Enlaces de accesibilidad

Cuba

Tribunal impone los términos a libertad condicional a Eduardo Cardet

Eduardo Cardet, médico opositor, líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), condenado a tres años de cárcel en Cuba.

El Tribunal Municipal de Gibara, provincia Holguín, fijó los términos de la libertad condicional concedida al médico Eduardo Cardet, líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), en una audiencia efectuada este jueves.

En entrevista con Radio Televisión Martí, la esposa de Cardet, Yaimaris Vecino, informó que la audiencia tuvo lugar en la sede de la localidad de Velazco, donde residen ambos.

“Ahí le dicen una serie de limitaciones que tiene, de no salir del municipio,”, explicó, en referencia al caso judicial.

La mujer dijo que la condición impone la solicitud de un permiso “si ellos creen que amerita dicha autorización por parte del juez de ejecución de la sede del tribunal”.

Eduardo Cardet Concepción, médico de profesión, fue electo Coordinador Nacional del (MCL) a la muerte del disidente Oswaldo Payá Sardiñas en 2012, en un incidente de tráfico aún sin esclarecer por parte de las autoridades cubanas.

Cardet fue condenado a 3 años de cárcel en 2016, luego de conceder una entrevista a la emisora española es.Radio, criticando el luto oficial por la muerte del dictador Fidel Castro.

“Hay un luto impuesto. Es imposible que nuestro pueblo pueda expresar de manera libre y espontánea el verdadero sentir por este acontecimiento. Hay poca gente en la calle, mucha presencia policial. Muchos controles y prohibiciones. Castro fue un hombre sumamente odiado y rechazado por nuestro pueblo", aseguró el opositor.

El 30 de noviembre Cardet fue arrestado –a la par de muchos disidentes a quienes impusieron un toque de queda- y sancionado luego a 3 años de prisión bajo el supuesto delito de atentado a la autoridad.

La esposa del disidente dijo además a Radio Televisión Martí, que otras limitaciones son la negativa a renovar pasaporte y “que debe de vincularse al sector estatal en un término de 15 días, tiene que presentar un documento que certifique que en efecto, está vinculado laboralmente”.

Cardet, con la aceptación de la libertad condicional, el primer día de cada mes “debe presentarse allí en el tribunal y firmar”.

Declaraciones de Yaimaris Vecino sobre libertad de Eduardo Cardet
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:21 0:00

No debe de acudir a eventos sociales, relató la mujer, y a la pregunta sobre la motivación política del Dr. Cardet señaló que los letrados obviaron ese detalle.

¿Y referido a su actividad política?

“Para nada, ese tema, yo pienso que como ellos no reconocen el matiz político que tiene todo esto en el trasfondo, se concretan a tratarlo como un prisionero común”, concluyó.

Vea todas las noticias de hoy

¿Quienes son los primeros polizones en Miami?

María López junto a su esposo, el capitán de aviación, Carlos López Valdés. Cortesía María Lopez.

Tres jóvenes cubanos llegaron en condición de polizontes a Miami, procedentes de La Habana, el 30 de noviembre de 1960 en el vuelo 802 de Cubana de Aviación, lo que los convierte en los primeros en huir clandestinamente de Cuba en ese medio de transporte.

Aunque su fuga fue espectacular y recibió cobertura de la prensa miamense de entonces, poco se sabe de ellos. En algunas listas de la prensa de Miami, ni siquiera aparecen.

A propósito de la llegada de otro cubano, Yunier García Duarte, el pasado jueves al Aeropuerto Internacional de Miami en el compartimento de carga de un avión, Radio Televisión Martí sostuvo una conversación con la señora María López, viuda de Carlos López Valdés, uno de aquellos intrépidos hombres que escaparon de la recién estrenada dictadura cubana.

Recorte de artículo del periódico El Mundo (Miami) que recoge la entrada de López y sus dos amigos como polizones en vuelo La Habana-Miami. Cortesía María López.
Recorte de artículo del periódico El Mundo (Miami) que recoge la entrada de López y sus dos amigos como polizones en vuelo La Habana-Miami. Cortesía María López.

Junto a Carlos López Valdés, entonces de 29 años de edad, llegaron José Antonio Rodríguez del Río, de 21 años, y Enrique Henríquez, según relató María a esta redacción.

En un recorte del periódico El Mundo (Miami) de aquella época aparece la descripción del suceso, bajo el título: “Huyen de Cuba en el fuselaje de un avión”.

“(…) se introdujeron en el compartimiento de las instalaciones del aparato, por debajo del fuselaje, junto a las alas, en Rancho Boyeros, y estuvieron escondidos en dicho lugar por espacio de 9 horas y media, hasta que llegaron al aeropuerto de Miami, donde salieron y solicitaron asilo en los Estados Unidos”, reseña El Mundo.

reconocimientos a Carlos López por su trabajo en Estados Unidos.
reconocimientos a Carlos López por su trabajo en Estados Unidos.

María López, que acaba de perder a su esposo hace unos días luego de una larga enfermedad, publicó el recorte en su sitio de Facebook con el siguiente comentario: “Lo que hicieron los ‘pilgrims’ del exilio histórico y heroico…”.

Según María, Carlos venía preparando la fuga luego de pasar seis meses de encierro en la cárcel habanera de La Cabaña, acusado de atentar contra las instalaciones de la Compañía Cubana de Aviación (CCA), para la que trabajaba.

“Hubo quien se hizo el loco, el de la vista gorda y él se escabulló dentro del aeropuerto y lo metió en el avión”, recuerda.

Una anécdota interesante, cuenta la mujer, es que “uno de ellos roncaba y roncaba, y en aquella situación lo tenían que estar despertando, esto fue como a las 11:00 de la noche, y al otro día por la mañana oye que no vendrían a Miami”.

Escucharon entre la tripulación “y los milicianos que estaban allí” que la nave no vendría a Miami sino para Oriente, lo que supondría décadas de cárcel cuando no un seguro fusilamiento, pero finalmente escucharon de una contraorden, venida acaso de una equivocación, y luego de mucha espera aterrizaron en la Ciudad del Sol.

Al llegar no se entregaron a las autoridades federales, rememora María. “En vez de entregarse a Inmigración, van a ver a un tío mío que era periodista, y le empiezan a contar lo que pasaba y en eso lo llaman [las autoridades] y le dicen que han dado orden de tirar a matar porque se han colado tres polizones en Miami, [procedentes de] un avión de La Habana y él les dice ‘no, aguanta, los tengo aquí, se están entregando porque están muy nerviosos y ellos están dispuestos a… [entregarse]”, relató.

Entrevista con María López- Luis Felipe Rojas
please wait

No media source currently available

0:00 0:04:56 0:00

Para María, que quedó en Cuba a cargo de los dos hijos del matrimonio, vino lo peor. Cinco meses después López formó parte de los expedicionarios que atacaron Cuba en la Brigada de Asalto 2506 por Bahía de Cochinos, y como parte de la recogida de supuestos simpatizantes fue a dar a los calabozos de la Unidad Policial de Santiago de las Vegas, y luego “al Palacio de los Deportes y de ahí a “El Príncipe”, un periplo de 10 días de encierro e interrogatorios.

La mujer, comenta, llegó meses después a Miami y solo por medio de algunos amigos y conversaciones en encuentros de veteranos ha escuchado de las posteriores incursiones de su esposo, -que llegó a Capitán de aviación de los Estados Unidos- a territorio cubano como parte de los Teams de infiltración.

“Carlos nunca hablaba, yo me entero de cosas que ha hecho por comentarios cuando hemos estado en reuniones, no era un tipo alardoso”, concluye.

Krauze emplaza a Latinoamérica a ver de frente "el fracaso histórico de la revolución cubana"

El historiador mexicano Enrique Krauze, en una imagen tomada en octubre de 2018 en Madrid (Gabriel Bouys/AFP).

Salvo excepciones, los historiadores e intelectuales latinoamericanos se han negado a ver de frente el fracaso histórico de la revolución cubana y la dominación opresiva y empobrecedora de su patriarca Fidel Castro, escribe el historiador mexicano Enrique Krauze en una columna que The New York Times publicó el 13 de agosto --cumpleaños del patriarca-- en su sección Revolución 60.

“La realidad de Venezuela —cobijada por Cuba— es inocultable y la realidad cubana lo será cada vez más”, pronostica Krauze. “El Comandante declaró: ‘La historia me absolverá’. Pero si se examina el pesaroso legado de su gobierno, es probable que no lo haga”.

En el artículo, titulado Mis décadas con Fidel Castro, Krauze escribe que al final de la primera década “había pasado del entusiasmo a la desilusión” después que en agosto de 1968 el gobernante apoyara la entrada de los tanques soviéticos en Praga mientras él y jóvenes de su generación enfrentaban los tanques del ejército mexicano, que meses más tarde, el 2 de octubre, cometieron la Masacre de Tlatelolco.

El fundador y editor de la revista Letras Libres evoca cómo un grupo de intelectuales y escritores se desmarcaron del proceso cuando en 1971 encarcelaron y obligaron a Heberto Padilla a flagelarse por haber escrito el trascendental poemario Fuera de Juego.

Heberto Padilla (1932-2000)
Heberto Padilla (1932-2000)

“Varios escritores firmaron un par de cartas de protesta, pero en ellas faltó un nombre conspicuo: Gabriel García Márquez”, subraya Krauze.

Dice que como estudiante universitario siguió con interés la querella que anticipaba la división de la izquierda intelectual en dos vertientes, la democrática y la autoritaria, y que la primera “fue siempre minoritaria”. Tanto, que cuando en 1973 el chileno Jorge Edwards se atrevió a criticar el castrismo en Persona non grata, su testimonio como embajador de Salvador Allende en La Habana, “la izquierda lo condenó al ostracismo”.

Recuerda también que Octavio Paz fue una excepción en momentos en que la cultura iberoamericana se distanciaba de Castro sin romper con él, y que en la revista Vuelta (1976-1998), “Paz encabezó la disidencia intelectual en español contra el totalitarismo del orbe soviético”, al punto de que, para sus detractores, se había vuelto de derecha.

Octavio Paz (1914-1998)
Octavio Paz (1914-1998)

“Ese reproche le pesaba”, escribe Krauze. “Quizá por eso, cuando hacia 1978 el historiador Hugh Thomas —autor de Cuba: la lucha por la libertad— nos envió una crítica feroz al régimen de Castro, Paz se negó a publicarla. ‘Nos van a matar’, me dijo. Apenas exageraba”.

El éxodo del Mariel y la vida y obra de escritores como Reinaldo Arenas propiciaron su ruptura definitiva con la revolución cubana y Fidel Castro, manifiesta. “Y así como Vuelta había dado voz a los disidentes de Europa del Este, comenzamos a publicar a los disidentes cubanos, sobre todo a Carlos Franqui y a Guillermo Cabrera Infante”.

Al visitar Cuba en julio de 2009, Krauze dice haber comprado en una plaza de La Habana Vieja el libro del historiador Leví Marrero Geografía de Cuba. Cuenta que, con solo hojearlo, se enteró de algunas cosas.

El deterioro de la ganadería en Cuba durante la "revolución" es una de las diferencias palpables si se compara con la que existía antes de 1959 (Archivo).
El deterioro de la ganadería en Cuba durante la "revolución" es una de las diferencias palpables si se compara con la que existía antes de 1959 (Archivo).

“Antes de la Revolución, Cuba tenía una economía rica y diversificada”, escribe. “En 1946, Cuba tenía 4,135,000 cabezas de ganado, una proporción de 0.87 de res por habitante, más del doble del per cápita mundial (0.35). El 42.9 por ciento de la superficie de Cuba se dedicaba a pastos. Desde 1940 Cuba no solo era autosuficiente en carne: la exportaba”.

Fue Yoani Sánchez quien le contó que ahora los campesinos amarraban las reses a orillas de las líneas ferroviarias para que se sacrificaran por accidente y poder comer carne legalmente, relata.

Al intentar hacer en 2015 un balance histórico de la revolución cubana, escribe Krauze, puso énfasis “en la responsabilidad personal y directa de Fidel en las recurrentes crisis económicas” y subrayó lo que él considera “la responsabilidad histórica de Estados Unidos en el drama cubano”.

El historiador mexicano dice haber celebrado la apertura hacia La Habana bajo la administración de Barack Obama. Asegura que, “por desgracia”, la política del presidente Donald Trump, “dio al traste con las posibilidades de conciliación, lo cual ha contribuido a cerrar aún más la urgente apertura de Cuba”. Y según él, “a perpetuar el castrismo”.

Descarga eléctrica deja 5 víctimas mortales en Mayabeque

Descarga eléctrica

Dos adultos y tres menores fallecieron el jueves tras recibir una descarga eléctrica en la playa La Puntilla de Santa Cruz del Norte, provincia de Mayabeque.

Se considera que este lugar es uno de los más afectados por los rayos en la región, debido a la fuerte carga eléctrica de las tormentas, especialmente en los meses de verano, publicó la agencia Reuters.

Durante el mes de enero, un intenso tornado azotó varios municipios de La Habana, dejando al menos cuatro muertos y alrededor de 200 heridos, y centenares de viviendas dañadas por los derrumbes.

El reporte oficial sustentó estar trabajando en la identificación de las víctimas, los cuales serían dados a conocer posteriormente.

Según los expertos, la mayor cantidad de descargas de este tipo se concentra en el norte de Pinar del Río, el interior de La Habana, Artemisa y Mayabeque y en el oeste de Matanzas.

Estos fenómenos se acentúan durante el período lluvioso, que va de mayo a octubre.

Medios oficiales informan que unas mil 682 personas entre 1979 y 2013 perdieron la vida debido a este fenómeno natural.

[Redactado por Vanessa Cardona con información medios oficiales y Agencia Reuters]

Un cubano llega a Miami en la panza de un avión de pasajeros

Un hombre identificado como Yunier García Duarte llegó al aeropuerto de Miami en la panza de un avión de pasajeros el 15 de agosto de 2019. (Facebook).

Un cubano procedente de La Habana llegó a Miami en el compartimiento de carga de un avión Charter este jueves a la medianoche, informó la cadena local Telemundo 51.

El hombre fue identificado como Yunier García Duarte, residente en Santiago de Las Vegas. En su ropa tiene un logotipo de la Empresa Cubana de Aeropuertos y Servicios Aeronáuticos (ECASA-Cuba).

Trabajadores del aeropuerto en Miami enviaron tomas de video a Telemundo donde se observa a García rodeado de agentes de seguridad de la terminal aérea, junto a la aeronave del vuelo 704 de Swift Air.

Un trabajador que prefirió no ser identificado relató cómo encontraron a García Duarte. “Abrimos la puerta, como de costumbre y cuando uno se mete a bajar las maletas, sentimos un ruido. Alguien gritó: ‘Vengan para acá que a lo mejor se escapó un perro’, de los que traen las personas que vienen a vivir a Estado Unidos, y cuando vamos a abrir esa parte sentimos una voz que grita: ¡No, no es un perro, no es un perro, soy yo!”.

Según indicó el trabajador, García solo pidió agua y dijo que estaba muy cansado.

El joven se identifica en su perfil de Facebook como trabajador del Aeropuerto Internacional José Martí, de La Habana.

Una tía del polizón confirmó a Telemundo la identidad del joven, se alegró de encontrarlo bien y declaró que lo que más quisiera es “que se pudiera quedar en Estados Unidos para su mejor futuro”.

Yunier García Duarte se encuentra en una difícil situación legal, debido a que ya no existe la ley Pies Secos-Pies Mojados, que le permitía quedarse en el país si pisaba suelo estadounidense.

En entrevista para el programa Tras la Noticia, de Radio Televisión Martí, Miguel Inda, abogado a cargo del caso de Yunier García explicó que el cubano, detenido en el aeropuerto “ya ha dicho que tiene miedo de volver a Cuba”, un requisito fundamental para aplicar por la Ley de Asilo Político.

El letrado señaló que el procedimiento es el del miedo creíble. “Sabemos que si a él lo devuelven después de esta salida, lo que le puede esperar en Cuba si es deportado. Como cubano puedo entender eso más que una persona que probablemente no sabe cómo funciona Cuba”.

En varios videos publicados en redes sociales se puede ver al hombre interpelado por oficiales, en otro, firmando un documento, con comentarios de uno de los presentes: “Se embarcó, está firmando la deportación (…) ese mañana está en Cuba”.

Jacobo Machover: ¿Van a seguir justificando las arbitrariedades del sistema universitario-totalitario en Cuba?

Universidad de La Habana

El profesor y autor Jacobo Machover, de origen cubano y exiliado en Francia, lamentó en una nota publicada en Facebook la ausencia de autonomía universitaria en Cuba.

“Omara Ruiz Urquiola era, hasta hace unos días, profesora en el Instituto Superior de Diseño (ISDi), una institución universitaria en La Habana”, dijo Machover.

“Era, porque fue despedida, por no querer difundir la ideología castro-comunista tomando pretexto de la materia enseñada”, explicó el autor.

Omara es hermana de Ariel Ruiz Urquiola, biólogo y disidente, quien estuvo preso pero fue liberado gracias a la presión nacional e internacional.

Amnistía Internacional y otras entidades habían exigido su libertad, y siguen advirtiendo que la libertad que le han dado es condicional.

“Ella, naturalmente, estuvo al frente de la campaña de defensa de Ariel”, dijo Machover. “Es sin duda esa labor de solidaridad elemental la que paga con su despido, que rechazan con vigor sus propios estudiantes a través de la petición Firmas para Omara”.

Esta despedida, según el propio régimen, tiene motivos ideológicos. Machover explica: “Resulta que ahora una horrible «funcionaria» gubernamental, una oscura viceministra de Educación Superior, justifica la sanción (sin nombrar a Omara: le dolería demasiado) alegando que «para ser profesor universitario hay que ser activista del PCC », el Partido Comunista de Cuba, y que es «una condición que se gana y se puede perder»”.

Ante esta violación de derechos humanos y de la autonomía universitaria, Machover plantea varias preguntas a sus colegas universitarios, americanos, españoles, franceses y otros:

¿Ustedes van a seguir justificando las arbitrariedades del sistema universitario-totalitario en Cuba?

¿Van a seguir cantándole loas a la educación -el adoctrinamiento, más bien- en nuestro sufrido país?

¿Van a seguir haciendo viajecitos de estudio a la isla, con todos los gastos pagados?

¿Van a seguir invitando a profesores sumisos, enviados por las autoridades académicas?

¿Van a seguir firmando convenios de cooperación con varias universidades a sueldo del régimen?

¿Van a seguir metiéndoles en el cráneo a sus estudiantes «textos teóricos» de Fidel Castro, Che Guevara, Nancy Morejón o Roberto Fernández Retamar para ilustrar las bondades de la revolución?

¿Se van a seguir callando o justificando la represión contra sus propios colegas, que sólo reivindican su libertad, algo que nosotros, incluyendo a los cubanos del exilio, podemos ejercer sin límites y sin tener que adherir a un Partido cualquiera?

“Sus protestas les honrarían y contribuirían a difundir el pensamiento en libertad en Cuba”, dijo Machover, antes de declarar: ¡Solidaridad con Omara Ruiz Urquiola!

Cargar más

XS
SM
MD
LG