Enlaces de accesibilidad

Cuba

Un cubano se convierte en la máxima figura de la masonería en España

Octavio Carrera González fue elegido Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo Masónico de España.

Octavio Carrera González viajó a España en 1996 con la idea de cursar un doctorado en Humanidades en la Universitat Jaume I, en Castellón, sin saber que con ese sueño debajo del brazo, estaba dando un largo adiós a sus padres, su hermana y su sobrino, a quienes dejaba atrás en su querido barrio de La Habana Vieja, donde también quedaron sus libros y sus amigos.

Pero como los caminos a veces no son rectos, a este graduado de Filosofía y exprofesor de la Universidad de La Habana, que se enamoró de España, su cultura y su gente -"tenemos mucho en común", asegura-, se le abrieron las puertas de un nuevo país y, sobre todo, de una nueva casa, la de sus hermanos masones, entre quienes -confiesa- se esfuerza cada día para crecer como una mejor persona.

Hoy, tras ser elegido Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo Masónico de España, se ha convertido en la máxima figura de la masonería en ese país dentro de lo que es conocido como el rito escocés, que incluye 33 grados.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:47 0:00

¿Cuáles son tus responsabilidades en este cargo al que has sido elegido?

Fui elegido el 9 de noviembre del 2019 para ocupar la posición durante cinco años. En realidad, la estructura del Supremo Consejo Masónico de España es bastante piramidal y los nombres de los cargos tienen un tono todavía del siglo XVIII, XIX... Como presidente del Supremo Consejo, se me abre la posibilidad de trabajar en la manera en que la masonería en España va a relacionarse con la sociedad, influir en la formación de los masones que eligen el camino filosófico, trabajar con otros hermanos masones, representar internacionalmente al Supremo Consejo y llevar las relaciones con la Gran Logia Simbólica Española, que es el otro cuerpo masónico aquí, que se dedica a trabajar los grados primero, segundo y tercero.

En España existe, además, otra organización masónica que se llama Gran Logia Simbólica Española, que tiene otro presidente y administra los primeros tres grados de la masonería. Yo me encargo de los grados más altos, los que se dedican fundamentalmente al estudio de la masonería, su historia, el contenido de los rituales y la esencia ética de la masonería.

Te has convertido en el primer extranjero en la historia de la masonería en España y el primer cubano en ocupar esa posición...

Así es. De hecho, en Cuba no se puede ser Gran Comendador si no sé es cubano nacido en la isla. En España no existe esa obligación. Soy el primer extranjero en ocupar esta posición.

Un grupo de personas pasa junto a una estatua del apóstol cubano José Martí, durante un acto en el 2017 para celebrar el 158vo. aniversario de la entrada de la masonería en Cuba, en la sede de la Gran Logia de La Habana.
Un grupo de personas pasa junto a una estatua del apóstol cubano José Martí, durante un acto en el 2017 para celebrar el 158vo. aniversario de la entrada de la masonería en Cuba, en la sede de la Gran Logia de La Habana.

¿Cómo llegas a la masonería?

A mí me empezó a interesar la masonería desde Cuba. Me vine a estudiar a España y al segundo año de estar aquí, presenté mi solicitud y me inicié como todo el mundo, en el primer grado. Pasé los tres primeros para poder acceder a los llamados grados filosóficos, a los que se llega por cooptación, no es solo cuestión de solicitar la entrada. Depende de que vean y te digan: "Nos gusta cómo ha sido tu desarrollo masónico, pensamos que puedes seguir estudiando y te proponemos que vengas a formar parte del Supremo". Me inicié en el cuarto grado y avancé hasta el grado 33, que es el máximo.

Hablemos sobre tu experiencia como emigrado en España...

Al principio uno tiene la impresión de que no son muchas las cosas en común entre cubanos y españoles. Cuando llevas un tiempo aquí, te parece que no hay tanta diferencia. Mira, son culturas distintas, a pesar de la influencia que tenemos de ellos. Me adapté muy bien...

Ahora que tienes esta posición, ¿cuál es tu mensaje a los masones en Cuba y Miami?

El cuerpo masónico al que yo pertenezco, que trabaja en el rito escocés antiguo y aceptado, es considerado "liberal", otros lo califican de "irregular", porque admitimos la iniciación de mujeres. Esa es la gran diferencia y motivo de debate entre las dos tendencias de la masonería. Pero, en realidad, los masones en general se reconocen como hermanos fuera de las instituiones y de las obligaciones formales que impone la logia.

Te hago esta introducción porque todos nos reconocemos como hermanos y gente que cree en un proyecto social asentado en tres principios que son los básicos de la masonería: libertad, igualdad y fraternidad. Además está el respeto al desarrollo intelectual del hombre y sus potencialidades como ser ético. La masonería es una escuela de ciudadanos, fundamentalmente, que trabaja por el mejoramiento humano, como diría nuestro apóstol José Martí. Ello presupone que tú te esfuerces cada día en ser una mejor persona, que es lo que puede, al final, contribuir al desarrollo de la sociedad en general.

Mi mensaje a mis hermanos masones en Cuba y Miami es que practiquen en la vida contidiana los principios que se enseñan en la logia, porque eso siempre va a ayudar al desarrollo de la humanidad.

(La reportera Idolidia Darias contribuyó a la realización de esta entrevista).

Vea todas las noticias de hoy

Seguridad del Estado cita a periodista cubano, columnista del Washington Post

Abraham Jiménez Enoa. (Foto: Facebook)

El periodista independiente cubano Abraham Jiménez Enoa, columnista de la sección Post Opinión en el diario estadounidense The Washington Post, fue citado a presentarse este jueves en una unidad policial del Vedado, en La Habana.

Aunque la citación fue entregada por el Jefe del Sector de la PNR de su barrio, Jiménez Enoa será interrogado por la teniente coronel Kenia Morales, denunciada por el movimiento contestatario cubano como una de las principales acosadoras de artistas y reporteros independientes en la isla.

“Lo primero es que yo no tengo manera de saber lo que va a ocurrir mañana. Ni siquiera sé los motivos de esta citación, pero es lo que tienen que enfrentar, día a día, los periodistas independientes en Cuba”, dijo a Radio Televisión Martí Jiménez Enoa, director del medio digital “El Estornudo” y colaborador de The New York Times, BBC World, Al Jazeera, Vice News, Gatopardo y Univisión, entre otros medios de comunicación internacionales.

El artículo 149 del Código Penal que legisla sobre la "usurpación de la capacidad legal" es una de las amenazas más usadas contra los comunicadores independientes en Cuba.

“La prensa independiente no está admitida por el Estado cubano, que sólo acepta que la profesión de periodismo únicamente sea ejercida por aquellos que se limiten a trabajar en los medios de comunicación subordinados al Partido Comunista de Cuba, que son todos los medios de comunicación, emisoras de radio, canales de televisión, periódicos, etcétera”, subrayó.

La Constitución aprobada en 2019 deja un margen a la criminalización de la libertad de expresión y prensa en la Isla.

“Entonces, como la Constitución de la República no reconoce a los periodistas independientes, tenemos que aguantar los embates de la Seguridad del Estado. Es sumamente triste porque estamos totalmente desprotegidos por la ley. De hecho, la ley ni siquiera nos reconoce. Es el precio que hay que pagar cuando uno intentar narrar el día a día de este país, donde hay un régimen autoritario, dictatorial”, puntualizó Jiménez Enoa.

El comunicador señala que no hay forma de adaptarse a ese hostigamiento, “porque de estas presiones sabe Dios como uno salga, puede incluso ir a la cárcel o recibir una multa, o lo que sea”, alertó.

“Uno no puede naturalizar el abuso y la persecución de agentes de la Seguridad del Estado cuyo único objetivo es silenciar las voces que cuentan lo que ellos no quieren que se cuente”, concluyó el periodista.

Negocios luchan por subsistir en una Habana sin turistas (VIDEO)

Diana Figueroa prepara tragos para llevar en su restaurante en La Habana.

Desde un restaurante que mezcla cócteles hasta una empresa de cosméticos que entrega productos caseros en bicicleta, los emprendedores cubanos están encontrando vías alternativas para hacer frente al cierre de sus negocios a causa del coronavirus.

Para detener la propagación de la pandemia, el gobierno de Cuba ha cerrado las fronteras en los últimos siete meses, con la excepción de algunos centros turísticos, mientras que recientemente cerró en La Habana por segunda vez debido a un incremento de los casos.

La drástica acción ha limitado las muertes por COVID-19 a 122 personas en la isla de 11 millones de habitantes, aunque casi ha cerrado la vital industria turística, que se suma a problemas económicos ocasionados por las sanciones estadounidenses.

Cuentapropistas se reinventan durante la pandemia
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:13 0:00

En el distrito colonial de La Habana, donde son visibles una mezcla edificios históricos restaurados y el deterioro urbano, las calles que alguna vez estuvieron atestadas de turistas permanecen vacías y muchas tiendas han sido cerradas.

La taberna "El Jíbaro", propiedad de David Roque y Diana Figueroa, ha encontrado la forma de sobrevivir e incluso crear algunos puestos de trabajo a través de un servicio de comida y coctelería para llevar.

"La cuarentena se convirtió en una gran oportunidad desde que empezamos a desarrollar las mezclas, tomando en cuenta, los cócteles de la casa y ahora los clásicos como el Mojito, Cuba Libre y Daiquiri”, dijo Roque.

Con otros restaurantes realizando entregas similares, miles de motociclistas en La Habana han intensificado la entrega de comida antes de las 19.00 hora local cuando empieza el toque de queda. Otros transportan pasajeros a escondidas sin licencias, mientras que autobuses, taxis y autos clásicos como los Chevrolet permanecen detenidos.

Aunque el Gobierno no ha proporcionado las estadísticas sobre la contracción económica provocada por la pandemia, ha forzado algunos cambios en la política.

El gobernante Miguel Díaz-Canel dijo en julio que la crisis económica se prolongaría al menos algunos años mientras anunció algunas reformas orientadas al mercado, incluida la de dar "prioridad inmediata a la expansión del autoempleo".

Recientemente, a los restaurantes privados se les ha otorgado acceso a algunos puntos de venta mayorista estatales, mientras se ha dado luz verde a las pequeñas empresas para exportar e importar, dos demandas de larga duración de un sector fuertemente regulado.

Incluso con esos cambios, la mayoría de los expertos nacionales y extranjeros pronostican este año al menos una caída del 8 por ciento del Producto Interno Bruto, luego de que Cuba promedió un lento crecimiento anual del 1,4 por ciento desde 2016.

El Estado cubano opera la mayor parte de la economía, mientras que el sector no estatal, excluida la agricultura, está compuesto principalmente por pequeñas empresas privadas y cooperativas, así como artesanos, taxistas y comerciantes.

Todos están bajo la rúbrica de autónomos, que suman 600.000, o el 13 por ciento de la población activa antes de la pandemia.

Oniel Díaz, que dirige la consultora de negocios AUGE, estimó que 250.000 personas del sector privado, la mayoría de ellos vinculados al sector turístico, habían perdido la mayoría de sus ingresos desde marzo.

Sin embargo, dijo que algunas empresas se habían reinventado al satisfacer las necesidades producidas en medio de la escasez.

Corpus, una empresa de cosméticos orgánicos, tuvo que adaptarse para sobrevivir en medio de las medidas oficiales que imponen distanciamiento social y las dificultades para importar productos, incluyendo la escasez de pasta dental y champú.

"Soñamos durante años con hacer nuestros propios cosméticos para nuestros clientes, así que eso es lo que hicimos", dijo Suney Peña, quien fundó el negocio en 2016.

Ahora, las siete mujeres del personal de la empresa pueden ser vistas en La Habana en bicicletas buscando aceite de oliva, coco, jengibre, romerillo, albahaca, canela y otros ingredientes para sus productos, que entregan luego usando el mismo medio de transporte.

Ciego de Ávila sin pronóstico para detener la pandemia; 66 nuevos casos en Cuba

Cubanos juegan ajedrez en la calle. AP Photo/Ramon Espinosa

La provincia de Ciego de Ávila reporta este miércoles la mayor cantidad de casos positivos (40) al coronavirus para un total de 66 nuevos positivos en toda la isla.

En una comparecencia en la Televisión Avileña el doctor Pablo Feal Cañizares, especialista de Primer Grado en Epidemiología y director de la Unidad de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades (Prosalud) reconoció que la cifra de casos está en un nivel bien alto y por las evaluaciones que han hecho, esperan estar en el pico o cerca del pico de la propagación en la provincia.

"Es difícil saber con exactitud cuándo la situación sanitaria de la provincia será revertida. Pronósticos siempre existen, pero es muy pronto para darlos, teniendo en cuenta el comportamiento de la pandemia y las dificultades en el inicio del rebrote. Poseemos un mejor análisis y hacemos operaciones específicas. Decir que en 10 o 15 días podría haber un control es lo que deseamos. Creemos que sí, que en un periodo relativamente corto podemos empezar a tener resultados, pero dependen de muchas variables que todavía no las tenemos todas favorables”, dijo el experto.

En el parte divulgado este miércoles se indica que de los 66 casos diagnosticados, 65 son cubanos y hay un francés de 52 años de edad, residente en el municipio Plaza de la Revolución.

De ellos 61 fueron contactos de casos confirmados, 4 no tienen fuente de infección precisada y uno con fuente de infección en el extranjero, indica la nota informativa del Ministerio de Salud Pública.

De los nuevos positivos se registran 10 casos en la capital de Cuba: Centro Habana (2), Diez de octubre (1), Regla (1), Habana Vieja (1), Cerro (1), San Miguel del Padrón (1), Habana del Este (1), La Lisa (1), Plaza de la Revolución(1).

Un caso en Cárdenas, provincia de Matanzas; 14 en Sancti Spíritus y uno en Jiguaní, provincia Granma.

Luis Manuel Otero Alcántara cuenta con el apoyo de sus vecinos

Luis Manuel Alcántara Alcántara, fundador del movimiento San Isidro, en una imagen tomada de su perfil de Facebook.

La policía política advirtió el martes a un grupo de personas residentes del barrio San Isidro en La Habana Vieja que se alejen del artista contestatario Luis Manuel Otero Alcántara.

Posteriormente, las autoridades detuvieron a Alcántara, fundador del movimiento San Isidro, denunció la curadora y pareja del creador, Claudia Genlui Hidalgo.

“El artista Luis Manuel Otero Alcántara fue detenido por un montón de segurosos, cuando se encontraba acompañando a sus vecinos de la barriada de San Isidro, los cuales habían sido citados para la unidad de Picota en Habana Vieja”, declaró el perfil de medios sociales, Alza Tu Voz Cuba.

La periodista de CiberCuba Iliana Hernández contó que la policía había sitiado la vivienda de Otero Alcántara en San Isidro el día martes.

También fue detenido el artista Denis Solís. Ambos fueron llevados en dos patrullas de la PNR a la mencionada unidad policial del municipio capitalino.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:33 0:00

No obstante, los vecinos del lugar dijeron que iban a seguir manteniendo relaciones con Alcántara, porque tienen una relación muy buena, explicó Genlui Hidalgo.

“La verdad es que nosotros nos sentimos super bien allí”, dijo la curadora.

Alcántara ofrece talleres de arte a sus vecinos y los hijos de sus vecinos en el Museo de la Disidencia, bajo el lema “La cultura salvará a Cuba y al mundo”.

La semana pasada, Luis Manuel Otero Alcántara lanzó una iniciativa de protesta con carteles. "Mi cartel para el cambio en Cuba" recibirá propuestas hasta el 10 de octubre.

Nueve balseros cubanos repatriados a la isla

Tomado de @USCGSoutheast.

La Guardia Costera estadounidense informó que interceptó el domingo 27 de septiembre a 9 migrantes cubanos, aproximadamente a 10 millas al sur de Key Colony Beach.

La Guardia Costera de Cayo Hueso recibió un informe de un barco de migrantes con 9 personas y envió una embarcación hacia el lugar.

Los migrantes, todos varones, fueron repatriados a Cabañas, Cuba, indica el comunicado de los guardacostas estadounidenses.

La Guardia Costera ha interceptado aproximadamente a 40 cubanos que intentaron ingresar ilegalmente a los Estados Unidos, a través del entorno marítimo en el año fiscal 2020, que comenzó el 1 de octubre de 2019, en comparación con 327 migrantes cubanos en el año fiscal 2019.

Cargar más

XS
SM
MD
LG