Enlaces de accesibilidad

Relaciones EEUU-Cuba

EEUU denuncia altas condenas a jóvenes manifestantes del 11J y situación carcelaria de José Daniel Ferrer

Las calles de La Habana tras la manifestación en contra del gobierno el 11 de julio de 2021 (Yamil Lage/AFP).

La Embajada de Estados Unidos en La Habana denunció este lunes las altas condenas en distintas ciudades de la isla a jóvenes participantes en las protestas del 11 de julio a lo largo del país.

La sede diplomática declaró en Twitter que resulta indignante que “57 cubanos, de ellos 14 adolescentes, de La Habana, Santa Clara y Holguín, vayan a ser juzgados esta semana con hasta 30 años de prisión por participar pacíficamente en las protestas del 11J o compartir videos en las redes sociales".

"Libérenlos ya! #PresosPorQué”, concluye el mensaje.

En un comunicado aparte, la administradora de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Samantha Power, pidió la libertad de otro preso político del 11J, José Daniel Ferrer, quien se encuentra recluido en la prisión de Mar Verde en Santiago de Cuba.

Power recordó por medio de Twitter cuando se reunió en 2016 con el líder de la Unión Patriótica de Cuba, UNPACU. “En 2016 me reuní con @jdanielferrer, quien había pasado 8 años en la cárcel por activismo de derechos humanos en Cuba”.

Agregó la alta funcionaria estadounidense que Ferrer es hoy “uno de los 100 encarcelados políticos, con la prohibición de ver a su familia, en una afrenta inaceptable a los llamados de libertad del pueblo cubano. Debe ser liberado”.

Vea todas las noticias de hoy

EEUU mantiene a Cuba en la lista de países que no cooperan totalmente con sus esfuerzos antiterroristas

El Secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken. (Brendan Smialowski/AP)

Estados Unidos anunció este viernes que mantendrá a Cuba en la lista de países que no cooperan totalmente con los esfuerzos antiterroristas de Estados Unidos.

Una nota publicada en el Registro Federal informa que el secretario de Estado, Antony Blinken, determinó y certificó al Congreso de Estados Unidos que Cuba, Venezuela, Irán, Corea del Norte y Siria estaban en dicha lista.

El canciller cubano Bruno Rodríguez se adelantó al anuncio y declaró en sus redes sociales: "EEUU conoce bien la limpia trayectoria de Cuba en la lucha contra el terrorismo y la experiencia cubana de haber sido víctima del terrorismo de Estado. Usa la calumnia en un tema tan sensible como pretexto para continuar la incesante guerra económica repudiada universalmente".

Según el Departamento de Estado, esta certificación prohíbe la venta o licencia para la exportación de artículos y servicios de defensa y notifica a la comunidad internacional que estos países no están cooperando completamente con los esfuerzos antiterroristas de los Estados Unidos.

La ley establece que el Departamento de Estado proporcione esta lista anualmente al Congreso estadounidense.

La decisión se produce en la misma semana en que el gobierno de Biden revocara parcialmente algunas restricciones de la era Trump sobre las remesas y los viajes a la isla.

La evaluación de Estados Unidos es casi idéntica a una emitida por el gobierno del presidente Joe Biden hace un año, que se apegó a una decisión del gobierno de Donald Trump.

La cancillería de EEUU recordó entonces que Cuba mantiene vínculos estrechos y de colaboración con países designados por Estados Unidos como patrocinadores del terrorismo, como Irán y Corea del Norte; que el régimen cubano aloja a líderes del Ejército de Liberación Nacional, a pesar de las peticiones de Colombia para su extradición y que Cuba continúa albergando a múltiples fugitivos que cometieron o apoyaron actos de terrorismo en los Estados Unidos.

Cuba también está en la lista de países que auspician el terrorismo desde finales de la presidencia de Trump pero la administración Biden dijo que la designación de patrocinador del terrorismo aún está en revisión.

Desde 1982 a 2015, el régimen de La Habana se mantuvo cada año en la lista negra por su acogida a miembros de la organización terrorista vasca ETA, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y algunos fugitivos de la justicia estadounidense.

Cada año, el Secretario de Estado presenta una lista de naciones que a su consideración “han prestado apoyo reiteradamente a los actos de terrorismo internacional según lo estipulado con tres leyes: el apartado j) del artículo 6 de la Ley de administración de exportaciones, el artículo 40 de la Ley de control de las exportaciones de armas y el artículo 620A de la Ley de asistencia exterior”.

Las sanciones que se aplican a estos países van desde las restricciones a la asistencia exterior de Estados Unidos; pasando por la prohibición de exportar o adquirir material bélico, control sobre las exportaciones de productos de doble uso (civil y militar) así como restricciones financieras.

Obispos de EEUU aplauden medidas de Biden hacia Cuba

Obispo David Jay Malloy de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB).

El presidente del Comité de Justicia y Paz Internacional de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) elogió el jueves el levantamiento de algunas restricciones a Cuba por parte de la administración Biden, anunciadas esta semana por la Casa Blanca.

“Elogiamos el interés renovado de la administración en reiniciar el compromiso de Estados Unidos con Cuba. Reconociendo que quedan puntos de discordia entre nuestros dos países, el aislamiento punitivo de Cuba no ha producido el cambio económico y social que Estados Unidos ha buscado lograr”, dijo el obispo David J. Malloy de Rockford, Illinois, quien preside el comité de política internacional de la USCCB.

“Los obispos de EE. UU., incluidos los obispos cubanoamericanos, junto con la Santa Sede y los obispos de Cuba, continúan enfatizando la importancia vital del compromiso bilateral y las relaciones comerciales mutuamente beneficiosas entre Estados Unidos y Cuba como la clave para un cambio transformador en la isla”, afirmó el obispo Malloy en un comunicado.

El religioso dijo que la ampliación de las oportunidades de viaje para los ciudadanos estadounidenses, “así como el levantamiento de las onerosas limitaciones a las remesas", fortalecerán los lazos familiares, económicos y sociales de ambos países.

"La sociedad civil y el sector privado en desarrollo de Cuba dependen del liderazgo proporcionado por la participación activa de la sociedad civil estadounidense en Cuba”, opinó el obispo.

La Administración Biden anunció el lunes la intención de facilitar la reunificación familiar restableciendo el Programa de Permisos para la Reunificación de Familias Cubanas (Cuban Family Reunification Parole, CFRP); fortalecer los lazos familiares y facilitar los contactos educativos para el pueblo estadounidense y el cubano ampliando los viajes autorizados en apoyo al pueblo cubano; autorizar vuelos programados y chárter a lugares distintos de La Habana; reanudar los viajes grupales (people-to-people); incrementar el apoyo a emprendedores cubanos independientes; ampliar el acceso de los emprendedores a las microfinanzas y la capacitación y eliminar el límite actual a las remesas familiares de USD 1000 trimestral para cada par de emisores-receptores y autorizar las remesas con fines de donación (es decir, no destinadas a familiares) que apoyan a emprendedores cubanos independientes, entre otras medidas.

Senador Menéndez expresa descontento con alivio de sanciones contra regímenes de Cuba y Venezuela

El senador Bob Meéndez habla con periodistas en el Capitolio. (Foto: AP/Mariam Zuhaib)

El senador demócrata por Nueva Jersey, Bob Menéndez, que preside el Comité de Relaciones Exteriores en el Senado, dijo este martes que con el anuncio de los cambios en la política estadounidense hacia Cuba se corre el riesgo de enviar el mensaje equivocado a las personas equivocadas, y en el momento equivocado, cuando “el régimen de Díaz-Canel continúa su despiadada persecución de innumerables cubanos por participar en las manifestaciones pro-democracia del año pasado”.

En una conferencia de prensa virtual, el senador cubanoamericano expresó, además, que está perturbado con la decisión del gobierno del presidente Biden de autorizar viajes en grupo a Cuba a través de visitas que, según dijo, “siempre han sido equivalentes a turismo regular”.

“Vemos bien claro que, por décadas, millones de personas de todas partes del mundo han viajado a Cuba, han dejado su dinero ahí, pero ninguno de esos viajes ha creado un momento hacia la democracia o respecto a los derechos humanos”, dijo Menéndez.

El senador señaló que también le preocupa la forma en que el Departamento de Justicia ha presentado informes legales en el último mes que parecen estar intentando socavar la implementación de la Ley LIBERTAD.

“El régimen cubano ha tratado por décadas de sacarle provecho a las propiedades que le confiscó a miles de cubanos y cubanoamericanos. Al debilitar la responsabilidad legal de las empresas que hacen negocios con el régimen cubano para utilizar estas propiedades, es cada vez más probable que estas empresas extranjeras sigan traficando con propiedades robadas sin consecuencia alguna”, opinó.

Sin embargo, Menéndez declaró que le complace ver que la administración Biden mantendrá la Lista Restringida de Cuba del Departamento de Estado, y que también da la bienvenida a la decisión de reiniciar el Programa Cubano de Reunificación Familiar.

Sobre Venezuela y los informes de que EEUU aliviará algunas sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro a cambio de un compromiso del gobierno para dialogar con la oposición, el senador dijo que hubiera preferido que exigieran al régimen de Maduro regresar a las negociaciones y tener garantías de avances antes de hacer concesiones a su régimen.

El senador Menéndez dijo, además, que espera que el presidente Biden mantenga su postura de no invitar a Cuba, Nicaragua y Venezuela a la Cumbre de las Américas, que se celebrará en junio en Los Ángeles.

EEUU: Medidas hacia Cuba están diseñadas para empoderar a su pueblo a crear "un futuro libre de represión"

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, habla durante su primera conferencia en la Casa Blanca, en Washington, este lunes 16 de mayo. (Foto AP/Andrew Harnik)

Las nuevas medidas hacia Cuba se centran en los derechos humanos y están diseñadas con el objetivo de empoderar al pueblo cubano para que determine su propio futuro, dijo este martes la Casa Blanca.

“El pueblo cubano enfrenta una crisis humanitaria sin precedentes y la política de Estados Unidos continuará enfocándose en empoderar al pueblo cubano para ayudarlo a crear un futuro libre de represión y sufrimiento económico”, declaró la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

La vocera añadió que “el presidente está cumpliendo su compromiso con la comunidad cubanoamericana y sus familiares en Cuba al facilitar la reunificación familiar y fortalecer los lazos familiares".

Dijo, además, que las medidas buscan facilitar las conexiones educativas, aumentar el apoyo a los empresarios cubanos independientes y garantizar que las remesas "fluyan más libremente hacia los cubanos, sin enriquecer a quienes cometen abusos contra los derechos humanos”.

En un comunicado el lunes, Estados Unidos anunció medidas para “seguir apoyando al pueblo cubano”, entre ellas más vuelos y más flexibilidad en el envío de remesas, y la reanudación del Programa de Permiso de Reunificación Familiar Cubano (CFRP).


Además, se anunció que habrá vuelos chárter a varias ciudades, no solo a La Habana, y que se removerá el límite a las remesas de mil dólares por trimestre que puede recibir un familiar en la isla. La administración Biden aclaró que no se quitará de la Lista Restringida de Cuba a ningún representante o entidad del regimen.

El anuncio ocurre en momentos en que varios países han expresado preocupación de que Cuba sea excluida de la Cumbre de las Américas. El lunes, en una conferencia de prensa telefónica para explicar las medidas, un vocero del Departamento de Estado insistió en que los cambios no tenían ninguna relación con la cumbre y la posible exclusión de algunos líderes de la región.

El funcionario dijo que las acciones anunciadas están en sintonía con el interés nacional de Estados Unidos, y constituyen pasos para encontrar formas de ampliar el apoyo al pueblo cubano.

Legisladores estadounidenses han criticado las medidas, señalando que constituyen un retorno a la política de acercamiento hacia Cuba desplegada por la administración de Barack Obama.

"El régimen en Cuba amenazó a Biden con la migración masiva y tiene simpatizantes en la administración, y el resultado es que se ven hoy los primeros pasos a las fracasadas políticas de Obama hacia Cuba", señaló en Twitter el senador republicano Marco Rubio.

La congresista republicana de la Florida, María Elvira Salazar, dijo que el presidente Biden está cometiendo un "error histórico por regresar a las fracasadas políticas de Obama".

EEUU insiste en que cambios en política hacia Cuba no tienen relación con Cumbre de las Américas

Casa Blanca

El anuncio de la administración del presidente Joe Biden de cambios en su política hacia Cuba, entre ellos más flexibilidad en el envío de remesas, y la reanudación del Programa de Permiso de Reunificación Familiar Cubano, ocurre en momentos en que varios países han expresado preocupación de que no se vaya a invitar a Cuba a la Cumbre de las Américas.

En una conferencia de prensa telefónica para explicar los cambios, un vocero del Departamento de Estado insistió en que los cambios, que también incluyen restablecer los vuelos comerciales regulares y chárter a Cuba, no tenían ninguna relación con la cumbre y la posible exclusión de algunos líderes de la región.

El funcionario dijo que las acciones anunciadas este lunes estaban en el interés nacional de los Estados Unidos y que son pasos para encontrar formas de ampliar el apoyo al pueblo cubano.

Las reacciones al anuncio no tardaron en llegar, con varios congresistas estadounidenses criticando las medidas.

Los representantes de la Florida Mario Díaz-Balart, María Elvira Salazar y Carlos Giménez, con el representante Michael McCaul de Texas y Mark Green de Tenesí y junto con los senadores republicanos de la Florida, Marco Rubio y Rick Scott, además de James Risch, de Indiana, Ted Cruz, de Texas y Bill Cassidy, de Luisiana, emitieron una declaración conjunta expresando que la administración Biden “está recompensando a la dictadura comunista más larga del hemisferio occidental no sólo con conversaciones de alto nivel, suavizando las sanciones, aumentando los viajes, el acceso a Estados Unidos y a nuestras instituciones financieras”.

Por su parte, el senador demócrata por Nueva Jersey, Bob Menéndez, dijo en un comunicado que se estaba enviando el mensaje equivocado.

“Estoy muy perturbado de enterarme que el gobierno de Biden autorizará viajes en grupo a Cuba a través de visitas que siempre han sido equivalentes a turismo regular”, expresó el Senador cubanoamericano.

En la conferencia de prensa telefónica, se le preguntó al vocero del Departamento de Estado sobre las palabras de Menéndez, a lo que respondió que el Departamento del Tesoro tiene la autoridad para auditar a los grupos que están organizando viajes y que dicha agencia federal se aseguraría de que todo viaje de grupo tenga un propósito de acuerdo con la ley de Estados Unidos.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones de Cuba calificó las medidas de “positivas pero de alcance muy limitado”.

“Para conocer el alcance real de este anuncio, deberá esperarse por la publicación de las regulaciones que las implementen”, dijo el MINREX en un comunicado.

Cargar más

XS
SM
MD
LG