Enlaces de accesibilidad

Coronavirus Cuba

Cubanos no tienen percepción del riesgo ante avance del COVID-19, señala experto

Colas en mercados de El Vedado, La Habana Foto de Facebook Juan A Madrazo

Los cubanos siguen en las calles aglomerándose para comprar alimentos y artículos de primera necesidad a pesar de que los reportes diarios de nuevos casos positivos al COVID-19 va en ascenso y se ha declarado en cuarentena a uno de los barrios más céntricos de la capital.

El doctor Oscar Casanella, exprofesor de Inmunología de la Universidad de La Habana, dijo a Radio Televisión Martí que la situación en la capital es compleja y los cubanos no tienen una percepción real del riesgo que corren.

Aunque no vive en el barrio El Carmelo, aislado desde la semana pasada, los amigos que viven ahí le han dicho que hay policías por las calles, que indagan con las personas para dónde van y de alguna forma tratan de persuadirlas, pero "no hay un cierre hermético" en la zona.

Profesor de Inmunología opina sobre la falta de percepción del riesgo ante el COVID-19
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:37 0:00

"Me cuentan que en El Carmelo andan vendedores ambulantes, las personas se sientan en los parque a conectarse al WiFi, unos cerca de otros, y una gran cantidad se ve obligada a trasladarse a otras áreas del Vedado donde están la mayoría de los mercados para comprar los alimentos", dijo Casanella.

La información que tiene la población cubana sobre el desarrollo del coronavirus no es completa y eso afecta la "percepción del riesgo" que corren al exponerse al contagio en las aglomeraciones, aseguró el doctor.

Para Casanella, la situación es de una "complejidad extrema".

Dijo que el peligro al contagio es real pero el "cubano promedio en Cuba, que es la mayoría," no puede permanecer en la casa porque no tiene dinero para hacer compras masivas, ni puede contratar una empresa que les venda alimentos, apuntó.

El activista Juan Antonio Madrazo Luna publicó este martes en las redes sociales fotos de las grandes aglomeraciones de personas en el Mercado de 23 y C, en el Vedado, municipio Plaza de la Revolución, donde él vive.

"Todo esto sucede en los municipios más marcados por casos de epidemia, en los que aún corren el riesgo de que las cifras aumenten", alertó.

La población sigue en las colas a pesar de nuevo casos de coronavirus
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:10 0:00

También en el municipio Güira de Melena, de la provincia de Artemisa, donde se confirmó oficialmente un caso con coronavirus, las personas continúan aglomerándose para comprar alimentos, declaró desde esa comunicad el periodista Jorge Bello.

EL Ministerio de Salud Pública confirmó que hasta este lunes habían fallecido en la isla 11 personas por coronavirus, al tiempo que desde varias provincias de Cuba los reportes de periodistas independientes alertan sobre brotes de dengue.

(Incluye un reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Reportan brote de dengue en varias provincias cubanas

Una mujer fuma mientras soldados fumigan su vivienda para eliminar el agente transmisor del dengue y zika en La Habana. (Archivo-REUTERS/Ueslei Marcelino)

Con el incremento de las temperaturas, en la mayoría de las provincias de Cuba ha comenzado a proliferar la presencia de los mosquitos y, según reportes desde la isla, ya en las ciudades de Camagüey, Sancti Spíritus y Güira de Melena existen brotes de dengue.

Reportan casos de dengue en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:09 0:00

Cubanos entrevistados por Radio Martí alertaron que debido al énfasis que ponen las autoridades de la isla ante el incremento de los casos de COVID-19, no se está realizando la campaña de focalización y prevención contra el mosquito Aedes Aegypti, transmisor de esa enfermedad.

La activista Leydis Tabares, aquejada de dengue. (Foto: Cortesía)
La activista Leydis Tabares, aquejada de dengue. (Foto: Cortesía)

En la capital agramontina los casos de dengue están siendo internandos en el hospital provincial Amalia Simoni, y en la Escuela Vocacional Máximo Gómez, afirmó Leydis Tabares, quien hace dos semanas estuvo ingresada y explicó las condiciones del lugar.

"Es una escuela, los baños están tupidos. (Se trata) solamente de estar acostado en una litera debajo de un mosquitero. La comida es pésima", aseguró.

En Sancti Spíritus también está presente el virus, y solo fumigan en la zona donde se reportó el foco, comentó el comunicador Adriano Castañeda.

"Hay muchos casos de dengue en la zona sur de la ciudad de Sancti Spíritus", indicó.

Güira de Melena lleva muchos meses con un cuadro epidemiológico complicado.

El periodista independiente Jorge Bello hizo un llamado a las autoridades locales. Pidió "no obviar la situación del dengue en Güira de Melena. [El Departamento de] Epidemiología está paralizado hace prácticamente más de veinte días".

En Holguín, el traumatólogo Ramón Zamora reiteró que allí llevan años viviendo con la presencia del dengue. Aseguró que "la campaña ha diezmado por completo y se mantiene la falta de higiene dentro de la ciudad".

Desde la Habana, el periodista Iván García expresó que ya hay mucho calor y mosquitos en las calles y casas.

"Si no pescas (contagias con) el coronavirus, pues pescas un dengue o un zika porque hay una cantidad de mosquitos..., y no hay aire acondicionado y en La Habana ahora mismo hay 30 grados".

El Departamento de Higiene y Epidemiología no le exige saneamiento a las empresas estatales, como parte de la campaña para combatir el aumento de los mosquitos, indicó desde Isla de la Juventud Dayanis Salazar Pérez.

De acuerdo con Salazar Pérez, en los lugares del Estado hay "fosas, aguas albañales cundidas de mosquitos".

La ciudad de Santiago de Cuba también cuenta con acumulación de aguas negras, que incrementan la presencia del mosquito, destacó Ovidio Martín Castellanos, coordinador de la UNPACU.

"Proliferan los focos del mosquito Aedes Aegypti, transmisor del dengue y del zika", puntualizó.

Este domingo, el Director Nacional de Higiene y Epidemiología, el doctor Francisco Durán, al finalizar el reporte sobre el COVID-19, recordó a los cubanos a reforzar el control sanitario en sus hogares para evitar la proliferación de focos de mosquitos.

Dos muertes y 46 nuevos casos de coronavirus en Cuba

Un barbero usa máscara de protección contra el coronavirus en La Habana. (AP/Ramon Espinosa)

Otros dos pacientes perdieron la vida en Cuba por el COVID-19, para un total de 11 fallecidos, y de los 1,056 exámenes practicados el lunes se confirmaron 46 nuevos casos de la enfermedad, todos cubanos, lo que suma 396 en el país, informó el martes el Ministerio de Salud Pública (MINSAP).

Los fallecidos el lunes fueron una cubana de 101 años, de La Habana, que estuvo en contacto con un caso confirmado y permanecía en estado crítico, y un holguinero de Gibara, de 68 años, que tenía diagnóstico de enfermedad pulmonar obstructiva, reportó en conferencia de prensa Francisco Durán, director nacional de Epidemiología del MINSAP.

La cifra de pacientes en estado crítico ascendió de ocho a 12, nueve de ellos con edades por encima de los 60 años, y los enfermos graves son ahora tres, uno menos que los reportados el lunes.

La provincia de Ciego de Ávila, con 20, fue la que tuvo el mayor número de casos entre los nuevos 46 confirmados. Le siguen La Habana (6); Villa Clara y el municipio Isla de la Juventud, con cuatro cada uno; Camagüey y Santiago de Cuba con tres cada una, y Holguín con dos. Pinar del Río, Artemisa, Mayabeque y Matanzas tuvieron un nuevo caso cada una.

Entre los 20 casos de Ciego de Ávila hay varios niños: dos de dos años de edad, residentes en el municipio de Venezuela; tres de cinco años de edad residentes en el municipio de Florencia, y uno de siete años residente también en el municipio de Venezuela.

Una de las 46 confirmadas es una bebé de solo 55 días de nacida, cuya familia reside en Santiago de Cuba. Aparecen también en el informe del MINSAP un niño de tres años de Camajuaní, Villa Clara, y una niña de cuatro de Viñales, en Pinar del Río.

Completan la lista de menores un niño de 11 años de Camagüey, y una adolescente de 13 de la misma ciudad.

Fueron dados de alta seis pacientes de Pinar del Río y tres que estaban ingresados en Holguín (una cubana, un italiano y una canadiense). Un paciente canadiense con evolución satisfactoria fue evacuado en un avión ambulancia.

El laboratorio del Centro de Investigaciones de la Defensa Civil, normalmente usado para casos de VIH, se sumó el lunes a las instalaciones que procesan pruebas de COVID-19, informó Durán.

Hay 1,752 personas ingresadas bajo vigilancia clínico-epidemiológica, y otras 15,762 permanecen bajo vigilancia sanitaria en sus hogares.

Según el MINSAP, uno de los 46 casos confirmados tuvo fuente de infección en Estados Unidos, 31 estaban en contacto con casos confirmados, 13 asociados a viajeros procedentes del exterior, y uno aún por determinar.

Proponen 10 medidas urgentes para enfrentar el coronavirus en Cuba

Trabajadores se protegen con máscaras del contagio del coronavirus. AP Photo/Ramon Espinosa

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) propuso hoy al gobierno de Cuba la aplicación de 10 medidas urgentes para enfrentar la "compleja situación socioeconómica cubana, agravada ahora por la pandemia internacional del COVID-19".

Entre las propuestas aparece la eliminación del impuesto del 10% sobre el dólar norteamericano, que afecta a las remesas provenientes de Estados Unidos.

"Las remesas familiares están menguando a partir del impacto del coronavirus en Estados Unidos. Una medida así facilitaría y estimularía que lleguen a la ciudadanía dentro del país. La medida me parece fundamental", explicó Marlene Azor, consultora del organismo.

Las diez medidas propuestas al régimen incluyen garantizar la entrega de alimentos en sus casas a las personas mayores o con discapacidad física; la activación de centros de elaboración en las empresas estatales; la rebaja de las tarifas de ETECSA y la derivación de personal policial a labores de asistencia de ancianos y personas necesitadas.

En declaraciones a Radio Televisión Martí, Azor dijo los llamados "consejos de defensa" deberían "ponerse en función de ayudar a los más desvalidos".

Piden a Cuba eliminación del impuesto del 10% sobre el dólar americano
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:42 0:00

"Que la policía no solo se dedique a cuidar las colas, sino que aporte en el traslado de alimentos a los más vulnerables. Los ancianos son el sector más afectado por el coronavirus, especialmente en el caso de Cuba, por su precariedad económica", abundó Azor, doctora en Ciencias Sociales y Humanidades.

El OCDH solicitó además otras medidas económicas, entre ellas el acceso directo de los trabajadores privados al mercado mayorista y a las importaciones, y la exención de impuestos a los productores agrícolas privados durante al menos un año, para enfrentar la crisis derivada de la pandemia.

De acuerdo con Marlene Azor, las medidas propuestas "no exigen recursos complementarios, ni la creación de nuevas estructuras".

La petición al gobierno cubano también exige que los medios de comunicación independientes de la Isla puedan acceder a las ruedas de prensa del Ministerio de Salud Pública.

Estas son las diez medidas propuestas:

1. Eliminación del impuesto del 10% que el Estado impone a las remesas familiares en dólares americanos. Esta medida significaría para las familias cubanas en su conjunto un ahorro o alivio de millones de dólares y un estímulo para el incremento de la solidaridad familiar.

2. Garantizar la entrega de alimentos en sus casas a las personas mayores y/o con discapacidad física con limitaciones en la movilidad y para aquellos hogares en el que todos los adultos estén bajo vigilancia epidemiológica. Esta medida evitaría el desplazamiento de personas más vulnerables al virus.

3. Activar centros de elaboración de comidas para ancianos y necesitados en las cocinas de empresas estatales o en hoteles controlados por el Estado cubano. Esta medida ayudaría a paliar una de las crisis sistémicas cubanas que tiene que ver con las dificultades para conseguir comida. Según una encuesta realizada por el OCDH en Cuba, el 95% de los encuestados dijo que veía “difícil” o muy “difícil” conseguir comida.

4. Dotar al personal sanitario de las equipos de protección imprescindibles y necesarias para evitar el contagio y garantizarles su seguridad. Según experiencias en otros países el personal sanitario se ve altamente afectado por los contagios al estar tratando directamente a los pacientes, por ello insistimos en la importancia de que cuenten con los materiales de protección.

5. Derivar personal de la policía nacional y policía política a las labores de asistencia de ancianos y personas más necesitadas. Es importante que las fuerzas de seguridad, además de mantener el orden, cumplan una función social como en otros países, por ejemplo, en la atención a los más necesitados, incluso ayudando en el reparto de comidas.

6. Prever la necesidad de habilitar hoteles como unidades hospitalarias. Esta es una medida que las autoridades deben considerar en caso de que de un aumento exponencial de contagiados o ingresados.

7. Rebajar las tarifas de telefonía y datos de ETECSA, empresa controlada por el estado cubano. Esta es una medida ampliamente reclamada por los ciudadanos que buscan estar actualizados y conectados con sus seres queridos en estos momentos tan difíciles.

8. Dar acceso a los medios de comunicación independientes a las ruedas de prensa de los funcionarios del Ministerio de Salud Pública. Además de ser un derecho de los ciudadanos, ello ayudaría a extender el alcance de las informaciones y recomendaciones del gobierno.

9. Quitar las restricciones al acceso al mercado mayorista y a las importaciones para permitir la participación directa de los trabajadores privados y pequeñas empresas o cooperativas privadas. Simplificar procesos y costos aduanales. Es importante por el papel que pueden jugar en el suministro de bienes y servicios a la población.

10. Eximir de impuestos a los productores agrícolas privados y a otros relacionados con productos de primera necesidad durante al menos un año. Si bien los efectos de esta medida no son inmediatos, si es una forma para estimular e involucrar a los productores.

Cuarentena sin Netflix, ahorrando minutos de conexión y Etecsa solo rebaja en la madrugada

Cubanos observan como se llevan a un grupo de personas sospechosas del estar contagiadas con COVID-19.

Olviden Netflix, la televisión por cable o entretenerse durante horas en redes sociales. Sin wifi ilimitado ni datos móviles con tarifa plana, el confinamiento en una Cuba casi paralizada por el coronavirus luce muy diferente al del resto del mundo.

El aislamiento para la gran mayoría de los cubanos, que viven ahorrando el saldo de sus teléfonos y cuentan cada megabit, no estará marcado por retos virales, maratones de series online o vídeollamadas en Zoom, porque la internet, cara e inestable, es tratada como un bien preciado, no como algo que se da por sentado.

"Desde que decidí no salir más, lo primero que pensé -después de hacer una lista mental de la comida por comprar- fue que tengo que ahorrar los megas porque incomunicada no me puedo quedar", contó a EFE Daniela, una empleada estatal que usa sus datos sobre todo para saber de su familia en España, "ahora mucho más que están tan mal".

Cuba no es uno de los países más golpeados por la pandemia y oficialmente aún está en fase pre-epidémica, pero el riesgo de un brote mayor y el dantesco escenario internacional han hecho que el Gobierno blinde fronteras, cierre escuelas, suspenda eventos y pida salir solo lo necesario, aunque sin decretar una cuarentena masiva.

No obstante, muchos isleños no han esperado a una orden oficial y se han autoconfinado después que las autoridades anunciaran los primeros casos de COVID-19 el pasado 11 de marzo, una decisión compleja en un país lastrado por el desabastecimiento crónico.

Para Adela, una maestra jubilada de Ciego de Ávila (centro), "guardarse en casa" incluyó un peregrinaje de varios días por las tiendas y, aunque trató de evitar las largas filas para comprar alimentos, detergente y papel higiénico, tuvo que pasar más de dos horas en varias "colas", vigilando que nadie se le acercara mucho.

También tuvo que limitar sus conexiones. Sin la wifi pública, más barata (entre 70 centavos y 1 dólar por hora) y rápida que los datos, pero más concurrida, todo lo que queda es la internet móvil.

Este es un servicio caro en la isla, donde el salario medio mensual no llega a los 45 dólares y las pensiones oscilan entre los 15 y los 20 dólares.

Los planes de datos mensuales de Etecsa -el monopolio estatal- van desde los 5 CUC (equivalente al dólar) a los 35 y 45 CUC, estos últimos solo dirigidos a usuarios de la red 4G que aún no llega a todo el país, cubierto por una sobresaturada 3G que soporta las llamadas y la mayoría del tráfico de Internet.

El servicio Nauta Hogar, una alternativa más asequible de conexión desde casa, solo llega a unos 150.000 hogares (4 % del total de viviendas en Cuba) por falta de capacidad de instalación.

Ante la realidad de que "la cuenta no da", miles de cubanos dependen de las recargas móviles que envían familiares y amigos desde el exterior. Etecsa lanza al menos dos promociones al mes en las que multiplican el monto de los pagos realizados en euros y dólares, una vía para Cuba de captar las tan necesarias divisas.

En marzo, cuando los cubanos comenzaron a pasar más tiempo en casa, el tráfico de internet en el país aumentó un 30 %, incremento que coincidió también con un alza en las operaciones de Fonoma, una de las empresas privadas dedicadas al envío de recargas móviles al país caribeño.

Para Fonoma, el primer trimestre de 2020 se tradujo en un incremento de casi un 11 % comparado con los tres últimos meses del año anterior, tradicionalmente una de las épocas más ajetreadas.

Esto se debió sobre todo al número "sin precedentes" de recargas en febrero y marzo, explicaron a EFE fuentes de la empresa.

La mayoría de sus clientes provienen de Estados Unidos, España -con "el mayor volumen de recargas histórico" el mes pasado-, Italia, Canadá y Alemania.

"Mi hermano es quien me pone recargas todos los meses. Él vive en Miami y como está casi sin salir de la casa, quiere que estemos comunicados todo el tiempo. Trato de no hacer muchas vídeollamadas para que no se vayan tan rápido los megas, ahora también los necesito para entretenerme", aclara Yusnel, un joven habanero.

Solo unos minutos al día en Instagram y Facebook "porque las fotos y los vídeos gastan mucho" y mucho tiempo en Whatsapp: esa es la rutina de este mecánico, que también ha encontrado en Telegram no solo una aplicación de mensajería, sino todo un ecosistema donde ver memes, recibir noticias y hasta enterarse de qué hay en las tiendas.

La criolla expresión de que en Cuba "todo es con dolor" viene muy bien a quienes pagan la internet con la que trabajan en sus casas. Así pueden explicar la elección de anteponer la salud personal a la del bolsillo.

La gran mayoría de estos trabajadores del sector privado autónomos solo tienen acceso en sus hogares a la internet móvil y comparten la conexión desde sus teléfonos.

"Al estar en casa uno gasta muchos datos móviles porque estamos todo el tiempo conectados y eso hace que los paquetes se vayan como agua. Lo que antes me podía durar casi un mes, ahora puede que no me llegue a la semana", aclara Glenda Boza, periodista de El Toque, uno de los medios alternativos cubanos más influyentes.

La prolífica tuitera, que acumula casi 4.000 seguidores en esa red social, no ha dejado de hacer entrevistas y publicar artículos estas tres últimas semanas, ahora desde su hogar en la central Villa Clara, una de las provincias cubana con mayor número de positivos al coronavirus.

Es casi imposible a nivel económico para cualquier 'cuentapropista' cubano pagar los precios de los paquetes móviles para trabajar

En el caso de Rafael, la decisión de cambiar la oficina por la sala de estar fue tomada entre colegas y apoyada por su empleador, una empresa extranjera que asume los costes de la relocalización. Su trabajo incluye el manejo de redes sociales, lo que "supone un gasto tremendo".

"Es casi imposible a nivel económico para cualquier 'cuentapropista' cubano pagar los precios de los paquetes móviles para trabajar. Te consume demasiado. En mi caso lo paga la empresa, pero igual, es muy caro", confiesa.

La reivindicación ciudadana de que Etecsa baje los precios de internet no son nuevos, pero han cobrado más fuerza en tiempos del COVID-19.

Directivos del monopolio estatal de las telecomunicaciones han asegurado que no pueden rebajar tarifas porque el país no tiene la capacidad tecnológica para asumir la demanda que se generaría.

En cambio, anunciaron que este abril reducirían a la mitad el precio de los datos de madrugada, entre la 01:00 y las 06:00 horas, el periodo de menor tráfico.

La iniciativa pensada para descongestionar la red fue recibida con mediano optimismo por algunos: "No es mucho, pero algo es algo", escribió un usuario en Twitter. Mientras, otros han bromeado con que la nueva medida "será bien recibida en la comunidad de vampiros cubanos".

A quienes trabajan en casa esta rebaja le reporta escasos o nulos beneficios porque implicaría variar radicalmente los horarios.

"Me parece que no lleva a ninguna parte, no es un beneficio real y solamente las personas con insomnio o los custodios (guardas nocturnos) podrán sacarle provecho a eso. Otra cosa son las 10 horas extras a los paquetes del Nauta Hogar, el servicio de internet en las casas, pero solo algunos pocos lo tienen todavía", insistió Rafael.

"¿Se imaginan si esta pandemia nos hubiera cogido en 2018? ¿Qué haríamos sin Internet?", se pregunta un tuitero cubano sobre la realidad que viven aún hoy millones de sus compatriotas.

Cifras del gobierno indican que Cuba cerró el 2019 con 7,1 millones de personas con al menos una conexión a Internet en el año, el 63 % de su población de 11,2 millones. ¿Qué hace el otro 37%?

"Ver mucha televisión", responde Rudy, un chófer habanero aislado en casa con sus dos padres ancianos y su pareja. Desde hace unos días los canales estatales ha reforzado su programación e incluso trasmiten las actualizaciones diarias del Ministerio de Salud y las teleclases para los alumnos de varias enseñanzas.

Los cubanos no pueden contratar el servicio de televisión internacional por cable al que sí acceden los extranjeros, hoteles y algunos funcionarios autorizados.

Por eso, la salvación de esta y otras miles de familias en el país ha sido el popular "paquete", una enorme selección de contenidos "offline" que se copia cada semana en memorias externas y que incluye desde estrenos de cine a series, música o revistas.

De hecho, el autoconfinamiento ha hecho que aumenten los clientes de Jorge Luis, un "paquetero" que entrega discos duros a domicilio cada fin de semana en Placetas, un pequeño pueblo de Villa Clara,ahora armado con mascarilla y guantes.

Cargar más

Radio Martí en Vivo

Entre Nosotros
please wait
Embed

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo Entre Nosotros

Televisión Martí en Vivo

Pantalla Indiscreta
please wait
Embed

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo Pantalla Indiscreta

XS
SM
MD
LG