Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

Zoé Valdés: "celebré, continúo celebrando y celebraré mientras viva la muerte de Fidel Castro"

La autora cubana exiliada en París, Zoé Valdés. Foto de Yanitzia Canetti.

Y por si fuera poco, “ya empecé a celebrar la muerte de Raúl Castro, que llegará en breve", reafirmó la autora de "La noche al revés".

La laureada escritora cubana exiliada en París Zoé Valdés, de visita en Miami y en el contexto de las presentaciones de su más reciente libro La noche al revés ( Stella Maris), dijo en exclusiva a Martí Noticias que desde que recibió la noticia de la muerte de Fidel Castro “no he parado de festejar; continúo celebrando y celebraré mientras viva”.

La autora del ensayo novelado La ficción Fidel confesó: “ya empecé a celebrar la muerte de Raúl Castro, que llegará en breve. Yo estoy muy feliz con que se haya ido al infierno el tirano que le destruyó la vida a mis padres, a mis hermanos, y a tantos cubanos. Espero que esté en los quintos infiernos, pudriéndose, porque quemado ya está”.

Ante la pregunta de que si ella estima que el finalmente finado Fidel hizo un arma poderosa de la cotidianidad como un infierno en la isla, la autora contesta que “Castro consiguió convertir una isla maravillosa en una isla inmunda. Pero esa familia todo lo que toca lo destroza. Hay que sacar a esa familia de Cuba, lo más pronto posible, y enviarlos a todos a Galicia, a Italia, donde la hija de Raúl Castro tiene a su familia política. Ahora, eso sí, estamos muy solos en tamaña empresa, nadie nos oye, nadie nos apoya. Sin embargo yo sigo soñando y deseando el fin de esa gentuza. Su entera desaparición”.

La escritora confirma que su obra La noche al revés aborda lo más terrible del comunismo que no sería tanto el espanto como ese espanto sin final que le caracteriza, esa cotidianidad degradada, de gris con pespuntes negros como muy bien ve con su innata sapiencia el cubano de la calle.

Y añade “que en este libro he tratado la manera en que el comunismo se ensaña velada y lentamente con las mujeres y con las madres en particular: Aunque en mi libro estas mujeres no son precisamente de las peores tratadas, pero yo quería hablar de esas mujeres que no se distinguen por una heroicidad en particular, sino por su resistencia callada, silenciosa, y que hacen de la espera un arma defensiva y salvadora”.

Ante la interrogante de si están conectados de alguna manera sus libros La nada cotidiana y La noche al revés, la ganadora del premio Azorín de Novela 2013 dijo que, sí, “claro, casi todos mis libros se entrelazan. Algunos personajes reaparecen y se reencuentran o conocen a otros que conocieron a otros que los conocieron a ellos. En este libro, la protagonista de la segunda historia, Un amor griego, le escribe una carta a Yocandra, la protagonista de La nada cotidiana, para contarle cómo está criando y educando a su hijo ella sola, en otra provincia, lejos de la persecución de su padre comunista. Las historias también se conectan debido al contexto, el contexto social es la represión diaria bajo la dinastía castrocomunista, la falta de libertad para educar a los hijos, el miedo a pensar y a hablar, la soledad, la inmensa y apabullante soledad”.

Zoé Valdés ha sido finalista del Premio Planeta con "Te dí la vida entera" y se ha alzado, entre otros, con los premios Liberaturpreiss (Fráncfort del Meno), por "La nada cotidiana", Chevalier Orden de las Artes y las Letras (Francia), Fernando Lara de Novela, por Lobas de mar, y Ciudad de Torrevieja y Carbet des Lycéens, por La eternidad del instante.

Vea todas las noticias de hoy

Joaquín Gálvez: "Como muchos cubanos he llevado la Patria a cuestas"

Joaquín Gálvez, escritor y poeta cubano residente en Miami

El poeta de origen cubano Joaquín Gálvez, es un hombre sencillo, tal como debería ser la vida. La sencillez es lo que hace que las cosas, al menos algunas, funcionen y que funcionen así, sencillamente, como cae la lluvia, como las olas se acercan a la orilla. Sencillo y tenaz, Joaquín Gálvez es el cerebro y el corazón de uno de los espacios más hermosos que tenemos en Miami los hacedores de versos: la tertulia literaria La Otra Esquina de las Palabras, en Café Demetrio.

¿Cuál fue el detonante que te impulsó a marcharte de Cuba?

En pleno auge de la Perestroika, en el último lustro de la década de los 80, formé parte de un grupo cultural independiente, integrado por jóvenes escritores y artistas habaneros que aspirábamos a que se nos permitiera tener un espacio para expresarnos sin la dirección de las instituciones de la cultura oficial.

El grupo no tardó en ser desintegrado por la Seguridad del Estado,y pude, por medio de ese hecho, corroborar la naturaleza represiva del régimen cubano, renuente a propiciar los cambios que ya estaban ocurriendo en la Europa del Este, razón por la que comprendí que si quería ejercer mi derecho a decir lo que pensaba, ya fuera como ciudadano de un país o como escritor, Cuba no era el lugar indicado para hacerlo.

Me cerraron todas las puertas, y yo no estaba dispuesto a seguir viviendo tras la máscara que te impone una dictadura.

¿Qué esperabas encontrar del “otro lado”?

Esperaba encontrar oportunidades que se me negaron en Cuba como, por ejemplo, tener derecho a tomar decisiones sin que recayera sobre las mismas la intervención del poder estatal. Un país donde el trabajo, el estudio, el esfuerzo y hasta el sacrificio tuvieran un valor para la realización del individuo; el respeto a derechos fundamentales como la libertad de expresión, de asociación y de credo político y religioso, sin temor a que te vigile un cederista, te atienda un agente de seguridad del estado y te arreste un policía ; el respeto a la familia y el derecho de los padres a elegir la educación que prefieren para sus hijos; el derecho a viajar al extranjero cuando lo desees; leer los libros y escuchar la música que nos prohibieron; y, como poeta, poder escribir y publicar mi obra sin los obstáculos de la censura y en concordancia con lo que pienso.

¿Qué encontraste?

Desde que llegué a Estados Unidos, en 1989, pude encontrar mucho de lo que mencioné anteriormente; pero también sucedió que no encontré lo que, debido al adoctrinamiento castrista, esperaba encontrar: un país donde prácticamente no se podía salir a la calle por la violencia, al estilo de una película del oeste, así como la discriminación y el maltrato impune a negros y latinos, como lo muestra una foto de a principios de los años 60.

También encontré un exilio cubano cuyos logros eran producto de su trabajo e iniciativa individual; un exilio compuesto por diferentes tendencias políticas y no predominantemente batistiano, como nos hacían creer en Cuba.

Y gracias a ese exilio, sobre todo al llamado exilio histórico, conocí lo que a mi generación, nacida después de 1959, se nos ocultó sobre la Cuba republicana. Pude además conocer el dolor de ese exilio, la historia de terror que, tras la cortina de hierro, desconocía: sus presos políticos y las vejaciones que sufrieron en sus años de cárcel, los miles de fusilados, etc.

¿Qué es para ti La libertad?

La libertad es un concepto muy amplio y puede tener un significado diferente para cada persona. Para mí, la libertad está ligada a los derechos inalienables del individuo en una sociedad, ya sea para expresar sus ideas o para tomar decisiones importantes en su vida, sin que se vea frenado o limitado por las restricciones del poder gubernamental y sus instituciones.

La libertad conlleva un nivel de responsabilidad en nuestros actos y decisiones.Tal como nos enseña Erich Fromm en “El miedo a la libertad”, la libertad es un reto para cada individuo que desee tener control de su vida sin la tutela de ese ogro filantrópico que es el Estado, sobre todo de esos que, por medio de una ideología y en nombre del pueblo, secuestran la libertad de sus ciudadanos, tales como el fascismo y el comunismo.

¿Qué has aprendido durante el proceso?

Los treinta años que llevo en el exilio representan un arduo proceso de aprendizaje, el cual no ha estado exento de vicisitudes; pero también me han servido para obtener una disciplina y responsabilidad ante la vida.

He tenido que adaptarme a vivir en un país con otra cultura, acatar su sistema legal y aprender su idioma; desempeñar diferentes tipos de empleos mientras realizaba estudios universitarios para mejorar mis condiciones de vida y las de mi familia; solo que, a diferencia del país de donde vengo, el esfuerzo no fue en vano. Puedo decir también que vivir durante años en un país democrático, donde he podido leer e informarme sin los cotos que impone la censura ideológica, me ha permitido conocer mejor al mundo y a Cuba.

Ha sido un proceso enriquecedor en muchos aspectos. Aquí he podido conocer la obra de escritores capitales de la literatura cubana contemporánea que han sido censurados en Cuba, como Guillermo Cabrera Infante, Reinaldo Arenas, Heberto Padilla, Gastón Baquero, Lydia Cabrera, Eugenio Florit, etc; tener contacto con escritores que en Cuba fueron marginados y sufrieron el ostracismo como los de la Generación del Mariel o los que padecieron largas condenas en prisión como Jorge Valls y Ángel Cuadra.

También me ha permitido conocermás a fondo la obra de escritores de otros países que han sido vetados por el régimen de La Habana,como Jorge Luis Borges, Octavio Paz, Mario Vargas Llosa, Milan Kundera, George Orwell,etc. Y por supuesto, leer en su idioma a poetas norteamericanos e ingleses, como Whitman, Eliot, Pound, Sylvia Plath, Dylan Thomas, H.W. Auden, etc.

Sin embargo, en el exilio he visto cómo todavía se repiten mecanismos y patrones importados del castrismo, como la tendencia a controlar (por no llamar centralizar) la cultura por medio de publicaciones y sitios digitales en los que si no coincides con una supuesta elite (“The new Cuban influencers”), es decir, si no bailas al compás de su ritmo, ya sea política o estéticamente, quedas excluido de la comparsa. La única respuesta a esto, por parte de escritores e intelectuales que no deseen autocensurarse, es la creación de publicaciones y espacios alternativos que muestren la diversidad de pensamientos. No se puede aspirar a una democracia en Cuba con una nueva UNEAC.

¿Las experiencias vividas han cambiado en ti el concepto Patria? ¿Piensas a menudo en “Ella”?

El concepto Patria que nos enseñaron en Cuba está viciado por el falso patriotismo de un Estado totalitario, puesto al servicio de una ideología, mientras aniquila las razones culturales que lo sustentan, basadas en la tradición, las costumbres y la idiosincrasia. En la actualidad un “apátrida” o “gusano” [irónico] del exilio de Miami, que visita con frecuencia el Restaurant Versalles o juega dominó en la Calle 8, puede preservar más esa patria que en Cuba se fue perdiendo, que un cubano radicado en la isla. Como muchos cubanos he llevado la Patria a cuestas; como diría Borges: “En la ubicua memoria serás mía, patria, no en la fracción de cada día”.

La zarzuela "Cecilia Valdés" se estrena en Madrid (VIDEO)

Rueda de prensa sobre el estreno de "Cecilia Valdés". Foto Teatro de la Zarzuela.

"Emocionante" e "histórico" fueron los adjetivos más mencionados en la presentación oficial de la zarzuela cubana "Cecilia Valdés", de Gonzalo Roig, que se estrena el viernes 24 de enero en Madrid.

"Dese el primer día que llegué a este teatro, he tenido en la cabeza la idea de representar 'Cecilia Valdés'", aseguró Daniel Bianco, director del emblemático Teatro de la Zarzuela. Al destacar el "viaje de idas y vueltas" del género entre España y el continente americano, señaló a Cuba como "uno de los países más fértiles", con más de tres mil zarzuelas registradas.

"Por eso, el viaje de vuelta había que hacerlo en este teatro, que en 163 años de historia nunca representó una zarzuela cubana", indicó Bianco en una concurrida conferencia de prensa.

La puesta en escena está firmada por el venezolano Carlos Wagner, para quien "Cecilia Valdés" es un drama "válido en 1950 o 2020, porque habla de todos los grandes temas que rigen nuestras vidas".

Líricos de Cuba, España, Estados Unidos y Uruguay intervienen en la obra. Las sopranos cubanoamericanas Elizabeth Caballero y Elaine Álvarez alternan el papel protagónico, acompañadas por figuras históricas como Linda Mirabal (Dolores Santa Cruz) y Homero Pérez-Miranda (José Dolores Pimienta).

"Me siento emocionada por formar parte de algo histórico", dijo Elizabeth Caballero, al tiempo que recordó a sus predecesoras. "Siento que no estoy cantando sola. Estamos cantando con todas las sopranos que han interpretado a Cecilia: Blanca Varela, Marta Pérez, Caridad Suárez (que fue la primera) y Alina Sánchez", explicó.

Mientras tanto, Elaine Álvarez elogió el esfuerzo de sus padres exiliados en Miami: "La verdad es que nunca he cantado zarzuela, solo ópera. Pero, cuando Daniel me llamó para cantar, inmediatamente dije que sí. Para una hija de Cuba que no vivió en Cuba, es muy especial poder representar esta cultura y el sacrificio de mis padres por mi carrera. Elizabeth y yo crecimos en Miami, y nuestros padres son exiliados. Es un orgullo tremendo poder estar aquí con ustedes".

En reparto también aparecen Martín Nusspaumer (Leonardo de Gamboa, Uruguay), Enrique Ferrer (España), Eleomar Cuello (Cuba-Chile), Cristina Faus (España), Yusniel Estrada, Ileana Wilson y Georbis Martínez (Cuba), entre otros.

El maestro español Oliver Díaz, gran conocedor de la música cubana, estará al frente de la Orquesta de la Comunidad de Madrid y del Coro del Teatro de la Zarzuela.

"Cecilia Valdés" permanecerá en cartelera hasta el 9 de febrero. Además de las trece representaciones programadas, la institución prevé actividades en torno a la obra de Gonzalo Roig, entre ellas el encuentro "Las mujeres de Cecilia Valdés", el jueves 30 de enero.

Como colofón, el Teatro de la Zarzuela transmitirá una función en vivo a través de su página web, Facebook y YouTube, el miércoles 5 de febrero.

Armando Añel: "El castrismo constituye una especie de faro de la irresponsabilidad global"

Armando Añel, escritor, periodista y editor cubano residente en Miami

Armando Añel, escritor, periodista, editor, es un provocador incansable. Imposible no mover las neuronas cuando tropiezas con Añel, estés o no de acuerdo con sus puntos de vista. Fundador, junto a su esposa Idabell, de uno de los movimientos culturales más importantes de Miami: el Festival Vista de la Literatura Independiente, Armando Añel ha traído a la cultura de esta ciudad aires de una renovación imprescindible.

¿Cuál fue el detonante que te impulsó a marcharte de Cuba?

Creo que desde chiquito yo quería irme de Cuba. Siempre, desde que tuve uso de razón, me sentí incómodo en Cuba. Sin los juguetes que quería, sin un miserable parque de diversiones en funcionamiento, con la televisión insufrible de solo dos canales, en la precariedad, la uniformidad, la promiscuidad, el mal olor.

Entonces, la literatura francesa, norteamericana, inglesa, etc., todos aquellos libros que leía hasta la alta madrugada ya desde los 8 o 9 años, tal vez menos, contribuyeron a que pudiera escapar de Cuba, efectivamente, en mi imaginación. Concretamente, hubo un referente literario que ahora me doy cuenta impulsó en mí, desde muy temprano, esa tendencia digamos “escapista”: J.H. Rosny y sus novelas juveniles Los conquistadores del fuego y El león de las cavernas.

Los protagonistas de ambos libros, padre e hijo, son nómadas que abandonan la tribu a la que pertenecen y atraviesan vastas regiones “extranjeras” en busca del fuego, el primero, y de la libertad el segundo. Se trata de una saga que leí con entusiasmo, casi febrilmente, durante mucho tiempo, sin percatarme de que estaba moldeando de alguna manera, en mayor o menor medida, mi psicología posterior, una especie de sentimiento que luego se convirtió en espíritu libertario.

Ya con 15 o 16 años esa incomodidad de vivir en Cuba comenzó a transformarse en oposición instintiva. Hasta que escuché Radio Martí por primera vez, a mediados de los años ochenta. Fue escuchando Radio Martí que mi oposición instintiva se convirtió en oposición razonada. Y casi inmediatamente después, yo tendría ya 21 o 22 años, en la necesidad insistente de escapar de aquel país.

¿Qué esperabas encontrar del “otro lado”?

Libertad. Novedad. Posibilidades. Vida. Espacios que pudiera ocupar, o compartir, sin desnaturalizarme, sin dejar de ser yo.

¿Qué encontraste?

He encontrado un mundo. Como bien dijiste una vez, en aquella tertulia de La Otra Esquina de las Palabras, “los cubanos exiliados no perdimos un país, ganamos un mundo”. Se me quedó grabada la frase tal vez porque eso he sentido siempre: que he ganado muchísimo más de lo que perdí al dejar Cuba.

¿Qué es para ti la libertad?

La oportunidad de vivir sin que violen tu naturaleza y tu espacio creativo. De vivir con todo lo que ello conlleva, es decir, la oportunidad de expresarte, moverte, invertir, aceptar, evitar, descubrir... responsabilizándote, claro, contigo mismo y tus acciones.

¿Qué has aprendido durante el proceso?

Muchas cosas. Solo apunto dos aquí, relacionadas con el miedo a la libertad:

Que la libertad es una circunstancia volátil en casi todas partes entre otras razones porque implica responsabilidad, y la humanidad, en su actual estadío, es profundamente irresponsable. No importa a donde vayas: Muy poca gente se responsabiliza con lo que dice y con lo que hace. Lo arduo queda a medio hacer, los planes se diluyen, las ideas, los conceptos, se defienden ciegamente en lugar de contrastarse profundamente.

Lo cómodo es la corriente, lo fácil es la irresponsabilidad; pensar, investigar, desmontar tus propios prejuicios, incluso reconocer tus errores, requiere esfuerzo responsable. En general, la responsabilidad es un peso que poca gente está dispuesta a cargar.

Por eso ya no me extraña tanto que tanto gobierno, pueblo, político, trabajen a favor del castrismo internacionalmente –como sí me sorprendía en Cuba y durante mis primeros años de exilio–, y que el populismo, tanto a la izquierda como a la derecha, esté en auge. El castrismo constituye una especie de faro de la irresponsabilidad global. De ahí que sea irresponsable permitir que sobreviva. Contagia, y atrasa, ferozmente.

Relacionado con esto, he aprendido también que “el perdedor radical”, al decir de Enzensberger, es el verdadero líder de la lucha contra la libertad en todo el mundo. “Lo que al perdedor radical le obsesiona es la comparación con los demás, que le resulta desfavorable en todo momento”, dice el filósofo alemán. “Como el deseo de reconocimiento (el ego del egobiado, agrego yo) no conoce, en principio, límites, el umbral del dolor desciende inevitablemente y las imposiciones del mundo se hacen cada vez más insoportables.

La irritabilidad del perdedor aumenta con cada mejora que observa en los otros”. De ahí el atractivo del populismo, del fascismo, del comunismo –incluso en países donde la pobreza no resulta mayoritaria–, de cara al irresponsable “agraviado”. El totalitarismo iguala a la baja eliminando o reduciendo dramáticamente las comparaciones… y las responsabilidades.

No se olvide que en la Cuba anterior a 1959 se vivía desigual pero aceptablemente, hasta los más pobres tenían jabón y consumían carne ‘puerco, pero llegó el perdedor radical y “mandó a parar”. Castro era hijo de un terrateniente y se graduó de abogado en la universidad, es decir, pertenecía cuando menos a la clase más favorecida, pero desde su ego de egobiado, comparándose con cierta elite habanera, se sentía un perdedor radical.

Cuba constituía entonces una sociedad donde abundaba el perdedor radical sin siquiera saberlo y, tras el triunfo castrista, se convirtió, por antonomasia, en un país de egobiados. Un país donde el agobio es egobio y el irresponsable vegeta permanentemente “agraviado”, inmerso en “la guerra de todo el berro”.

La famosa “igualdad” socialista, o comunista, en realidad es impulsada por el miedo (el ego). Más concretamente, responde al miedo a la comparación y a la responsabilidad. Lo mismo ocurre con el nacionalsocialismo o supremacismo o como se le quiera llamar, otra forma de populismo o colectivismo justificativo.

En el comunismo, el egobiado culpa al rico o al emprendedor de sus “calamidades”. En el nacionalsocialismo, al diferente o al extranjero. Incluso, ambas “culpas” pueden aparecer mezcladas en diverso grado. Porque no importa si de derecha o de izquierda: Casi cualquier tipo de populismo resulta instrumental para el agobio del egobiado.

¿Las experiencias vividas han cambiado en ti el concepto Patria? ¿Piensas a menudo en “Ella”?

Patria, para mí, es la libertad de poder descubrir, crear, experimentar, existir. Tu país es el espacio que mejor te deja ser tú en cualquier país. Por eso no hay día que no celebre la gran oportunidad de haber dejado Cuba atrás, de haber descubierto mi verdadera patria.

"Bebo de Cuba", tributo obligado de Universal Music y Fernando Trueba

Bebo Valdés (1918-2013). PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP

Bebo Valdés (1918-2013) tenía "el secreto", el que le permitía "acariciar" el piano con un tempo único, pero además era "la pureza", una "buena persona" que llenó de belleza el mundo, sostiene su amigo el director de cine español Fernando Trueba que ha reeditado los discos que grabó con él para Calle 54: "era mi deber", asegura.

"Bebo de Cuba", que saldrá el 24 de enero, recopila en una caja los discos, descatalogados ya, que grabó "uno de los pianistas más completos" que ha dado su país con la discográfica del cineasta y con los que logró 3 Grammy y 3 Grammy Latinos.

Son "El arte del sabor", "Suite cubana", "El solar de Bebo", "Beautiful music", "Bebo" y "Juntos para siempre", además del inédito "El cajón de Bebo", el DVD "Old Man Bebo", un DVD con las mezclas 5.1 del álbum "Suite Cubana" y un libro con textos y fotos que muestran su vida en Cuba, su exilio en 1960 y su posterior "retiro" en Estocolmo, donde se ganaba la vida tocando en hoteles, así como su vuelta a primer plano.

Trueba, que hizo con le desde que le conoció en 2000 ocho discos y cuatro películas, quería poner en circulación de nuevo los discos y hacer una nueva mezcla con el que Valdés consideraba su "obra más importante", "Suite cubana", explicó en una entrevista con Efe el director de cine y productor discográfico, que ha contado para esta "obligación" con Universal Music.

Esta es la "primera entrega" porque su idea es reeditar el celebérrimo "Lágrimas negras", nacido de aquellos dúos que hizo para la película "Calle 54" (2000) con Cachao y su hijo Chucho y que luego grabaron con Diego el Cigala, y las grabaciones que hizo con Javier Colina en "Uve at the Village Vanguard".

"Estamos reeditando los trabajos que hizo en el 'tercer acto' de su vida, el de su plenitud", sintetizó Trueba.

Valdés, creador del ritmo batanga y compositor y arreglista extraordinario, estuvo apartado de la escena pública casi 30 años, hasta que volvió en 1994, junto a Paquito D'Rivera, cuando ya tenía 76 años.

"Los artistas tenemos vanidad, ambición, intereses y ganas de reconocimiento, pero hay como gente como él que está más allá de
estas debilidades humanas. No tocaba por el dinero, la crítica o el éxito sino por amor a la música y para hacer a la gente feliz. Su música es tan extraordinaria porque lo era él también", afirmó.

"'Tengo 90 años y me cuesta mucho levantarme pero cuando me siento al piano es como si tuviera 21 años', decía Bebo. No se por qué elegía esa edad. A veces yo me siento mayor y empiezo a rodar y me siento un guerrero imbatible, sin edad", recordó Trueba, que el próximo sábado cumplirá 65 años.

Está "justo acabando" la copia de su nueva película, "El olvido que seremos", la adaptación de la novela homónima de Héctor Abad Faciolince, que se ha rodado en Colombia y que es una carta de amor del escritor a su padre, tiroteado en Medellín por los paramilitares en 1987.

"Estoy muy feliz de haberla hecho. Me parecía imposible porque no se puede reproducir el amor de un hijo a un padre. Lo hemos hecho contando la historia de amor de una familia y dentro de ese núcleo, la burbuja de ellos dos. Enseña lo que es la vida", ha afirmado el director, que se reconoce "mucho" en ese trabajo.

Asegura que es "muy feliz" haciendo discos y compartiendo estudio con personas como Bebo Valdés o Niño Josele y que también lo ha sido haciendo su última película: "la ventaja de la música es que yo no soy el artista y no siento ese estrés, esa tensión. Las películas te hace sufrir más pero quizá también disfrutar más cuando lo consigues".

El ganador de un Oscar por "Belle Epoque" y candidato por "Chico & Rita" no quiere opinar sobre la candidatura de Pedro Almodóvar con "Dolor y gloria": "Pedro ya ha estado nominado; ya sabe dónde está", se ha reído.

"Joker", el filme con más nominaciones a Premios Oscar (VIDEO)

Los nominados al Oscar son... (VIDEO)
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:01 0:00

Lista de nominados a los Premios de la Academia, en su 92da edición, según se anunció el lunes en Los Ángeles.

Mejor película: “Ford v. Ferrari”, “The Irishman”, “Jojo Rabbit”, “Joker”, “Little Women”, “Marriage Story”, “1917”; Once Upon a Time ... in Hollywood”, “Parasite”.

Dirección: Bong Joon Ho, “Parasite”; Sam Mendes, “1917”; Todd Phillips, “Joker”; Martin Scorsese, “The Irishman”; Quentin Tarantino, “Once Upon a Time ... in Hollywood”.

Actor: Antonio Banderas, “Dolor y gloria”; Leonardo DiCaprio, “Once Upon a Time... in Hollywood”; Adam Driver, “Marriage Story”; Joaquin Phoenix, “Joker”; Jonathan Pryce, “The Two Popes”.

Actriz: Cynthia Erivo, “Harriet”; Scarlett Johansson, “Marriage Story”; Saoirse Ronan, “Little Women”; Charlize Theron, “Bombshell”; Renée Zellweger, “Judy”.

Actor de reparto: Tom Hanks, “A Beautiful Day in the Neighborhood”; Anthony Hopkins, “The Two Popes”; Brad Pitt, “Once Upon a Time ... in Hollywood”; Joe Pesci, “The Irishman”; Al Pacino, “The Irishman”.

Actriz de reparto: Kathy Bates, “Richard Jewell”; Laura Dern, “Marriage Story”; Scarlett Johansson, “Jojo Rabbit”; Florence Pugh, “Little Women”; Margot Robbie, “Bombshell”.

Cinematografía: “The Irishman”, Rodrigo Prieto; “Joker”, Lawrence Sher; “The Lighthouse”, Jarin Blaschke; “1917”, Roger Deakins; “Once upon a Time...in Hollywood”, Robert Richardson.

Guion adaptado: “The Irishman”, Steven Zaillian; “Jojo Rabbit”, Taika Waititi; “Joker”, Todd Phillips, Scott Silver; “Little Women”; Greta Gerwig; “The Two Popes”, Anthony McCarten.

Guion original: “Knives Out”, Rian Johnson; “Marriage Story”, Noah Baumbach; “1917”, Sam Mendes y Krysty Wilson-Cairns; “Once Upon a Time... in Hollywood”, Quentin Tarantino; “Parasite”, Bong Joon-ho, Jin Won Han.

Música original: Hildur Guðnadóttir, “Joker;” Alexandre Desplat, “Little Women;” Randy Newman, “Marriage Story;” Thomas Newman, “1917;” John Williams, “Star Wars: The Rise of Skywalker”.

Diseño de vestuario: “The Irishman”, “Jojo Rabit”, “Joker”, “Little Women”, “Once Upon a Time... in Hollywood”.

Efectos visuales: “Avengers: Endgame”, “The Irishman”, “The Lion King”, “1917”, “Star Wars: The Rise of Skywalker”.

Cortometraje: “Brotherhood”, “Nefta Football Club”, “The Neighbors’ Window”, “Saria”, “A Sister”.

Corto animado: “Dcera (Daughter)”, “Hair Love”, “Kitbull”, “Memorable”, “Sister”.

Cortometraje documental: “In the Absence”, “Learning to Skateboard in a Warzone (If You’re a Girl)”, “Life Overtakes Me”, “St. Louis Superman”, “Walk Run Cha-Cha”.

Largometraje documental: “American Factory”, “The Cave”, “The Edge of Democracy”, “For Sama”, “Honeyland”.

Canción original: “(I’m Gonna) Love Me Again”, de “Rocketman”; “I’m Standing With You”, de “Breakthrough”; “Into The Unknown”, de “Frozen II”; “Stand Up”, de “Harriet”; “I Can’t Let You Throw Yourself Away”, de “Toy Story 4”.

Largometraje internacional: Corpus Christi” (Polonia), “Honeyland” (“Macedonia del Norte”), “Les Miserables” (“Francia”), “Dolor y gloria” (“España”), “Parasite” (Corea del Sur).

Edición: “Ford Vs. Ferrari”, “Jojo Rabbit”, “The Irishman”, “Joker”, “Parasite”.

Cinta animada: “How to Train a Dragon: The Hidden World”; “Toy Story 4”; “I Lost My Body”; “Klaus”; “Missing Link”.

Diseño de producción: “The Irishman”, “Jojo Rabit”, “1917”, “Once Upon a Time... in Hollywood”, “Parasite”.

Maquillaje y peinado: “Bombshell”, “Joker”, “Judy”, “Maleficent: Mistress of Evil”, “1917”.

Mezcla de sonido: “Ad Astra”, “Ford v Ferrari”, “Joker”, “1917”, “Once upon a Time...in Hollywood”.

Edición de sonido: “Ford v Ferrari”, “Joker”, “1917”, “Once Upon a Time... in Hollywood”, “Star Wars: The Rise of SkyWalker”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG