadoras, reducirá costos en el cuidado de niños (...) invertirá en nuestros niños, reducirá los costos de las medicinas… Creará empleos en áreas de tecnología y energía… Marca un crecimiento económico que ayudará a la clase media”, aseguró.

Tras ser aprobado en la Cámara de Representantes, con 220 votos a favor y 213 en contra, el ambicioso plan de gasto pasa ahora al Senado, donde enfrenta todavía un futuro incierto, debido a la estrecha mayoría de los demócratas en esa cámara.

El Dr. Raúl Ruiz, congresista demócrata por el estado de California y presidente del caucus hispano enfatizó que la propuesta trata de “poner dinero en los bolsillos de las familias y de bajar costos y créditos tributarios, así como de la expansión de crédito tributario por hijos y de trabajo. Para esto se enfoca en tres de los “elementos más costosos en el crecimiento familiar: cuidado infantil, cuidado de la salud y la vivienda. De esta forma, aseguró, se buscar fortalecer la clase media, además de prevenir la separación familiar y estabilizar la economía familiar.”

“Build Back Better" está valorado en 1,75 billones de dólares y ampliaría los programas sociales dirigidos a menores y ancianos, además de dedicar 550.000 millones a la lucha contra la crisis climática en EEUU.

Xavier Becerra, secretario de Salud y Servicios Humanos, habló sobre la importancia de este proyecto: “La comunidad latina trabaja bien duro pero no tiene mucho ingreso. (Buscamos) educación de dos años preescolar gratuita. Aumentará la calidad de educación preescolar. Garantiza que ninguna familia de ingreso medio no pague más del 7 por ciento de lo que gana por el cuidado infantil. También expande cuidados accesibles y de alta calidad para personas de mayor edad y para personas con discapacidades. Es algo que necesita la familia inmediatamente. Entiendo lo importante que es ayudar a cualquier persona que ha trabajado duro, que ayudó al crecimiento de este país. Estamos invirtiendo en personas como mis padres, para que puedan decirle a sus hijos lo que me dijeron a mi: estudia, ve a la universidad, estudia”.

El funcionario agregó que “Biden quiere también que estadounidenses puedan recibir crédito fiscal para que puedan tener plan médico por muy bajos precios. Algo como 10 dólares al mes. Ojalá todos estén apoyando al presiente Biden en este esfuerzo por aprobar esta iniciativa”.

De acuerdo a información ofrecida por la Casa Blanca, el plan ofrece preescolar universal y gratuito para todos los niños de 3 y 4 años, la mayor expansión de la educación universal y gratuita desde que los estados y las comunidades de todo el país establecieron la escuela secundaria pública hace 100 años. También proporciona a 39 millones de hogares hasta $3,600 (o $300 por mes) en recortes de impuestos por niño al extender el Crédito Tributario por Hijo ampliado del Plan de Rescate Estadounidense.

No todos en el Congreso aprueban este plan, muchos de los detractores argumentan que todo dinero público proviene del trabajo del contribuyente americano.

El representante Mike Rogers, republicano por Alabama, poco antes de la votación del viernes declaró:

“Mientras los estadounidenses están luchando esta temporada navideña con una inflación rápida, Nancy Pelosi y los demócratas están tratando de imponer el impuesto de $ 1.5 billones del presidente Biden y la factura de gastos, que agobia a los contribuyentes. El esquema socialista del presidente Biden cobrará impuestos a los estadounidenses de clase media y subsidiará las iniciativas del Green New Deal mientras perjudica el desarrollo energético estadounidense. Este acuerdo también incluye amnistía para millones de inmigrantes ilegales mientras continúa la crisis en nuestra frontera sur. Su desesperación por aprobar esta legislación prueba lo que hemos sabido desde el principio: Nancy Pelosi y Joe Biden no están en contacto con los estadounidenses. Defenderé a mis electores y votaré contra el atroz plan Build Back Broke del presidente Biden ".

También el representante Gary Palmer, republicano por Alabama, publicó un tweet el jueves apuntando que la iniciativa "agregaría $ 367 MIL MILLONES a nuestro déficit durante la próxima década".

"También incluye: amnistía masiva, enormes exenciones fiscales para los ricos, agobiantes cargas fiscales para las pequeñas empresas, aborto financiado por los contribuyentes. Esto debe detenerse ”, dijo Palmer.

Por su parte, el representante Mo Brooks, republicano por Alabama, calificó de "enorme monstruosidad" la propuesta de Biden dijo que "aumenta los impuestos, aumenta el bienestar, otorga amnistía para los extranjeros ilegales, autoriza una toma de control federal de las escuelas públicas locales y hace quién sabe qué más porque ha estado abarrotada en la Cámara sin tiempo suficiente para que los estadounidenses y los congresistas lo revisen adecuadamente".

Igualmente, el representante Robert Aderholt, republicano por Alabama, twitteó el viernes que los estadounidenses ya están sufriendo por la inflación, y que "agregar billones y billones de más gastos solo empeorará las cosas".

Build Back Better es el segundo gran proyecto de gasto público de la administración Biden, después de la aprobación de un gigantesco plan de infraestructuras.

No existe una fecha específica para que este proyecto pueda hacerse ley, pero los funcionarios mencionaron en la conferencia de prensa que esperan lograrlo antes de que termine este año.

Medios de prensa han señalado que se espera que en el Senado, donde se definirá por voto de demócratas y republicanos el futuro de “Build Back Better”, pueden añadirse varias enmiendas al texto original del proyecto de ley.

Tobar explicó que se trata de una prioridad para el presidente Biden.

"Lo importante es que podamos poner algo en los bolsillos de tantas familias estadounidenses. Quizás no logramos exactamente todo lo que buscamos, pero queremos asegurarnos de que podamos presentar algo que realmente vaya a mejorar la vida de la gente en este país. El presidente ha demostrado que puede trabajar con miembros de los dos partidos para traer beneficios al pueblo”, agregó.

Vea todas las noticias de hoy

Blinken insta a Israel y palestinos a relajar tensiones

Secretario de Estado de EEUU Antony Blinken y el primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu durante conferencia de presnsa en Jerusalén

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, instó el lunes a Israel y a los palestinos a relajar las tensiones ante un auge de la violencia que ha puesto a la región en ascuas.

El derramamiento de sangre ha alarmado al gobierno del presidente estadounidense Joe Biden cuando busca encontrar puntos en común con el nuevo gobierno de derecha del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

Tras su arribo al aeropuerto internacional de Israel, cerca de Tel Aviv, luego de una breve visita a Egipto, Blinken dijo que llega en “un momento crucial” y condenó los ataques palestinos contra ciudadanos israelíes, pero también pidió moderación en las respuestas militares, señalando que todas las bajas civiles son deplorables.

“Acabar con una vida inocente en un acto de terrorismo siempre es un crimen atroz, pero atacar a personas fuera de su lugar de culto es particularmente estremecedor”, afirmó en referencia a un ataque del viernes que mató a siete personas, muchas de las cuales salían de una sinagoga de Jerusalén.

“Lo condenamos en los términos más enérgicos”, dijo. “Condenamos a todos los que celebran estos y otros actos de terrorismo que cobran vidas civiles sin importar quién sea la víctima ni en lo que crea. Los llamados a la venganza contra más víctimas inocentes no son la respuesta. Y los actos de violencia de represalia contra civiles nunca están justificados”.

La más reciente oleada de violencia estalló la semana pasada con una incursión militar israelí en un bastión en la ciudad cisjordana de Yenín en que murieron 10 personas, en su mayoría milicianos, seguido por el ataque a tiros en un asentamiento judío en el este de Jerusalén que cobró la vida de siete israelíes.

Blinken dijo que es imperativo que ambas partes actúen para reducir las tensiones en lo que llamó “un nuevo y horrible aumento de la violencia” que ha provocado respuestas severas de ambas partes.

Trump se dice "más comprometido que nunca" al iniciar campaña electoral

El expresidente Donald Trump anuncia su tercera postulación a la presidencia en Mar-a-Lago, Palm Beach, Florida, 15 de noviembre de 2022. (AP Foto/Andrew Harnik, File)

COLUMBIA, Carolina del Sur — El expresidente de Estados Unidos Donald Trump inició el sábado su campaña para ganar la Casa Blanca en 2024, con un evento en Nueva Hampshire y Carolina del Sur, eventos en dos estados de votación anticipada, los primeros desde que anunció su postulación hace más de dos meses.

"Juntos completaremos el asunto pendiente de hacer que Estados Unidos vuelva a ser grandioso", dijo Trump en un acto vespertino en Columbia para presentar a su equipo de liderazgo de Carolina del Sur.

Trump y sus aliados esperan que los eventos sean una demostración de fuerza en respaldo del expresidente tras un inicio lento de campaña que hizo dudar a muchos de su convicción al volver a postularse.

"Dijeron: 'Él no está haciendo mítines, no está haciendo campaña. Tal vez haya perdido ese paso'", dijo Trump en la reunión anual del Partido Republicano de Nueva Hampshire en Salem, su primer evento.


Pero, dijo a la audiencia de líderes del partido, "ahora estoy más enojado y más comprometido que nunca". En Carolina del Sur, desestimó aún más la especulación al decir que "tenemos planeadas grandes manifestaciones, más grandes que nunca".

Si bien Trump ha pasado los meses desde que hizo el anuncio en gran parte instalado en su club de Florida y su campo de golf cercano, sus ayudantes insisten en que han estado ocupados tras bambalinas.

Su campaña abrió una sede en Palm Beach, Florida, y ha estado contratando personal. Y en semanas recientes, sus partidarios han recurrido a operadores políticos y funcionarios electos para que le den su respaldo en un momento crucial, cuando otros republicanos preparan sus propias campañas.

En Nueva Hampshire, Trump promocionó su agenda de campaña, incluyendo la inmigración y el crimen, y dijo que sus políticas serían opuestas a las del presidente Joe Biden. Citó la decisión de los demócratas de cambiar el calendario electoral, lo que le costó a Nueva Hampshire su primer lugar en las elecciones primarias, y acusó a Biden, que terminó en quinto lugar en Nueva Hampshire en 2020, de "destrozar vergonzosamente esta adorada tradición política".

"Espero que recuerden eso durante las elecciones generales", dijo Trump a los miembros del partido. El propio Trump ganó dos veces las elecciones primarias, pero en ambas perdió en el estado ante los demócratas.

Más tarde, en Carolina del Sur, Trump dijo que planeaba enfrentar las elecciones primarias presidenciales estatales como las "primeras en el estado" y lo llamó "un estado muy importante".

En su discurso, pasó de las críticas a Biden y los demócratas a los comentarios despectivos sobre las personas transgénero, la burla de las personas que promueven el uso de estufas eléctricas y autos eléctricos, y recordó los esfuerzos de cuando se desempeñaba como presidente para aumentar la producción de petróleo, lograr acuerdos comerciales y frenar la migración no autorizada en la frontera de Estados Unidos con México.

Aunque Trump es el único que ha declarado su candidatura presidencial para 2024, otros aspirantes previsiblemente lo harán en los próximos meses, entre ellos el gobernador de Florida, Ron DeSantis; el exvicepresidente Mike Pence y la exgobernadora de Carolina del Sur y embajadora de Trump a la ONU, Nikki Haley.

EEUU conmemora Día Internacional de Conmemoración del Holocausto

Sigmund Solobewski viste una réplica de su uniforme de recluso durante su regreso al campo de concentración de Auschwitz en 1990.

“Hoy conmemoramos el Día Internacional del Recuerdo del Holocausto al honrar la memoria de los seis millones de judíos y otras personas perseguidas y asesinadas sistemáticamente por los nazis y sus colaboradores”, declaró este viernes el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken.

“También honramos a los sobrevivientes entre nosotros que dan testimonio y nos inspiran a todos a luchar contra el antisemitismo y otras formas de odio en nuestro mundo”, dijo.

A medida que la generación de sobrevivientes pasa a la historia, Blinken explicó que “debemos encontrar nuevas formas de educar a las generaciones futuras sobre el Holocausto”.

“Los testimonios de los sobrevivientes y sus descendientes nos recuerdan estar atentos en la defensa de la dignidad y los derechos humanos de todos”, afirmó.

Durante dos años consecutivos, el Departamento de Estado ha destacado a sus trabajadores que son descendientes de sobrevivientes del Holocausto. “Todos se sintieron llamados al servicio público por las historias de sus padres y abuelos”, señaló Blinken.

Por ejemplo, la embajadora de EEUU en Alemania, la Dra. Amy Gutmann, cuyo abuelo organizó la huida de su familia a través de la India, y el diplomático Daniel Devries, cuyo abuelo llegó a Ellis Island, Nueva York, después de que su familia fuera asesinada en Auschwitz.

Así lo resumió Devries: "a través del servicio público, puedo pagar parte de la deuda de mi familia con el país que nos permitió prosperar y me permite promover los valores estadounidenses que hicieron posible un nuevo comienzo para mi abuelo y muchos otros".

“Este solemne día de conmemoración subraya la necesidad de condenar y contrarrestar la negación y la distorsión del Holocausto (formas de antisemitismo) dondequiera y cuandoquiera que surjan”, subrayó el secretario Blinken.

“La negación y la distorsión del Holocausto son afrentas a la memoria de los asesinados. En este Día Internacional de Conmemoración del Holocausto, decidimos contrarrestar las mentiras con hechos y el odio con acciones al servicio de nuestra humanidad común. Hoy y todos los días impartimos la solemne lección de Nunca Más”, concluyó.

Decenas de congresistas apoyan iniciativa de Menéndez de pedir a Biden que anule nuevas restricciones al asilo

El congresista Greg Casar (izquierda), el senador Cory Booker (segundo de la izquierda), el senador Bob Menéndez (ante el micrófono) y la congresista Alexandria Ocasio-Cortez (a la derecha).

Casi 80 miembros de la bancada demócrata del Congreso de Estados Unidos pidieron al presidente Joe Biden que anule las nuevas restricciones al asilo y reconsidere su política migratoria.

En una carta encabezada por el senador cubanoamericano Robert Menéndez, los legisladores critican que el programa de permisos humanitarios a migrantes de Cuba, Nicaragua y Haití sea a expensas del derecho a solicitar asilo en la frontera con México.

"Es hora de que la Administración Biden deje de resucitar las políticas fallidas de Trump y regrese a su plan original de acelerar los casos de asilo, eliminar el retraso en los tribunales, abordar las causas fundamentales de la migración y expulsar de manera eficiente a las personas que no tienen derecho legal a permanecer en los EEUU", dijo Menéndez en un tuit.


Menéndez, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, dijo en una rueda de prensa que los legisladores reconocen que Estados Unidos está experimentando un difícil desafío migratorio en la frontera sur.

"Es inconcebible que los solicitantes de asilo no tengan otra opción que dormir en las calles de El Paso, en albergues superpoblados en Juárez o en tiendas de campaña en Reynosa, pero las nuevas restricciones de asilo contra los migrantes no resolverán este problema. Creemos que su administración puede y debe continuar ampliando las vías legales para los migrantes y refugiados en los Estados Unidos, sin desmantelar más el derecho a buscar asilo en nuestra frontera", detalló el documento.


El senador por Nueva Jersey añadió que como funcionarios electos, los congresistas tienen el deber de proponer soluciones legales que protejan a los solicitantes de asilo y garanticen la expulsión segura de los migrantes que no tienen derecho legal a quedarse.

El representante demócrata por Texas, Greg Casar, dijo que primero es necesaria una reforma migratoria integral, pero mientras tanto se necesitan más permisos y apoyar a las comunidades que están sufriendo en América Latina.

EEUU delinea su estrategia ante la OEA para defender la democracia y los derechos humanos

Francisco O. Mora, representante de EEUU ante la OEA. (Foto: United States Department of Defense).

Estados Unidos considera que la Organización de los Estados Americanos (OEA) debe seguir siendo el principal foro de debate para abordar los retos y preocupaciones en la región.

Así lo señaló este jueves el embajador de EEUU ante la OEA, Francisco Mora, durante una conferencia de prensa, convencido de que este organismo internacional debe demostrar su relevancia en toda la región para “defender la democracia y los derechos humanos”.

“Particularmente en este momento, cuando estamos viendo un esfuerzo por debilitar a las democracias y violar los derechos, creo que ahora la OEA es más importante que nunca”, comentó.

Mora fue nominado a mediados del 2021 por el presidente de EEUU, Joe Biden, pero no fue confirmado por el Senado hasta finales del año pasado. El diplomático estadounidense de origen cubano llega en un momento especialmente convulso en la región, donde se han desatado algunas crisis políticas y sociales, y con la mirada puesta en países como Cuba, Nicaragua y Venezuela.

A favor del pueblo de Nicaragua

En cuanto a la nación liderada por Daniel Ortega, Mora cree que la “OEA se ha pronunciado claramente de una manera positiva a favor del pueblo y la democracia nicaragüenses” y debe seguir haciéndolo, a pesar de la negativa del gobierno centroamericano.

“Lamentablemente el régimen de Ortega-Murillo no está y no tiene interés ni voluntad en entrar en conversaciones, no solo con la OEA, sino con su mismo pueblo”, dijo, insistiendo en que “la OEA y Estados Unidos estarían dispuestos a tener conversaciones” en pro de la democracia del país y siempre que “hubiera seriedad por parte de Nicaragua para tener un diálogo abierto, honesto”.

A mediados del año pasado, Ortega renunció a que Nicaragua tuviera presencia diplomática ante la OEA, al considerar que su país “tiene dignidad” y “no acepta imposiciones” desde el exterior. Además, advirtió que los miembros de su Ejecutivo estaban “dispuestos a dar la batalla contra Goliat, si Goliat nos agrede”, haciendo una clara alusión a las medidas que se pudieran derivar en ese entonces en forma de sanciones.

“Nicaragua decidió hace un año retirarse de la OEA porque no quiso soportar la presión, el esfuerzo por parte de los miembros de la OEA y de la Comisión Interamericana, que habían hecho importantes informes sobre derechos humanos. Simplemente se autoaisló del sistema interamericano y no ha querido tener ninguna conversación con la OEA, con ningún otro organismo internacional y mucho menos con su pueblo”, reaccionó Mora.

Expectativa por Venezuela

Mora también habló de la situación en Venezuela, un país que, al igual que Nicaragua, también se retiró de la OEA en 2019. “Desde hoy la República Bolivariana de Venezuela no pertenece a la OEA. Estamos fuera de la OEA por voluntad del pueblo, habiendo cumplido con todo lo que establece la carta fundacional de la OEA”, anunció el canciller Jorge Arreaza en ese momento.

Desde entonces, se han producido algunos cambios, y gobierno y oposición se han acercado.

El representante estadounidense ante el organismo internacional no entró a valorar los diálogos entre el oficialismo y la oposición que han tenido lugar en los últimos meses con la intención de buscar una salida a la profunda crisis que vive el país, pero se mostró convencido de que si esos acercamientos son fructíferos para lograr “unas elecciones libres y justas” en el país, no hay motivos para pensar que esa nación latinoamericana vuelva a tener presencia diplomática en la OEA.

“Cuando eso suceda en Venezuela, no hay por qué pensar que el próximo gobierno que esté después de esas elecciones libres, justas y verificadas, pueda regresar con un representante ante el Consejo Permanente”, señaló.

Políticas medioambientales

Por otro lado, el diplomático estadounidense confirmó que, además de seguir impulsando políticas de recuperación por el coronavirus, la estrategia del gobierno de EEUU pasa por promover políticas medioambientales y así afrontar las consecuencias del cambio climático con “acciones y medidas concretas” y que no tienen que ver únicamente con desastres naturales.

“El cambio climático, por ejemplo, está provocando la migración que estamos viviendo en muchos países. Es una amenaza que afecta y provoca problemas alimenticios”, manifestó al respecto.

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG