Enlaces de accesibilidad

Cuba

Washington Post: ¿Más castrismo? ¿para qué más de lo mismo?

Un cubano descansa junto a un camión cisterna "pipa" donde han colocado un cartel con las figuras de Fidel y Raúl Castro el 9 de abril de 2018.

El avance en puntillas hacia el futuro no bastará para romper el profundo y decepcionante estancamiento: Cuba necesita liberar a su propia gente, señala el diario en un editorial sobre la anunciada sucesión el próximo jueves en la isla.

El diario The Washington Post cuestiona en un editorial las interrogantes acerca de si, cuando por primera vez en 60 años Cuba sea gobernada por alguien sin apellido Castro, esa persona será en alguna medida diferente de sus totalitarios predecesores.

En lugar de ello el periódico propone hacerse preguntas de más calado como “¿Para qué necesitan los cubanos más castrismo? ¿Más de lo mismo? ¿Para qué?”.

El tema del editorial coincide con la frase elegida por un grupo de opositores cubanos, agrupados en el Foro por los Derechos y Libertades, para una campaña lanzada a inicios de 2018 denunciando la farsa de los comicios cubanos. Con la etiqueta #MásCastrismoParaQué, el grupo ironiza con las propias palabras del dictador Fidel Castro cuando en 1959 rechazó hacer elecciones libres, enterrando así la democracia en Cuba con la frase "¿elecciones para qué?".

Señala el Post que, si en algún momento la educación y la atención médica gratuitas eran los tótems de la promesa de igualdad y una vida mejor de la revolución castrista, hoy Cuba es una sombra de lo que fue.

Cita el informe reciente del economista estadounidense Richard E. Feinberg para el Instituto Brookings (reseñados por Martí Noticias en “Profundamente decepcionante” el desempeño económico de Cuba en los 10 años bajo Raúl Castro y Experto alerta sobre peligro de frenar sector privado en Cuba) donde documenta como las actuales cosechas de azúcar, café, tabaco y cítricos y las capturas de pescado, son superadas con creces por los niveles prerrevolucionarios.

“En La Habana, la escasez de alimentos ha sido habitual por mucho tiempo; recientemente fueron los huevos los (que se pusieron) difíciles de encontrar. ¿Más de lo mismo?”, pregunta el editorial.

Agrega que mientras que el autoritarismo disfruta su regreso en Rusia, el totalitarismo nunca se fue de Cuba. Los disidentes son sistemáticamente detenidos; no hay libertad de información, prensa o asociación; y perdura un exhausto sistema de lealtades al Partido Comunista y monopolio del poder.

El país ─dice─ es dirigido por una camarilla que en los últimos años también se ha enriquecido, y la mayoría de los cubanos no tienen voz ni voto en la forma en que se gobierna su país.

Una simple alusión a la democracia pone a temblar a los apparatchiks. Como dice Feinberg, "A lo largo de de seis décadas, el partido de vanguardia se ha convertido en el partido de la retaguardia, penosamente desligado de las opiniones y aspiraciones populares".

Y el Post repite entonces su pregunta retórica: “¿Más de lo mismo?”.

Hasta las relativamente tímidas reformas económicas lanzadas en sus inicios por Raúl Castro parecen haber asustado a los burócratas de su propio partido, apunta el editorial.

La economía privada creció durante un decenio bajo su vigilancia; la cifra de trabajadores por cuenta propia autorizados creció de 150.000 en 2008 a 580.000 el año pasado. El sector privado ahora representa, incluyendo a agricultores y empresas, alrededor del 29 por ciento de la fuerza de trabajo, mientras que el Estado retiene el 71 por ciento.

Súbitamente alarmado por que la gente estuviera realmente ganando dinero en negocios privados, en agosto pasado el Gobierno pisó el freno y dejó de emitir nuevas licencias. Este avance de puntillas hacia el futuro no bastará para romper el profundo y decepcionante estancamiento de Cuba, asevera el diario.

Por largo tiempo, Fidel y Raúl Castro se quitaron de encima la responsabilidad asegurando que todo era culpa del embargo estadounidense.

Ahora algunos culpan a la línea más dura adoptada por el presidente Trump tras los misteriosos ataques a diplomáticos de EE.UU. en La Habana. Pero es muy fácil culpar a Estados Unidos por todo lo que anda mal en Cuba.

El cambio que la isla necesita debe venir de dentro, propone el editoral, “liberar a su propia gente: que puedan expresarse, votar, ser propietarios, producir y viajar".

"Después de seis décadas de castrismo, lo último que necesita Cuba es más de lo mismo”, concluye diciendo el Washington Post.

Vea todas las noticias de hoy

Iberia compra Air Europa: ¿se verán afectados los vuelos a Cuba?

Imagen de viajeros internacionales.

Entre España y Cuba se producían 18 vuelos semanales antes que el Covid-19 transformara radicalmente la industria turística mundial. Hoy, todos los ojos miran hacia las vacunas, como única garantía para regresar a la normalidad, y los actores se reorganizan para la siguiente fase.

Las operaciones de Iberia y Air Europa, que sumaban 14 de los 18 vuelos semanales entre Madrid y La Habana, son fundamentales para el turismo cubano. En este escenario, la compra de Air Europa por parte de Iberia abre interrogantes sobre sus repercusiones en el mercado latinoamericano. Frecuencias, precios, alternativas y competencia real son dudas que plantea la concentración de empresas en el sector aéreo español.

"Iberia no se ha pronunciado sobre si va a mantener la marca de Air Europa", señala José Ramón Valero, director de Avion Revue, la revista líder en España y América Latina.

La compra de Air Europa por 500 millones de euros —unos 608 millones de dólares, la mitad de lo acordado antes de la pandemia— busca convertir el hub del Aeropuerto de Madrid-Barajas en un serio competidor frente a sus rivales de Frankfurt, Ámsterdam, Londres-Heathrow y París-Charles de Gaulle. Según Iberia, la existencia de dos compañías, parecidas en tamaño y rutas, es un obstáculo.

Iberia, que pertenece a la multinacional IAG (British Airways, Vueling, Aer Lingus, Level), considera que Madrid "necesita ser más eficiente y capturar más tráfico que permita abrir nuevas rutas enfocadas en Asia, Oriente Medio y África". Y así, "competir con el resto de hubs europeos, y poder recuperarse más rápido del impacto de la pandemia".

"Apostaría a que, de momento, mantendrán Air Europa como una segunda marca. Air Europa tiene algunos destinos como Cuba y República Dominicana, que son muy turísticos. Es un tipo de pasaje diferente al que suele llevar Iberia", explica Valero en declaraciones a Radio Televisión Martí.

El CEO de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, ofreció alguna pista en el diario Cinco Días cuando mencionó el ejemplo de Miami: "No sobra nada. La cuestión es hacerlo mejor y que, por ejemplo, no haya dos aviones a Miami que salgan con diez minutos de diferencia. Debemos cubrir bien las ventanas de conexión".

Las dos compañías declinaron ofrecer datos sobre la cantidad de viajeros entre la capital de España y La Habana.

En España residen más de cien mil cubanos, que utilizan los servicios de Iberia, Air Europa, Evelop y Cubana de Aviación para viajar a la isla. Desde España volaron a Cuba 146.339 turistas en 2019, según cifras oficiales, un retroceso histórico que también incluyó a Alemania, Francia, Reino Unido e Italia. Sin embargo, el hub de Madrid continúa siendo la principal puerta de entrada a Cuba desde Europa.

"Hace falta que haya competencia, y eso ya lo han visto los grandes turoperadores, principalmente los dos grupos grandes: Iberojet e Iberostar", agrega Valero.

Nuevas oportunidades podrían abrirse tras la pandemia con Iberojet, "que será la nueva marca de Evelop. Y aparte ha aparecido otra compañía, World2fly, que va a tomar posiciones y volará a Cuba".

No obstante, los precios siempre preocupan ante una operación de concentración empresarial, como la planteada entre Iberia y Air Europa. Tras el Covid-19, consideran en el sector, habrá que reconciliar a las personas con el turismo, y los precios bajos podrían ser un factor importante.

La breve salida de Iberia del mercado cubano, entre 2013 y 2015, dejó un mal recuerdo y precios desorbitados. Air Europa disfrutó entonces de la posición dominante, frente a la incapacidad de la estatal Cubana de Aviación de sobrepasar sus dos frecuencias semanales entre La Habana, Santiago de Cuba y Madrid.

Cómo será esta vez y cómo afectará a la conectividad aérea entre Cuba y España, es la pregunta común que sobrevuela, nunca mejor dicho, entre expertos y usuarios.

Fallece el opositor Ariel Valdés García

El activista de los derechos humanos, Ariel Valdés García. (Cortesía de José Diaz Silva).

El opositor Ariel Valdés García falleció en un hospital de La Habana el 22 de enero luego de cuatro días de haber sido ingresado por serios padecimientos de salud.

José Díaz Silva, líder del Movimiento Opositor por una Nueva República y representante del Movimiento Democracia al que pertenecía Valdés García, dijo a Radio Televisión Martí que el activista tenía cáncer en la piel pero le negaban la atención médica requerida y por esa razón se agravó.

Declaraciones de José Díaz Silva, líder del Movimiento Opositor por una Nueva Republica
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:51 0:00

Explicó que Valdés García era un hombre muy humilde que vivía en precarias condiciones en el municipio de Playa. Solo recibía apoyo de los activistas, entre ellos la opositora Marlén Alonso, quien se encargó de ayudarlo en todo lo que pudo "aunque lo que más necesitaba era atención médica especializada".

“Tuvimos que hacer una protesta para llamar la atención sobre el caso del hermano y finalmente lo ingresaron pero ya estaba muy mal y cuatro días después falleció”, agregó.

Díaz Silva opinó que el régimen cubano "es responsable de la muerte del hermano, por no facilitarle una adecuada atención médica a tiempo.

El opositor fue velado en la Funeraria de 70 y 29 en Buena Vista, Playa, y sepultado en la mañana de este sábado.

Sus compañeros del MONR y del Movimiento Democracia le recuerdan por sus actividades cívicas a favor de los derechos humanos y la libertad de Cuba, concluyó Díaz Silva.

Liberado bajo fianza activista que tenía 4 días en paradero desconocido

El opositor y activista Evert Oscar Matos.

Después de estar en paradero desconocido tras ser detenido por la Seguridad del Estado, el opositor Evert Oscar Matos fue liberado bajo fianza, informó el viernes la ONG Cubalex.

En una publicación en Facebook, Cubalex precisó que al opositor se le acusa de propaganda enemiga y otros delitos. “El motivo son sus publicaciones en redes sociales. La policía política desea imputarle, además, que recibe financiamiento desde el exterior”, detalló Cubalex.

Cubalex señaló que la supuesta prueba de financiamiento que tiene la Seguridad del Estado son las recargas de saldo de teléfonos. “Las mismas recargas que el régimen promociona y que engrosan los bolsillos de Etecsa se pueden convertir en un arma a usar contra quién disiente, cuando la policía política no tiene delitos reales que imputar”, dijo la organización.

El opositor le dijo a la organización que el régimen también le amenaza de “corrupción de menores” por la directa que hizo antes de ser detenido, pues en ella dijo que no le abriría la puerta a la Seguridad del Estado hasta que la mamá del infante no viniera a buscarlo. “En el video yo estaba advirtiendo a mis amistades de lo que iba a suceder y de las razones por las cuales no había abierto la puerta a la policía. No podía hacerlo hasta que no llegase la mamá del niño para que el niño se fuese con ella y no viera mi detención o dejarlo solo”, señaló el activista.

Evert Oscar dijo que la Seguridad del Estado no le devolvió el teléfono celular. "Se quedaron con mi teléfono con las dos líneas que tiene puesta. Entonces me dijo, si tú no quieres abrir el teléfono, pues sencillamente nosotros tenemos las herramientas para conseguir lo que nosotros queremos y demostrar que tú eres financiado", añadió el opositor.

Cuando el activista fue liberado, recurrió a Facebook para dar a conocer la noticia.

Cuba cuenta 567 nuevos casos de coronavirus

Un policlínico en La Habana el 21 de enero de 2021. (Yamil Lage / AFP).

Al cierre del viernes el Ministerio de Salud reportó un total de 567 nuevos casos positivos al coronavirus de los cuales 508 fueron contactos de casos confirmados; 35 con fuente de infección en el extranjero y otros 24 sin fuente de infección precisada.

De igual manera el reporte informa de 3 fallecidos que suman un total 191 en todo el pais desde el inicio de la pandemia el pasado año.

Los 567 casos diagnosticados pertenecen a los grupos de edad: de menores de 20 años: 69; de 20 a 39 años: 188; de 40 a 59 años: 211; y más 60: 99 casos.

La mayor cantidad de casos reportados en el día se localizan en La Habana con 276. Un gráfico publicado en las redes sociales por el Proyecto Inventario recoge las cifras por provincias y otros datos.

Las autoridades cubanas han establecido medidas de confinamiento y toque de queda para contener la expansión de la pandemia.

También prevén el aislamiento de contactos de viajeros y positivos para quienes no tienen condiciones en el hogar, con obligatoriedad del confinamiento y responsabilidad legal en el caso de los incumplidores.

Cubanos consultados consideran que no son suficientes las medidas y aseguran que la presencia permanente de ciudadanos en las calles todo el día haciendo colas, o aglomerándose para subir al transporte público, son factores determinantes para la expansión del coronavirus.

En una nota publicada en el sitio web del MINSAP este viernes se informó de una nueva variante genética del sars-cov-2 , más transmisible y detectada anteriormente en Sudáfrica.

Rubio: Biden debe decidir si continuará la política de Trump en apoyo al pueblo cubano o dar legitimidad al castrismo

El senador cubanoamericano y excandidato a la presidencia de EEUU, Marco Rubio, en el Senado el 6 de enero del 2021.

"La terrible naturaleza del régimen comunista en Cuba es bien conocida pues durante décadas ha aterrorizado a su propia gente, asesinado a disidentes, encarcelado a artistas y activistas y fomentado el caos en el hemisferio occidental al apuntalar tanto a regímenes autoritarios como a movimientos guerrilleros terroristas", dijo este viernes el senador Marco Rubio en un comunicado dirigido al presidente Joe Biden.

La pregunta clave que enfrenta cualquier administración estadounidense es cómo responder a un régimen tan brutal, dice Rubio.

El senador de origen cubano dijo que el presidente Trump impulsó políticas que apoyaron "al sufrido pueblo cubano" al responsabilizar al régimen de Castro-Díaz-Canel por décadas de represión y marcó un cambio muy necesario con respecto al "débil mimo de la era Obama" que el presidente Joseph Biden y muchos de sus asesores más cercanos "supervisaron, apoyaron y vitorearon".

Ahora, agrega el senador por la Florida, el presidente Biden debe decidir si continuará la política de la era Trump de ponerse del lado del pueblo cubano u otorgar a La Habana legitimidad internacional.

Sus primeros anuncios de personal sugieren que dará prioridad a apaciguar al régimen, y "tendremos nuestra primera indicación muy temprano en la administración", agrega Rubio.

La administración Biden enfrentará una intensa presión de aquellos que quieren sacar provecho de la dictadura de Cuba y simpatizantes del régimen, quienes abogarán por usar la próxima Cumbre de las Américas para señalar un reinicio con La Habana al invitar al régimen cubano a Estados Unidos para el evento, dice Rubi.

"Bajo ninguna circunstancia" se le debe otorgar al régimen de Castro-Díaz-Canel una victoria de relaciones públicas tan grande, apunta el senador federal.

Habrá otros puntos de decisión en el camino, y parece seguro que el presidente Biden y su equipo priorizarán "una política ingenua" de “compromiso” que premie efectivamente a la dictadura por su creciente represión.

El "compromiso" del presidente Biden significaría cambiar la política económica actual pidiendo al Congreso que ponga fin al embargo y abra las relaciones comerciales con la dictadura, dice Rubio. "Eso sería mediado a través de la organización títere del ejército cubano, el Grupo de Administración Empresarial S.A, GAESA", un conglomerado que actualmente figura en la lista de entidades restringidas del Departamento de Estado que controla casi el 60 por ciento de la economía de la isla.

GAESA, advierte Marco Rubio, se utiliza para reprimir al pueblo cubano gestionando y limitando así el acceso al comercio en la isla. "También es una empresa abiertamente corrupta, encabezada por un general del ejército casado o una vez casado con una de las hijas de Raúl Castro. Normalizar las relaciones con La Habana significaría inyectar más efectivo directamente en sus arcas".

Para el equipo de Biden, el "compromiso" también requerirá que se minimice constantemente la amenaza a la seguridad nacional que representa La Habana, explica el senador.

Las alianzas del régimen cubano son con los principales autoritarios y los peores violadores de los derechos humanos del mundo: Xi en China, Putin en Rusia, los mulás en Irán, Kim en Corea del Norte, los Ortega en Nicaragua y Maduro en Venezuela. También constituyen "una amenaza directa a nuestra seguridad nacional debido a los acuerdos de armas y la proximidad geográfica de Cuba a los Estados Unidos, que se utiliza para apuntar a nuestra nación para la recolección de inteligencia", enfatiza el senador Rubio.

La dictadura cubana ha apoyado en repetidas ocasiones y ha brindado un puerto seguro a las Organizaciones Terroristas Extranjeras designadas por el Departamento de Estado, como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, y el Ejército de Liberación Nacional, ELN, el último de los cuales cometió el año pasado el atentado suicida en Bogotá, Colombia contra la Academia Nacional de Policía, recuerda Rubio.

"Un apoyo tan flagrante resultó en que la Administración Trump renombrara formalmente a Cuba como patrocinador estatal del terrorismo", señala Rubio en su comunicado.

No hay ninguna razón "para engañarnos creyendo que el 'compromiso' hará que los tiranos de La Habana cambien sus costumbres. Tampoco hay razón para pensar que el régimen abandonará repentinamente su larga historia de represión de opositores políticos y periodistas, tráfico de personas y cometer otras violaciones de derechos humanos dentro de sus propias fronteras", advierte Rubio.

"En lugar de responsabilizarlos por tal represión, es probable que la administración Biden eleve a Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel como socios creíbles e iguales en los asuntos diplomáticos en el hemisferio occidental. Regímenes como el suyo o el de Maduro han podido durante mucho tiempo extender su propio control del poder explotando las negociaciones internacionales para su propio beneficio político", concluye el senador republicano en su comunicado.

Cargar más

XS
SM
MD
LG