Enlaces de accesibilidad

Coronavirus Cuba

El peligro en Cuba para un reportero en tiempos de coronavirus

Policías controlan la multitud en una cola para comprar alimentos en La Habana. (Yamil Lage/AFP)

Comunicadores independientes enfrentan serios obstáculos para dar a conocer lo que se vive en la isla por estos días en que la población sale a las calles a realizar compras a pesar de los peligros de contagio de la COVID-19.

"Nos arriesgamos a ser reprimidos y notificados por el régimen", dijeron a Radio Televisión Martí periodistas consultados, los cuales enfrentan detenciones y multas.

Los peligros de reportar en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:54 0:00

Yoe Suárez, colaborador de la publicación Diario de Cuba, asegura que el principal obstáculo es el "no reconocimiento" por parte de las autoridades al trabajo de los reporteros fuera de la "égida del estado".

En los últimos meses, la población, azotada por la escasez y la urgencia de salir a las calles a realizar compras, ha olvidado el distanciamiento social y el peligro del contagio.

Los reporteros y activistas se han dedicado a fotografiar esos hechos, opinar en las redes sociales y publicar en medios alternativos pero han sido multados con los Decreto-Ley 370 y 310, y otros amenazados con la prisión, recordó Suárez.

La periodista Luz Escobar, del diario 14ymedio, dijo que constantemente se exponen al control y las amenazas de los agentes policiales.​ ​

Relató que días atrás estaba haciendo una foto de la forma en que las personas se aglomeraban en la tienda Yumurí en La Habana mientras descargaban un camión de pollo, y un señor, que le mostró un carnet de la Seguridad del Estado, le dijo que no podía hacer fotos.

Otro de los obstáculos es la falta de libertad para acercarse a las instituciones en busca de cifras oficiales, apuntó Escobar.

Los reporteros, al estar en las calles, también corren el riesgo de contagiarse. Sin embargo, para ellos es imprescindible conocer de primera mano la realidad para poder "entender" con exactitud cuándo el gobierno no ha actuado bien y hasta dónde es ineficiente, destacó la periodista.

El "hackeo" a sus perfiles de Facebook luego de reportar incidentes ocurridos en su entorno, es otro de los retos a los que se enfrentan.

Maikel Norton, comunicador residente en Los Palacios, Pinar del Río, aseguró que la pasada semana luego de criticar al régimen su cuenta de Facebook fue "hackeada" y la contraseña cambiada, por lo que "perdió el control sobre ella".

Agregó que quienes manejan ahora ese perfil publican opiniones que no tienen nada que ver con sus puntos de vista, asunto que perjudica su reputación dentro y fuera de Cuba.

En Holguín, el médico Ramón Zamora, conductor del espacio Lágrimas de Cuba, sufrió iguales ataques en sus perfiles sociales tras informar sobre los casos de muerte de tres personas a causa de la rabia en Mayarí.

Hace dos semanas Adriano Castañeda, activista y reportero ciudadano del Foro Antitotalitario Unido, fue sancionado bajo el Decreto Ley 370 y su línea de teléfono confiscada.

La sanción ocurrió luego de publicar fotos de policías que no usaban nasobuco, precisamente en el momento en que multaban a un ciudadano por no llevarlo.

A todos esos contratiempos, se suman los elevados precios que tienen que pagar los ciudadanos cuando se conectan a Internet para publicar en las redes sociales y en los medios alternativos, concluyó la periodista Luz Escobar.

Amnistía Internacional también ha criticado al régimen cubano por restringir la libertad de informar durante estos tiempos de coronavirus.

Erika Guevara-Rosas, representante de la organización en América Latina, denunció que la periodista Camila Acosta había sido multada en marzo con tres mil pesos por sacar una foto de personas comprando pollo.

Vea todas las noticias de hoy

Se habla de patología cardiorrespiratoria y no de COVID-19, cubanos cuestionan cifras del MINSAP

Vista de una calle de La Habana tras la reapertura. AP Photo/Ramon Espinosa

La observación de casos no contabilizados en las cifras oficiales de al menos una provincia del oriente de Cuba y el uso de “personal clasificado” para que se encargue de los reportes de nuevos contagios hacen suponer que los informes de COVID-19 ofrecidos a diario por el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) son incompletos.

Para visitar a un recluso en una prisión de Holguín, los familiares están obligados a presentar los resultados negativos de un examen, presumiblemente una prueba rápida de PCR, hecha en el hospital clínico quirúrgico local, le explicó a la reportera de Radio Televisión Martí Ivette Pacheco el médico y activista Ramón Zamora Rodríguez.

Ramón Zamora: "La orientación que tienen es modificar la patología"
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:31 0:00

Por esa vía se descubrieron dos casos de la enfermedad, según trascendió localmente, pero no aparecieron en los registros oficiales, indica el doctor. Además, orientaciones del Partido Comunista ya denunciadas por Zamora Rodríguez requerían modificar la descripción de síntomas hecha por los pacientes en las consultas si se trataba de casos potenciales de COVID-19.

Sospechosos de coronavirus protestan en Holguín por deficiente atención médica. (Foto: Katerine Mojena/CubaNet)
Sospechosos de coronavirus protestan en Holguín por deficiente atención médica. (Foto: Katerine Mojena/CubaNet)

“Estaban diciendo que a principios de julio ya no se debía estar reportando personas con coronavirus, sino que el personal médico, la orientación que tiene, es modificar la patología: o sea, que se va a estar hablando de cualquier tipo de patología cardiorrespiratoria, pero nunca decir que el paciente llega con síntomas de coronavirus”, declaró el activista.

Holguín con cero en la situación epidemiológica de las últimas dos semanas, según el reporte oficial del MINSAP.
Holguín con cero en la situación epidemiológica de las últimas dos semanas, según el reporte oficial del MINSAP.

Y aunque en este mes de julio las cosas funcionan exactamente como las programaron, añadió, hay evidencias de que la pandemia no está del todo bajo control.

Ya no se habla de coronavirus, pero en centros como el hospital pediátrico Octavio de la Concepción de la Pedraja “la zona crítica para el paso de personas con COVID-19 se mantiene activa”, y también la metodología para poder tratar a pacientes con el nuevo coronavirus, manifestó.

“Llama la atención que cuando el gobierno da las cifras, las da tergiversadas y no piensa que hay otras personas que estamos tratando de establecer cierto tipo de estadísticas”, dijo. “No son confiables para nada, y lo más importante es saber que el régimen lo hace por la asfixia económica tan grande, y lo que está haciendo es lanzando el pueblo a la producción para poder reabrir las fronteras y enriquecer la economía ya fracasada”.

Se mantiene un riguroso secretismo y, de hecho, el personal que se encarga de estas cosas ahora es un “personal clasificado”, subraya el médico holguinero.

“No es cualquier tipo de personal dentro de las instituciones de salud pública; son personas que se espera que sean servilistas, que estén enteramente entregados a lo que ellos creen que es bueno para el pueblo, cuando en realidad están trabajando en detrimento del pueblo al mantener oculto el contagio de este tipo de patología”, refiere.

En fecha reciente, autoridades sanitarias de Cuba han demostrado estar más interesadas en mostrar control de la crisis, presumir de “salud exportable” y atraer turismo a la isla en plena reapertura de las fronteras que en la mejoría de un enfermo.

De hecho, con tan pocos casos reportados, La Habana ha tenido que imponer estrictas medidas de aislamiento en barrios del municipio Centro Habana, Cerro, Diez de octubre, La Habana Vieja y Cotorro.

Es el caso de Claudia Díaz Martínez, la paciente de cáncer a cuyo esposo le dijeron en el Instituto de Oncología y Radiobiología de La Habana que no era interés del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) que ella fuera atendida en otro país, según reportó​ Diario de Cuba.

Mientras tanto, la prensa oficialista se encarga de la campaña para disfrazar de reclamo popular la orden de arremeter violentamente contra la población ante cualquier simple muestra de disgusto.

“Un reclamo por parte de la población es que a la policía se le dé más autoridad para que no sigan ocurriendo casos de agresión contra los agentes del orden público”, asegura el periódico Tribuna de La Habana.

Otro “señalamiento”, dice, está relacionado con las cochiqueras ilegales. De acuerdo con Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP) de La Habana, la escasez de carne de cerdo en los mercados capitalinos se debe a la falta de pienso.

Dos semanas sin agua en varios barrios de La Habana

Vecinos de la Habana Vieja desesperados por la falta de agua potable. (@AsicSomos)

Hasta 15 días han pasado residentes de la capital cubana sin abastecimiento de agua potable en sus viviendas y en algunos lugares llega contaminada con aguas albañales, así lo afirman habaneros entrevistados por Radio Televisión Martí.

Uno de los testimonios ofrecidos es el de la activista Jaqueline Heredia, quien vive en Los Sitios, Centro Habana, donde el problema es mucho más grave.

Tampoco hay agua, se quejan habaneros tras 15 días sin el preciado líquido
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:58 0:00

"Hace casi tres meses estamos con esta situación del agua. Los vecinos han ido a quejarse a Aguas de La Habana, a Acueducto [pero solo les dicen] que van a ver, que hay problemas. Muchas veces nos pasamos 15 días sin agua, y tenemos que cargarla de algún lugar estatal para podernos bañar", detalló Heredia.

Las autoridades recomiendan mantener una extrema higiene por la pandemia de coronavirus, pero "¿con qué agua?", se cuestiona la activista.

Cerca de la tienda La isla de Cuba, en La Habana Vieja, vive la activista Ariana Mena. Según explicó, tras dos semanas sin agua potable, el domingo llegó por espacio de 6 horas.

Todos los años es lo mismo, asegura Mena, "pero ahora la cosa está peor, porque ellos [el gobierno] están desviando el agua del pueblo para los hoteles. A la cara de nosotros pasan las pipas que van para los hoteles", recalcó.

En el Cerro, en el consejo Latino Americano, pasaron unos cinco días sin el servicio de agua potable. José Tomás Fernández, residente en el lugar, señaló que "el delegado dijo que había contaminación y empezaron a traer pipas".

Diez de Octubre es otro de los municipios afectados, allí el agua potable llega, pero con mal olor, al parecer contaminada con aguas albañales. El opositor Roberto Pérez describe la situación.

En Diez de Octubre el agua potable llega, pero con mal olor, al parecer contaminada con aguas albañales.
En Diez de Octubre el agua potable llega, pero con mal olor, al parecer contaminada con aguas albañales.

"El agua está viniendo negra, oscura, con peste, como si fuera de fosa", desde principios de mayo, aseguró.

Los vecinos han reportado lo que está ocurriendo. La respuesta de las autoridades es que ya han hecho los arreglos a la avería "pero sigue el agua viniendo igual", concluyó Pérez.

Coronavirus en Cuba: 6 casos nuevos

El uso del nasobuco será obligatorio dentro y fuera del hogar en las zonas aisladas por focos de contagio. (AP/Ramón Espinosa)

El Ministerio de Salud Pública de Cuba, que ofrece las cifras del día anterior, confirmó este domingo 6 nuevos casos de coronavirus.

Con los nuevos contagios, la cifra de infectados en la Isla asciende a 2 mil 426.

El Ministerio de salud, que reportó ayer un nuevo fallecimiento, hoy sostiene la cifra en 87 muertes al no reportar nuevos decesos por Covid-19.

Otros datos en el reporte son los siguientes:

* 79 casos positivos activos
* 78 pacientes con evolución clínica estable
* 1 paciente en estado grave

Otro fallecido eleva a 87 las muertes por COVID-19 en Cuba

Escena tomada el martes en el poblado del Mariel, provincia de Artemisa (Yamil Lage/AFP).

Las autoridades sanitarias de Cuba reportaron el sábado el fallecimiento de otro paciente de COVID-19, con lo que se eleva a 87 la cifra de personas que han perdido la vida en el país por la enfermedad.

Murió el miércoles un hombre de 68 años que residía en el municipio capitalino del Cerro, informó el Dr. Francisco Durán, director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MINSAP). Fue este viernes cuando se supo que estaba contagiado porque fue entonces que estuvieron disponibles los resultados de la prueba de PCR.

Según Durán, se trata de un caso relacionado con el brote de San Joaquín, en ese municipio. Después de haber acudido el 1ro de julio al policlínico Abel Santamaría lo remitieron al hospital Joaquín Albarrán para hacerle exámenes, porque tenía fiebre y otros síntomas potenciales del nuevo coronavirus.

Allí las pruebas resultaron negativas y le dieron de alta el 3 de julio, pero dos días más tarde empezó a tener tos seca y falta de aire que se agravaron progresivamente. Acudió entonces el miércoles al cuerpo de guardia del hospital clínico quirúrgico Diez de Octubre, donde lo ingresaron en cuidados especiales y donde sufrió ese mismo día un paro cardiorrespiratorio del que no pudo recuperarse.

El MINSAP informó también que hubo siete nuevos casos confirmados de la enfermedad, cinco de La Habana, uno de Villa Clara y otro de Santiago de Cuba. Tres de los siete contagiados habían llegado al país en días previos procedentes de México, dice el reporte.

Con los siete nuevos contagios –entre los cuales no aparece ningún menor— la cifra de positivos al COVID-19 en la isla llegó a 2.420, según las estadísticas oficiales. El viernes también salieron de alta cinco pacientes, y ahora son 288 los que permanecen ingresados en hospitales del país bajo “vigilancia clínica epidemiológica”. Además, hay 233 personas monitoreadas en sus hogares por personal de salud.

De los que han dado positivo a la prueba del nuevo coronavirus 77 siguen internados en hospitales, dos de ellos en estado grave: una mujer de 57 años del municipio Centro Habana, y un hombre de 52 residente en el Cotorro. De acuerdo con el Dr. Durán, el viernes ningún paciente se reportaba en estado crítico.

Anuncian ganadores del concurso #Nasobukeate

Fotos del concurso #nasobukeate. (Facebook de Di.verso)

El proyecto Di.Verso dio a conocer este jueves los ganadores del concurso Nasobukeate, convocado el 10 de junio a través de las redes sociales.

Los premiados fueron Roberto Santana, Yusnel González y Maikel Castillo, "El Osorbo", mientras que el premio de la popularidad recayó en Li Avelle, Lety Lety y el artista Luis Manuel Otero Alcántara, dijo a Radio Televisión Martí Osvaldo Navarro, director de Di.Verso.

El proyecto Di.Verso anuncia los ganadores del concurso Nasobukeate
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:18 0:00

Nasobukeate es una iniciativa que surgió en plena pandemia de la crisis del coronavirus en Cuba, y busca la creatividad en la confección de las mascarillas sanitarias.

Fotos del concurso #nasobukeate. (Facebook de Di.Verso)
Fotos del concurso #nasobukeate. (Facebook de Di.Verso)

A pesar de que ya se inició la fase uno de recuperación en la capital cubana, 26 manzanas quedaron en aislamiento este miércoles en la barriada de Lawton, municipio Diez de Octubre, donde residen más de 7.000 personas, debido a un rebrote de la enfermedad.

El artista llamó la atención sobre la necesidad de promover el uso de la mascarilla entre los cubanos, porque "siguen detectándose casos de COVID-19 y es necesario protegerse".

(A partir de un reporte de Ariane González para Radio Martí)

Cargar más

Radio Martí en Vivo

Cuba al Día
please wait
Embed

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo Cuba al Día

Televisión Martí en Vivo

Simplemente Karen
please wait
Embed

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo Simplemente Karen

XS
SM
MD
LG