Enlaces de accesibilidad

Edemio Navas González

Yuriorkis Gamboa a su batalla más difícil ante Gervonta Davis

Yuriorkis Gamboa.

El veterano cubano Yuriorkis Gamboa prosigue en Miami junto a su entrenador Pedro Roque su fuerte preparación con miras a su cita más exigente en los últimos 5 años.

El “Ciclón de Guantánamo” peleará ante el estadounidense Gervonta Davis en un combate pactado a 12 rounds por el título vacante de las 135 libras (peso ligero) de la Asociacion Mundial de Boxeo, pleito que se realizará el próximo 28 de diciembre (Día de los inocentes) en el State Farm Arena, en la ciudad de Atlanta, estado de Georgia.

Gamboa, quien este 23 de diciembre cumplirá 38 años de edad, tendrá que llegar a este pleito en su mejor preparación física. Para ello ha dedicado más de dos meses de preparación en Miami al lado de su antiguo preparador Pedro “Peter” Roque, un viejo zorro de la escuela cubana de boxeo que en las décadas de los 80 y 90 logro los mejores resultados para el pugilismo de la mayor isla de las Antillas.

Yuriorkis (30-2-18 KO) fue monarca olímpico en los 51 kilos en Atenas 2004, mientras que a nivel profesional fue campeón mundial en los pesos pluma y ligero.

En el caso de Gervonta (22-0-21 KO) es uno de los púgiles de mayor ascenso en los últimos tres años. Es el actual titular en el peso pluma de la Asociación Mundial de Boxeo. Por su juventud, 25 años de edad, tuvo que ascender al peso ligero.

Pese a que el “Ciclón de Guantánamo” es un púgil explosivo, que no da ni pide tregua y posee pegada con ambas manos, además de su rapidez de piernas y manos, soportar el empuje y la pegada de Davis durante 12 exigentes asaltos no va a ser fácil para el ídolo cubano.

Gamboa tendrá que dar el máximo en esa pelea, combatir con serenidad, quitarse los golpes de Davis y sobre todo pararse frente a frente a pelear fuerte cuando el momento lo requiera.

¿Quién es el favorito?

Davis es el favorito, pero mucho cuidado con la explosividad de Yuriorkis, por eso lo bautizaron “El Ciclón”, pero ya convertido de categoría 5 a 4.

Nuestro corazón está con Gamboa, pero Gervonta es el favorito, un peleador que de sus 22 combates profesionales la única victoria por puntos fue ante German Maraz, el 8 de octubre del 2014, en su novena salida profesional. Todos sus otros pleitos han terminado por la vía del cloroformo.

En el caso de Gamboa sus únicas derrotas fueron ante Terence Crawford, en el 2014, ( Gamboa subió de 126 libras a 135, regaló unas cuantas libras), y ante Robinson Castellanos, en mayo del 2017.

Vea todas las noticias de hoy

El cubano Rancés Barthelemy va por su tercera corona mundial

Rancés Barthelemy.

El estilista y a la vez pegador cubano Rancés Barthelemy tendrá por segunda vez consecutiva la oportunidad de ganar su tercera faja mundial profesional.

Si triunfa en su próximo pleito, Rancés se convertirá en el primer boxeador profesional cubano en toda la historia en ganar tres coronas del orbe.

En abril del 2019 Barthelemy trató de hacer historia con tres títulos del orbe. Lamentablemente empató su pelea ante Robert Easter Jr, en combate realizado en Las Vegas por la corona vacante de la Asociación Mundial de Boxeo en el peso ligero (135 libras).

Rancés regresará al ring el próximo 6 de septiembre ante el invicto dominicano Alberto Puello, en pelea pactada a 12 rounds por la faja interina de la Asociación Mundial de Boxeo en las 140 libras (peso super ligero).

El cartel, organizado por la compañía Premier Boxing Champions será transmitido en vivo a más de 60 países a través del canal de televisión FOX SPORTS 1.

Barthelemy (27-1-14 KO) fue monarca del orbe en los pesos super plumas y ligero. Puello (17-0-9 KO) es un púgil que se mueve rápido y sus manos llevan dinamita.

Por la experiencia y mejor boxeo el peleador guantanamero-capitalino debe ganar y cumplir su sueño de obtener tres coronas del orbe durante su carrera boxística en Estados Unidos, que comenzó el 8 de agosto del 2009 con una victoria por la vía rápida ante Jamal Clay.

El primer título del orbe lo ganó el 3 de enero del 2014 tras superar al dominicano Argenis Méndez por la faja en el peso super pluma (130libras ) de la Federación Internacional de Boxeo.

En el 2015 Rancés derrotó por decisión unánime en Las Vegas al ruso Denis Shafikov y se proclamó monarca del orbe en el peso ligero (135 libras).

Rancés es hermano del campeón olímpico de Atenas en el 2004 en el peso minimosca ,Yan Barthelemy y también de Leduan, quien recientemente perdió el invicto profesional.

En ese cartel en Los Angeles, el venidero 6 de septiembre, el cubano Yordenis Ugas (25-4-12 KO) buscará su primera corona planetaria. Se enfrentará con el boricua Abel Ramos (26-3-20 KO) por el título absoluto de la Asociación Mundial de Boxeo en el peso welter (147 libras o 67 kilogramos).

En marzo del 2019 Ugas, bronce olímpico en Pekín en los 60 kilos, tuvo la oportunidad titular por el Consejo Mundial de Boxeo.

Perdió cerrado pleito ante el estadounidense Shawn Porter. Muchos especialistas y fanáticos que fueron a ver ese pleito en Carson, California , vieron ganar al peleador de la mayor isla de las Antillas.

El cubano Yoan Pablo Hernández regresa al ring, como super pesado

Yoan Pablo Hernández abandona su retiro. Va pelear en Alemania el 22 de agosto. Peso super pesado (póster oficial del combate contra Kevin Johnson).

Uno de los mejores boxeadores profesionales cubanos de los últimos 15 años, el vueltabajero Yoan Pablo Hernández, dejará su retiro de 6 años en el cuadrilátero.

El zurdo cubano apodado "El Hombre de Hierro" peleará por primera vez en los super pesados ante el estadounidense Kevin Johnson (34-17-18 KO), en pelea pactada a 10 asaltos que tendrá por sede a la ciudad alemana de Magdeburg el próximo 22 de agosto y que será transmitida en vivo a través de la televisión Germany MDR.

Yoan Pablo (29-1-14 KO), de 35 años de edad, fue campeón de la división crucero (200 libras) por la Federación Internacional de Boxeo hasta el 16 de agosto del 2014, tras vencer en Bamberg, Alemania, al local Firat Arslan y conservar la faja del orbe.

Tras sufrir varias lesiones, el cubano tomó la decisión de alejarse del ring y estar al lado de su familia en tierra teutona. Se retiró en ese momento por la puerta grande, aún con la corona del mundo.

El peleador de vueltabajo, tras su retiro, se mantuvo en el gimnasio siempre ligado a la actividad física.

Pese a la situación de la pandemia que afecta a mas de 180 países a nivel global, Hernández decidió regresar a lo que siempre ha hecho, boxear.

Su meta es realizar buena carrera boxistica, pero no en los cruceros, sino como un super pesado de 220 libras de pesos corporal.

Tendrá que dar al máximo de su capacidad si quiere aspirar a una pelea titular en una división donde abundan peleadores de dos metros de estatura y pesos corporales superiores a las 240 libras.

Tales son los casos de los británicos Tyson Fury y Anthony Joshua, ambos poseedores de las cuatro coronas del orbe, así como el estadounidense Deontay Winder.

Pudiéramos incluir en esa lista entre los grandes en la actualidad en la división máxima al ucraniano Aleksander Usyk, el ruso Alexander Povetkin, el británico Dillian White, el estadounidense de origen mexicano Andy Ruiz y el cubano Luis Ortiz, ex campeón interino de la Asociación Mundial de Boxeo.

La situación para Yoan Pablo no se presenta nada fácil en su anhelado camino para buscar una pelea titular en los pesos completos. Pero, experiencia, calidad, pegada, agresividad, talento y ese sueño no le faltan al peleador de Pinar del Río.

Hernández fue monarca en los 91 kilos en el Campeonato Mundial Juvenil, realizado en el 2002 en Santiago de Cuba.

En el 2005 durante una gira del equipo nacional de boxeo de Cuba por Europa Yoan Pablo decidió quedarse en Alemania para buscar oportunidades en el pugilismo profesional, tal como lo había hecho en Alemania otro cubano, Juan Carlos Gomez, ex campeón del orbe en las 200 libras por el Consejo Mundial de Boxeo.

Hernández debutó en Alemania a nivel profesional por la puerta grande el 3 de septiembre del 2005, tras derrotar por nocauts a David Vicena.

El 18 de agosto del 2007 superó por la vía rápida a Daniel Bispo para adjudicarse la faja vacante en el peso crucero a nivel Fedelatin por la Asociación Mundial de Boxeo, AMB.

Yoan Pablo conquistó en el 2011 la corona interina de la AMB en las 200 libras, tras superar por KO a Steve Herelius, en pelea realizada en Muelheim, Alemania.

Ocho meses después empató el combate a 12 rounds con el británico Steve Cunningham. En la revancha el cubano ganó por decisión unánime de los jueces y se convirtió en apenas el segundo cubano en toda la historia en el peso crucero en ganar de forma absoluta la faja de la Federación Internacional de Boxeo, después que lo hizo en 1998 el ídolo del central Nodarse, cerca del Mariel, Juan Carlos Gómez.

La única derrota de Hernández a nivel profesional fue ante el británico Wayne Brathwaite en marzo del 2008.

En sus últimas tres peleas, antes de su retiro, defendió exitosamente el fajín de la Federación Internacional de Boxeo ante Troy Ross, Alexander Alekseev y Firat Arslan.

YOAN PABLO ES HERMANO DE JOEL ROMERO

Yoan Pablo es hermano menor de Yoel Romero, quien fue campeón mundial de lucha en los 85 kilos en el evento efectuado en 1999 en Ankara, Turquía, además de medalla de plata en los Juegos Olímpicos del 2000 en Sidney, Australia.

En el 2007 Romero, con la ayuda de su hermano Yoan Pablo, comenzó su carrera en las Artes Marciales Mixtas en Alemania.

En el 2014 , ya instalado en Estados Unidos, Romero fue monarca en la UFC178, tras derrotar a Brad Tavares. Ha ganado otros títulos continentales en AMM.

En marzo del 2020 Israel Adesanya, en medios de abucheos de la afición en Las Vegas, superó al vueltabajero Romero por decisión unánime para conservar el invicto y el título mundial de la UFC 248.

Muchos especialistas vieron ganar al cubano. Dos jueves votaron por el nigeriano Adesanya 48-47 y el tercer juez también por Adesanya por 49-46.

El boxeador de Villa Clara que hizo historia (VIDEO)

Osvary Morrell

En total, 22 abriles, dos combates profesionales en el 2019 y cuatro rounds peleados. Pensar ganar una corona interina de la Asociación Mundial de Boxeo en el peso super mediano (168 libras) parece una quimera en los tiempos actuales, algo irreal en esta época de pandemia y la presencia de cientos de peleadores de todas partes del planeta Tierra.

El pasado sábado por la noche en el Microsoft Theater en Los Angeles, California, el aún prospecto villaclareño David Osvary Morrell escribió una página gloriosa, maravillosa, sorpresiva en los anales del deporte de los puños a nivel global.

Apenas se convirtió en el tercer boxeador en toda la historia en ganar una faja mundial profesional en tres pleitos. Los otros dos fueron el tailandés Saensak Muangsurin y el bi campeón olímpico ucraniano Vassyl Lomachenko, el hombre que el 9 de diciembre del 2017 le quitó el invicto al también bi campeón olímpico y mundial profesional cubano Guillermo Rigondeaux, durante un combate realizado en el Madison Square Garden, en Nueva York.

8-8-2020 será una fecha muy significativa para la vida y la carrera deportiva de Osvary, su familia en Villa Clara, su novia en Minneapolis y todos los fanáticos que siguen y seguirán la carrera brillante que pudiéramos ver en el prospecto Morrell, quien llegó al boxeo profesional con mucho hambre y deseos de emular a uno de sus preferidos, a Lomachenko.

Morrell se presentó rápido de piernas y manos, con un boxeo en la larga y corta distancias, conectó muy bien desde adentro con ambas manos, su esquiva fue fabulosa ante el empuje del guyanés residente en Brooklyn Lennox Allen (22-1-14 KO), y ganó de forma convincente.

En las apuestas en Las Vegas, Nevada, el cubano era el favorito. Y así fue. Derrotó por clara decisión en 12 asaltos a Allen, de 35 años de edad. Allen perdió el invicto y se quedó con las ganas de conquistar la faja del orbe en las 168 libras.

Por si fuera poco, Morrell se convirtió en el primer boxeador cubano en toda la historia en adjudicarse una corona interina planetaria de la AMB en el peso super mediano.

Pese a que en su natal Villa Clara desde pequeño se inclinó por el béisbol, el deporte nacional en Cuba, le llamo más la atención el boxeo.

Llego a la ESPA Nacional (Escuela Superior de Perfeccionamiento Atlético) a los 16 años de edad, y a los 18, tras ganar medalla de oro en 81 kilos (178 libras) en el Campeonato Mundial Juvenil en el 2016 en St. Petersburgo, Rusia, fue seleccionado el "Mejor Boxeador del Mundial" para menores de 18 años de edad.

Con la excepción del tercer round de la pelea Morrell-Allen, los otros 11 asaltos fueron para el joven cubano.

Tras mostrar superioridad técnica, con buena ofensiva y defensa aceptable, y sobre todo llegar con buenos swings y ganchos, así como izquierdas largas y una potente derecha al rostro del peleador guyanés, los tres jueves en Los Angeles vieron ganar a Morrell.

Rudy Baragan le dio el pleito al cubano 119-109, Lou Moret le dio un muy amplio 120-108, mientras que el tercer juez se fue por Osvary 118 a 110, la votación mas cerrada.

Morrell fue captado a principios del 2019 por el manager cubano-israelí-americano Luis De Cubas Jr. El peleador de Villa Clara llegó rápido a firmar contrato con Premier Boxing Champions (por recomendación de De Cubas Jr) y aunque aún no está en la élite de las 168 libras, muy pronto pudiéramos ver a David retando a los grandes de la división.

Aunque el mexicano Canelo Alvarez pasó a la división inmediata inferior, aún quedan grandes boxeadores en las 168 libras como son los casos de los estadounidenses Daniel Jacobs, David Benavides, Caled Plant y Anthony Dirrell, los británicos Callun Smith y Billy Joe Saunders y el pegador ruso Fedor Chudinov.

Ahora Morrell descansará unos días y posteriormente se enfocará en sus próximos pasos. Pese a ser monarca interino de la AMB y uno de los grandes prospectos de la división, deberá al menos realizar dos peleas con boxeadores clasificados a partir de los puestos 8-20 en el ranking mundial.

Morrell aún necesita mas rounds, mas experiencia, mas ring profesional para ir perfeccionado poco a poco, con el decursar de los meses, su transición amateur-profesional, adquirir mas experiencia, ganar en confianza.

Con 22 abriles, cumplidos el pasado 18 de enero, Osvary necesita madurar mas en el cuadrilátero, evitar esas embestidas en la corta distancia, para que un día alguien no lo "prenda" con un golpe sorpresivo. Esos detalles lo irá aprendiendo poco a poco con la ayuda de sus entrenadores.

Con su juventud y una estatura de 6.1 pies (185 centímetros), Morrell debe ganar en peso corporal y pegada, y para un futuro no muy lejano incursionar en el peso semi pesado (175 libras), división que tiene como mejor hombre de Cuba al guantanamero Sullivan Barrera.

Entre los mejores a nivel global en los semi pesados figuran los rusos Sergey Kovalev, Artur Beterbiev y Dmitri Bicol, el mexicano Gilberto Ramirez, el colombiano Eleider Alvarez y los estadounidenses Marcus Browne, Joe Smith Jr y Jesse Hart, además del cubano Barrera, clasificado entre los diez mejores del universo.

El futuro de Morrell se vislumbra en los semi-pesados. Aún le queda mucha “gasolina" por quemar en los super medianos, división que le pudiera aportar títulos mas relevantes. Eso esperamos de Morrell.

Morrell, este sábado, buscará ser el primer campeón mundial cubano en las 168 libras

David Osvary Morrell. Foto tomada del Periódico Vanguardia.

El prospecto cubano David Osvary Morrell debió de combatir en abril pasado por la faja interina de la Asociación Mundial de Boxeo en el peso super mediano (168 libras) ante el guyanés residente en Brooklyn, Nueva York, el invicto Lennox Allen.

El coronavirus, en ese momento, no permitió realizar ese pleito en Minneápolis, Minesota.

Pero al fin llegó el momento esperado por ambos púgiles. Ese pleito pactado a 12 rounds por la misma corona se realizará este sábado 8 de agosto en el Microsoft Theater, en Los Angeles, estado de California.

El púgil villaclareño se mantuvo entrenando en abril y mayo con sesiones ligeras, pero a partir de junio aceleró las rutinas en Minneápolis y físicamente está listo para salir airoso ante el difícil Allen y convertirse en el primer púgil cubano en toda la historia profesional en ganar una corona del orbe en las 168 libras.

Así es. Morrell en apenas su tercer pleito irá por una corona mundial. Hasta la actualidad solo dos peleadores profesionales ganaron cinturones del orbe en sus terceros pleitos, el bicampeón olímpico ucraniano Vasyl Lomachenko (le quitó el invicto al cubano Guillermo Rigondeaux) y el ídolo tailandés Saensak Muangsurin.

Por la experiencia y mas peleas profesionales sobre el cuadrilátero, el favorito es Allen, quien archiva 22 triunfos sin derrota y un empate en agosto del 2010 ante Darnell Boone, en pelea realizada en Brooklyn.

Allen, de 35 años de edad, debutó en el boxeo profesional el 16 de abril del 2004 con una victoria por KO ante Troy Lewis, en combate realizado en su tierra, Georgetown, Guyana.

El guyanés tiene pegada con ambas manos, es hábil, se mueve rápido y en ocasiones cuando va a la ofensiva es para arrollar al oponente.

Morrell, mas joven, con 22 años, tiene pegada con ambas manos, carga dinamita pura, es un peleador explosivo, es rápido de piernas y manos, con técnica depurada y sobre todo tiene juventud y deseos de comerse el mundo en este deporte que en Cuba es segundo, detrás del béisbol.

Osvary fue monarca en el peso semi pesado en el Campeonato Mundial Juvenil, realizado en el 2016 en St. Petersburgo, Rusia, evento en el cual fue seleccionado "El Mejor Boxeador del Mundial".

El villaclareño fue monarca de Cuba en el 2017 en los 81 kilos (peso semi completo) y ese mismo año fue campeón en el torneo de la India en las 178 libras.

En mayo del 2018 Morrell llegó a México con el objetivo de cruzar la frontera e instalarse en Estados Unidos, con un solo objetivo. Reanudar sus entrenamientos con los ojos puestos en el profesionalismo y con un sueño: buscar una faja del orbe.

El debut de Osvary fue el 31 de agosto del 2019 con un éxito por KO ante el desaparecido cubano Yendris Rodríguez Valdés. En noviembre de ese mismo año, en su segundo pleito profesional, arrolló por la vía rápida a Quinton Rankin.

Morrell reside con su novia en Minneápolis, una ciudad que le encanta a ambos (y la casa de uno de los mejores peloteros cubanos en todos los tiempos, el vueltabajero Tony Oliva, quien jugó durante 15 años para el Minesota, en las Grandes Ligas).

Actualmente en el peso super mediano pelean a nivel profesional 8 cubanos, lista que encabeza el yumurino William Scull (peleará este mes en Alemania), así como los invictos Osleys Iglesias y Maidel Sando.

Por su juventud y entrega total a los entrenamientos, muchos esperan este sábado una victoria de Morrell, que lo convertiría, y esto hay que reiterarlo: en el primer cubano en toda la historia a nivel profesional en lograr una faja del orbe en las 168 libras.

El cubano americano Jorge Masvidal promete una resurrección tras su derrota

Jorge Masvidal en el 2019, celebrando su victoria contra Nate Diaz. (Sarah Stier-USA TODAY Sports)

La gran mayoría de los deportistas profesionales que aceptan peleas por títulos mundiales, desafíos y grandes retos en un lapso corto (mas aún con una semana de preparación) terminan con derrotas.

Ese fue el caso del aguerrido cubano estadounidense Jorge Masvidal, quien este sábado por la noche se enfrentó a uno de los mejores luchadores libra por libra de Artes Marciales Mixtas, el nigeriano residente en el estado de la Florida, Kamaru Usman.

Con la excepción del primer round, Usman dominó la pelea para llevarse la decisión unánime de los jueves ante Masvidal, y de esa forma retuvo la faja mundial welter de la UFC 251, durante un pleito realizado en la isla Yas, en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos.

Indudablemente que el corajudo cubano estadounidense se enfrentó con una pared. Sin justificación, Masvidal aceptó el combate con una semana de antelación, después que el rival de Usman fuera dado positivo al coronavirus.

El cubano contó con el apoyo de la comunidad cubana, desde el senador Marco Rubio al boxeador Yordenis Ugás, quien estuvo presente en la pelea.

Pese a que Masvidal aceptó el reto de forma rápida, el muchacho estaba preparado físicamente, pero quizás no psicológicamente. A veces sólo con física no se ganan peleas, se necesita tener un complemento en el cerebro de muchas situaciones técnico-tácticas, conjugar todos los elementos en la cabeza para estar claro del enemigo que tienes enfrente en el octágono.

Para una pelea de esa envergadura, hay que tener todos los sentidos en su orden. La decisión personal de aceptar el reto fue del propio Masvidal. Cumplió valientemente su reto, pero aún queda pendiente su sueño.

"Perdón que no pude traerlo a casa esta vez", dijo Masvidal en Twitter. "Pero la próxima vez, será la resurrección".

El éxito de Usman fue abrumador en el conteo de los señores jueces. Las estadísticas hablan de por sí solas. Masvidal tuvo a su favor 88 golpes conectados de 157 lanzados , equivalente al 56%, en tanto el peleador del continente africano dominó a sus anchas con 263 golpes conectados de 341, para el 77%.

Más claro ni el agua. Victoria grande de Usman y un reto aceptado en una semana antes de la pelea por parte de un Masvidal que derrocha agresividad por arrobas, pero que no fueron suficientes para pelear ante el indetenible Usman (17-1).

Que queda ahora para Masvidal (35-14) un descanso inmediato. Seguidamente reflexionar sobre el futuro de su carrera, (consultar con sus entrenadores y familiares) y después tratar de buscar una o dos peleas de transición, y tal vez enfrentar al irlandés Connor McGregor.

Talento y deseos tiene para ello. Hay que admirar el difícil reto del cubano americano que tuvo ahora en Abu Dhabi, durante un cartel transmitido a través de la televisión a nivel global.

No todo está perdido para Masvidal. Adelante que ese talento, esos deseos de ser campeón mundial en la MMA algún día se te darán. De eso no tenemos dudas, campeón de los retos.

Cargar más

XS
SM
MD
LG