Enlaces de accesibilidad

Relaciones EEUU-Cuba

La nueva política de EEUU hacia Cuba

El presidente estadounidense, Donald J. Trump, muestra el memorando presidencial sobre la política con Cuba al finalizar su discurso en el teatro Manuel Artime de la Pequeña Habana, en Miami.

A continuación, un resumen de los cambios de la política de Estados Unidos hacia Cuba:

El presidente Donald J. Trump está cambiando la política de los Estados Unidos hacia Cuba para alcanzar cuatro objetivos:

1. Mejorar el cumplimiento de la legislación de Estados Unidos, en particular las disposiciones que rigen el embargo de Cuba y la prohibición del turismo.

2. Responsabilizar al régimen cubano por la opresión y los abusos de los derechos humanos ignorados bajo la política de Obama.

3. Fomentar la seguridad nacional y los intereses de la política exterior de los Estados Unidos y los del pueblo cubano.

4. Establecer las bases para empoderar al pueblo cubano y desarrollar mayor libertad económica y política.

Resumen de los principales cambios de política

• La nueva política canaliza las actividades económicas fuera del monopolio militar cubano, GAESA, incluyendo la mayoría de las transacciones relacionadas con viajes, permite a las personas y entidades estadounidenses desarrollar vínculos económicos con el sector privado y de pequeñas empresas en Cuba. La nueva política deja claro que el principal obstáculo para la prosperidad y la libertad económica del pueblo cubano es la práctica militar cubana de controlar prácticamente todos los sectores rentables de la economía. Los cambios de política del presidente Trump fomentarán el comercio estadounidense con negocios cubanos libres y presionarán al Gobierno cubano para que permita al pueblo cubano expandir el sector privado.

• La política fortalece las restricciones de viaje para hacer cumplir mejor la prohibición estatutaria del turismo de los Estados Unidos a Cuba. Entre otros cambios, los viajes para fines educativos no académicos se limitarán a los viajes en grupo. Se prohíbe el viaje individual autodirigido permitido por la administración Obama. Los cubanoamericanos podrán seguir visitando a sus familias en Cuba y enviarles remesas.

• La política reafirma el embargo estatutario de Estados Unidos contra Cuba y se opone a las convocatorias en las Naciones Unidas y en otros foros internacionales para su terminación. La política también exige informes periódicos sobre el progreso de Cuba -si es que existe- hacia una mayor libertad política y económica.

• La política aclara que cualquier mejora adicional en la relación Estados Unidos-Cuba dependerá totalmente de la voluntad del Gobierno cubano de mejorar la vida del pueblo cubano, incluyendo la promoción del estado de derecho, el respeto de los derechos humanos y la adopción de medidas concretas para fomentar libertades políticas y económicas.

• El memorando de política ordena a los Departamentos del Tesoro y Comercio que inicien el proceso de emisión de nuevas regulaciones en un plazo de 30 días. Los cambios de política no tendrán efecto hasta que los Departamentos hayan finalizado sus nuevas regulaciones, un proceso que puede tardar varios meses. El Departamento del Tesoro ha emitido preguntas y respuestas que proporcionan detalles adicionales sobre el impacto de los cambios de política en los viajeros y empresas estadounidenses.

(Oficina de Prensa de la Casa Blanca)

Vea todas las noticias de hoy

EEUU retoma #PresosPorQué e invita a pronunciarse por la causa de los presos políticos cubanos

Vista exterior de la prisión Canaleta, en Ciego de Ávila.

El gobierno de Estados Unidos reiteró su solidaridad con los prisioneros políticos cubanos, en particular, los arrestados y encarcelados tras las protestas del 11 de julio en más de 40 ciudades de la isla y urgió en las redes sociales a sumarse al reclamo de Washington.

“Muchos de los manifestantes pacíficos que el régimen cubano encarceló tras las protestas del 11 de julio de 2021 siguen encarcelados. Durante los próximos 10 días, incluido el Día Internacional de los Derechos Humanos, iluminaremos a quienes aún están tras las rejas. Únase a nosotros para alzar la voz y preguntar Presos por qué?, escribió en su cuenta en Twitter Brian A. Nichols, subsecretario norteamericano de Estado para América Latina, quien retoma de esta manera la campaña #PresosPorQué.

Sus comentarios se producen en vísperas de la Cumbre de la Democracia, que organiza EEUU este 9 y 10 de diciembre, de manera telemática, y que abordará la defensa contra el autoritarismo, la lucha contra la corrupción y la promoción del respeto a los derechos humanos, según informó la Casa Blanca. Cuba, Nicaragua y Venezuela han sido excluidas del cónclave.

Cubalex organización defensora de los derechos humanos en la Isla, informó que hasta el 23 de noviembre pasado, 662 personas se encontraban privadas de libertad por participar en las protestas masivas del pasado 11 de julio en las que se exigió el fin del régimen castrista. Según la fuente, de esta cifra, 21 tienen 18 años o son menores de edad. El gobierno cubano había arrestado a 1.281 personas, de las cuales 551 han sido liberadas.

EEUU, mediante su cancillería y su embajada en La Habana, ha venido denunciando la represión gubernamental a ciudadanos cubanos que disienten de las políticas e ideología oficiales.

La semana pasada Washington emitió una orden de restricción de visado de entrada al país a nueve funcionarios cubanos que no identificó, pero sí mencionó que entre ellos hay oficiales de alto rango de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior, por su implicación en actos represivos y el arresto de activistas que planeaban participar en una marcha pacífica el pasado 15 de noviembre.

Según un comunicado del Secretario de Estado Antony Blinken, los nueve funcionarios “tomaron medidas para negar a los cubanos su derecho a la libertad de expresión y reunión”.

A mediados de noviembre, el subsecretario Nichols, exigió la liberación inmediata del preso político José Daniel Ferrer, dirigente de la Unión Patriótica de Cuba, arrestado el 11 de julio y encarcelado en la prisión de Mar Verde, en Santiago de Cuba.

El funcionario condenó las condiciones en que se encuentra, confinado en una celda tapiada y con luz artificial las 24 horas del día, como han denunciado allegados.

La familia de Ferrer ha dicho que teme ocurra lo peor al opositor. Durante la última visita esta semana, confesó a su hija Fátima Victoria Ferrer Cantillo que podría “no estar vivo” cuando vuelvan a verlo.

El 19 de agosto, el Departamento del Tesoro de EEUU informó de las nuevas sanciones a funcionarios cubanos por acusaciones de represión a ciudadanos que participaron en las manifestaciones de julio.

Las sanciones están dirigidas a tres funcionarios de la isla, entre los que se encuentran el jefe del Ejército Central y el subjefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, quienes, de acuerdo con el Tesoro, fueron responsables de las unidades desplegadas durante las manifestaciones.

El tercer sancionado, es un alto funcionario de cárceles, a quien EEUU acusa de estar detrás del tratamiento penitenciario de unas 800 personas arrestadas durante el estallido social.

El Departamento de Estado comunicó que las medidas se aplicaban a tenor de Ley Global Magnitsky, que congela activos de aquellos involucrados en abusos de derechos humanos y les impide a los estadounidenses a hacer negocios con ellos.

Senadores cubanoamericanos urgen a la Unión Europea a incrementar la presión sobre Cuba

Josep Borrell, vicepresidente de la comisión europea encargada de coordinar la acción exterior de la Unión Europea, pronuncia un discurso en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo, Francia. Jean-Francois Badias / Pool via REUTERS

Los senadores cubanoamericanos Bob Menéndez (D-NJ) y Marco Rubio (R-FL) urgieron este martes al alto representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, a incrementar la presión sobre el gobierno cubano para que libere a opositores encarcelados.

Ambos enviaron una carta este martes a Borrell para que condene "la injusta detención por parte de la dictadura cubana de más de 600 presos políticos".

"Mientras el pueblo cubano sigue sin inmutarse en su esfuerzo por vivir en libertad, le escribimos para instarle a que exprese su condena a la injusta detención por parte de la dictadura cubana de más de 600 presos políticos. Líderes de toda la sociedad civil cubana, incluidos José Daniel Ferrer García, Luis Manuel Otero Alcántara, Maykel Castillo Pérez, miembros de las Damas de Blanco y Guillermo “El Coco” Fariñas, han sido objeto de detenciones arbitrarias y tratos inhumanos durante mucho tiempo", escribieron los senadores.

En la misiva, el demócrata Menéndez y el republicano Rubio enumeraron algunos de los pronunciamientos y medidas que ha tomado la Unión Europea en los últimos meses en relación a Cuba, incluido un comunicado del propio Borrell para pedir la liberación de los detenidos tras las protestas del pasado 11 de julio, las más grandes en la isla en seis décadas.

"Sin embargo, la Unión Europea no ha usado de manera plena su relación económica con Cuba para lograr el tan ansiado progreso democrático", añadieron.

Ambos destacaron que "la presión internacional sobre el régimen cubano ha funcionado anteriormente" y recordaron cómo la presión de diferentes organismos sirvió para que en abril de 2020 se le conmutara la pena de prisión a Ferrer, que pasó a tener que cumplir cuatro años y medio de detención domiciliaria.

Más de un año después, sin embargo, Ferrer fue encarcelado de
nuevo por unirse a las protestas del 11 de julio y, según denunció
su hermana este mismo martes, se encuentra actualmente en una celda
de aislamiento y está experimentado problemas de salud.

Debido a estas condiciones, Menéndez y Rubio creen que Ferrer y
"cientos de luchadores de la libertad cubanos" se encuentran
actualmente de nuevo en una "situación donde su vida corre peligro".

Los senadores urgieron a Borrell a renovar su petición al Gobierno
cubano para que se liberen a todos los "presos políticos", entre los
que citaron también al líder del Movimiento San Isidro, Luis
Manuel Otero Alcántara y al rapero Maykel Castillo Pérez, "El Osorbo".

Por último, le pidieron que se revalúe el Acuerdo de Diálogo
Político y Cooperación firmado entre la Unión Europea y Cuba y que entró
provisionalmente en vigor en 2017.

Ese convenio puso fin a 20 años de restrictiva "posición común",
que condicionaba las relaciones del bloque comunitario con la isla a
los avances en derechos humanos y democracia en el país caribeño.

"Mientras millones de cubanos continúan clamando por "Patria y Vida", esperamos trabajar con usted y la Unión Europea para reafirmar nuestro compromiso compartido de promover los principios democráticos y proteger los derechos de los presos políticos", concluyeron los senadores.

El senador Menéndez es el presidente del comité de Exteriores del Senado mientras que el senador Rubio, quien también está en el comité de Exteriores, es el republicano de mayor rango en el Comité de Inteligencia.

EEUU impone restricciones de visa a nueve funcionarios cubanos

Oficiales de policía patrullan las inmediaciones del Capitolio, en La Habana, el 15 de noviembre. (YAMIL LAGE / AFP)

El Departamento de Estado norteamericano impuso restricciones de visado a nueve funcionarios cubanos, incluidos miembros de alto rango del Ministerio del Interior y las Fuerzas Armadas Revolucionarias, dijo el martes el secretario de Estado Antony Blinken, citando lo que llamó sus "intentos de silenciar las voces del pueblo cubano mediante la represión y detenciones injustas".

En un comunicado, Blinken señaló que el Departamento implementó estas acciones específicas de conformidad con la Proclamación Presidencial 5377, que suspende la entrada de no inmigrantes a los Estados Unidos de funcionarios y empleados del gobierno cubano. Estas nueve personas incluyen miembros de alto rango de los Ministerios del Interior y las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Blinken dijo que en los días anteriores al 15 de noviembre, el régimen cubano acosó a activistas con turbas patrocinadas por el gobierno, confinó a periodistas y miembros de la oposición en sus hogares, revocó las credenciales de los periodistas para reprimir la libertad de prensa y detuvo arbitrariamente a ciudadanos cubanos que intentaron protestar pacíficamente.

“Las personas designadas hoy tomaron medidas para negar a los cubanos su derecho a la libertad de expresión y reunión pacífica. Los derechos a la libertad de expresión y reunión pacífica son universales”, expresó el Secretario de Estado.

El secretario de Estado subrayó que las restricciones de visa promueven el objetivo de Estados Unidos de “apoyar al pueblo cubano y promover la rendición de cuentas no solo de los líderes del régimen, sino también de los funcionarios que permiten los ataques del régimen a la democracia y los derechos humanos”.

“Estados Unidos sigue utilizando todas nuestras herramientas diplomáticas y económicas para impulsar la liberación de los presos políticos y apoyar el llamado del pueblo cubano a mayores libertades y rendición de cuentas”, concluyó.

Desde que Joe Biden llegara a la presidencia, el Departamento del Tesoro ha anunciado tres rondas de sanciones contra funcionarios y entidades en Cuba. Esas sanciones se impusieron en virtud de la Ley Global Magnitsky, utilizada para castigar a los violadores de derechos humanos con el congelamiento de propiedades y cuentas bancarias en Estados Unidos, prohibiciones de viajar a este país y la restricción de acceso al sistema financiero mundial.

EEUU preocupado por el uso del ejército cubano en el control de la economía y en la represión a la ciudadanía

La policía antidisturbios recorre las calles luego de una manifestación contra el gobierno de Miguel Díaz-Canel en el municipio de Arroyo Naranjo, La Habana el 12 de julio de 2021.

Durante una audiencia del Comité de Relaciones Exteriores del Senado sobre la política de Estados Unidos en relación a la democracia en América Latina y el Caribe, Brian A. Nichols, Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, habló de las prioridades de la administración del presidente Joe Biden en lo que concierne a Cuba.

Nichols explicó que la política hacia Cuba se centra en el apoyo al bienestar del pueblo cubano y en promover la rendición de cuentas por abusos contra los derechos humanos y que con la aplicación de sanciones globales de Magnitsky, Estados Unidos ha impuesto consecuencias tangibles contra los represores en Cuba.

Mencionó además que la administración Biden trabaja con el sector privado y otros interesados para identificar opciones viables para garantizar un mayor acceso a Internet para los cubanos.

El presidente del Comité, el senador Bob Menéndez (D-NJ) expresó su preocupación por el uso de los militares para reprimir las protestas pacíficas y la expansión del control de los militares de la economía cubana.

Nichols dijo estar de acuerdo en que “el papel del Ejército cubano, el MINFAR, GAESA en el dominio de la economía y el control de las empresas más importantes, colocándose en condiciones de absorber los recursos que van a diferentes partes del país, es motivo de gran preocupación”.

También señaló "que el papel de los militares en la represión de los ciudadanos que sólo buscan ejercer sus derechos fundamentales de libertad de expresión y reunión se ha documentado durante décadas".

"Todo lo que podamos hacer para prevenir esa conducta, creo que será importante”, declaró el funcionario.

Nichols añadió que la administración continúa buscando a individuos específicos para sancionarlos bajo el rango completo de sus autoridades y bloqueando recursos para evitar que vayan a parar a organizaciones y compañías controladas por los militares.

A preguntas sobre los obstáculos que enfrenta EEUU para ayudar a los cubanos a tener un mayor uso de Internet, Nichols mencionó varios desafíos.

“El primero es la cantidad de ancho de banda que ingresa al país, que es bastante limitado. Si hubiera un mayor ancho de banda en general, habría una mayor capacidad para acceder a Internet a velocidades más altas. El régimen utiliza una serie de tecnologías y técnicas para bloquear el acceso a Internet a personas, a pequeños grupos de personas, a ubicaciones geográficas específicas y, en realidad, no suele cerrar todo Internet en la isla. Por lo tanto, vencer esas técnicas y tecnologías es un enfoque importante de nuestros esfuerzos”, explicó.

Nichols mencionó la idea de proyectar una señal inalámbrica en la isla, “ya sea desde un globo o un avión o desde una ubicación estática” cuando las autoridades cubanas estén activamente tratando de interferir.

CIDH expresa preocupación por acciones represivas del régimen cubano que impidieron la marcha del 15N

El gobierno militarizó las calles y desplegó sus fuerzas de choque durante la jornada cívica del 15N en Cuba. (YAMIL LAGE / AFP)

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) expresaron su preocupación por “la continuidad de estrategias represivas e intimidatorias por parte del Estado de Cuba con el fin de obstaculizar el desarrollo de la marcha cívica convocada para el 15 de noviembre, que finalmente no se realizó”.

La CIDH señala en un comunicado que “según información pública, integrantes de la plataforma Archipiélago y de otros grupos de la sociedad civil solicitaron autorización a las autoridades competentes para llevar a cabo la marcha pacífica contra la violencia y a favor del respeto a los derechos humanos, y por la liberación de presos políticos en el país”. Sin embargo, las autoridades cubanas denegaron la solicitud por considerarla ilícita y por no reconocer la legitimidad de las razones que presentaron para la misma.

Asimismo, dice la Comisión que “tomó nota de que la Fiscalía General de la República habría advertido a las personas organizadoras que de insistir a la protesta, serían acusadas de varios delitos, entre ellos desobediencia, manifestaciones ilícitas e instigación a delinquir”.

“Se recibió información también sobre diversos actos represivos e intimidatorios durante entre el 12 y 15 noviembre, reportes de alegadas retenciones domiciliarias con vigilancia policial, detenciones arbitrarias, actos de repudio y hostigamiento en contra de las personas organizadoras y de quienes apoyaban la marcha, citaciones a interrogatorios en estaciones policiales, amenazas de imputación de delitos y cortes deliberados en el servicio de internet”, señala la CIDH.

Añade que “estas acciones represivas conllevaron a un escenario generalizado de "temor y autocensura, y desalentaron el ejercicio del derecho de protesta por parte de la ciudadanía”.

La Comisión también menciona que periodistas de diversos medios de comunicación independientes como 14yMedio, ADN Cuba y La Hora de Cuba habrían sido citados a interrogatorios por la policía en los días previos y que persiste “la situación de asedio de agentes de la Seguridad del Estado en las residencias de reporteras y reporteros que informan activamente sobre asuntos de interés público y cuestionan al gobierno”.

A esto se añade que el Centro de Prensa Internacional de Cuba retiró las acreditaciones a cinco corresponsales de la Agencia EFE en La Habana, dos de las cuales habrían sido devueltas en horas posteriores.

La CIDH y su RELE expresaron en el comunicado que tomaron nota de la salida al exilio el 17 de noviembre de Yunior García, uno de los líderes de la Plataforma Archipiélago y promotores de la marcha cívica, decision motivada por las amenazas, la retención domiciliaria, y los actos de hostigamiento en su contra y de su familia.

“Frente a esta realidad, la CIDH y su RELE recuerdan que los Estados deben actuar sobre la base de que las protestas sociales son lícitas y bajo el supuesto de que no constituyen una amenaza al orden público”, señalaron.

Asimismo hicieron un llamado al Estado para que asegure la no repetición de las violaciones a los derechos humanos que se han constatado desde el 11 de julio en Cuba, y le recordaron su deber de respetar, proteger y garantizar el ejercicio de la libertad de expresión y del derecho a reunión pacífica.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión es una oficina creada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a fin de estimular la defensa hemisférica del derecho a la libertad de pensamiento y expresión.

La CIDH es un órgano autónomo de la Organización de los Estados Americanos, con el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia.

Cargar más

XS
SM
MD
LG