Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

EEUU anuncia que todos sus diplomáticos ya salieron de Venezuela

Embajada de EEUU en Venezuela.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció este jueves que "todos" los diplomáticos ya han salido de Venezuela y que el EEUU restablecerá su presencia diplomática en ese país "una vez que la transición a la democracia haya comenzado".

"Hoy, todos los diplomáticos de EEUU que quedaban en Venezuela han dejado el país", afirmó Pompeo en un comunicado.

El titular de Exteriores ya había anunciado que durante esta semana saldrían de Caracas los diplomáticos estadounidenses que quedaban en Venezuela, un número muy reducido de personal debido a que Washington ordenó en enero la salida de las familias y de los funcionarios no esenciales.

A continuación el comunicado de Pompeo:

Salida temporal de Venezuela del personal diplomático de Estados Unidos

En el día de hoy, todos los diplomáticos estadounidenses que quedaban en Venezuela salieron del país.

Sé que es un momento difícil para ellos. Están plenamente abocados a nuestra misión de apoyar las aspiraciones del pueblo de Venezuela de vivir en una democracia y construir un futuro mejor para sus familias.

Los diplomáticos estadounidenses ahora seguirán adelante con esa misión desde otras ubicaciones, donde continuarán ayudando a gestionar el flujo de la asistencia humanitaria destinada a la población venezolana y respaldando a los actores democráticos que, valerosamente resisten a la tiranía.

El Gobierno de Estados Unidos, en todos los niveles, mantiene firme su determinación y su apoyo al pueblo de Venezuela y al presidente interino Juan Guaidó. Confiamos en que pronto podremos restablecer nuestra presencia en el país, una vez que se inicie la transición a la democracia.

(Agencia EFE y Departamento de Estado de Estados Unidos)

Vea todas las noticias de hoy

El presidente Trump llega a la cumbre del G 7 en medio de manifestaciones "anticapitalistas"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llega junto a su esposa la primera dama Melania Trump, a Biarritz, Francia para la cumbre del G7. Foto: Nicholas Kamm / AFP.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, llegó este sábado a la cumbre del G7, apenas llegado a Biarritz, Trump mantuvo un almuerzo con el anfitrión de esta cumbre, el presidente francés Emmanuel Macron, reportó la agencia Efe.

Ambos "tenemos mucho en común", afirmó el presidente Trump, quien recalcó que "hemos sido amigos mucho tiempo" y que mantienen "una relación especial".

Aún así, reconoció que "de vez en cuando discutimos solo un poco, no mucho. Pero nos llevamos muy bien", según dijo en las breves declaraciones que hicieron a la prensa al iniciar su almuerzo a solas.

En un tuit tras la reunión, Trump mantuvo el tono positivo sobre Macron y recalcó que "están pasando muchas cosas buenas" entre los dos países.

Pero Trump no mencionó, al menos de momento, la reiteración de su amenaza de imponer aranceles a las importaciones de vino francés en represalia por el impuesto francés a las grandes tecnológicas como Google, Apple, Facebook o Amazon, un asunto que lleva coleando varios meses y que volvió a resaltar el viernes justo antes de emprender viaje a Francia.

Fuentes del Elíseo calificaron la reunión con Trump de "excelente" y "muy productiva", ya que "ha permitido aclarar muchas cosas", pues las dos horas - un tiempo inusualmente largo para un encuentro de este tipo - dieron para hablar de Irán, Ucrania, las tensiones comerciales, el impuesto digital francés, el cambio climático o la Amazonía, indica Efe.

Tal vez la política de Trump que dominará buena parte de las discusiones de los próximos dos días en esta cumbre es el agravamiento de la guerra comercial con China, que este viernes vio cómo Pekín y Washington subían dos peldaños.

Primero, China anunció unos aranceles por valor de 75.000 millones de dólares en represalia a unas medidas previas de EE.UU.

Pero Trump respondió incrementando el volumen de dos tandas de aranceles anunciadas previamente, y que deben entrar en vigor en octubre, pero sobre todo dio la orden de que las empresas estadounidenses presentes en China (el mayor mercado del mundo en cada vez más sectores económicos) abandonen el país.

La agencia AP dijo que la policía dispersó con cañones de agua a cientos de manifestantes anticapitalistas que se pronunciaron en los alrededores de la sede de la cumbre del G7 en Francia.

En fotografías despachadas por AP a policía dispara con hidrantes contra los manifestantes en Bayona,

Líderes mundiales y manifestantes convergieron este sábado 24 en la ciudad turística del sur de Francia, Biarritz, para la cumbre del G-7.

Según el medio de prensa los enfrentamientos habrían sido contra unos 400 manifestantes anticapitalistas que bloquean las carreteras en una ciudad cerca del lugar de la cumbre del G-7.

Algunos de los que protestaban, señaló AP, arrojaron piedras a la policía, pero la multitud en Bayona fue en gran medida pacífica.

[Con información de las agencias AP, AFP y EFE, y redes sociales]

Comando Sur se prepara para el día después de Maduro

El almirante Craig S. Faller en Río de Janeiro. REUTERS/Ricardo Moraes

El almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de Estados Unidos, afirmó este jueves que la única preocupación militar de su país con respecto a la situación de Venezuela es trabajar en la planificación de lo que llamó como el "día después" del régimen de Nicolás Maduro.

Faller, en una rueda de prensa que concedió tras reunirse en la ciudad brasileña de Natal con los jefes de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de los países suramericanos, negó que Estados Unidos planee una intervención militar en Venezuela y dijo que su preocupación es con apoyar la transición democrática tras el fin del régimen de Maduro.

"El foco militar del Comando Sur es planear el día después de Maduro. Nuestra prioridad es dar apoyo a los esfuerzos del Gobierno de Estados Unidos para presionar a Maduro, que son esfuerzos diseñados para facilitar una transición democrática en Venezuela", afirmó.

"La única intervención (militar), la única invasión a Venezuela fue la promovida por Cuba, Rusia y otros actores externos que no aprecian la democracia", afirmó el almirante responsable por las operaciones de Estados Unidos en el sur del continente.

Foller aseguró que uno de los principales asuntos debatidos en la Conferencia Suramericana de Defensa (SOUTHDEC 2019), que reunió en los dos últimos días en Natal a altos oficiales del continente, fue la cooperación regional para atender desastres, incluyendo la tragedia humanitaria en Venezuela.

Según el almirante, la crisis venezolana se convirtió en una amenaza a la paz continental y en otro desastre que América tiene que atender, pese a ser un desastre provocado por el hombre.

"Tenemos que colaborar para atender nuestros desafíos, como algunos desastres creados por el hombre, como es el caso de Venezuela. Esos desafíos nos exigen trabajar juntos", dijo.

"Es importante concentrarnos en los hechos y ellos nos dicen que Maduro provocó una crisis, un desastre que afecta no sólo a la población de Venezuela sino que también tiene impacto en la seguridad de todos los países de la región", dijo.

De acuerdo con el jefe del Comando Militar del Sur, la reacción de la comunidad internacional a ese desastre se ha centrado en esfuerzos por presionar una transición democrática.

Agregó que esos esfuerzos pueden dar frutos debido tanto a la debilidad del régimen de Maduro como a la unión de los demás países.

"Maduro está aislado y perdiendo amigos. Y la comunidad internacional está unida", afirmó.

El almirante aseguró que encuentros como el realizado esta semana en Natal son importantes debido a que el diálogo regional es esencial para enfrentar los desafíos del continente y para ayudar a hilvanar una cooperación en defensa que garantice la paz y la estabilidad en América.

Dijo que varios países de la región están ayudando a superar "la tragedia venezolana, que fue resultado del gobierno de ese país".

En la misma rueda de prensa el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Brasil, general Raul Botelho, aseguró que en los dos días de reuniones los jefes militares de la región analizaron todos los problemas que afectan el área de la defensa en Sudamérica y acordaron formas de cooperación regional para la atención de los desastres naturales.

"En el debate sobre acciones para llevar ayuda humanitaria y atender desastres, evidenciamos una extrema complejidad de un asunto que nos remitió a situaciones corrientes que ya vivimos, como los desafíos, mecanismos, y la capacidad de respuesta regional para atender la crisis humanitaria en Venezuela", dijo el brasileño.

"Realmente nos concentramos mucho en el asunto de la ayuda humanitaria a Venezuela porque todos los países que participamos en la reunión hemos recibido determinados contingentes de refugiados venezolanos y cada uno tiene su tipo de problema por este asunto y su estrategia de asistencia", dijo.

Agregó que el Gobierno brasileño lanzó en marzo del año pasado la llamada Operación Acogida para recibir a los refugiados venezolanos que ingresan a Brasil; ofrecerles asistencia, tratamientos de salud y documentación; y enviarlos a ciudades del interior del país en las que puedan encontrar empleos.

"Hoy tenemos cerca de 14.000 venezolanos con trabajo en otras ciudades. Pero en Boa Vista (la capital más próxima a la frontera con Venezuela) aún tenemos unos 6.000 refugiados esperando para ser enviados a otros destinos", dijo.

Según Botelho, cada uno de los países participantes expuso los problemas que enfrentan ante el éxodo venezolano, así como las estrategias adoptadas para atenderlo, las lesiones aprendidas y las formas en que pueden cooperar.

Frenar tráfico de migrantes hacia EEUU es un reto regional, opina alto funcionario

El secretario interino de Seguridad Nacional Kevin McAleenan y el ministro de Seguridad de Panamá Rolando Mirones en la reunión con ministros centroamericanos.

El secretario interino de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kevin McAleenan, pidió el jueves a autoridades centroamericanas y colombianas trabajar de la mano para contener la migración irregular hacia su territorio, un fenómeno que ha desatado la ira del presidente Donald Trump.

Huyendo de la violencia y pobreza en casa, decenas de miles de centroamericanos parten cada año hacia Estados Unidos en busca de un mejor futuro. Otros tantos, procedentes de África, Asia y las Antillas cruzan Ecuador, Colombia y Brasil para, desde Panamá, emprender la larga y peligrosa travesía.

La migración se ha convertido en un tema de la campaña para las elecciones presidenciales de Estados Unidos, que se celebrarán en noviembre de 2020. Mientras tanto, Trump ha logrado que México y Guatemala actúen como muro de contención para los migrantes que buscan llegar al norte y se ha barajado la posibilidad de incluir a Panamá.

“Este es un reto regional, las organizaciones criminales que estamos tratando de abordar son transfronterizas (...). La única forma que podemos lograrlo es colaborando juntos para compartir información pero también para acciones concretas”, dijo McAleenan en la capital panameña, durante una reunión de ministros de Seguridad de Centroamérica y Colombia.

“En los dos últimos meses, involucrando a Costa Rica, Panamá y Colombia, hemos tenido un desarrollo muy positivo en esta discusión porque nos permite expandir nuestro impacto y abordar el flujo extracontinental (de migrantes)”, agregó el funcionario sin dar mayores detalles.

Medios locales han barajado la posibilidad de que McAleenan firme un acuerdo para que Panamá contenga el flujo de migrantes hacia el norte. Sin embargo, antes de llegar al istmo, la autoridad estadounidense y el Gobierno panameño descartaron que se vaya a rubricar un acuerdo bilateral.

Bolton: EEUU discutió "a espaldas" de Maduro sobre "su partida y elecciones libres y justas"

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton.

Estados Unidos discutió con funcionarios de Venezuela "a espaldas" del presidente en disputa Nicolás Maduro su salida del poder y la celebración de "elecciones libres y justas", dijo este miércoles el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton.

Estados Unidos y más de 50 naciones respaldan el mandato del presidente encargado Juan Guaidó en Venezuela. Bolton, es clave en el papel jugado por el gobierno de EEUU respecto a la crisis en Venezuela.

"Los únicos asuntos discutidos por aquellos que están acercándose a espaldas de Maduro son su partida y elecciones libres y justas", escribió Bolton en su cuenta de Twitter.

El comentario de Bolton se produce un día después de que el propio Maduro confirmara esos contactos bajo su "autorización expresa" y para "buscar regular" el "conflicto" con Washington.

El presidente de Donald Trump, había admitido el martes que está en conversaciones con personas cercanas a Maduro.

"Estamos hablando con varios representantes de Venezuela", afirmó al ser preguntado sobre reportes de que estarían negociando con Diosdado Cabello, una figura clave del gobierno en disputa de Venezuela.

"No quiero decir con quién, pero estamos hablando con ellos a muy alto nivel", dijo Trump a la prensa durante un encuentro bilateral con el presidente de Rumania, Klaus Iohannis.

El lunes pasado, AP reveló que Estados Unidos había iniciado comunicaciones secretas con Cabello.

La agencia dijo que el presidente de la Asamblea Constituyente, considerado el hombre más poderoso del gobierno en disputa de Venezuela después de Maduro, se reunió el mes pasado en Caracas con una persona que está en contacto cercano con el gobierno de Trump.

El buque-hospital Comfort, de las Fuerzas Navales de EEUU, brinda servicios en Colombia

El buque-hospital USNS Comfort haciendo entrada a Santa Marta, Colombia.

El buque hospital USNS Comfort, el sexto más grande del mundo, inició este martes sus operaciones en la ciudad colombiana de Santa Marta donde atenderá diariamente a unos 500 pacientes, entre ellos migrantes venezolanos que huyen de la crisis que atraviesa su país.

"Todo por los pacientes, especialmente, por los más pequeños. Comenzó la misión humanitaria del buque hospital USNS Comfort de la Armada de Estados Unidos en Santa Marta", afirmó en Twitter la embajada norteamericana en Colombia.

La misión, denominada Promesa Duradera y que se extenderá hasta el próximo domingo, se inició con una revisión médica de los pacientes seleccionados para las cirugías que se harán en el buque.

En el USNS Comfort se prevé que se desarrollen unas 30 cirugías diarias entre ambulatorias, generales y oftalmológicas.

"La misión humanitaria Promesa Duradera está en Santa Marta para apoyar los esfuerzos del gobierno de Colombia en brindar asistencia médica a las poblaciones más vulnerables", agregó la Embajada.

Este buque-hospital está en una misión de siete meses, y acaba de visitar el puerto de Colón, en Panamá.

Según cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR), el número de venezolanos que han abandonado su país ha superado la barrera de los cuatro millones, de los cuales, más de 1,4 millones han llegado a Colombia.

La misión tiene a disposición instalaciones médicas quirúrgicas móviles y flotantes; 200 médicos, enfermeras y técnicos militares y 60 voluntarios médicos y dentistas de organizaciones no gubernamentales.

También un equipo de marinos del servicio civil que supervisarán la operación y navegación, helicópteros que transportarán a los pacientes entre la tierra y el buque y atención en puntos instalados en tierra, entre otras.

Asimismo, dispone de un banco de sangre con 500 unidades, tratamientos dentales, área de terapia física, plantas productoras de oxígeno y máquinas de rayos X.

La misión del buque Comfort tiene también paradas en Ecuador, Perú, Costa Rica, República Dominicana, Granada, Haití, Jamaica, Santa Lucía, Trinidad y Tobago, y San Cristóbal y Nieves.

Cargar más

XS
SM
MD
LG