Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

EEUU: repunte de casos con casi 114 mil muertos y 2 millones de contagios de COVID-19

Unidad de Cuidados Intensivos en el Memorial Hospital de Chicago.

Estados Unidos alcanzó este jueves la cifra de 113.774 muertos y 2.021.990 casos confirmados de COVID-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins. Este balance a las 20.00 hora local es de 850 nuevos decesos y 21.436 contagios más que el miércoles.

Casos de COVID19 en la Florida el 11 de junio del 2020
Casos de COVID19 en la Florida el 11 de junio del 2020

En el estado de la Florida se reportan 69,069 total de casos, con unos 1,698 nuevos contagiados en la jornada del jueves, que se considera una cifra récord y supera los 1.491 del 4 de junio. De ellos, son floridanos residentes 67,456 y 11,571 se encuentran hospitalizados. En todo el estado han fallecido hasta el momento 2,848 personas.

El condado Miami-Dade reportaba este jueves 20,320 casos positivos del COVID19. De ellos hay unos 3,332 en los hospitales y han fallecido, según las autoridades unas 798 personas. La edad promedio de los afectados por el Coronavirus es de 49 años y de los contagiados son del sexo masculino unos 10,139 y unas 10,174 mujeres.

En Miami Beach, Florida tras la apertura de las playas.
En Miami Beach, Florida tras la apertura de las playas.

El estado de Nueva York se mantiene como la zona de EEUU más castigada desde el comienzo de la pandemia con 381.000 casos confirmados y 24.442 fallecidos. Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 17.193 personas.

Al comienzo de la pandemia, Nueva York se convirtió en el epicentro y a mediados de abril llegó a registrar 10.000 casos al día; pero, en las últimas semanas ha conseguido frenar el avance del virus con medidas de aislamiento, y actualmente solo se registran unos mil casos nuevos cada jornada.

En términos de número de casos, a Nueva York le siguen el vecino estado de Nueva Jersey con 166.000 casos confirmados y 12.443 fallecidos, y California, que se ha convertido en uno de los nuevos focos de la pandemia con 133.000 contagios y 4.697 decesos, según datos de este jueves.

Los Ángeles registra un aumento en la transmisión del coronavirus, y aunque el repunte era esperado por los funcionarios de salud, las cifras son “preocupantes” para las autoridades del condado, que es el segundo con más número de casos en todo el país.

El Departamento de Salud de Los Ángeles reportó este jueves el fallecimiento de 46 pacientes contagiados con la enfermedad, y 1.857 casos positivos adicionales, lamayor cifra registrada en un día desde que se lleva el conteo en la zona.

Además, varios estados que apenas habían sufrido el impacto de la pandemia, ahora están experimentando altas tasas de infecciones.

En concreto, en la última semana la cifras de nuevos casos han vuelto a dispararse en más de un tercio de los 50 estados del país: Alaska, Arizona, Arkansas, Carolina del Norte y del Sur, Dakota del Norte y del Sur, Florida, Georgia, Hawai, Kentucky, Michigan, Nevada, Nuevo México, Oklahoma, Oregon, Utah, Vermont y Washington.

Vea todas las noticias de hoy

Biden firma ley que celebra el fin de la esclavitud

El presidente Joe Biden firma la ley junto a la vicepresidenta Kamala Harris y colegas del Concilio Negro del Congreso. (Jim Watson / AFP).

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, promulgó este jueves en la tarde el proyecto de ley que convierte el 19 de junio en un feriado federal, conocido como ‘Juneteenth’, en recuerdo del fin de la esclavitud legal en el país.

Frente a miembros del Caucus Negro que llegaron a la Casa Blanca, el presidente Biden dijo que el 19 de junio “Es un día de profundo, en mi opinión, profundo peso y profundo poder”, al referirse a lo que llamó “La mancha moral” de la esclavitud, informo la Voz de América, VOA.

El mandatario estadounidense se refirió a la proclamación de Juneteenth como una vía “para hacer una mejor versión de nosotros mismos”.

El presidente Biden dijo estar agradecido a los miembros del Congreso, y en particular al Caucus Negro, por hacer posible la aprobación de la fecha.

“Me complace especialmente que le mostramos a la nación que podemos unirnos como demócratas y republicanos para conmemorar este día con un abrumador apoyo bipartidista del Congreso”.

Una importante fecha

La vicepresidenta Kamala Harris, que antecedió al presidente Biden en la presentación, enfatizó que las fiestas nacionales son algo importante: “estos son días en los que nosotros como nación hemos decidido detenernos y hacer balance y muchas veces reconocer nuestra historia”.

Al hacer recuento de la tardía noticia para los esclavos en 1865, Harris enfatizó: “Durante más de dos años, se les mantuvo intencionalmente alejados de su libertad, durante más de dos años”, sin embargo, exclamó: “Supieron que eran libres y reclamaron su libertad. De hecho, fue un día importante”.

El proyecto fue aprobado de manera abrumadora en la Cámara de Representantes de EE.UU. el miércoles, después de una votación unánime en el Senado el martes.

Nueva celebración nacional

La fecha marca el día en 1865 cuando un general de la Unión informó a un grupo de esclavos en Texas que habían sido liberados dos años antes por Proclamación de emancipación del presidente Abraham Lincoln durante la Guerra Civil.

Este proyecto aparece un año después de que Estados Unidos fuera sacudido por protestas contra el racismo y la policía tras el asesinato de George Floyd, un hombre afroamericano, por un oficial de policía de Minneapolis.

El 19 de junio es el feriado 12do reconocido a nivel federal, junto a Navidad, Año Nuevo, Día de Acción de Gracias y Día de la Independencia, así como otros en honor a los presidentes y al líder de los derechos civiles asesinado Martin Luther King Jr.

Los empleados federales comenzarán a tomarse el feriado este año, observándolo el viernes, ya que June 16th cae el sábado, dijo la Oficina de Administración de Personal de EE.UU. en Twitter.

Biden amplía elegibilidad de menores centroamericanos para emigrar a EEUU

En esta foto del 27 de marzo de 2019, migrantes centroamericanos esperan comida en una estructura erigida por la Oficina de Control de Aduanas y Fronteras de EE. UU. para procesar la oleada de familias migrantes y menores no acompañados en El Paso, Texas. Foto: AP / Cedar Attanas

La ampliación de los criterios de elegibilidad permitirán ahora que un padre o custodio legal de un menor, con un estatus inmigratorio en EE.UU. pueda solicitar que el menor ingrese legalmente al país para residir con sus padres o custodio, que puede ser algún otro familiar.

El Departamento de Estado y el Departamento de Seguridad Nacional anunciaron esta semana que están ampliando la elegibilidad para la migración legal a los Estados Unidos para algunos menores de Honduras, Guatemala y El Salvador.

El programa de Menores Centroamericanos (CAM) permite a los padres inmigrantes o tutores con sede en Estados Unidos con estatus legal en el país solicitar el reasentamiento de sus hijos en los Estados Unidos. La administración Biden reinició el programa en marzo después de una suspensión de cuatro años.

La primera fase de CAM se centró en trabajar a través de miles de solicitudes y casos que habían sido suspendidos cuando la administración Trump terminó el programa en 2017. La segunda fase permitirá que se presenten nuevas peticiones.

¿Cómo funciona el programa?

A través del patrocinio de un padre o tutor que ya resida legalmente en los EE. UU., algunos menores pueden ser autorizados a viajar al país. El programa, que continúa el compromiso de décadas de Estados Unidos con la reunificación familiar como una prioridad de inmigración, implica un proceso de varios pasos.

“El padre presenta una solicitud a través del proceso de reasentamiento de refugiados”, dijo Miriam Abaya, directora de inmigración y derechos del niño en la organización First Focus on Children, un grupo de defensa centrado en priorizar las necesidades de los niños y las familias en las políticas federales y las decisiones presupuestarias. “Hay [un] proceso de verificación para verificar la relación del niño [con el peticionario]. Luego entrevistan al niño para determinar si ese niño es elegible o no para el estatus de refugiado o para la libertad condicional [en los EE. UU.] ”.

Abaya agregó que los menores elegibles deben someterse a una verificación de antecedentes antes de ser llevados a Estados Unidos.

Para calificar para CAM, el solicitante debe ser soltero, menor de 21 años y nacional de El Salvador, Guatemala u Honduras. Debido a que CAM es un programa humanitario, no se aplica ningún cargo.

Un activista muestra una imagen a favor de los refugiados durante una manifestación frente al Capitolio de los EE. UU. En Washington, el 15 de octubre de 2019. Foto: AP /Jose Luis Magana.
Un activista muestra una imagen a favor de los refugiados durante una manifestación frente al Capitolio de los EE. UU. En Washington, el 15 de octubre de 2019. Foto: AP /Jose Luis Magana.

¿Cuál es la diferencia entre el estatus de refugiado y la libertad condicional en los EE. UU.?

La libertad condicional es un estado temporal que permite que un migrante ingrese al condado con ayuda humanitaria pero sin un camino establecido hacia la residencia permanente, también conocida como tarjeta verde. Por el contrario, la admisión como refugiado es permanente.

"Si obtiene el estatus de refugiado, una vez que llega a los EE. UU., tiene un estatus legal, por lo que puede ajustarse para obtener una tarjeta verde", dijo Abaya, y señaló que la elegibilidad para el estatus de refugiado es "muy específica" y que muchos solicitantes de CAM no pueden calificar.

“Si obtiene la libertad condicional [en el país], entonces no necesariamente tiene un estatus [permanente] en los Estados Unidos, pero se le permite estar en el país por un período temporal”, dijo.

Según Abaya, el proceso de libertad condicional cumple una función vital para los niños que no cumplen con la definición de refugiado pero que, sin embargo, están en peligro en sus países de origen, lo que les permite estar unidos con sus padres o tutores en los EE. UU.

¿Qué impacto ha tenido el programa desde sus inicios en 2014?

Los expertos en inmigración dicen que desde el principio, el programa fue lento para procesar a los solicitantes. Los primeros menores empezaron a llegar a Estados Unidos en noviembre de 2015, casi un año después de la creación de CAM bajo la antigua administración Obama.

Según un informe del Niskanen Center, un grupo de expertos de Washington, a fines de 2016, había una acumulación de más de 10,500 solicitudes pendientes de procesamiento. En última instancia, EE. UU. reasentó a 3.000 menores antes de detener el programa en 2017 y rescindir la aceptación de 2.700 niños que aún no habían sido llevados a EE. UU.

Niños hacen fila con algunos de los miles de jóvenes inmigrantes en el Navy Pier de Chicago. Foto: AP/Sitthixay Ditthavong.
Niños hacen fila con algunos de los miles de jóvenes inmigrantes en el Navy Pier de Chicago. Foto: AP/Sitthixay Ditthavong.

Durante la administración Obama, a los padres que habían recibido ayuda humanitaria se les permitió hacer una petición por sus hijos. Las formas de alivio incluyeron estatus de protección temporal, acción diferida, salida forzada diferida, libertad condicional, retención de deportación y estatus de residente permanente.

En el relanzamiento del programa por parte de la administración Biden, un padre o tutor legal en los EE. UU. que tenga un caso de asilo pendiente o un caso de visa U pendiente también puede presentar una petición. Las visas U son para víctimas de ciertos delitos que han ayudado a las investigaciones policiales de EE. UU.

¿Cuál ha sido la reacción al relanzamiento del programa?

Los críticos del programa señalan que es poco probable que reduzca significativamente el número de menores no acompañados que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México sin autorización.

“Me preocupa que este esfuerzo se haga pasar de alguna manera como un esfuerzo para abordar la cantidad de migrantes en la frontera sur cuando no hace nada para detener el flujo o abordar la crisis creada por esta administración”, dijo Chuck Grassley, el republicano de más rango en el Comité Judicial del Senado, en un comunicado. "No hay evidencia que sugiera que las llegadas a la frontera sur o los cruces ilegales se redujeron cuando la administración Obama intentó esto hace años, por lo que no hay razón para pensar que tendrá ese efecto ahora".

Los defensores de los inmigrantes, mientras tanto, han acogido con satisfacción la reanudación del programa CAM, pero señalan que la elegibilidad no cubre la gama completa de miembros de la familia que deseen solicitar autorización para traer un menor a los EE. UU.

“No son solo los padres y tutores legales los que cuidan a los niños . Hay tías, hay un abuelo que está en los Estados Unidos y esos familiares no tienen forma de presentar una solicitud ”, dijo Abaya.

Aun así, Krish O'Mara Vignarajah, presidente y director ejecutivo del Servicio Luterano de Inmigración y Refugiados, señaló que miles de jóvenes que no habrían sido elegibles en 2014 ahora pueden calificar bajo la expansión limitada del programa de la administración Biden.

"La decisión de la administración de Biden de ampliar los criterios de admisión es potencialmente transformadora al extender un camino legal a muchas más personas necesitadas", dijo Vignarajah en un comunicado.

Presidente Biden: Vladimir Putin no quiere una Guerra Fría

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, se reúnen para la cumbre entre Estados Unidos y Rusia en Villa La Grange en Ginebra, Suiza, el 16 de junio de 2021. (Sputnik / Mikhail Metzel / Pool vía REUTERS).

La cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, concluyó con una declaración conjunta en la que reafirmaron su compromiso con el control de armas y la reducción de riesgos.

Biden destacó que hablaron de los derechos humanos y que Putin no desea una Guerra Fría. Fue un encuentro positivo, dijo el presidente estadounidense.

El mandatario ruso, que fue el primero en dirigirse a la prensa tras la reunión, dijo que él y Biden acordaron iniciar negociaciones con la perspectiva de reemplazar el tratado de limitación de armas nucleares Nuevo START, que caduca en 2026.

Washington interrumpió las conversaciones con Moscú en 2014 en respuesta a la anexión rusa del territorio ucraniano de Crimea y su intervención militar en apoyo a los separatistas en el este de Ucrania.

Las conversaciones se reanudaron en 2017, pero no cobraron impulso ni llegaron a un acuerdo sobre la extensión del Nuevo START durante la presidencia de Donald Trump.

En su conferencia de prensa, el presidente Putin también señaló que él y su colega estadounidense acordaron devolver a sus respectivos embajadores a sus puestos.

Las relaciones diplomáticas entre Moscú y Washington se vieron mas afectadas después de que Biden en marzo comparara a Putin con un "asesino". Rusia llamó a consultas a su embajador Anatoli Antonov y dijo que su par estadounidense en Moscú, John Sullivan, debía regresar a Washington.

“No creo que no hubo hostilidad, al contrario, la reunión por supuesto se desarrolló con principios. Las respectivas evaluaciones en muchos puntos difieren, pero en mi opinión, ambas partes demostraron un deseo de entenderse y buscar formas de acercar sus posiciones", expresó el mandatario ruso.

Putin agregó que ambos acordaron en principio iniciar consultas sobre asuntos de ciberseguridad, aunque siguió rechazando las denuncias de que su gobierno es responsable de una serie de ciberataques de gran repercusión contra empresas y organismos de gobierno en Estados Unidos y varios otros lugares del mundo.

Biden, hablando poco después, dijo que "no hay sustituto para el diálogo cara a cara", y que le había dicho a Putin que su agenda "no era contra Rusia", sino "para el pueblo estadounidense".

El presidente estadounidense calificó el tono de la cumbre con su par ruso de "bueno" y "positivo", añadiendo que cree que Putin “lo último que quiere ahora es una Guerra Fría".

Asimismo, mencionó que había planteado cuestiones de derechos humanos y también el destino de los ciudadanos estadounidenses encarcelados en Rusia.

“Le dije a Putin que ningún presidente de Estados Unidos podría mantener la fe del pueblo estadounidense si no habla para defender los valores democráticos, para defender las libertades universales y fundamentales que todos los hombres y mujeres tienen. Es parte del ADN de Estados Unidos, entonces, los derechos humanos siempre estarán sobre la mesa”, declaró el presidente Biden en la rueda de prensa.

(Con información de Agencias)

¿Qué esperar de la cumbre Biden-Putin en Ginebra?

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, se reúnen para la cumbre entre Estados Unidos y Rusia en Villa La Grange en Ginebra, Suiza, el 16 de junio de 2021. Sputnik / Mikhail Metzel / Pool vía REUTERS

GINEBRA - El presidente Joe Biden, y su homólogo ruso Vladimir Putin, han comenzado su tan esperada cumbre en Ginebra, la capital suiza elegida como lugar para la cumbre por su historia de neutralidad política.

Los líderes se agradecieron durante la breve y caótica oportunidad de prensa al comienzo de su reunión donde los medios estadounidenses y rusos se empujaron entre sí.

"Señor. Presidente, me gustaría agradecerle su iniciativa de reunirnos hoy. Sé que ha estado en un largo viaje", dijo Putin a través de un intérprete. “Las relaciones entre Estados Unidos y Rusia tienen muchos problemas acumulados que requieren la reunión del más alto nivel. Y espero que nuestra reunión sea productiva”, agregó.

Biden respondió de la misma manera. "Gracias", dijo Biden. "Como dije afuera, creo que siempre es mejor encontrarse cara a cara".

Ambas partes han estado subrayando las oportunidades de cooperación, pero minimizan las expectativas de cualquier mejora en las tensas relaciones entre Moscú y Washington. Se espera que la reunión sea más una vía para ventilar quejas que una plataforma para llegar a acuerdos importantes.

¿Qué expectativas tiene Estados Unidos?

Un funcionario de alto rango de la administración de Biden dijo a los periodistas en el camino a Ginebra que un resultado potencial el miércoles es revertir la destitución del embajador de cada país.

El embajador de Estados Unidos, John Sullivan, y el embajador de Rusia, Anatoly Antonov, regresaron a casa a principios de este año en medio del empeoramiento de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia. Ambos embajadores debían estar en Ginebra el miércoles.

El funcionario de la administración estadounidense dijo que los objetivos de Biden en las conversaciones incluían buscar áreas donde Estados Unidos y Rusia puedan trabajar juntos, para establecer claramente los intereses nacionales vitales de Estados Unidos y exponer que "las actividades rusas que van en contra de esos intereses tendrán una respuesta", así como establecer su "visión de los valores estadounidenses y nuestras prioridades nacionales".

La reunión tiene lugar al cierre del primer viaje de Biden al extranjero como presidente. Durante la semana pasada, asistió a la cumbre del G-7 y mantuvo conversaciones con líderes de la OTAN y la Unión Europea, buscando impulsar las relaciones con los aliados y consultar con ellos sobre las conversaciones entre Estados Unidos y Rusia.

Cuando un periodista le preguntó a Biden poco después de su llegada el martes a Ginebra si estaba listo para su reunión con Putin, el líder estadounidense dijo: "Siempre estoy listo".

Incremento de la seguridad en Ginebra genera incomodidad entre los locales
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:44 0:00

¿Qué ha dicho Putin?

En una entrevista con NBC News, Putin dijo que los lazos entre Estados Unidos y Rusia se habían deteriorado a su "punto más bajo en los últimos años".

Después de su reunión, se espera que Biden y Putin aparezcan por separado ante los reporteros, a diferencia de 2018 cuando Putin y el ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, realizaron una conferencia de prensa conjunta después de su cumbre en Helsinki.

En ese momento, Trump contradijo a sus propias agencias de inteligencia al decir que no tenía motivos para dudar de la afirmación de Putin de que Rusia no se entrometió en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

"Una conferencia de prensa en solitario es el formato apropiado para comunicar claramente con la prensa libre los temas que se plantearon en la reunión, tanto en términos de áreas en las que podemos estar de acuerdo como en áreas en las que tenemos preocupaciones importantes", dijo un funcionario de la Casa Blanca el sábado.

Un funcionario estadounidense de alto rango dijo a los periodistas el martes que la ciberseguridad, en particular los ataques cibernéticos, "será un tema importante de conversación" entre Biden y Putin.

"Y el presidente dejará en claro que si vemos tipos importantes de actividad cibernética, como ocurrió con SolarWinds, responderá como lo hicimos con SolarWinds", dijo el funcionario.

En abril, Biden expulsó a 10 diplomáticos rusos e impuso nuevas sanciones a seis empresas de tecnología rusas que brindan apoyo al programa cibernético dirigido por los servicios de inteligencia de Putin vinculados al pirateo de la empresa de tecnología de la información SolarWinds.

En mayo, dos negocios clave de Estados Unidos, Colonial Pipeline, que transporta combustible en el sureste de Estados Unidos, y la empresa de producción de carne JBS, fueron blanco de ciberataques que se cree se originaron en Rusia. Tanto Colonial como JBS pagaron millones de dólares en demandas de rescate para restablecer sus operaciones comerciales, aunque los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley estadounidenses han recuperado parte del dinero que Colonial pagó.

Putin ha rechazado las afirmaciones de Estados Unidos de que los piratas informáticos de Moscú y Rusia están llevando a cabo ataques cibernéticos debilitantes contra empresas estadounidenses y agencias gubernamentales.

También se espera que los dos líderes cubran temas sobre la estabilidad nuclear estratégica y las relaciones agrias entre Rusia y Occidente.

Cumbre en Ginebra, de izq. a der. Antony Blinken, Presidente Joe Biden, Vladimir Putin presidente ruso y Sergei Lavrov. Foto: REUTERS/Kevin Lamarque.
Cumbre en Ginebra, de izq. a der. Antony Blinken, Presidente Joe Biden, Vladimir Putin presidente ruso y Sergei Lavrov. Foto: REUTERS/Kevin Lamarque.

Posición republicana

Danielle Alvarez, la Directora de Comunicaciones del Comité Nacional Republicano (RNC), dio a conocer hoy la siguiente declaración sobre la Cumbre de Biden y Putin:

“Darle a Putin la oportunidad de una reunión es solamente la más reciente victoria que Joe Biden le ha entregado a Rusia, incluyendo la renuncia a aplicar las sanciones al oleoducto Nord Stream 2, al mismo tiempo que aplastaba empleos en el sector energético aquí en Estados Unidos. Los fracasos de Biden en política exterior han fortalecido a Rusia a costas de nuestro país. El pueblo americano merece un líder que priorice nuestros intereses y responsabilice a los malos actores.”

Joe Biden conversa en Ginebra con el presidente de Suiza, a pocas horas de la reunión con Vladimir Putin

El presidente Joe Biden saluda en Ginebra al presidente de la Federación Suiza, Guy Parmelin, el 15 de junio de 2021. (Alessandro Della Valle/AFP).

El presidente de Estados Unidos Joe Biden fue recibido este martes en Ginebra por el mandatario suizo, Guy Parmelin.

Ambos mandatarios sostuvieron una reunión bilateral poco después de la llegada de Biden al país donde se encontrará con el mandatario ruso, Vladimir Putin, este miércoles.

La Voz de América, VOA, reporta que la reunión con Putin tendrá lugar en las últimas horas del primer viaje de Biden al exterior como presidente, en medio del cual ya asistió a la 47ª cumbre del G-7 en Inglaterra, así como a conversaciones con líderes de la OTAN y la Unión Europea en Bruselas.

Los 30 estados miembros de la OTAN finalizaron su cumbre del lunes, reafirmando la alianza militar con una fuerte declaración contra Rusia y China. Ambos países fueron calificados como "desafíos al orden internacional basado en reglas".

En el comunicado final, los líderes acordaron "abrir un nuevo capítulo en las relaciones transatlánticas", ya que se enfrentan a un entorno de seguridad "cada vez más complejo".

"Siempre estoy listo", dijo Biden el martes en respuesta a la pregunta de un periodista sobre la reunión con Putin poco después de su llegada a Ginebra.

En una entrevista con NBC News, Putin dijo que los lazos entre Estados Unidos y Rusia se habían deteriorado a su "punto más bajo en los últimos años".

Un tema que probablemente será abordado son los ataques cibernéticos.

En mayo, dos negocios clave de EE. UU., Colonial Pipeline, que transporta combustible en el sureste del país, y la productora de carne JBS, fueron blanco de ciberataques que se cree que se originaron en Rusia.

Secuestro de datos o 'ransomware': una amenaza para la seguridad nacional

Los ciberataques han pasado de tomar como objetivos a individuos y solicitar pequeñas cantidades de dinero a enfilar grandes empresas y corporaciones a quienes les piden en rescate por sus bases de datos sumas millonarias, precisó la VOA.

Tanto Colonial como JBS pagaron millones de dólares en demandas de rescate para restablecer sus operaciones comerciales, aunque los funcionarios estadounidenses encargados de hacer cumplir la ley han recuperado parte del dinero que Colonial pagó.

La Casa Blanca dijo que espera que la reunión Biden-Putin "sea sincera y directa" y que Biden planteará los ataques de ransomware originados en Rusia, la agresión del Kremlin hacia Ucrania, el encarcelamiento de disidentes y otros temas.

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG