Enlaces de accesibilidad

Coronavirus Cuba

Cuba usa a socio comercial para vender comida a precios prohibitivos en plena crisis de salud

Menú para ventas de comida a domicilio del hotel habanero Iberostar Parque Central.

En plena crisis del coronavirus, el gobierno cubano usa a una cadena internacional de hoteles con la cual se ha asociado para vender comida a precios prohibitivos en CUC, en un país donde la población cobra salarios en CUP, los llamados pesos cubanos.

De acuerdo con un menú para ventas de comida a domicilio obtenido por Radio Televisión Martí, el hotel habanero Iberostar Parque Central vende un bistec de cerdo, o medio pollo asado, a 4.50 CUC, equivalentes a 112 pesos cubanos.

“Es parte de una estrategia para contener el Covid-19 en Cuba”, le dijo a la prensa oficial el maitre del hotel, Ángel Bermúdez Espinosa.

Vladimir Turró: "Es una burla del gobierno cubano al pueblo"
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:59 0:00

Considerando que el sueldo medio en Cuba es de poco más de mil CUP al mes, y sin entrar en cálculos sobre cuántas escalas salariales hay en esa mitad de la población que queda por debajo de la cifra, un almuerzo o una comida para una persona en plena emergencia nacional de salud representaría la décima parte del ingreso mensual.

Sin contar que la inmensa mayoría de los más necesitados, los septuagenarios y octogenarios que deben permanecer todo el tiempo en sus casas para no exponerse al contagio, cobran magras pensiones.

“Eso un trabajador no puede hacerlo: 4 CUC son como 10 o 15 días de trabajo”, le dijo desde La Habana Ariel González a la periodista de Radio Televisión Martí Ivette Pacheco. “No solamente para un [empleado público]: para cualquiera que haga trabajos particulares también es imposible”, manifestó González.

Otra parte del menú para ventas a domicilio, que Iberostar Parque Central no publica en su sitio de internet ni en sus páginas en redes sociales, ofrece una cesta de productos comestibles variados “por solo 25 CUC”: 625 pesos cubanos, bastante más de la mitad del salario medio.

“Es una burla del gobierno cubano hacia el pueblo”, declaró a Pacheco desde Cuba el periodista Vladimir Turró. “Si tuvieras que comprar esa comida diariamente, un banco de crédito y comercio no te alcanzaría. Vender esas comidas sabiendo que ahora mismo en la capital las personas están aglomeradas fuera de una tienda para poder comprar pollo”, agregó.

Siempre hay personas que tienen un poder adquisitivo mayor, pero son una minoría exclusiva: para el cubano de a pie, esas ofertas son imposibles de adquirir, dijo el periodista independiente.

Inicialmente las entregas a domicilio se harían solo a quienes compraran comida por un valor de 30 CUC o más, pero las quejas del publico hicieron que el hotel hiciera envíos a todos los compradores, según reportó el miércoles el diario digital hecho en Cuba 14ymedio.

Un empleado del restaurante habanero Café Crystal entrega comida a domicilio (Foto compartida en Facebook/Giraldo Castillo).
Un empleado del restaurante habanero Café Crystal entrega comida a domicilio (Foto compartida en Facebook/Giraldo Castillo).

Mientras tanto, después de haber cerrado temporalmente, el restaurante privado habanero Café Crystal, del Cotorro, les ha llevado comida gratuitamente a las personas mayores a sus propias casas y pide ayuda para seguir haciéndolo cuando se le acaben las provisiones, de acuerdo con mensajes en redes sociales y un reporte de la agencia IPS.

“Nuestro equipo tomó entrenamiento y no tenemos guantes, están en falta, pero existen controles alternativos que estamos aplicando; tenemos suficientes líquidos de hand sanitizer y las comidas van retractiladas [empaquetadas con una fina película de nylon transparente], pero también agradecemos ayuda para cumplir el objetivo”, escribió en Facebook el domingo Giraldo Castillo, que se identifica como residente en Miami oriundo de ese barrio habanero y manager de Café Crystal.

Vea todas las noticias de hoy

Las secuelas de la hambruna en Cuba: médicos explican las consecuencias físicas y psicológicas

Cubanos hacen fila para comprar alimentos.

A poco más de veinte años de una hambruna que dejó huellas permanentes en los cubanos, y en medio de una pandemia que ha agravado la escasez de alimentos en la isla, dos médicos alertan sobre el peligro de enfermedades y trastornos hormonales y físicos generados por la falta de nutrientes básicos para el normal desarrollo del individuo.

La aparición de casos de neuropatía, tuberculosis y otras enfermedades oportunas podrían estar ya golpeando, en una segunda vuelta, a los cubanos, dijeron los galenos a Radio Televisión Martí.

La falta de vitaminas, fibras dietéticas, fitoquímicos y otros nutrientes provocan desnutrición, anemia nutricional, osteoporosis, bocio endémico, caries dentales, cáncer y cardiopatías, entre un gran número de patologías, explicó el médico Ramón Zamora, que no ejerce en este momento por haber sido separado del sistema de salud.

Cuba y secuelas del período especial
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:14 0:00

Según el galeno, residente en Holguín, para mantenernos saludables necesitamos consumir más de 40 nutrientes en la dieta, pero en este momento el cubano no cuenta con ese patrón, "por eso no es exagerado afirmar que la población está desnutrida y su sistema inmunológico deprimido", precisó.

Zamora asegura que el cubano de a pie "pasa hambre", y una señal notable es el bajo peso corporal que ya observa entre ciudadanos de todas las edades con los que interactúa.

José Raúl Rodríguez Rangel, médico natural de Cienfuegos que abandonó la isla hace dos años y ahora trabaja en Buenos Aires, dijo que aún tiene frescas las vivencias del "período especial", cuando se graduó y empezó a trabajar en consultorios en la isla.

Tuve que atender decenas de casos de pacientes aquejados de neuropatías y otras enfermedades "oportunistas" que aparecen cuando el organismo está vulnerable, dijo.

Médico alerta sobre la vuelta de enfermedades por escasa alimentación
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:00 0:00

El doctor recuerda con tristeza lo que ocurrió en esa época de "hambruna" que dejó "huellas para toda la vida".

Explicó que ese "déficit" de nutrientes en el ser humano impide que los huesos se desarrollen normalmente, y "provoca los famosos raquitismos y los trastornos en el crecimiento".

Rodríguez Rangel trató decenas de pacientes con "trastornos en la maduración hormonal", entre ellos casos de niñas que "tenían la primera menstruación a los 16 años".

El galeno señala que la falta de vitaminas y grasas en las dietas produce una incompatibilidad a la hora de absorber hierro y ácido fólico. "En Cuba no hay limón, no hay naranja, no hay mandarina, no hay aceites" y cuando el cuerpo no recibe esos nutrientes que favorecen la absorción, aparecen otros trastornos.

Una de las enfermedades que más impactaron a la población en aquella etapa del famoso período especial fueron "la neuritis óptica y la neuropatía periférica", que afectaron la visión de un gran número de cubanos, agregó.

Otra de las secuelas de la insuficiente alimentación que no descarta esté ocurriendo ahora es la deficiente maduración muscular en los recién nacidos, agregó Rodríguez Rangel,

"El niño debe sostener la cabeza levantada a los 3 meses, pero en realidad lo podían hacer meses después, otros caminaban pasado el año, "y los médicos sabíamos que arrastraban carencias desde el vientre de la madre, que tampoco recibía una dieta balanceada", apuntó.

Una niña transportada en bicicleta usa un nasobuco para evitar el contagio del coronavirus, en La Habana.
Una niña transportada en bicicleta usa un nasobuco para evitar el contagio del coronavirus, en La Habana.

En el caso de los adultos y los ancianos ambos médicos dijeron que, cuando no se alimentan bien, comienzan a bajar bruscamente de peso y eso provoca que los riñones descienden y tengan fallos renales; de igual manera se deprimen las defensas del organismo, porque la médula ósea no recibe los nutrientes que deben asistirla y "aparecen enfermedades oportunistas".

Una de las patologías que más golpea, y que es típica de "las hambrunas", es la tuberculosis, dijo Rodríguez Rangel, quien recuerda que a finales del siglo pasado las cifras de pacientes con esta enfermedad "fueron alarmantes" en la isla.

Aunque nunca se pudo acceder a las estadísticas totales porque el régimen guardó esos datos con mucho celo, advierte. "Era un secreto a voces la existencia de casos, tanto en las ciudades como en las cárceles, y todos estaban aparejados a la deficiente alimentación".

Zamora no ha podido acceder a las actuales estadísticas en su provincia, pero personas amigas, vinculadas al sector de la salud, le han comentado que a raíz de la crisis económica prolongada van en aumento los casos de personas aquejadas de cáncer.

Esto para el galeno no es una sorpresa, porque "al ocurrir trastornos en el metabolismo por el ayuno extendido aparecen enfermedades como diabetes, pancreatitis y el organismo se predispone para dar paso a enfermedades como el cáncer", acotó.

Cubanos hacen fila para adquirir alimentos en una tienda del Estado.
Cubanos hacen fila para adquirir alimentos en una tienda del Estado.

Los expertos aseguran que el gobierno cubano está consciente de que en este momento la población sufre de forma directa los embates de la escasez, y que el país está abocado a una "hambruna de grandes dimensiones", pero no hace nada para evitarlo.

Comparando la etapa pasada y la que se vive ahora, esta jornada es "peor", señalan.

Según dijeron, los que son adultos, y los mayores de 60 años, cargan aún con las secuelas de la primera jornada, y de pronto se ven obligadas a pasar por una segunda etapa de hambre y carencias "que los marcará con fuerza".

El disidente cubano Guillermo Fariñas, graduado de Psicología, que trabajó durante la década del 90 en hospitales cubanos, agregó que los daños en la psiquis del individuo son incalculables por el grado de desamparo en el que quedan.

Señaló que, en estos momentos, con el avance del coronavirus, la falta de medicamentos y la escasez de comida, la población se siente desprotegida, vulnerable, "y eso genera estrés y desesperación".

Fariñas también dijo que es difícil compilar datos de personas afectadas psíquicamente durante las crisis "por el grado de hermetismo que impone el régimen en las estadísticas".

Es importante que los cubanos sepan que "al régimen castrista no le interesa la salud del pueblo", y por tanto no se preocupa por brindarle una adecuada, sana y variada alimentación, concluyó Zamora.

La pandemia apaga el auge del sector privado en Cuba

Una mujer viaja en un triciclo por una calle de La Habana tras comprar algunos alimentos en un mercado estatal. (AP/Ramon Espinosa)

Durante el primer semestre del presente año, y sobre todo en los últimos 90 días, las autoridades cubanas, solamente en la capital, han retirado un total de 281 licencias a los trabajadores privados, además de la cancelación de 136 permisos de arrendamiento.

La mayoría de los afectados son arrendatarios de espacios en los diferentes mercados de La Habana, y las duras medidas aplicadas por inspectores se justifica con el argumento de "que están violando las normas sanitarias establecidas por la pandemia", así lo informó Luis Antonio Torres Iribar, presidente del Consejo de Defensa Provincial, según un reporte del diario estatal Tribuna de La Habana.

Esta situación contrasta con la escasez de alimentos en todo el país, agravada por el COVID-19. No hay carne de cerdo, tampoco frijoles, ni arroz, alimentos básicos en la mesa del cubano, situación que provoca un drástico incremento del costo de la vida en la isla.

Algunos de los más exitosos emprendedores privados en la nación actualmente cumplen condenas de prisión por delitos tales como “enriquecimiento ilícito” y “cohecho”, mientras otros regularmente enfrentan las confiscaciones de sus productos.

Esteban Hernández, coordinador para la región occidental de la Coalición de Cuentapropistas de Cuba (C-3), que agrupa a los trabajadores privados en múltiples sectores, denuncia que estas personas son tolerados, pero no aceptados por el estado. El gobierno, asegura, se aprovechó de la crisis sanitaria generada por el coronavirus para incrementar el hostigamiento contra ese sector emergente.

Trabajadores privados se quedan sin opciones ante acoso estatal
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:21 0:00

“No hay muchas alternativas, la mayoría de los cuentapropistas están laborado en las peores condiciones, necesitan vivir. Estamos hablando de transportistas, peluqueros, gastronómicos, mensajeros, carretilleros, entre otros, todos bajo el fuego de los inspectores”, añadió.

Según Hernández, C-3 ya se encuentra en la preparación de la documentación de esos abusos contra los privados para acudir a los diferentes organismos del estado, y también los tribunales, porque muchas de las medidas aplicadas son arbitrarias y las penalidades excesivas.

En una reciente publicación en su blog Cubaeconomía, el académico Elias Amor concluyó que el sector privado será el gran perdedor de la crisis del coronavirus en Cuba, mientras que el también economista Pedro Montreal, en su página El Estado como tal, expuso su preocupación ante las cancelaciones de las licencias a los privados. en su opinión, un sector que podría ser determinante para salir de la actual crisis económica.

Se habla de patología cardiorrespiratoria y no de COVID-19, cubanos cuestionan cifras del MINSAP

Vista de una calle de La Habana tras la reapertura. AP Photo/Ramon Espinosa

La observación de casos no contabilizados en las cifras oficiales de al menos una provincia del oriente de Cuba y el uso de “personal clasificado” para que se encargue de los reportes de nuevos contagios hacen suponer que los informes de COVID-19 ofrecidos a diario por el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) son incompletos.

Para visitar a un recluso en una prisión de Holguín, los familiares están obligados a presentar los resultados negativos de un examen, presumiblemente una prueba rápida de PCR, hecha en el hospital clínico quirúrgico local, le explicó a la reportera de Radio Televisión Martí Ivette Pacheco el médico y activista Ramón Zamora Rodríguez.

Ramón Zamora: "La orientación que tienen es modificar la patología"
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:31 0:00

Por esa vía se descubrieron dos casos de la enfermedad, según trascendió localmente, pero no aparecieron en los registros oficiales, indica el doctor. Además, orientaciones del Partido Comunista ya denunciadas por Zamora Rodríguez requerían modificar la descripción de síntomas hecha por los pacientes en las consultas si se trataba de casos potenciales de COVID-19.

Sospechosos de coronavirus protestan en Holguín por deficiente atención médica. (Foto: Katerine Mojena/CubaNet)
Sospechosos de coronavirus protestan en Holguín por deficiente atención médica. (Foto: Katerine Mojena/CubaNet)

“Estaban diciendo que a principios de julio ya no se debía estar reportando personas con coronavirus, sino que el personal médico, la orientación que tiene, es modificar la patología: o sea, que se va a estar hablando de cualquier tipo de patología cardiorrespiratoria, pero nunca decir que el paciente llega con síntomas de coronavirus”, declaró el activista.

Holguín con cero en la situación epidemiológica de las últimas dos semanas, según el reporte oficial del MINSAP.
Holguín con cero en la situación epidemiológica de las últimas dos semanas, según el reporte oficial del MINSAP.

Y aunque en este mes de julio las cosas funcionan exactamente como las programaron, añadió, hay evidencias de que la pandemia no está del todo bajo control.

Ya no se habla de coronavirus, pero en centros como el hospital pediátrico Octavio de la Concepción de la Pedraja “la zona crítica para el paso de personas con COVID-19 se mantiene activa”, y también la metodología para poder tratar a pacientes con el nuevo coronavirus, manifestó.

“Llama la atención que cuando el gobierno da las cifras, las da tergiversadas y no piensa que hay otras personas que estamos tratando de establecer cierto tipo de estadísticas”, dijo. “No son confiables para nada, y lo más importante es saber que el régimen lo hace por la asfixia económica tan grande, y lo que está haciendo es lanzando el pueblo a la producción para poder reabrir las fronteras y enriquecer la economía ya fracasada”.

Se mantiene un riguroso secretismo y, de hecho, el personal que se encarga de estas cosas ahora es un “personal clasificado”, subraya el médico holguinero.

“No es cualquier tipo de personal dentro de las instituciones de salud pública; son personas que se espera que sean servilistas, que estén enteramente entregados a lo que ellos creen que es bueno para el pueblo, cuando en realidad están trabajando en detrimento del pueblo al mantener oculto el contagio de este tipo de patología”, refiere.

En fecha reciente, autoridades sanitarias de Cuba han demostrado estar más interesadas en mostrar control de la crisis, presumir de “salud exportable” y atraer turismo a la isla en plena reapertura de las fronteras que en la mejoría de un enfermo.

De hecho, con tan pocos casos reportados, La Habana ha tenido que imponer estrictas medidas de aislamiento en barrios del municipio Centro Habana, Cerro, Diez de octubre, La Habana Vieja y Cotorro.

Es el caso de Claudia Díaz Martínez, la paciente de cáncer a cuyo esposo le dijeron en el Instituto de Oncología y Radiobiología de La Habana que no era interés del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) que ella fuera atendida en otro país, según reportó​ Diario de Cuba.

Mientras tanto, la prensa oficialista se encarga de la campaña para disfrazar de reclamo popular la orden de arremeter violentamente contra la población ante cualquier simple muestra de disgusto.

“Un reclamo por parte de la población es que a la policía se le dé más autoridad para que no sigan ocurriendo casos de agresión contra los agentes del orden público”, asegura el periódico Tribuna de La Habana.

Otro “señalamiento”, dice, está relacionado con las cochiqueras ilegales. De acuerdo con Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP) de La Habana, la escasez de carne de cerdo en los mercados capitalinos se debe a la falta de pienso.

Dos semanas sin agua en varios barrios de La Habana

Vecinos de la Habana Vieja desesperados por la falta de agua potable. (@AsicSomos)

Hasta 15 días han pasado residentes de la capital cubana sin abastecimiento de agua potable en sus viviendas y en algunos lugares llega contaminada con aguas albañales, así lo afirman habaneros entrevistados por Radio Televisión Martí.

Uno de los testimonios ofrecidos es el de la activista Jaqueline Heredia, quien vive en Los Sitios, Centro Habana, donde el problema es mucho más grave.

Tampoco hay agua, se quejan habaneros tras 15 días sin el preciado líquido
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:58 0:00

"Hace casi tres meses estamos con esta situación del agua. Los vecinos han ido a quejarse a Aguas de La Habana, a Acueducto [pero solo les dicen] que van a ver, que hay problemas. Muchas veces nos pasamos 15 días sin agua, y tenemos que cargarla de algún lugar estatal para podernos bañar", detalló Heredia.

Las autoridades recomiendan mantener una extrema higiene por la pandemia de coronavirus, pero "¿con qué agua?", se cuestiona la activista.

Cerca de la tienda La isla de Cuba, en La Habana Vieja, vive la activista Ariana Mena. Según explicó, tras dos semanas sin agua potable, el domingo llegó por espacio de 6 horas.

Todos los años es lo mismo, asegura Mena, "pero ahora la cosa está peor, porque ellos [el gobierno] están desviando el agua del pueblo para los hoteles. A la cara de nosotros pasan las pipas que van para los hoteles", recalcó.

En el Cerro, en el consejo Latino Americano, pasaron unos cinco días sin el servicio de agua potable. José Tomás Fernández, residente en el lugar, señaló que "el delegado dijo que había contaminación y empezaron a traer pipas".

Diez de Octubre es otro de los municipios afectados, allí el agua potable llega, pero con mal olor, al parecer contaminada con aguas albañales. El opositor Roberto Pérez describe la situación.

En Diez de Octubre el agua potable llega, pero con mal olor, al parecer contaminada con aguas albañales.
En Diez de Octubre el agua potable llega, pero con mal olor, al parecer contaminada con aguas albañales.

"El agua está viniendo negra, oscura, con peste, como si fuera de fosa", desde principios de mayo, aseguró.

Los vecinos han reportado lo que está ocurriendo. La respuesta de las autoridades es que ya han hecho los arreglos a la avería "pero sigue el agua viniendo igual", concluyó Pérez.

Coronavirus en Cuba: 6 casos nuevos

El uso del nasobuco será obligatorio dentro y fuera del hogar en las zonas aisladas por focos de contagio. (AP/Ramón Espinosa)

El Ministerio de Salud Pública de Cuba, que ofrece las cifras del día anterior, confirmó este domingo 6 nuevos casos de coronavirus.

Con los nuevos contagios, la cifra de infectados en la Isla asciende a 2 mil 426.

El Ministerio de salud, que reportó ayer un nuevo fallecimiento, hoy sostiene la cifra en 87 muertes al no reportar nuevos decesos por Covid-19.

Otros datos en el reporte son los siguientes:

* 79 casos positivos activos
* 78 pacientes con evolución clínica estable
* 1 paciente en estado grave

Cargar más

Radio Martí en Vivo

Cuba al Día
please wait
Embed

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo Cuba al Día

Televisión Martí en Vivo

Sobremesa Deportiva
please wait
Embed

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo Sobremesa Deportiva

XS
SM
MD
LG