Enlaces de accesibilidad

Cuba

El crucial aporte de "Las Damas de Cuba" a la independencia de EEUU

"Capitulación de Cornwellis en Yorktown", obra de John Trumbull.

Cuba fue protagonista de un episodio poco recordado en las batallas que cristalizaron la independencia de Estados Unidos. Los historiadores lo conocen como “Las Damas de La Habana”.

En las guerras modernas, lo más probable es que gane quien tenga más dinero, dijo en 1780 George Washington al lamentar que, mientras las fuerzas bajo su mando no disponían aún de un sistema tributario que aportara fondos a la causa, el ejército británico se nutría de los impuestos recaudados en todo el Reino Unido.

Cuatro años antes, el 4 de julio de 1776, Estados Unidos había declarado su independencia de Gran Bretaña. En la guerra que seguiría a la proclamación, último esfuerzo de la corona inglesa para recuperar el control de sus Trece Colonias en Norteamérica, Washington fue declarado comandante del Ejército Continental que, con la ayuda de Francia y España, logró finalmente la capitulación británica.

El episodio que involucra a Cuba forma parte de la Campaña de Yorktown, realizada entre junio y octubre de 1781 y que se conoce también como la Campaña de Virginia, decisiva para la rendición de los ingleses.

El plan era acorralar a los británicos en Yorktown y dejarlos sin refuerzos. De un lado, la ayuda de los franceses en el mar impediría que la flota inglesa pudiera llegar a la costa para socorrer a las tropas comandadas por el general Charles Cornwallis, que aventajaban a las del general Lafayette. Del otro, Washington y su ejército evitarían por tierra que los británicos pudieran replegarse y escapar.

Pero los estadounidenses al mando de Washington estaban diezmados y hambrientos, y existía un serio peligro de que la mitad abandonara las filas si no recibían pagos y avituallamiento. Y si podía contar con solo la mitad de sus hombres, el plan estaba condenado al fracaso.

Por eso la intervención de “Las Damas de La Habana” fue tan decisiva: porque en una recaudación de fondos que demoró poco más de seis horas, acumularon diamantes y joyas por valor de casi un millón de libras esterlinas que, sumadas a otras donaciones, serían suficientes para cubrir las necesidades inmediatas de las tropas de Washington y de sus aliados franceses en un momento crucial.

Lo cierto es que no fueron solo mujeres las que aportaron en La Habana dinero y joyas destinadas a la causa de la independencia de las antiguas Trece Colonias. Hicieron donaciones muchos hombres, la mayoría empresarios deseosos de que una victoria de los rebeldes estadounidenses cambiara el futuro de Cuba y su dependencia de España para, al fin, comerciar libremente con Estados Unidos.

"Ya casi sin recursos"

“Debo rogarte que, si es posible, consigas el pago de un mes para el destacamento bajo mi mando”, le escribió entonces Washington a Robert Morris, apodado el “Financista de la Revolución” y precursor del actual Departamento del Tesoro de Estados Unidos. “A una parte de las tropas no se les ha pagado nada desde hace mucho tiempo, y varias veces han mostrado signos de gran descontento”.

Washington se refería a los cada vez más frecuentes motines de soldados insatisfechos con las promesas de pago y de unas provisiones que nunca aparecían. El cargamento de oro que los aliados franceses enviaban a Boston no iba a llegar a tiempo para la Campaña de Yorktown, y era necesario conseguir el dinero a toda costa.

El 11 de junio de 1781, el jefe de la fuerza expedicionaria francesa que ayudaba a los estadounidenses, el general Jean-Baptiste Donatien de Vimeur, Conde de Rochambeau, le envió una sombría carta a su compatriota, el almirante François Joseph Paul, Conde De Grasse, quien poco después comandaría la flota francesa contra los británicos en la decisiva Batalla de Chesapeake el 5 de septiembre de aquel mismo año.

“No debo ocultarle, señor”, escribió Rochambeau a De Grasse, “que los estadounidenses están ya casi sin recursos y que Washington no tendrá la mitad de las tropas de que ahora dispone para defender a Virginia”.

La respuesta de De Grasse, quien había reclutado en Santo Domingo y lo que ahora es Haití a cerca de tres mil hombres para su flota de 23 fragatas, llegaría poco más de un mes después, el 28 de julio, recordaba en 1992 la periodista Myriam Márquez en The Orlando Sentinel: “La colonia de Santo Domingo no tiene dinero, pero voy a enviar una fragata a La Habana para recaudarlo, y podría usted contar con esta cantidad: un millón doscientas mil libras esterlinas”, decía De Grasse.

La proximidad geográfica no era entonces la única cercanía entre Cuba y Estados Unidos.

Cuando España no había reconocido aún a la naciente república como nación independiente, muchos comerciantes cubanos tenían socios en Filadelfia. Era la época en que algunos barcos estadounidenses llevaban nombres como “La Habana” y “Doña María Elegio de la Puente”, este último por la viuda de Juan de Miralles, el español radicado en Cuba y establecido luego en Norteamérica como mensajero y diplomático informal.

Miralles llegó a ser amigo de Washington y murió en su casa de Nueva Jersey cuando fue a visitarlo en abril de 1780. Fue José de Gálvez, el ministro de Indias del Rey Carlos III, quien le encomendó la misión de irse a Norteamérica como “observador” de lo que estaba pasando en las antiguas Trece Colonias. Un sobrino del ministro, Bernardo de Gálvez, era entonces gobernador de Luisiana y jugó un importante papel en el lado español del apoyo al Ejército Continental.

La idea fue de Francisco de Saavedra

Pero fue otro español enviado a Cuba como Comisionado del rey Carlos III, Francisco Saavedra de Sangronis, quien estuvo más cerca de los franceses en la alianza para ayudar a los estadounidenses a derrotar a los británicos y el autor de la iniciativa de la recaudación en La Habana.

En julio de 1781, cuando se conocieron en Santo Domingo, Saavedra y De Grasse comenzaron a trazar a bordo del buque Villa de París la estrategia de lo que luego sería la Batalla de Chesapeake, escribe la historiadora estadounidense Barbara A. Mitchell. De acuerdo con ella, fue Saavedra quien le dijo a De Grasse que España se encargaría de cuidar los buques mercantes franceses en Santo Domingo para que él pudiera llevarse todas las fragatas a Chesapeake, una decisión que aseguró la victoria francesa contra la flota británica en aquel importante combate.

Cuando De Grasse no pudo recaudar en Santo Domingo el millón de libras esterlinas que se había propuesto, ni siquiera ofreciendo bonos al extraordinario interés de 25 por ciento, pensó que la solución estaría en Cuba y el 3 de agosto de 1780 le escribió a las autoridades españolas en La Habana pidiendo un préstamo de medio millón de pesos.

Saavedra le aseguró entonces que en Cuba esperaban un cargamento de plata de México y que de allí saldrían los fondos para Washington, pero pronto supo que ese cargamento no llegaría a tiempo. Los cien mil pesos aportados por los españoles de Puerto Rico y Santo Domingo a la causa estadounidense no eran suficientes, y a Saavedra se le ocurrió entonces apelar directamente a los cubanos.

“Actuó rápidamente, pidiendo ayuda a los residentes españoles y cubanos en La Habana”, escribe la historiadora. “El 16 de agosto [de 1781] se proclamó que cualquiera que quisiera contribuir a ayudar a la flota francesa [que llevaría lo recaudado a Yorktown] debería enviar el dinero inmediatamente a Hacienda. Dos oficiales franceses fueron a recoger los fondos, y en seis horas se reunió la cantidad requerida”.

Que el episodio haya trascendido como “Las Damas de La Habana” se debe a que fueron mujeres, en su mayoría vinculadas a asociaciones culturales patrióticas comunes en la época, las que más activamente se movilizaron para la recaudación.

“El millón proporcionado por las Damas de La Habana puede considerarse con certeza el último cimiento sobre el cual se erigió la independencia de Estados Unidos de América”, dijo el historiador estadounidense Stephen Bonsal.

Vea todas las noticias de hoy

CPJ aboga por cese de acoso a reportera de Palenque Visión

Yadisley Rodríguez Captura de pantalla Cubanet You Tube

El Comité para Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), pidió a las autoridades cubanas el cese del acoso contra la periodista Yadisley Rodríguez Ramírez, y abogó por el fin de la persecución de la prensa independiente cubana, según dio a conocer la organización con sede en New York.

El pasado mes de julio, a las 10.00 pm, las autoridades policiales entraron en la vivienda de Rodríguez Ramírez, en la provincia de Camagüey, sin una orden judicial, y tras allanar la vivienda le confiscaron dos teléfonos y una laptop, y se la llevaron detenida, destaca la nota.

La comunicadora estuvo en paradero desconocido por la familia hasta el siguiente día, en que la liberaron sin cargos.

Rodríguez Ramírez es reportera de Palenque Visión, una agencia de noticias cubana que produce audiovisuales para varios medios independientes.

La agencia es dirigida por Rolando Rodríguez Lobaina, quien había visitado la casa de la periodista minutos antes del arresto, y por quien también indagaron los agentes de la Seguridad del Estado.

Durante el interrogatorio, Rodriguez Ramírez fue advertida de no continuar su trabajo periodístico.

Carlos Martínez de la Serna, director de programa del CPJ, declaró que la "arbitraria detención e interrogatorio de la periodista por parte de las fuerzas de seguridad es el más reciente ejemplo del absoluto desprecio de las autoridades cubanas por el trabajo periodístico y el debido proceso".

Sobre otros actos arbitrarios recientes contra reporteros en la isla, el directivo agregó que "vuelven a disipar toda idea de que la libertad de prensa podría mejorar" durante la gestión del gobernante cubano Miguel Díaz-Canel.

Se complica situación de COVID-19 en Cuba con brote en Zona Especial del Mariel

Un vendedor ambulante en una calle de La Habana. (AP/Ramón Espinosa)

Un nuevo brote de coronavirus en la Empresa de Construcción y Montaje de la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, en la provincia de Artemisa complicó la situación epidemiológica este miércoles en el occidente de Cuba, donde se reportan decenas de contagios en los últimos días.

Según el reporte diario del Ministerio de Salud Pública, otras 49 personas dieron positivo al COVID-19, 18 de ellas en el Mariel y 24 en La Habana. La cifra oficial de casos desde que se inició el pesquizaje de la enfermedad es de 2.775, informó el director de Epidemiología de esa institución, Dr. Francisco Durán.

Zona de Especial Desarrollo del Mariel.
Zona de Especial Desarrollo del Mariel.

El gobernante Miguel Díaz-Canel manifestó su preocupación por este evento de transmisión del virus en un lugar sensible para la economía del país, severamente afectada por la pandemia, y exigió a sus subalternos “un plan diferenciado de medidas” para controlarlo.

La Zona del Mariel “tiene una alta concentración de personas que no han detenido su actividad económica durante estos meses de enfrentamiento a la epidemia”, señala un reporte del diario oficialista Granma sobre las declaraciones de Díaz-Canel en la reunión diaria del gobierno para la prevención y control del coronavirus.

Díaz-Canel también está preocupado por el costo que implica la atención médica a los enfermos de coronavirus en los hospitales, donde se mantienen ingresados unos 595 pacientes, y mantener los centros de aislamiento para personas contagiadas.

“Cada vez que hay un brote de estos son más personas ingresadas en hospitales y recluidas en centros de aislamiento, y por tanto más gastos en la atención. Cada vez que ponemos en cuarentena un consejo popular, una determinada comunidad o municipio, hay que hacer un grupo de cuestiones organizativas que también nos cuestan más”, subrayó.

El gobernante designado pidió “un trabajo riguroso, al detalle, inteligente, rápido y con calidad” para controlar el brote “en el menor tiempo” posible.

Artemisa regresó a la fase 1 de recuperación luego de haber sido decretada la tercera etapa en la provincia. Un brote de coronavirus en otro de sus municipios, Bauta, dejó hasta la fecha, según cifras oficiales, 64 casos de COVID-19 y varias localidades en cuarentena.

La Habana sigue en retroceso

En la capital del país la contención de la enfermedad ha sido menor. En las últimas dos semanas, un total de 131 personas dieron positivo al coronavirus, y otras 160 se mantienen bajo vigilancia como sospechosas, informó en la reunión gubernamental el gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata.

El gobernador dijo que ante esta situación se estudia la aplicación de medidas pertenecientes a la etapa epidémica, supuestamente superada tras la declaración de la fase 1 de recuperación. “Si hay que ir atrás en algunas cosas lo haremos, pero no podemos permitir que siga avanzando la enfermedad en algunos lugares por negligencia”.

Entre las medidas, García Zapata mencionó el cierre de bares y piscinas “en los que no se tomen las medidas establecidas”, y la “limitación del movimiento de personas en las calles a altas horas de la noche”.

La decisión del gobierno iniciar la “desescalada” de la pandemia en julio pasado, en medio de las vacaciones de verano, trajo consigo la aglomeración de personas en las playas del Este de La Habana, la congestión en el transporte público y la falsa sensación en la población de que el problema ya había sido superado.

Familia alerta sobre indiferencia de las autoridades ante el acoso que reciben

Inspectores de la campaña antivectorial realizan su trabajo. (Foto de Facebook de Ana Iris Miranda).

Las activistas Maydolis Leyva, Ana Iris y Ada Iris Miranda Leyva (gemelas), y Fidel Manuel Batista Leyva calificaron de "escalada de agresiones y hostigamiento por parte de la Seguridad del Estado lo que ha venido ocurriendo contra ellos en los últimos días en Holguín".

Denuncian agresiones y hostigamiento a familia opositora
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:28 0:00

El hecho más reciente contra esta familia ocurrió el martes cuando inspectores de la campaña antivectorial se presentaron en la casa muy temprano y le pidieron que regresaran más tarde porque había menores durmiendo aún, dijo Ana Iris Miranda Leyva a Radio Televisión Martí.

"Los inspectores se fueron pero cuando volvieron estaban acompañados de un supervisor y nos dijo que como nos negamos a la visita nos acusaría por propagación de epidemias", precisó Miranda Leyva.

La activista sostiene que en ningún momento se negaron y creen que las acciones contra ellas son ordenadas por la Seguridad del Estado porque enseguida integrantes de las brigadas de respuesta rápida se acercaron al lugar con tono amenazante.

La familia que integra el Comando Olegario Charlot Spileta ha sido víctima de actos de repudio, agresiones y amenazas por parte de vecinos y simpatizantes del gobierno.

Las autoridades policiales no han tomado acción para evitar las agresiones aún cuando en la vivienda hay niños, denunciaron.

El pasado mes de julio los hermanos Ana Iris y Ada Iris Miranda Leyva y Fidel Manuel Batista Leyva denunciaron la detención arbitraria que sufrieron y los atropellos de que fueron víctimas en la dependencia policial conocida por El Anillo, en Holguín.

En libertad El Osorbo y Esteban Rodríguez

Maykel Castillo Pérez (El Osorbo). Foto de Facebook.

El rapero contestatario Maykell El Osorbo y el activista de derechos humanos Esteban Rodríguez están en libertad desde el miércoles en la tarde.

Así lo anunció en Twitter El Osorbo, tras haber pasado varias horas en la oncena unidad policial de San Miguel del Padrón, en La Habana.

Los dos fueron detenidos en incidentes separados el 3 y 4 de agosto. El arresto de ambos había sido denunciado ampliamente en redes sociales.

Rosa María Payá, de Cuba Decide, realizó un llamado urgente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para exigir la libertad de ambos jóvenes.

El artista Luis Manuel Otero Alcántara, quien estuvo el miércoles bajo vigilancia policial, y la activista Ileana Hernández también habían denunciado el caso.

En la tarde de ayer, la esposa de El Osorbo, Rosmary de la Caridad Hernández, dijo que un oficial la había dicho que la Seguridad del Estado se ocupaba del caso de su marido.

Otero Alcántara añadió que, mientras la Seguridad del Estado lo vigila, sigue "dándole los toques finales al Museo de la Disidencia en Cuba", y que pronto anunciará la fecha exacta de la 00Bienal, un evento alternativo a la Bienal de La Habana.

El rapero Eliéxer Márquez, más conocido como "El Funky", estrenó un tema en su canal de YouTube en el que pedía la liberación de Maykel El Osorbo.

El Directorio Democrático Cubano se solidariza con manifestantes en Placetas, Villa Clara

Arianna López Roque, activista de los derechos humanos en Placetas, Villa Clara.

Con gritos de El pueblo tiene hambre” y “Abajo la dictadura”, miembros de la Academia Julio Machado y vecinos de Placetas, Villa Clara, realizaron un toque de cazuelas en la noche del 4 de agosto, informó en un comunicado el Directorio Democrático Cubano, DDC, grupo con sede en Miami.

Activistas de la mencionada Academia fueron arrestados durante el toque de cazuela “bajo los gritos solidarios de sus vecinos, que protestaban contra la policía política por el injusto arresto”.

“El cacerolazo se extendió por varias cuadras”, dijo a Radio Martí el director del DDC, Orlando Gutiérrez Boronat.

Pedro Corzo entrevista al Directorio Democrático Cubano
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:45 0:00

Los arrestados fueron Arianna López Roque, Gladys Paseiro, Jany Corrales del Rio, Alexei Mora Montalvo y el músico contestatario Nacho.

Los detenidos fueron llevados al centro de operaciones de la Seguridad del Estado, conocido como la UPOC, en la ciudad de Santa Clara, siendo liberados más tarde.

El comunicado añade que a las 6:00 de la mañana del 5 de agosto, la Seguridad del Estado y la policía allanaron la sede de la Academia Julio Machado y las casas de los opositores para hacerles un registro, donde les llevaron todo lo relacionado con la oposición.

“En el caso de Arianna López Roque le llevaron la impresora, la computadora, el teléfono, toda la ropa amarilla y los calderos”, precisó el texto.

El Directorio Democrático Cubano se solidarizó “con los valientes miembros de la resistencia y sus vecinos que se lanzaron a la calle en un toque de cazuelas, para protestar los abusos del régimen”.

https://www.youtube.com/watch?v=c_dDewxn-34&feature=youtu.be

Mientras el pueblo sufre, "la élite de la dictadura goza de privilegios y no les falta de comer", precisó el Directorio.

“Protestaron por las terribles condiciones económicas y sociales”, dijo Gutiérrez a Radio Martí.

Cargar más

XS
SM
MD
LG