Enlaces de accesibilidad

Cuba

Vivir sin remesas familiares en Cuba

cuba/ cambios /dinero

Si usted hace una encuesta entre los cubanos de a pie sobre sus prioridades, nueve de cada diez le hablan del tiempo y dinero que se gasta en conseguir comida y lo difícil y caro que resulta vestirse.

Por favor, no le pida a Luis Carlos, un jubilado que vende tamales a cinco pesos por las calles de La Habana, que le cuente anécdotas de sus años como soldado en la guerra civil de Angola o Etiopía.

Después de caminar quince kilómetros, bajo un sol arrasador pregonando tamales calientes en diferentes barrios del populoso municipio Diez de Octubre, al sur de La Habana, lo menos que desea Luis Carlos es rememorar aquella etapa cuando almorzaba y cenaba comida enlatada rusa y dormía en una trinchera de la selva angolana.

“¿Quieres embromarme? La guerra africana fue una pesadilla para mí. No jodas, la única guerra que tenemos los cubanos es para comer y vestirnos decentemente”, señala, secándose el sudor con un trapo azul oscuro.

A sus 65 años, los pies destrozados y una diabetes de segundo grado, el pensionado habanero desearía tener una vida más placentera. “Descansar en la casa, ver la Eurocopa de fútbol y jugar dominó por las noches. Es lo que me tocaría después de trabajar toda mi vida y guerrear en nombre de la revolución”. Pero nada de eso puede hacer. A modo de desahogo, Luis Carlos comienza a contar sus tribulaciones familiares.

“Mi esposa fue operada de cáncer de mama y tengo que zapatear el dinero en la calle para poder comprar por la izquierda carne de res o pescado. Mi hijo mayor está preso y cada veintiún días voy con su hermana a visitarlo al Combinado del Este. Le llevamos dos jabas con tostada de pan, azúcar prieta y leche en polvo. A esa hija, la única hembra que tenemos, la ayudo en la compra de ropa a mi nieta, pues su marido la dejó por otra mujer y no mantiene a la niña”.

Si usted hace una encuesta entre los cubanos de a pie sobre sus prioridades, nueve de cada diez le hablan del tiempo y dinero que se gasta en conseguir comida y lo difícil y caro que resulta vestirse.

Con discreción, a principios de los años 90, el régimen de los hermanos Castro derogó la libreta de racionamiento de artículos industriales, que a las familias pobres -un segmento mayoritario en el país- al menos le garantizaba dos mudas de ropa interior, dos de vestir y un par de zapatos de cuero al año.

Eran confecciones de bajísima calidad. Y de hándicap tenían que cuando ibas a una fiesta, al cine o a comer en un restaurante, casi todas las personas vestían igual. Cuba era una especie de ejército gigantesco vestido de civil. Camisas Yumurí a cuadros, pantalones Jiquí y zapatos elaborados en alguna fábrica local o procedentes de la Europa comunista.

Gudelia, ama de casa y madre de cuatro hijos que ya son hombres y mujeres, recuerda con cierta nostalgia aquellos tiempos, “cuando una lata de leche condesada costaba veinte centavos, cada quince días te tocaba media libra de carne de res por persona y nadie se robaba el queso crema o el yogurt que los repartidores dejaban afuera de la lechería”.

Ella reconoce que la ropa estaba fuera de moda y los zapatos eran duros y feos. "Pero con el salario que se ganaba, se podía vestir y calzar a los hijos. Parecíamos mamarrachos, pero ahora es peor. Por la libreta de racionamiento solo puedes adquirir 7 libras de arroz, 20 onzas de frijoles apestosos, una libra de pollo, media libra de un incomible picadillo de soya y la ropa, calzado y productos de aseo se venden por la libre, pero cuestan un ojo de la cara”, confiesa Gudelia.

La pobreza intrínseca en la sociedad verde olivo ha generado una especie de Síndrome de Estocolmo entre los cubanos. Pero muchos interpelados consideran que es preferible tener garantizado una cuota mensual de alimentos y prendas de vestir, que comprarla con un salario promedio que ronda el equivalente a 25 dólares mensuales.

Jorge, padre de dos hijos, vive con su esposa en un apartamento de dos habitaciones en la barriada de Santos Suárez. Su familia nos puede servir de arquetipo para intentar comprender el manicomio económico cubano. Es un matrimonio de profesionales y sus salarios suman 1,454 pesos. Veamos cómo ellos desglosan los gastos.

“Lo que dan por la libreta cuesta poco, pero solo alcanza para nueve días. La 'proteína', sea pollo, jamonada o picadillo de soya alcanza menos. Entonces cada mes compramos 15 libras de pollo, 10 libras de carne de res e igual cantidad de pescado, que nos cuesta 800 pesos. En viandas, hortalizas y frutas gastamos 200 pesos. En frijoles negros y colorados, 50 pesos. En jabones, detergente y champú, 200 pesos. El resto, 204 pesos, es lo que nos queda para pagar luz, gas, agua y las meriendas escolares”, explica Jorge, calculadora en mano.

¿Y la ropa? ¿No gastan dinero en pasear con sus hijos? El matrimonio responde: “Ése es el dilema en Cuba. O comes o te vistes. Nos vestimos con ropa de uso, regalada por parientes y amigos. Cuando uno de los niños necesita un par de zapatos (el más barato cuesta 15 cuc), tengo que robarme algo en el trabajo. Así de simple. ¿Ir a comer a una paladar o pasar unos días en un hotel todo incluido? Ni de broma, compadre”, apunta Jorge.

Al igual que un 35% de cubanos, esta familia no recibe remesas del extranjero. A ellos, las reformas económicas de Raúl Castro, la presencia de artistas de Hollywood en La Habana o un desfile de Chanel por el Paseo del Prado, les resulta tan exótico como ver a un cerdo volando por el Malecón.

Vea todas las noticias de hoy

Katherine Bisquet gana beca de INSTAR

La autora Katherine Bisquet, integrante del Movimiento San Isidro y residente de La Habana.

El proyecto “Los Mojados” de Katherine Bisquet fue el acreedor de la recién estrenada beca Antonia Eiriz que otorga el Instituto Internacional de Artivismo Hannah Arendt, INSTAR.

“Es un libro de crónicas individuales de doce personajes que se reconocen por haber vivido, de un modo u otro, cierto desplazamiento. Estas personas, que están fuera de la norma política oficial cubana o de eso que llamamos ‘el deber ser del proyecto de la Revolución’, han sido marginadas de esa historia cultural, social o sentimental que es narrada desde el centro de poder que es el Estado”, dijo a Radio Televisión Martí, Katherine Bisquet, desde La Habana.

Reportaje de Yolanda Huerga
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:47 0:00

“Escapan de toda esa lógica triunfalista, de ese discurso y tienen una gran marca propia” por “defender esa individualidad por encima de cualquier convención colectiva. Asumen su arte y modo de vida de la manera más genuina. Son fieles a su alma, a su creación y van a defender eso por encima de todo. Por supuesto, comparten un rasgo trágico por, simple y llanamente, estar caminando en ese desplazamiento. Y esto mismo soy yo. Esto mismo es el propio instituto Hannah Arendt. Esto mismo son todos los que estamos alzando nuestras voces por una Cuba mejor, más inclusiva y democrática”, apuntó la escritora y miembro del Movimiento San Isidro, MSI.

La residencia, cuyo nombre rinde tributo a la pintora cubana Antonia Eiriz, confiere a artistas e intelectuales independientes de diferentes disciplinas, un estipendio mensual para el desarrollo de sus obras por el plazo de un año, según una nota publicada en la página oficial en Facebook de INSTAR, fundado y dirigido por la reconocida creadora cubana Tania Bruguera.

“Es un gran honor recibir esta residencia que respalda económicamente mi propósito. Me parece fundamental recibirla, precisamente, de un espacio independiente, que son los espacios que yo reconozco que están haciendo una gran labor dentro de la cultura”, señaló Bisquet.

“Estoy todavía en el trabajo de investigación, se está perfilando ahora y puede variar, pero básicamente va por ese sentir de compartir esa belleza del gesto único y de la resistencia”, concluyó la poetisa, una de las personas beneficiadas por medidas cautelares emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para integrantes del MSI.

INSTAR indicó en su comunicado que la autora elegida propuso, además, la posibilidad “transmedial” porque las entrevistas se documentarán en video para “un posible documental”, y en fotos que podrían integrar la edición impresa.

El libro formará parte de la colección Comentarios Reales de Rialta, una asociación civil asentada en Querétaro, México, que tiene por objeto la promoción y fomento educativo, cultural, artístico, científico y tecnológico.

Detenido el activista Esteban Rodríguez tras agradecer a los cubanos que hablaron ante el Parlamento Europeo

Esteban Rodríguez, activista de los derechos humanos y reportero de ADN Cuba.

El activista y reportero para ADN Cuba, Esteban Rodríguez, fue detenido en horas de la tarde del sábado por agentes de la policía cubana después de que hiciera un live en las plataformas de ADN Cuba, informó el también activista Osmani Pardo Guerra.

Dos horas después, el comunicador fue liberado.

Esteban Rodríguez fue trasladado a la unidad policial de Zanja, en Centro Habana, según informó ADN Cuba. Es importante recalcar que Rodríguez está protegido por una medida cautelar otorgada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, que el régimen ha ignorado.

En su directa, el activista le dio las gracias, de parte de los cubanos que buscan un cambio en la isla, a los activistas y artistas, cantautores de la canción Patria y Vida con más de 2 millones de vistas en YouTube, que participaron el viernes en un foro del Parlamento Europeo para exponer los atropellos a los derechos humanos en Cuba.

“Quiero a agradecerle a todos esos grandes artistas que el día de ayer (viernes) estuvieron dando su testimonio ante el Parlamento Europeo dejando saber por los problemas cotidianos que nosotros tenemos que pasar dentro de la isla. Lástima de los cubanos dentro de la isla no pudieron verlo porque no lo ponen por ningún lado o no hay forma de verlo al menos que sea por YouTube”, dijo el activista.

De la misma manera, el comunicador de ADN les dijo a aquellos cubanos que todavía creen en el régimen que se ponga a pensar por qué tantos cubanos arriesgan su vida en el mar escapando de la isla en vez de quedarse.

Detenidos un cubano y 27 haitianos por supuestamente intentar entrar ilegalmente a Brasil

Un cubano y 27 haitianos capturados en la localidad de Bon-Fim, Brasil.

Un cubano y 27 haitianos fueron arrestados en la ciudad de Bonfim, fronteriza con Brasil, porque supuestamente migraron ilegalmente de Lethem, Guyana, reportó la agencia de noticias Efe.

La información la dio a conocer la Unidad de Aduanas Antinarcóticos de Guyana, CANU, que aseguró que la Policía Federal de Brasil detuvo a los inmigrantes ilegales en la noche del viernes, precisó Efe.

También fueron arrestados un grupo de taxistas que esperaban a los migrantes para transportarlos ilegalmente, “en un ejemplo de cooperación de cruce de fronteras”, dijo la CANU.

"Se sospecha que estos inmigrantes indocumentados ansían tratar usar otras vías para ingresar al país, cuya información obtuvimos y le pasamos a nuestros homólogos brasileños, quienes alertaron a sus fuerzas de seguridad en la zona", indicó la organización.

Según informa Efe, CANU aseguró que varios haitianos llegaron a la frontera de Brasil la semana pasada y les fue negada la entrada.

El diario Demerara Wawes, que también reseñó lo sucedido, informó que el Ministerio del Interior de Guyana felicitó a las autoridades brasileñas por el arresto considerando la exitosa en colaboración entre ambos países para enfrentar la inmigración ilegal.

"Me castigan por no seguir sus líneas": activista narra detalles del interrogatorio con la Seguridad del Estado

Raúl Soublett López, de la Alianza Afrocubana. (Foto: Facebook)

El activista Raúl Soublett, fundador de la Alianza Afrocubana, expuso los detalles del interrogatorio de la Seguridad del Estado al que fue expuesto y durante el que decidió autoagredirse en rechazo a la hostilidad de las autoridades.

“Me castigan por no seguir sus líneas, por tener vínculos con hermosas personas que ellos consideran un peligro. Me castigan por ser la pareja de un periodista independiente (en referencia al comunicador Héctor Luis Valdés Cocho)", escribió.

Soublett agregó que también lo castigaron por su activismo y forma de pensar.

“La única forma de liberarme de ese castigo es colaborar, pero no. Ellos no me dejaron otra opción. Me mostraron dos caminos de los cuales ninguno escogí", recalcó.

Dijo que ante los interrogatorios tomó la decisión de autoagredirse para “salir de ese ambiente incómodo, tan indeseable”.

Según detalles que dio en su perfil de Facebook, Soublett había sido citado a través de una llamada telefónica para el Cine Acapulco, a las 9:00 AM de este jueves.

Detalló que fue trasladado a una de esas casas que la Seguridad del Estado utiliza para interrogar a disidentes y opositores, y “la escenografía aparentaba un ambiente relajador, tranquilo, pero no, era todo lo contrario, era un ambiente tenso”.

Agregó que la conversación con sus interrogadores “fue subiendo de tono a medida de que no decía lo que ellos querían escuchar”.

El activista precisó que no faltaron acusaciones por su activismo, y de que estaba siendo financiado “por organizaciones o personas que reciben dinero de la NED, y que me relaciono con personas que igualmente son financiadas para la subversión en Cuba”.

Dijo que también recibió “chantajes, amenazas” contra su madre, su pareja, su centro de trabajo, y su carrera universitaria.

Aseguró que ejercieron tanta presión en su contra que la única vía que encontró fue "agredirme para salir de ese lugar, para dar por terminado el interrogatorio".

En su relato, Soublett reiteró que se autoagredió porque lo llevaron a ese extremo, donde la desesperación y el miedo le hicieron cometer algo “que en mi sano juicio jamás haría”.

Precisó que nunca ha atentado contra su vida, ni su cuerpo, y descartó que él hubiera premeditado esa acción “como ellos me dijeron”.

Concluyó enfatizando que el castigo al que fue sometido “tuvo sus consecuencias”.

En su perfil de Facebook, su pareja Héctor Luis Valdés Cocho denunció que durante la agresión los agentes no trasladaron a Soublett hacia ningún centro de salud, e informó que fue atendido en el mismo lugar donde le realizaron el interrogatorio.

Militares retirados confirman presencia cubana en gobierno venezolano

Nicolás Maduro en una reunión con militares en junio 2020.

Dos generales retirados de las Fuerzas Armadas de Venezuela reafirman la presencia de funcionarios cubanos en la estructura del gobieno de Nicolás Maduro.

En declaraciones a Radio Televisión Martí, los militares aseguraron que la presencia isleña está en muchos organismos del país.

Confirman presencia de cubanos en la estructura del gobierno de Maduro
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:57 0:00

Además de las Fuerza Armadas, "hay ingerencia en organizaciones donde se lleva el control de las comunicaciones, los registros públicos, y las notarías", aseguró el general retirado Juan Antonio Herrera Betancourt.

Todo eso es "grave y se hace muy difícil la vida en un país que cada día enfrenta una realidad mucho más compleja por la problemática socio económica en que se está viviendo", agregó.

El general Miguel Aparicio, también retirado, señaló que "el control de Venezuela por parte del castrismo es un legado de Hugo Chávez".

Aparicio recordó que el difunto "Chávez puso el país completo, como si fuera un país esclavo, bajo las órdenes del castrocomunismo".

"Ahora ellos (en referencia a Cuba) son los que dirigen la política militar, la parte estratégica, la parte táctica", subrayó.

"Maduro es un títere del régimen cubano que ya se apoderó de todo el control de la sociedad civil", concluyó el general retirado.

(Con reporte de Pedro Corzo para Radio Martí)

Cargar más

XS
SM
MD
LG