Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

EEUU autorizó millones de dólares en exportaciones humanitarias privadas a Cuba

La bandera de Estados Unidos ondea en su embajada en La Habana.

En una secuencia de dos tuits, la Embajada de los Estados Unidos en La Habana denunció la mala gestión económica del régimen cubano y ha dejado claro de quién es la responsabilidad del grave desabastecimiento que padece la mayor de las Antillas.

“El régimen de Cuba ha gestionado ineptamente su economía por años construyendo hoteles en una pandemia y no proporciona alimentos o medicinas al pueblo cubano. Aliviando ese sufrimiento en 2021, EE.UU. autorizó millones de dólares en exportaciones humanitarias privadas”, indicó la sede diplomática estadounidense en La Habana.

En el segundo tuit de la secuencia, la Embajada explica la política seguida por el Departamento de Estado: “Estados Unidos aprueba rutinariamente la exportación de bienes humanitarios, productos agrícolas, medicinas y equipos médicos en apoyo al pueblo cubano".

"Continuaremos apoyando las exportaciones de productos humanitarios a Cuba en 2022, tal como lo hicimos en 2021”, indica la representación diplomática.

La propaganda del régimen comunista culpa al embargo económico, al que se refieren como “bloqueo”, de ser el mayor causante del desplome económico en la isla.

En octubre de 2021, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció la revisión del sistema de sanciones económicas con el fin de hacerlas más eficaces para la política exterior de Estados Unidos y, entre otros objetivos, mitigar el impacto humanitario no deseado que puedan acarrear las mismas.

Preguntado sobre cómo impactaría esta revisión en el caso de Cuba, un portavoz del Departamento de Estado afirmó entonces que EEUU busca aumentar el envío de ayuda humanitaria a Cuba y que la misma llegue directamente al pueblo cubano.

En una declaración enviada a nuestra redacción indicó que la Administración Biden había determinado este interés a la luz de la grave situación humanitaria de Cuba y por ello había facilitado el envío de bienes humanitarios donados o de origen privado.

Vea todas las noticias de hoy

“Hagamos de la inmigración una cuestión bipartita”: Biden reclama consenso para reformar el sistema migratorio

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pronunciando el discurso sobre el Estado de la Nación. (Jacquelyn Martin/Pool via REUTERS).

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, abrió este martes su discurso sobre el Estado de la Nación, el segundo que da desde que asumió la Casa Blanca, expresando su deseo de "trabajar" con la oposición republicana, especialmente para reformar el sistema migratorio del país.

"Unámonos y hagamos de la inmigración una cuestión bipartita, como lo era antes", animó el mandatario a la oposición desde el atril de la Cámara de Representantes.

Hagamos de la inmigración una cuestión bipartita, como lo era antes"

En línea con lo prometido en su campaña para la presidencia, Biden usó su discurso sobre el Estado de la Nación para dejar en claro su empeño por solucionar el problema migratorio en el país.

“El mes pasado lanzamos un nuevo programa fronterizo para controlar la migración de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela. La migración [irregular] ha mermado más de un 90 % gracias a eso”, señaló el mandatario.

El presidente se refería al parole humanitario para venezolanos, cubanos, nicaraguenses y haitianos, que otorga una cuota de permisos temporales para vivir y trabajar en EEUU, combinado con la restricción de las entradas irregulares por frontera. De acuerdo con la Casa Blanca, las llegadas de personas de estos países ha caído en un 97 % desde la implementación de la medida.

Biden también hizo hincapié en la necesidad de aprobar una "profunda" reforma migratoria y reclamó una solución a la situación de los inmigrantes en situación irregular, en especial aquellos que llegaron al país siendo niños, los llamados dreamers o "soñadores".

"Si no aprueban mi profunda reforma migratoria, al menos aprueben mi plan para suministrar los medios y agentes necesarios para proteger la frontera", dijo el mandatario. "Y un camino a la ciudadanía para soñadores, aquellos en situación temporal, trabajadores agrícolas y personal esencial".

Los rivales republicanos no han dejado de criticar al mandatario demócrata, a quien achacan el haber establecido una política migratoria de “fronteras abiertas”. La llegada de miles de inmigrantes por la frontera sur mensualmente, ha establecido récords en décadas, según datos ofrecidos por la oficina de Control y Protección de Fronteras (CBP).

Limando asperezas

A pesar del ambiente polarizado que se vive actualmente en el Congreso de EEUU, el presidente Biden quiso restarle hierro al asunto y comenzó su intervención animando a Kevin McCarthy, líder de la Cámara Baja y uno de sus detractores más vocales, a colaborar en el futuro.

"Congresista, no quiero arruinar su reputación, pero estoy impaciente por trabajar con usted", bromeó el presidente al comenzar su intervención ante las dos cámaras del Congreso.

Biden citó además lo que calificó como el progreso en una economía posterior a la pandemia y enfatizó que un Congreso amargamente dividido podría superar sus diferencias.

“A menudo nos dicen que los demócratas y los republicanos no pueden trabajar juntos. Pero en los últimos dos años, demostramos a los detractores que estaban equivocados”, dijo Biden. “A mis amigos republicanos, si pudimos trabajar juntos en el último Congreso, no hay razón para que no podamos trabajar juntos y encontrar un consenso sobre cosas importantes también en este Congreso”.

"Yo soy Francisco, el manisero de la Calle Ocho": vida de un inmigrante cubano (VIDEO)

Francisco Casaña, cubano elaborador y vendedor de maní tostado que por más de dos décadas, ofrece su producto en el barrio de La Pequeña Habana, en Miami, EEUU. Foto: Luis Felipe Rojas, VOA

Emigró a Estados Unidos a principios de la década del 2000 y desde entonces el cubano Francisco Casaña vende maní tostado en conos de papel a citadinos y turistas en Miami. Tiene 70 años de edad y cuando le hablan de retiro afirma: "Mientras yo no me sienta viejo yo sigo trabajando".

Suenan los claxons de los automóviles intentando hacerse de un estacionamiento de acera. Las voces de Celia Cruz, Oscar D’ León y La India de Puerto Rico salen como un trueno por la boca de los bares de la Calle Ocho de Miami.

Hace muchos años los pregones de Francisco Casaña, a quien todos conocen como "el manisero", completan la banda sonora de la Pequeña Habana de Miami.

“¡Rico maní tostado a un dólar”, es el grito vital de este inmigrante cubano de 70 años de edad que se afincó en la "Ciudad del Sol" a inicios del 2000. Hoy, asegura, es el único vendedor ambulante autorizado en este tramo de la ciudad.

Francisco Casaña "el manisero de la Calle 8"
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:10 0:00

A pie, seis horas de trabajo

Cuando se dice que una persona ha vivido siete décadas, podría pensarse que se trata de alguien de lento andar y con achaques propios de la edad. Sin embargo, seguir una hora a Francisco es tarea de alguien bien entrenado, como lo constató la Voz de América.

Entre pregones, este hombre viene y va varias veces al día entre las calles 14 y 16 del suroeste, a lo largo de la congestionada arteria turística, cargado con un pesado bolso que lleva cruzado en bandolera delante de su cuerpo. Trabaja seis horas cada día para vivir, explica.

Desde que llegó de La Habana en avión hace dos décadas, Francisco siguió haciendo lo que en su ciudad natal y lo dice con orgullo: “Estoy trabajando el maní desde que tenía nueve años, pero llevo cincuenta y dos años viviendo de este trabajo”, dice a la Voz de América quien ha compartido su labor con otros oficios desde que emigró de Cuba.

Un autobús de dos pisos a cielo descubierto viene repleto de turistas y Francisco lo recibe. Les ofrece una colorida bienvenida en la puerta, mientras les ofrece sus cucuruchos envueltos en papel blanco.

Vestido con sombrero y guayabera, el cubano Francisco Casaña ha pasado más de dos décadas en las calles de la Pequeña Habana de Miami elaborando y vendiendo maní tostado a citadinos y turistas. Foto: Luis F. Rojas, VOA.
Vestido con sombrero y guayabera, el cubano Francisco Casaña ha pasado más de dos décadas en las calles de la Pequeña Habana de Miami elaborando y vendiendo maní tostado a citadinos y turistas. Foto: Luis F. Rojas, VOA.

Artes de un vendedor

“¿Tú no quieres uno para ti? Mira, cómprale uno a la niña, a ella le gusta”, la señora a la que Francisco se dirigió se ha dado la vuelta con una sonrisa y saca dinero de su bolsa. Segundos después, abre el envoltorio de granos de cacahuetes y le devuelve otra sonrisa.

Mientras algunos turistas se arremolinan junto al autobús, el chofer le acerca un micrófono a Francisco ya apostado en la puerta de entrada para los que quedan arriba y comienza a entonar lo más afinado que puede las estrofas de los Versos Sencillos de José Martí y que el estadounidense Pete Seeger hiciera famosos bajo el tema de la ‘Guantanamera’.

Poco después, un pregón en inglés: “Good morning, good morning. Organic penut, very, very good. Cuban penut, one dollar” (Buenos días, buenos días. Maní orgánico, muy, muy Bueno. Maní cubano, un dólar).

La invitación a que le compren también viene con su dosis de humor: “No penut, no happy people. How many people happy today?” (Si no (come) maní la gente no es feliz. ¿Cuánta gente es feliz hoy?), remata Francisco.

Los estragos de la pandemia

La pandemia de coronavirus detuvo al mundo, al país, y a la ciudad de Miami casi completamente. Francisco lo recuerda como el frenazo que nadie esperaba.

“La del virus fue la etapa más mala que ha habido aquí. La del virus, esto fue horrible, todos los negocios cerraron, esto fue catastrófico”, recuerda.

En uno de sus recorridos, junto a un gallo en una esquina de un restaurante, vuelve sobre el tema y afirma: “Cuando la pandemia estuvo chivao (mal) esto, ¿pero qué le vamos a hacer? Por lo menos estamos vivos ¿no? Hay que darle gracias a Dios que estamos vivos”.

Miami bajo toque de queda, una ciudad desierta
Miami bajo toque de queda, una ciudad desierta

"Cuando yo esté viejo"

Famosos y artistas del momento han probado de la golosina que Francisco prepara durante horas cada día. “Por aquí han pasado todos: Descemer Bueno…”, hace una pausa para apuntar: “Hasta Andy García, El Micha, Jacob Forever, El Chacal, Leonis Torres”.

Hace una parada en su lista y concluye con total naturalidad de quien se sabe exitoso: “Ay, muchacho, para qué te voy a contar, es que después me da pena de que se me quede alguno y se me olvide”.

Ya son las 2:00 de la tarde. Francisco mira su reloj de pulsera, dorado, refulgente al sol de esta hora. Es de los días más soleados de los últimos días, hay 85º F a la sombra (29º C). Ahora se vuelve a terciar el bolso, se alista para seguir y sin que nadie se lo pida ofrece, reflexivo, el mantra de su persistencia.

Si no le pones el corazón, no lo hagas. Y si no te gusta, no lo hagas, no trabajes entonces. Si no tienes educación para trabajar con el turista, no lo hagas. Hay que ponerle mucho, mucho cariño y mucho respeto a las personas”, sentencia.

Un nuevo autobús ha sonado el claxon. Los visitantes apuntan con sus cámaras o sus teléfonos hacia el colorido de la calle. Francisco se devuelve por el callejón sin salida a los autos del Parque del Dominó. Una pregunta provocativa lo hace volverse.

“Chico, cuando yo esté viejo me retiro. Mientras yo no me sienta viejo yo sigo trabajando. Dice la gente: ¿Pero cómo cuando tú estés viejo?’ y dígoles, sí, cuando yo esté viejo ya entonces no vuelvo más”, afirma.

Los recién llegados lo rodean. El ramillete de conos de maní comienza a reducirse nuevamente entre sus manos. Y Francisco los encara con su pregón como bandera: “How many people happy today?”.

Cubanos recién llegados llenan a Miami de "motorinas"

Una motorina en las calles de Miami, Florida, el 25 de enero de 2023. (Alexia Fodere/VOA).

Los cubanos recién llegados en los últimos meses a Miami han llenado la ciudad de pequeñas motos de bajo cubicaje o eléctricas, conocidas como "mopeds" en Estados Unidos, pero que en Cuba se les dice "motorinas".

Los altos precios de la gasolina y los autos, pero sobre todo la posibilidad de registrarlas sin una licencia de conducir, - aunque, al contrario de lo que muchos piensan, el carnet sí se necesita para conducirlas- han provocado un aumento en la cantidad de motos de bajo cilindraje en las calles, avenidas, y hasta en los expressways de Miami, agregando más complejidad al ya difícil tráfico, pero sirviendo de salvavidas a muchos.

"Gracias a eso los recién llegados pueden moverse por todo Miami, yo mismo lo hago", dijo a la Voz de América José Blanco, un cubano que llegó hace poco más de un mes a la Florida y que trabaja en una tienda llamada El Rey de las Motos, ubicada en el suroeste de la ciudad, donde apenas se puede caminar por la cantidad de mopeds expuestas.

"Gracias a Dios me dieron parole cuando entré, unos días antes de que cerraran la frontera con México, y ya aquí encontré trabajo. Me siento afortunado", confesó Blanco.

Las "moticos" sirven "lo mismo para ir para el trabajo que para hacer los papeles, porque no todos los familiares te pueden llevar siempre al Children and Family (Departamento de Niños y Familia)", donde se solicitan beneficios como sellos de alimentos o Medicaid, dijo Blanco. "Como recién llegado, uno tiene que buscar la manera de moverse y no ser una carga. Gracias a las scooter, bueno, ya uno se puede mover", agregó.

Miami, donde vive la mayor comunidad de cubanos fuera de la isla en EEUU, ha recibido en los últimos meses una oleada de inmigrantes en medio de un éxodo histórico desde la isla que ha superado todos los registros anteriores combinados. A diferencia de los cubanos que arribaron durante los éxodos del Mariel o la llamada Crisis de los Balseros de la década de 1990, muchos de los recién llegados no cuentan con un estatus migratorio que les permite obtener una licencia de conducir.

José Blanco, quien llegó a EEUU desde Santa Clara, Cuba, a inicios de enero. (Alexia Fodere/VOA).
José Blanco, quien llegó a EEUU desde Santa Clara, Cuba, a inicios de enero. (Alexia Fodere/VOA).

En una ciudad donde el sistema de transporte público no va al ritmo del extraordinario crecimiento poblacional y el auto es por mucho el medio más utilizado para desplazarse, muchos cubanos recién llegados y sin un estatus legal claro han optado por las mopeds, que son mucho más baratas que un auto y le resultan familiares por las "motorinas" que inundan la isla caribeña.

En Cuba, un auto de varias décadas de antigüedad puede llegar a costar de 20.000 a 30.000 dólares, una fortuna en un país donde el salario medio no sobrepasa los 30 dólares al mes, y la alternativa de transporte para muchos ha sido la moto eléctrica, conocidas popularmente como "motorina", que en la isla se venden por debajo de los 2.000 dólares, un precio todavía elevado, pero asequible, sobre todo para quienes reciben remesas desde el exterior.

La inflación ha afectado todos los niveles de la vida en EEUU. Los migrantes acabados de llegar se han encontrado con que los precios no son los mismos de hace pocos años atrás.

"Cuando llegué en el 2019, se podía encontrar un transportation (auto de uso) por $7.000 o incluso menos. Ahora con eso no te encuentras nada que sirva", dijo a la VOA Yaneisy Silva, una habanera radicada en Miami. "Ni hablemos de las rentas y el precio de la comida", agregó.

Tampoco es el puerto seguro que era antes para los cubanos, que aunque todavía disfrutan de beneficios migratorios únicos, ahora lo tienen más difícil para regularizar su estatus migratorio, después del fin de la política de pies secos/pies mojados en 2017.

Un hombre conduce un scooter en la Calle 8, en el corazón de la Pequeña Habana, el 25 de enero de 2023. (Alexia Fodere/VOA).
Un hombre conduce un scooter en la Calle 8, en el corazón de la Pequeña Habana, el 25 de enero de 2023. (Alexia Fodere/VOA).

Desde entonces, los cubanos que entraban de manera irregular por la frontera debían pedir asilo y muchos recibían como único documento una orden de liberación bajo supervisión, un documento conocido como I-220A, que no garantiza ningún estatus migratorio y no es válido para solicitar una licencia de conducir en el estado de la Florida.

"Ahora hasta lo tienes más difícil para conseguir los papeles, muchos de las personas que conozco tienen solo el formulario I-220A para presentar su caso de asilo y con eso no puedes solicitar una licencia de conducción, es todo más complicado", explicó Silva, que ejercía como abogada en Cuba.

"En los países de nosotros desgraciadamente es muy difícil tener un carro o hasta una moto. Una Suzuki de 125 CC, por ejemplo, te costaba 5.000 o 6.000 dólares, pero una eléctrica entre 1.800 dólares y 2.000 dólares. Te comparabas entonces una de estas, y te pasabas tres días dando rueda con una carga", agregó Blanco.

"Derechito por la vía" y sin cometer infracciones

De acuerdo a las leyes de la Florida, todo vehículo que posea un motor con una capacidad igual o menor a 50 centímetros cúbicos (CC) no clasifica dentro de la categoría de ciclomotores. Para su registro, se puede usar el pasaporte, que es el que usan los recién llegados, explicó a la VOA Boris Pedraza, dueño de El Rey de las Motos.

En la tienda, ubicada una de las zonas de la ciudad conocida por tener una histórica presencia de cubanos, Pedraza solía vender unos 15 vehículos al mes. Desde que "la fiebre de las motorinas" llegó a Miami, han alcanzado ese mismo número de ventas en un solo día.

"Ahora vendemos en un mes de 70 a 100 scooters", dijo Pedraza. Los precios de las motos oscilan entre los 1.500 dólares y 2.500 dólares y, de acuerdo con Pedraza, tienen una autonomía de hasta 90 millas con un galón de gasolina. "Con eso se puede ir a Cuba", bromeó.

Al contrario de lo que muchos piensan, aunque técnicamente no se necesite una licencia de conducir para registrar las pequeñas mopeds, sí se necesita para manejarlas, dijo a la VOA la portavoz del Departamento de Seguridad Vial y Vehículos Motorizados de Florida, Vicki Harman.

Un portavoz del Departamento de Policía de Miami-Dade, Oficina de Patrulla Especial, Unidad de Motocicletas, dijo en un correo electrónico a VOA que "todos los operadores deben tener una licencia de conducir válida para operar una moto scooter, independientemente de los centímetros cúbicos del motor". Si el motor tiene "50 centímetros cúbicos o más, requieren un endoso de motocicleta en la licencia de conducir".

En los casos de las scooters eléctricas, "los conductores deben tener 16 años o más, sin embargo, no se requiere que la persona tenga una licencia de conducir", aclaró.

"Es obligatorio tener el carnet de conducir aunque el ciclomotor sea de menos de 50 cc y este debe estar registrado con matrícula en vigor", especificó el portavoz de la Policía del condado de Miami-Dade. "El incumplimiento de esto puede resultar en el remolque del ciclomotor y el arresto del operador por licencia de conducir sin validez", añadió.

De acuerdo con la Policía de Miami-Dade, varios conductores de scooters sin licencia que han sido parados por la policía recientemente han declarado que los vendedores de las motos "les dijeron que no necesitaban licencias de conducir ni registrarlas, ya que son inmigrantes".

"Ambas afirmaciones son falsas por parte de los vendedores, y es lamentable para los operadores/compradores. Hemos estado distribuyendo volantes informativos para educar a los automovilistas sobre el requisito de endoso de motocicleta", dijo el portavoz.

Pedraza, del Rey de las Motos, detalló que él le aclara a sus clientes que "para las scooter no hay nada que diga que no lleva licencia. Si el policía te para, te va a preguntar que dónde te pone el ticket. Entonces lo que la gente trata es de no cometer infracción y de esta manera no va a tener problema", advirtió.

La ventaja está en que no se necesita una licencia de conducir para registrar la "motorina" en Miami-Dade, aclaró.

El secreto está "en ir derechito por la vía y sin hacer locuras", dijo Lucía Pérez, una cubana que vive en Miami y tiene una scooter, y en Cuba tenía una "motorina".

"En Cuba tenía una motorina eléctrica y me encantaba. Ahora aquí he seguido manejando otra, lo que ahora de gasolina", dijo.

"Hay diferencias, por supuesto. El tráfico [en Miami] es pésimo, pero yo voy tranquila, sin mucho apuro, teniendo mucho cuidado y sin hacer locuras", aseguró Pérez, quien maneja unos 20 kilómetros diarios desde el trabajo a la casa.

"Deberían ir por las calles secundarias"

Muchos en Miami no han recibido bien la avalancha de pequeñas motos en las calles.

"Para mí se ha vuelto difícil manejar con tantas motorinas en la calle. Son muy lentas y no puedes adelantarlos y te obligan a ti a ir más lento de lo normal. A veces me colman la paciencia", dijo Mileidys García, una cubana residente de Hialeah que trabaja como terapeuta infantil.

La cultura de las motorinas en Miami. (Alexia Fodere/VOA).
La cultura de las motorinas en Miami. (Alexia Fodere/VOA).

Orlando González, otro cubano radicado en Miami, dijo que las mopeds "deberían ir por las calles secundarias, no por las vías más transitadas".

"Yo no me quejo porque lleguen más cubanos, pero a veces detienen el tráfico y yo lo que quiero es llegar a donde tengo que llegar", agregó.

En Miami, que acaba de ser declarada entre las 10 ciudades con peor tráfico en el mundo , Pedraza opina que los scooters podrían ser la solución.

"Yo creo que este es el futuro porque ahora mismo los seguros están altísimos, la gasolina, las letras (contratos de renta), los carros, es una locura. Entonces esto es una oportunidad que tiene todo el mundo", insistió.

La cantidad de motos en el condado Miami-Dade ha aumentado desproporcionadamente. Los registros del Departamento de Seguridad de Autopistas y Vehículos Motorizados de la Florida (FLHSMV) muestran un incremento en el número de motocicletas registradas en el condado muy por encima de la media de los años anteriores. Desde septiembre del 2021 a septiembre de 2022 el número de motos registradas en el condado aumentó de 54.920 a 60.748, un aumento del 12.8%, cuando en los años anteriores el aumento fue de un 2,5% del 2018 al 2019, un 3,3% del 2019 al 2020 y un 5% del 2020 al 2021. Sin embargo, el FLHSMV dijo que en esa relación no se contaban las mopeds.

A El Rey de las Motos le ha ido tan bien en los últimos meses que Pedraza, llegado a Miami desde su natal Santa Clara a principios de los 2000, tiene planes de un local más amplio, donde pueda acomodar mejor los scooters que vende, para las que ha creado una marca propia.

Advierte que casi todos los días en su tienda "es una locura" por el trasiego de personas que se acercan, sobre todo en la tarde, para afinar las motos que ya compraron. "Ahí estamos ayudando a la personas acabadas de llegar, porque es lo único que pueden manejar en su mayoría".

"No se puede acusar a todo el mundo de lo mismo, no se puede hacer alguien que diga que todo el mundo ande así, siempre va a haber excepciones", dijo Pedraza.

"Recuerden cuando llegaron a este país sin nada", agregó. "Nosotros los hispanos somos emigrantes todos, y alguna vez vinimos pasando trabajo. Y si esta una vía para ellos de adelantar, pues todos debemos adaptarnos a lo nuevo".

EEUU acusa a China de mentir sobre globo espía; Pentágono advierte de otro artefacto en Latinoamérica

El globo espía chino sobrevuela Billings, en Montana, el 1 de febrero. (Chase Doak/AFP)

Estados Unidos acusó a China de haber mentido sobre el globo espía que sobrevoló durante días el país, en una de las crisis diplomáticas más serias entre los dos países en los últimos meses.

"El globo nunca envió amenazas militares o físicas al pueblo estadounidense pero su intrusión en nuestro espacio aéreo durante varios días fue una violación inaceptable de nuestra soberanía", señaló el Departamento de Defensa.

Washington rechaza la versión de que se trataría de un dirigible civil con fines de investigación metereológica, pues su ruta sobre los Estados Unidos, cerca de muchos sitios potencialmente sensibles, contradice la explicación del gobierno de la República Popular China".

Los restos y los aparatos que cargaba el Globo espía eran recogidos el domingo por embarcaciones de la Marina y de la Guardia Costera de EEUU, en el área de la costa de Carolina del Sur donde cayeron los resto, para ser estudiados.

Aunque el globo fue avistado días atrás, la decisión de esperar unos días para derribarlo en el mar, además de ser necesaria para proteger a los ciudadanos que habitan la zona, "fue beneficiosa" para conocer más datos sobre el aparato y sus objetivos, señaló un funcionario de alto rango del Departamento de Defensa, según un reporte de la agencia de noticias EFE.

Según datos proporcionados por el Gobierno estadounidense, el globo ingresó al territorio nacional por Alaska, el 28 de enero. Luego pasó a Canadá, el día 30, y volvió a entrar en Estados Unidos, sobre Idaho, el martes 31 de enero.

Este domingo, el líder de la mayoría demócrata, Chuck Schumer, dijo que el Departamento de Defensa informará al Senado en los próximos días sobre el globo chino y la crisis que ha desatado, y manifestó su deseo de que al abordar el asunto no haya divisiones partidistas.

Mientras, el Pentágono confirmó la presencia de un segundo aparato sobrevolando Latinoamérica, por lo que el derribado "no era el único globo de vigilancia de la RPC que opera en el hemisferio occidental".

La Fuerza Aérea de Colombia (FAC) registró el paso de un artefacto en su espacio aéreo que podría corresponder a ese segundo "globo espía chino" detectado por el Pentágono.

“El Sistema de Defensa Aérea Nacional detectó un objeto sobre los 55.000 pies de altura, que ingresó al espacio aéreo colombiano en el sector norte del país, movilizándose a una velocidad promedio de 25 nudos, identificándose en él características similares a las de un globo”, dijo la FAC el sábado en un comunicado.

(Con información de EFE, AP y Europa Press)

EEUU derriba el "globo espía" chino

En esta foto proporcionada por Brian Branch, un gran globo se desplaza por encima de la zona de Kingstown, Carolina del Norte, mientras por debajo se observa un avión y la estela que deja a su paso. (Brian Branch vía AP)

Estados Unidos derribó el sábado el denominado "globo espía" chino, frente a la costa de Carolina del Norte, luego que este sobrevolara importantes instalaciones militares norteamericanas.

El artefacto, del tamaño de tres autobuses, fue inicialmente detectado el jueves sobre el Estado de Montana, hasta que fue impactado sobre aguas territoriales de Estados Unidos en el océano Atlántico.

Imágenes de televisión mostraron una pequeña explosión, seguida del descenso del globo hacia el agua.

La Administración Federal de Aviación y la Guardia Costera se coordinaron para despejar el espacio aéreo y marítimo.

Washington considera que la acción de China fue una "clara violación" de la soberanía estadounidense.

Antes del derribo, el presidente Joe Biden dijo el sábado: “Nos encargaremos de eso”, cuando los periodistas le preguntaron sobre el globo.

El gobierno chino, por su parte, aseguró que el globo era un medio de investigación meteorológica que se había desviado de su curso. Sin embargo, el Pentágono rechazó esa afirmación, así como la de que no se utilizaba para tareas de vigilancia y tenía capacidades de navegación limitadas.

El presidente Joe Biden dijo el sábado que ordenó a los funcionarios estadounidenses que derribaran el presunto globo espía chino a principios de esta semana y que los jefes de seguridad nacional decidieron que el mejor momento para la operación era cuando saliera del agua.

“Lo derribaron con éxito y quiero felicitar a nuestros aviadores que lo hicieron”, dijo Biden después de bajarse del Air Force One camino a Camp David.

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG