Enlaces de accesibilidad

Venezuela

Venezuela, cada vez más un peligro para sí misma y para el continente, advierte Michael Kozak

Barricada en Cúcuta, frontera de Venezuela y Colombia

“Hasta que el régimen ilegítimo de Maduro deje de tener el dominio del poder, la democracia continuará erosionando en Venezuela y amenazando a los países cercanos”, advierte el secretario adjunto del Departamento de Estado Norteamericano Michael Kozak, según informa un artículo publicado por ShareAmérica.

Refiriéndose a la ausencia de todas las libertades imprescindibles que padece Venezuela, Mike Kozak ha dicho que “Este es un país en el que Maduro no sólo se ha apoderado de la mayoría de los grandes partidos de la oposición y ha tratado de reemplazar su liderazgo con sus títeres”.

Además, señala Kozak, Maduro “Se ha apoderado ilegalmente del Consejo Nacional Electoral para manejar completamente las elecciones. Todavía no hay libertad de prensa. No hay libertad de expresión. No hay libertad de reunión”.

El impacto que tiene la situación de Venezuela sobre los países vecinos, con la “instigación del régimen ilegítimo de Maduro al tráfico ilegal de oro y drogas, operaciones criminales que destruyen las comunidades locales venezolanas y las naciones fronterizas, lo que lleva al aumento de la delincuencia”, es uno de los aspectos de la situación subrayados por el secretario de Estado adjunto.

De acuerdo con lo expresado por Kozak, “Maduro también proporciona un refugio seguro para que organizaciones terroristas como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se extiendan por toda Venezuela” lo que conduce al hecho de que “Su actividad terrorista se extienda en países como Colombia, sembrando más inquietud y caos”.

El constante flujo de venezolanos que se ven obligados a escapar de la dramática situación aumenta las posibilidades de extender la crisis provocada por el COVID-19 y también, según Kozak, “socava las economías de otros países de la región y pone a prueba los recursos de los países que acogen a los refugiados”.

“Hasta que el régimen ilegítimo de Maduro deje de tener el dominio del poder”, asegura Kozak, “la democracia continuará erosionando en Venezuela y amenazando a los países cercanos”.

Refiriéndose a la sesión especial del Consejo Permanente, convocada por la OEA el pasado 29 de septiembre para debatir sobre la “desintegración de la democracia en Venezuela y los resultados de la Misión Independiente de Investigación de la ONU del 16 de septiembre, ShareAmérica dice que se “encontró motivos razonables para creer que las fuerzas controladas por el régimen cometieron violaciones generalizadas de los derechos humanos”.

“Mientras se silencien las voces disidentes y el pueblo venezolano sufra, coincidieron ambas comisiones, no habrá ninguna situación en la que se puedan celebrar elecciones parlamentarias o presidenciales libres y justas”, advierte ShareAmérica, que concluye el artículo citando una frase del discurso pronunciado por Julio Borges, líder de la oposición venezolana, en la sesión de la OEA:

“Al final, el sufrimiento no tiene colores políticos, no hay dictadores buenos o dictadores malos, hay dictadores y por esos las torturas y las persecuciones son las mismas”.

(Redactado con información de ShareAmérica)

Vea todas las noticias de hoy

EEUU aliviará algunas sanciones económicas a Venezuela

El logo de Chevron en la oficina de la empresa estadounidense en Caracas. (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins/File)

CARACAS (AP) - Estados Unidos aliviará algunas sanciones económicas a Venezuela en un gesto destinado a alentar la reanudación de las negociaciones entre la oposición respaldada por Washington y el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Los cambios limitados permitirán a Chevron Corp. negociar su licencia con la petrolera estatal PDVSA, pero no perforar ni exportar petróleo de origen venezolano, dijeron el lunes a The Associated Press dos altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no se ha hecho el anuncio formal.

Además, Carlos Erik Malpica Flores -exalto funcionario de PDVSA y sobrino de la primera dama de Venezuela- será eliminado de una lista de personas sancionadas, dijeron los oficiales.

Las medidas siguen a los gestos de buena voluntad de Maduro después de reunirse en marzo con representantes de la administración del presidente Joe Biden y una reunión reciente en Centroamérica entre funcionarios estadounidenses y la destacada coalición opositora Plataforma Unitaria para discutir un camino a seguir.

“Son cosas que la Plataforma Unitaria negoció y nos vino a pedir que las hiciéramos para poder volver a la mesa de negociación”, dijo uno de los funcionarios.

Decenas de venezolanos, incluido el fiscal general del país y el jefe del sistema penitenciario, y más de 140 entidades, entre ellas el Banco Central de Venezuela, seguirán sancionadas. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos continuará prohibiendo las transacciones con el gobierno venezolano y PDVSA dentro de los mercados financieros estadounidenses.

El propio Maduro está bajo acusación en Estados Unidos, acusado de conspirar para “inundar Estados Unidos con cocaína” y utilizar el narcotráfico como “arma contra Estados Unidos”.

El gobierno de Venezuela suspendió las conversaciones con la oposición en octubre luego de la extradición a Estados Unidos de un aliado clave de Maduro por cargos de lavado de dinero. Maduro en ese momento condicionó su regreso a la mesa de negociaciones a la liberación del empresario Alex Saab, quien fue extraditado desde la nación africana de Cabo Verde.

Las negociaciones se llevaron a cabo en Ciudad de México lideradas por diplomáticos noruegos. Se esperaba que el gobierno venezolano y la oposición anunciaran el martes la reanudación del diálogo.

Chevron, con sede en California, es la última gran compañía petrolera estadounidense en hacer negocios en Venezuela, donde invirtió por primera vez en la década de 1920. Sus cuatro filiales con PDVSA produjeron alrededor de 200.000 barriles por día en 2019, pero en 2020 el gobierno de Estados Unidos le ordenó reducir la producción y desde entonces solo se le ha permitido realizar trabajos esenciales en pozos petroleros para preservar sus activos y niveles de empleo en Venezuela.

El cambio permite a “Chevron negociar los rérminos de posibles actividades futuras en Venezuela”, dijo un alto funcionario estadounidense a la prensa el martes. “No le permite entrar en ningún acuerdo con PDVSA ni... el sector petrolero venezolano. Así que, en el fondo, solo se les permite hablar”.

Chevron no respondió a los pedidos de declaraciones el martes. Las inversiones de la empresa en los yacimientos petroleros de Venezuela y en maquinaria durante el siglo pasado tuvieron un valor estimado de 2.600 millones de dólares hasta 2020.

Venezuela cuenta con las reservas de petróleo más grandes del mundo, pero la agitación política y el declive económico han orillado a más de 6 millones de personas a emigrar en los últimos años. Unas tres cuartas partes de los que todavía radican aquí sobreviven con menos de 1,90 dólares al día -considerado el estándar internacional de pobreza extrema- y muchos carecen de acceso a agua potable y electricidad.

Estados Unidos y otros países dejaron de reconocer a Maduro después de acusarlo de manipular su reelección en 2018. En su lugar, reconocieron a Juan Guaidó, quien entonces encabezaba una Asamblea Nacional dominada por la oposición y ahora es líder de la Plataforma Unitaria.

Durante los últimos cinco años, Estados Unidos ha utilizado sanciones financieras y personales, acusaciones penales y apoyo a grupos clandestinos en una campaña fallida para derrocar a Maduro y restaurar lo que considera la democracia robada de Venezuela.

Pero en marzo, funcionarios estadounidenses viajaron a Caracas para reunirse con Maduro después de que la invasión rusa de Ucrania trastornó el orden mundial y obligó a Washington a repensar sus prioridades de seguridad nacional.

Tras la reunión en la capital venezolana, Maduro liberó a dos presos estadounidenses y prometió reanudar las negociaciones con sus opositores.

Los funcionarios estadounidenses dijeron que el gobierno calibrará las sanciones en función de los resultados concretos de las negociaciones y las volverá a imponer en caso de retroceso en el proceso de diálogo.

“Lo que ustedes ven aquí es un enfoque muy calibrado que busca una hoja de ruta clara en Venezuela, donde el único camino que tiene el régimen para el levantamiento de las sanciones de Estados Unidos es una negociación que conduzca a resultados concretos”, dijo uno de los funcionarios a la prensa.

Malpica Flores fue tesorero nacional y vicepresidente de finanzas de PDVSA. Fue sancionado en 2017, cuando Estados Unidos apuntó a personas asociadas con la rampante corrupción gubernamental venezolana.

Cilia Flores, tía de Malpica Flores, es uno de los miembros más influyentes del gobierno de Venezuela y una presencia constante junto a su esposo. Otros dos sobrinos de ella están encarcelados en Estados Unidos por condenas de drogas.

Oposición venezolana alista reglamento para escoger a su candidato presidencial

Juan Guaidó, a quien 50 países reconocen como presidente encargado de Venezuela, promueve un acuerdo “de salvación nacional” para las elecciones de 2024.

El abanderado de la plataforma unitaria para las presidenciales de 2024 en Venezuela se definirá el próximo año. Cada partido presentará o apoyará a un aspirante. La idea es que los venezolanos decidan quién será el candidato único.

MARACAIBO, VENEZUELA — La oposición al gobierno de Nicolás Maduro está redactando un reglamento para escoger el próximo año en primarias a su candidato unitario para las elecciones presidenciales de 2024 en Venezuela.

El objetivo de los principales movimientos políticos que detractan de Maduro y del oficialismo venezolano es que cada partido postule o apoye a un aspirante al máximo cargo político para que los venezolanos elijan al candidato de la llamada Plataforma Unitaria en alguna fecha de la segunda mitad de 2023.

Al menos 10 partidos opositores designaron una comisión para elaborar ese reglamento de las primarias del próximo año, confirmó a la Voz de América el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional elegida en 2015, Juan Pablo Guanipa.

Las organizaciones mayoritarias de la oposición, conocidas como el G4, participan en la comisión: Primero Justicia, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo, y Voluntad Popular, donde militó hasta 2020 Juan Guaidó, líder del Parlamento y a quien 50 países reconocen como presidente encargado del país.

También, se han sumado al debate sobre las primarias los partidos Movimiento por Venezuela, Encuentro Ciudadano, La Causa Radical, Proyecto Venezuela, Convergencia y Copei, detalló Guanipa, dirigente nacional de Primero Justicia.

El reglamento es “todavía un proyecto” en el cual se trabaja, advierte Guanipa. Se piensa incluir a “la mayor cantidad de partidos” en su redacción para poder lograr “una primaria amplia y plural”, según el legislador venezolano.

La normativa prevé incluir detalles técnicos para la votación, como el funcionamiento de las mesas electorales. Supone, asimismo, un pacto entre quienes lo respalden para fortalecer el bloque partidista contra el chavismo.

El chavismo no ha declarado públicamente quién será su candidato en 2024, pero analistas dan por sentado que Maduro es el favorito para contar con el apoyo del Partido Socialista Unido de Venezuela en pro de su reelección.

La necesidad de lograr un solo candidato es el consenso más notorio hasta el momento, pero existen “discrepancias” sobre si ese reglamento estará vigente en las elecciones siguientes a las presidenciales, reconoce el dirigente opositor.

“Algunos consideran que deben elaborarse un reglamento para primarias, no solamente para 2024, sino también de 2025. En 2025, hay elecciones de todo, de Asamblea Nacional, gobernadores, alcaldes, concejos legislativos”, dice.

“No hay una definición de los tiempos” de las primarias, aclara. Hay quienes opinan que cada partido debe elegir a su candidato este mismo año para unas primarias que se celebrarían en el segundo semestre de 2023 o, más específicamente, entre septiembre y diciembre del próximo año, asegura.

“Egos” y alianzas

Juan Guaidó, quien promueve un acuerdo “de salvación nacional” desde su gobierno encargado, opinó el viernes pasado que “no es momento de hablar de candidaturas” presidenciales, sino “de unidad y de una alianza”.

“No es momento para los egos ni la soberbia (…) ¿o es que una persona está por encima de Venezuela? El acuerdo es por la fecha de elecciones presidenciales”, expresó durante un acto público del movimiento Salvemos Venezuela.

El líder opositor consideró entonces que el antichavismo debe procurar la consolidación de la unidad y un acuerdo para lograr comicios transparentes.

En una entrevista pasada, sin embargo, Guaidó se declaró a favor de una elección interna para escoger “lo antes posible” a un candidato unitario. Dijo que no le quitaba “el sueño” convertirse en ese abanderado de la oposición.

Su declaración del viernes generó críticas en uno de los partidos opositores de mayor preponderancia y tradición, Acción Democrática (AD), cuyos líderes ya organizan sus estructuras y promueven una candidatura unitaria en el país.

Carlos Prosperi, su secretario de organización y diputado electo en 2015, garantizó que AD sí presentará un abanderado a las primarias presidenciales.

“Ojalá dejen de pensar que son mesías y ayuden a organizar a nuestra gente, sin comandos de campañas ocultos (…) llegó la hora de hablarle con la verdad a nuestro pueblo y organizarnos porque en el 2024, unidos en una gran Coalición Democrática, vamos a recuperar nuestro país”, respondió el político a Guaidó.

Prosperi insistió en que su partido “va a presentar una candidatura”. “Los adecos nos vamos a medir en primarias para elegir al candidato”, añadió.

Antonio Ecarri, del movimiento Alianza del Lápiz, disidente de Guaidó, presentó la semana pasada su aspiración presidencial. El aspirante garantizó que representa a los opositores independientes y se manifestó contra el G4 por su forma de hacer política y “destrozar los bienes extranjeros de la República”.

“Esas primarias van a estar controladas por el G4, por los mismos fracasados de siempre, excluyendo a todo el país. Denunciamos que ya hay un reglamento aprobado por el G4 a espaldas del país y donde no quieren que participen los independientes”, reprochó en conversación con la VOA.

Votación transparente

La aprobación del reglamento de las primarias para escoger un candidato opositor es apenas uno de los muchos puntos pendientes de un complejo proceso político. Uno de los asuntos clave que se ha estancado es la exigencia de la plataforma unitaria al oficialismo, que controla poderes como el judicial y el legislativo, de que haya mejores condiciones y garantías electorales.

La oposición demanda mayor presencia de observadores internacionales probos, la devolución del control y las tarjetas de partidos intervenidos mediante sentencias judiciales, la depuración del registro electoral y la prohibición de uso de fondos públicos para actividades proselitistas.

El diálogo formal con el gobierno de Maduro está roto desde octubre pasado, cuando la delegación oficialista se levantó de la mesa de negociación de México.

Si bien Maduro se ha expresado a favor de su retorno al diálogo, sus voceros recién iniciaron una ronda de consultas con diversos factores, especialmente para que esas conversaciones incluyan a nuevos actores de la oposición.

Los partidos cercanos a Guaidó y que detractan radicalmente del chavismo denuncian la existencia de un grupo de “alacranes” y “traidores” a su causa, que, según ellos, se mimetizan como opositores para confundir a los electores.

Esa es una de las preocupaciones de la plataforma unitaria de cara a las primarias para elegir a su candidato para las presidenciales: ¿participarían en ellas actores políticos considerados cercanos a la agenda del gobierno?

Guanipa, por su parte, advierte que el reto del reglamento es que sea una herramienta para una votación “transparente”, cuyo ganador sea apoyado de manera unánime por todos los partidos de la plataforma unitaria.

“Hay que ver cuáles candidatos son realmente opositores y cuáles son convenidos para ser agentes de la dictadura. No es un tema fácil”, indicó.

Otro probable escollo que debe contemplar el reglamento, dijo, es qué ocurrirá si el candidato elegido en primarias es inhabilitado por el chavismo.

"Los horribles" apagones en Venezuela

Imagen de venezolanos sin energía eléctrica, en El Calvario, Caracas. (AP Photo/Fernando Llano).

Gisella Robles, una venezolana de 59 años, vive estresada. A sus preocupaciones cotidianas por el trabajo, el dinero o su familia, se suma un ingrediente impensable en la mayor parte del mundo: los apagones.

“Es horrible, no sé qué estará pasando”, dijo el jueves por la mañana, mientras esperaba por el transporte público en el oeste de Maracaibo, frente a una tienda de ropa íntima. Abundan en estas semanas los cortes eléctricos de cuatro o más horas en su ciudad, capital del estado más poblado de Venezuela, Zulia, informó la Voz de América, VOA.

Las interrupciones del servicio eléctrico, en realidad, no han cesado del todo en ciudades venezolanas como Maracaibo desde la crisis del sector de 2009, admitida por el entonces presidente de la República Hugo Chávez Frías.

Desde febrero, cuentan los afectados, los apagones han sido más frecuentes y extensos. Son sorpresivos.

“No tienes hora. Pueden ser en la mañana, mediodía, como en la noche o la madrugada. No es como antes, cuando se oficializó un cronograma de racionamiento. La gente se preparaba”, detalla Gisella.

El Estado venezolano se refiere desde hace años a esos racionamientos bajo el eufemismo de “administración de carga”. En Maracaibo, ocurren por sectores y suelen dejar a oscuras cuadras enteras de dos a cinco horas, como promedio.

Gisella se confiesa agotada. No puede dormir bien por las noches cada vez que ocurren los cortes eléctricos. Las fallas han averiado ya un aire acondicionado, una nevera y un congelador de su vivienda, en el barrio popular El Gaitero.

“No dormís bien. Una hasta se pone de mal humor, se enferma. He estado mal con la cabeza por estos calores”, indica.

Las temperaturas rondan los 35 grados centígrados en Maracaibo, donde la humedad también se eleva hasta un 70%.

Los gobiernos de Chávez y del actual presidente Nicolás Maduro imprimieron un tono de secretismo y confidencialidad a sus reportes sobre la crisis eléctrica. Los ministros y voceros oficiales suelen culpar a sus opositores políticos y a poderes extranjeros, como Estados Unidos, de las graves fallas del servicio.

El diario digital El Pitazo citó fuentes de la compañía estatal Corpoelec para precisar que hay baja generación eléctrica en Zulia debido a la falla y la paralización desde el 23 de febrero de una turbina del Complejo Termoeléctrico Rafael Urdaneta, el más importante de esa región occidental.

Los apagones no se circunscriben exclusivamente a ese estado, empero. Otros, como Táchira, Mérida y Trujillo, reportan apagones tan o más prolongados.

Cortes de 15 horas

Mérida, una región de la cordillera andina de Venezuela, tendrá cortes de entre nueve y 15 horas al día por sectores, entre dos y tres tandas, según anunció esta semana la empresa estatal responsable del servicio eléctrico del país.

Así, parroquias como Tabay, Domingo Peña y Milla estarán sin luz entre la medianoche y las 3:00 a.m.; las 6:00 a.m. y el mediodía, y de las 6:00 p.m. hasta la medianoche del lunes próximo, por ejemplo.

“Los cortes serán programados, pero más intensos”, cuenta Marcos Chourio, un joven venezolano residente de ese estado andino, a la VOA.

Si bien el clima frío de Mérida atenúa los efectos de los apagones en las vidas y rutinas de sus habitantes, nunca han cesado. “El problema es todo el año”, dice.

Marcos debe interrumpir por varios minutos su programa radial cada vez que hay un apagón en el sector de su emisora, a la espera de que se encienda la planta generadora de gasolina y aceite que debieron instalar.

“Hay temporadas, como esta, donde aumentan. Nos afecta en el horario laboral, en la conectividad de internet. Hay servicios afectados. Algunas tiendas que no poseen planta tienen dificultades operativas y de cobro” a sus clientes, explicó.

Hasta esta semana, cuando Corpoelec publicó su programa de interrupciones del servicio, Marcos y su familia no sabían cuándo ni por cuánto ocurrirían.

De cara a los racionamientos de tantas horas que le esperan, se lamenta. Describe que, cuando los cortes son “severos”, hay quienes prefieren dormir y trabajar u honrar sus ocupaciones únicamente al momento en que haya luz.

De noche, sin electricidad, “es más fastidioso” hacer tareas en casa, admite.

Caos y olvido

Venezuela ha experimentado 442.000 fallas eléctricas desde el llamado “Gran Apagón” del 7 de marzo de 2019, según el Comité de Afectados para Apagones, una asociación civil coordinada por la dirigente del partido AD, Aixa López.

La vocera denunció “un caos” en el sector eléctrico en una conferencia de prensa en días pasados. Entre enero y febrero de 2022, detalló, se registraron al menos 5.000 cortes de luz en las 23 regiones y el Distrito Federal del país.

López criticó la excusa del gobierno madurista ante los constantes apagones. “Se escudan en un supuesto sabotaje de tres años. ¡Eso no se cree en ninguna parte, señores!”, reclamó.

Fustigó, asimismo, que Néstor Reverol, un general retirado, sea el encargado del Ministerio de Energía Eléctrica en Venezuela. “No es experto en la materia, pero tampoco busca ayuda. Entonces, allí empieza la impericia”, dijo.

La oposición al gobierno de Maduro denuncia que una de las causas de la crisis eléctrica venezolana es el modelo centralista de la empresa estatal del sector. Otra es que el oficialismo, dice, no previó la sequía del embalse de la principal hidroeléctrica del país, conocida como “El Guri”, que genera electricidad para 60 % del país. También denuncia corrupción en las obras nuevas y antiguas.

Mientras la diatriba política suma años, José Cubillán, vendedor de golosinas, de 34 años, aún no ha podido reparar los varios electrodomésticos que se han dañado durante los cortes eléctricos en su hogar, en el sector Raúl Leoni.

“Eso es carísimo y todo aquí es en dólares”, lamenta, poco después de pregonar sus productos en La Curva de Molina, en el oeste de Maracaibo.

Teme que continúen los apagones, sin remedio. “A nadie le interesa”, dice.

Casa Blanca reconoce conversaciones sobre "seguridad energética" con Venezuela

Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca.

La vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, confirmó el lunes que la reciente visita de funcionarios de la administración del presidente Joe Biden a Venezuela estuvo relacionada con la "seguridad energética", entre otros asuntos.

“El propósito del viaje, que fue realizado por funcionarios de la administración, fue discutir una variedad de temas que incluyen, sin duda, la seguridad energética, pero también discutir la salud y el bienestar de los ciudadanos estadounidenses detenidos. Nunca vamos a perder la oportunidad de hacer exactamente eso”, declaró la portavoz en su conferencia de prensa diaria.

Funcionarios de Estados Unidos viajaron en secreto a Venezuela este fin de semana en un intento por descongelar las tensas relaciones con el importante aliado del presidente ruso Vladimir Putin en Latinoamérica, un país petrolero cuyo reingreso al mercado energético estadounidense podría mitigar las repercusiones económicas de un posible embargo al petróleo ruso. Rusia ha emergido como el principal comprador de petróleo crudo venezolano luego de las sanciones estadounidenses.

Por ahora, se desconoce cuál fue el resultado de las conversaciones con el gobierno del presidente Nicolás Maduro y la vocera no dio más detalles.

Psaki dijo en la rueda de prensa que el presidente Biden no ha tomado ninguna decisión en este momento sobre la prohibición de importar petróleo de Rusia y añadió que “esas discusiones están en curso con los socios en Europa y en todo el mundo".

Legisladores estadounidenses, tanto republicanos como demócratas, la semana pasada empezaron a expresar su apoyo a la idea de prohibir las importaciones de petróleo y gas natural de Rusia como la siguiente medida para sancionar a Putin por la invasion de Ucrania.

Entre los ciudadanos estadounidenses detenidos en Venezuela están seis exejecutivos de la petrolera Citgo conocidos como los seis de Citgo, bajo cargos de corrupción. Un tribunal de Venezuela ratificó a principios de febrero condenas de entre ocho y 13 años de prisión contra ellos.

Los conflictos laborales en Venezuela y el sector de la educación

Policía observa expresiones escritas en la Universidad Central de Venezuela en una protesta el 14 de noviembre de 2019. (Yuri Cortez/AFP).

Más del 20% de los conflictos laborales registrados los últimos cuatro años en Venezuela han sido protagonizados por trabajadores del sector educación, lo que supuso "más de 1.000 protestas realizadas por los maestros", informó este lunes el Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin).

"Más del 20% de los conflictos laborales registrados durante estos últimos cuatro años han sido del sector educación, lo que se traduce en más de 1.000 protestas realizadas por los educadores en este tiempo", aseveró el instituto sindical en un comunicado citado por la agencia Efe.

La organización indicó que, desde 2018 hasta ahora, el sector educación se ha mantenido, junto al sector salud, como uno de los más participativos en la reivindicación de sus derechos en Venezuela.

El Inaesin refirió que el reclamo principal del gremio docente es el bajo salario que devengan, pero que también se suman las carencias en el ejercicio de su labor.

"También han reclamado por el abandono de los planteles educativos, que se encuentran en terribles condiciones de deterioro, así como por los comedores escolares que no funcionan", apuntó el instituto.

Además, aseguró que los docentes venezolanos tienen sueldos de entre dos y diez dólares, dependiendo de sus años de experiencia, que les impiden enfrentar los cambios de horarios y la movilidad necesaria para cumplir con su labor.

A pesar de los cambios en los horarios a raíz de la pandemia y las restricciones por movilidad, en estos recientes años los maestros han afrontado una jornada de 40 horas semanales, que no contempla primas, ni bono de alimentación, y por la cual perciben poco más de dos dólares.

"Quiénes cuentan con un mayor grado académico y años de experiencia, apenas alcanzan a recibir diez dólares", dijo el Inaesin.

El pasado miércoles, esta organización sindical alertó sobre el aumento de los casos de depresión entre trabajadores venezolanos y aseguró que se trata de "un problema de salud pública".

"En Venezuela, vemos con preocupación cómo han aumentado los casos de suicidios. Se trata de un problema de salud pública que daña a los trabajadores venezolanos de una forma casi silente", dijo el instituto.

Cargar más

XS
SM
MD
LG